Issuu on Google+

Virginia Morales Herrera Recensión “Medios de comunicación, sociedad y educación” Tomás Fernández García


Libro-Autor (descripción)

FERNÁNDEZ GARCÍA, Tomás. GARCÍA RICO, Agustín. Medios de comunicación, sociedad y educación, Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha, Cuenca, 2001.

Tomás Fernández es autor y coordinador en algunos títulos, como por ejemplo: Estado de bienestar: perspectivas y límites. En el cual como su nombre lo menciona, trata acerca del bienestar político, social y económico. Es coordinador de otro título llamado: Introducción al trabajo social, autor de: Ellas, catorce hombres dan la cara. Además de: Estado de bienestar y socialdemocracia: ideas para el debate, entre otros. Agustín García, tiene otro libro llamado: La financiación de las comunidades autónomas. Basado en temas de financiación como su nombre lo dice.


Contenido Tres medios de comunicación que ahora desempeñan un papel en conjunto: prensa, radio y televisión; se encuentran como protagonistas en la globalización de la sociedad en general, así mismo son ejes en los cambios sociales. La prensa y la radio en su surgimiento toman un papel trascendental en los diversos sectores tanto social y político, sin embargo éste último tuvo más auge gracias a la transmisión de información que generaba. La televisión desde su aparición tomó mucha presencia, sobre todo en el entorno familiar. Lo importante es analizar la aportación que hacen los medios antes mencionados ante las necesidades y proyectos educativos que existen hoy en día, aprovechando al máximo estas herramientas en el entorno escolar. De acuerdo a estudios que se han realizado en España, se le dedica más tiempo a ver la televisión que al trabajo u otras actividades diarias de las personas, mientras que el periódico es un medio que requiere de mucha comprensión, es necesario el dominio de la lectura; es un medio de crítica y de opinión en donde la publicidad no ocupa un espacio importante, dicho medio no requiere de una autorización especial. En la radio se anexa la acción del entretenimiento para el público, lo cual permite una interacción entre el emisor y el receptor, la televisión que comparte características de la radio, no tiene nada que ver con la prensa, ya que su objetivo es el entretenimiento y la publicidad, mas no la información. Dos aspectos deben ser sobresalientes con respecto a los medios de comunicación: el derecho a la libertad de opinión y el derecho a la libertad de información; el primero cualquiera puede ejercerlo, el segundo deberá tener dos características importantes para su desarrollo: que la información sea veraz y de interés público. A raíz del surgimiento de los medios de comunicación social, aparecen dos entornos: Educación: responsabilidad de los resultados, la cual recae directamente en el profesor. Socialización: Los responsables son varios grupos sociales como: la familia, los amigos, la escuela, el barrio donde vives; son quienes tienen influencia en los roles. Mientras que en cuestión ideológica sería la Iglesia, el estado, etc. El poder comunicativo del hombre permite que se le diferencie de los demás seres vivos, la educación será el factor que le ayude a obtener una postura sobresaliente y evolutiva ante los demás seres en la tierra. Así, los medios de comunicación de masas tienen dos funciones: apoyos en los materiales y formas educativas y como medios de difusión y canales de información. La información como concepto se entiende que es la acción, se originará de un emisor para llegar a un receptor, sin embargo se debe diferenciar entre información y mensaje, este último será el contenido. Se tornan dos vertientes con respecto a la información:  Una es que no existe una respuesta por parte del receptor, la información va en una sola dirección sin tener el emisor una retroalimentación. Como ejemplos están: la publicidad impresa, la prensa, un libro, folletos, noticieros, spots televisivos o


radiofónicos, etc. En el ámbito educativo se pueden referenciar también materiales impresos como la información para realizar trámites, lista de útiles escolares, etc. Por otro lado podemos mencionar ejemplos como: un debate, una clase (profesoralumnos), una reunión de amigos, un programa de televisión con público, programa de radio en vivo, etc. En los cuales se alternan las posturas, mientras que el emisor ha dado su mensaje, el receptor se vuelve emisor y el emisor receptor, de tal forma que se genera una rotación de roles y de información. Se entiende que el receptor generará una acción de respuesta gracias al aspecto psicosocial.

