Page 1

TEORÍA DE LOS COSTES DE TRANSACCIÓN

Victoria González Filip. DNI 26238726G


Índice de contenido

1. Precursores 2. Marco histórico 3. Fundamentos 4. Ideas básicas 5. Concepto coste de transacción 6. Unidad básica de análisis 7. Objetivos 8. Críticas 9. Limitaciones

Victoria González Filip. DNI 26238726G


1.

Precusores de la teoría de los costes de transacción

Ronald Coase (nacido el 29 de diciembre de 1910) es un economista británico y profesor emérito en la Universidad de Chicago. Recibió el Premio Nobel de Economía en 1991 por el descubrimiento y aclaración del significado de los costes de transacción y derechos de propiedad para la estructura institucional y el funcionamiento de la economía. Nació en Willensden Reino Unido. Sus padres habían sido empleados de correos y quizá por eso siempre se interesó por el estudio de los servicios públicos británicos. Estudió en la London School of Economics donde se graduó en 1932 y empezó a trabajar como profesor en la Universidad de Liverpool (1934 -1935) y en la London School of Economics (1935-1939 y 1946-1951). Emigró a Estados Unidos, trabajando en la Universidad de Buffalo, en la Universidad de Virginia y, desde 1964, en la Universidad de Chicago en la escuela de leyes. Fue editor de la revista "Law and Economics" de 1964 a 1982. Es considerado el fundador del Análisis Económico del Derecho y de la nueva economía institucional. Es además miembro de la Escuela de Economía de Chicago. El artículo de 1960 The problem of Social Cost, 'El problema del coste social', es considerado el artículo más citado en la literatura económica de todos los tiempos y países, pero sus ideas centrales ya estaban explícitas en el artículo The Nature of the Firm, 'La naturaleza de la empresa' de 1937, en el que explica que cualquier sistema de asignación de precios tiene un coste y que es posible hacer un análisis económico de las reglas, las formas de organización y los métodos de pago. La visión de Coase sobre los costes de transacción en la teoría sobre la organización moderna fue reintroducida por Oliver E. Williamson. John Kenneth Arrow es un economista estadounidense que nació el 23 de agosto de 1921 en Nueva York. Estudió en el City College de esa ciudad y, después de terminar su maestría en 1941, obtuvo su doctorado en la Universidad de Columbia en 1951. Se hizo acreedor al Premio Nobel de Economía en 1972, junto a John Richard Hicks. Sus principales contribuciones han sido en el campo de la teoría de la decisión, especialmente su teorema de imposibilidad de Arrow y el análisis del equilibrio general en microeconomía. Otras contribuciones son: la función de producción CES (elasticidad constante de sustitución), la introducción de los conceptos de riesgo moral y selección adversa, establecer las bases para la teoría de la información en la economía y la medida de aversión al riesgo de Arrow-Pratt. A él se debe la expresión “costo de transacción”. Oliver E. Williamson: Oliver Eaton Williamson (Superior, Wisconsin, 27 de septiembre de 1932) es un economista estadounidense. Se hizo popular por sus estudios en el campo de la economía de costes de transacciones. Fue galardonado con el Premio Nobel de Economía en 2009 junto con Elinor Ostrom. Williamson se graduó en 1955 en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. En 1960 obtuvo su MBA en la Universidad de Stanford y se doctoró en 1963 en Carnegie Mellon. Desarrolló el enfoque del costo de transacción para la Teoría de la Organización. Basado en el trabajo de Coase, Williamson analizó bajo qué condiciones las empresas deberían externalizar ciertas operaciones en lugar de desarrollarlas internamente, considerando tanto el costo transaccional en sí como el costo de producción. En particular ha estudiado los riesgos derivados del compromiso irreversible de recursos específicos dedicados a una transacción y el «oportunismo» de la otra parte para aprovecharse de esa situación. También ha señalado de la mayor efectividad de que gozan las unidades de negocio con autonomía operativa y donde la corporación se limita a la definición estratégica y al control posterior.

