Page 1


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html RECVET- Revista Electrónica de Clínica Veterinaria http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Sumario Vol. III, Nº 7, Julio/2008

070801 - Procesos entéricos en vacunos 070802 - Fluidoterapia práctica en rumiantes 070803 - Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad (Locomotion pattern and its variability in the trot of Spanish Purebred) 070804 - Entrenamiento médico en contacto protegido con Tapirus terrestris (Medical training in protected contact with Tapirus terrestris)

RECVET® Revista Electrónica de Clínica Veterinaria ISSN 1988-3331 es una revista científica, arbitrada, online, con acceso completo a los artículos íntegros. Publica preferentemente trabajos de investigación originales referentes a la Medicina y Cirugía Veterinaria desde el aspecto Clínico en cualquier especie animal; igualmente metanálisis, revisiones bibliográficas, casos clínicos y cartas al director.

Edita y distribuye Veterinaria Organización (Veterinaria.org) C/Gerona, 1. 29006 - Málaga. España Tlf. y fax: (34) 952 31 44 27 Web: http://www.veterinaria.org Email: info@veterinaria.org

1 Sumario http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/0708sumario.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html RECVET- Revista Electrónica de Clínica Veterinaria http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Procesos entéricos en vacunos Alonso Díez, Ángel Javier; Rejas López, Juan; Dpto. Medicina, Cirugía y Anatomía Veterinaria. Universidad de León. Campus de Vegazana s/n. 24007 León, España. Correos electrónicos: ajalod@unileon.es y juan.rejas@unileon.es

RECVET: 2008, Vol. III, Nº 7 Ponencia presentada en el XII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna Veterinaria (SEMIV),Lugo 9-11 de Noviembre del 2007. Este artículo está disponible en http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html concretamente http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf Revista Electrónica de Clínica Veterinaria RECVET® está editada por Veterinaria Organización® Se autoriza la difusión y reenvío siempre que enlace con Veterinaria.org® http://www.veterinaria.org y con RECVET®-http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Resumen El síndrome entérico del ganado vacuno se asocia popularmente a la diarrea, que será el signo más precoz y común en la mayoría de los procesos que se asientan en el intestino. La diarrea provoca una deshidratación isotónica o hipotónica asociadas a una perdida de sodio, potasio y bicarbonatos y como resultado la instauración de una acidosis metabólica. En el presente trabajo se describen los procesos asociados a cuadros diarreicos tanto en terneros como adultos, y de índole tanto infecciosa como no infecciosa. Palabras clave: Complejo diarreico bovino, diarreas no infecciosas, acCidente intestinal.

Procesos entéricos en vacunos http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf

1


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Abstract The gut bovine syndrome is associated with the diarrhoea, that is the most frequent and early symptom. The diarrhoea provokes an isotonic or hypotonic dehydration associated with a lost of sodium, potassium and bicarbonate and the consequent metabolic acidosis. This paper shows the different processes (infectious and not infectious) associated with the diarrhoea in calves and adult bovines. Key words: Neonatal diarrhoea complex, non-infectious diarrhoea.

1. Introducción En todas las especies animales, hay numerosas afecciones que se acompañan de desequilibrios hidroeléctricos y ácido-básicos, pero quizá tengan una especial importancia en los rumiantes en razón a su particular fisiología digestiva. El síndrome entérico se asocia popularmente a la diarrea que será el signo más precoz y común en la mayoría de los procesos que se asientan en el intestino. Los mecanismos responsables de la aparición de la diarrea difieren según el agente etiológico en: 1. una estimulación de la perdida pasiva de agua (salmonellas, BVD) o por aumento de la presión osmótica en el intestino por deficiencia de lactasa (rotavirus y coronavirus), o por formación de sustancias osmóticamente activas o la administración errónea de sacarosa. 2. una secreción activa sobre la luz intestinal (colibacilos). 3. disminución de la absorción (síndrome de mala-absorción) En consecuencia se observa una deshidratación isotónica (1, 3) o hipotónica (2) asociadas a una perdida de sodio, potasio y bicarbonatos y como resultado la instauración de una ACIDOSIS. Contrariamente a las antiguas ideas que han prevalecido durante mucho 2 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

tiempo, la diarrea no es consecuencia de una hipermotilidad intestinal primaria, debida a perturbaciones de las funciones de su mucosa. Sin embargo, hay otras patologías menos frecuentes pero que merecen atención. La obstrucción intestinal en los terneros de cebo como consecuencia de tricobezoares o la invaginación o vólvulo intestinal son las etiologías más llamativas. La brusca aparición de dolor abdominal traducido en anorexia, cólico y ausencia de heces o excreción de escaso material fecal oscuro, mucoso o sanguinolento son compatibles con las diferentes formas de bloque del tránsito intestinal. Los accidentes intestinales en los terneros son casi tan llamativos y rápidos como en los caballos: cólicos muy manifiestos, distensión abdominal, y shock por necrosis isquémica de la pared intestinal y abundante liquido peritoneal modificado (presencia de eritrocitos, leucocitos y aumento de las proteínas totales) De forma general, dado que la diarrea es el signo más frecuente del proceso entérico, es de fácil identificación, sin embargo su etiología es tan diversa que se presenta necesaria la rigurosidad en identificar las causas, necesitándose en ocasiones una metodología adecuada. Diarrea ternero Tal variabilidad nos obliga a agrupar las etiologías primeramente por edad facilitando así el camino hacia el diagnostico y posteriormente al tratamiento y profilaxis. 2. Procesos terneros

entéricos

en

Sin duda alguna, las diarreas de las primeras edades suponen la mayor amenaza para la economía de las explotaciones. 2.1. No infecciosos En primer lugar debemos referirnos a las indigestiones lácteas, que se manifiestan habitualmente en los primeros días de vida como consecuencia de un inadecuado manejo nutricional, como la ingesta 3 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

excesiva de leche en cada toma (casi siempre asociada a la administración en cubo); tomas muy espaciadas; temperatura de la leche o lactoremplazante por debajo de 15 ºC, entre otras. Es frecuente encontrar otro tipo de indigestión láctea en terneros de mayor edad, coincidiendo con el destete, ya sea como consecuencia de un cambio brusco de alimentación láctea a vegetal o, en otras ocasiones, a la mala costumbre de añadir harina de cereales a la leche o lactoremplazantes para aumentar la palatabilidad de los concentrados a individuos difíciles de destetar. Estas situaciones suelen ir asociadas además a un racionamiento del agua de bebida, agravando aun más el problema. También, dentro de los procesos digestivos no infecciosos de los terneros es digna de mención la acidosis ruminal y retículo-ruminitis como consecuencia de la fermentación bacteriana de hidratos de carbono en el rudimentario rumen de estos animales. El hecho se produce por acúmulo en el rumen de leche natural o artificial, de soluciones rehidratantes o concentrados con componentes lácteos (algunos piensos de destete). La consecuencia de voluminosas tomas de leche, (generalmente en cubo y por tanto con ingesta muy rápida), no estimulándose a tiempo los centros de la saciedad, da lugar a una sobrecarga aguda abomasal que supera su volumen, produciéndose el reflujo hacia el rumen. 2.2. Infecciosos Su presencia implica múltiples factores. No solo están los infecciosos sino que también deben concurrir otros factores como la mala higiene, mala renovación de camas, contaminación fecal, ingesta deficiente o ausente de calostro, alteraciones alimentarias que desencadenan en disbiosis intestinal, estrés, frío, humedad... Podemos destacar 3 agentes infecciosos de diarreas neonatales en rumiantes: -Rotavirus Æ después del 4º día (día 6-12). -Coronavirus Æ después del 4º día. -Escherichia coli Æ típica de los tres primeros días. Cryptosporidios Es importante resaltar que aunque todos estos agentes patógenos pueden ser primarios, estudios epidemiológicos y de laboratorio han demostrado que las infecciones mixtas son más comunes que las infecciones simples en su asociación con la presentación clínica de la enfermedad (diarrea). Es por ello que en la actualidad se prefiere describir a este cuadro clínico como el 4 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Complejo Diarreico Bovino (CDB). 2.2.1. Coronavirus y rotavirus Estos virus están ampliamente distribuidos, teniendo en cuenta que la mayoría de las explotaciones de la Unión Europea están afectadas. Se ha demostrado que existen animales portadores que los pueden excretar sin que presenten sintomatología. La edad de mayor vulnerabilidad está alrededor del periodo neonatal, sobre todo en neonatos. La transmisión es feco-oral directamente a través de heces o a partir de agua y/o alimentos contaminados. El asentamiento de los patógenos es el intestino delgado. El Rotavirus queda en yeyuno e íleon y, el Coronavirus, además en colon y recto. Hay destrucción de las células apicales de las microvellosidades intestinales. Al no digerirse los nutrientes de la leche y hay un incremento de disacáridos en la luz, que provoca un incremento de presión osmótica, que absorbe agua que provoca diarrea, hipovolemia y acidosis llegando en ocasiones a un shock hipovolémico y muerte. La morbilidad de los Rotavirus puede llegar hasta el 80% de la explotación, pudiendo llegar al 100% en Coronavirus. El porcentaje de muertes de terneros enfermos con rotavirus es del 1520% y con el coronavirus del 50% como máximo. Sin embargo, las infecciones mixtas con otros virus y/o bacterias, más habituales que las individuales, son las que disparan el porcentaje de bajas. Las consecuencias económicas afectan no solo a las muertes de los terneros sino también al aumento de la mano de obra y a los gastos veterinarios y medicamentosos. El signo mas precoz y evidente es la diarrea, asociada a depresión y profunda deshidratación. De forma general la diarrea por Rotavirus es amarillenta-grisácea o verde y con presencia de moco o sangre pudiendo durar 2-3 días. Los Coronavirus provocan una diarrea que dura unos 5-6 días y hay presencia de leche coagulada o presencia de moco. El diagnóstico, a diferencia de otros procesos víricos, se hace por detección directa a nivel laboratorial. Nunca se hace serología porque se obtienen valores muy bajos. Se detecta a través de heces por dos pruebas: microscopia electrónica o ELISA. A veces pueden obtenerse 5 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

