Issuu on Google+

SI PAULO FREIRE, viniera a Guatemala

Vamos a hacer un análisis tomando en cuenta que Paulo Freire viniera a Guatemala y de que elementos de su pedagogía incorporaría a nuestro Sistema Educativo, Primeramente tomaría en cuenta que el contexto es multicultural, plurilingüe y multiétnico, y que un currículo vertical basado en el conductismo, si se persigue el beneficio general y se hacen a un lado las conveniencias políticas y personales no es funcional para la democracia del ciudadano y mucho menos del pensamiento, porque tomando en cuenta la aplicación de un currículo dedicado exclusivamente en la enseñanza y sin tomar en cuenta el aprendizaje se observa que lo único que se ha logrado es la automatización del pensamiento y la manipulación del individuo.

Un individuo que depende de la decisión de otro para tomar la propia, un individuo que no está preparado para enfrentar los retos de la vida y que exige la evolución constante del mundo. Se puede afirmar entonces que un individuo con una preparación insignificante aún no ha salido de la ignorancia, porque el sistema le enseña lo que quiere que aprenda, que aprenda a producir, tal vez, pero no para su propio beneficio sino para el beneficio de otros.

podemos citar también que un pueblo sin una buena educación, es un pueblo encaminado por el sendero de la opresión, y si algunos pocos logran salir de esta ignorancia por esfuerzo más que propio, corre el riesgo de no amanecer con vida. Quizá a estas alturas ya se ha ido rompiendo este esquema y se han querido hacer intentos de un cambio en el Sistema Educativo, un cambio que sea humanizado y con el propósito de buscar el desarrollo colectivo, sin discriminación y sin exclusión ya que a pesar de que somos un pueblo multiétnico, multicultural y multilingüe, no dejamos de ser Guatemaltecos y hermanos como tal.

Pienso, que si Paulo Freire, tomara en cuenta esta situación incorporaría elementos de su pedagogía que revirtieran casi totalmente lo que ha perseguido el Currículo Vertical basado en el conductismo que toma como base principal la Educación Bancaria, que se limita exclusivamente a informar y llenar de conocimientos al estudiante que en la mayoría de casos no tiene significado para él, y lo peor del caso es de que el mismo docente no ha roto este esquema y participa de esta práctica aún en la educación universitaria.

La educación universitaria sin menospreciar su calidad, también que juega el rol donde el docente es el centro del universo y no da paso a una relación que abriría la mente de los estudiantes,


haciéndoles amena la presencia a sus clases y dándole significado a la preparación académica, pero esto se da quizá porque los docentes, si bien es cierto son conocedores y especialistas del área en que se desenvuelven, no tienen una formación docente que les permite la aplicación de una didáctica adecuada y pertinente al contexto y a las necesidades de los y las estudiantes.

En este sentido Paulo Freire aplicaría desde el punto de vista filosófico, que el currículo se centre en el ser humano, como un ser social, con características e identidad propia, con capacidad para transformar el mundo y la vida. Capaz de construir un futuro diferente, un futuro mejor, para él, para las personas que le rodean y para humanidad.

Que posea un profundo sentido de solidaridad, de comprensión y respeto por sí mismo y por los demás. Como ser racional y volitivo tiene capacidad de elección para ser libre y responsable de su vida, de sus actos y de lo que estos provoquen. De manera que sus derechos están asociados a sus responsabilidades individuales y sociales. Desde el punto de vista antropológico, el ser humano es creador y heredero de cultura. La construcción de su identidad se da en esa permanente relación con el mundo y con la historia. Gracias a esa capacidad posee una fisonomía de identidad que se construye a través de la comunicación y del lenguaje.

A través del lenguaje, el hombre se reproduce y proyecta culturalmente hacia el futuro. La producción material, las ciencias, las artes y la tecnología, las formas de pensar y de sentir, la cosmovisión y espiritualidad de las personas y los pueblos. Es de mucha relevancia el aspecto lingüístico que propicia una educación con calidad y con aprendizaje significativo, partiendo del idioma materno ya que debe tomarse en cuenta la diversidad étnica. Además es el medio apropiado para la construcción de aprendizajes y la transmisión de prácticas y valores culturales.

Desde el punto de vista sociológico, estriba la importancia en los espacios primarios y secundarios de interacción y socialización. La familia, la comunidad, el pueblo, la región, el país y el planeta son escenarios en que se desenvuelve la dinámica de los seres humanos. El desarrollo de la personalidad humana es objeto fundamental de todo proceso educativo y se desarrolla mediante la construcción, desde los primeros momentos de la vida, paralelamente con el desarrollo de la personalidad, el aprendizaje es también un proceso de construcción y reconstrucción, a partir de las experiencias y conocimientos que el ser humano tiene con los objetos y demás seres humanos.

A grandes rasgos, pienso que esto sería lo que Paulo Freire, aplicaría en Guatemala.


Paulo Freire en Guatemala