Page 1

Re. Pensar la Arquitectura

Peter Zumthor VĂ­ctor Langarica Sarabia


Indice

Re.Pensar la Arquitectura Atm贸sferas

4

Reloj Suizo. Todo a su Tiempo

8

Cuesti贸n de Calidad

14

Hazlo T铆pico

18

Aprender Arquitectura, Ense帽ar Arquitectura

28

Re.pensar la Arquitectura

34

1


“La arquitectura no es un vehículo o un símbolo de cosas que no pertenecen a su esencia. En una sociedad que celebra lo insustancial, la arquitectura puede levantar una resistencia, contrarrestar la perdida de formas y significados, para hablar su propio lenguaje. El lenguaje de la arquitectura no es cuestión de un estilo especifico(X) Peter Zumthor

(1) El arquitecto artesano, “NAN, Negocio a Negocio” #42, Madrid, Mayo 2009, p 30-36

ii


3


Atmósferas

Es martes, una mañana de un martes cualquiera, no es diferente a ningún otro día. Él, está sentado en la parte alta del estante de una biblioteca. Un espacio adaptado, común para trabajar. Delante, se expande el panorama de la biblioteca de un Colegio. A su frente estantes, libros; a su espalda la pared del recinto. Algunas personas entran, otras salen, un perpetuo movimiento… A lo lejos logran escucharse el bullicio de la ciudad, el pasar de los automóviles y una que otra motocicleta, sin olvidar de vez en cuando el hablar de la gente. Más cerca, se oye el pasar de las páginas, el paso del bolígrafo al escribir, el ligero golpeteo sobre los escritorios, el sonido de los teclados, pequeños murmullos, y a su vez, el inoportuno tosido de algún estudiante y el inevitable sonido del pasar de los tacones por el pasillo debajo de Él. No se perciben al primer momento los olores, sin embargo algo se siente en el aire : se logra sentir el olor de las estanterías, la convivencia de los libros viejos con los más actuales. Cada uno tiene su olor caracterís-

4


Victor Langarica

tico. La luz, idónea para trabajar, la suficiente entra por medio de los pequeños y altos vitrales, reflejada por la bóveda superior. Mientras tanto, Él levanta la cabeza para observar : contempla el espacio, los muros, la combinación entre las frías baldosas de mármol con el firme pulido de hormigón en el suelo, la calidez que surge del mobiliario, de las estanterías, de los libros que se encuentran sobre ellos, y por fin, ve el cristal el cual ya perdió protagonismo. Los muros son inmaculadamente blancos, ni un cambio de tonalidad hasta llegar al techo. En alguno de estos muros, tres nichos. Al fijar su mirada contra ellos, tanto el sentimiento como los colores cambian, en estos últimos existe un sentimiento de ausencia como si pidieran atención. El techo abovedado limita el espacio, su altura nos indica que algo relevante sucede ahí, da presencia al lugar. Las clases han comenzado ya, los estudiantes siguen entrando y saliendo, recogen libros, algunos están sobre las mesas, los planos se extienden sobre ellas. Uno de ellos trabaja mientras escucha música con auriculares, logra percibirse un ligero susurro, en el cual se encuentra la

5


Atmósferas

esencia del álbum “The Dark Side of the Moon”, y como él, muchos realizan una actividad muy similar y como Él, muchos perciben el mismo espacio(2). Al enfrentarnos con la Arquitectura, nos viene inevitablemente a la mente el concepto de Atmósfera, una disposición de ánimo, una sensación en perfecta concordancia con el espacio construido, una amplio y difícil acercamiento al detalle(3), cuyo propósito no es generar emociones, sino lograr que estas se expandan(4).