falsos negativos pues en las heces hay complejos antígeno-anticuerpo y no se podrá detectar el antígeno. La microscopia electrónica puede ayudar en esos casos. 2.2.2. Diarrea neonatal por E. Coli E. coli pertenece a la familia Enterobacteriaceae, tiene multitud de géneros y puede estar implicado en multitud de cuadros además del digestivo (septicémicos, urinarios, etc.) La infección desencadena las diarreas típicas de animales de 3 días de edad. La transmisión es fundamentalmente feco-oral. Los animales infectados son la fuente de transmisión más importante. La morbilidad es muy difícil de determinar porque tiene diferentes factores que pueden predisponer y desencadenar una morbilidad u otra. La mortalidad puede ser muy elevada si no se actúa con rapidez. E. coli coloniza durante los primeros días (o las primeras horas de vida) el tracto intestinal de los animales. Dependiendo del serotipo, el serogrupo o el virotipo de E. Coli contaminante, la enfermedad será mas o menos importante. De cualquier forma siempre produce la destrucción de vellosidades intestinales y una alteración de los enterocitos ocasionado una diarrea secretora. En el cuadro agudo producido fundamentalmente en los tres primeros días de vida, se instaura una profusa diarrea líquida amarillenta que rápidamente desencadena la deshidratación que puede acabar con la vida del ternero en 24 h. Hay también gran debilidad y postración acabando en shock hipovolémico. En las necropsias o se ve sólo enteritis o incuso un adelgazamiento extremo de la pared intestinal. Los nódulos linfáticos mesentéricos están tumefactos y, a veces, hemorrágicos. Para diagnosticar este proceso en animales vivos, se toman heces (mejor del tramo rectal). En cadáveres recientes puede recogerse contenido del intestino delgado para hacer un aislamiento e identificación de E. Coli. 2.2.3. Gastroenteritis paralizante de terneros Las gastroenteritis paralizantes aparecen como una entidad bien definida en la clínica dentro del síndrome gastroenterico neonatal del ternero. El estudio clínico muestra unos discretos signos diarreicos, ausencia de deshidratación y presencia de signos nerviosos dominados por la paresia. 6 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Los análisis microbiológicos hacen aparecer el papel particular de los colibacilos dotados de marcadores de patogenicidad específicos (CS31A y COL V). Se establece una acidosis metabólica por la acumulación de D-lactato. Teniendo en cuenta que solo el isómero L se produce en cantidad significativa por los tejidos de los mamíferos; ¿de donde procede el Dlactato plasmático?. La hipótesis sugiere que la fuerte prevalencia de los colibacilos portadores de marcadores CS 31A y Col V pueden ser el origen de una producción de ácido D-lactico a partir de un sustrato como la lactosa. Además la producción de acidosis orgánicas exógenas (D-lactato) podrían provenir de fermentaciones cecocólicas a partir de sustratos parcialmente digeridos. Los rotavirus y los cryptosporidios potenciarían estos efectos puesto que estos patógenos provocan diarreas por malabsorción. 2.2.4. Enterotoxemias Cuadro que se puede manifestar agudo o subagudo desatado por especies del género Clostridium. La afección más importante se produce por las toxinas del microorganismo a pesar de que exista una infección intestinal inicial. Ya que la bacteria esporulada se encuentra de forma habitual en el intestino de los bovinos, puede desarrollar la toxina bajo determinadas situaciones favorables: • • • • •

Disminución de la motilidad intestinal por clima muy frío o agua de bebida o alimento muy fríos. Ingesta excesiva de leches en rumiantes o concentrado muy enriquecido retardando la digestión y generando fermentaciones anómalas lo que facilita la multiplicación de C.perfringens. Alimentos en mal estado, con parálisis del peristaltismo. Alteración de la flora saprofita como consecuencia de tratamientos antibióticos inadecuados o cambio de dieta. Alteración de la mucosa intestinal por otros virus o parásitos.

La mortalidad en bovinos está próxima al 90% ya que la toxina del C.perfringens necrosa tanto las células intestinales como las del SNC. El cuadro clínico suele desencadenarse de forma muy rápida: ya sea con muerte súbita o bien con anorexia, hipertermia, decúbito, diarrea hemorrágica y muerte después de convulsiones. 7 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Las lesiones que más llaman la atención son la congestión y hemorragia de abomaso e intestino, aunque pueden hallarse en otros lugares como riñones, timo e hígado El diagnostico etiológico es difícil pues el C.perfringens es habitual en la flora digestiva de los bovinos aunque se considera que recuentos superiores a 108 g/ml con clínica se califican como positivos. 2.2.5. Salmonelosis El género Salmonella en los bovinos tiene distintas manifestaciones, casi siempre agudas, desde procesos digestivos, pasando por septicemias, hasta cuadros respiratorios o genitales. La más hallada es S. Typhimurium, pues es la más inespecífica. La infección oral es la más común. Deben darse unas condiciones idóneas en el intestino para que la Salmonella pueda colonizarle, es decir debe existir una disbiosis previa, pues tanto el peristaltismo como los ácidos volátiles presentes en el intestino lo impedirían. La Salmonella también puede atravesar la lámina propia de intestino e invadir y diseminarse a los nódulos linfáticos y otros órganos ocasionando una septicemia habitualmente fatal que acompaña a los signos de la diarrea con moco, fibrina y sangre y la deshidratación. La necropsia confirma la enteritis hemorrágica. Si el curso ha sido largo, los nódulos linfáticos mesentéricos se encuentran también afectados. Para confirmar la infección debe hacerse el aislamiento usando medios selectivos sobre heces (en vivos) o contenido intestinal (en muertos). 2.2.6. Coccidios Está asociada a brotes de diarrea neonatal. La ingestión de oocistos de Cryptosporidium produce casi siempre la destrucción de la mucosa intestinal si las condiciones les son favorables, sobre todo entorno de salubridad deficiente y hacinamiento.

8 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Tabla 1. Mortalidad en función de la edad de los principales patógenos en ganado vacuno. AGENTE

EDAD

% MORTALIDAD

E coli

1-3 dias

50

Rotavirus

2-9 dias

5

Coronavirus

4-9 dias

30

Cryptosporidiosis

8-17 dias

n.d.

Salmonella

< 30 dias

n.d.

E. Coli + Rotavirus

2-5 dias

55

E. coli + Coronavirus

n.d.

n.d.

