Page 1

Alianza por la Calidad de la Educación

Orientaciones para el uso de las Guías Didácticas y de Autoformación Orientaciones para el uso de la Guía didáctica multigrado y la Guía de México, D.F. autoformación docente Septiembre de 2008 Ciclo escolar 2009-2010

1


Índice Contexto general. Escuelas Multigrado Generales e Indígenas

3

Antecedentes del Modelo Educativo Multigrado

4

Avances del modelo multigrado en el marco de la RIEB

5

Fase de transición y perspectiva

6

Orientaciones generales para el trabajo con la Guía de autoformación docente y la Guía didáctica multigrado

7

La Guía de autoformación docente

7

La Guía didáctica multigrado

8

¿Cómo trabajar con ambas guías?

9

Precisiones sobre el contenido de las guías

10

Desafíos del modelo multigrado en el marco de la RIEB

11

2


Contexto general. Escuelas Multigrado Generales e Indígenas Las escuelas multigrado constituyen un reto para la atención pedagógica simultánea de estudiantes con diferentes edades, intereses, ritmos y estilos de aprendizaje, pues en ellas se trabaja con alumnas y alumnos de distintos grados de educación primaria en una sola aula, quienes además hablan diversas lenguas y poseen diferentes culturas que imprimen una complejidad particular a los grupos, lo que implica plantear diversas situaciones educativas y utilizar diferentes secuencias didácticas. Todo ello representa para el profesor un reto en la práctica educativa cotidiana. Sin embargo, es precisamente esta acentuación de la diversidad en el aula multigrado lo que enriquece las actividades, creando condiciones favorables para la articulación de contenidos, el trabajo colaborativo, el intercambio de conocimientos y, en suma, para educar con y en la diversidad. El contexto cultural tan diverso en el que se encuentran las escuelas suma un reto pedagógico más, además de que los enfoques interculturales y el trabajo con el bilingüismo enriquecen las actividades dentro del aula, tratándolas de distintas maneras y teniendo como referente tanto el plan como los programas de estudio en el diseño de secuencias didácticas y en la vinculación del conocimiento comunitario con las experiencias de aprendizaje. Todo esto apoya el reconocimiento y la valoración de la cultura local, así como el desarrollo de competencias para la vida de las niñas y niños que asisten a este tipo de escuelas. En la actualidad existen 32 424 escuelas primarias multigrado donde todos los docentes atienden alumnas y alumnos de más de un grado, unitarias, bidocentes y tridocentes. 25 891 de ellas pertenecen a la modalidad de primaria general y 6 533 a la modalidad indígena. En relación con la comunidad educativa, 59 211 docentes trabajan en escuelas multigrado, y atienden aproximadamente a 1 381 714 alumnas y alumnos, de los cuales 269 009 pertenecen a escuelas indígenas. Además, existen 6 990 escuelas primarias tetradocentes o pentadocentes, lo que implica que una parte de los maestros atiende a más de un grado.

1

1

INEE, Panorama Educativo 2008. El INEE distingue escuelas multigrado, donde todos los maestros atienden a más de un grado, de escuelas pentadocentes y tetradocentes. Esta distinción está siendo revisada por la Subsecretaría de Educación Básica.

3


Antecedentes del Modelo Educativo Multigrado El proyecto Desarrollo de un Modelo Educativo para Escuelas Primarias Multigrado se instauró en la Subsecretaría de Educación Básica desde noviembre de 2001 (sólo que ahora se llama Mejoramiento del Logro Educativo en Escuelas Primarias Multigrado). En 2002 se realizó un estudio exploratorio publicado con el título “Retos y necesidades de cambio en las escuelas multigrado”, a partir del cual se diseñó la Propuesta Educativa Multigrado 2005 (PEM 05) y el material para el “Aprendizaje autónomo: guiones y fichas de trabajo”. La PEM 05 retomó experiencias y estrategias de cursos comunitarios (serie de trabajo “Dialogar y descubrir”) y de programas compensatorios del Conafe. Esta propuesta se generalizó en el ciclo escolar 2006-2007, en escuelas multigrado generales e indígenas. Hasta ahora se ha aplicado con distintos niveles de desarrollo en las entidades federativas, entre otras razones porque los procesos de capacitación han sido diferenciados. Los guiones y fichas de trabajo se diseñaron recuperando experiencias de algunos equipos estatales que en 2002 aún trabajaban con guiones en el marco del proyecto Apoyo a la Escuela Primaria Rural Completa. Para apoyar la generalización de la PEM 05 se diseñaron siete talleres generales de actualización, dos cursos generales, dos cuadernillos de estrategias y proyectos de aula con Enciclomedia, además de los Módulos de Formación Docente, desarrollados para la capacitación de asesores y docentes impulsada por los equipos estatales y en los colectivos que funcionan en las entidades desde hace algunos años. Dichos módulos son el antecedente de la Guía de autoformación docente y de la Guía didáctica multigrado. La PEM 05 tiene adecuaciones curriculares para cada asignatura, en las que los contenidos están organizados a partir de un tema común con diferentes grados conceptuales para cada uno de los tres ciclos. Están desarrolladas a partir del Plan y Programas de Estudio 1993, y consideran los avances que en materia de reforma tenían los equipos de asignatura de la Dirección General de Desarrollo Curricular ( DGDC) hasta ese momento (2004-2005), pues habían comenzado a trabajar desde entonces en propuestas encaminadas hacia la reforma curricular de la educación primaria. La Reforma Integral de la Educación Básica (RIEB), el balance sobre la implementación de la PEM 05 a lo largo de tres ciclos escolares (2006-2009) y la evaluación externa que se hizo del modelo pedagógico y sus 4


