Page 1

APRENDIZAJE COLABORATIVO: CAMBIO EN EL ROL DEL PROFESOR

En la educación tradicional el profesor ha estado destinado a ser el único responsable del aprendizaje de los alumnos, definiendo los objetivos del aprendizaje o de las unidades temáticas, diseñando las tareas de aprendizaje y evaluando lo que se ha aprendido por parte de los alumnos. Mucha investigación gira hoy en día en torno a los modelos colaborativos como mecanismo para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje dentro de las salas de clase, pero poco se ha mencionado respecto a cómo su implementación generará cambios radicales en el entorno educativo, cambios en los roles de los estudiantes y lo que es más importante del rol de los profesores dentro de este modelo. 1

En la educación se pueden cumplir dos papeles importantes en el método de aprendizaje; ya sea uno, en el que el profesor sea aquel encargado de realizar todo el trabajo de enseñanza, plantear objetivos y ser prácticamente el único protagonista de la clase. Como también se puede realizar un papel de Aprendizaje Colaborativo, en el cual no sea tan solo el docente quien realice todo el trabajo, sino que también tenga en cuenta la opinión de sus estudiantes, plantee una forma de enseñanza en la que todos de forma cooperativa lleguen al conocimiento, para de este modo lograr hacer didácticas la clases, y así generar mucho más interés de parte de sus aprendices. Tomando como referencia los ya mencionados papeles que se pueden desempeñar en la educación, debemos asignar a cada uno de ellos un guía (el profesor), que por su puesto debe tener cierto rol importante.

Con el paso del tiempo y la evolución que se ha tenido en cuanto a tecnología; podemos decir que es necesario darle un nuevo rol al docente, ya que en esta época no es necesario asistir a una clase presencial, también podemos adquirir conocimiento, con ayuda del internet, así que en este caso, es necesario que el docente adquiera un papel en el que este tan solo guie el proceso de aprendizaje y no sea aquel que posee la información y para adquirirla tengamos que asistir a

1 terras.edu.ar/jornadas/102/biblio/102Aprendizaje-Colaborativo.pdf


una clase presencial. Así que de este modo el docente pasa de ser un guía, a ser más un acompañante del estudiante.2 En una sociedad de la información y la comunicación, donde se han incorporado las Nuevas Tecnologías, la práctica totalidad de los campos profesionales se ha visto afectada y ello ha motivado un cambio sustancial en el modo de ejercer sus funciones específicas. Esta situación implica la adaptación a esta nueva demanda asumiendo nuevos roles para el desempeño profesional. En el caso concreto de la educación, a lo largo de estos últimos años se habla mucho del nuevo perfil del docente como consecuencia de la integración de las Nuevas Tecnologías en el ámbito educativo. Se pretende dar una visión del papel que ha de desempeñar el docente ante la nueva sociedad de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), así como un análisis de la necesidad de un cambio en su formación como profesional de la docencia. El docente hoy en día, por las exigencias de su práctica, el escenario en el que actúa y las demandas del mismo, es un profesional que toma decisiones, flexiblelibre de prejuicios (actitud de anteponerse y rectificar a tiempo), comprometido con su práctica (reflexiona sobre la misma y aporta elementos de mejora), que se convierte en un recurso más para el grupo. Las necesidades del nuevo profesional pueden definirse como: espíritu innovador, flexibilidad, trabajo en equipo, conocimientos tecnológicos, creer en su profesión, tener un sentido de la responsabilidad y el compromiso. Todo este perfil docente, integra una serie de conocimientos, capacidades, habilidades-destrezas y actitudes entre los que podemos destacar como más relevantes: a.- Debe conocer el entorno (centro educativo, entorno social envolvente y contexto social general) e interactuar con los mismos. b.- Capacidad reflexiva para poder tener conciencia de cada uno de los pasos en el proceso de la enseñanza. c.- Actitud autocrítica y evaluación profesional entendida como mecanismo de mejora y calidad de los procesos de cambio. d.- Capacidad constante de adaptación a los cambios. 2 www.cca.org.mx/profesores/cursos/cep21/modulo_2/rol_maestro.htm