E. coli > Coronavirus > Rotavirus > Cryptosporidios > Salmonella

3. Procesos entéricos en bovinos adultos 3.1. Accidentes intestinales /cólico Los bovinos adultos también son susceptibles de padecer interrupciones del tránsito intestinal. De los pocos casos descritos sobre accidentes intestinales en bovinos adultos, comparado con otras patologías digestivas, la dilatación y vólvulo cecal es la enfermedad mas frecuente. Suele presentarse en ganado vacuno lechero en las primeras semanas postparto. A pesar de que no existe una etiología concreta, se especula con que la presencia de una gran concentración de ácidos grasos volátiles y una disminución del pH en el intestino dan como consecuencia una atonía cecal. El acúmulo del contenido intestinal asociado al gas da lugar a la dilatación y posteriormente a la desituación. La intranquilidad y el coceo del abdomen indican el cuadro de dolor agudo abdominal, asociado a la ausencia inicial de heces. La distensión del flanco derecho también debe ser evidente así como los sonidos altos, a veces metálicos a la percusión de los tres últimos espacios intercostales y la fosa 9 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

paralumbar derecha. La exploración rectal confirma el diagnostico al palpar una forma similar a un neumático hinchado a la entrada de la pelvis. La deshidratación no siempre es evidente, sobre todo si el cuadro es muy rápido, pero sí se producen modificaciones electrolíticas como hipocloremia e hipopotasemia. 3.2. Lactacidosis ruminal Fuera de los accidentes intestinales, la lactacidosis ruminal es capaz de alterar y ocasionar trastornos intestinales. La ingestión de altas cantidades de H de C fácilmente fermentables va a producir un cambio brusco en la población microbiana del rumen. Se produce un marcado incremento de Streptococus bovis (responsable de la utilización de los H de C para producir ácido láctico), que ante una abundante cantidad de almidón producirá abundante ácido láctico. El lactato es 10 veces mas fuerte que los ácidos grasos volátiles por lo que supera la capacidad tampón del líquido ruminal y de la saliva (si hay deshidratación se produce poca o nada). La acidosis de rumen produce además una inhibición progresiva de la actividad motora ruminal ocasionando la parálisis cuando el pH se acerca a 5. El ácido láctico que es vehiculado al del intestino provoca una diarrea osmótica que agrava aún mas la deshidratación y el desequilibrio electrolítico. 3.3. Shocks sépticos y endotóxico No debemos olvidar que enfermedades cuyo origen se aleja del intestino también pueden proyectar síntomas en el mismo. Valgan de ejemplo los shocks sépticos y endotóxico. El shock séptico puede establecerse por peritonitis consecuencia de perforaciones viscerales por cuerpos extraños, intervenciones quirúrgicas o secundarias a metritis o roturas uterinas durante las maniobras del parto. Una variante mas grave del shock séptico es el endotoxico 10 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

por gérmenes G- que desencadena mamitis sobreagudas en vacas en inicio de lactación. 3.4. Acidosis crónica La acidosis crónica ocasiona no en pocas ocasiones una diarrea secretora moderada, pero persistente, sin embargo a la vista de la exploración general no es lo más preocupante a la hora de establecer el pronóstico. 3.5. Disfunciones en los preestómagos Determinadas disfunciones en los preestómagos dejan pasar partículas vegetales no digeridas (mayores de 2 cm) hacia el tramo intestinal. También las transgresiones alimenticias generan diarreas crónicas causadas por el depósito de arena (geosedimentación abomasal). 3.6. Parásitos Las diarreas crónicas ocasionadas por parásitos parecen más frecuentes de lo que figura en las estadísticas. Probablemente los sistemas de desparasitación sistemáticos “a ciegas” tan habituales sin una coprología implica el control de las especies mas comunes, pero el desarrollo “sin competidores” de otras especies a las que no abarca el tratamiento (a veces por dosis insuficiente). Los más frecuentes son los estrongililus, paramphistomum, ostertagia.

fasciola,

Los síntomas son poco concretos, siendo la diarrea el común a todos ellos, asociándose a perdida de producción y peso. 3.7. Enfermedad de las mucosas La Enfermedad de las mucosas, provocada por un pestivirus, de distribución mundial y con una trascendencia económica tan importante en las explotaciones que en ocasiones llega a provocar el fracaso de la granja. A pesar de tener una sintomatología muy diversa dependiendo de la forma clínica, la diarrea y la estomatitis erosiva suelen ser los signos comunes a todas ellas. En la analítica sanguínea, no suele haber modificaciones, salvo la linfopenia, que asociada a los síntomas clínicos puede ser muy 11 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

orientativa para el diagnostico presuntivo. El diagnostico definitivo solo se consigue mediante el aislamiento del virus. 3.8. La paratuberculosis La paratuberculosis bovina suele aparecer de forma esporádica en un animal de la explotación. Sin embargo, por estudios recientes utilizando ELISA y PCR en muestras de bovinos procedentes de matadero se ha demostrado una prevalencia del 10%. De los signos clínicos que se observan en la paratuberculosis el más característico, aunque no el más constante, es la diarrea. El adelgazamiento y el edema intermandibular como consecuencia de la hipoproteinemia y la anemia deben tenerse siempre en cuanta (Garrido, Albéitar 49, 2001).

Mucosa intestinal corrugada – paratuberculosis

12 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Tabla 2. Procesos más comunes que cursan con diarrea en bovinos adultos Paratuberculosis clinica Parasitosis digestiva Enf de las mucosas

ELISA. Coprocultivo

Esporádica

Coprología

Hipoproteinemia

Leucopenia. Aislamiento viral Coprocultivo Disminución pH rumen de Niveles séricos (Cu, Mb)

Estomatitis erosiva

Salmonelosis Septicemia Lactacidosis Comprobar dieta Deficiencia Decoloración de la cobre capa Trastornos Diagnostico clínico Fibras sin digerir prestomagos Shock Diagnostico clínico Signos clínicos tóxico/endotoxico específicos Agentes físicos Sedimentación de heces Antecedentes de (arena) acceso 4. Agradecimientos Los autores agradecen a los Profs. Contreras y Wittwer, de la Universidad Austral de Chile, por la cesión de las imágenes que acompañan este artículo. 5. Bibliografía Albakide, S.A. Servicio Técnico Veterinario. Diarreas neonatales en rumiantes: control de brotes y rehidratación. Los Rotavirus. Informe técnico Schering-Plough Animal Healt. Albéitar. 2002. Nº 58. nº 40. Alonso, D. A., Fidalgo, A. L., González, M, J. Fluidoterapia en medicina de rumiantes. En: Aplicaciones de fluidos en Veterinaria. Consulta de Difusión Veterinaria SL. 2001. Capitulo IX. P. 111-128 Barrington, G.M., Gay, J.M., Evermann, J.F. Biosegurity for neonatal gastrointestinal diseases. The Veterinary Clinics of North America.: Food Animal Practice. 2002, nº18, p. 7-34. Belknap, E.B., Navarre C.B. Differentiation of gastrointestinal diseases in adult cattle. The Veterinary Clinics of North America.: Food Animal Practice. 2000. nº16, p. 59-86. Braun, U., Steiner, A., Kaegi, B. Clinical, haematological and biochemical findings and the results of treatment in cattle with acute function al piloric stenosis. Veterinary Record. 1990. nº 126, p. 107-110. Brugère-Picoux, J. Utilisation des solutés dans le traitement de la 13 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

déshydratation et des troubles acido-basiques chez les bovins adultes. Recueill de Médicine Véterinaire. 1985. vol 3. nº 161. p. 231-243. Brugère-Picoux, J. La réhydratation chez les veaux diarrhéiques. Recueill de Médicine Véterinaire. 1985. vol 3. 161. p.257-274. Bywater, RJ. Oral rehydration in calves. En: Raw M-E, Parkinson TJ, eds.The veterinary annual. 1994. nº 34. p 35-42. Constable, PD. Solucion salina hipertónica. Clínicas Veterinarias de Norteamérica. 2003. p. 113-139. Dirksen, G., Grunder, HD., Stober, M. Medicina interna y cirugía del bovino. 2005. vol. 2. Garrido, JM., Aduriz, G., Geijo, M., Juste, RA. Paratuberculosis bovina (I): una enfermedad histórica de interés actual. Albéitar 2001.nº 49. p.16-19 Green, M. Mastitis tóxica en el ganado bovino. Veterinary Digest, Rumiantes. 1998. Vol VIII, nº 2. Art 7. http://www.cattletoday.com/archive/2001/March/Cattle_Today130.shtml http://www.eap.mcgill.ca/AgroBio/ab370-04e.htm Navetat, P.; Biron, P., Contrepolis, M., Rizet, CL., Valacher, JF.; Schelcher, F.; Espinasse, J. Las gastroenteritis paralizantes: ¿enfermedad o síndrome? 1998, Bulletin Academie Veterinaire de France. Radostits, OM., Gay, CC, Blood, DC, Hinchcliff, KW. Medicina veterinaria. 2001. 9ª ed. Vol 1 y 2 Roussel, A.J. Fluidoterapia en el ganado adulto. Clínicas Veterinarias de Norteamérica. 2003. p. 99-113.

