3 minute read

02 _ Centro vecinal en el Albayzín, Granada

Intervención en el solar del antiguo Maristán de Granada

Centro vecinal en el Albayzín

Las ruinas de lo que una vez fue el Maristán de Granada es el escenario que acogerá el centro vecinal del Albayzín propuesto como tema de TFM del Máster Habilitante de Arquitectura 2017/2018. Un vacío urbano en el que las tramas históricas se superponen conformando una amalgama arqueológica que refleja la continua evolución y transformación del lugar y de la que solamente 3 pilares y una alberca mantienen su condición primigenia. La intención del proyecto es recuperar un patrimonio cultural ignorado durante décadas a través del alojamiento del nuevo centro vecinal del Albayzín, regalando un fragmento de historia a sus verdaderos habitantes.

La propuesta del Centro Vecinal se organiza a partir de las relaciones entre la estructura del barrio y las ruinas existentes. La macla de sus tramas, junto con los límites de las medianeras, generan un lenguaje de escalas que da lugar a las morfologías del proyecto, un juego de llenos y vacíos que estructuran y continúan el ámbito urbano al interior de la intervención. La escala urbana se extrapola e integra en la doméstica y configura los recorridos que fluyen por el proyecto. Las ruinas mejor conservadas son puestas en valor y recuperan su carácter original.

El proyecto se estructura en dos niveles principales: nivel de acceso y nivel del antiguo Maristán. Cada uno se alimenta de sus características y peculiaridades para conseguir una unión y diálogo en todas las escalas; desde la escala urbana en la trama del barrio, hasta la escala “doméstica” del Maristán.

El nivel superior de acceso responde a unas volumetrías marcadas por el contexto, un barrio en el que las pendientes y paratas se superponen y estructuran la morfología del barrio. Calles zigzagueantes y espacios inesperados surgen y recorren la ciudad. Éstas características se implementan en el proyecto, surgiendo como respuesta las volumetrías superiores que alojan diferentes talleres. Los cuerpos se aglutinan entre sí y sus intersticios conformarán las calles que recorrerán la actuación, abriendo vistas y espacios para la sorpresa del vecino.

El nivel inferior integra las volumetrías del superior con la estructura marcada por lo que un día fue el Maristán de Granada. La macla de las dos tramas genera recorridos y espacios de actividad y descanso. Surge un espacio dramático marcado por su nivel de cubierta ascendente y fugas visuales, con entradas de luz en los perímetros al no llegar a tocar la losa superior los límites preexistentes y en el espacio central presidido por la antigua alberca que es recuperada. Un bosque de finos pilares tubulares de acero pueblan el espacio, sustentando el nivel superior.

nivel de acceso

nivel antiguo maristán