Page 9

En la imagen, de izquierda a derecha: Joaquín Romero Murube, Jorge Guillén, Federico García Lorca, José Rubio Sacristán y Pepín Bello. "Filo de la medianoche mi secreto te daría... ¡Si tú quisieses, Sevilla, contigo me casaría!"

"Yo soy el Gobernador de Sevilla...¿Quién se atreve?

En taxis, por la Alameda, Cruz Conde y siete mujeres."

En el tercero, Romance del jardín, muestra la meláncolica atracción que siente por los temas florales:

Y en el séptimo, “Romance del crimen”, descarga definiti­ vamente su rabia denunciando al mundo el crimen come­ tido:

"Es el jardín hecho tacto sobre los pulsos del alma cuando la luz de la tarde brilla, ya muerta, en el agua."

"Al acordeón del puerto le han estrangulado el cante.

En el cuarto, Romance con ella, el objeto amado ahora sí es la mujer:

Por el asfalto resbalan serpientes de verde sangre.

"La vasta distancia, muda. La savia dentro del árbol. Todo en tu voz y en tus ojos. Todo en ti...¡y entre mis brazos!"

Y en todo el mundo la prensa llevará con gran detalle a los hogares honrados cinco columnas de sangre."

En el quinto, Romance de la bailarina y el torero, comien­ za la tensión del libro cuando en un triángulo amoroso nos muestra a una bailarina y a dos toreros que aman a la misma mujer: "Sobre el tablado, Carmela sigue bailando su baile. Joaquín Cagancho la quiere, Francisco Puya lo sabe."

En el sexto, Romance del Gobernador de Sevilla, aumenta la crispación con la crítica feraz contra el gobernador de Sevilla: 9

Había que tener las ideas muy claras y ser alguien muy atrevido para publicar en plena guerra civil un libro dedi­ cado a una persona que acababan de asesinar. Con la pu­ blicación de este ejemplar puso en peligro su puesto de trabajo y sobre todo se jugó literalmente la vida. Por he­ chos como este, en el que se defiende la amistad hasta sus últimas consecuencias, se miden la honradez y la grande­ za de las personas. Siete romances, un libro pequeño, de pocas páginas pero de una grandeza y de un incalculable valor desde el punto de vista del compromiso de la amistad y del atrevimiento del autor que nadó contra la corriente en unos años de convulsión y de barbarie. Número 0

Enero de 2013

Revista El Soberao  
Revista El Soberao  

Revista Cultural e Independiente de Los Palacios y Villafranca

Advertisement