Page 1

MI PATYBAJÓN

¡OJO CON LA CANTIDAD! Persona de este peso no habituada al consumo. PRENSADO 0,5 a 2gr

Pepirí y Chutro, Parque Patricios, CABA

En lo del Cotorro venden bajones de otro planeta: napolitangas, empanalgas, tamales, vacío, bife, tarta y tomate relleno. Tiene precio amigo, gaseosa de litro y medio para compartir y los mejores carteles vendedor. Les mando uno de muestra. Además, el Cotorro cree en los extraterrestres ¡Saludos! / CHECHA de Pompeya

MUNCHISTER

FELIZ CUMPLE. Hola les envío una foto de mi cumpleaños. Como verán, es una chocotorta, bautizada por los que la probaron como la “chococannabis”. Gracias por la receta, ¡re pegó! Saludos. / GONZA

COGOLLOS 0,1 a 0,5 gr

Al digerirlo, el cuerpo asimila entre 75 y 80% de THC. Como evitás los gases que se desprenden de la combustión, ingerir marihuana en lugar de fumarla es más saludable para tu organismo.

EMPANADAS SALTEÑA

LA PULPERÍA DEL COTORRO

70kg

LA POSTA

INGREDIENTES (PARA 4 DOCENAS)

Asadito, queso y dulce y unos churros con dulce de leche: gran combinación telúrica para disfrutar en familia o con amigos. Pero existen otras opciones para hacer honor a julio, mes argentino con todas las letras. Te contamos la verdad de la milanesa sobre las empanadas salteñas. / Nano Gourmet

Harina ¼ kg Grasa animal ¼ kg Manteca ½ kg Carne (Roast

Beef, nalga o bola de lomo

PREPARACIÓN 1. Primero el relleno. Derretir la grasa en una olla y calentar junto al porro a fuego moderado por 40 minutos sin hierva. Filtrar y volver al fuego. Picar la cebolla y el morrón, agregarlos al recipiente y dejar que se cocine a fuego lento mientras cortamos la carne en daditos (nada de carne picada). 2. Cuando la cebolla se transparente agregarle pimentón, ají molido y sal pimienta. Reservar a un costado. Cortar la papa en daditos más chiquitos que la carne –muy importante- y darle un golpe de hervor sin que se termine de cocinar. 3. Añadir la carne y la papa a la cebolla y calentar sin que se cocine la carne. Reservar.

4. Ahora la masa. Armar una corona con harina y una pizca de sal, agregarle agua hasta la que la masa se despegue de la mesada. Amasar, agregar la manteca, luego seguir amasando. Estirar y cortar la masa en círculos más pequeños que las tapas comunes de empanadas o en “tamaño cd”. 5. Rellenar las tapas y repulgar mojando un poco los bordes al doblarlas para que se una la masa 6. Luego llevamos las empanadas a horno fuertísimo. Se hacen enseguida. 7. Llamar amigos y armar una peña. Recuerde que las empanadas salteñas son más chicas, se calculan 6 unidades por persona.

1 kg Cebolla 1 un. Papa ½ kg Morrón 1 chico

Cebolla de verdeo 1 un. Huevos 2 un. Pimentón y Ají molido c/n Sal y pimienta c/n Agua c/n Marihuana > Ver recuadro de cantidades.

MARIDAJE Para estas recetas calentitas y rápidas -casi para salir del paso- buscamos sativas: almuerzo liviano y salir a volar con un mambo cerebral y creativo. Una buena opción son las mexicanas y sudafricanas con tonalidades especiadas para que revuelvan el paladar. Variedades que vienen a la mente: Mexican Sativa y Urban Poison.

SUPREMA SATIVA

NO QUEMAR

INGREDIENTES (PARA 4)

MILANESAS DE POLLO

*Al cocinar marihuana es imprescindible hacerlo a temperatura baja. Conviene cocinar durante más tiempo a menor temperatura. Nunca superar los 150°C y evitar el microondas. *Aunque no es recomendable, si cocinás con prensado, lo mejor es limpiarlo previamente, desamándolo apenas y calentándolo al fuego, sumergido en agua.

14 · THC

Ajo/perejil c/n

Huevos 2 un.

Mostaza c/n Sal y pimienta c/n

Suprema 1Kg

PREPARACIÓN ¡Sale minuta! Calentar la leche con el faso por 40 minutos sin que hierva. Filtrar, enfriar y mezclar con los huevos, el ajo, el perejil, una cucharadita de mostaza, la sal, y la pimienta. Cortar la carne en fetas; para hacerlas más finitas podemos golpearlas con el martillo para carne. Luego, dejar

Leche 100cm3

marinar las fetas en la mezcla de huevo y leche en la heladera por 30 minutos. Por último, empanar con harina y pan rallado y freír u hornear (a gusto de consumidor). Si queremos un plus podemos infusionar aceite cannábico y rociar las milanesas antes de meterlas al horno.

Pan rallado ½ Kg Harina ½ Kg

Marihuana > Ver recuadro de cantidades.


22 路 THC


URUGUAY QUIERE LEGALIZAR LA MARIHUANA

SABIDURÍA

ORIENTAL

Las democracias latinoamericanas han decidido avanzar sobre las viejas políticas de drogas impuestas por Estados Unidos. En la región que más costos pagó desde el inicio de la guerra contra las sustancias ilegales, ya son varios los países que buscan alternativas. En este escenario, los charrúas aportan su leña para el fuego de la liberación y proponen la legalización del cannabis. El fin del prohibicionismo tendrá gusto a yerba Por Guillermo Garat* Desde Montevideo

Ilustración Nicolás Rosenfeld Al este del Río de La Plata se prendió la luz. Los liberales, buena parte de la izquierda, algunos de la derecha, la pasta base, la delincuencia y los otros usuarios de cannabis aportaron cada uno lo suyo para que, luego de 20 años de discusión, Uruguay anunciara un proyecto para legalizar la marihuana. Se trata de un debate que se aceleró en los últimos años, pero que hoy el gobierno de izquierda, con el objetivo de golpear al narcotráfico, puso al frente de su agenda, plantándose con firmeza para regular la producción y la comercialización de cannabis. Hay que recordar que este pequeño país, con algo más de 3 millones de habitantes, es hijo de ina larga tradición liberal, pionero en el divorcio por voluntad de la mujer o en leyes de protección social, y su Estado es, históricamente, amortiguador de las tensiones sociales e interventor ante algunas fallas del mercado. Mientras en Argentina Menem privatizaba recursos y servicios, Uruguay votó un referéndum para que la empresa estatal de telecomunicaciones no pasara a privados. En la misma lógica cuando en los 70 países de la región penaron el consumo de drogas, la para nada santa dictadura uruguaya decidió no hacerlo: una doctrina planteó durante los años de ´plomo que el cultivo hogareño no podía sancionarse, puesto que era un acto preparatorio de una conducta despenalizada, como es el de drogas. Es lógico que un país que no criminaliza a los usuarios haya decidido ir por todo.

23 · THC


URUGUAY LEGALIZA REALISMO AL PODER

Hoy en día el gobierno uruguayo no considera un tema en discusión la despenalización de las acciones privadas, su objetivo está puesto en pensar estrategias para combatir con eficacia el narcotráfico y la criminalidad asociada. Por lo tanto, nada tiene de extraño que haya sido el ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, el principal impulsor de la regulación de la marihuana dentro del gabinete de José Mujica. Fernández Huidobro es un tupamaro de la primera línea de hace más de 40 años [N. del R.: Los tupamaros fueron la principal guerrilla uruguaya durante parte de los 60 y 70] y prometió que el control estatal de plantación y distribución de mariguana será el más alto. En cuanto a Mujica, lo cierto es que tiene un estilo particular para presidir el gobierno. Los temas ásperos y difíciles como éste, los ira a la opinión pública en un mar de opiniones controvertidas, otros los envía directamente al Parlamento. En ese sentido, el anuncio de la legalización fue general y superficial, y será el Congreso el que decida los detalles de la implementación de la propuesta que se enviará en las próximas semanas. Un ejemplo de que el proyecto aún está en formación es que primeramente el Poder Ejecutivo sostuvo que el autocultivo no sería contemplado, pero en los últimos días parece haber dado marcha atrás y según Julio Cazada, responsable de la Secretaría Nacional

La discusión sobre el estatus legal de la marihuana no es ajena ni desconocida en el Parlamento Uruguayo. Hace casi tres años, por impulso de varios diputados de distintos partidos una comisión especial evaluó la política de drogas y también las necesidades sanitarias de los usuarios problemáticos, de sustentos legales e ilegales. La regulación del cannabis y también e la industria de las bebidas alcohólicas fueron dos prioridades surgidas, tras un extenso debate dentro de esa comisión, que consultó a todas las veces institucionales, con y sin intereses pecuniario, y a varios actores en el tema, activistas cannábicos y Madres del Paco, entre otros. El 2011, dos proyectos sobresalieron de estas audiencias. Uno pertenece a Luis Lacalle Pou, del opositor Partido Blanco, quien propuso permitir el autocultivo y al mismo tiempo elevar las penas por narcotráfico, sin distinguir microtráfico de organizaciones criminales. El