He.- Tolerancia a la incertidumbre que provoca el cambio, el riesgo que supone, y la inseguridad personal y profesional que se deriva de los nuevos retos. f.- Capacidad de iniciativa y toma de decisiones, reflexiva, crítica y evaluadora. g.- Capacidad para poder acometer procesos de innovación. h.- Trabajo en equipo tanto en la planificación como en el desarrollo y evaluación en el proceso de innovación. i.- Motivado a buscar nuevas formas de actuación para la mejora de su práctica. j.- Compromiso ético profesional, capaz de implicarse no sólo en procesos de cambio, sino también para acometerlos con garantías de éxito. 3 En lo que respecta a otra opinión acerca del nuevo rol del docente, podemos decir que impulsar un proceso educativo acorde con las exigencias de una sociedad que reclama cambios profundos, urge la imperiosa necesidad de procurar acciones efectivas para que el docente se incorpore a su rol de formador buscando la excelencia. En tal sentido debe surgir un compromiso mancomunado entre el estado, los administradores de la educación, los docentes, estudiantes y comunidades, que entiendan cuán importante es acceder la información actualizada en materias diversas fundamentales para su acciona pedagógico. Hoy el docente no es quien enseña, si no quien facilita, promueve, guía, y acompaña en el aprendizaje del estudiante. El concepto de aprendizaje, está más alineado, con el desarrollo como persona y mejora de uno mismo que con el de educación en un área específica. No se trata tan solo de que el estudiante adquiera conocimientos y competencias, sino de desarrollar su capacidad de aprender a aprender. (Ana, 2011) Si hacemos referencia al método de adquisición de información de hace unos años: Agosto de 2011 A diferencia de lo que ocurría hace 100 años, en la sociedad actual resulta bastante fácil para las personas acceder en cada momento a la información que requieren (siempre que dispongan de las infraestructuras necesarias y tengan las adecuadas competencias digitales; en este caso: estrategias para la búsqueda, valoración y selección de información). No obstante, y también a diferencia de lo que ocurría antes, ahora la sociedad está sometida a vertiginosos cambios que 3 http://www.eumed.net/rev/ced/01/cam.htm


plantean continuamente nuevas problemáticas, exigiendo a las personas múltiples competencias procedimentales (iniciativa, creatividad, uso de herramientas TIC, estrategias de resolución de problemas, trabajo en equipo, entre otras) para crear el conocimiento preciso que les permita afrontarlas con éxito. Por ello, hoy en día el papel de los formadores no es tanto “enseñar” (explicarexaminar) unos conocimientos que tendrán una vigencia limitada y estarán siempre accesibles, como ayudar a los estudiantes a “aprender a aprender” de manera autónoma en esta cultura del cambio y promover su desarrollo cognitivo y personal mediante actividades críticas y aplicativas que, aprovechando la inmensa información disponible y las potentes herramientas TIC, tengan en cuenta sus características (formación centrada en el alumno) y les exijan un procesamiento activo e interdisciplinario de la información para que construyan su propio conocimiento y no se limiten a realizar una simple recepción pasivamemorización de la información.4

Cada vez se abre más paso su consideración como un mediador de los aprendizajes de los estudiantes, cuyos rasgos fundamentales son (Tebar, 2003): Es un experto que domina los contenidos, planifica (pero es flexible). Establece metas: perseverancia, hábitos de estudio, autoestima, meta cognición, entre otras; siendo su principal objetivo que el mediado construya habilidades para lograr su plena autonomía. Regula los aprendizajes, favorece y evalúa los progresos; su tarea principal es organizar el contexto en el que se ha de desarrollar el sujeto, facilitando su interacción con los materiales y el trabajo colaborativo. Fomenta el logro de aprendizajes significativos, transferibles. Fomenta la búsqueda de la novedad: curiosidad intelectual, originalidad. Pensamiento convergente. Potencia el sentimiento de capacidad: autoimagen, interés por alcanzar nuevas metas. Enseña qué hacer, cómo, cuándo y por qué, ayuda a controlar la impulsividad. Comparte las experiencias de aprendizaje con los alumnos: discusión reflexiva, fomento de la empatía del grupo. 4 http://aula.virtual.ucv.cl/wordpress/el-rol-del-docente-actual/


