Issuu on Google+

Un cuento que te llevara más allá de la imaginación Este cuento te traslada a un mundo de sueños en donde todo es real pero a la vez difícil de entender , en donde se valora la amistad que nació en poco tiempo , te darás cuenta que todo es posible con perseverancia y ganas de llegar a la meta , aunque parezca que todo fracaso y no lo va a lograr , aunque quizás al final solo fue un golpe del cual despertaste , aunque sigas creyendo que eras el protagonista.

AUTOR VICENTE PACHALA EDITORIAL: BIOQ. Carlos García.


Un Protagonista sin su Galardón

H

ace mucho tiempo en un pueblo muy lejano, vivía Juan, un joven, al cual le gustaba vivir en el bosque, al aire libre. Junto a su familia vivía en una gran casa, y a sus alrededores estaba lleno de muchos árboles, plantas, la vida silvestre, en fin; era el lugar perfecto para una perfecta familia. Juan tenía una gran amiga, Jazmín, con la cual se había criado desde pequeños y hasta la fecha eran grandes amigos. Ambos gustaban de ir a explorar el bosque, e ir a una pradera a observar las maravillas de la naturaleza.

1 Se cansaron de caminar y decidieron descansar un poco cerca de un árbol, al arrimarse instantáneamente este soltó una manzana y esta rodó hasta que quedo cerca de una pequeña roca y Juan al observar aquello decidió ir a traer esa manzana. Al observar esa manzana y ver la roca, decidió jugar con la roca y quería sacarla, pero estaba muy fuerte, era como si algo la sostenía, entonces le pidió ayuda a Jazmín y juntos la sacaron, cuando de repente encontraron un enorme y profundo hoyo, se asustaron un poco y estaban temerosos, al rato, les entro curiosidad y decidieron sacar un poco de los escombros que tapaba ese hoyo para, así, ver si había algo. Se pusieron a cavar con sus propias manos, encontraron una cobija que contenía en ella un libro el cual en su portada tenía un escrito que decía “si Quieres una gran aventura, deberás abrir este libro“, Juan abrió el libro y se puso a leer, Jazmín tuvo un poco de temor y decidió regresar al pueblo. Juan espero a que Jazmín se marchara para el poder abrir el libro, al verla que iba lejos, el decide abrirlo, pero aunque aún ni siquiera lo tocaba, el libro se abrió y entonces hizo que Juan se meta a la historia del libro, encontrándose así mismo en un pueblo fantasioso lleno de hadas, duendes, magos y hechiceros. Fue transportado y al momento de caer desde los aires, Juan pensó que todo lo que estaba viendo era un sueño pero todas las criaturas lo quedaban mirando como un forastero.

Al verle caer desde los cielo se le acerca un pequeño y amigable duende a ver que sucedía y le brinda un poco de su ayuda. El duende le ofrece posada y le dice que si deseaba, podría pasar la noche allí, ya que no cree que tenga un lugar más donde quedarse, entonces Juan decide aceptar la oferta del duende.