(2) N de A Nota del Autor, este texto ha sido realizado como ejercicio, basándose en los textos escritos por Peter Zumthor sobre como comprender la realidad del espacio y las atmósferas. Peter Zumthor, “Atmósferas”, Ed. G.G. S.L. Barcelona 2006. p 15 (3) Peter Zumthor, “Pensar la Arquitectura”, Brigitte Labs, Ed. G.G. S.L. Barcelona 2006 p 6 (4) IBIDEM (3) p 29

6


7


Reloj Suizo, Todo a su Tiempo

Peter Zumthor, el Profeta, el Ermitaño, el Ebanista, el Perfeccionista, el Arquitecto(5), amado por sus seguidores, denostado por sus pocos críticos. Sus publicaciones y comentarios sobre la imposibilidad de construir muy altos rascacielos, y el regreso a la tierra, a lo real, la manera tradicional del hacer y pensar la arquitectura(6), le han otorgado una voz resonante y clarividente hacia donde podría estarse dirigiendo la arquitectura de nuestro tiempo. En ciertos casos, para entender cierta arquitectura, es necesario comprender al arquitecto en especifico, siendo este caso particular el que se presenta cuando pensamos en la obra de Peter Zumthor. Para descifrar el porqué de las cosas y decisiones realizadas en cada uno de sus proyectos, es preciso responder a las incógnitas de ¿cómo?, ¿cuándo? y ¿dónde?, preguntas que si bien son extremadamente simples, dirigen el quehacer arquitectónico de Zumthor.

(5) Michael Kimmelman, The ascension of Peter Zumthor, “The New York Times, Sunday Magazine”, Marzo 13, 2011 p MM32; Recuperado desde: http://www.nytimes.com/2011/03/13/magazine/mag-13zumthor-t.html?pagewanted=all&_r=0 (6) IBIDEM (5)

8


Victor Langarica

Se puede entender mucho de un arquitecto por la ubicación “Taller de Arquitectura”. Por ejemplo, Lord Norman Foster trabaja en una lisa y elegante caja de cristal desde la cual se puede ver el río Támesis al centro de Londres, Frank Gehry ejerce en un moderno bodegón, en una región alguna vez olvidada en Santa Monica, dentro del condado de Los Angeles, E.E.U.U., Jean Nouvel tiene su despacho no muy lejos de la Bastilla en Paris… En cuanto a Peter Zumthor, este prefiere trabajar en un pequeño granero, diseñado por el mismo en 1979, en Haldenstein, Suiza, una aldea de tan sólo 700 personas y tan inmerso dentro del místico paisaje de los Alpes Suizos que toma la mayor parte del día llegar hasta ahí desde Zurich(7). Por esta razón no es de sorprendernos que su arquitectura haya tomado tanto tiempo en llegar hasta nosotros. Siendo Peter Zumthor hijo de un constructor de Cabañas del que toma la profesión de ebanista en la ciudad de Basilea, en Suiza, no es raro que tanto su persona como su arquitectura transmitan cierto aura de

(7) Paul Goldberguer, Swiss Mystique, Vanity Fair Magazine, Julio 2001; Recuperado desde: http://www.vanityfair.com/style/features/2001/07/peter-zumthor-architect-buildings

9


Reloj Suizo, Todo a su Tiempo

misticismo. En efecto, sus edificios parecen haber sido fabricados a mano y aunque de aspecto flagrantemente moderno, denotan más la apariencia de edificios artesanos que de alta tecnología(8), lugares donde este arquitecto sabio, inexorable y dulce, construye recordando los objetos y paisajes de su infancia(9). Y tal vez, es por esa formación en sus jóvenes años como ebanista que nuestro arquitecto dedica un gran tiempo e importancia a resolver todos y cada uno de los detalles por cada uno de sus proyecto, definiéndose él mismo como “un relojero Suizo”. No delega en su despacho la sola decisión de seleccionar siquiera el pomo de una puerta(10). Es por esta y otro conjunto de razones que su obra más representativa sólo puede ser disfrutada en poco más de una docena de edificios a través del mundo. Tomando todo el tiempo necesario para realizar todas y cada una de sus obras(11), la dedicación a cada uno sus proyectos, es casi exclusi(8) IBIDEM (7) (9) Madre materia, “Arquitectura Viva” #69, Madrid, Noviembre-Diciembre 1999, p 64-65 (10) IBIDEM (5) (11) Maria del Mar Tomás, I Cristóbal Bryjowski, Trabaje para… Peter Zumthor, “Diagonal” #26 diciembre 2010, p 55-57; recuperado desde: http://issuu.com/revistadiagonal/docs/diagonal26/3?e=0