Victoria González Filip. DNI 26238726G


2. Marco Histórico 1930-1980 Década1930 En los años 1930, el creciente descontento de los alemanes hizo que Adolf Hitler tomara el control del país en 1933 con un apoyo de la población sin precedentes. Alemania dejó de lado la República de Weimar y se convirtió en un Estado totalitario al igual que la Italia de Benito Mussolini y la URSS de Josef Stalin. Alemania se desarrolla nuevamente, la economía se relanza con el impulso que le da la industria y la inversión del Estado en infraestructuras. El Imperio Japonés se consolidaba en Asia, afectando los intereses de Europa y EE.UU., especialmente en el Pacífico. Japón crea un «Imperio títere» en China bajo el nombre de Manchukuo. Gran Bretaña mantuvo su sistema político prácticamente inalterable, al contrario que Francia, que no logró consolidar una organización político-social fuerte. Rusia, que entre tanto se había transformado en la URSS, fue escenario de hambrunas endémicas, represión política y la Gran Purga. El colapso de la República y la Guerra Civil Española desangró a España, la convirtió en un Estado totalitario y sirvió de preámbulo a la gran guerra que estaba por venir en el continente. La situación en el resto del mundo no sufrió alteraciones considerables. En EE. UU. el presidente Franklin Delano Roosevelt lideró la recuperación económica del país tras la crisis provocada por la gran depresión de 1929. La Gran Depresión fue una crisis económica mundial que se prolongó durante la década anterior a la Segunda Guerra Mundial. Su duración depende de los países que se analicen, pero en la mayoría comenzó alrededor de 1929 y se extendió hasta finales de la década de los años treinta o principios de los cuarenta.1 Fue la depresión más larga en el tiempo, de mayor profundidad y la que afectó a más países de las sufridas en el siglo XX. En el siglo XXI ha sido utilizada como paradigma de hasta qué punto puede disminuir la economía mundial.2 La llamada Gran Depresión se originó en los Estados Unidos, a partir de la caída de la bolsa del 29 de octubre de 1929 (conocido como Martes Negro, aunque cinco días antes, el 24 de octubre, ya se había producido el Jueves Negro), y rápidamente se extendió a casi todos los países del mundo.1 La depresión tuvo efectos devastadores en casi todos los países, ricos y pobres. La renta nacional, los ingresos fiscales, los beneficios y los precios cayeron, y el comercio internacional descendió entre un 50 y un 66%. El desempleo en los Estados Unidos aumentó al 25%, y en algunos países alcanzó el 33%.3 Ciudades de todo el mundo se vieron gravemente afectadas, especialmente las que dependían de la industria pesada, y la construcción se detuvo prácticamente en muchas áreas. La agricultura y las zonas rurales sufrieron la caída de los precios de las cosechas que alcanzó aproximadamente un 60 por ciento.4 5 6 Ante la caída de la demanda, las zonas dependientes de las

Victoria González Filip. DNI 26238726G


industrias del sector primario, con pocas fuentes alternativas de empleo, fueron las más perjudicadas.7 Los países comenzaron a recuperarse a mediados de la década de 1930, pero sus efectos negativos en muchos países duraron hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.8 La elección como presidente de Franklin Delano Roosevelt y el establecimiento del New Deal en 1932 marcó el inicio del final de la Gran Depresión en Estados Unidos. Sin embargo, en Alemania, la desaparición de la financiación exterior, a principios de la década de 1930, y el aumento de las dificultades económicas, propiciaron la aparición del nacional-socialismo y la llegada al poder de Adolf Hitler.

DÉCADA 1970 El conflicto árabe-israelí y la etapa final de la guerra de Vietnam dominan la mayor parte de la vida política de los años 1970. El mercado del petróleo se ve sacudido por las disposiciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo que arrastra a los países industrializados a una crisis en el sector energético y por ende a toda la industria y la sociedad. Se da un bloqueo en el suministro del petróleo y ahora son las naciones productoras las que fijan los precios del combustible. La Casa Blanca es escenario del escándalo Watergate que llevó a que el presidente Richard Nixon fuera el único presidente estadounidense en renunciar a su cargo en este siglo. Al mismo tiempo, el intervencionismo del gobierno de este país ayuda a instaurar dictaduras militares afectas a Washington en varios países de América Latina. El bloque comunista que la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas logró conformar durante varias décadas, empieza a dar señales de desintegración y la potencia soviética se distancia de la China comunista, lo que trae consigo el debilitamiento de la influencia comunista en el mundo. En Europa a pesar de la crisis energética, los países occidentales de este continente logran igualar el nivel de vida de Estados Unidos de América y los países escandinavos consiguen el más alto equilibrio económico social del mundo. En 1979 los fundamentalistas musulmanes toman el control de Irán bajo el liderazgo de Ayatolá Ruholá Jomeini, con lo que este país se retira de la influencia occidental y se encierra en el más radical de los estados basados en la Sharia (ley islámica).