Autor: Vicente Pachala


El duende, después de llegar y haber platicado un rato, le pregunta que como había llegado ahí, entonces Juan le cuenta que había encontrado un libro, y al abrirlo, apareció en aquel lugar. El duende al escuchar esto, supo que aquello era un hechizo de un duende y que solo había una manera de romper ese hechizo para que pueda regresar a su mundo, de otra manera no habría forma que Juan regresara a casa y que solo tenía dos semanas caso contrario ese hechizo lo dejaría atrapado en el libro de por vida. Juan le preguntó, que tenía que hacer para regresar a casa, el duende le dijo que tenía que conseguir materiales muy raros para así poder lograr hacer otro hechizo con el fin de poder ayudarlo. El duende le explicó que requeriría de un diamante, el mismo que estaba protegido por un dragón, una moneda de un tesoro fantasma que aguardaba cerca de las montañas, una pluma de un fénix y un diente de serpiente. Al escuchar eso, Juan sintió un poco de miedo, pero decidido le pregunta al duende cuando podrían empezar con aquello, el duende le dijo que era un recorrido muy largo y peligroso pero por una aventura estaba dispuesto a ayudarlo, entonces quedaron de acuerdo que al siguiente día por la mañana saldrían en busca de los materiales. Amaneció, Juan, armado, salió en busca de lograr reunir todos los objetos, así que se fue en rumbo a una lejana montaña. Llegaron a la montaña y decidieron descansar un rato, ya que el camino había sido muy largo y necesitaban reunir fuerzas, así fue que observaron una gran cueva y decidieron entrar, se sentaron y el duende le advirtió que si no tenía cuidado y si no era cauteloso podría morir en el intento, pero si hacía las cosas muy bien, todo resultaría muy bien. Deciden prender una pequeña fogata ya que no se podía observar nada dentro de la cueva, y Juan tenía un poco de curiosidad, decide indagar un poco la cueva, cuando de repente observa una gran línea, como si hubiesen derribado y arrastrado un gran árbol Juan, asustado, de repente observa unos enormes ojos, y como si algo viniese hacia él, se quedó estático sin saber qué hacer, y realizó que era una gran serpiente y esta le preguntaba el porqué de su llegada al lugar. Juan no sabía qué hacer, y la serpiente al acercarse más y más lo único que hacía era llenarlo de miedo. La serpiente le pregunto nuevamente “Es tu última oportunidad, ¿A qué has venido aquí?”, El joven atemorizado y con una voz tartamudeante le cuenta que requería de su diente para poder él junto al duende romper un hechizo, ya que aquel mundo donde estaba en ese momento no era el suyo. La serpiente le cuenta que muchas personas han intentado conseguir un diente, pocos lo logran, muchos fracasan y terminan siendo devorados por las múltiples serpientes que existe en esas cuevas.

Autor: Vicente Pachala

2


Juan dice que estaba más que decidido a correr el riesgo de poder conseguir el diente de aquella serpiente, entonces la serpiente le dice, tienes que ir donde el duende y matarlo, así sabrá que es de confiar para aceptar su reto. Juan se encontraba confundido, porque no quería hacer aquello ya que el duende se había portado muy bien y que eso no sería justo, aparte él era su único amigo y el único en quien confiar. Entonces la serpiente le dice, “Según lo que me narraste, “¿Qué deseas? ¿Regresar a tu mundo o quedarte aquí para siempre? Pues Juan con tono fuerte dijo que prefería quedarse en ese mundo que perder al gran amigo que consiguió, entonces la serpiente dice, “si tu no lo haces, pues yo lo hare.” El malvado reptil tomo marcha y se fue tras el duende. Juan corría lo más rápido que podía, cuando llego y la serpiente tenía atrapado a su amigo, Juan dijo que si quería a alguien que sería mejor llevárselo a el, más no al pobre duende que no tenía nada que ver con su aventura. La serpiente al ver el valor de Juan y lo que él era capaz le explicó que solo quería probar su valor y lo que era capaz de hacer por otros seres, y que era digno de brindarle un su diente, el diente de un gran basilisco. Juan emocionado al haber obtenido el primer elemento de su búsqueda, y el duden asustado con lo que había sucedido, decidieron descansar un rato hasta recuperar las energías. Continuaron su travesía y a lo lejos observaron oro. Un gran cráter lleno de oro, el duende le advirtió y le dijo que ese era el tesoro del dragón, si se dejaba llevar por la avaricia y la codicia, él iba a terminar en un hechizo peor y su estadía en ese mundo sería permanente. Entonces con cuidado cautelosamente bajo por sobre todo ese oro, pero había demasiado oro y el hecho encontrar un diamante era prácticamente imposible, el duende le dijo que la única manera de poder ganarle el tesoro a un dragón era creyendo en el objetivo, ya que ese tesoro representaba a siete pecados capitales. Entonces a mitad de búsqueda aparece un enorme dragón y Juan junto a su amigo el duende deciden tratar de buscar refugio y cubrirse de la ira del dragón tras invadir su tesoro.

Autor: Vicente Pachala

3


Se le hacía muy difícil lograr concentrase en el diamante y buscar refugio para salvaguardarse del fuego que el dragón escupía, por lo tanto deciden idear un plan y llenarse de valor. El duende distraería al furioso dragón y Juan buscaría la manera de vencer su hechizo. Ponen en acción su plan, el duende logra distraer al dragón y Juan logra dar con el paradero del diamante, se encontraba un par de metros atrás del dragón. El dragón al ver la burla que recibía de parte el pequeño duende, ferozmente sale detrás de el y Juan aprovecha, fija el diamante y logra conseguirlo y huir a tiempo, sin que el dragón se diera cuenta.

