Issuu on Google+

Torres Brambila Vianey Itzel Introducción al Estudio de las RRII 12 de agosto de 2012

Introducción a las Relaciones Internacionales. La ciencia de las Relaciones Internacionales se ha enfrentado, desde su concepción como tal, con algunas dificultades; tales como la determinación de su objeto de estudio, la falacia de la teoría general como requisito de legitimidad científica, así como el de un método que oriente la búsqueda y guie la investigación dentro de la misma disciplina. El origen de las Relaciones Internacionales es localizable al finalizar la Primera Guerra Mundial en la que pugnaba una lucha constante por el poder puesto que esta etapa histórica trajo consigo la destrucción no solo de miles de vidas humanas sino de naciones completas provocando una inmensa desigualdad económica y de dominación entre los Estados. Estas circunstancias eran parte de un cambio en el orden internacional que abría las puertas a un nuevo campo de investigación: las Relaciones Internacionales. Y es desde este momento que surgen una serie de discusiones entre intelectuales en las que se cuestionaba cómo era y como debía de llevarse a cabo el estudio de las Relaciones Internacionales, y sí ésta podría ser considerada una ciencia o una disciplina y por lo tanto si debía tener fundamentos teóricos. En este sentido Burchill y Linklater hacen hincapié en que las Relaciones Internacionales—como en toda ciencia social—es imposible que exista una única teoría que conjunte las diferentes formas de pensamiento dentro de una misma disciplina, en este caso las Relaciones Internacionales. Y es que la función de una teoría es interpretar y explicar los fenómenos o sucesos de la realidad imperante, sin embargo los autores argumentan que una teoría solo surgiría bajo un periodo de tiempo determinado ya que su razón de ser responde a un contexto y a intereses particulares que debido al gran dinamismo social irán tornándose diferentes.


El mundo en el que nos desarrollamos se caracteriza por una intensa dinámica de relaciones de todo tipo, traspasando cualquier frontera; ya sea geográfica, intelectual y social. Hoy en día, […] las relaciones internaciones se pueden entender como una serie de interacciones entre un grupo de personas, grupos, empresas, asociaciones, partidos políticos, naciones o Estados, o entre estas y una organización internacional (no) gubernamental.1 Pero dichas interacciones actualmente se presentan en nuevas formas, lo que sugiere

transformaciones

en

el

ámbito

internacional

entre

los

actores

internacionales, pues a diferencia de lo que se pensaba tradicionalmente sobre que los asuntos domésticos no afectaban directamente en la política exterior, hoy en día esto está sucediendo como consecuencia de la permeabilidad de ideas entre los individuos más allá de las fronteras.

De esta manera, es importante retomar que dentro de los límites nacionales existen una serie de autoridades que se encargan de imponer y regular un orden mientras que a nivel internacional esta cuestión adquiere un grado de complejidad al no existir una autoridad supranacional que pueda regular totalmente las relaciones entre cualquier actor internacional.

La participación de los gobiernos no centralizados así como de los actores subnacionles se ha visto incrementada en las últimas décadas en el plano internacional. Tal es el caso del gobierno de California que ha buscado extender sus relaciones comerciales con los gobiernos de Inglaterra y Canadá.

Algo

similar

ha

ocurrido

con

las

corporaciones

multinacionales

y

las

organizaciones transgubernamentales, las cuales no son controladas por las políticas del Estado, lo que ha provocado que las fronteras entre las políticas

1

Trevor C. Salmon., Introduction, en “Issues in International Relations” . Roudledge, New York, 2008. p.3 [traducción propia]


domesticas y las políticas internacionales se desvanezcan, lo representa un reto al Estado moderno, donde las diferencias culturales y sociales dentro de un mismo Estado han llevado a la formación de nuevos territorios que reclaman ser independientes.

Todo lo anterior desarrollado forma parte del objeto de estudio de las Relaciones Internacionales, entre otras muchas cosas, y es que el campo de estudio de nuestra disciplina es inmensamente amplio y dinámico, ya que a través del tiempo irán surgiendo nuevos fenómenos y sucesos que nos atienda estudiar.

Las Relaciones Internacionales investiga un sector de la realidad social que es también objeto de estudio de otras disciplinas, pero lo que hace desde una concepción de la sociedad internacional; por lo que su estudio no es ajeno y se fundamenta en la información proporcionada de otras ciencias. Dando lugar a un método dialéctico, ya que así se nos proporciona una visión total de la realidad internacional, un conocimiento complejo en el que se conjugan los saberes proporcionados

por

otras

fuentes

del

conocimiento,

pero

nunca

como

compartimentos estancos, sino articulado, puestos en conexión unos con otros. El especialista en relaciones internacionales se convierte irreparablemente en un “ingeniero social” del medio internacional. Y como resultado de nuestro estudio nos permite conocer la realidad internacional como totalidad con sus contradicciones, nos da las bases para desarrollar el estudio de los fenómenos que nos preocupa y nos faculta para conocer la realidad, y tiene como fin que ese conocimiento se utilice para actuar y orientar “la futura realidad”.

Referencias. SALMON, Trevor C. Introduction, en “Issues in International Relations”. Roudledge, New York, 2008. BURCHILL, Scott; LINKLATER, Andrew. Introduction, en “Theories in International Relations”. Pelgrave McMillan, New York, 2001.


Introducción a las RRII