24 · THC

LEYES Y TRAMPAS 1934: El dictador Gabriel Terra prohibió la comercialización y la tenencia de coca y opio modificando el Código Penal en un contexto sin oposición parlamentaria, hasta ese año la libertad para consumir drogas era absolutamente total en Uruguay. 1974: En dictadura se dicta la primera ley que tipifica los delitos vinculados a las drogas. El consumo no fue prohibido, pero se empleó una figura de la ley para atrapar a los consumidores: el “suministro”. Quien convidara era tomado por traficante. 1998: La ley 17.016 amplía la tolerancia de la tenencia, de “mínima” (una dosis) a “razonable” (según el criterio del juez), eludiendo la pena por posesión de drogas exigida por la Convención de Viena del 88.

de Drogas (SND), el anteproyecto de ley que estudiará el Congreso Incluirá la posibilidad de que en el hogar se pueda tener algunos plantines. De hecho el parlamente trabaja en un proyecto de ley para tales fines hace un año y medio. Pero la legalización propuesta por el gobierno de Mujica viene a modificar no sólo los planes parlamentarios, sino también de los

vivencia”. Casi la totalidad de los proyectos apuntan a contrarrestar un ataque que viene sufriendo el partido de gobierno, el Frente Amplio (FA), por parte de la oposición y los medios de comunicación que lo acusan de hacer poco contra la delincuencia y la violencia que sacude las pantallas, templa los comentarios en la calle y efectivamente

MUJICA SUELE HACER RODAR LOS TEMAS ÁSPEROS EN LA OPINIÓN PÚBLICA. EN EL ANUNCIO DE LA LEGALIZACIÓN FUE GENERAL Y SUPERFICIAL Y SERÁ EL CONGRESO EL QUE DECIDA LOS DETALLES DE LA PROPUESTA usuarios uruguayo que podrían acceder a un producto de calidad, y según el presidente oriental, “a un precio razonable”. La propuesta se presentó el pasado 20 de junio junto a otras 14medidas que conforman un paquete pensado para responder las demandas por mejorar la seguridad pública, denominado “Estrategia por la vida y la con-

golpea a unos cuantos. No es un fenómeno nuevo, pero es el golpee más recurrente al gabinete de Mujica que, en esta disputa, parece arrinconado en el ring. Un mes antes de que se presentaran las medidas, en los corrillos políticos ya se hablaba de que el gobierno legalizaría la marihuana como forma de tapar algunas medidas en torno al problema

AUTOCULTIVO: EL DEBATE PARLAMENTARIO NO SE DETIENE

LAS BANCAS SOLIDARIAS otro fue el innovador e influyente procuyos integrantes ya fueron designaos yecto de Sebastián Sabini del Frente y representar a todos los partidos poAmplio, que propone regular el cultivo líticos con bancas en el Parlamento. de marihuana: 8 plantas hembras por Conviene aclarar que el oficialismo usuario, 25 gramos de portación y clutiene mayoría tanto en la Cámara de bes de cultivo como Diputados como en forma de asociación la de Senadores. “ legal. Ambos apaCuando un proyecto recen por esos días, lo manda el Ejecujunto a varios senativo, es muy difícil dores, en un video que no salga. Puede de la página www. tener modificaciounanuevalegislacion. nes, pero siempre com. termina votando”. Esos proyectos y el “Es un tema a disque envío el Poder cutir. Admito que es Ejecutivo se discuticontroversial, hay rán en la “Comisión expertos que dicen: Especial de Drogas ‘Finalmente alguien y Adicciones con se anima a plantearSebastián Sabini (Diputado FA). Fines Legislativos”, nos estrategias que

de la seguridad y la convivencia poco populares. Para algunos, la legalización es una moneda de cambio por propuestas como la internación compulsiva de los “adictos”, el castigo con más años de prisión a los dealers de pasta base de cocaína y la modificación del Código de la Niñez y la Adolescencia para endurecer las penas contra los menores de 18 años en conflicto con la ley. Todas estas son propuestas de la oposición que cuentan con algunos defensores dentro del FA. Sin que haya aún definiciones claras, entre las diferentes leyes que presidente y ministros enviarán al Parlamento, la “legalización controlada y regulada de la marihuana” será la última. ¿Qué falta ahora? Que el gobierno redacte un anteproyecto de ley y que las dos cámaras del Parlamento lo discutan y aprueben, proceso que, de ocurrir, debería finalizar antes del mandato de Mujica en 2014, por que quien tiene más posibilidades de ser el próximo presidente, el ex Tabaré Vázquez, no se ha mostrado tan convencido como sucesor en legalizar el fasito en Uruguay. UNA TIERRA LIBERAL

Pero digamos las cosas como son. En Uruguay el porro está legalizado de facto. Basta con dar una vuelta por el centro de la ciudad o esperar 10 minutos en la puerta de un bar, una discoteca o una universidad, la única manera de no oler los cannabinoides flotando

logren un camino hacia la recuperación, a través de un pasaje con drogas de menor adicción’. Lo he visto en otros países donde de manera socio-sanitaria se encuentran alternativas para reducir los daños”, opino la senadora Mónica Xavier, hoy presidenta del Frente Amplio y una de las principales impulsoras de la despenalización del aborto. La oposición, de momento, no ha presentado argumentos en contra que tenga algún peso. Se habla de la “mala imagen que podría generar a nivel internacional, más que de los cambios qu implican las regulaciones. Y salió a la luz la ignorancia existente. Se notó en un tuiteo precoz del senador del Partido Nacional Luis Alberto Heber, mientras veía el anuncio oficial por televisión: “Plantea que el Estado va a vender marihuana ósea ¿vamos a comprarle a el narcotráfico? Una cosa es legalizar el autocultivo ¿Pero esto?” [sic].


en el húmero aire montevideano es que haya un partido de fútbol de la Selección. La policía dejó de espantarse y de hacer estadísticas carcelarias con los usuarios hace ya más de una década. El por qué no es tan fácil e explicar. Desde que el consumo de drogas en Uruguay niveló la oferta para la creciente demanda a mediados de los 80, la marihuana se integró de a poco en los grupos de amigos. No tuvo una bienvenida llena de aplausos, más bien lo contrario. El consumo estaba permitido, pero la policía armaba un paquete para los jueves acusando a los usuarios de suministrar mariguana sus amigos con quienes eran sorprendidos fumando. A finales de los 80 y principio de los 90, algunos jueces y catedráticos de derecho penal decían públicamente que la práctica policial no hacía otra cosa que criminalizar una conducta que no estaba penada, además de causarle problemas a los jóvenes que perdían sus trabajos y se ganaban la reprobación familiar. Los prejuicios se barriendo de a poco, primero fueron los amigos de los que fumaban los que se dieron cuenta de que el porro no dejaba sin cerebro a nadie y que tampoco provocaba enfermedades crónicas. Entonces ellos también probaron y a la mayoría les gustó; La ronda se amplió en los 90. La legitimación de la marihuana empezó a cimentarse en las afueras de los centro de estudio, en la noche, también en los estadios de fútbol, en los medios de comunicación y en otros ámbitos del espacio público y también del privado. Las familias empezaron a comprobar que sus hijos avanzaban en sus estudios, progresaban en el trabajo, formaban familias y que el mundo continuaba. La “hierba asesina” no mató a nadie y muchas uruguayas y uruguayos lo advirtieron: el discurso del miedo de unos cuantos psicólogos, psiquiatras, doctores, políticos y policías embebidos de convicciones morales o económicas empezó a caer en picada, mientras aumentaba la percepción de que la marihuana es relativamente inocua sobre todo a la luz de los estrago de la violencia en el hogar, accidentes de tránsito y otros problemas que genera el consumo abusivo de alcohol, la droga preferida de los uruguayos. Pero no sólo por la vía empírica se comprobó que lo del porro era algo para aliviar tensiones, disfrutar entre amigos y pensar desde otro lugar, sino que en paralelo comenzó a manifestarse una nueva visión sobre la legislación. Lo líderes de opinión jugaron un papel esencial en este punto.

