Page 20

Reportaje

Edward Hopper

El paradógico mundo de por Victoria Baquero García

a

En la imagen, Nighthawks (1942). En la página derecha: arriba, Night shadows (1921); abajo, Cape cod morning (1950).

en torno a la figura de Robert Henri, siguiendo una línea artística realista y alejada del puritanismo del momento. Robert Henri fue uno de los maestros de Hopper en la “New York School of Art”, y fundamental en su evolución pictórica. A pesar de las diferentes tendencias artísticas del mo­ mento, era importante conocer las vanguardias proce­ dentes de Europa. Por ello, el pintor realizó tres viajes a París (1906, 1909, 1910) donde visitó exposiciones sin especial interés, aunque presentará rasgos característicos de Edgar Degas, entre otros impresionistas. Además viajó a Londres (donde conoció la obra de Turner); Ámsterdam (donde se inclinó por Rembrandt); Berlín, Bruselas, Ma­ drid y Toledo. De regreso en Nueva York, trabajó sin ilusión como ilus­ trador y dibujante publicitario para la agencia de publici­ dad Sherman & Bryan hasta 1923. Un año después, contrajo matrimonio con Josephine Nivison, la persona que desde este momento será su musa. En estos momentos se extendió una corriente nacionalis­ ta, patriótica y romántica por los Estados Unidos, en parte como reacción al Modernismo, conocida como “American Scene”. Esta situación no terminó de contentar

l principio no podía con­ templar detalle alguno de aquellas obras tan admira­ das, debido a la inundación de personas que albergaba la sala del Museo Thyssen de Madrid, con motivo de la exposición temporal de Ed­ ward Hopper. Espíritus que navegaban e invadían las maravillosas escenas teatrales del pintor, como intentan­ do adentrarse en cada una de las historias que cuenta, o al menos, las que la imaginación recrea mediante esos deliciosos decorados escénicos. El panorama artístico de la Norteamérica del siglo XIX estaba basado en un concepto académico, folklorista y popular del arte, en el que predominaban símbolos de la Revolución Industrial y el desarrollo urbano. En estas circunstancias artísticas y culturales nació Edward Hop­ per, el 22 de julio de 1882 en Nyack, en el estado de Nue­ va York. . Esta situación cambió con la creación de un grupo de pintores (conocido como “The Eight” ó “Ash Can School”)

ElSoberao

Revista cultural de Los Palacios y Villafranca

20

Revista El Soberao  
Revista El Soberao  

Revista Cultural e Independiente de Los Palacios y Villafranca

Advertisement