10


Victor Langarica

va(12). Así, su manera de trabajar se enfoca principalmente en el desarrollo de los planos de obra donde se explica cómo éstos son detallados y objetivos : se caracterizan por la certidumbre y la confianza que transmiten, diciendo “Esto se hace así exactamente”(13), definiendo todos y cada uno de los detalles, los cuales, si salen bien, no son decoración, no distraen, no entretienen, sino que conducen a la comprensión del todo, a cuya esencia necesariamente pertenecen(14). Es de esta manera como trabajan las atmósferas en la arquitectura de Peter Zumthor y como nos transmiten la idea de un todo compuesto de pequeños detalles que se van modificando a lo largo del tiempo : al prestar atención más fijamente a algo específico del espacio, este puede cambiar. Por esto, entendemos que al dedicar nuestro tiempo a la contemplación de un espacio en específico bien puede cambiar la manera en la cual nosotros percibimos de este mismo espacio, idea que convierte a Zumthor en un “esencialista de lo sensual”(15).

(12) IBIDEM (1) (13) IBIDEM (3) p 18 (14) IBIDEM (3) p 15 (15) IBIDEM (5), Peter Rüedi

11


Reloj Suizo, Todo a su Tiempo

Su obra representa un fantástico ejemplo de detalles simples usados para crear espacios enormemente atmosféricos(16), probablemente llevando a un nivel superior las enseñanzas que el maestro Mies Van der Rohe dejo grabadas con letras de oro en el hacer de la arquitectura, “Dios esta en los Detalles”(17).

(16) IBIDEM (1) (17) Mies Van der Rohe,The New York Times in Mies, “NYT obituary”, 1969

12


13


Cuestión de Calidad

Con la misma paciencia y la mínima dedicación con la que un carpintero trata la pieza que esta trabajando, puliendo sus aristas y procurando una superficie determinada, realiza su obra el ganador del Pritzquer 2009(18). El proyecto arquitectónico comienza a través de una idea dibujada a partir del anhelo, mediante el cual el dibujo arquitectónico intenta traducir en imagen, del modo más preciso posible la irradiación del objeto en un determinado lugar. Justamente, es el empeño puesto en esta representación lo que puede dejar sentir con especial claridad la ausencia del objeto real y conlleve a que se manifieste la insuficiencia de toda representación, así como una curiosidad por la realidad prometida en ésta y, quizá también el caso de lo prometido nos conmueva al deseo ardiente de que se haga presente(19). Es únicamente cuando se cumple esta promesa en la arquitectura que logra comprenderse que en el dibujo, aunque todavía no es arqui(18) IBIDEM (1) (19) IBIDEM (3) p 12

14


Victor Langarica

tectura, se empieza a contemplar y entender lo que aún no es y, sin embargo, comienza ya a hacerse(20). La pregunta es, ¿Cómo Zumthor logra la integración de estas Atmósferas por medio de un sistema constructivo . Por medio de la calidad arquitectónica adquirida en un sinfín de detalles integrantes(21). Él define la calidad arquitectónica de un edificio como la capacidad de que este conmueva o no(22). Zumthor intenta transmitir este sentimiento a todos los usuarios de su obra, haciendo intrínseca la relación del espacio con el usuario : aunque sepamos que en todas las situaciones no nos gusta recapacitar acerca de que si un espacio nos gusta o no, hay algo dentro de nosotros que nos dice enseguida un montón de cosas, un entendimiento inmediato o un rechazo inmediato(23). transmitido por medio de las atmósferas que se expresan en la arquitectura. Ahora bien, ¿Qué es lo que nos logra conmover del espacio?, Principalmente la Forma. Las formas que se pueden entender, que logramos leer (20) IBIDEM (3) p 13 (21) IBIDEM (3) p 15 (22) IBIDEM (2) p 10 (23) IBIDEM (2) p 13