4

Logrando salir con vida, Juan y el duende siguen adelante su camino y esta vez tratando de llegar a un bosque para buscar y poder lograr descansar un poco de la travesía que habían pasado con el dragón. Como estaba oscureciendo tras el largo y pesado día, lo único que quedaba por hacer era acampar y recuperar sus energías para así después seguir con su camino. A la mañana siguiente, después de recoger todo, deciden ir en busca del legendario ave fénix, que según contaba la leyenda vivía en un volcán, ¡dentro del volcán!, en medio de la lava habitaba este ser, entonces no se explicaba Juan como podía lograr conseguir una pluma si para él era imposible, pero el duende insistió en que si ya logro conseguir dos de los cuatro objetos, no tenía que rendirse porque que podría conseguir los otros dos objetos más. Tomaron camino rumbo a la montaña más alta que existía en aquella zona, ya que ahí era donde habitaba esa ave fénix. Llegaron a la cima, se sentía un gran calor y lo único que se veía eran pequeños brotes de lava, mas no se veía ningún vestigio de ningún ave. El tiempo se acortaba para Juan porque ya había transcurrido una semana de lo sucedido y solo le quedaba una semana más y lo único que hicieron fue esperar a que aparezca el ave.Pasaron dos días y no se obtenía ningún resultado, habían perdido la fe de encontrarlo, y deciden dar media vuelta e irse rumbo al pueblo, Juan decidido a continuar su vida en ese mundo y el duende se sentía fracasado al no haber podido ayudarlo. De repente se sintió un remezón como si fuese un terremoto y ellos temerosos, ya que sí era un terremoto, estaban cerca de la lava y esta los alcanzaría y podrían hasta morir, mas no fue así, del volcán emergió un gran ave, cubierto de lava, con grandes alas y de color rojo, era el ave fénix, el ser mitológico que tanto habrían esperado, junto a el salió

Autor: Vicente Pachala


un gran resplandor, como si un rayo de sol les alumbrase la cara, y este solo extendió sus alas y tomo vuelo, rumbo por los aires y desapareció. Ellos quedaron con cara de decepción, ya que vieron ese acto como que todo su esfuerzo y su trabajo no sirvieron para nada y Juan enfurecido se dió media vuelta y se marchó, el duende tenia fé y esperanza que el ave no podía haberles hecho tal cosa, cuando de repente del cielo se ve caer un resplandor como un rayo de luz, el duende fijo su mirada en este y vió caer ligeramente una pluma del ave, el mismo, emocionado corrió y fue tras Juan para que vea lo que encontró, regresaron y tomaron la pluma. Juan se sentía muy emocionado, ya que tenía en sus manos un objeto más lo cual quería decir que solo le faltaba la moneda de un tesoro fantasma. Juan veía aquello algo imposible ya que no creía en fantasmas y más aún obtener algo que supuestamente no era real, pero antes de todo, una vez más decidieron descansar ya que fueron dos días sin haber hecho nada y lo único que Juan deseaba en ese momento era poder encontrar algún barco fantasma y poder tomar una moneda. Acamparon entre las montañas, era una noche clara, muy cálida y despejada, se veían las estrellas y el duende a igual que Juan estaba muy bien, cómodos durmiendo, cuando de la nada, cambió el clima, se sintió un ambiente muy pensado, el clima cambio de cálido a frío y de la nada apareció una bruma. El duende se levanta y rápido y despierta a Juan para contarle lo que estaba en ese momento sucediendo. De repente, a lo lejos se ve una gran asta junta en él una gran bandera de color negro con el signo característico y tradicional de los piratas, una calavera. Juan sentía miedo de lo que estaba aconteciendo, y aún más porque ellos se dirigían hacia él y su amigo, entonces Juan quiso correr, pero el duende le dijo que esa era una oportunidad única, aunque no sabía cómo obtener algo de que se suponía que no existía. El barco siguió su trayectoria y dentro se escuchaba una gran fiesta. Juan decide llamar la atención del barco cuando de repente este para y salen muchos piratas fantasmas. Juan les dijo que solo quería una moneda de oro pero ellos lo veían como una amenaza, como quien quería robarles su tesoro y deciden atacarlo. El duende logra rescatarlo y salir corriendo y los piratas fueron tras ellos. Juan no sabía qué hacer, y fué cuando recordó que con el diamante, podría ver más allá de un hechizo, de una ilusión, que con la ayuda del colmillo de la serpiente podría defender a su amigo el duende y con la pluma del fénix podría reflejar un gran resplandor que alejaría a los fantasmas. Juan logra ahuyentarlos con la pluma del ave fénix, con la ayuda del diamante logra ver el tesoro que ellos tenían y con la ayuda del colmillo lograron obtener la moneda, Juan toma al duende y huyeron lo más lejos posible.