RECVET® Revista Electrónica de Clínica Veterinaria está editada por Veterinaria Organización®. Es una revista científica, arbitrada, online, mensual y con acceso completo a los artículos íntegros. Publica preferentemente trabajos de investigación originales referentes a la Medicina y Cirugía Veterinaria desde el aspecto Clínico en cualquier especie animal. Se puede acceder vía web a través del portal Veterinaria.org® http://www.veterinaria.org o desde RECVET® http://www.veterinaria.org/revistas/recvet Dispones de la posibilidad de recibir el Sumario de cada número por correo electrónico solicitándolo a recvet@veterinaria.org Si deseas postular tu artículo para ser publicado en RECVET® contacta con recvet@veterinaria.org después de leer las Normas de Publicación en http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/normas.html Se autoriza la difusión y reenvío de esta publicación electrónica siempre que se cite la fuente, enlace con Veterinaria.org®. http://www.veterinaria.org y RECVET® http://www.veterinaria.org/revistas/recvet Veterinaria Organización® (Copyright) 1996-2008 Email: info@veterinaria.org

14 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html RECVET- Revista Electrónica de Clínica Veterinaria http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Fluidoterapia práctica en rumiantes Alonso Díez, Ángel Javier; Rejas López, Juan; Dpto. Medicina, Cirugía y Anatomía Veterinaria. Universidad de León. Campus de Vegazana s/n. 24007 León, España. Correos electrónicos: ajalod@unileon.es y juan.rejas@unileon.es

RECVET: 2008, Vol. III, Nº 7 Ponencia presentada en el XII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna Veterinaria (SEMIV),Lugo 9-11 de Noviembre del 2007. Este artículo está disponible en http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html concretamente http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf Revista Electrónica de Clínica Veterinaria RECVET® está editada por Veterinaria Organización® Se autoriza la difusión y reenvío siempre que enlace con Veterinaria.org® http://www.veterinaria.org y con RECVET®-http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Resumen Los rumiantes eliminan gran cantidad de Na+ a través del intestino, incrementándose la perdida considerablemente en las diarreas. Hay que tener en cuenta algunas consideraciones sobre el metabolismo de algunos iones y de la regulación del equilibrio hídrico entre los compartimentos corporales. En los rumiantes deshidratados, la fluidoterapia es el tratamiento médico por excelencia para corregir los desequilibrios de volumen y electrolitos y en ocasiones un aporte de energía, teniendo en cuenta sus consideraciones metabólicas. Los protocolos terapéuticos serán diferentes dependiendo de la edad y del proceso que haya provocado la deshidratación o el desequilibrio electrolitico. Se presentan las alteraciones mas comunes de los terneros y de los bovinos adultos susceptibles de aplicación de fluidoterapia correctora, mostrando a la vez, algunos ejemplos prácticos. Palabras clave: Fluidoterapia, deshidratación, rehidratación endovenosa, rumiante.

Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf

rehidratación

oral,

1


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Abstract Ruminants excrete much sodium through the gut, and this excretion will be increase with the diarrhoea. We must have in mind some physiologic considerations about the ionic metabolism and the regulation of the water balance in ruminants body compartments. Fluid therapy, alone or with a supplement energy intake, is the best treatment for water and electrolyte ruminants imbalances. Therapeutic protocols are different depending on the age and the pathological process associated with the dehydration and electrolyte imbalance. This paper shows the most frequent water-electrolyte imbalances, its treatment and some practical examples. Key words: Fluid therapy, dehydration, oral rehydration, intravenous rehydration, ruminant.

1. Diarrea neonatal en terneros Los mecanismos responsables de la aparición de la diarrea difieren según el agente etiológico en: 1. una estimulación de la perdida pasiva de agua (salmonellas, BVD) o por aumento de la presión osmótica en el intestino por deficiencia de lactasa (rotavirus y coronavirus), o por formación de sustancias osmóticamente activos o la administración errónea de sacarosa. 2. una secreción activa sobre la luz intestinal (colibacilos). 3. disminución de la absorción (síndrome de mala-absorción) Un ternero con diarrea tiene perdidas de hasta 100 ml/kg de H2O, (4.000 ml). La deshidratación va acompañada de una acidosis metabólica debida a la perdida de CO3H- por el intestino, a la glucolisis anaerobia con producción de ácido láctico, la disminución de perfusión renal que conlleva una menor excreción de ácidos y una menor producción de CO3H- (el riñón es el mayor formador de CO3H- del organismo), y por la producción de ácidos de la flora intestinal anormal (disbiosis).

Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf

2


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Además, la pérdida de bicarbonatos en forma de CO3H- conlleva una producción incrementada de iones H+ provocando una acidosis extracelular y posteriormente intracelular. Desde el punto de vista metabólico, la acidosis es el trastorno más importante que junto con la deshidratación son los desencadenantes de la evolución fatal del proceso. Al mismo tiempo, hay una perdida de Na+, Cl- y K+, CO3Hmenor medida).

y Mg (en

La hiponatremia puede ir de 135-140 mM/l/L (normal) a 125-130 mM/l/L. La perdida de sodio es sobre todo extracelular, pero el medio intracelular puede afectarse en razón de la acidosis metabólica produciéndose un intercambio Na+ - H+ entre los medios intra y extracelulares. La perdida de potasio es difícil de apreciar clínicamente. Si bien existe una perdida fecal significativa puede haber una kalemia normal o elevada. La hiperkalemia está unida al fenómeno de acidosis metabólica no compensada: los iones H+ penetran en el compartimento intracelular y provocan la salida de los iones K+ hacia el sector extracelular para mantener la electro-neutralidad. La pérdida de potasio intracelular asociado a una hiperkalemia perturba el funcionamiento de los músculos cardiacos y esqueléticos con debilidad, letargia, arritmia y bradicardia. A nivel Electrocardiográfico se observa una amplitud escasa y ausencia de la onda P. Por lo tanto la kalemia no refleja el déficit real de potasio en un ternero diarreico. Es decir el ternero diarreico con severa deshidratación y acidosis no compensada, presenta un nivel de potasio negativo a pesar de que aparezca una hiperkalemia y es necesario el aporte de potasio. También existe una hipoglucemia, por la anorexia, falta de absorción intestinal y la deficiente regulación de la glucemia. La uremia, consecuencia del aumento del catabolismo así como por la disminución de la diuresis es manifiesta. La elevación de la uremia parece ser una de las variables plasmáticas más precoces en los casos de diarrea en rumiantes jóvenes. Tanto es así que Fayet y Overwater, consideran que la valoración de la uremia, la cloremia y el hematocrito permiten emitir un pronóstico y estimar la eficacia del tratamiento.

3 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

CRITERIOS DE DIAGNÓSTICO DEL ESTADO DE DESHIDRATACIÓN EN EL TERNERO. VÍAS DE TRATAMIENTO. Deshidrata ción % (5) Ligera

(6-8) Moderada

(8-10) Severa

(10-12) Muy severa

(12-15) Fatal

Síntomas

Diarrea. Mucosas calientes. Oliguria discreta Ojos hundidos. Pliegue cutáneo persistente: 2-4 seg. Conserva apetito. Depresión moderada. Oliguria marcada Ojos muy hundidos. Pliegue cutáneo persistente 6-10 seg. Depresión. Anorexia. Mucosas secas y pegajosas. Anuria Ojos muy enfosados y cornea seca. Pliegue cut persistente 20-45 seg. Anorexia. Decúbito permanente. Mucosas secas y cianóticas. Anuria Coma. Muerte

Hematoc rito (%)

Tratamiento. Vol. necesario (ml/kg p.v.)