3. Fundamentos de la teoría de los costes de transacción: de Coase a Williamson La idea de costo de sistema de precios fue evocada por primera vez por el economista Ronald Coase en su artículo The Nature of the Firm (1937). Coase explica que "cuando se desea operar una transacción en un mercado, es necesario investigar a los contratistas, proporcionarles ciertas informaciones necesarias y establecer las condiciones del contrato, llevar a cabo las negociaciones que instauren un verdadero mercado, establecer una estructura de control de las respectivas prestaciones de obligaciones de las partes,..”

Victoria González Filip. DNI 26238726G


Este concepto permite explicar, según Coase, por qué todas las transacciones no son transacciones de mercado y, por lo mismo, la existencia de empresas o firmas que pueden limitar eficazmente sus costos al imponer la cooperación entre sus empleados; Este planteamiento de la existencia de empresas apuntaba directamente a la teoría de la mano invisible de Adam Smith(el mercado era el mejor mecanismo para emparejar oferta y demanda, fijar precios y extraer la máxima utilidad de los recursos finitos) Las actividades económicas podían ser coordinadas perfectamente mediante un sistema de precios sin necesidad de ningún otro mecanismo de coordinación. Entonces, Coase se preguntó, ¿por qué los individuos no actuaban como compradores y vendedores independientes en lugar de reunirse en empresas con decenas de miles de trabajadores más? Volviendo a su pensamiento, y haciendo referencia a varias variables como el coste de la colaboración, y las relaciones establecidas entre consumidores, empleados, proveedores, socios y competidores, expuso que el coste y los desafíos de la información, comunicación, negociación y resolución de las transacciones entre las partes son en muchas ocasiones prohibitivos, y que ante esta situación, convenía organizar, por lógica, la creación de valor en empresas. Para eso, había que basarse en una estructura de gestión (management) jerárquica para la toma de decisiones y la ejecución del trabajo. Sin embargo, es a John Kenneth Arrow a quien se debe la expresión "costo de transacción". Y fue Oliver Williamson (descendiente de Coase) quien va a desarrollar y formalizar la aproximación de las organizaciones económicas por su sesgo al interno de lo que denomina justamente la teoría de los costos de transacción. En su desarrollo introduce un aspecto adicional en la discusión sobre la teoría de los costos de transacción, asociando el criterio de la eficiencia como aspecto fundamental con el que se mide el desempeño de la empresa, con miras a economizar costos. Este logro lo refiere a dos formas de organización (formas de gobierno) como lo es el mercado y las jerarquías . 4.

Ideas básicas: Teoría de los costes de transacción de Williamson

La teoría de los costes de transacción de Williamson hace un fuerte énfasis en que el factor clave para evaluar la eficiencia del intercambio de recursos es la transacción; es decir, un intercambio donde se involucran bienes, servicios y dinero. Y es entonces la tarea de cada uno de los individuos dentro de la organización la que debe ser considerada como el elemento fundamental de análisis, ya que en esa tarea se encierra la transacción que se llevará a cabo. En otras palabras, cada persona que esté involucrada en una empresa debe percibir que los beneficios que transfiere a su contraparte contractual, es decir, su patrón le generan un beneficio. En esta medida, las personas trabajaran con más empeño y tendrán incentivos para mejorar los términos de las transacciones que realizan. Williamson (1991) introduce un aspecto adicional en la discusión sobre la teoría de los costos de transacción, asociando el criterio de la eficiencia como aspecto fundamental con el que se mide el desempeño de la empresa, con miras a economizar costos. Este logro lo refiere a dos formas de organización (formas de gobierno) como lo es el mercado y las jerarquías. Ejemplo de la vida cotidiana: Voy al mercado a comprar tomates. Hay un aviso escrito que me informa de que por razones de higiene no se me permite tocar el producto por lo que solo puedo examinarlo con la vista. Hay una etiqueta que me informa del precio del kilo de tomates. Pido al verdulero que me ponga dos kilos y medio que no estén demasiado maduros por que son para ensalada. Ante mi vista el verdulero pesa los tomates y me los empaqueta. Una vez en casa