15


Cuestión de Calidad

y encontramos bellas, sin olvidar nuestros sentimientos, estados de ánimo y expectativas al visitar un lugar(24),donde el proceso de proyecto se basa en un continuo juego conjunto de ir y venir entre el sentimiento y la razón(25). La arquitectura sigue una forma cualquiera(26) : la forma esta abierta. Desde el principio los materiales están ahí, y al poner los materiales juntos, comienza una reacción, la forma es acerca de los materiales, se trata de crear una atmósfera, y esto es la creación de la arquitectura(27). Por estar abierta la forma de la arquitectura, podemos incluso pretender crear una “casa sin forma”, cuyo objetivo es inspirar una nueva clase de espacio, escrito por los sonidos, los olores e incluso por la descripción verbal, donde lo que más interesa es la creación de un espacio emocional(28) : siendo arquitectos, si nos ocupamos solamente del espacio, nos ocupamos únicamente de una pequeña parte de esa infinitud(29). (24) IBIDEM (2) p 17 (25) IBIDEM (3) p 21 (26) Peter Zumthor, “Siete observaciones personales sobre la presencia en la arquitectura”, Plataforma Arquitectura, 13 Diciembre 2013; recuperado desde: http://www.plataformaarquitectura.cl/?p=317541 (27) IBIDEM (26) (28) IBIDEM (26) (29) IBIDEM (3) p 22

16


17


Hazlo Típico

“Todos los edificios de Peter Zumthor poseen una fuerte presencia atemporal. Tiene un extraño talento para combinar un pensamiento claro y riguroso con una dimensión verdaderamente poética.”(30). Lord Palumbo

“Se ve hermoso, pero es difícil de usar” — éste es un arquitecto típico(31), indica Zumthor. A primera vista, el proceso de diseño de nuestro arquitecto podrá parecernos un tanto contradictorio, pero es solamente cuando nos adentramos en su arquitectura que logramos entender la dualidad que compone esta. El proyectar, no es ningún proceso lineal que, partiendo de la historia de la arquitectura, conduzca, por así decirlo, a un nuevo edificio de un modo lógico y directo(32). Proyectar es dar la vuelta hacia los orígenes, pero también es Inventar. Por lo que a lo largo de su obra podemos constatar cómo el llamado Arquitecto de la Montaña Mágica(33) hace uso de los cánones que lentamente ha ido perfeccionando para su quehacer arquitectónico. (30) IBIDEM (1) (31) IBIDEM (26) (32) IBIDEM (3) p 23 (33) El arquitecto de la montaña mágica, “Arquitectura Viva” #56, Madrid, Sept-Oct 1997 p 84-85

18


Victor Langarica

“Para trabajar, para sentir el proyecto, he de verlo dibujado sobre el papel, garabatearlo con el lápiz, mancharlo con mis carboncillos. Hacerlo con mis manos, lentamente…”(34), demostrando así su formación como temprano ebanista, el desarrollo y la experiencia que ha obtenido a través de los años, lo cual le han proporcionado al arquitecto suizo la habilidad y la sensibilidad para tratar los materiales(35). Donde las texturas y lo táctil en la arquitectura no sólo se han de producir por medio del tacto, sino también por medio de la visión, asimismo los materiales influyen de una manera importante(36). Zumthor decide los materiales en función del lugar, el tacto, el sonido, el efecto de la luz, el olor, las dimensiones, lo fundamental en la arquitectura(37). Hay algo arcaico en la arquitectura, en donde la tradición nos ayuda a entender el material, y nos permite desarrollar nuevas técnicas y reglas basadas en él(38). Este entendimiento de los materiales lo lleva también a cómo entender el lugar, donde quizás, el respeto que sus trabajos pro(34) IBIDEM (1) (35) IBIDEM (1) (36) Tactile architecture. Does it matter?, “Plataforma Arquitectura”, 23 Noviembre 2011; Recuperado desde: http://www.archdaily.com/?p=186499 (37) IDEM (1) (38) José Manuel Cabrero, Cuerpo de Madera, “Universidad de Navarra, Cátedra Madera, Mas Madera” # 5, Navarra Diciembre 2011, p 32-35

