Issuu on Google+

Participante: Victoria De Freitas CI:19.165.735 Materia: Evolución Sociopolítica y económica De Venezuela Universidad Fermin Toro

Golpe de Estado de 1945, la junta de gobierno y las primeras elecciones en Venezuela

Contenido: - Editorial………………………………………….1 - ¿Era Necesario El Golpe?...................2 - FAN y AD: Aliados de momento….....3 - Gobierna la generación del 28……….4 - Un golpe de democracia…………….....5 - Que pasaba en el resto del mundo…6 - Conclusiones…………………………………..7


Editorial Fue un golpe de Estado en Venezuela contra el gobierno del Presidente de la República Isaías Medina Angarita, llevado a cabo por una coalición de las Fuerzas Armadas y el partido político Acción Democrática.

Pag: 1

El 18 de octubre de 1945 más que una fecha es una incitación al desencadenamiento de las pasiones. Es por esto que a pesar de los años transcurridos, este acontecimiento que dividió la historia contemporánea venezolana. En este sentido, uno de los aspectos más controversiales en torno a los sucesos de 1945 fue el título de «Revolución» con que los miembros de Acción Democrática bautizaron a lo que no fue más que un golpe de Estado cívico-militar, que tuvo como principales cabecillas a Rómulo Betancourt y Marcos Pérez Jiménez, El 18 de octubre fue un proceso revolucionario, sí se puede aseverar que produjo la finalización de una etapa de la historia política de Venezuela.


¿Era necesario el Golpe? En 1945 se aprecia el enfrentamiento entre dos tendencias democráticas: una gradualista, caracterizada por cierta desconfianza en torno a la madurez política de la población para ejercer sus derechos políticos, representada en el Medinismo; y la otra más radical y populista, fiel creyente en las capacidades de toma de decisión de los sectores más populares de la sociedad, representada por Betancourt y sus compañeros de partido.

En cuanto a Isaías Medina Angarita, una vez que accede al poder el 5 de mayo de 1941, buscó distanciarse de su mentor político, Eleazar López Contreras, constituyendo una organización partidista propia llamada Partido Democrático Venezolano (PDV), lo que indicaba además su intención de enfrentarse a sus adversarios en su propio terreno

Pag: 2

Rómulo Betancourt y el partido Acción Democrática (AD) explotaron hábilmente esta situación, haciendo de ella el más evidente símbolo de la contradicción de un gobierno que se pretendía democrático pero que en realidad era, según la opinión de Betancourt, tímidamente liberal.


FAN y AD: Aliados de momento El 17 de octubre de 1945, Medina es informado de los preparativos del complot, lo cual parecía confirmar el mitin realizado el mismo día por Acción Democrática en el Nuevo Circo de Caracas, el cual constituía un virtual llamado a la insurrección.

En la mañana del 18 de octubre de 1945 estalla la revuelta en la Escuela Militar de La Planicie en Caracas. Por la tarde, la revuelta se había extendido en Caracas a los cuarteles de San Carlos, La Planta y Miraflores, y la guarnición de Maracay. El cuartel de San Carlos es retomado por el Gobierno, mientras se generalizan los tiroteos por las calles de Caracas. En la noche del 18 de octubre, al analizar la situación, Medina se niega a atacar la Escuela Militar por temor a provocar la muerte de los cadetes, muchos de los cuales habían sido sus alumnos años atrás.

Pag: 3

Las órdenes impartidas de acuartelar las guarniciones y de arrestar a tres de los cabecillas militares (Marcos Pérez Jiménez, Julio César Vargas y Horacio López Conde) desencadenan el alzamiento.

Por la mañana del 19 de octubre, las noticias de que tanto la aviación como la plaza de Maracay se encontraban en manos de los alzados y de que el Cuartel San Carlos había sido tomado por grupos de civiles insurrectos determinan la decisión de Medina de rendirse. Posteriormente, esa misma noche se constituye en el palacio de Miraflores una Junta Revolucionaria de Gobierno presidida por Rómulo Betancourt, la cual inició una nueva etapa en la vida política del país y para muchos la entrada de Venezuela en el siglo XX.


Gobierna la generación del 28

El gobierno de Isaías Medina Angarita de legalizar las elecciones populares para Presidente, se suma al golpe de estado cívico-militar del 18 de octubre, para así instaurar un gobierno de transición que garantizara la constitución de diversos decretos ley de emergencia y de elecciones libres en los venideros años para el Presidente de la nación. Un día después del derrocamiento de Medina, el 19 de octubre, Rómulo Betancourt es designado Presidente provisional de la Junta Revolucionaria de Gobierno, integrada por civiles y militares. Las principales metas del gobierno transitorio eran: instaurar el sufragio libre, directo, universal y secreto, otorgar plena garantía a los partidos políticos, combatir la corrupción administrativa y aliviar el costo de la vida. Su primer período de gobierno terminó el 15 de febrero de 1948, tras la elección de Rómulo Gallegos.

Pag: 4


Un golpe de democracia De la Junta Revolucionaria de Gobierno -1945comenzaron a salir las nuevas normas de derecho público, concretadas en decretos-leyes, creando una nueva jurídica con aprieto. Entre los más significativos de carácter político estuvo el que determinaba que “sus miembros quedaban incapacitados para postular sus nombres como candidatos a la Presidencia de la República y para ejercer ese alto cargo cuando en fecha próxima elija el pueblo venezolano su Primer Magistrado”

Ese estatuto electoral es considerado como el más democrático que para entonces se promulgara en América, concediéndosele “a todos los venezolanos mayores de 18 años, sin distinción de sexo y sin más excepciones que los entredichos y los que cumplen condena penal por sentencia firme que lleve consigo la inhabilitación política”. La injerencia del Poder Ejecutivo en el proceso comicial quedaba reducido a la entrega de los fondos fiscales requeridos para el eficaz funcionamiento del organismo rector de las elecciones.

Pag: 5


Que pasaba en el resto del mundo

Pag: 6


Conclusiones El golpe contra Medina Angarita se fraguó en las filas del Ejército. Un grupo de oficiales jóvenes, dirigidos por los Mayores Mario Vargas, Marcos Pérez Jiménez y Carlos Delgado Chalbaud, venían conspirando para derrocar al gobierno y dentro del mayor secreto se decidieron a dar el golpe contra Medina. En las últimas semanas hicieron contacto con Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Luis Beltrán Prieto Figueroa y Gonzalo Barrios, dirigentes de Acción Democrática, que se comprometieron también en la conspiración, con lo cual los Militares se aseguraron el respaldo popular del único partido que mantenía oposición decidida al gobierno. Varios factores contribuyeron a favorecer la conspiración de los Militares contra Medina. En primer término, la pelea política entre medinistas y lopecistas que dividió al gobierno y le impidió siquiera sospechar la conspiración en marcha. En segundo lugar, el distanciamiento entre los altos mandos en manos de los viejos Generales y las nuevas promociones de oficiales de escuela, muchos de ellos formados en academias del exterior, que querían llevar a cabo reformas en el Ejército e imprimirle una orientación y modernización acorde con los tiempos. El golpe militar contra Medina se inició al mediodía del 18 de octubre con la sublevación de la Escuela Militar y el Cuartel San Carlos de Caracas y la guarnición de Maracay. El gobierno sorprendido por la conspiración intentó resistir con algunos cuerpos de tropas y fuerzas policiales leales a Medina. Pero pronto se hizo evidente el control de la situación por los revolucionarios. El gobierno estaba perdido y Medina entregó el mando.

Pag: 7


Golpe de estado de 1945