37-42

Rehidratación oral (20-25)

42-50

Rehidratación oral (30-50)

55

Rehidratación i.v. seguida de vía oral. (50-80)

60

Rehidratación i.v. seguida de vía s.c. (80-120)

-

-

Terneros con deshidratación Exoftalmia

Signo del pliegue 4

Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

1.1. Terapéutica Una vez evaluado el estado del animal debemos de adoptar un juicio de prioridades. Normalmente, el tratar la deshidratación y la acidosis el la primera prioridad, sin embargo no debemos olvidar la etiología de los ha generado. Los antibióticos y los antitóxicos, vía parenteral, una vez restablecida la volemia son necesarios para la restitución del paciente. A pesar de que el origen no sea inicialmente bacteriano, las heces diarreicas favorecen el crecimiento de un gran numero de patógenos. Dependiendo del grado de deshidratación el clínico tendrá la opción de elegir la vía de administración (intravenosa, intraperitoneal, subcutánea, oral), así como la velocidad de aplicación. La velocidad de aplicación variará según el grado de deshidratación, teniendo en cuenta el tipo de solución a aplicar. Criterios básicos del tratamiento con fluidoterapia en el ternero deshidratado.1.- Si la deshidratación es severa (10-12%), el tratamiento consistirá en aportar 100 ml de solución electrolítica por kilo en un periodo de 4 a 6 horas por vía endovenosa, seguido de una terapéutica de mantenimiento con la aplicación de 140 ml/kg durante las 20 horas siguientes. Estas dosis pueden ser modificadas arriba o abajo dependiendo del estado del paciente en cada momento. 2.- Si la deshidratación es moderada o ligera, (6 a 8%), la mayor parte de los rumiantes lactantes todavía conservan el estimulo de beber, lo que permite administrar soluciones rehidratantes por vía oral. La corrección del déficit es entonces de 50 ml/kg en 4-6 horas y la pauta de mantenimiento estaría en 140 ml/Kg durante las 20 horas siguientes. Para controlar la eficacia del tratamiento es posible verificar la volemia mediante el valor hematocrito y las proteínas plasmáticas. Sin embargo a nivel ce campo es más cómodo realizar la valoración clínica por el pliegue cutáneo, el estado del globo ocular, el inicio de una abundante diuresis. Otro método sencillo es pesar al animal antes y después del tratamiento, junto con la evaluación clínica del paciente. 5 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

1.2. Vías de administración y fórmulas empleadas La rehidratación oral, al igual que las parenterales tiene el objeto de corregir la acidosis metabólica, rehabilitar la volemia, restablecer el equilibrio electrolítico y aportar energía. En primer lugar es conveniente modificar la dieta, eliminando la leche y administrando sustancias de rápida absorción, permitiendo la reinversión del proceso de secreción, causa principal de la diarrea y de la deshidratación. Los líquidos y electrolitos orales deben administrarse con chupeta si el animal succiona o bien mediante sonda gástrica flexible. No deben administrarse más de 2 litros cada vez pues se distiende el abomaso y se produce reflujo a rumen. Si se necesita dar dosis superiores debe hacerse en intervalos de 2 horas entre uno y otro. La vía oral es la mejor solución de administrar un rehidratante, cuando el ternero conserva el reflejo de succión lo que descarta la deshidratación importante. Además: -la solución puede ser administrada por el ganadero precozmente evitando grados de deshidratación graves. -puede administrarse gran cantidad de rehidratante de forma rápida sin riesgo de efectos secundarios. -es posible administrar cantidades altas de potasio sin riesgo tóxico -es mas barato que las soluciones endovenosas Los inconvenientes de la vía oral son: - no son adecuadas en animales cuya mucosa intestinal está muy deteriorada, exacerbando la diarrea si no absorben la glucosa. - en animales con signos graves de deshidratación Formulas para hidratación oral. Formula nº 1 Compuesto Glucosa

% 67,53 % Cloruro sódico 14,34 %

observaciones La glucosa favorece la absorción del agua

6 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Glicina Ácido cítrico Citrato potásico

La glicina favorece la absorción 10,3 % del agua 0,81 % 0,21%

64 gr de la mezcla en 2 litros de agua Formula 2 (Salvavidas) Compuesto Glucosa Cloruro sódico

gr 152 gr 2,84 gr

Glicina

10,3 %

Ácido cítrico

0,81 %

Citrato potásico Bicarbonato sódico Cloruro potásico Fosfato cálcico

0,21% 12,75 3,6 gr 1,33 gr

Sulfato de Mg

0,76 gr Para dos litros de agua

Fórmula 3 Compuesto Cloruro sódico Bicarbonato sódico

gr 117 168

Cloruro potásico Fosfato potásico

150 135

5,7 gr de la mezcla + 50 gr de glucosa para un litro de agua Formula 4 Compuesto

cantidad

Glucosa Na+

68 gr 134 mM/L

K+

22,8 mM/L

Mg++ Cl-

6,6 mM/L 75,8 mM/L

CO3H-

81 mM/L

Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf

7


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Una fórmula hiperosmótica (se absorbe con facilidad y aporta abundante energía): Asegura en cada administración 10 Kcal/kg que corresponde al 60% de las necesidades energéticas para un ternero de 40 kg Hay controversias en cuanto al pH de las soluciones, pues para unos deben ser básicas para controlar la acidosis (llevan bicarbonato), otros las recomiendan ácidas para evitar proliferación bacteriana en abomaso. De todas formas el pH óptimo para que la absorción sea máxima debe estar entre 6 y 6,5. La acidificación de las soluciones debe realizarse con ácidos metabolizables, de modo que el ternero, ya acidótico, no tenga que neutralizar un ácido fijado. La rehidratación subcutánea, es substitutivo de la vía oral. La absorción tiene lugar en las 4-6 horas siguientes a la inyección siempre y cuando el grado de deshidratación sea menor del 8%. Si la deshidratación es superior al 8%, la reabsorción es mucho más lenta por la vasoconstricción periférica. Esta vía se puede asociar con la endovenosa en los casos deshidrataciones severas, sobre todo cuando se aporta potasio.

de

Las soluciones a aplicar deben ser isotónicas de electrolitos y glucosa (5%) pudiendo administrar hasta 80 ml/kg en diferentes puntos de aplicación (max.: 20 ml/kg por punto). La administración de soluciones vía endovenosa es la única admisible cuando el grado de deshidratación es superior al 8%. Los principales objetos de la vía endovenosa son: -corregir la acidosis metabólica -restablecer la volemia -restablecer el equilibrio electrolítico -asegurar aporte energético Sabemos que la simple reposición de líquidos sin alcalinizantes no resulta eficaz en el tratamiento de las diarreas de terneros. Por tanto, para conseguir la corrección de la acidosis, el bicarbonato sódico es el tratamiento de elección en razón de su inmediata actuación sobre el equilibrio ácido-básico. Sin embargo la perfusión de bicarbonato ha de hacerse con precaución, puesto que una sobredosificación por esta vía puede provocar: 8 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

-elevación de la PCO2 que se traduce clínicamente en una hiperventilación (para eliminar el CO2 producido). -un exceso de Na+ (hipernatremia) provoca una hiperosmolaridad extracelular. -una alcalosis por exceso de iones CO3H- acompañándose de arritmia cardiaca y aumento de las necesidades de oxigeno tisular ocasionando una hiperlactemia secundaria. Pueden ser administrados sin riesgo por vía endovenosa de forma rápida (5 min) hasta 4 mM/L de bicarbonato por kilo p.v. sin riesgo. Es decir, para un ternero diarreico de 50 Kg pueden administrarse 200 mM/L de bicarbonato en 5' (50 x 4 = 200 mM/L), teniendo en cuenta que la solución isotónica (1,3%) contiene 156 mM/l/L de iones CO3H+.