Uno de ellos fue el ex presidente Jorge Batlle (2000-2005), el mismo que temerosamente aseguró que “los argentinos somos todos chorros del primero al último” y después lloró en la Casa Rosada desdibujándose en el alegato ante la falda de Eduardo Duhalde. A poco de iniciar tareas en la residencia presidencial, en octubre de 2000 durante una reunión de la Sociedad de Chile, Batlle dijo que había que legalizar las drogas, empezando por la marihuana. La quijotada, de un hombre que gusta de hacer declaraciones polémicas, sólo podía hacerse efectiva sí los demás países movían las piezas. Así lo proclamó el hombre del Partido Colorado pero muy pocos creyeron que era tiempo de tal aventura. Al mismo tiempo el ex gobernante no quería que Uruguay se transformara en la Holanda sudamericana y se llenara de turistas cannábicos. Batlle, un liberal de talla, para fundamentar su propuesta disfrutaba citar a economistas como Gary Becker y al gurú del libre mercado y la doctrina del shock, Milton Friedman, partidario de que el consumidor en su búsqueda racional de placer en el mercado pudiera disponer de drogas como un elemento más, cuestión que ayudaría a corroer el poder del narcotráfico. Aquel era el tiempo en que el Plan Colombia empleaba a buscar aliados en todo el continente americano. Los narcos pudieron en Uruguay sus redes, los cárteles de Cali, Juárez y Midellín, tomaron sol en Punta del Este consolidando al pequeño país como un paraíso iscal para lavar dinero. Su influencia en la economía, aunque poco estudiada, fue lo suficientemente importante, por ejemplo paras que Uruguay a finales de los 80 se transformara en uno de los principales exportadores de oro del mundo, gracias a los muchachos Pablo Escobar que lavaron unos 1.200 millones de dólares exportando oro desde Uruguay, país que no tiene más que una sola mina con muy poco del metal brillante. Además el país se consolidó como uno de los lugares del Cono Sur desde donde los traficantes enviaban cocaína para Europa sobre todo a España. EL JUEGO DEL MIEDO Junto al crecimiento del narcotráfico surgió otro elemento que empezó a preocupar a los últimos gobiernos orientales. Al consumo e pasta base de cocaína, la versión uruguaya del paco o el crack, que nació con el nuevo milenio, los me-

dios de comunicación y el discurso policial lo han relacionado desde el inicio con los delitos. Aunque el consumidor de pasta base está restringido a barrios periféricos de Montevideo, marginados económica y culturalmente, y son más propensos a vender las cosas de su hogar que a cometer una rapiña a mano armada, la pasta base se convirtió en el demonio de turno. Cuanto más se depositaba el mal en la droga de los pobres, más iba des-

tigmatizándose la marihuana y más se pasaba a criminalizar al usuario de pasta base, quien, aunque no sea delincuente, se presume culpable. En consecuencia, la policía apuntó la represión de la demanda a los sectores más carenciados de la sociedad uruguaya. En verano la oferta de drogas se traslada al Este para satisfacer a los inmigrantes estivales dispuesto a invertir más dinero de lo habitual en el ocio. En la capital las “sequías” de

ELEUTERIO F. HUIDOBRO, MINISTRO DE DEFENSA

“NO VAMOS A PLANTAR SEMILLAS TRANSGÉNICAS” El funcionario con mayor llegada al presidente fue la vez cantante en la presentación del plan de medidas que incluyen la legalización. Reacio al autocultivo, sentó posición a favor del monopolio estatal… y orgánico ¿Al legalizar la producción de Cannabis sativa, también se tuvo en cuenta el cáñamo industrial? Hay que recordar que el cannabis no sólo sirve para hacer marihuana, tiene muchos más aprovechamientos, como materia prima, no sólo celulosa sino también fibra textil. En realidad hacer porros es lo menos que sirve. ¿Cómo cree que tomará esto Estados Unidos? Los principales productores de marihuana del mundo son ellos. Y en la reciente campaña republicana había un candidato que pedía por la legalización de la droga, y era una de sus principales banderas. En Estados Unidos actualmente esto tiene mucha más fuerza que acá. Editorializa el NY Times sobre esto, no puede ser que nosotros no hablemos acerca de esto. Teniendo en cuenta las demandas de la sociedad civil y los proyectos que están ya en el Parlamento, ¿con la legalización se permitió el autocultivo? Se verá, se verá. Nuestro principal problema es las relaciones exteriores. Porque si nosotros habilitamos el autocultivo para uno o para dos, tenemos que autorizarlo para todo el mundo. ¿y quién controla eso? En la frontera, ¿quién lo controla? ¿Después cuántos milicos tenemos que parar en la frontera?

¿Y el que no tiene un dinero para comprar su marihuana? Ah, bueno, mala suerte. Si no tengo dinero para comprar tabaco, que es la droga que consumo, me compro cerrito [N. del R.: tabaco barato para rolar]. Pero sí no tengo para comprar tomate, lo puedo cultivar en casa. Sí, no… Cuando se legalice a nivel internacional, al menos en la región, entonces sí , que se deje el cultivo como el de cualquier planta, como la de jazmín. Nosotros lo vamos a llevar a todos lados a nivel internacional como una posición. Por eso vamos a Tener que tener mucho cuidado salga ni un gramo de marihuana uruguaya para otro país, por que bastaría que salga un gramo para tener gravísimas consecuencias.

¿Dónde se van a obtener las semillas? Hoy se consiguen semillas de excelente calidad. No van a ser transgénicas, eso sí que no, no vamos a plantar semillas así. ¿Y dónde se venderá la marihuana?

Eso se verá. ¿Por qué no en estancos? [Ver recuadro pág. 28]. Como los que hay en España.

Pero de lo que se habla es de permitir el cultivo en la esfera privada. ¿Y cómo lo sabes?, ¿van a venir todos los brasileros a pagarle a cualquiera para que plante marihuana en su casa?

25 · THC


URUGUAY LEGALIZA La legalización de la producción y venta de marihuana por parte DEL Estado deja en los usuarios versiones encontradas: unos la apoyan, mientras otros chicos critican ciertas formas que esta ley podría traer consigo. En lo que sí hay acuerdo es en que, de una vez por todas, la mariguana se instaló ven la agenda de los medios y se habla y debate en la calle, en los y trabajos, en los centros de enseñanza y en los hogares. Las voces apocalípticas no tardaron demasiado en aparecer, sacando las viejas recetas del prohibicionismo para ver sí algún que otro monaguillo se alistaba a su lado. No faltaron psicólogos, psiquiatras, médicos, abogaos y hasta algún que otro ex usuario de marihuana contando frente a cámaras que el cannabis es el peldaño hacia las drogas duras. Pero también existen campanas con menos difusión p, con testimonios que no sirven para vender, ya que sus flasheos tienen una ida y vuelta. Para Juan Vaz, activista y miembro de Plantá tu Planta y la Asociación de Estudios del Cannabis del Uruguay (AECU), la forma en la cual el Estado anunció las medidas, retaceó información y dio más lugar a la confusión que a la discusión con argumentos. “No podemos esperar que gente que se ocupa de otras cosas y no tiene ni idea

porro en el estío son cosa de todas las temporadas. En esos momentos de escasez, algunos usuarios que no tenían un peso para irse a la playa, marchaban hacia a las “bocas de expendio” donde terminaban consumiendo pasta base. Ante el crecimiento de este consumo hubo algunos operadores terapéuticos que atendían a los chicos en situación de dependencia que aseguraban que la marihuana podía ayudar a os pibes que se querían bajar del consumo desenfrenado de pasta. Hasta el propio obispo de Montevideo, Nicolás Cotugno, un hombre partidario de que sí el porro ayudaba debía ser tomado en cuenta como una alternativa terapéutica. El gobierno de Batlle comenzó a trabajar en la reducción de riesgo y daños de la mano de algunas ONGs como El Abrojo y de especialistas como la doctora Raquel Peyraube. Como siempre las críticas empezaron a llover, también desde dentro del gobierno de Batlle. Su ministro del interior, Guillermo Stirling, habitualmente quemaba en público la marihuana incautada frente a policías pertrechados a guerra, niños y adolescentes de escuelas. No fue el único detractor, “especialistas“ que asustan a la población desprevenida con cifras maquilladas generalizaron las plausibles afectaciones de la marihuana en la saludos para todo consumidor por más esporádico

26 · THC

LUCHA Y BALANCE DEL MOVIMIENTO CANNÁBICO ORIENTAL

LAS CAMPANAS DE HUMO de la cultura cannábica tenga conocimiento –comenta Vaz-, la forma de dar la noticia no fue la mejor, pero lo que rescato es que se sigue conversando y no están cerrados”. Para Vaz está claro que la intención es la separación de los mercados. Desde que el 20 de junio el Gobierno realizó la conferencia de prensa mencionando la medida a tomar en torno a la marihuana, hasta hoy, ha habido ciertos avances. “Las organizaciones

sociales estamos discutiendo las reglamentaciones que deberían llevar los clubes de cultivo y la ley de autocultivo, para poder incluirlas en el proyecto del Estado”, cuenta Vaz. Respecto al papel del Estado, para Vaz la ley del autocultivo y la de los clubes tendrían que acompañar la legalización de la venta por parte del Estado: “Un autocultivador no va a ir a comprar nada, lo venda el Estado o no, cultivar es una forma de vida, es una forma de