Atiende las diferencias individuales. Desarrolla en los alumnos actitudes positivas: valores. En este marco, las principales funciones que debemos realizar los docentes hoy en día son las siguientes: diagnosticar necesidades; preparar las clases; buscar y preparar materiales para los alumnos, aprovechando todos los lenguajes; motivar al alumnado; centrar la docencia en el estudiante, considerando la diversidad; ofrecer tutoría y ejemplos; investigar en el aula con los estudiantes, desarrollo profesional continuado; y colaborar en la gestión del centro. Por otro lado, según el pensamiento de (Bernheim., 10, Octubre,1996) en su libro: El nuevo rol del maestro en el siglo XXI realiza ciertos cuestionamientos y trata de darles respuesta de este modo: “¿Cuál es el papel de los educadores en los albores de un nuevo siglo y de un Nuevo milenio, en un mundo en proceso de cambio y transformación? Al respecto, El ex Director General de la UNESCO don Federico Mayor nos recuerda un Pensamiento de Albert Einstein: “En épocas de crisis, sólo la imaginación es más Importante que el conocimiento”. ...“Quizás nunca antes, nos dice don Federico, Estas palabras de Einstein hayan tenido un sentido tan hondo como el que Adquieren ahora, a la luz de los acontecimientos y las tendencias que preludian el Siglo XXI.” Señalamos antes que en un mundo en proceso de cambio, la educación Permanente aparece como la respuesta pedagógica estratégica que hace de la Educación asunto de toda la vida y dota a los educandos de las herramientas Intelectuales que les permitirán adaptarse a las incesantes transformaciones, a los Cambiantes requerimientos del mundo laboral y a la obsolescencia del Conocimiento, característica de la ciencia contemporánea que se renueva en Períodos cada vez más cortos, a la vez que se incrementa a un ritmo cada vez Más acelerado. Algunos estiman que el conocimiento tecnológico actual será solo El 1% del conocimiento del año 2050.


La revalorización del concepto de educación permanente es, quizás, el suceso Más importante ocurrido en la historia de la educación de la segunda mitad del Presente siglo. Decimos revalorización, por cuanto la idea de la continuidad del Proceso educativo no es nueva, aunque ha sido en estas últimas décadas que los Teóricos de la educación han señalado, con mayor precisión, las fecundas Consecuencias que para el porvenir de los procesos de enseñanza y aprendizaje Tiene la adopción de la perspectiva de la educación permanente. Ya el francés Claparede había escrito: “La educación es vida y no preparación para la vida. José Martí predicó que el ser humano se educa de la cuna a la tumba. Y Pablo Freire sostiene que “el ser humano es un sujeto educable mientras vive”. Tampoco debe confundirse la educación permanente con la educación recurrente, Es decir, el despliegue de los períodos de escolaridad en el conjunto de la vida, ni Con el reciclaje o perfeccionamiento profesional. Es eso y mucho más. Es la Integración de todos los recursos docentes de que dispone la sociedad para la Formación plena del hombre durante toda su vida. Siendo así, la educación Permanente tiene una raíz ontológica y es, como se ha dicho, “una respuesta a la Condición humana y a eso que llamamos los signos de los tiempos”. Es una Respuesta a la crisis de la sociedad contemporánea, donde el aprendizaje Deliberado y consciente no puede circunscribirse a los años escolares y hay que Lograr la reintegración del aprendizaje y la vida. Es, también, una filosofía Educativa y no una simple metodología. Como filosofía es inspiradora, iluminadora Y orientadora de la acción.” También es necesario decir que el profesor al momento de explicar debe poseer ciertas características para motivar al aprendizaje. Tal y como lo referencian en su estudio (Ospina Rave, Toro Ocampo, & Aristizábal Botero, mar. 2008.) De este modo: Describir el papel del profesor en el proceso de enseñanza aprendizaje de la investigación en el pregrado de enfermería de la Universidad de Antioquia,