Victoria González Filip. DNI 26238726G


compruebo que algunos tomates están en malas condiciones y tienen un gusanito dentro. Decido deshacer la operación, devolver los tomates y pedir que me devuelvan el dinero. En este ejemplo de transacción, aparentemente muy sencilla, puede verse la existencia de acuerdos explícitos, tales como el precio o la prohibición de tocar la mercancía, y otros implícitos como es que en el caso de que la mercancía resulte estar en malas condiciones podré devolverla. Están previstas de forma implícita algunos posibles acontecimientos del futuro y cómo pueden actuar las partes en diversas circunstancias. Si se detecta la presencia de gusanos hay derecho a reclamación y devolución. Pero si han pasado cinco días de la transacción ya ha desaparecido el derecho a reclamar. Si los tomates se estropean por freírlos demasiado tampoco se puede reclamar al verdulero. Las normas que indican lo que deben hacer los contratantes ante diversos acontecimientos futuros son las estructuras de gobierno. ● Concepto de coste de transacción: El concepto de coste de transacción se ha convertido en una pieza clave de la teoría económica moderna. Los costes de transacción pueden definirse como "los costes de transferir derechos de propiedad" o, más sutilmente, como "los costes de establecer y mantener los derechos de propiedad".Se consideran a los costes de transacción como la suma de los costes necesarios para realizar la transacción en el mercado. Según Williamson existen los siguientes costes: - Costes de Información o Investigación: son los costes incurridos en determinar si el bien necesitado está disponible en el mercado, quién tiene el menor precio, etc. Incluyen la prospección, comparación de la relación calidad/precio de las diferentes prestaciones propuestas, estudio de mercado, etc. - Costes de Garantía: son los costes necesarios para asegurar que la otra parte mantenga los términos del contrato y tomar acciones apropiadas (a menudo, a través del sistema legal) si no se logra este cometido. Involucran el control de calidad de la prestación, la verificación de la entrega, etc. - Costes de Negociación: son los costes necesarios para llegar a un acuerdo aceptable con la otra parte de la transacción, como la redacción de un contrato apropiado, por ejemplo. Así, los podemos agrupar en dos grandes grupos: ● Costos “ex-ante”: •

costos de búsqueda de información, negociación, redacción y garantía del contrato

● Costos “ex-post”: •

costos de adaptación posteriores al perfeccionamiento contractual

costos relacionados con el establecimiento y administración de los mecanismos de resolución de conflictos

costos de aseguramiento de los compromisos y pérdida residual (costos de hacer cumplir los acuerdos)

Todos estos costos existen porque las tareas de búsqueda, negociación y cumplimiento de los contratos exigen esfuerzo, tiempo, experiencia y perseverancia.