3 mil almas s manifestaron en la última Marcha de la Marihuana en Montevideo

que fuera su consumo. Los intereses morales y económicos fueron la yerba y el agua caliente del porongo prohibicionista. Pero Batlle no estaba solo, uno de los ministros de la Suprema Corte de Justicia, Gervasio Guillot, también se mostró dispuesto a liberalizar la marihuana públicamente. Guillot junto a otros jueces y profesionales de derecho venían reclamando que no se criminalizara al usuario dedrogas que desde Uruguay recuperó su destino tras la caída de la dictadura cívico militar (1973-1985). Aquellos doctores no eran os más en el Poder Judicial

pasto componían la escena. Con el objetivo de defenderse de una delincuencia que copó la tapa de los diarios, las rejas y las cercas eléctricas avanzaron en la capital. En las localidades del interior ya nadie se animaba a dejar la puerta sin llave o la bicicleta sin candado. El gobierno de Batlle, empantanado en el miedo, se frenó. Pero la cosa siguió rolando y dos juventudes políticas dentro del Frente Amplio se pusieron a cargo para mantener viva la discusión, Primero a Juventud de la Vertiente Artiguista que, a pesar del recelo de los más viejos, una campaña que tam-

LA PROPUESTA DE LEGALIZACIÓN SE PRESENTÓ JUNTO A OTRAS 14 MEDIDAS EN UN PAQUETE QUE BUSCA CONTRARRESTAR LAS CRÍTICAS OPOSITORAS POR LOS “PROBLEMAS DE SEGURIDAD”. uruguayo, pero en sus despachos siempre se inclinaban por defender la libertad del consumidor. La crisis económica y social que estalló en el año 2002 fue uno de los detonantes para que estos asuntos pasaran a un tercer plano. Uruguay no podía pagar sus cuentas, sus vacas sagradas se apestaron de fiebre aftosa, cayeron las exportaciones, el desempleo trepó límites históricos y la fragmentación social era visible en cualquier esquina de barrio: gente pidiendo comida en las calles y hasta niños comiendo

bién solicitaba respetar la voluntad de las mujeres para interrumpir su embarazo. Ya en el período de Tabaré Vázquez (2005-2010), la juventud del Partido Socialista planteo que se debía dar una respuesta como Estado ante el vacío legal [ver recuadro más abajo] que permite consumir drogas, pero no abastecerse de ellas. Los dos grupos políticos siguieron tratando el tema cada vez que la prensa les daba lugar, crearon espacios de discusión, foros y debates. La mecha ya estaba encendida.

pensar”, asegura. “Hay gente que no va a querer o poder cultivar para su propio uso, por eso vemos que exista la comercialización, pero regulada por el estado no como el tabaco y el alcohol”, advierte Clara Musto, integrante del Prolegal, colectivo uruguayo por la defensa de los derechos civiles que viene impulsa no el debate hace años. Para esta joven militante no hay que reducir el tema a si legalizar o no, sino profundizarlo. “Creemos que es irresponsable pretender que no se banalice la discusión y por otro lado dar mensajes confusos, sin plantear medidas concretas sobre las cuales construir una nueva ley de drogas y permitiendo que circulen versiones sobre medidas que atentarían contra los derechos del individuo como el aumento de pensar o las internaciones compulsivas”. Musto insiste con que, si bien la regulación del comercio es un gran paso, “Va a ser insuficiente si no se avanza con iniciativas como los clubes, donde los usuarios se pueden asociar para cultivar e forma colectiva”. Y reclama. “No queremos un estado que sólo nos dé el producto final y nosotros tengamos que ir a comprarle, no es lo que se esperaría de un gobierno de izquierda”.

PLANTAR ES LUCHAR

Dos meses después de que el socialista Tabaré Vázquez asumiera el gobierno en 2005, unas 50 personas se reunieron para solicitar que se legalice la marihuana. Una cadena de mails se reenvió por acá y acullá para hacer la primera manifestación pública pidiendo o, sin discutir demasiado pormenores, legalizar el porro. Curiosos, militantes de las juventudes políticas y algunos cultivadores se dieron cita en las canteras del Parque Rodó para fumar. Algunos quemaban en frente de la concentración por miedo a que los asociaran a la fumata, otros cubrían sus rostros como los zapatistas porque no sabían cuál sería la reacción de la policía. Afortunadamente, todo fue en paz y poco tiempo después se organizó otra fumata en la Plaza Independencia, espacio central y emblemático de Montevideo. Las dos actividades de comunicación y los militantes salieron del armario. Desde entonces los asistentes a las marchas de mayo han crecido exponencialmente: en la última Marcha Mundial de la Marihuana fueron 3 mil personas. Los cultivadores pusieron su nombre a su colectivo, Plantatuplanta. Hacía años que plantaban , al principio sin conocimientos técnicos suficientes encomendaban a la buena


de dios las semillas el prensado paraguayo. Pero el acceso a Internet en Uruguay desde el 2000 se fue elevando como la curiosidad de los cultivadores. En los foros de la red empezaron a juntar información, año a año las cosechas mejoraron, incluso se logró con el paso del tiempo elaborar una genética uruguaya que obtuvo una mención en la Copa del Plata 2011. Pero no todo quedó entre cannábicos. Los cultivadores junto a los políticos jóvenes crearon el Movimiento de Liberación del Cannabis, activo hasta estos días y que ha coordinado actividades y debates, reclamando soluciones y proponiendo respuesta. El Movimiento es una conjunción de fuerzas al que cada sector nutrió con sus logros. Aún durante el gobierno de Tabaré Váquez, los socialistas plantearon la legalización de la marihuana a su partido y les llevaron la propuesta. El entonces presidente se mostró dispuesto a “que se discuta el tema”: estas palabras fueron la combustión que el movimiento legalizador necesitaba para seguir presionando por un tratamiento urgente que reformara las políticas. El gobierno, por su parte, se mostraba cauto. Quien fuera el responsable de la Junta Nacional de Drogas, Milton Romani, decía que no era tiempo para nada de eso, las prioridades eran el alcohol, el tabaco y la pasta base. Para Romani lo primero antes que Uruguay pensara en legalizar era dar un debate internacional. Y Uruguay lo dio y pronto contagió a la Argentina. Fue en esa recordada cumbre en Viena, en 2008, donde el representante argentino, Aníbal Fernández plantea la necesidad de trabajar por un cambio de paradigma. En la campaña electoral que puso a Mujica en la Presidencia, la marihuana se coló habitualmente entre las preguntas de los periodistas obteniendo respuestas esquivas. El debate seguía su rumbo errático, con el gobierno en ejercicio tratando de evitar la discusión y la colación legalizadora tratando de lograr lo contrario. Tuvo que pasar algo fuera de lo común para que Uruguay empiece a pensar en serio soluciones. La escritora argentina dedicada al cannábis, Alicia Castilla y Mauricio, un artesano local, vinieron a mostrarle a la sociedad Uruguaya que la hipocresía era mala idea. Castilla, por entonces de 66 años,

fue presa porque una persona que había contratado para trabajar en la edición de sus trabajos la denunció con la Brigada de Narcóticos en febrero del 2011. Un operativo de guerra desembarcó en la pacífica localidad de la costa uruguaya donde tuvo que posponer, durante los 95 días que estuvo presa, sus deseos de encontrar tranquilidad. En la misma fecha fue detenido Mauricio, que por tener cuatro plantas y algo más de 6 gramos de marihuana, fue a parar unos meses a una de las peores cárceles de Uruguay. El debate estalló. El Movimiento legalizador se fue a fumar porro a la sede de la Suprema Corte de Justicia para pedir la libertad de Mauricio y Alicia, y legisladores jóvenes de todos los partidos políticos con representación parlamentaria se reunieron y acordaron presentar una iniciativa legislativa para modificar el marco normativo. LA LOCOMOTORA CHARRÚA Hace poco más de 10 años, Uruguay era un estricto defensor de la ideología prohibicionista: control de la oferta y reducción a los golpes (químicos o violencia mediante) de la demanda. La SND fue tanto un ejemplo de ello como lo es ahora de la maduración que la sociedad uruguaya muestra cuando se lo propone. “Las políticas actuales en nuestro país a mostrado ser ineficaces para reducir los daños sanitarios individuales y sociales asociados al consumo de marihuana, generando una importante criminalización y exclusión de los usuarios a través de la aplicación selectiva de la ley y alejando a los usuarios problemáticos del acceso real a la red de atención especializada”, señala hoy una SND más adecuada a las necesidades de nuestro tiempo. Uruguay, Soberanamente, se está dando la posibilidad de preguntarse de manera democrática sí regularizar la venta de marihuana ayudará a combatir el narcotráfico y a mejorar la calidad de vida de cientos de miles de usuarios; Eso y seguir garantizan el respeto a los derechos individuales marca el horizonte. La discusión por revisar las políticas de drogas prohibicionistas impuestas en las últimas décadas del S. XX ya se instaló en toda América Latina y la experiencia oriental podría ser el principio de un cambio a la medida de la circunstancias de todo un continente. Las soluciones que no son propias son el palo.