materiales por el Departamento de Investigación Educativa del Cinvestav-IPN (2007-2008), han sentado las bases para iniciar un proceso de renovación y fortalecimiento de la PEM 05, así como de las estrategias de apoyo académico, y gestión escolar y educativa, para el ámbito multigrado mexicano, a fin de consolidar y avanzar en las acciones que se han desarrollado para atender la diversidad e interculturalidad, y que ahora se favorecen dado el énfasis que sobre ellas hace la RIEB.

Avances del modelo multigrado en el marco de la RIEB La RIEB consideró para las etapas de prueba en aula, tanto del currículo como de los materiales, la inclusión de escuelas multigrado, generales, indígenas y cursos comunitarios, lo que ha permitido generar experiencias relacionadas con el desarrollo del multigrado en el marco de la reforma integral. En noviembre de 2008, durante la 2ª Reunión Regional para preparar el Curso Estatal para la Actualización de los Docentes en el marco de la RIEB. Etapa II. Bloque 3 y 4 de 1º y 6º grados, el Equipo Nacional Multigrado presentó un ejercicio de reorganización de proyectos para la asignatura de Español, y una planeación con base en un proyecto común. Estos productos fueron valorados positivamente por los equipos estatales involucrados, ya que plantean ejemplos de reorganización curricular por ciclos con base en un proyecto común y el desarrollo de una secuencia didáctica. En marzo de 2009, en la 3ª Reunión Regional para preparar el Curso Estatal para la Actualización de los Docentes en el marco de la RIEB. Etapa III. Bloque 3 y 4 de 1º y 6º grados, se presentó un ejercicio de reorganización de contenidos para la asignatura de Geografía con su respectiva planeación (tema común, organización por ciclos), realizados por el Equipo Técnico Estatal de Durango. En junio de este año, el Equipo Nacional Multigrado participó en la reunión nacional de Ceas (Coordinadores Estatales de Asesoría y Seguimiento de la Reforma de la Educación Primaria), organizada por la DGDC, donde se presentaron los ámbitos de mejora que permiten fortalecer el Modelo Educativo Multigrado. Algunos Ceas han comentado que las y los docentes multigrado que están en la muestra reducida plantean que al aplicar la PEM 05 obtuvieron herramientas que les han facilitado el trabajo con los planteamientos de la RIEB, en cuanto a proyectos de aula y al lenguaje oral y escrito como eje transversal;

5


además de que ya habían comenzado a familiarizarse con las competencias, pues la adecuación de Formación Cívica y Ética ya está organizada así.

Fase de transición y perspectiva Esta fase comprende un proceso en el que las escuelas y aulas multigrado transitan de la aplicación de la PEM 05 a un Modelo Educativo Multigrado en construcción, en el marco de la RIEB, que implica dos líneas de acción. Por un lado, la apropiación de los componentes principales de la RIEB y, por el otro, la consolidación de un modelo educativo pertinente para las especificaciones de las escuelas multigrado, tanto en el aspecto curricular como en el de gestión y formación docente. Se estima que el periodo de transición será de 2009 a 2012, tiempo en el que se tiene planeada la Reforma Educativa Multigrado y la implementación del Programa de Fortalecimiento de las Escuelas Multigrado; todo ello en el marco de la RIEB. Las acciones que se han concertado con los equipos responsables del multigrado en las entidades durante la fase de transición, en relación con el Modelo Educativo Multigrado, son las siguientes: 

Adaptar los componentes de la reforma curricular al ámbito multigrado, aprovechando la Guía didáctica multigrado y la Guía de autoformación docente, a partir de la experimentación de sus posibilidades de uso en el marco de la RIEB.