Hay alcalinizantes precursores del bicarbonato que no tienen los inconvenientes que produce aquel en caso de sobredosificación, como son el lactato y el acetato que son a la vez fuente de CO3H- y energía. El lactato sódico presenta un efecto alcalinizante progresivo, siempre y cuando se cuente con la integridad de la función hepática, cosa que es poco frecuente en un ternero afectado de una diarrea grave. Así pues, la aplicación de una solución que contenga lactato, cuyo isómero D no es fisiológico y por tanto no se metaboliza o lo hace de forma muy lenta, está contraindicada en un ternero hipovolémico. 9 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

El acetato de sodio presenta la ventaja de metabolizarse más rápidamente en el hígado y otros tejidos (a diferencia del lactato), teniendo además como ventaja sus efectos vasodilatadores, lo que permite la irrigación de los tejidos periféricos y esplácnicos. Qué soluciones utilizar vía endovenosa.En la práctica se intentan buscar soluciones bien toleradas, incluso a velocidades de administración muy rápidas (2 litros/30 min). La ausencia del efecto chocante se obtiene limitado el aporte de glucosa, de bicarbonato sódico y de potasio. Los requerimientos de “bicarbonato” pueden calcularse utilizando la ecuación: Peso (kg) X déficit (mM/L) x 0,45. El déficit varía entre 5 a 20 mM/L (media aprox 15 mM/L). Espacio extracelular: 0,45 (entre 0,3 y 0,6) Para un ternero de 45 Kg: 45 x 15 x 0,45 =303 mM/L. 1 gr de bicarbonato sódico aporta 12 mM Por lo que se necesitan 1,3---------100 ml 25-----------X Aproximadamente 2 litros Solución 1.Una mezcla a partes iguales de solución salina isotónica (0,85%), bicarbonato sódico isotónico (1,3%) y dextrosa isotónica (5%), resulta simple y barata para la rehidratación parenteral. Solución 2.Glucosa Sodio Potasio Magnésio Acetato Cloruro Bicarbonato

60 mM/L 150 mM/L 6 mM/l 1 mM/L 50 mM/L 58 mM/L 50 mM/L 10

Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Ternero diarreico de 50 kgPV. 10-11 Tratamiento vía endovenosa: Hora 0 Ringer lactato 2 litros/hora) Hora 1 Ringer lactato 1 NaHCO3 1,4% (75 ml, 8,4%) Hora 2 Ringer lactato 1 NaHCO3 1,4% (75 ml, 8,4%) Hora 3 Ringer lactato 1 NaHCO3 1,4% (75 ml, 8,4%) O bien: Hora 0 Acetato (Total 2 litros/hora) Hora 1 Acetato Hora 2 Acetato Hora 3 Acetato

sódico

2

sódico sódico sódico

1 litro 1 litro 1 litro

Posteriormente administración soluciones isotónicas-

% deshidratación litros

(Total

2

litro

+

450

ml

litro

+

450

ml

litro

+

450

ml

litros

subcutánea

=

300

ml/4

horas

Total 12-16 horas El día siguiente: hidratación oral 1.3. Gastroenteritis paralizante del ternero Las gastroenteritis paralizantes debidas a colibacilos dotados de marcadores de patogenicidad específicos (CS31A y COL V) aunque dan como resultado una discreta deshidratación, provocan una acidosis metabólica muy marcada y signos nerviosos dominados por la paresia. En el inicio de la enfermedad los valores del Hc, Na+; K+; Cl-; Mg++ y Ca** son Conforme avanza la enfermedad se establece un choque endotoxico que conlleva hipotermia y coma. En este punto los valores más destacados son (valores normales): Hc: 27-29% (35-40%) Res alc.: 5-15 mM/L (20-30 mM/L) pH: <7,3 (7,44) Glucemia: <1,6 mM/L (3,19+0,38)- Fluidoterapia Bicarbonato 1,3% (50 ml/kg) + Glucosa 50% (20 ml/kg) 11 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Como ejemplo, para un ternero de 40 kg: 4 litros a 400ml/hora - Dopamina (2,5 µg/kg/min) para mejorar función cardíaca y perfusión esplácnica Ceftiofur (3 mg/kg/24h) Gentamicina (4 mg/kg/12h Aminosidina (20 mg/kg/24h) Flumexin meglumine (0,4 mg/kg/12h) durante 2 días Dexametasona (0,3 mg/kg) en dosis única 2. Acidosis de panza El tratamiento se basa en: - Corrección de la acidosis ruminal y sistémica y prevenir mas producción de ácido láctico. - Restitución de las pérdidas de líquido y electrólitos y conservación del volumen sanguíneo circulante. - Normalización de la motilidad de los estómagos y del intestino. Si la sobrecarga es grave, es necesario vaciar el contenido ruminal bien por ruminotomia, bien por sifonaje. Posteriormente, pueden administrarse alcalinizantes en rumen, aunque los clínicos no los recomiendan pues puede ocasionarse una alcalosis si no se calcula bien la cantidad administrada vía oral y parenteral. Digamos que solamente se administran si el vaciamiento del sector gástrico anterior es parcial. Los alcalinizantes a utilizar en el rumen son sales de Mg (oxido o sulfato) 1 gr/kg o Bicarbonato de sodio (0,5 gr/kg) en abundante agua templada mediante sonda o a través de la ruminotomía. Criterios para (bicarbonato):

calcular

la

perfusión

endovenosa

de

alcalinizante

Si consideramos un déficit de bicarbonato entre 12 y 20 mmol/L: déficit (mmol/L) x 0,3 x peso vivo (kg). Siendo 0,3 espacio extracelular (30% PV) Velocidad de infusión: 2,5 mmol/kg pv y hora Vaca de 450 KG: 12 x 0,3 x 450 = 1.620 mmol de bicarbonato En la practica: 1,5 litros de bicarbonato al 8,4% /// 1 litro/hora 9,5 litros de bicarbonato al 1,3% /// 6 litros/ hora Normalmente se perfunde el 50% en 3-4 horas y el resto en las 812 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

12 horas siguientes (para evitar alcalosis Otra manera de administración es: 10 litros de bicarbonato al 1,3% (1,6 litros al 8,4%) + 20 litros de glucosalino isotónico en 3-4 horas y otro tanto en las 12 horas siguientes. 4. Alcalosis metabólica La alcalosis metabólica se induce principalmente por una estenosis pilórica, funcional o mecánica (dilatación y desplazamiento de cuajar a la izquierda, torsión de cuajar a la derecha, estenosis pilórica mecánica, síndromes vagales, obstrucción intestinal anterior, íleo paralítico asociado a una peritonitis) o bien por la administración de sustancias altamente alcalinizantes como pueden ser el bicarbonato o las sales de magnesio (para contrarrestar una acidosis) o la intoxicación por urea ya sea exógena o endógena (alteraciones renales). La alcalosis metabólica produce una elevación del pH sanguíneo (por encima de 7,45) y de los bicarbonatos (por encima de 40 mM/l). Ante un exceso de COH-, los mecanismos compensadores respiratorios provocan una hipoventilación con retención de CO2. Pero el aumento de la PCO2 queda limitada, pues se acompaña rápidamente de una hipoxia suficiente para estimular la ventilación lo que se opone al incremento de la PCO2. También la alcalosis metabólica provoca la disminución de la fracción ionizada de calcio plasmático, responsable de diversos trastornos suplementarios como el íleo, decúbito o trastornos cardiacos, frecuentes en estas situaciones. Cualquier proceso que provoque una estenosis pilórica ocasiona el reflujo abomasal, es decir un aumento en la concentración de cloruros en el fluido ruminal, hipocloremia, hipopotasemia y alcalosis metabólica además de una marcada deshidratación. La intensidad y la velocidad de aparición del síndrome dependen de la localización y la naturaleza de la afección inicial. El secuestro in situ del jugo abomasal es el origen de la hipocloremia, de la hiponatremia y de la alcalosis. Sabemos que la mucosa abomasal secreta una gran cantidad de protones H+ (hasta 124 mM/L), de Cl- (138 a 172 mM/L), Na+ (121 a 167 mM/L) y K+ (2 a 19 mM/L). La parada del tránsito va a modificar los flujos iónicos habituales sobre las partes más distales del tubo digestivo. Así, el intestino delgado y el colon 13 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

secretan COH- a cambio de Cl- reabsorbido. Por ello el bloqueo del Cl- en el cuajar va a impedir la secreción intraluminal de COH-. El resultado sobre el plano sanguíneo es pues una hipocloremia asociada a una hiperbicarbonatemia encontrando valores de 50-55 mM/L (96-100) y 4550 mM/L (20-30) respectivamente. Los mecanismos de aparición de la hipokalemia son complejos. Por un lado el secuestro de los iones K+ en el cuajar, por otro la anorexia contribuye a anular el aporte de potasio exógeno de origen alimentario (el principal). Además, la alcalosis conlleva un flujo de K+ extracelular (sale potasio) por intercambio con protones (H+) hacia el espacio intracelular. Además, las perdidas urinarias de K+ agravan la hipokalemia (se encuentran valores entre 2 y 2,5 mM/l en suero). Por lo tanto, no es suficiente corregir la alcalosis para obtener una redistribución del K+ hacia el sector extracelular, sino que convendría compensar la depleción real corporal en K+. Datos laboratoriales de bovinos afectados con estenosis pilórica Parámetro