Un mensaje que contiene información puede ser dirigido a un sector específico con la intención de que el receptor desglose el contenido. Por otro lado se puede dirigir el mensaje para causar una reacción en los receptores de tipo emocional, de actitud, etc. Tiene una gran importancia el análisis que hace el emisor del receptor (destinatario) porque esto será fundamental para la elaboración del mensaje y las formas en que este se enviará. La educación no debe limitarse a las estructuras educativas tradicionales, sino hacer una aportación informativa más amplia brindando nuevos materiales que sean complementarios y originales para que generen un progreso en los educandos. Así como la comunicación se torna tan diversa tanto en la emisión como en la recepción, se considerará el análisis del diálogo como una actividad de contacto directo. Es por eso que la intención y el lenguaje deben ser de interés y entendimiento común, el mensaje como un elemento complementario, mientras que las reacciones serán flexibles permitiendo la interacción entre los involucrados en el diálogo. La formación humana tiene puntos importantes desde el enfoque de vista psicosocial, uno de ellos es que el receptor obtiene información indirecta de formadores que le sirven como ejemplos, como modelos a seguir; dichos personajes pueden ser de tipo personal o social. La competición será el segundo punto a mencionar, mientras que existe un trabajo en común, lo cual genera una categoría del grupo se necesita tener características que lo distingan de otros grupos a su alrededor, por tanto la competencia se generará con el afán de sobresalir de los demás. La escuela y la familia son los principales núcleos para la formación social y educativa de los niños y jóvenes, sin embargo los grupos externos en los cuales se desenvuelven socialmente, tendrán mucha influencia sobre ellos. Los miembros de una familia están unidos para ser felices juntos, y ayudarse mutuamente a lograr dentro del entorno familiar las mestas individuales de crecimiento y de plenitud personales. El afecto es el factor comunicativo predominante en el entorno familiar, con su propio lenguaje permitirá que el entorno compartido sea común en sentimientos.. Los intereses de los hijos son distintos a los de los padres, por tanto en este aspecto los objetivos serán distintos. A diferencia de la familia, la comunicación que el docente utilizará será a través de la inteligencia, el conocimiento. Dado que su primer objetivo no es ser afectivo, si esto se llega a presentar es un anexo más al modo de educar y comunicar. El profesor está para guiar, siendo un ejemplo de orientación para la formación del alumno, quien con el tiempo se forjará su propio camino. El aspecto intelectual será el protagonista


en el área académica. A pesar de que el mensaje de un docente debe ir dirigido hacia el grupo, se tratará de dar importancia indirectamente a cada uno de los alumnos, para generar un sentido de reconocimiento y aceptación en ellos. La figura del docente por todas las características que lo conforman es una persona más preparada que el alumno, por tanto debe ser una persona que esté para proporcionar la ayuda que se requiera. Aunque es una figura con autoridad y superioridad intelectual, el docente debe permitir con flexibilidad el desarrollo individual de sus alumnos, brindando confianza, dirigiéndose a ellos con sencillez para comodidad de ellos, que se sientan valorados y con ánimo de sobresalir y desarrollarse. El grupo será la atmósfera en la que los alumnos se desenvuelvan con todo lo aprendido en los demás sectores, aplicando también lo que aprenden dentro del grupo. Por tanto se vuelve parte fundamental en el desarrollo y crecimiento de los niños y jóvenes. Será común ver que la competencia por los distintos roles protagonistas es ardua, tratando de ser líderes dentro de los grupos. Se han desglosado los personajes más importantes que interactúan con toda la revolución tecnológica que existe actualmente. Se pueden plantear tres épocas de grandes cambios, una de ellas sería el tiempo de nuestros inicios como humanidad, el segundo la revolución industrial donde la ciencia toma un papel protagónico y el tercero la era de la comunicación en donde se acortan las distancias de interacción entre los seres humanos no importa en dónde se encuentren. Los mass media (medios de comunicación masiva) permitieron el surgimiento de diferentes áreas de trabajo englobando todas estas actividades a un solo nombre, periodismo. Aunque el surgimiento de los medios de comunicación de masas ha abarcado la atención de muchos, es apenas cuando el sector educativo ha percibido su existencia y comienza a interesarse. El impacto negativo que tienen los contenidos de entretenimiento para los niños a través de los medios de comunicación de masas es objeto de análisis, no se deben generar hipótesis sino investigaciones concretas con respecto a los efectos que se generan con este público en específico para tener una base sustentable que permita una solución concreta. Nos damos cuenta de la susceptibilidad con la que recibimos la información de los medios. Por otro lado se han generado dos grupos: la cultura de minorías y la cultura de masas. En la primera existe inconformidad por la falta de información veraz, educativa y cultural; la libertad de expresión que se mencionó anteriormente se ha convertido en un difícil parámetro de medir. Se manifiesta una interrogante con respecto a que si son los medios de comunicación de masas quienes deciden qué es lo que desea recibir el público o este último es quien da la pauta de lo que los medios deben generar. Se torna complejo hacer una determinada categoría de contenidos, ya que habrá grupos a los que cuales les parezca bien, así como otros a los que no les agrade. Toda una gama de áreas se especializan en diversos sectores para componer los contenidos que los medios de comunicación difundirán, estudios sobre el público y sus gustos, al final se presenta una imagen de la realidad que ellos ven.