Colombia. Metodología: se realizó una investigación cualitativa con enfoque etnográfico focalizado, mediante dos insumos básicos: las fuentes documentales relacionadas con el tema y los testimonios de dos profesores y seis estudiantes, logrados mediante entrevistas y observación. Se captaron con detalle los procesos y la forma de actuar de profesores y estudiantes en el contexto del proceso de enseñanza aprendizaje de la investigación en la Facultad de Enfermería. Resultados y discusión: se destacaron entre los hallazgos, la forma como el profesor orientaba los contenidos para lograr las competencias en la realización de proyectos, su manera de actuar, en la que consideraba que mientras sus explicaciones fueran amplias y completas, el estudiante obtendría mayor y mejor información, dejando de lado la participación del estudiante y favoreciendo en él una actitud pasiva. El papel motivador del profesor estaba dado por su experiencia profesional, con la que se identificaban los estudiantes, permitiéndoles aquí ir interés por la investigación. Conclusiones: la intencionalidad pedagógica de las estrategias no siempre está definida al seleccionarla, lo que favorece la adquisición de información, y no el aprendizaje. Recomendaciones: formar al estudiante investigador requiere de un profesor innovador y creativo; un modelo del cual el estudiante aprende el camino para convertirse en un investigador. Si analizamos la frase: “Los tutores van a tener que especializarse en aquello en que sean mejores que los ordenadores” (Martínez., 2004 ) con ayuda del artículo “PAPEL DEL PROFESOR” Podemos analizar que: Tradicionalmente, el docente ha sido considerado y ha actuado casi como única fuente de información y conocimientos sobre la materia concreta que impartía. Con la introducción y aplicación de las TIC’s en el ámbito educativo, su papel se ha visto modificado. Desde la aparición y auge de Internet, la información ya no es monopolizada por un grupo reducido de expertos sino que está disponible para cualquier persona que desee acceder a ella, en cualquier momento y desde cualquier lugar. La democratización en el acceso a la información y la posibilidad de disponer de infinidad de fuentes y materiales comporta ciertas ventajas, no sólo en el ámbito educativo, sino también en otros ámbitos de la vida, principalmente el social. También es cierto que el exceso de información puede provocar un efecto negativo que algunos autores han bautizado con el término infoxicación. El problema ya no consiste en encontrar la información sino en saber discriminarla, analizarla y elaborarla.

En este contexto, el docente deja de ser la fuente y el responsable casi único de la transmisión de contenidos. De hecho, éstos pueden quedar obsoletos en


un período corto de tiempo debido a los vertiginosos avances en investigación y desarrollo, y, por otro lado, con seguridad se encuentran en Internet consultables en mayor cantidad, estructurados en bases de datos, sitios especializados y otros recursos fácilmente disponibles para los alumnos. Por tanto, el docente deja de ser la fuente de información para convertirse en el facilitador de los conocimientos, seleccionando, estructurando, organizando y jerarquizándolos así como el guía para el desarrollo de habilidades transversales, como el pensamiento complejo o el trabajo en equipo entre muchas otras. Igualmente se presenta como mediador entre el estudiante y los contenidos y su proceso de aprender, criticar y crear nuevos conocimientos. Colabora en la adquisición de un adecuado dominio del método de la disciplina y en la elaboración de un marco ético propio. Interviene directamente en el proceso que realiza el estudiante para construir e integrar los contenidos en su estructura cognitiva mediante el análisis y la discriminación, la elaboración, la integración de los nuevos con los adquiridos previamente y la construcción de nuevos conocimientos.