Autor: Vicente Pachala

5


Aguardaron la noche en una cueva húmeda y esperaron a que amaneciera para poder ir a su pueblo. Amaneció y fueron a su pueblo, el duende dijo que nunca había vivido una gran aventura así, y que estaba listo para preparar el hechizo que lo regresaría a su mundo. El duende preparó el hechizo y Juan triste, pero muy agradecido por la ayuda recibida se despidió de él. Juan abrió los ojos y a lado se encontraba el libro, Jazmín lo agitaba porque estaba preocupada ya que no despertaba, entonces poco a poco Juan recobro la conciencia y luego preguntaba que le había sucedido, Jazmín le conto que se golpeó fuerte con una roca y que se había desmayado. Juan le decía lo contrario que había vivido una gran aventura y se la narro, le conto todo con cada detalle del hecho que vivió, Jazmín al escucharle soltó una carcajada y le dijo que todo eso lo que estaba diciendo es solo un cuento, si deseaba que habrá el libro y que leyese, cuando abre, observa las mismas gráficas que mostraba sus recuerdos, el duende, el barco, el ave fénix y la serpiente, entones Juan dijo que prácticamente vivió lo que estaba escrito en el cuento, pues lo que no sabía en realidad fue que el cuento fue escrito por él, ya que él era el protagonista de ese cuento y que todo lo que vivió fue real.

FIN

Autor: Vicente Pachala

6


Anexos: Tipo de Comunicación: Escrita Tipo de texto: Texto Narrativo Reglas Ortográficas: Signos de puntuación. Signos de admiración. Diptongos: cual-aire-Juan-decidieron-fuerte-cuando-pidió-decidió-pusieron-cual-abrióleer-aunque-aun-nisiquiera-historia-fantasioso-duendes-aires-criaturas-cielos-deseabapueda-diente-miedo-cueva-reunir-salió-advirtió-serpiente-línea-riesgo-confiar-tienesbien-pues-advirtió-siete-salvaguardarse-diamante-huir-seguir-después-legendariomedio-cuatro-conseguir-pueblo-sintió-alcanzaría-emergió-cubierto-extendió-vuelodesapareció- decepción-esfuerzo-sirvieron-dió-caer-vuelta-vió-emocionado-corrió-aúnreal-fueron-durmiendo-cambió-ambiente-tradicional-corriendo-fue-ilusión-ahuyentarlosamaneció-amaneciera-pueblo-despidió-abrió-vivió-conciencia-diciendo-cuentodeseaba-realidad-real. Hiatos: vivía–tenía-había–criado– caer-sucedía-quería -contenía-decía-podría-dejaríadía-energías-travesía- escupía-distraería-recibía-frío-alejaría. Palabras agudas: soltó-jazmín-decidió-pidió-rodó-así-abrió-deberás-allí-más-ahíapareció-preguntó-explicó-dragón-sintió-salió-advirtió-realizó-qué-aquí-él-sabrá-segúnadvirtió-atrás-después-volcán-ningún-sintió-remezón-emergió-extendió-desapareciódecepción-dio-fé-vió-corrióencontró-aún-cambió-fué-recordó-allá-ilusión-amaneciópreparó-despidió-abrió-vivió-soltóhabrá. Palabras Graves: vivía-había-árbol-quería-sostenía-contenía-tenía-decía-sucedíapodría-dejaría-requeriría-fénix-día-línea-energías-travesía-cráter-escupía-distraeríarecibía-alcanzaría-cálida-frío-alejaría. Palabras esdrújulas: encontrándose-único-estático-última-múltiples-rápido-llevárselobúsqueda-mitológico-cómodos- característico-húmeda-gráficas. Palabras sobresdrújulas: instantáneamente-nuevamente-ferozmente-prácticamente. Signos de puntuación empleados: Punto Seguido: ( . ) Punto Final: ( . ) Comillas ( “ ) Punto y coma ( ; ) Coma ( , )