Los medios de comunicación de masas pueden presentar los mensajes de forma notoria o poco perceptible, sin embargo esto no significa que sea menor el efecto que pueden provocar en el público. Su influencia podrá abarcar distintos rubros como el estilo de vida, su criterio, sus conductas y la visión de la sociedad de acuerdo a esos contenidos informativos que se les brindan. Es importante tomar en cuenta que la decodificación de los mensajes puede ser diversa, aunque sea un público específico al que va dirigido, cada uno de los individuos tendrá su propia interpretación de lo que recibe. Nos encontramos en una época en la que el público no sólo debe tener principios básicos de alfabetismo, sino saber interpretar de forma más profunda los mensajes que les son enviados. La labor del periodista actual consiste en tomar información inmediata, analizarla o estudiar si tiene algún beneficio real para la audiencia, pero como esto no se acostumbra en los medios, simplemente se enfocan en que contenga lo que hará que su información se venda, careciendo de búsqueda y veracidad. Lo que el público encuentra en primera instancia cuando recibe la información de algún medio de comunicación es acerca de aspectos de violencia, noticias negativas, cosas sin importancia para el desarrollo de la sociedad como lo es el mundo del espectáculo o de la moda. De nuevo aparece el interés económico en lugar de crear un criterio o una concientización en los receptores, dejando en primer y único lugar el objetivo de simplemente vender. El periodismo cívico lo que busca generar es que exista respuesta de crítica y debate en los temas que se le den a conocer a las personas, sin importar cómo sea presentada la información dando prioridad a las diversas opiniones que esto pueda generar. Este tipo de periodista logra en los receptores una sensación de confianza, se les da su lugar porque su participación es el principal motor de este periodismo, incitándolos a la reflexión de los contenidos, dejando a un lado la carga completa a quien informa, para hacerla una responsabilidad compartida. Con el surgimiento necesario de esta actividad periodística, varios medios sobre todo impresos han decidido tomar esta vertiente, abordando los temas que son de real interés de la ciudadanía, temas como: sociedad, política, educación. Su propuesta informativa se basaba en generar iniciativa en la población para ser partícipes de lo que el medio transmitía, no dando sólo información sino plantearse cuestionamientos sobre los acontecimientos que se suscitaban en diferentes partes. En Estados Unidos se han ido sumando poco a poco algunos medios de prensa, radio y televisión a esta corriente, dándoles a los ciudadanos el papel principal en el actuar, por tanto se reitera que la respuesta que demuestre el público será parte fundamental para que este tipo de periodismo realmente sea funcional. La población infantil se encuentra actualmente ante una revolución de contenidos, recibiendo información de medios como la televisión y el internet, sólo que a corta edad no se pueden interpretar de forma crítica todos los mensajes que se reciben, es por eso de la importancia que tiene el hecho de generarles una perspectiva acerca de la información que se les está dando.


Ante un infinidad de opciones para encontrar información es necesario que los receptores aprendan a ser selectivos, tomando en cuenta de dónde viene el contenido y si quien la emite es un medio o personaje con credibilidad, si la información le será útil o no al receptor; lo que hace complejo este proceso es la rapidez con la que los medios nos bombardean con tantos contenidos a la vez. El alfabetismo tiene mucha importancia para que el público deje de ser pasivo y se convierta en una población crítica, participativa, reflexiva, respondiendo a los mensajes que se les envían; la primera intención es que los receptores dejen de ser personajes que no saben interpretar la información y que sólo la consumen. Los medios de comunicación se han convertido en un gran negocio, pero además la información se concentra en algunos de ellos, haciendo un monopolio, dejando sin oportunidad de difusión a otros tantos. La manipulación está latente de acuerdo a los distintos intereses de los dueños de la información, al final el público deja de tener credibilidad ante estos medios, por tanto se ve manifestado en los resultados de ventas, la acción autoritaria de aquellos que pretenden dar la información que les conviene no permite que el espectador pueda analizar la información, porque de inicio ya no es objetiva. Las tertulias están poco a poco tomando un papel importante, aunque se debe tener especial atención del contexto en el que se desarrollen y quiénes son los participantes, porque en muchas ocasiones podemos encontrarnos con personas poco preparadas que simplemente consideran que tienen la facultad de emitir una opinión y visión de lo que pasa ó que tienen la sensibilidad para opinar sobre temas delicados lo cual ocasiona riesgos en la recepción del público. La televisión es un medio que se encuentra en un constante cambio de acuerdo a las exigencias de la tecnología que va revolucionando cada minuto en el mundo de los medios de comunicación. Los cambios en el sector político, social y económico se presentan día con día, no se puede generar un solo mensaje y que este sea la realidad de todo el mundo. La televisión debe estar atenta a tener considerados todos los aspectos y contenidos que puede generar, así como todo lo que en teoría no sería correcto proyectar. Precisamente en España, se tienen 3 ejemplos de la atención que se le da a lo que se está realizando, concretamente, se refiere a que existe competencia entre 3 emisoras que en cuestión de rating son las principales; sin embargo, la distancia entre una y otra es muy limitada, dadas las circunstancias de cambio sobretodo en el gusto del público, así que no significa que el que se encuentra ahora en primer lugar, el día de mañana lo tenga, la competencia se manifiesta cada vez más. La información es generada para el medio que en este caso es la televisión por parte de los periodistas, los cuales deben dejar de ser personajes improvisados, pasando a tener mayor responsabilidad en su quehacer, tener la preparación adecuada y gran dominio de este medio, con esto se puede generar que el público quede interesado desde un inicio en la información que la televisión le esté brindando en ese momento, sino consigue este objetivo, simplemente se puede decir que la información no fue veraz. Esto nos lleva también a la gran labor que debe hacer el periodista por sí mismo, proyectar una imagen