En paralelo se está dando la modificación del papel del estudiante, que deja de ser un individuo pasivo que actúa como receptor de información para participar activamente en los procesos educativos convirtiéndose en su protagonista. El docente debe dotar al alumno de las herramientas necesarias para que pueda aprender a aprender de forma autónoma y aprovechando al máximo la flexibilidad que ofrecen las TIC’S. En vez de centrarse en el saber cómo fin en sí mismo, se desplazan los objetivos para promover el saber hacer y el saber ser mediante la transformación de la información en conocimiento, procesos que constituyen la base de la autoformación.

Rol del profesor como transmisor de contenidos-Rol del profesor como


mediador

Cambio del rol docente desde la perspectiva de la transmisión de los contenidos. La función docente asume nuevos retos que reformulan su actuación y el lugar que ocupa en el proceso educativo. Pueden sintetizarse en los siguientes bloques:

Tutorización En el contexto de enseñanza-aprendizaje centrado en el estudiante, el docente adopta metodologías personalizadas que permitan responder a las diferencias individuales en cuanto a objetivos, intereses, conocimientos previos, ritmo y estilos de aprendizaje, disponibilidad, dedicación y situación personal, y las demás variables que caracterizan a los distintos estudiantes. Desarrollo del plan docente Además del conocimiento experto en un área de contenido, el profesor debe disponer de preparación didáctica suficiente para responsabilizarse del proceso de enseñanza y aprendizaje, puesto que sigue dependiendo de él la definición del plan docente general de la materia. Por tanto, aunque se reduce la acción de informar o transmitir contenidos, aumentan las tareas de diseño y planificación, así como las de control de actividades y evaluación.


Producción de materiales de aprendizaje La producción de materiales de aprendizaje sólo puede ser realizada por un experto en los contenidos, con la formación tecnológica y el dominio de las estrategias didácticas de que disponen los profesores [159]. Dicho material debe rentabilizar las potencialidades que las fórmulas hipermedia ofrecen como ventajas para los procesos educativos, de manera que al estudiante le llegue la información en múltiples soportes y formatos, preparada con objetivos formativos e interrelacionada.

Gestión del ambiente de aprendizaje Las TIC’s propician el aumento de la comunicación de calidad entre el profesor y los estudiantes, permitiendo la formación de comunidades de aprendizaje. Las tareas de dinamización de dichas comunidades recaen principalmente sobre el docente, que propicia la comunicación uno a uno (por ejemplo, profesorestudiante), uno a muchos (profesor-grupo de estudiantes que conforman un curso) o muchos a muchos (grupo de estudiantes o de investigación) controlando posibles ruidos y desvíos. Regula, por tanto, el diálogo favoreciendo la interacción entre los participantes, proceso que permite la construcción colectiva del conocimiento. En definitiva, como facilitador del aprendizaje del estudiante, el profesor asume las mismas tareas didácticas que en la enseñanza tradicional en cuanto a diseño de las acciones educativas que van desde la determinación de los objetivos de aprendizaje, hasta la evaluación, pero modificando el enfoque para ajustarlo al nuevo rol. En este contexto, además, los docentes pueden intercambiar experiencias con otros expertos y profesores, promoviendo la creación y el desarrollo de comunidades virtuales, que actúan con interdisciplinariedad en el ámbito internacional .El profesor se convierte en un motor de cambio que revierte en la institución en forma de innovación al incidir en la modificación del modelo universitario de enseñanza en su totalidad (modelo pedagógico).

Así que teniendo en cuenta las posturas anteriores y los aspectos más relevantes de ellos podemos notar como la educación ha cambiado a lo largo del tiempo


debido a esto el docente ha tenido que estar evolucionando con ella y afrontar un rol distinto por cada una.

Rol del docente  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you