Autor: Vicente Pachala

7


Etapa de la lectura: Prelectura: Un Protagonista sin su Galardón. Género narrativo. Nos muestra sobre la fantasía y lo que podría ser posible. Texto en prosa. Lectura:

8

Sin darnos cuenta, las personas logramos conseguir muchas cosas en esta vida. Inspirado en cuentos, películas y canciones. Sirven porque ayuda a ver que cada uno es capaz de escribir su propio cuento. Poslectura: Todo es posible si uno cree. Análisis & Síntesis Análisis:                   

Juan tiene una gran amiga llamada Jazmín. Se encuentra un libro. Entra a una historia. El duende le ayuda a Juan a pesar de ser un forastero. Se entera que está bajo un hechizo. El duende le narra cómo salir de aquel hechizo. Deciden ir rumbo por los 4 objetos raro. Su primer obstáculo fue una serpiente, quien desafía a Juan, para poder probar su valentía, fuerza y coraje. Juan logra pasar el desafío de la serpiente. Juan decide continuar su aventura. Se topa con el gran tesoro del dragón y logra vencerlo. Estuvo a la espera de dos días por el ave fénix, pero no logro nada. Después de tan larga espera consigue lo que desea. Juan junto al duende decide tomar un descanso. Juan observa al barco fantasma. Juan decide culminar con todo y fue tras la moneda que se encontraba en el barco. Después de un largo tiempo Juan consigue la moneda y el duende prepara el hechizo. Juan regresa a su mundo y le cuenta todo a su mejor amiga Jazmín. Jazmín no le cree pero lo que ninguno de los dos supo, es que Juan escribió su propio cuento, su propia historia.

Autor: Vicente Pachala


Síntesis: Juan se encuentra un libro por cosas de la vida, entra a una supuesta historia, donde se hace amigo de un duende y junto a él, suceden muchas aventuras y Juan junto al duende logran vencer muchos obstáculos, y a la final logra establecer una gran amistad con su amigo el duende, logran reunir los cuatro objetos raros que lo ayudarían a salir de aquello y regrese a casa a narrar lo vivido, pero lo que no sabe es que todo aquello fue escrito por él, su historia fue muy real.

ENSAYO INTRODUCCION

9

El cuento se trata de un joven llamado Juan que tenía una amiga llamada Jazmín a ambos les gustaba ir a explorar al bosque y observar las maravillas de la naturaleza un día estaban cansados y decidieron descansar alado de un árbol cuando se arrimaron al árbol y este soltó una manzana la manzana rodo y se quedó justo alado de una roca, juan fue en busca de la manzana y se encontró con un libro que decía “si Quieres una gran aventura, deberás abrir este libro“ juan abrió el libro y se adentró en una gran aventura. DESARROLLO Hace mucho tiempo en un pueblo muy lejano, vivía Juan, un joven, al cual le gustaba vivir en el bosque, al aire libre. Junto a su familia vivía en una gran casa, y a sus alrededores estaba lleno de muchos árboles, plantas, la vida silvestre, en fin; era el lugar perfecto para una perfecta familia. Juan tenía una gran amiga, Jazmín, con la cual se había criado desde pequeños y hasta la fecha eran grandes amigos. Ambos gustaban de ir a explorar el bosque, e ir a una pradera a observar las maravillas de la naturaleza. Juan junto a Jazmín encontraron un libro el cual tenía una portada que decía “si Quieres una gran aventura, deberás abrir este libro“. Juan espero que se marchara Jazmín para poder abrir el libro Jazmín se marchó y juan abrió el libro al abrirlo el libro hizo que Juan se metiera en el cuento del libro, se encontraba en un mundo lleno de hadas, duendes, magos y hechiceros. Juan pensó que todo esto era un sueño pero todas las criaturas lo miraban como un forastero, al verlo caer desde el cielo se le acercó un duende muy amigable a ofrecerle ayuda y posada juan decide aceptar la oferta del duende porque no tenía otro lugar donde ir. Juan le preguntó, que tenía que hacer para regresar a casa, el duende le dijo que tenía que conseguir materiales muy raros para así poder lograr hacer otro hechizo con el fin de poder ayudarlo. El duende le explicó que requeriría de un diamante, el mismo que estaba protegido por un dragón, una moneda de un tesoro fantasma que aguardaba cerca de las montañas, una pluma de un fénix y un diente de serpiente.