que al público le interese, y no sólo la imagen, sino la forma en que presente el contenido, con el deber de aprovechar todos los elementos tecnológicos con los que cuente. La información que proporcionemos al público, en este caso por medio de la televisión debe ser contada de forma peculiar, como si estuviéramos contando una historia. Por tanto será de gran importancia cómo se presente esta historia, el periodista de la televisión deberá poner especial atención previa de cómo llamará la atención del público para que se quede hasta el final de su emisión. La tecnología con la que se cuenta ahora, permite que se pueda informar de acontecimientos que se están suscitando en este momento, aspecto que también llamará la atención del espectador, que el informativo esté oportunamente donde se genere la noticia. La televisión para llamar la atención del público ha optado por utilizar contenidos acerca de desastres naturales, conflictos y demás temas controvertidos. Se han realizado estudios en los que muestra que algunas emisoras han optado por este tipo de contenidos que le han llevado a aumentar el rating de sus emisiones, pero también se han generado resultados favorables para aquellos programas que apuestan por los contenidos bien estructurados y trabajados, información veraz. Los que no han mostrado resultados a favor han sido los que han optado por considerar las dos vertientes antes mencionadas como contenido de sus emisiones. El periodista no debe caer en una actitud pasiva, sino analítica, pero antes de hacerlo presentarle al espectador la noticia tal cual es, informarle y realizar el análisis que tendrá como objetivo crear una expectación y criterio en el público, sin tomar posturas; esto ayudará a que los receptores entiendan los contenidos que el informativo les proporciona. Una postura neutral es la que debe mostrar más que cualquiera la televisión pública, la decisión de si se considera atraído o no por la información presentada de cada emisión será únicamente del receptor. Es diferente para la televisión privada, que por su naturaleza y condiciones puede emitir sus propias opiniones sin seguir un lineamiento específico, contando con total libertad para opinar y presentar sus emisiones como ellos decidan. Es importante señalar de nueva cuenta que el que tiene el poder al final es el público, las audiencias tienden a ser cambiantes, por lo tanto no se puede seguir una línea específica, considerando también que es de suma importancia qué programación se encuentre antes del informativo, si es un programa muy visto seguramente le dejará toda esa audiencia al noticiero que le siga y si es caso contrario el noticiero no contará con mucho público o al menos el esperado. Para generar un trabajo conjunto en el consumo de los medios, se deben unir todas las partes educadoras y orientadoras para los niños y jóvenes; la familia, los docentes y los mismos medios de comunicación deben realizar esta labor para generar en ellos un criterio, conciencia, iniciativa, análisis sobre los contenidos que se les presentan. Para el contexto en el que se están desarrollando los medios de comunicación, la televisión no debe conformarse con brindar información de carácter noticioso y de entretenimiento, tiene un campo muy favorable a trabajar; la televisión puede ser un medio de comunicación educativo que se puede explotar como una gran herramienta.