19


Hazlo Típico

fesan a su entorno, y el modo en que se relacionan con él, provengan, precisamente, de la belleza monumental de las montañas alpinas, un marco natural, con el que cualquier intento de competición se salda, irremediablemente, con una estrepitosa derrota(39). Es posible reafirmar que su actitud distante, algunas veces de ermitaño lo lleva a lograr entender, como relacionarse con el espacio a su alrededor. Su obra escasa y exquisita tiene la lentitud, la solidez y la certeza de lo vernáculo, en realidad, como si su arquitectura siempre hubiera estado ahí(40). Probablemente el personaje que más logre explicar en palabras breves el pensar de Peter Zumthor, pueda ser Thomas Mann, escritor alemán que no será por casualidad la relación de su libro “La montaña mágica”, cuyo escenario es la misma región alpina en donde se ubica nuestro arquitecto en cuestión.

(39) IBIDEM (1) (40) IBIDEM (9)

20


Victor Langarica

“El Espacio que, girando y huyendo, se interpone entre él y su punto de procedencia, desarrolla fuerzas que se creen reservadas al Tiempo… Hora tras hora, el Espacio determina transformaciones interiores muy semejantes a las que provoca el Tiempo, pero de alguna manera las supera”.(41) Thomas Mann Pero la arquitectura de Zumthor no sólo se desarrolla en el tiempo, sino también en el lugar. Aunque éste es la característica más determinante de su arquitectura, se volvería irrelevante si dejara de tomar en cuenta el resto de los detalles que la conforman. Ese lugar en el que las enigmáticas termas de Vals toman su fama, que no es accidental. Ese lugar en donde se dice que los edificios hablan, y se demuestra que con su evidente respeto por las tipologías locales, del espacio y del lugar, se revelan las indudables simpatías regionalistas(42), este edificio, junto con el Museo Kunsthaus de Bregenz, confor(41) Thomas Mann, “La montaña mágica”, Ed. Quinteto Barcelona 2006, p 15 (42) IBIDEM (33)

21


Hazlo Típico

man un único esfuerzo creativo, en donde se conjunta la sustancia y la forma. El primero, hundido en la montaña, ensalza lo tectónico(43), nos hace pensar, nos evoca a recordar el mito de la caverna platónica(44), pero en donde su relación no se da en cuanto a la búsqueda de una verdad pura, sino en la transformación que puede tomar la realidad. La idea de tallar un enorme monolito y llenarlo de cuevas, era descubrir el corazón de la montaña, entender que lo único más antiguo que el primer edificio de la zona, es el paisaje mismo(45), un lugar en el cual las cosas ocultas, las cosas que no se perciben a primera vista(46), van apareciendo paulatinamente conforme se va descubriendo y redescubriendo el espacio mientras se va viviendo. El segundo, elevado sobre un lago, invoca a lo etéreo(47), en donde el objeto se encuentra añadido al tejido urbano, a la vez extraño y seductor(48), en el cual se maneja de una manera sublime y sutil, la transición (44) Platón, El mito de la caverna, Republica; recuperado desde: http://www.elies.info/hogar/Platon%20-%20El%20mito%20de%20la%20caverna.pdf (45) Termas en Vals, “Croquis” #88/89, 1998 p 268-287 (46) IBIDEM (2) p 53 (47) IBIDEM (33) (48) El vacio sagrado, “Arquitectura viva” # 56, Madrid Sept-Oct 1997, p 95-101