Autor: Vicente Pachala


Al escuchar eso, Juan sintió un poco de miedo, pero decidido le pregunta al duende cuando podrían empezar con aquello , el duende le dijo que era un recorrido muy largo y peligroso pero por una aventura estaba dispuesto a ayudarlo, entonces quedaron de acuerdo que al siguiente día por la mañana saldrían en busca de los materiales. Amaneció, Juan y el duende salieron en busca de lograr reunir todos los objetos, así que se fue en rumbo a una lejana montaña, llegaron y decidieron descansar un rato porque el viaje había sido muy cansado y necesitaban reunir fuerzas. Observaron una gran cueva y decidieron entrar entonces el duende le advirtió que si no era cuidadoso podría morir en el intento pero si hacia todo bien todo saldría bien. Deciden prender una pequeña fogata ya que no se veía nada dentro de la cueva, juan de repente observa unos enormes ojos que se le acercaban Juan se quedó estático sin saber qué hacer, esta era una serpiente y le pregunto que iba a hacer a ese lugar juan no sabía que hacer porque la serpiente lo llenaba de miedo y le pregunto la última vez El joven atemorizado con una voz tartamudeante le conto que requería de un diente de serpiente para romper un hechizo, porque él se encontraba en un mundo que no era el suyo, la serpiente le dijo que era muy difícil pero Juan le dijo que prefería correr el riesgo, la serpiente le dijo que tenía que matar al duende hay sabría que era de confiar para aceptar su reto Juan le dijo que prefería quedarse en ese mundo antes de perder a un amigo, juan vio el valor de juan y le dijo que solo quería probarlo para ver lo que era capaz de hacer por otros seres y le dijo que era digno para quedarse con su diente. Continuaron con su travesía a lo lejos observaron oro el duende le dijo que ese era el tesoro del dragón para conseguir el diamante, para conseguirlo el duende distrae al dragón y juan rápidamente cogió el diamante y salieron corriendo junto con el duende lograron salir con vida. Siguieron con su travesía fueron a buscar el legendario ave fénix el cual vivía dentro de un volcán, llegaron al lugar y esperaron como dos días hasta que apareciera el ave, el ave salió del volcán y se fue por lo alto del cielo, Juan y el duende quedaron decepcionados porque pensaron que el ave se había ido entonces juan agacho la cabeza y se fue entonces el duende vio caer desde lo alto algo que parecía un rayo y era una pluma del ave entonces el duende contento llamo a Juan para que viera que era la pluma del ave entonces juan se alegró porque ya tenía tres elementos y le faltaba solo uno. Entonces fueron a buscar el último requisito, Juan y el duende observaron el barco pero no sabían cómo conseguir la moneda entonces juan se dio cuenta que los tres objetos que había conseguido le podrían ayudar a conseguir el último requisito entonces lo lograron y consiguieron el último requisito, regresaron al pueblo para romper el hechizo y cuando todo paso su amiga Jazmín le conto que todo había sido un sueño que se había golpeado la cabeza con una roca pero todo lo que había soñado estaba escrito en el libro

Autor: Vicente Pachala

10


y juan había vivido todo lo que estaba escrito, pero lo que no sabía es que él había escrito el libro y todo lo que había vivido era real. CONCLUSIÓN: Juan se encuentra un libro, y por su curiosidad abre el libro y entra a una supuesta historia, donde se hace amigo de un duende y junto a él, suceden muchas aventuras y Juan junto al duende logran conseguir todos sus objetivos para poder lograr romper un hechizo, y a la final logra establecer una gran amistad con su amigo el duende narrar lo vivido, pero lo que no sabe es que todo aquello fue escrito por él, su historia fue real. BIBLIOGRAFIA: AUTOR: Jean Carlos Ordoñez

Autor: Vicente Pachala

11


Cuentos que no son cuentos