Se corren muchos riesgos con contenidos que provocan efectos en la sociedad, efectos que no son los más deseables, ya que la realidad que se presenta en la televisión, la oferta que se le brinda al espectador, muchas veces no existe. Es por eso que el sector infantil no tiene forma de comprender en su totalidad los contenidos que se le dan, porque además no están orientados por los responsables antes mencionados para tener un total entendimiento de la televisión y sus contenidos. En la actualidad la relación entre la televisión y el niño es de sustitución de roles, para ser más claros, la compañía más cercana con la que se encuentra el menor es la del televisor. Las consecuencias se tornan preocupantes porque se pueden generar actitudes de aislamiento en su desenvolvimiento escolar, social y familiar; este tipo de comunicación no permite una participación directa del niño con la televisión. El niño está expuesto a una serie de bombardeo de persuasiones que no le permite ponerse activo, simplemente como un receptor. La responsabilidad de nosotros los adultos es indiscutible para orientar a los niños acerca de la información que están recibiendo, permitiendo que ellos poco a poco se vayan generando un criterio de la información que les es útil y la que no. No quiere decir que simplemente con orientarlos ya baste y le otorguemos entonces todo nuestro tiempo al consumo de la televisión; al contrario, es importante incitar a los menores a realizar distintas actividades que complementen su desarrollo y formación, esto les permitirá ser más desenvueltos y participativos. La actividad de la televisión también debe mostrarse más activa, dejando a un lado programas con formas y contenidos ya hechos con anterioridad y activar su creatividad, generando propuestas novedosas para el público. Actualmente al público infantil se le satura de productos comerciales, las series que más éxito han tenido, han desatado toda una campaña de consumo para este sector, tanto que el niño en sus intercambios de experiencias con otros de su edad, tienen como contenido todo lo referente a estos programas que muestran poca información educativa. No sólo son los contenidos los que pueden aislar al niño de su entorno y lo que sucede en él, sino también el hecho de que en distintos hogares ya es común saber que se tiene más de un televisor, en ocasiones el mismo niño cuenta con uno en su habitación, ocasionando conductas ausentes y la poca interacción entre los que conforman el hogar. Se necesita hacer un equilibrio entre el consumo de la televisión y las diversas actividades que puede realizar un niño. Otro aspecto importante es el horario en el que el menor acostumbra y le permiten ver la televisión, dando como resultado de algunas investigaciones que el horario nocturno es el que más ve un niño; es indiscutible que los contenidos de los programas en este horario son dirigidos a los adultos. La televisión está corriendo un riesgo que podría ser lamentable, provocar la decadencia de la etapa infantil, ya que se están desarrollando en los niños actitudes que no corresponden a su edad y además se les dan contenidos que no son acordes a su edad. Los padres y los educadores tienen las funciones más trascendentales en el entorno del niño vs la televisión. Mientras que los padres en casa deben estar atentos al consumo que los pequeños hagan del medio, lo profesores estarán canalizando mensajes de orientación sobre


qué hacer primero antes de ver la televisión, actividades como: leer, hacer actividades al aire libre, estudiar, etc. Sólo que no todos los docentes realizan la labor de orientar al menor acerca del uso de la televisión, aspecto que los padres piden que se realice, ya que los docentes son quienes tienen autoridad sobre los niños mientras están en la escuela. Esto no les quita responsabilidad a los padres de hacer lo mismo en el hogar, siendo ellos la principal fuente de autoridad e información para los niños. Los niños y jóvenes han estado expuestos a los diferentes contenidos y provenientes de diferentes medios de comunicación, como: la televisión, el cine, etc. Por tanto, los personajes que ellos ven, sirven como ejemplos para crear una personalidad con la que se desenvolverán en su entorno. La comunicación entre personas nos va a permitir tener un intercambio de ideas, posturas ante algún tema, conocimiento sobre otros, información que nos servirá a nivel social. La interacción entre los seres humanos es parte del entorno social, parte fundamental. Pero la televisión ha influido en que esto esté cambiando, las relaciones entre la familia, los amigos, etc. están mostrándose distantes, no hay flujo de información y si la hay es muy escaza. Por tanto, los niños y los adultos ya no están interactuando, aspecto generado en parte por el uso excesivo de la televisión. No sólo los medios de comunicación necesitan una reestructura, también el ámbito educativo; para conseguir esto se debe tratar de concientizar en varios aspectos como el hecho de que la sociedad sea partícipe del tema educativo, no con el fin único de hacer uso de los medios en este ámbito, sino aportando también al sentido de la interactividad social. Es necesario estar convencidos de la utilidad y el beneficio que esto tendrá, considerando la participación de las diferentes escuelas, permitiendo su participación en estos que son intereses comunes. Como se había mencionado, la reestructura es general, incluyendo a los docentes, volviéndose personajes activos en este andar tecnológico y educativo. No es cuestión sólo de exigir participaciones e involucrar a todos en esta preocupación, también aceptando e implementando el derecho a la información para todos. La escuela tiene oportunidad de hacer uso de diferentes medios, como por ejemplo: la prensa. La cual puede ser explotada por sus contenidos, con la finalidad de ampliar los criterios del público, además de compartir opiniones con respecto a los diversos sucesos. Es un trabajo en equipo en el cual por consiguiente deben involucrarse tanto medios de comunicación, los sectores educativos, quienes lo conforman y la sociedad para que el funcionamiento sea el adecuado dentro de las aulas educativas. Una realidad es que el equipo docente debe estar preparado para el uso de las nuevas tecnologías, capacitarse y actualizarse constantemente para que le facilite el tránsito en todas las nuevas exigencias. Lo que sucede realmente en nuestro contexto debe ir de la mano de lo que el público percibe, el género audiovisual nos otorga diferentes formas para hacer de esto un enfoque trabajado en base a una logística. Con todo este movimiento comercial es complejo que la sociedad tenga la capacidad de tomar decisiones con argumentos, tratando de enfocar lo que recibe a algo útil.