LA INMINENTE INDUSTRIA DEL CÁÑAMO EN URUGUAY

NO PEGA, PERO CAMINA Por Nicolás Delgado Recuerde este nombre: The Latin America Hemp Trading (LAHT). Se trata de una empresa uruguaya dedicada a la producción de cáñamo industrial, una variante de la Cannabis Sativa sin THC, la sustancia psicoactiva. Fabrizio Giamberini, director de la empresa, explica que LHT busca producir semillas y aceites para usos alimenticios. “Ya tenemos abierto el mercado de Estados Unidos para comercializar estos productos” asegura. Pero todavía no lo puede hacer. La ley de estupefacientes de Uruguay (Ley 17.016) considera productos legales los mencionados en la lista III de la convención única sobre estupefacientes de Nueva York de 1961 y las listas II, III y IV del convenio de Viena. La Cannabis Sativa está en ambas listas incluso la subespecie que no produce THC. Por esta confusión histórica de las subespecies de cannabis, se prohíbe el cultivo de cáñamo industrial en la mayoría de los países latinoamericano, incluido Uruguay. La convención única de 1971 corrigió el error cometido una década antes y excluyó de la lista a “la planta de la cannabis destinada exclusivamente a fines industriales (fibra y semillas) u hortícolas”. Sin embargo, Uruguay no reconoció esta convención de 1971 y se aferró a la prohibición. Cuarenta años más tarde junto al debate generado por la legalización de la marihuana, se coló el cuestionamiento: ¿por qué no se puede plantar cáñamo industrial sí no es una droga? La respuesta del sistema político Uruguayo es unánime: se debe permitir el cultivo de cáñamo industrial pero no hay acuerdo sobre la forma de enmendar el error. El proyecto de ley del Frente Amplio que discute actualmente el Parlamento despenaliza, junto al autocultivo de marihuana, “la plantación, el cultivo y la cosecha así como la industrialización y el comercio de plantas de cannabis de uso no psicotrópico (cáñamo)”. La despenalización del cáñamo industrial cuenta con

el apoyo de representantes de todos los partidos políticos. Pero el Partido Nacional se opone a aprobarla junto al autocultivo de marihuana. Actualmente, además del proyecto presentado por el Frente Amplio, en el Parlamento hay dos proyectos de los nacionalistas: uno para el autocultivo y otro, que se presentó a comienzos de julio, para despenalizar la producción de cáñamo industrial. Más allá de las formas, en el fondo hay consenso político: es un absurdo que esté prohibida la plantación de cáñamo industrial. “Somos afines a la producción”, dijo a THC Alberto Breccia, secretario de Presidencia. “Hay voluntad política” sentenció el diputado frenteamplista Sebastián Sabini, impulsor del proyecto que está discutiendo el Parlamento. Mientras, Giamberini se frota las manos. El director de LAHT firmó en 2007 un convenio con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) para experimentar sí el cannabis se adaptaba las condiciones climáticas de Uruguay. Los resultados han sido óptimos: ya crece la variante sin THC desde 2010 en tierras del INIA en el departamento de Colonia. Además, la LAHT representa a la empresa australiana Eco Fibre en el Cono Sur. “Definimos impulsar el cultivo primero en Uruguay porque es un lugar estratégico: tiene estabilidad jurídica y macroeconómica, y un buen grado inversor”, cuenta Giamberini. “Luego nos extenderemos a otros países”, confiesa. Según el director de LAHT, “Uruguay es el mercado de prueba para desarrollar el cultivo de cáñamo industrial en la región”. Una de las principales preguntas ante la desconfianza en los mercados es cómo podría incidir la presencia de estos intereses sobre el cáñamo industrial en un contexto de legalización del cannabis psicoactivo. Por ahora, el Estado uruguayo parece no querer ceder a manos privadas las plantas que pegan.

*Periodista uruguayo, autor de Otras Yerbas, libro a publicarse por Editorial Sudamericána.

27 · THC


INFORME THC Por: Sebastián Basalo y Fabio Ramos Iustración: Nicolás Rosenfeld

SUSTANCIAS ENTEÓGENAS

L

as drogas conviven con el hombre desde su llegada a la tierra. Todas las culturas que han pasado por este planeta se han valido de las sustancias que hallaron en la naturaleza para curarse, embargarse, o ampliar su conciencia, con fines desde medicinales hasta recreativos o rituales. Todas aquellas sustancias que ingiere el hombre y modifican su organismo pueden ser consideradas drogas. Dentro de ellas, se considera como psicoactivas a las que afectan al sistema nervioso central. Como ilustra el filósofo y psiconauta español Antonio Escohota en las primeras páginas de su monumental obra Historia General de las Drogas, el concepto de “fármaco” proviene del griego pharmakón que se significa remedio y veneno a la vez. Y dependiendo fundamentalmente de la vía de ingesta, las dosis y las características únicas del usuario, un mismo fármaco puede ser usado para obtener placer, calmar el dolor o modificar la conciencia. El hecho de que a cada sujeto la misma sustancia pueda producirles diferentes efectos subjetivos siempre hizo difícil clasificar las drogas. Más aún cuando un efecto psicoactivo, lejos de pasar por una desinflación de un músculo, o la regulación del ritmo cardíaco, gira en torno a experiencias subjetivas de la psiquis humana y su conciencia, que además de estar atravesada por el lenguaje, se ve limitada por el para analizar, ordenar y explicar la experiencia.

Luego de casi dos mil años, los occidentales se toparon con los néctares que su civilización había ocultado. Desde ese momento, el mundo no volvió a ser el mismo. A continuación, un recorrido por las sustancias que revolucionaron la conciencia.

CLASIFICACIÓN GENERAL Antonio Escohota sugiere clasificar las drogas en 3 grandes familias, según su psicoactividad. “La primera se relaciona con el alivio del dolor, el sufrimiento y el desasosiego, llamado dolor a la respuesta inmediata ante alguna lesión, sufrimiento, o la respuesta ante una pérdida actual o posible, y desasosiego a lo que impide dormir, concentrarse o simplemente existir sin angustia”, señala. Entre estas sustancias depresoras del SNC se encuentran el alcohol, los sedantes hipnótico y los derivados del opio, como la morfina y la heroína, que “proporcionan o prometen algún tipo de paz interior y abarcan desde una sutil hibernación y plácido embrutecimiento”. Su contraparte es un grupo de compuestos estimulantes del SNC, desde la cocaína hasta la cafeína, siendo la metanfetamina una de las más potentes. “Esta segunda esfera se relaciona con una ajenidad que el poeta llamaba no desear los deseos, entre cuyas manifestaciones se encuentran pereza, impotencia y abu-

34 · THC

rrimiento y proporcionan o prometen algún tipo de energía en abstracto, como un momento de tensión en los circuitos eléctricos”, ilustra Escohota. La tercera familia de drogas, según el autor, es la que más allá de la estimular o deprimir el SNC se caracteriza por modificar el estado de conciencia propio del ser humano, proporcionando,

en palabras del autor, “Algún tipo de excursión o zonas no recorridas del ánimo y la conciencia”. En el presente informe nos proponemos navegar por este maravilloso mundo de sustancias que alteran los niveles ordinarios de perfección, conocimiento y entendimiento, facilitando el contacto con la esfera de lo espiritual.