Valores normales Hematocrito(%) 28-38 Proteínas Totales 60-80 (gr/l) Urea (mmol/l) <7,5 Sodio(mmol/l) 135-155 Potasio (mmol/l) 3,5-5,5 Cloro (mmol/l) 96-110 Calcio (mmol/l) 2,0-2,6 HCO3 (mmol/l) 20-30 Exceso de bases -2-+2 (mmol/l) pH 7,35-7,50 pCO2 (mm Hg) 35-45

Estenosis severa >38 >80

pilórica

>7,5 135-155 <3,0 <85 <1,9 >45 >15 >7,50 >50

En el fluido ruminal puede encontrarse: Cloruros Ácidos biliares

> 45 mM/l (15-25) > 50 µM/l (0)

14 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Pautas de tratamiento para las alcalosis metabólicas Aparte del tratamiento quirúrgico para solucionar el vólvulo, el corregir los desequilibrios electrolíticos es básico para salvar la vida del animal: El tratamiento de fluidos consiste en aplicar un volumen aproximado de 20 litros de: - ClNa isotónico 0,9 mM/L - Glucosa 50 gr/L - ClNa 80 mM/L ((4 mM/L)) En los días siguientes, se les suministra 10 L de la misma solución cada 24 horas. Otras soluciones acidificantes propuestas pueden ser: Para 4 litros ClNa 34 gr CLK 3 gr SO4Mg 1 gr Gluconato cálcico 4 gr CLK (1,1%) ClNa (0,9%) Glucosa (5%)

1L 2L 1L

También es posible restablecer la alcalosis por vía oral, siempre y cuando esta y el grado de deshidratación no sean importantes, o bien como mantenimiento del tratamiento endovenoso. Para ello se debe constatar la permeabilidad digestiva. El restablecimiento de la alcalosis por vía oral, tiene la ventaja de su facilidad de preparación, su bajo costo y escaso riesgo de sobredosificación. Sin embargo, estas soluciones no pueden sustituir a las endovenosas en los casos graves, pero servirán para el mantenimiento del animal o restablecer completamente la volemia y el equilibrio salino. Las soluciones de administración oral más comunes pueden ser: ClNa 150 gr ClK 30 gr Para completar hasta 19 litros de agua

15 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

ClNa 80 gr ClK 20 gr Para 10 litros de agua 5. Mamitis colibacilar sobreaguda Este proceso cursa con un choque endotóxico y séptico, que provoca una marcada hipovolemia con hipoxia tisular, con incremento de la glucolisis anaerobia, ocasionando ácido láctico y por tanto acidosis metabólica que se incrementa por la diarrea secundaria. Además, se produce una hipoglucemia y una hipocalcemia considerables lo que agrava aún más el cuadro, ocasionando el decúbito y el coma. Tratamiento - Fluidoterapia - Antibioterapia - Antitóxicos Se requiere el uso de soluciones salinas hipertónicas (NaCl 7,5%) a dosis de 5 ml/kg PV, infundidas vía endovenosa en 5 minutos. Estas soluciones amplían rápidamente la volemia, pero deben ir seguidas de soluciones isotónicas electrolíticas y/o glucosadas, que mantengan el incremento de la volemia. Si hay mejoría, inmediatamente después de la aplicación de la solución hipertónica debe ofrecerse agua de bebida al animal. En el caso que no beba en 15 minutos, aplicaremos de nuevo soluciones isotónicas endovenosas (4 L) o vía oral mediante sonda esofágica (20 L) Para el control de la hipocalcemia puede ser necesario administrar 250500 ml del gluconato cálcico al 20%. Pauta recomendada para el tratamiento de la mamitis colibacilar sobreaguda (Bovino de 500 kg)

T

ClNa 7,5%

Hora 0

2,5 L (5')

Hora 1

Dextrano P.M.70.0 00 1L

ClNa 0,9%

1L

4L

4L

Sol comercial de Calcio 0,5 L

Glucosa 50% 0,3 L

16 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Hora 2 Hora 3 Hora 4 Hora 5 Hora 8 Hora 24 Hora 36 Hora 48

4L 4L 4L ¿? ¿? ¿?

0,3 L

0,3 L

¿? ¿?

Los antibióticos recomendados son los bacteriostáticos para prevenir una liberación de más endotoxinas en la ubre tras la destrucción de las bacterias. INTOXICACIÓN HÍDRICA Se produce en terneros como consecuencia de: y Pérdidas de ClNa + Ingesta grandes volúmenes de H2O y Ingesta de grandes volúmenes de H2O Consecuencias: y Hiperhidratación celular (sobre todo cel. cerebrales) = Edema cerebral y Hemólisis y Hemoglobinuria y Hipotermia Propuesta de tratamiento - Furosemida = 2 mg/kgPV - ClNa, 7,5 % = 5 ml/kgPV en 5 min. - Manitol al 20% = 1g/kg/20 min 5. Bibliografía 1. Alonso, D. A., Fidalgo, A. L., González, M, J. Fluidoterapia en medicina de rumiantes. En: Aplicaciones de fluidos en Veterinaria. Consulta de Difusión Veterinaria SL. 2001. Capitulo IX. P. 111-128 2. Braun, U., Steiner, A., Kaegi, B. Clinical, haematological and biochemical findings and the results of treatment in cattle with acute function al piloric stenosis. Veterinary Record. 1990. nº 126, p. 10717 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

110. 3. Brugère-Picoux, J. Utilisation des solutés dans le traitement de la déshydratation et des troubles acido-basiques chez les bovins adultes. Recueill de Médicine Véterinaire. 1985. vol 3. nº 161. p. 231-243 4. Bywater, RJ. Oral rehydration in calves. En: Raw M-E, Parkinson TJ, eds.The veterinary annual. 1994. nº 34. p 35-42. 5. Constable, PD. Solucion salina hipertónica. Clínicas Veterinarias de Norteamérica. 2003. p. 113-139. 6. Dirksen, G., Grunder, HD., Stober, M. Medicina interna y cirugía del bovino. 2005. vol. 2. 7. Green, M. Mastitis tóxica en el ganado bovino. Veterinary Digest Rumiantes. 1998.Vol VIII, nº 2. Art 7. 8. Michell, B. Ruminant acidosis. In Practice 1990, nº 12. p. 245-249. 9. Schelcher, F., Valdeher, JF., Espinasse, J. Thérapeutique liquidienne chez les bovins adultes. Le Point Véterinaire. 1994, vol 26. nº163. p. 661-673. 10. Roussel, A.J. Fluidoterapia en el ganado adulto. Clínicas Veterinarias de Norteamérica. 2003. p. 99-113. 11. Radostits, OM., Gay, CC., Blood, DC., Hinchcliff, KW. Medicina veterinaria. 2001.9ª ed. Vol 1 y 2. Madrid: Interamericana McGrawHill.