Con la aparición del internet, la televisión está perdiendo terreno en el gusto del público, quien usa la red espera nuevas aventuras, distintos materiales a los ya tradicionales. En televisión lo que ha tenido un éxito constante en los últimos años son los “reality”, trasladando lo antes mencionado, los espectadores ya no buscan el clásico programa con grandes figuras del espectáculo, quieren ver a personas reales como ellos, para sentirse más involucrados en lo que están consumiendo. Los distintos programas enfocados al entretenimiento se han convertido en un negocio rentable porque la gente cada vez pide más y consume más. Es otro sector que se encuentra en constante cambio gracias a la demanda, las cadenas se han convertido en fábricas que sacan productos en serie por la rapidez y la movilidad exigida al mundo de la comunicación actual. El audiovisual argumental implica la participación del comunicador, mientras que en el audiovisual documental es informativo. Este último se ha convertido en un negocio muy rentable para las diferentes cadenas. El periodismo y la información han de pasar por todo un proceso de readaptación ante la llegada de las nuevas tecnologías de la información, que cuenta con nuevos formatos. Muchos de ellos ya están ofreciendo diversidad de canales para aquellos que desean ver una programación más definida, ahora podemos ver canales especializados; esto ha originado que los interesados deben pagar por ver lo que quieren, la televisión y algunos medios de comunicación están utilizando esta medida y aún así el consumo se va incrementando. Tanta ya es la diversidad de actividades que los mismos periodistas no sólo están apareciendo en los informativos transmitidos por televisión, sino que están optando cada vez más por dedicarse a ser periodistas en la red, mucho tiene que ver la inmediatez con la que se transmite la información. Se debe tener cuidado en saber seleccionar la información que se envían a los medios que tienen plataformas en internet. El público ahora es que el informa, pero quizá no tiene la capacidad de estructurar su imagen, de darle un contexto, ese será el trabajo del periodista que recibe la información, dejando en claro la necesidad de que los periodistas no se encuentren en una postura pasiva ante el hecho de que todos informamos y ellos ya no van al lugar de los hechos. Otro factor de suma importancia es que a pesar de que la información viaja con tanta rapidez, no debe desaparecer el nivel alto de análisis del contenido, profundizar en los temas para que el espectador se encuentre realmente informado. Ligado a esto debe ir la selección de imágenes que acompañará a la noticia, contextualizar la imagen de fondo nos dará mayor soporte a la hora de recibir la información; sin embargo, no se puede caer en amarillismo al tratar temas delicados como atentados o accidentes que algún aficionado llegó a captar, dado que está implícita la sensibilidad de nuestro público el cual puede estar directamente involucrado en alguno de estos hechos. Al tocar el tema de política en los medios, en este caso la televisión, se debe tener en cuenta que con la diversidad de canales ofrecidos, el panorama para el político que pretende dar un mensaje a la población se torna aún más complejo, ya que las audiencias se encuentran fragmentadas en distintos gustos en su consumo.


El público ve por muchas razones la televisión, dos de ellas se han vuelto protagonistas, el ocio que sería una oportunidad de despejarse para el espectador y el entretenimiento que justo pretende divertir a la gente. Pero además podemos aplicar el término de pedagogía a la televisión porque creemos todo lo que en ella nos dice como si fuéramos unos niños. No se puede dejar a un lado el análisis de la importancia de la televisión local, los acontecimientos que pasen dentro de una ciudad deben ser manejados con igual profesionalismo que la información nacional o mundial, cada entidad debe sentirse atendida por el medio, generando también la inquietud y participación de la población local. Vale la pena incluir que el debate es una actividad necesaria pero que también no podría ser posible si no tuviéramos acceso a los medios de comunicación, retomando a los medios locales, es preciso señalar que ellos con mayor razón por la cercanía con la gente, deben considerar al debate como algo necesario para incentivar a la propia sociedad a su participación. Sin embargo, los medios actualmente dejan a un lado al espectador, la iniciativa es justamente incitarles a que tengan un criterio y el ánimo de interactuar con el medio. No hay que olvidar un medio que se ha mantenido a pesar de los años y del surgimiento de nuevas tecnologías, la radio. Quien tiene un detalle que resalta por su misma condición, la voz humana; la cual tiene el compromiso de saber guiar al radioescucha por distintas emociones y sensaciones para que el mensaje le llegue de forma adecuada, haciendo uso de un recurso inigualable, la imaginación. La radio es un medio que ha tenido que adaptarse también al surgimiento de las nuevas tecnologías, se habla de adaptación porque ha sido un medio al igual que la televisión y la prensa que han podido trasladarse hacia el internet, buscando nuevas formas para llegar al público. Para concluir, después de una visión de los distintos medios de comunicación y sus aplicaciones, es necesario entender que a pesar de tener tantas opciones para mantenerse informado, no significa que el contenido sea de calidad, dejando como compromiso indispensable que todos los medios tengan la responsabilidad de generar información que le sea útil al público, reiterando que esto es un trabajo colaborativo para su buen funcionamiento y evolución.