LA CONCIENCIA ALTERAA Estas sustancias modificadoras de la conciencia vienen siendo usadas hace milenios por diversas culturas en contexto casi exclusivamente rituales, tanto en celebraciones o sanaciones de pueblos originarios como en ceremonias iniciativas griegas. Al estar contenidas en la naturaleza, ya sea en plantas, hongos o animales, requirieron de un gran conocimiento por parte de quienes llevan adelante las ceremonias, logrado a través de siglos de experiencias. Pero en todos los casos, el acceso a las mismas se dio en marco de sumo respeto y seriedad, sin que esto excluya su consumo en festividades. Como la llegada del cristianismo primero y la expansión de la cultura occidental después, los saberes sobre los usos y efectos de estas sustancias quedaron ocultos y reservaos a los pocos pueblos que sobrevivieron a su avanzada. Al final del Siglo XIX, el surgimiento de la química dio inicio a una acelerada carrera por descubrir y sintetizar en laboratorios cada uno de los alcaloides psicoactivos presentes en la naturaleza, pero no fue sino hasta entrado al siglo siguiente que el hombre occidental, tubo de ensayo en mano, se topó con estos compuestos. El 25 de abril de 1943 el químico Suizo Albert Hofmann descubre por occidente la dietilamida del ácido lisérgico (LSD), a partir del estudio de los componentes del cornezuelo de la planta del centeno, genera uno de los últimos grandes cismas de la cultura occidental. A partir desde entonces, la ciencia debió encarar un enorme desafío: Explicar a una cultura positivista, racional y dualista, conceptos como la conciencia y su ampliación, la experiencia de fenómenos no tangibles y el encuentro del ser humano con su divinidad interior. Años después, el micólogo, Rober Gordon Wasson decide viajar a México alertado por recortes de prensa que hablaban del descubrimiento del culto a los hombres y, de la mano de la chaman María Sabina [Ilustración], entra en contacto con el mundo visionario de los hongos psicolocibes. Más allá de antecedentes aislados, se considera este hecho como el primer encuentro entre el hombre moderno y los saberes enteogénicos ancestrales. Corría en 1955 cuando la conocida revista Estadounidense LIFE enuncia al mundo desde su portada: “Descubren hongos que causan extrañas visiones”.

ALUCINÓGENO VS. PSICODÉLICO Los efectos producidos por las sustancias enteógenas se caracterizan por la modificación de la percepción sensitiva y de su interpretación de las psiquis de las personas que las consumen. Es-


tas alteraciones sensitivas se ven acompañadas por un cambio en la forma habitual de interpretación de los fenómenos internos y externos. De este modo, el sujeto puede acceder a una parte de la conciencia a la que la razón cotidiana no llega, pudiendo superar la cosmovisión dualista moderna y fusionarse con el entorno que lo rodea, así como sacar a la luz la conciencia divina que lleva adentro. Fiel a su esencia, la cultura occidental con temas pavoroso a ,o desconocido y el pleno surgimiento y avance del régimen prohibicionista, se decidió catalogar a estas sustancias como “alucinógenas”, es decir, como causantes de percepciones de objetos que no están. Del otro lado, los movimientos contraculturales que surgieron en los 60 en Estados Unidos ty tomaron el uso de estas sustancias como uno de los principales vehículos para reaccionar contra el sistema en búsqueda de una vías libre, optaron por el neologismo “psicodélico”, que proviene de los términos griegos “manifestación” y “alma”. Paralelamente la ciencia no dejaba de avanzar y con ella la exploración de este maravilloso universo químico, en búsqueda de sustancias que ampliaran el abanico de posibilidades y a su vez permitieran crear nuevos compuestos a medida que la legislación internacional iba prohibiendo los conocidos. En esa carrera se da un quiebre histórico en el mundo de estas sustancias al descubrir que no hacía alta obtener los compuestos de plantas, hongos u animales, sino que a partir de moléculas estables y por medio de diferentes reacciones químicas, se podían producir una cantidad infinita de sustancias que no existen en la naturaleza. El químico estadounidense Alexander Shulgin consagró este gran fenómeno al lanzar al mercado dos libros donde especificaba el origen, la síntesis yy los efectos que obtuvo de experiencias personales con cientos Visión y alucinación se distinguen por el grado de incredulidad inducido en casa caso. Usando ayahuasca o yagé, por ejemplo, alguien puede contemplar con los ojos cerrados criaturas primordiales –digamos una especio de lagartos descomunales o dragones-, dentro de una trama narrativa donde esos seres telúricos le cuentan que crearon la vegetación terrestre para ocultarse de cientos perseguidores, y acto seguido ver cataratas parecidas a las del Niágara brotando de las fauces de un cocodrilo inauditamente vasto. Sin embargo, las formas dependen de yacer tumbado en la oscuridad, libre de ruidos o voces inmediatas, y el sujeto se sabe inmerso en una visión determina-

de compuestos sintéticos: PIHKAL (“Fenetilaminas que conocí y amé”) y TIHKAL (“Triptaminas que conocí y amé”). A partir de entonces, la ciencia dejó de buscar en la naturaleza y se zambulló en el infinito universo de las creaciones químicas.

LOS ENTEÓGENOS Sin embargo, ni el concepto de “alucinógenos” engendrado por las fauces prohibicionistas, ni el de “psicodélicos” surgido en plena efervescencia hippie satisfacían a científicos y psiconautas que venían dedicando sus

nocidas hasta aquel entonces. La etimología de este neologismo que proviene de los términos griegos entheós, que significa “dios dentro”, y génos, que si bien significa “origen, “nacimiento” también alue al “devenir”. De este modo, la definición de enteógeno como un agente que por medio de la alternación de los noveles originarios de conciencia posibilita la inspiración y el contacto con la divinidad interior del sujeto que las usa, les permitió a los científicos incluir revelaciones de índole espiritual o divino que estas sustancias facilitan sobre todo en sus contextos tradicio-

NI EL CONCEPTO DE “ALUCINÓGENOS“ ENGENDRADO POR EL PROHIBICIONISMO, NI EL DEL “PSICODELICOS“ SURGIDO EN LA CULTURA HIPPIE SATISFACÍAN A CIENTÍFICOS Y PSICONAUTAS QUE PROPUSIERON LLARMARLOS “ENTEÓGENOS“ . vidas al estudio de estas plantas y compuestos. Así fue que en enero de 1979, la prestigiosa revista Journal of Psychedelic Drugs publican un artículo firmado por el Gordon Wasson, el profesor arqueólogo Carl A. P. Ruck y el psiconauta Jonathan Ott, en el que luego de desechar cada uno de los términos usados hasta entonces planteado básicamente esas terminologías excluían el contexto tradicional en el que fueron usadas por milenios estas sustancias, proponen en neologismo “enteógenos”. “A partir de la experiencia personal, sabemos que los embriagantes chamánicos no provocan alucinaciones o psicosis, y creemos que es una incongruencia referirse al uso de chamánico tradicional de plantas psicodélicas, una palabra peyorativa para muchos, que invariablemente se asocia con el uso occidental de las drogas en los 60”, recuerda el psiconauta Jonathan Ott al comienzo de su obra Pharmacoteón, donde clasificó y describió todas las sustancias enteogénicas co-

nales de consumo. Y con el correr de los años, el término fue aceptado por la mayoría de los expertos en este campo, e incluso se propusieron más clasificaciones dentro de esa familia.

VISIÓN Y ANULACIÓN “El término enteógeno es más ideológico que el objetivo y recuerda excesivamente el ámbito de lo religioso”, señala Antonio Escohotado. Según el filósofo español que existe una diferencia fundamental entre los diferentes enteógenos que radica en la conciencia que el sujeto tiene de los efectos mientras estos transcurren [ver recuadro]. Con la mayoría de los compuestos enteógenos como el LSD, la mescalina y la ayahuasca, mientras duran sus efectos el sujeto es totalmente consciente de que su percepción y pensamiento se encuentran modificados. Pero con la familia de sustancias solanáceas (presentes)en la belladona, la mandrágora y las daturas, entre

MEMORIA DE LA EXCURSIÓN PSÍQUICA Por Antonio Escohotado da, por mucha angustia o asombro que el cuadro le produzca. El que padece Delirium tremens alcohólico o de tranquilizantes, en cambio no sólo verá cocodrilos en su chimenea o arañas corriendo bajo su piel, sino que tratará de tomar medidas acordes a una realidad inmediata de tales percepciones, lanzado objetos contundentes contra el adversario de la chimenea o rascándose hasta lacerar la piel. En un caso la conciencia cree, admitiendo lo inaudito, y en el otro se ve reducida, hasta el extremo de ac-

tuar sobre la base de una credulidad ciega. Un imbécil, un trastornado o un frívolo pueden comportarse con yagé como un cocainómano, un barbiturómano o un alcohólico con sus respectivas drogas –dando crédito al estado de conciencia alternada como si s tratara de un estado de conciencia habitual-, pero incluso entonces habrá en su mente un doble nivel, que por una parte recibe las visiones y por otra crea respuestas adaptadas a su particular disposición anímica. Esto viene a cuento porque hay dro-

