Issuu on Google+

Universitario vuelva a marcar historia Dicen que universitario gana en los momentos decisivos y ayer lo demostró ante el enemigo. Alianza Lima no supo definir desde los doce pasos y los cremas se encargaron, una vez más, de expectorar al “compadre” en una de las etapas más importantes en la historia de estos clubes peruanos. El juego quedó empatado 0-0 y los penales fueron lapidarios para Alianza Lima. Uno de los mejores del encuentro había sido Bazán, y por esos azares de la vida, sería el más odiado por su propio hincha. Alto desviado y sin sentido alguno de gol; eso fue el disparo del potrillo. Un penal antes, Romero había asegurado, por si acaso, una oportunidad más para Universitario, anotándole a Azurín. Paolo Hurtado erró también para los aliancistas y la “U” definió por tanda de penales, lo que quebraría el empate a 0, su pase a la final de la primera Copa Libertadores Sub-20. Son los dueños de casa y de repente no llegaron como favoritos a este encuentro, y lo más seguro es que tampoco lo sean en la final ante Boca Juniors, pero esa es la “U”. Esa es la garra crema. Pelear contra la adversidad es su deseo más grande como futbolistas y como institución, nadar contra la corriente es lo que hace a este club uno de los mejores de la historia del fútbol nacional. Ahora Universitario enfrentará a un durísimo rival, Boca Juniors, y los argentinos vienen de dar cátedra a la América de México, y antes, incluso a Alianza Lima; a quienes golearon de visitantes por 4-1. Los dirigidos por Chirinos tienes la prueba más difícil de su carreara y tienen la presión de, siendo locales, marcar un hito en el fútbol peruano. Mientras que los argentinos simplemente están acostumbrados a este tipo de cosas. Ellos son uno de los clubes con más copas de este tipo y tienen los nervios forjados para estas condiciones.


Universitario vuelve a marcar historia