22


Victor Langarica

entre el interior y el exterior, una inefable sensación del lugar, un sentimiento indecible que propicia la concentración al sentirnos envueltos de repente, congregados y sostenidos por el espacio(49). Él Lugar, es donde la primera fila de paneles está llena de huellas de dedos que revelan las muchas personas que se acercan a espiar entre las rendijas para tratar de resolver el misterio de la anatomía del edificio, en donde se da ese sublime distanciamiento del mundo(50). Su arquitectura es el lugar donde se crea este vacío intemporal, en el que se puede dar un paso atrás para contemplar el propio ser(51), un lugar que mediante el hedonismo, ese delicado e ingenioso usar de la luz como elemento de diseño arquitectónico, confiere casi una cualidad espiritual(52). “Diatónica radical, versificación rítmica potente y diferenciada, nitidez de la línea melódica, claridad y crudeza de las armonías, brillo cortante de los colores sonoros y, finalmente simplicidad y transparencia de la (49) IBIDEM (2) p 44 (50) IBIDEM (48) (51) IBIDEM (33) (52) IBIDEM (2) p 61

23


Hazlo Típico

textura musical y robustez del armazón formal.”(53), así es como Andre Boucourechliev habla sobre el auténtico carácter ruso de la gramática musical de Igor Stavinski, y así es como Zumthor intenta realizar su día a día en la arquitectura. Esta música nos habla de atmósferas, pero más allá de tener la capacidad intrínseca de tocarnos en solo un segundo, también da cuenta del trabajo que conlleva ; en donde llevar a cabo esta tarea de crear atmósferas también tiene su lado artesanal(54). Todo espacio funciona como un gran instrumento : mezcla los sonidos, los amplifica, los transmite a todas partes… Tiene que ver con la forma y la superficie de los materiales que contiene, y con la manera en que estos se han aplicado(55) ; al pensar en el sonido del espacio nos remite indudablemente hacia las huellas de la vida humana y que, con ello, puede adquirir una riqueza especial(56). Todos estos principios se ven reflejados en el pabellón suizo de Hannover en el año 2000 cuando su mayor expresividad fue lograda por me(53) IBIDEM (2) p 19 (54) IBIDEM (2) p 21 (55) IBIDEM (2) p 29 (56) IBIDEM (3) p 24

24


Victor Langarica

dio de un concepto tan simple y tan expresivo como un secadero de madera, en donde la imagen mental era la de un bloque de madera maciza que cambiara de forma, un denso volumen hecho de la sustancia biológica de la madera que se expidiera y contrajera, creciera y disminuyera, siendo este un fenómeno que sería una parte integral de su diseño(57). Como si de una caja de música se tratara, ininterrumpidamente y durante todo el tiempo una melodía resonaba en su interior de este desalo perfumado con el aroma de la madera(58), una melodía representativa de una arquitectura tan típica de los Alpes, representada en el pabellón. Este se construyó con muros de madera simplemente encuadrada y apilada horizontalmente, y tan expresiva mediante la cual capa sobre capa, las torres de madera suiza, fresca, recién cortada, de pino las longitudinales, y de arce las transversales, componían una masa biológica de 3000 m3 de madera secándose al aire(59), mediante las cuales el edificio nos hablaba y nos decía “soy lo que ves, y pertenezco a este lu(57) IBIDEM (38) (58) Caja de esencias, “Arquitectura Viva” #72, Mayo-Junio 2000, p 30-35 (59) IBIDEM (58)

25


Hazlo Típico

gar”(60), probando el hecho, representado en esta arquitectura, de que cuando haces algo realmente típico, se convierte en especial(61).

(60) IBIDEM (38) (61) IBIDEM (26)

26


27


Aprender arquitectura, enseñar arquitectura

“La escuela comenzó con un hombre bajo un árbol, un hombre que no sabía que era un maestro, y que se puso a discutir de lo que había comprendido con algunos otros, que no sabían que eran estudiantes. Los estudiantes se pusieron a reflexionar sobre lo que había pasado entre ellos y sobre el efecto benéfico de aquel hombre. Desearon que sus hijos también lo escucharan, y, así, se erigieron espacios, y surgió la primera escuela.(62)” Louis I. Kahn Kahn intenta transmitirnos la importancia del trabajo arduo de la persona para lograr perfeccionar algo que está haciendo por el bien de él mismo y de los demás. Así como lo hace un profesor que se prepara cada día para transmitir sus conocimientos a sus alumnos, con la esperanza de que algún día, estos serán mejores que él. Las similitudes entre la obra de Kahn y de Zumthor, no parecen ser accidentales. La expresividad y el sentimiento son piezas fundamentales de (62) Louis I. Kahn, Forma y proyectación, “The voice of America (1960)”, recogido integramente en Christian Norberg Schulz y J.G. Digerud, Louis I. Kahn, “Ideas e imagen”, Madrid, Xarait, 1981, 1990 p. 64