Victoria González Filip. DNI 26238726G


Los costos de transacción dependen de las características de la transacción, la que a su vez depende, entre otras cosas, de la especificidad de los activos (asset specificity) que es el grado en que los activos están especialmente diseñados o localizados para un determinado uso o usuario. Una vez que estos activos “específicos” han sido inmovilizados sólo pueden dirigirse a un uso alternativo a costas de una pérdida importante en su valor productivo, lo que origina la existencia de importantes “cuasi-rentas”. Esa pérdida potencial de valor en usos alternativos reduce el número de “socios” potenciales y deja a la parte interesada a merced de posibles conductas “oportunísticas” de otras partes, que buscarán apropiarse de estas cuasi-rentas. Los problemas derivados de la especificidad de activos pueden incrementarse por la existencia de pocos participantes en la negociación lo que incrementa, a su vez, el potencial de conducta oportunística. La especificidad de activos puede ser física, geográfica o temporal. ● La especificidad física es aquella que surge de las características de un activo que hacen que su rendimiento sólo sea apropiado para una actividad económica, ya que en otra el rendimiento económico es menor y la cuasi renta estaría dada por la diferencia. ● Cuando la especificidad puede es de tipo geográfica, la cuasi-renta surge de los costos de relocalización del activo o de los costos de transporte. ● Finalmente, la especificidad temporal se refiere al momento de la entrega de un bien y su relación con el valor del producto. Aquí la cuasi renta es la diferencia entre el valor del producto en un momento óptimo y su valor, menor, en otro momento. Ante la necesidad de invertir en activos de alta especificidad, la parte que invierte buscará alguna forma de salvaguardia que la proteja de la conducta oportunística de la otra parte y aquí aparecen las posibilidades de coordinación e integración vertical. En el Gráfico II.10, que se presenta más abajo, el método para coordinar verticalmente se selecciona de manera tal de minimizar el costo de transacción. Donde ki es el nivel de especificidad del activo, L(k) son los costos de transacciones “libres”, C(k) son costos de relaciones contractuales y V(k) son costos de integración vertical. Se observa, entonces, que para bajos niveles de especificidad de activos, el método óptimo son las transacciones libres. Luego para k1 < ki < k2, lo más conveniente son los contratos y, finalmente, para ki> k2 lo más recomendable es la integración vertical. Gráfico II.10: Costos de transaccional

Los efectos de la especificidad de los activos pueden verse potenciados por la incertidumbre y la frecuencia de los intercambios, así a medida que aumenta la incertidumbre aumentan los costos de transacción. Cuando la especificidad de la inversión es muy elevada la solución consiste en integrar

Victoria González Filip. DNI 26238726G


verticalmente la actividad. Cuando la especificidad es media siguen existiendo cuasi-rentas que proteger, pero se pueden salvaguardar con un contrato de media o larga duración, aunque estos suelen ser incompletos y contemplan la participación de árbitros en caso de litigios (contrato neoclásico). En cambio, si la especificidad es baja es suficiente recurrir a los contratos clásicos que son, en definitiva, operaciones de compraventa en el mercado "spot" o al contado (la identidad de las partes es irrelevante). La forma reducida del modelo propuesto por Williamson permite discriminar entre diferentes formas de governance basadas en el nivel de especificidad de los activos. Pero es muy importante agregar a este modelo dos aspectos. El primero de ellos es la relación entre la especificidad de activos y la frecuencia y el segundo es la relación entre la especificidad de activos y la incertidumbre. ●

Insertando Frecuencia: la frecuencia de las transacciones es una variable exógena importante en el sentido de que cuanto más alto es el nivel de recurrencia de la transacción, más grande es la probabilidad de reembolsar la inversión asociada con estructuras altamente especializadas o altos niveles de especificidad de activos.

Para transacciones ocasionales, con un bajo nivel de especificidad de activos el mercado está capacitado para proveer suficientes incentivos para la adaptación. Cuando el nivel de especificidad de activos se incrementa será necesario desarrollar otros arreglos, donde los contratos neoclásicos prevalecerán pero bajo una estructura de governance tripartita. Dada la baja frecuencia de la transacción podría ocurrir un comportamiento oportunístico y por lo tanto requerir una tercera parte para solucionar las disputas. Existen costos asociados con el modo unificado (integración vertical) que vienen dados por la presencia de costos burocráticos y la pérdida de los incentivos de mercado. , Pero por otra parte este modo tiene la ventaja de una coordinación central y organización de equipo. La mayor frecuencia de las transacciones reduce los problemas de observación y de incertidumbre, reduciendo los costos de transacción. ● Insertando Incertidumbre: la incertidumbre es tratada en los costos de transacción como un disturbio exógeno que afecta la transacción. Entonces, las transacciones pueden diferir por el grado de incertidumbre asociada a cada una de ellas, que puede tener tres orígenes distintos. Primero, la incertidumbre derivada de los cambios tecnológicos y de los cambios en las preferencias de los consumidores. En segundo lugar, la que se deriva de la dificultad para comunicar y/o interpretar los planes de las contrapartes. Finalmente, la incertidumbre puede deberse a la conducta estratégica que deriva en ocultamiento y/o distorsión de información. El efecto de la especificidad de activos es del tipo “condición necesaria”, ya que cuando la especificidad es baja, la incertidumbre no tiene mayor importancia y sólo la adquiere cuando la especificidad es alta. Alta incertidumbre, asociada a la presencia de activos específicos, aumentan la necesidad de desarrollar esquemas transaccionales que permitan evitar costosas negociaciones propias de las condiciones de la contratación libre. Sin embargo el enfoque de los costos de transacción resalta otra característica importante de la conducta económica, que es la racionalidad limitada, que dificulta la especificación completa y anticipada de todas las contingencias posibles en un contrato, por lo que aún en estos casos la conducta oportunística es posible cuando se deben renegociar los contratos. El aumento de la incertidumbre ante la presencia de activos específicos, puede hacer que las relaciones contractuales se modifiquen de dos maneras. Primero, las puede hacer más “relacionales”, es decir, en lugar de especificar todos los detalles posibles en un contrato sólo se