Continuar con la reorganización del Plan y Programas de Estudio 2009, de acuerdo con las exigencias del trabajo docente en el aula multigrado (por ejemplo, tema común, trabajo por ciclos, trabajo colaborativo entre ciclos, atención de necesidades específicas de las alumnas y alumnos).

Además, respecto al Programa de Fortalecimiento de las Escuelas Multigrado, donde confluyen esfuerzos de distintas instancias educativas y sectores públicos, el trabajo consiste en: 

El desarrollo experimental de procesos de formación continua congruentes con el contexto de las escuelas multigrado.

La articulación de programas y proyectos para fortalecer las escuelas multigrado con respecto a: la mejora del logro educativo, el desarrollo de habilidades para el uso de las TIC, la disminución de la

6


extraedad, el equipamiento e infraestructura, la gestión escolar, la supervisión y apoyo técnico pedagógico, y la concurrencia de programas de desarrollo social.

Orientaciones generales para el trabajo con la Guía de autoformación docente y la Guía didáctica multigrado Dentro de la interacción didáctica en el aula multigrado intervienen varios elementos; entre ellos se destacan los siguientes: el conocimiento de los contenidos que tiene el docente para definir los propósitos y formas de las adecuaciones curriculares, la identificación de los niveles de desarrollo cognitivo de las alumnas y alumnos para la definición de actividades pertinentes, el reconocimiento de distintos modelos, técnicas y estilos didácticos para el diseño de actividades de aprendizaje relevantes, el conocimiento y valoración de la diversidad en el grupo para la conducción de las tareas con respeto, solidaridad y apoyo, la identificación de los indicadores de evaluación pertinentes para una práctica educativa eficiente, además de las lenguas y cultura de las alumnas y alumnos, y del docente. Por ello se hacen necesarios algunos apoyos —materiales y de capacitación— para los docentes, que faciliten y propicien la mejora de su labor educativa. En abril de 2008 se inició el diseño de la Guía de autoformación docente y de la Guía didáctica multigrado, destinadas a los docentes de las escuelas multigrado. Aun cuando la definición de los programas de las asignaturas para primaria en la RIEB no se había concluido, se decidió iniciar el diseño de estas guías persuadidos por la necesidad de hacerles llegar a los docentes materiales de apoyo. En ellas se integraron algunos enfoques, habilidades y estrategias didácticas que apunta la RIEB, y que ya estaban incluidas desde la reforma de primaria de 1993, en la de preescolar, en la de secundaria y en la PEM 05; por ejemplo: la adecuación curricular de Formación Cívica y Ética organizada por competencias, el lenguaje oral y escrito como eje transversal, así como el impulso al aprendizaje autónomo y el trabajo colaborativo.

La Guía de autoformación docente Esta guía es un conjunto de guiones de estudio para lecciones específicas de los libros de texto, en los que se distinguen los aspectos que requieren mayor atención para la comprensión del contenido, al tiempo que se proponen otras estrategias y fuentes de información que amplían las posibilidades para aprender de los 7


textos. Además se recuperan estrategias didácticas pertinentes para cada asignatura, que favorecen la mejora del quehacer docente. Aunque están dirigidas a las escuelas multigrado, bien pueden apoyar a docentes unigrado. Las guías tienen como propósitos generales que las y los docentes: 

Conozcan con suficiencia los contenidos de los temas que enseñarán, con el fin de poder orientar adecuadamente a las alumnas y alumnos en las diferentes actividades de aprendizaje.

Obtengan herramientas teórico-metodológicas para el diseño de situaciones didácticas que favorezcan la reflexión y el trabajo autónomo de las alumnas y alumnos, la creación de un aula que cuente con los recursos y medios para el aprendizaje y la vinculación estrecha con la comunidad.

Estos propósitos coadyuvan a una profesionalización que permite al docente apropiarse de prácticas efectivas de enseñanza contribuyendo con ello a la mejora del logro educativo de las alumnas y alumnos. Se sugiere que el estudio de una determinada lección en la Guía de autoformación docente esté acompañado con la revisión de su correspondiente secuencia, o una semejante, en la Guía didáctica multigrado, con el fin de complementar la revisión de contenidos y los enfoques con el análisis y diseño de determinadas situaciones en clase. En el marco de la RIEB, estas guías brindan una oportunidad para la discusión y articulación de los contenidos, a través del estudio riguroso, para identificar los aprendizajes esperados de las lecciones, además de los previos para su construcción, las competencias que se trabajan en el proceso de estudio, y los instrumentos e indicadores pertinentes para la valoración y demostración de lo aprendido.