28


Victor Langarica

su obra ; la cualidad de aprender y transmitir esas enseñanzas caracterizan a estos dos arquitectos, a través de una arquitectura increíblemente simple y desgarradamente misteriosa(63). Zumthor, por su parte, busca no solamente expandir sensaciones por medio de su arquitectura(64), sino hacernos entender que la arquitectura puede convertirse en una resistencia en contra de la perdida de formas y significados y comience nuevamente a hablar su propio lenguaje(65) : seamos o no seamos arquitectos, esta enseñanza transmitida por medio de las sensaciones debe de ser perceptible a cualquier persona que habite el entorno. Como muchos de nosotros, los jóvenes acuden a la universidad, queriendo ser arquitectos o arquitectas, y deben averiguar si poseen las cualidades para ello. Para descubrirlo se debe comprender que el hacer arquitectura significa plantearse uno mismo preguntas, significa hallar

(63) IBIDEM (33) (64) IBIDEM (3) p 29 (65) IBIDEM (1)

29


Aprender arquitectura, enseñar arquitectura

una o varias respuestas propias mediante una serie de aproximaciones y movimientos circulares. Una y otra vez(66). Las raíces de nuestro entendimiento de la arquitectura se encuentran en nuestra infancia, en nuestra juventud, residen en nuestra biografía. Los estudiantes deben de aprender a trabajar conscientemente con sus vivencias personales y biográficas de la arquitectura, que son la base de sus proyectos(67). El aprender arquitectura nunca termina y, por aquella razón es importante enseñarla, por que sólo así se podrá percibir como es que un buen proyecto arquitectónico es racional y, a su vez, un buen proyecto arquitectónico es sensorial(68). Sin embargo, un proyecto sobre el papel, no es arquitectura, sino una representación más o menos defectuosa de lo que es la arquitectura, comparable con las notas musicales. La música precisa de su ejecu-

(66) IBIDEM (3) p 65 (67) IBIDEM (3) p 65 (68) IBIDEM (3) p 65

30


Victor Langarica

ción. La arquitectura necesita ser ejecutada. Luego surge su cuerpo, que es siempre algo sensorial(69). Pensar en imágenes, es siempre algo que nos invita a pensar en la totalidad. Una imagen nos muestra la estructura total de un sector de la realidad imaginada, la pared, el suelo, el techo, los materiales, la atmósfera luminosa y la totalidad de un espacio. Pero en todos los casos, la imagen está incompleta al principio de un proyecto, es por eso que mediante ese ir y venir del proceso proyectual nos esforzamos por volver a concebir y clarificar una y otra vez el tema de nuestro proyecto. Tomando en cuenta, la clara y concreta perceptibilidad de las imágenes que nos representamos, y como nos ayudan a hacerlo, es importante no perdernos en la esterilidad de abstractas hipótesis teóricas. No perder el contacto con las cualidades de concreción de la arquitectura(70). Siempre hay que recordar no enamorarnos de la calidad gráfica de nuestros dibujos y no confundirlos con lo que constituye realmente la calidad (69) IBIDEM (3) p 66 (70) IBIDEM (3) p 67

31


Aprender arquitectura, enseñar arquitectura

arquitectónica, tampoco intentar transmitir a los estudiantes que el método correcto para proyectar, es pensar en imágenes(71). El pensar en imágenes, concebir el espacio, pensar en atmósferas, y desprenderse del conocimiento arquitectónico académico nos recuerda el significado en el cual proyectar es ahora, de nuevo, inventar. Respirando el aire más libre y bueno de los inventores y pioneros(72), en donde se confirma solamente que el poeta de lo vago sólo puede ser el poeta de la precisión(73).