Análisis reflexivo sobre la lectura

El surgimiento de los medios de comunicación ha marcado de forma definitiva cada época del siglo pasado y del actual. Pero es definitivo que se debe evaluar de forma objetiva el uso que se ha hecho de cada uno de ellos para considerar y desarrollar nuevas formas de aplicación de los mismos, Las áreas son diversas, sólo que el sector social ha sido el más vulnerable, parece que se ha hecho un abuso excesivo del público, atentando de forma directa o indirecta a un núcleo que se torna el más importante para el desarrollo del ser humano que es la familia. Si tocamos este punto nos irá ligando a todos los demás de forma automática, pero comenzaré por la familia en el entorno que se ha ido desenvolviendo, casi de forma obligatoria ante los medios de comunicación. Si bien es cierto que este sector se ve constantemente amenazado por las formas y contenidos que se presentan, también se ha percibido una total pasividad por parte de los receptores; es cierto que se les debe incentivar a participar pero también ellos deben mostrar interés por exigir una renovación de formas en los contenidos de los diversos programas. A pesar de que sí se han manifestado unos cuantos, la mayoría parece estar dominada por un factor que para nada permite una interacción y que por supuesto beneficia la economía de muchas cadenas de televisión, y es: el consumo. El libro le da seguimiento a lo largo de su edición a la importancia que tiene el trabajo en equipo, dicho de otra forma, que tanto los medios de comunicación, el sector político, social, económico, los docentes, la familia, los grupos sociales en los que participamos; sean cómplices y estén en constante contacto para dar surgimiento a nuevos contenidos que sean de beneficio para la gente. Esta constante revolución la vivimos a diario en el seno familiar, en apariencia los conflictos que se suscitan son índole personal, pero claro está que hay muchos factores que contribuyen a un mal funcionamiento del entorno en el que se vive. En efecto la televisión ha jugado un papel de villano, pero a pesar de que se sabe que su consumo excesivo en tiempo y el tipo de programas de entretenimiento que se presentan no son útiles para nuestro desarrollo, estamos al pendiente de ellos. Los padres son el ejemplo que los hijos tenemos para forjar nuestra personalidad, nuestros deseos futuros; pareciera que esto lo pasamos por alto, nos es más importante reír sobre la vida de otros y divertirnos de cosas falsas y armadas, que desarrollar nuestro sentido crítico. La apatía mas no el medio es en lo personal el verdadero verdugo ante esta situación. Los medios de comunicación no tienen la culpa de los efectos que se han hecho notar en la sociedad, sino los responsables de dichos medios que de forma arbitraria deciden de acuerdo a sus propios intereses que claro está son de carácter económico. Si nos ponemos a pensar en los efectos que tendría en el público el consumo excesivo de programas documentales, películas con temáticas formadoras, contenidos educativos para el sector infantil, estaríamos hablando de una sociedad sumamente activa. Claro, sin dejar a un lado la responsabilidad de producir contenidos que sean llamativos para el espectador. Pero no sólo es la creatividad la que les llevará al éxito en el consumo de programas de esta índole,


sino la credibilidad con la que lo desarrollen; para esto hay que prepararse, documentarse en los distintos temas, hacer un análisis de cuáles son las necesidades próximas a resolver en la sociedad tanto local como mundial, para que el contenido proporcione herramientas de solución, no sólo de información. Los retos no terminan ahí, en el sector educativo, el uso de los recursos tecnológicos podría enriquecer la enseñanza en el aula, el docente se prepararía día con día así como lo hace en la actualidad, sólo que descubriría nuevas formas de trabajo. Es cierto que la brecha que existe entre docente y tecnología es muy grande, pero es necesaria la readaptación ante los cambios diarios de la sociedad y su entorno. Desde inicio de la lectura y en varios de sus capítulos percibimos los puntos desfavorables que existen entre medios de comunicación y receptores. Sin embargo, es necesario dar propuestas, por ejemplo: dar cursos de capacitación no sólo tecnológica, sino de tipo emocional a los docentes porque se están enfrentando con un verdugo que para ellos se vuelve un motivo de amenaza, ya que el docente actual manifiesta escepticismo y hasta temor ante las nuevas tecnologías, temiendo su extinción, pero es necesario afianzar a nivel no sólo educativo sino social el papel del profesor como guía, el segundo más importante en la vida de un niño después de la de sus padres. Las tecnologías ya existen y no se van, en cambio el docente necesita tener un encuentro amigable con los medios, prepararse sobre sus contenidos y ser creativos para saber qué tipo de material pudiera servirles dentro del aula de clase. Esto provocaría un gran interés en los niños, no sólo mostrar técnicas nuevas, sino que con este tipo de materiales el tiempo transcurre más rápido y no se aburren. El análisis directo que me gustaría plantear es el siguiente: el libro contiene demasiados ejemplos de España y muy pocos del resto del mundo, lo cual no permite dar un panorama más global, me refiero a tener ambos enfoques, tanto lo que pasa dentro de tu país como fuera de él. Propongo también, punto que creo que el libro no lo toca, es cómo aceptar que las nuevas tecnologías de comunicación se encuentran alrededor nuestro, que son parte de nuestro entorno desde hace 20 años. Pareciera que cada estudio que se realiza o cada ejemplar de libro referente a estos temas, lo aborda desde el punto de vista de qué están haciendo mal los medios, mas no proponiendo alternativas de educación con medios audiovisuales para los docentes, que en apariencia son los niños y los demás espectadores los que de manera urgente merecen una atención. No, también los docentes necesitan aceptar y comprender los nuevos procesos de enseñanza y capacitación, ellos son partícipes de la formación y orientación que el niño pueda tener con respecto al consumo de la televisión, internet, etc. Me parece importante mencionar algunas fechas que nos informen sobre eventos relevantes y que dieron consecuencia a otro, más no escribir demasiados datos de esta índole, sino concretar de forma directa propuestas viables para la capacitación de todo aquel que haga uso de las nuevas tecnologías, proponer iniciativas dentro del entorno social para que los receptores se involucren más en la participación de debates u otros formatos que se presenten no sólo en la televisión, también en la red.