La Guía didáctica multigrado Esta guía contiene ejemplos de secuencias didácticas —algunas para varias sesiones de trabajo— en los que se organizan los elementos principales de una planeación para el tratamiento de contenidos en temas comunes y a través de una secuencia de actividades en tres etapas: actividades de inicio, actividades diferenciadas y actividades de cierre. Estos elementos son: propósitos, competencias generales, competencias específicas por ciclo, materiales de apoyo, actividades de lenguaje oral y escrito (como eje transversal), actividades para cada etapa de la secuencia, criterios de evaluación por ciclo y para el trabajo 8


grupal, y sugerencias para desarrollar a cabalidad el tema. En algunos casos, incluso, se comparten como anexos textos informativos y ejemplos de ejercicios. La guía tiene como propósito apoyar la planeación y organización del trabajo docente en el 2

contexto multigrado, por lo que conviene que el docente revise con antelación las secuencias para las sesiones de trabajo, valore la pertinencia del orden propuesto de las mismas, la relevancia y factibilidad de las actividades, y el material del que dispone, con la finalidad de realizar los ajustes convenientes para una planeación efectiva. Como las actividades para trabajar el lenguaje están planteadas para emplear el español, podrán parecer obvias en un contexto hispanohablante; sin embargo, tratándose de alumnas, alumnos y docentes que hablan lenguas indígenas, al adecuarlas, el docente debe considerar en qué lengua se realizan los procesos de comprensión y aprendizaje de contenidos, en cuál los de comunicación en lengua escrita y en cuál el aprendizaje de la segunda lengua.

¿Cómo trabajar con ambas guías? Se puede trabajar de manera articulada con los dos tipos de guías en un proceso que siga, aunque no sea exactamente, los pasos siguientes: 

Elección de un tema que se trate en ambas guías.

Planteamiento de la lengua o lenguas en que se desarrollará el tema.

Estudio de las lecciones con apoyo en la Guía de autoformación docente.

Sistematización de su proceso de estudio para identificar los siguientes elementos: aprendizajes logrados, dificultades enfrentadas, estrategias que resolvieron las dificultades, referentes clave para la comprensión de la lección, preguntas para llevar a cabo tutorías con una pareja para aprender, y aspectos del tema pendientes por revisar y profundizar.

2

En las escuelas multigrado, para organizar las clases, los maestros tienen que emplear los mismos materiales elaborados para las escuelas unigrado de organización completa: libros de texto gratuitos, libros para el maestro y ficheros de actividades didácticas. En el caso del maestro unitario, éste tendría la tarea de conocer y utilizar poco más de 40 libros del alumno y alrededor de 15 textos con recomendaciones y sugerencias didácticas. 9


Confrontación del proceso de estudio con la secuencia que se propone en la Guía didáctica multigrado, para definir las actividades que habría que priorizar y aquellas que pueden modificarse.

Revisión de una estrategia didáctica acorde con el estudio del tema y su inclusión en la secuencia de actividades.

Reconstrucción de la secuencia didáctica a partir de la experiencia de estudio y la estrategia didáctica propuesta.

Los Colectivos Regionales Multigrado son espacios para el trabajo en los procesos de autoformación, reflexión e innovación de la práctica y formación en una comunidad de aprendizaje, por lo que las guías multigrado son un elemento más para el trabajo en estos grupos o en otros similares, buscando mejorar la práctica docente. Cuando se aplique una secuencia didáctica es importante que se realice una sistematización de los resultados, con el fin de compartirla y discutirla en los Colectivos Regionales Multigrado, donde es posible vivenciar la secuencia didáctica entre pares o trabajarla en el grupo, para después analizar y reflexionar la experiencia, todo ello en busca de sugerencias para mejorar la práctica docente.

Precisiones sobre el contenido de las guías En la elaboración de estas guías se ha partido de los elementos de planeación sugeridos en la Propuesta Educativa Multigrado 2005, por lo que se fortalece el trabajo iniciado con ésta. También se han incorporado algunos elementos de la Reforma Integral de la Educación Básica que facilitan el trabajo del docente cuando se cuenta con esos materiales; estos elementos son: la definición de las competencias de Formación Cívica y 3

Ética, la organización de los contenidos de Matemáticas en tres ejes, y el lenguaje oral y escrito como eje transversal. Ambas guías poseen dos características: a) son auxiliares del trabajo docente: el contenido de las guías es orientador en cuanto a los procesos de estudio y la planeación de lecciones organizadas por temas comunes, así como en relación con las estrategias didácticas que favorecen el desarrollo de competencias y