(71) IBIDEM (3) p 80 (72) IBIDEM (3) p 23 (73) IBIDEM (3) Italo Calvino p 30

32


33


Re-Pensar la arquitectura

Es martes, una noche de un martes cualquiera, no es diferente a ningún otro día. Él, aún está sentado en la parte alta del estante de una biblioteca. El espacio adaptado, común para trabajar. Delante, se expande el panorama de la biblioteca de un Colegio Carmen Calzado. A su frente los estantes, los libros; a su espalda la pared del recinto. Algunas personas salen, ya no entran, casi no hay movimiento. A lo lejos no se logra escuchar mucho de vez en cuando solo se oye el hablar de la gente. Más cerca, solamente el recoger de los libros por parte de los estudiantes, el guardar hojas y cuadernos dentro de mochilas, el enrollar de planos, y el suave golpeteo que hacen los bibliotecarios al comenzar a recolocar diversos volúmenes de libros dentro de las estanterías. Junto a Él, ya nada. La luz, ha cambiado, ya no es la idónea para trabajar, esta ya no entra por los ventanales superiores. La bóveda se ilumina con el reflejo de la luz artificial al igual que el resto del recinto. Parece más intensa por la noche

34


Victor Langarica

Mientras tanto, de nuevo Él levanta la cabeza para observar el espacio, los muros, el suelo, las estanterías, el resto del mobiliario y la cubierta aquella bóveda que se levanta sobre su cabeza no es la misma que antes, ha cambiado empieza a notar la separación de las juntas entre los paneles de yeso, entiende ahora el cambio de coloración, y la manera en la que está estructurada : no es la techumbre original. Los muros continúan eternamente blancos, sin cambios. En alguno de estos muros, los tres nichos. Al fijar su mirada contra ellos se da cuenta del porque se mantienen de esa manera, la iluminación, el color el reflejo de lo que antes era ese espacio, ganan su atención. Las clases han terminado ya, las actividades del día han finalizado, ciertamente ese espacio no es el mismo espacio que fue por la mañana, no sólo la luz o la gente han cambiado, sino que las sensaciones también.

35


Re-Pensar la arquitectura

Esta nueva atmósfera que lentamente se ha formado con base en los detalles y que se ha modificado a lo largo del tiempo tal vez pueda explicarnos la “Magia de lo real” a lo que se refiere Zumthor, expresando como es que “la belleza está en los ojos de quien mira” (74) y diciéndonos que para él, la magia de lo real es esa “alquimia” por la que las sustancias reales se transforman en sentimientos humanos, ese modo especial de apropiación emocional o transmutando de materia y forma en espacio arquitectónico(75), porque la Arquitectura no es sobre la forma, sino sobre tantas otras cosas…(76)

(74) IBIDEM (3) Peter Zumthor p 84 (75) IBIDEM (3) p 85 (76) Jesus Silva-Herzog Marquez Comentarios sobre la Arquitectura de Zumthor Grupo reforma columna de opinión 8 Feb 2013 Recuperado desde: http://www.andaryver.mx/arte/arquitectura/zumthor-la-arquitectura-no-es-sobre-la-forma/

36


Teoría y Critica de Procesos Contemporáneos de Proyectación

Universidad de Alcalá de Henares UAH Escuela Técnica Superior de Arquitectura y Geodesia MUPAAC Master Universitario en Proyectos Avanzados de Arquitectura y Ciudad Teoría y Critica de Procesos Contemporáneos de Proyectación Titular. Arq. Jose Juan Barba

xxxvii


Profile for Victor Langarica

Re pensar la arquitectura peter zumthor  

Una visión re-pensada de lo que es la arquitectura por parte del ganador del Pritzker 2009 interpretada por el autor.

Re pensar la arquitectura peter zumthor  

Una visión re-pensada de lo que es la arquitectura por parte del ganador del Pritzker 2009 interpretada por el autor.

Advertisement