Issuu on Google+

BACK TO BLACK


FUEGO (by Braian Bauer)

El lugar está a oscuras. Los actores no salen y la gente se impacienta. Como todo público impaciente, y con los derechos que la impaciencia brinda, comienzan a arrojar objetos contundentes al escenario. Una voz en off pide calma, y como todo pedido de calma solo consigue enfurecer más a las fieras, que no tardan en incendiar el lugar. En medio de gritos el telón se abre bañado en fuego. Detrás se ve a los actores que comienzan la obra ante el delirio del público. El show ha comenzado, a pesar que el show ya había comenzado. Los actores actúan. La gente enloquece, grita, no se sabe si por el fuego o para ofrendar a los actores, pero gritan.


Los actores, creyendo estar haciendo la obra de sus vidas, siguen actuando. Las paredes del lugar colapsan. El techo se derrite y cae. Las cortinas, butacas, escenografía arde en llamas. El humo hace imposible respirar con normalidad. En el lugar donde ocurrió este hecho hoy hay un monumento en homenaje a las víctimas del fuego, fuego que no dejó a ningún sobreviviente. Cuenta la leyenda que aquella fue la mejor obra de teatro de todos los tiempos, superando inclusive a los estrenos del mismísimo Shakespeare. Pero las cámaras de seguridad y todo tipo de grabación desaparecieron con el fuego. Desde la clandestinidad de Bruselas, Braian Bauer.

Fecebook: El Fanzine de Vicky vickysbooks@hotmail.com www.facebook.com/vickysbooks


QUIERO MORIR (by Luly Minivez)

Quiero llorar Quiero morir al saber que te irás y jamás volverás. Quiero perderme en la oscuridad para ya nunca regresar. Quiero morir junto a ti para saber que siempre estaré allí para ti.


Apocalíptico (by Malherido)

Se sentó a mirar el apocalipsis desde las fauces de la Pachamama, en comunión con la hierba. Veía como todo se venía abajo, casas, autos, cielo, tierra, volcanes, ríos, mares, todo. Eso le proporcionaba algo de paz, de terrible y turbulenta paz. La madre tierra exigía un resarcimiento por años de perjuicios. Y ahora la humanidad tiembla, ve su furia devastadora arrasarlo todo y sabe, tarde tomó conciencia, que ella se cobra con sangre. Prendió un poco de esa hierba embutida en un pequeño papel, la respiro y sentía como se expandía su mente y sus pupilas experimentaban su correspondiente dilatación. El humo subía, se perdía entre el aire contaminado antes de llegar a la copa del árbol muerto en el que reposaba su espalda. La madre generosa nos brinda los frutos de su vientre y le devolvemos


residuos químicos, armas nucleares, smog, humo, muerte. Tanta promesa de ecologismo electoral… son basura, no merecen ni alimentar a los gusanos… pensó. El apocalipsis seguía su curso, el cielo enrojecido parecía estar hecho de las llamas del mismo infierno, tornados, huracanes, volcanes diseminando lava, la Pachamama sabe de recursos cuando se trata de venganza. Es cuestión de tiempo, no podemos escapar, estamos encerrados en una habitación en llamas. Miren a esos tipos, intentan huir del desastre, no lo saben, pero su suerte esta echada, por eso sobrevive su esperanza, por eso intentan escaparse. Plaguicidas, pesticidas, inoculantes, veneno al servicio de la rentabilidad, del despreciable lucro con la tierra, que hoy hierve su sangre, desborda su ira, desparrama el fin, mientras el fuma, apoyado sobre un árbol muerto y espera su hora.


TAMBORES (by Mr. Bubble)

Los ni帽os pintan sus ojos de negro en los escalones de un abandonado bar de los suburbios, y cantan y bailan mientras el mundo se desvanece. Ellos lo saben y saben que no pueden hacer nada, pero la fatalidad no les impide ser felices, ni les impide festejar. Encienden una fogata y danzan a su alrededor. Se quitan sus ropas y las arrojan al fuego en una ofrenda a los dioses. Suenan los tambores. Acude al lugar la Dama de Blanco, con sus cabellos angelicales y su dulce mirada, siempre esbozando una triste sonrisa de resignaci贸n.


Sabe lo que está por ocurrir. Los niños también los saben. El futuro es ahora. El pasado y el presente también. Lo próximo es inminente. El futuro siempre es inminente. La Dama de blanco se desnuda. Abre sus brazos como si fuesen alas. Eleva la vista y cierra sus ojos. Los tambores suenan. Los niños bailan. Los sacrificios son necesarios cuando los dioses así lo exigen. El mundo se desvanece mientras la Dama de Blanco arde en las llamas del fuego y los niños bailan al compás de los tambores que suenan. Ellos saben que no pueden hacer nada.


ESPEJO (by Lole)

Los arbitrarios movimientos de la mano lo tenían hipnotizado, el Adicto fumaba su pipa entre dormido mientras se perdía en el danzar de los brazos misteriosos. Sobre aquel espejo, donde lo infinito era observable, solía presentarse la figura incompleta. Multiplicados los misterios al poder saberlo todo, sin saber nada. El ver no significa comprender y aquella mano lo sabía bien. Parecía que le hablaba en algún lenguaje universal, sus movimientos lentos y precisos, le decían más que cualquier conversación hablada. ¿Acaso esa mano, que en momentos era brazo, era la de un Dios que rige sobre todo?, era algo que no podía contemplarse en


el espejo. El Adicto presumía que era el lenguaje del alma, expresado por un Dios anónimo que lo llenaría de gracia... caería en el las trampas de la palma. Sobre la mirada de la luna nueva, las manos, la del espejo y la del hombre se tocaron; este se convertiría en su recuerdo más antiguo. Entorpecido de asperezas y de ángulos, fluía sin fin contra su mano el invisible muro. Sombras y confusión... el Adicto estaba dentro del espejo, frente a él, del otro lado, un hombre de piel cetrina lo observaba triunfante, sus entrecerrados ojos negros miraron por última vez a ese que ahora era mano y salió de la habitación.


