Issuu on Google+

4l

OPINIÓN

l

Viernes, 29 de abril de 2011 AQUÍ DIARIO

DIRECTOR EDITOR: Víctor Gijón direccion@aquidiario.es DIRECTORA ADJUNTA: Verónica Rodríguez Hermosa direccion@aquidiario.es REDACTORES JEFES: Fernando García Piqueres. Miguel Ángel Hernáez Hernández redaccion@aquidiario.es JEFE DE FOTOGRAFIA: Román Alonso fotografia@aquidiario.es DEPARTAMENTO COMERCIAL: Enrique Gutiérrez Aragón.

EDITA: Grupo Digital 2006, S. L. administracion@aquidiario.es www.aquidiario.es REDACCIÓN: Polígono de Raos, nave 14. 39600 Maliaño. Telf. 942 76 49 40. Fax. 942 76 49 42 Suscripciones y Atención al lector 902 76 06 61

editorial

Una Torrelavega mejor

Excusas

E

C

l ministro de Fomento, José Blanco, firmará la semana que viene el soterramiento de las vías de Feve en la capital del Besaya. Se cumple así una de las reivindicaciones históricas de los habitantes de la Capital del Besaya, gracias a la perseverancia del Gobierno regional y del Ayuntamiento de la ciudad. Se trata de una inversión de 78 millones de euros que dibujará un nuevo rostro a Torrelavega, una localidad que ha visto mejorar a pasos agigantados su imagen en los últimos años. Han quedado atrás en los tiempos en los que Torrelavega era vista como una ciudad poco atractiva y ha sido el esfuerzo innovador impulsado por las administraciones regionales y muni-

cipales las que han logrado el cambio. Y es que el soterramiento de las líneas ferroviarias no es la única medida que se ha tomado para mejorar la vida de los ciudadanos de la segunda ciudad con mayor población de Cantabria. Actuaciones como la rehabili-

Se trata de una inversión de 78 millones de euros que dibujará un nuevo rostro a Torrelavega, una localidad que ha visto mejorar a pasos agigantados su imagen

tación integral del barrio de La Inmobiliaria, la mejora sustancial de los equipamientos urbanos en la mayor parte de la ciudad o el ex haustivo control medioambiental que se lleva acabo para prevenir la contaminación procedente de las industrias cercanas están haciendo de Torrelavega un ejemplo de ciudad del Siglo XXI. Un esfuerzo del que sus ciudadanos deberían sentirse orgullosos, lejos de la actitud peyorativa que la oposición del Partido Popular destila en cada una de sus palabras sobre la ciudad. Los próximos años pueden ser los mejores que ha vivido la Capital del Besaya si se mantiene el empuje emprendido para la modernización de la ciudad, una nueva Torrelavega, mejor que la anterior y abierta al futuro.

LOLA GOROSTIAGA

uando se apruebe el nuevo Plan General, cuando se apruebe el Plan General”, esa la vieja cantinela que se repite en las dependencias municipales de Santander cuando alguien va al Ayuntamiento con una petición que afecte al urbanismo. Esa es la respuesta por ejemplo que se ha dado en reiteradas ocasiones a los vecinos de Tetuán cuando han intentando salir del ocaso en que les sumergió el incendio que afectó a sus viviendas hace ya más de dos años y medio. El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander ha puesto todas sus esperanzas en el nuevo Plan General, y eso en si mismo no está mal, sino fuera porque se han aparcado cuestiones de primera necesidad con esa excusa. Ayer el Ayuntamien-

MANUEL ARCE

to volvió a echar balones fuera, y a pasar la patata caliente al Gobierno Regional en el tema de Tetuán. De la Serna volvió a recurrir a su frase preferida y aseguró que la concesión de la licencia para poder rehabilitar el edificio depende de la aprobación definitiva del PGOU por parte del Gobierno de Cantabria en el seno de la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU). No estaríamos a estas alturas de la película como estamos, si el Consistorio hubiera hecho sus deberes convenientemente y hubiera, en su momento, realizado una modificación puntual del PGOU vigente.Se ha amparado en esta excusa y en esta legislatura no ha aprobado ni una sola modificación puntual del actual Plan General, paralizando con ello el desarrollo de Santander y las necesidades de sus vecinos.

ÍÑIGO DE LA SERNA

SECRETARIA GENERAL DEL PSOE

ESCRITOR

ALCALDE DE SANTANDER

Los socialistas se comprometen a evitar que las grandes superficies utilicen la leche como producto reclamo.

Recibe la Medalla de Plata de Santander por su trayectoria profesional y su implicación con la ciudad.

El candidato popular a la Alcaldía de la capital instrumentaliza electoralmente la delicada situación financiera del Racing.

cosas del tiempo

MAR, Alí y un libro

E

sta semana lo he tenido difícil para escribir esta opinión. El lunes quería hacerlo sobre Miguel Ángel Rodríguez, el portavoz del gobierno de Aznar, y su condena por haber injuriado al doctor Montes llamándolo nazi. Hasta me leí entera la resolución judicial, 32 folios, que además de incluir interesantes consideraciones sobre lo que es una injuria y lo que no es el derecho de expresión, deja sentada la idea general de que este señor se ha convertido en un mono de feria que brinca y chilla para dar espectáculo televisivo. La verdad es que las ganas se me pasaron cuando le escuché decir

que le habían puesto la pena que le habían puesto por ir con traje y corbata al juicio, en vez de hecho un desarrapado como el doctor Montes y los que le habían acompañado a las vistas. Para opinar que alguien es un imbécil y no se merece ningún respeto no hace falta gastar 2.855 caracteres. El martes por la mañana decidí que quería escribir sobre la espantada del indio Alí y la presunta reventa del Racing. Ahora que pintan bastos lo dirán muchos, pero a mí este tipo de sonrisa permanente, con su circo de coches, aviones y sortijas, me ha parecido desde el principio que esconde algo chusco. Como aquí somos

más de pueblo que las amapolas, en cuanto llegó rodeado de escoltas y cambiando relojes como muestra de amistad, faltó tiempo para fotos y visitas. He colgado en mi twitter las cinco más interesantes, porque seguro que de la que Syed salga por patas del equipo de fútbol dejando un cañón, ninguno de los que aparecen con él querrán recordar que se las hicieron. El cachondo del indio se la ha pegado a todo el mundo, prometiendo inversiones pero sin soltar un duro. Que si mejoras en el campo, que si Comillas, que si un proyecto industrial, que si competiciones europeas. Humo y tinta en el papel,

que lo aguanta todo. A más de dos y de tres se les tendría que caer ahora la cara de vergüenza después de haberle jaleado como si fuera míster Marshall. Aburrido del indio, el jueves pensé que lo mejor es hablar de calidad postventa. Hace tres semanas empecé a leer una novela que había comprado en octubre, y me topé horrorizado con dos páginas emborronadas de tinta imposibles de entender. Desechada la cutrada de irme a la sección de libros de algún centro comercial y leerme de una tacada el trecho entre las páginas defectuosas, metí el libro en un sobre y se lo mandé a la editorial sin

pretensión ninguna de queja. El miércoles recibí un nuevo ejemplar y una carta de disculpas. No todos los departamentos de atención al cliente son como los que operan desde el anonimato de un número de teléfono. Todavía quedan empresas decentes que saben que en la calidad están su ganancia y su futuro. La editorial de mi libro, que se llama Espasa, ha cubierto mi fallo por no revisarlo al comprarlo. Y esto sí que se merece este espacio.

Víctor Javier Cavia


MAR, Ali y un libro