3

“Los números, sus relaciones y operaciones”, “Geometría y medición” y “Manejo de la información”, aunque en la RIEB reciben otro nombre, en cada eje se tratan los mismos contenidos. 10


el estudio de contenidos de distintas asignaturas de forma articulada; y b) presentan ejemplos, por lo que son referentes para el trabajo docente: las guías comenzaron a elaborarse en abril de 2008, por lo que tienen como referentes las paginaciones de los libros de texto que corresponden al Plan y Programas de Estudio 1993, y 2000 en el caso de Español. El propósito de citar páginas es orientar al docente para ubicar las lecciones de apoyo y estudio; no obstante, en el periodo de transición, la fortaleza de estos materiales está en la propuesta de estudio riguroso y las sugerencias de estrategias didácticas para el caso de la Guía de autoformación docente, así como en la organización de actividades y contenidos en una secuencia didáctica por tema común, en el caso de la Guía didáctica multigrado, por lo que se pueden transferir esos procesos de estudio y esas dosificaciones de contenidos a la organización que tienen los libros de texto de la RIEB. Adicionalmente, durante los siguientes procesos de formación continua que coordinará la Subsecretaría de Educación Básica (espacios para el análisis de herramientas de trabajo con grupos multigrado), se fortalecerá el conocimiento y práctica de acciones de intervención educativa en el enfoque de desarrollo de competencias, y la identificación y el trabajo con los aprendizajes esperados en cada asignatura, los cuales en su conjunto contribuyen al logro del perfil de egreso de la educación básica. Las actividades que se proponen son ejemplos de la diversidad de posibilidades para desarrollar los contenidos en el contexto multigrado; lo más importante es la congruencia que existe entre ellas como característica fundamental de un proceso de aprendizaje. Los docentes pueden modificar estas actividades en la medida en que sus propios procesos de estudio les muestren nuevos y mejores caminos para lograr los aprendizajes esperados.

Desafíos del modelo multigrado en el marco de la RIEB La Reforma Integral de la Educación Básica responde a ciertas necesidades específicas de las alumnas y alumnos, toda vez que se articulan acciones de intervención y diseños para el desarrollo de competencias para la vida que les permiten incorporarse a la sociedad en condiciones de equidad. Para el caso de las escuelas multigrado se acentúan estos retos. En este proceso de innovación del sistema educativo, los desafíos que se distinguen son los siguientes:

11


1.

Elaboración de materiales pertinentes para los diversos contextos en los que se sitúan las escuelas con aulas multigrado, considerando la cultura local y el bilingüismo.

2.

Diseño de materiales educativos para las alumnas y alumnos que posibiliten el desarrollo de competencias para la vida en un proceso de aprendizaje que reduzca el nivel de dependencia del maestro, y que fortalezca el aprendizaje en congruencia con los enfoques de las asignaturas y los contextos socioculturales.

3.

Organización curricular congruente con el desarrollo de competencias (planeación flexible y dinámica, estructura didáctica correspondiente con los enfoques de enseñanza y de diversidad e interculturalidad, evaluación formativa, reconocimiento de la diversidad, entre otros).

4.

Construcción de didácticas y estrategias de formación continua que sean pertinentes para responder a las necesidades y demandas educativas de los docentes multigrado.

5.

Capacitación para el desarrollo de habilidades que favorezcan el desarrollo de competencias para la vida tanto de los docentes como de las alumnas y alumnos, reconociendo aquellas que ya poseen, como el bilingüismo y la diversidad cultural.

6.

Reforzar en la educación las competencias particulares que tienen las y los docentes de escuelas multigrado, como la planeación diversificada, la utilización de competencias transversales, el respeto a la diversidad —cultural, lingüística, de género, de ritmos de aprendizaje— en el establecimiento de condiciones de equidad, y la creación de ambientes para el aprendizaje cooperativo, la convivencia y la participación.

7.

Inclusión de las TIC, con pertinencia, calidad y relevancia, en el trabajo dentro de las aulas multigrado.

8.

Enriquecimiento de prácticas educativas que fortalezcan el desarrollo de la inclusividad en las aulas para el reconocimiento y la valoración de la diversidad cultural, lingüística, cognitiva y de edades.

9.

Diseño, promoción y posicionamiento de una propuesta de gestión funcional y eficaz para las escuelas multigrado.

10. Definición de la asignatura estatal, que puede ser lengua extranjera o lengua indígena, y sus implicaciones en el contexto multigrado. 12

orientaciones para guias  

multigrado

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you