otras plantas , la persona no recuerda que está bajo sus efectos y cree que los estímulos que percibe están presentes materialmente y actúa en consecuencia, Por eso partiendo de que una alucinación se define como percepción de algo que no está físicamente, Escohotado propone denominar a este grupo e alcaloides tropanos como “alucinógenos”. Además de separar los enteógenos entre alucinógenos y visionarios, Ecohotado dividió a estos últimos en mayores y menores según la intensidad de sus efectos. Entre los de potencia alta ubicó a las familias de las triptamina, las fenetilaminas y otros compuestos como la salvinoria y el muscimol. Entre los visionarios menores naturales incluyó solamente al cannabis y, a nivel sintético, a los empatógeno como la MDMA, cuyos efectos se caracterizan sobre todo por un incremento de la sensibilidad afectiva del sujeto. En las últimas décadas, a medida que avanzaba la ciencia, nuevas sustancias enteógenas surgían desde los laboratorios de avezaos psiconautas que modificando átomos de una molécula lograban un compuesto estructuralmente similar pero que, al experimentar con su propio cuerpo, comprobaban que sus efectos eran muy diferentes. El boom de la producción de análogos fue la consecuencia de la inclusión de cada vez más drogas en las listas de sustancias prohibidas por las Naciones Unidas. De estos químicos en dase de Investigación (research chemicals, en inglés) se desconocen sus riesgos y consecuencias a mediano y largo plazo sobre el organismo. Desde la ayahuasca hasta la mescalina, pasando por el floripondio y el LSD, el infinito universo de las drogas enteógenas es tan vasto y misterioso como la conciencia humana. Y para recorrer el camino de un modo serio y responsable es indispensable contraer con una buena hoja de ruta. gas alucinógenas o disociativas, que introducen a la credulidad ciega como estado racional o cotidiano de conciencia, y que por eso merecen el nombre de “alucinógenos”. Lo que distingue nuclearmente fármacos visionarios de fármacos alucinógenos es la memoria. Tan pronto como alguien olvida hallarse bajo la influencia de una droga, estando sometido a ella, se siguen consecuencias catastróficas o benéficas, pero en todo caso imprevisibles y probablemente adversas. pues la vida personal es un equilibrio inestable que admite pocos errores impunes. *Extractos de aprendiendo de las drogas: Usos y abusos, prejuicios y desafíos, Anagrama, 1995.-

35 · THC


tres Psiconautas ilus

Por: Huevo van Hemp Iustración: Nicolás Rosenfeld

Como un Chasman psicodélico, con su Fender de chirolita, se convirtió en el guitarrista más respetado de la historia con solo tres discos, varias camisas chillonas y miles de obras destapadas. Uno de los pocos guerreros del rock cuyo nombre bautiza una variedad de porro

L

os periodistas han asesinado el rock and roll. Han escrito toneladas de papel contando como las estrellas son, en realidad, gente común y tan patética como nosotros. Desde entonces, los rockeros también van al supermercado o pierden el ticket del lave-rap. Los periodistas también han logrado que la gente que antes rompía habitaciones de hotel porque los confites estaban todos mezclados por color ahora intente convencernos de que usa su fama y su carrera para transmitir un mensaje para cambiar el mundo. El Indio Solari dijo alguna vez que le renovaban el documento en la casa. ¿Y se supone que tenemos que leer eso para pasar el tiempo mientras nos comemos tres horas de espera en el registro civil? Las plumas de los guionistas quieren desvirtuar el hecho de que le pagábamos a esta gente para que haga todo lo que no podemos hacer nosotros por estar detrás de un mostrador, un volante o una máquina. Así, de aquella hermosa música rebelde solo quedan rockeros que hacen yoga o nos quieren convencer de donar plata a los pobres, mientras ellos arman demandas porque la gente baja sus discos gratis de internet. Antes a los rockeros solo les importaba la gente, o al menos eso nos hacían creer, y efectivamente, se esforzaban en que le creyéramos. De hecho, cuando el comunismo y el capitalismo se amenazaban con misiles de lado a lado del mar, los únicos que cruzaban las fronteras eran los vinilos de algunos rockeros locos empapados de LSD. Nunca sabremos con exactitud cuántos adoles-

42 · THC


centes de Alemania Oriental flashearon de contrabando con el mismo disco que luchaban los pibes al otro lado del planeta. Este es el verdadero poder de la música.

UN TOQUE DE TALENTO Con una escueta carrera solista que duró menos de un lustro, Jimi Hendrix ostenta un record algo dudoso: es uno de los artistas más editados postmuerte de la historia de la música, el catalogo real consta de tres discos y uno que estaba casi terminado cuando murió en septiembre de 1970. Sin embargo, entre fanáticos, ex productores, familiares y todo aquel que tuviera un cassette con algo grabado los compilados, lado B, covers, sesiones y Bootlegs suman más de 100 discos. Casi absolutamente todo lo que grabó, desde los ensayos hasta las tomas individuales de las tomas de un disco, fue publicado. Sí hubiera grabado un chámame existiría un compilado llamado Are You Mediterranian? Y subirían a YouTube mash-ups con Ramona Galarzo. Crueldades del mundo de hoy. Proviene de un hogar humilde de Washington, Hendrix fue criado por su padre y por su abuela, quienes fueron los proveedores de sus sus primeros instrumentos. Nunca tuvo estudios formales de música más de los que aprendió mirando a otros guitarristas como BB King o Muddy Waters y la propia experimentación con el instrumento. Terminando la adolescencia, problemas legales lo hicieron elegir entre la cárcel o el servicio militar, el que abandonó menos de una año después, nunca quedó claro sí alegando homosexua-

lidad o problemas de espalda. El hecho es que a la salida del ejercito resolvió dedicarse pura y exclusivamente a la música, empezando como músico sesonista en bares y acompañando bandas de Rhithm And Blues y Rock. Así empezaba de a poco a tocar cada vez más, con gente como San Cooke o Slim Harpo. Después de un breve período como músico, The Little Richard, tocó con los Isley Brother y Curtis Knight hasta 1966 cuando formó su propio grupo y al mismo tiempo comenzó a fu-

que Chandler armara una banda para Hendrix en Inglaterra. Junto al baterista Mitch Michel y el bajista Noel Redding y bajo la tutela del propio Chandler, Hendrix formó The Jimi Hendrix Experience y grabó el disco Are You Experience? Que alcanzó el segundo lugar en venta en Europa (después de SGT. Peper de los Beatles) en mayo de 1967. Are You Experience? Se volvió una piedra fundamental de la psicodelia a menos de tres años de su lanzamiento. No solo contiene grandes éxitos como “Red

Nunca buscó la perfección técnica o la innovación puramente artística, sino algo mucho más profundo. Hendrix tenía entre manos llevar a un vinilo el idioma Universal que los psicodélicos aportaron a la cultura en aquella dichosa segunda mitad del Siglo XX. mar porro y tomar ácido. Esta acotación no es menor sí uno observa con cuidado todas las tapas de los discos de Hendrix pre-solista y pre-experimentación: un muchacho prolijo, en combinado con raya al costado, vistiendo traje y corbata y sonriendo para la foto, aunque tuviera a un lado de la escena y no en el centro. Hendrix llegó a Nueva York ese mismo año, buscando tocar en el Greenwich Villag. Su biógrafo marcan un hito: allí conoció a Linda Keyth, novia de Keyth Richards, quien le presentó al productor que terminaría produciéndolo, Chass Chandler. Pero más importante en lo que nos importa, fue el haberse cruzado con a Frank Zappa. Fue quién le enseñó lo que era un pedal wawa y lo que podía hacerse con él. Y fue Hendrix quién estiró el uso de este efecto hacia una nueva frontera. Una muy prolija versión del futuro clásico “Hey Show” hizo

House” o “Foxey Lady” sino que también, camuflada entre un rock medio pop medio blur medio drogón, hay una pieza que hoy podría ser lo más suave y melódico del stoner rock. “Thir Stone from the sound” son casi siete minutos de viaje especial, grabado con solo guitarra, bajo, batería, un pedal de wawa y una máquina de eco. “No volverás a escuchar Rock Surfer”, dice su propia voz, desfigurada entre acoples y notas estiradas. Unos pocos meses después del lanzamiento del disco, en junio de 1967 la banda fue invitada a tocar en el Festival de Monterrey, en California, gracias a las sugerencias de Paul Mc Cartney. El momento fue histórico y junta en el mismo lugar varias figuras de la psicodelia mundial. Organizado por la gente de The Mamas and The Papas y allí tocaron Janis Joplin, Otis Redding, Gratefull Dead, Ravi Shankar, The Birds y varias

bandas grandes del momento. En este contexto, junto después de una actuación demoledora de The Who, y frente a más de 200.000 asistentes, apareció una ignota banda formada por dos ingleses y un norteamericano negro vestido con una cruza entre pirata dama colonian y gitana. Fue el Oso Owsley, legendario químico de LSD quién le regaló a la banda nueva el ácido que consumió al consumir antes de escena, durante 40 minutos Hendrix aterrorizó a un público acostumbrado a unos hippies a algo más moderado, tocando solo con los dientes y revoleando la guitarra imitando la violencia genital de un toro. Para terminar, seguramente viendo que algunos se aburrían tiró la guitarra al suelo, la prendió fuego, tocó un rato más y la destrozó contra un parlante. Se fue del escenario mientras sonaba un terrible acople, la gente aullaba y el presentador decía un sorprendido ”Damas y caballeros, The Jimi Hendrix Experience”.