Victoria González Filip. DNI 26238726G


especifica el “proceso” de renegociación ante la eventualidad de cambios en las condiciones económicas. En segundo lugar, ante el incremento de la incertidumbre, las partes contratantes pueden integrarse verticalmente y en este caso las disputas derivadas de la incertidumbre son resueltas administrativamente dentro de la misma firma. Para bajos niveles de especificidad, el intercambio a través del mercado no es afectado por el nivel de incertidumbre ya que las condiciones de comercio pueden reorganizarse sin costo. Para grados intermedios de especificidad de activos esta situación es alterada, ya que se asume que los esfuerzos para adaptarse como reacción a un disturbio dado (o secuencias de un disturbio) no pueden ser obtenidos sin costos. Hay dos soluciones frente a este problema. La primera es disminuir el nivel de especificidad,permitiendo la posibilidad de la governance de mercado. La otra solución es organizar instituciones que provean soporte para arreglos adaptativos después del disturbio a un costo mínimo. Si los costos asociados con ambas soluciones son importantes, es esperable que una estructura de governance bilateral sea remplazada por el modo unificado como resultado de un incremento de la incertidumbre. Si el disturbio puede ser completamente anticipado los contratos pueden ser asignados previendo acciones adaptativas. 5. Unidad básica de análisis de la Teoria de los costes de transacción La transacción: una transacción es la transferencia de bienes y servicios a lo largo de una frontera organizacional, o como diría Williamson “a lo largo de una interfase tecnológica separable”. 6. Objetivos El objetivo principal de la teoría de los costos de transacción consiste en analizar cuál de las distintas alternativas existentes para organizar intercambios es la que mejor se adapta a las características de cada transacción, en el sentido de minimizar los riesgos y, principalmente, los costos que éstas llevan consigo. 7. Criticas a la Teoría de los costes de transacción •

La discusión con respecto a las conductas oportunistas, es quizá uno de los puntos de mayor fragilidad en esta teoría, ya que bajo esta postura se le ha dado menos importancia a las relaciones personales y a las redes empresariales en el surgimiento de la confianza.

Se le considera un modelo de estática comparativa (no dinámico) ya que no da cuenta del proceso de evolución del diseño organizacional. Esta crítica está asociada a que el modelo de esta teoría no da cuenta de la situación ex-ante sobre la cual se establecen las estructuras de gobierno al interior de la empresa y cómo emergen los nuevos diseños de la organización dado un cambio de las condiciones.

Despreocupación inicial por las formas de organización intermedias entre empresa y mercado (formas híbridas)

Victoria González Filip. DNI 26238726G


Importancia de otras consideraciones diferentes a los costes de transacción a la hora de utilizar la jerarquía como forma de organización (poder de mercado)

8. Limitaciones de la Teoría •

Hay costos que no son fácilmente identificables, de acuerdo con Perrow.

Granovetter propone que las transacciones económicas están inmersas en las relaciones sociales y afirma que las teorías económicas están inmersas en las relaciones sociales. Recalca la importancia de las relaciones personales y de las redes en el surgimiento de la confianza.

Granovetter afirma también que el supuesto de acción racional no debería ser abandonado.

Victoria González Filip. DNI 26238726G


Teoría de los Costes de Transacción  

Precursores, fundamentos,etc.

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you