Esto último yo lo tomaría como una real conclusión del tema total del libro, conclusión que a mi parecer el texto la menciona durante casi todos sus capítulos, siendo redundante, sin embargo esto se puede tornar favorable a lo largo de la lectura, porque se convierte en un aviso que debes de leer con urgencia, se manifiestan todas la necesidades antes mencionas y al leerlo tanto el receptor estará consiente del gran compromiso que se tiene con la sociedad y del papel actual que tienen los medios de comunicación de masas. El enfoque del libro es bastante claro, hacer una crítica abordando todos los sectores involucrados, viendo sus áreas de oportunidad pero también haciendo un análisis del funcionamiento de cada medio. Y nos damos cuenta al final, que la realidad es que estamos saturados de medios, de información y de diferentes enfoques, así que el espectador debe tener un poder de decisión extremadamente entrenado, por la rapidez con fluye esto, el público no tiene tiempo más que de consumir. Sólo en mi opinión destacaría más y le dedicaría más líneas también a la compaginación entre los medios de comunicación y el sector educativo. Saber si esto también ha generado impactos fuertes en otros países, saber qué programas o propuestas existen actualmente para hacer del flujo comunicativo con la escuela algo más sólido. Dentro del libro se hace una reflexión de que los medios nos tratan como niños, porque lo consumimos todo, creemos todo lo que nos dicen. Esto es una realidad alarmante, somos pasivos en la interactividad con los medios pero somos consumidores excesivos de los contenidos. Aquí sería interesante ver la participación del Estado y de las empresas, menciono esto porque el desempeño de las personas en sus empleos y como ciudadanos también se ve afectada por el consumo de la televisión. El rendimiento de un trabajador después de pasar mucho tiempo frente al televisor y recibiendo muchos mensajes, quizá también se vea afectado; así como estamos considerando el aspecto social, educativo, también debemos poner atención a otros sectores en los que los mismos receptores se desenvuelven. Además tanto las empresas como el Estado, deben estar involucrados de igual forma que todos los demás sectores para buscar en conjunto un grupo de soluciones próximas que permitan una armonía sino extraordinaria al menos estable entre los medios de comunicación y la sociedad. No considero que sea benéfico considerar a algunos medios más importantes que los otros, porque cada uno con sus respectivas características, ha aportado la oportunidad de desarrollo, nosotros mismos somos quienes le damos el lugar que tiene. Menos en esta época en la que todos los medios tienen una sede que se llama internet, no tenemos tiempo de voltear a ver qué cadena gana más dinero que otra, lo que a sugerencia mía el público debe hacer a manera de conclusión con la audiencia, es aceptar que se vive en un mundo globalizado y repleto de nuevas tecnologías, te capacitas o te rezagas, insisto, no por resignación, sino porque es una realidad que cada vez estamos haciendo muchas cosas en una sola, pero necesitamos estar en ritmo, en constante capacitación. Los medios por un simple gesto de ética, debe plantearse bien sus objetivos, ya que la responsabilidad social con la que cuentan es enorme, pero me parece que haciendo bien las cosas, proporcionando materiales de calidad y que sean útiles para los receptores, también podrían generar muchos


ingresos, pero como ni siquiera lo han intentado entre todos, si tan sólo se unificaran los medios de comunicación en pro del desarrollo social y educativo, los receptores no tendrían otra opción que olvidarse de sus programas sin utilidad a consumir programas culturales, educativos, etc. Se quedarán en meras utopías si no proponemos y nos arriesgamos a mover las piezas para encontrar el funcionamiento óptimo de los medios de comunicación de masas. En realidad y aunque mencioné la palabra conclusión anteriormente, pareciera que no la hay, ni siquiera el libro la marca como tal, porque es un tema tan abierto y tantos subtemas que lo conforman que es imposible mantener un solo criterio, una sola postura.


Análisis de texto