(by Ángela Hanz)

Puedo crear maravillas y recitar poemas de memoria puedo aislarme en cualquier momento y no entender por qué no entienden hasta puedo ser inteligente y lastimarte sin problemas puedo hablar bonito y realizar rituales absurdos puedo ser un ser soberbio y frío y aun así ser bueno puedo tener una rutina favorita y puedo mezclarme entre autistas pero no puedo mirarte a los ojos ni comprender ironías del tipo miradas que matan puedo verte sufrir y no conmoverme puedo oirte llorar y no ponerme en tu piel puedo elegir la companía de un gato pero no puedo mirarte a los ojos.


AGUA (by Rocker)

Día de lluvia. Bizarro día de lluvia. Al menos, para rememorar viejos tiempos, lo que fue una época mejor, los mates han regresado. Volvieron a mi vida esos termos interminables de mate lavado amargos, o extra dulces, porque aquí no somos amantes de los grises, somos extremistas, entonces los mates o son muy dulces, o directamente amargos. Los mates y su sabor, como todo en la vida, depende pura y exclusivamente de la persona con quien se los comparta. Con la Chica Sophie nada es feo. Toda la comida a su lado es rica. Una comedia sin chistes a su lado es graciosa. A su lado, a pesar de estar rodeados de oscuridad, brillamos. Brillo. Una luz en el cielo. Ingresa el pánico en mi torrente sanguíneo. Un trueno estremecedor hace temblar las paredes. Tapo mis oídos creyendo que estoy solo. La Chica Sophie sonríe al ver eso. Me dice, solo para hacerme sentir mejor, que ella también le teme a los truenos, pero no llego a creerle del todo. Lo dice para que mi cobardía no quede tan al desnudo. La lluvia no tiene planes de cesar. Después del agua, más agua. ¿Tenían calor? ¿Se quejaban del Dios Sol? ¿El campo exigía agua? Dios, demostrando que es terriblemente rencoroso, o solo por demostrar que


es acreedor de una poderosa ironía, nos obsequia un diluvio. ¿Y Noé? El tiempo de los héroes bíblicos ya no existe, que cada cual salve su barco. Bonita metáfora, todos somos héroes, cada cual es su propio héroe. Pienso en mi amigo Braian Bauer, él siempre dice que la lluvia, a diferencia de la canción, lo inspira. Afirma sin temor a ruborizarse que sus mejores escritos surgieron durante tardes de lluvia. -Si hay sol no escribo – dice Bauer – Solo soy capaz de escribir cuando la lluvia acaricia el mundo, o durante mis largos períodos de insomnio. A eso, yo puedo agregarle que solo escribo cuando la Chica Sophie así lo dispone. Ella es, con todas las ventajas y desventajas del caso, una fuente de inspiración constante. Inconsciente ella de lo que es capaz de generar en un artista, va por la vida sin más ganas que vivirla. O eso aparenta. ¿Cuáles serán sus sueños? ¿Cuáles serán sus frustraciones? ¿Será feliz? ¿Pensará en mí? ¿Qué habrá, por Dios, detrás de ese flequillo que tapa uno de sus ojos? ¿Pensará en él? ¿Cuándo habrá sido la última vez que sintió ganas de escapar lejos de todo? Pero después del agua hay más agua, y este charco no tiene borde. Se me viene a la cabeza mi amiga Lole, la gran artista plástica, quien también afirma que sus mejores cuadros nacieron en días lluviosos. Al menos algunos bocetos nacieron en días donde el agua cae


del cielo. Lole es muy sensible, sabe que en el arte la lluvia es casi tan necesaria como el dolor. Ella sabe que la alegría es efímera, y que quizás la lluvia sea esa voz subconsciente que nos habla. ¿Qué mejor momento para sentarse a pensar sobre nuestras vidas que en un día lluvioso? Hoy vuelvo a escribir después de un largo período de inactividad. No es de sorprender, últimamente hubo bastante sequía. Hoy volvieron los mates lavados. Me come el coco no saber a qué se debe mi repentina inspiración. Hay dos opciones, la lluvia o la Chica Sophie. Sigue lloviendo. Después del agua, hay más agua. Texto escrito por el Empresario Rocker sobre un papel mojado.

Rocker, el Empresario, es considerado junto a Braian Bauer el cerebro del grupo artístico Los Descocados y sus Medallas de Plata. Si bien su labor principal es la de manager de sus amigos, siempre sorprende con sus escritos.


Inconsciente Experimental (by el que Busca y no Encuentra)

Silencio oscuridad, inercia llanto, Despido descuido, fecundación involuntaria. Sentido oculto cyber reposa Péndulo de occidental-oriental movimiento. Cerca detalle ancestro luz Cuerda, ciencia, lúgubre incienso. Desnudo cuelga, refracción sagrada Angel turbio incita demonio. Caída inevitable, vacío se llena Sinuoso camino, sortea austeridades. Inculcan miedos, paladares macabros Saborean calamidades y catan su maldición. Iniciando vulgaridades, inconscientes viajan Experimento cruel, analiza, desea…



Back to Black