OTRA VUELTA DE ROSCA Janis Joplin tocaba blues y estaba triste, los Who estaban enojados pero eran Ingleses, Otis Redding en el fondo era un romántico y a Ravi Shankar muchos no lo entendían. En medio de ese escenario Jimi Hendrix había llegado para volarles la peluca a todos. En agosto de ese año editaron Are You Experience? En Estados Unidos. El disco que le siguió Axis: Bold as Love, no fue tan exitoso e innovador como el público, los críticos o el mismo Hendrix esperaba. Más allá de contener el éxito instantáneo “Little Wing” (uno de los temas más versionados de la historia musical), no tiene ninguna otra pieza que haya causado la sen-

43 · THC


JIMI HENDRIX sación que causó su primer disco. Para alguien tan acelerado y complejo como Hendrix, la banda formada por Chas Chandler estaba comenzando a quedar chica y se notaba en el proceso creativo. Los chismes que hoy nos permiten perfilar su personalidad cuentan que las peleas con el bajista Noel Redding eran tan frecuentes como intensas. Durante las peleas mientras el Inglés abandonaba el estudio para calmar su bronca, Hendrix grababa las partes del bajo, además consumía anfetaminas para tocar y grabar durante horas y había sufrido algunos problemas legales con hash y heroína en las fronteras de Canadá. El hecho de que no tuviera estudios formales sobre teoría musical y que su formación fuera autodidacta le había otorgado un don que comparado con los otros guitarristas de la historia lo hace quedar como un luchador de sumo agarrando a piñas a los hobbit del Señor de los Anillos. Hendrix tenía la comunicación con el instrumento que solo se logra después de convivir horas enteras, no practicando, sino experimentando, reconociendo más que aprendiendo. Su búsqueda nunca fue hacia la perfección técnica, o la innovación puramente artística, sino algo mucho más profundo y que le hizo ganarse el título de psiconauta ilustre: Jimi Hendrix tenía entre manos llevar un vinilo en idioma universal que los psicodélicos aportaron a la cultura en aquella dichosa segunda mitad del Siglo XX. Como las ceremonias chamanicas de Antaño, después de horas y horas de improvisar (y estamos hablando de una improvisación nacida de experiencia con psicodélicos, de una improvisación que intentaba representar el espíritu creador y liberador de la época, algo mucho más complejo e introspectivo que variar armonías solamente en la nota de una escala), los músicos alcanzarían un nivel de concentración y comunicación que formarían un lenguaje común, telepático y sonoro, transmitiendo a todos los oyentes lo que la sabiduría universal tenía para decir. A 40 años del apogeo de aquella psicodelia,

44 · THC

EXPERIENCIA. Jimi Hendrix viajó lejos y nos trajo su música de regalo.

sobreviviendo a la risa que nos causa la gente con flores en la cabeza y caminando descalza por la calle, el mensaje de tolerancia, igualdad y fraternidad sigue estando presente, porque al fin y al cabo los psiconautas exaltan esa comunicación con la naturaleza y las leyes invisibles del mundo. Con eso en mente nació un proyecto mucho más ambicioso que la experiencia. Habiendo dejado ya al productor Chas Chandler, las anteriores estructuras relativamente cortas (5 a 7 minutos) dejaron paso a canciones extensas a veces fragmentadas en dos partes, llena de efectos, cambios de ritmo y partes instrumentales.

trastabillar. El 24 de febrero de 1969, en una agitada presentación que incluyó la guardia anti motines, The Jimi Hendrix Experiencie realizó su último show.

GITANOS UNIVERSALES Era el 19 de agosto de 1969 y el festival de Woodstock había llegado a su fin, luego de tres días de bandas y una enorme tormenta en el medio, sólo quedaban 180.000 hippies embarrados del medio millón inicial de espectadores. Con la actuación para la noche del 18 Hendrix aparece en la escena al amanecer para recibir al sol con su actuación más larga: 2

En 1966 formó su propio grupo y conoció el porro y el ácido. Esto último no es sólo un detalle, menos aún si uno observa las imágenes del Hendrix previo: prolijo, engominado con raya al costado, en traje y corbata, a un lado de la escena y no al centro. El disco doble Electric Ladyland fue grabado por los mismos músicos más varios invitados, mitad en estudios alquilados y la otra mitad en el estudio especial que Hendrix había empezado a construir en Nueva York. Ser dueño de su propio estudio equivalía a poder registrar gran cantidad de material, de ensayos e improvisaciones, para mantener fluidez en el registro de aquel lenguaje que buscaba traducir. La formación de la Experiencie empezaba a

horas de algunos de sus hits mezclados con complejas y extensas improvisaciones. Pasada la euforia inicial, el público está cansado y muy receptivo, Hendrix los aprovecha y será recordada como una de sus mejores presentaciones. A la distancia no fue un recital, sino un after: con el sol asomando y las fisuras que quedan, la música acompaña hasta que sea la hora de volver a la vida real. La banda es nueva: después del colapso de la Experience

la nueva propuesta expande la banda con un segundo guitarrista, Larry Lee, Mitch Michel en batería, Billie Cox en el bajo y dos percusionistas, Juma Sultan y Jerry Vélez. Esta misma formación fue la que lo acompañó hasta sus últimos días, de esa época quedan varios discos inconclusos, dos editados póstumamente (First Raise of the New Rising Sun y Valleys of Neptune). Es el costado más experimental e introspectivo de Hendrix, guiado por esa ambición de encontrar en lenguaje que se esconde detrás del supuesto asar de las improvisaciones. Jimi Hendrix falleció en Londres, el 18 de septiembre de 1970. La historia oficial dice que su novia alemana lo encontró inconsciente tras un exceso de pastillas para dormir. Como en la muerte de varios de sus colegas las versiones se cruzaron durante años: Que fue una sobredosis accidental debido a la falta de conocimiento sobre las pastillas que estaba ingiriendo (le había recetado Vesparax, cuya dosis es de medio a un comprimido y según los relatos había tomado nueve pastillas) que fue el resultado de la mezcla de barbitúricos y alcohol o que había sido asesinado en un complot de su manager para despedirlo y cobrar su seguro de vida. Las investigaciones avanzaron hasta descubrir que falleció por una mala praxis del camillero que lo trasladó al hospital y no mucho más: al acostarlo boca arriba Hendrix se asfixió, inconsciente en su propio vómito y claro no falta quienes sostienen que fue un asesinato. En esa breve historia que fue subida, hay pocas dudas acerca de que fueron las drogas las que liberaron su carrera hacia una meta tan introspectiva como universal y cuyo consumo sin medir riesgos fue lo que sumó a una muerte muy poco glamurosa pero visto a la distancia fue una salida legal de que lo salvó de atravesar los años 70, hacer malos videos en los 80 tocar con Shakira en los 90 y ser un viejito que recibe premios de la MTV y nos cuenta desde una revista que le encanta hacer fideos los domingos en esta década del Siglo XXI.


CARLOS BELLOSO “¿No se puede ed te tener una planta?“

AÑO 6 N°50 / MAYO 2012 / ARG $18 - RECARGO INTERIOR $0,50 / URU $U100 / BRA R$15 / PER S/.15 / SOLO PARA ADULTOS

LA REVISTA DE LA CULTURA CANNABICA

MARIHUANA

UNA PUERTA

DE SALIDA El éxito del cannabis como alternativa al consumo dañino de tabaco alcohol, santes, cocaían y paco. Hablan usuarios y profesionales

COMPOST

PLAGUICIDA CASERO

GUANO DE MURCIÉLAGO


ENTEÓGENOS

GUÍA DE PLANTAS Y SUSTANCIAS CRISTINA BANEGAS

AÑO 6 N°52 / JULIO 2012 / ARG $20 - RECARGO INTERIOR $0,60 / URU $U100 / BRA R$15 / PER S/.15 / SOLO PARA ADULTOS

LA REVISTA DE LA CULTURA CANNABICA

PLANTAS MACHO

GUANO DE AVES

SEXO Y AMBIENTE


CULTIVO BIOD INCLUYENTEÓGENOS E CALEN INAmico DARIO 2012

AÑO 6 N°52 / JULIO 2012 / ARG $20 - RECARGO INTERIOR $0,60 / URU $U100 / BRA R$15 / PER S/.15 / SOLO PARA ADULTOS

LA REVISTA DE LA CULTURA CANNABICA

FLOR DE REMEDIO PREPARADOS MEDICINALES CASEROS DE MARIHUANA PARA DOLOR CRÓNICO, PSORIASIS, ASMA, GLAUCOMA, ESPASTICIDA, VIH Y CANCER

TATUAJES PSICODELICOS

CASA ECOLOGICA


Rediseño revista thc  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you