RECVET® Revista Electrónica de Clínica Veterinaria está editada por Veterinaria Organización®. Es una revista científica, arbitrada, online, mensual y con acceso completo a los artículos íntegros. Publica preferentemente trabajos de investigación originales referentes a la Medicina y Cirugía Veterinaria desde el aspecto Clínico en cualquier especie animal. Se puede acceder vía web a través del portal Veterinaria.org® http://www.veterinaria.org o desde RECVET® http://www.veterinaria.org/revistas/recvet Dispones de la posibilidad de recibir el Sumario de cada número por correo electrónico solicitándolo a recvet@veterinaria.org Si deseas postular tu artículo para ser publicado en RECVET® contacta con recvet@veterinaria.org después de leer las Normas de Publicación en http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/normas.html Se autoriza la difusión y reenvío de esta publicación electrónica siempre que se cite la fuente, enlace con Veterinaria.org®. http://www.veterinaria.org y RECVET® http://www.veterinaria.org/revistas/recvet Veterinaria Organización® (Copyright) 1996-2008 Email: info@veterinaria.org

18 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070802.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html RECVET- Revista Electrónica de Clínica Veterinaria http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad (Locomotion pattern and its variability in the trot of Spanish Purebred) Miró-Rodríguez Francisco1,C, Martínez-Galisteo Alfonso1, VivoRodríguez Joaquín1, Cano-García, Rosario 1 Departamento de Anatomía y Anatomía Patológica Comparadas. Universidad de Córdoba. C Departamento de Anatomía y Anatomía Patológica Comparadas. Universidad de Córdoba. Edificio Sanidad Animal. Campus Rabanales. Ctra. Madrid-Cádiz, Km. 396. 14070Córdoba. España. Tel: +34957218143. Fax:+34957218847. e-mail: an1mirof@uco.es

RECVET: 2008, Vol. III, Nº 7 Recibido 27.02.08 / Referencia 070803_RECVET / Aceptado 12.05.08 / Publicado: 01.07.08 Este artículo está disponible en http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html concretamente http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf Revista Electrónica de Clínica Veterinaria RECVET® está editada por Veterinaria Organización® Se autoriza la difusión y reenvío siempre que enlace con Veterinaria.org® http://www.veterinaria.org y con RECVET®-http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Resumen Utilizando un sistema de videografía asistido por ordenador se estudiaron las variables lineales, temporales y angulares de los miembros torácico y pelviano de 15 caballos de Pura Raza Española al trote guiados de la mano (velocidad 3,9 ± 0,3 m/s) así como la variabilidad que presentaban. Los coeficientes de variación intra- e interindividual en la mayoría de los parámetros analizados fue reducida, con algunas excepciones. En los parámetros angulares se observaron altos coeficientes de variación intrae interindividuales en los rangos de movimiento angular de la inclinación de la escápula, hombro, inclinación de la pelvis y cadera, instante de máxima extensión del hombro y del carpo y ángulo en el instante de máxima elevación de los cascos de las articulaciones del codo, carpo, tarso y articulación metatarsofalangiana así como para el ángulo de retracción-protracción del miembro torácico y el de inclinación de la pelvis.

Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf

1


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Los diagramas normalizados ángulo-tiempo (media ± d.t.) para todos los parámetros angulares estudiados fueron útiles para facilitar la comprensión de la cinemática articular a lo largo del tranco completo y pueden servir, junto con el resto de variables analizadas, de referencia para establecer el patrón locomotor de esta raza. Palabras clave: caballo, trote, cinematica, variabilidad

Abstract Linear, temporal and angular variables from the fore and hind limbs at the trot at hand (speed 3,9 ± 0,3 m/s) in 15 Spanish Purebred Stallions were studied by computer-aided videography. With some exceptions, few intra- and inter-individual variations were recorded for most of the variables analised. With respect to the angular variables high intra- and inter-individual coefficients of variance were obtained for angular range of motion of scapula inclination,, shoulder joint, pelvic inclination and hip joint, the values of the elbow joint, carpus, tarsus, and hind fetlock joint at the highest hoof position; and retractionprotraction angle and pelvis inclination. Standardised angle-time diagrams (mean ± s. d.) studied were useful to make easier the understanding of the joint kinematics throughout the entire stride and may be used as references to set up the locomotion pattern in the Sapanish Purebred HOrse Key words: horse, trot, kinematics, variablility

1. Introducción Un elevado porcentaje del censo equino en España corresponde a caballos de Pura Raza Española (P.R.E.) y su difusión por otros países, especialmente americanos, es muy importante. Esta raza gracias a sus aptitudes se ha venido utilizando como excelente caballo de recreo y en la actualidad está demostrando un gran potencial para diferentes actividades ecuestres y, en particular, para la doma clásica y el enganche ligero. La valoración de las características básicas de los productos de esta raza que se pretende que sean reproductores incluye un análisis del caballo Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf

2


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

moviéndose al trote guiado de la mano de un presentador (Boletín Oficial del Estado – BOE-, 93, 18-4-2003). En los últimos años han visto la luz numerosos trabajos que analizan objetivamente las características locomotoras equinas. Dichos trabajos ofrecen información relativa a las variables que definen la unidad de locomoción, el tranco, en los distintos aires que es potencialmente útil para jueces, entrenadores y jinetes, además de servir como referencia para el resto de investigadores en biomecánica equina (Clayton, 1994). Las características cinemáticas del tranco en varios tipos distintos de caballos y en diferentes aires y condiciones han sido descritas expresando sus variables lineales, temporales y angulares. Holmström et al. (1994) realizaron una descripción básica de los patrones angulares de los miembros torácico y pelviano de caballos Sangrecaliente suecos montados y con altas calificaciones en sus movimientos. Galisteo et al (1996) analizaron las variables angulares en el paso del caballo P.R.E. y Galisteo et al. (1997) estudiaron la influencia de la raza en la biomecánica del miembro torácico del caballo. Las diferencias biomecánicas entre individuos jóvenes y adultos de Pura Raza Española fueron analizadas por Cano et al. (1999) y los cambios relativos a la edad por Cano et al. (2001). Las características biomecánicas relacionadas con diversas disciplinas ecuestres han sido puestas de manifiesto en caballos de diferentes razas. Así, Morales et al. (1998a,b) analizaron las diferencias que se establecen entre caballos P.R.E. de élite y otros considerados como no de élite en la disciplina de doma clásica. Miró et al.(1996) describieron la capacidad de reunión en el passage y piaffe, movimientos utilizados en la disciplina de Doma Clásica, de caballos de Pura Raza Española, y Miró et al. (2006) la adaptación de la mecánica natural de caballos de Pura Raza Española a la disciplina y condiciones del enganche ligero. La repetitividad en las características de la locomoción de los caballos sanos ha sido analizada en caballos trotadores Standardbred al trote de alta velocidad en pista (Drevemo et al., 1980) o a velocidades más lentas en tapiz rodante (van Weeren et al., 1993). Degueurce et al. (1997) evaluaron la variabilidad de los rangos de movimiento angular de las articulaciones de los miembros en una población de caballos sanos trotando en las condiciones habituales de examen de cojeras. La variabilidad individual entre caballos también se ha evaluado empleando procedimientos estandarizados para representar gráficamente la cinemática de los miembros (Back et al., 1994a,b) y los diagramas ángulo-tiempo obtenidos han sido útiles posteriormente en la descripción de los aspectos funcionales de los miembros torácicos y pelvianos durante la locomoción. Las

variables

relativas

a

los

ángulos

articulares

se

emplean 3

Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

frecuentemente en la descripción objetiva y cuantitativa de la locomoción animal (Back et al., 1993) pero los métodos empleados son por lo general extremadamente complejos y caros (Galisteo et al., 1996). Además, las deficiencias en los sistemas de registro y el tiempo que requieren las técnicas de análisis han limitado el número de caballos y de variables analizadas (Holmström et al., 1994). La videografía normal es una técnica que ha sido empleada en la medida de ciertas variables cinemáticas del tranco en caballos de deporte (Barrey et al., 1993) y se ha demostrado que es una herramienta útil para analizar variables angulares en aires lentos (Galisteo et al., 1996). Aunque está aceptado que el caballo P.R.E. tiene unos movimientos peculiares, muy evidentes al trote, existe todavía poca información acerca de los parámetros cinemáticos básicos de esta raza en dicho aire. La descripción de los valores cinemáticos al trote en caballos P.R.E. sanos podría en primer lugar servir como patrón de referencia de este aire para la valoración de caballos en movimiento en las mismas condiciones con fines de selección, de control de entrenamiento, o con objetivos clínicos para el análisis de individuos que presenten cojeras u otras alteraciones funcionales. Los objetivos de este trabajo fueron el de establecer, mediante videografía asistida por ordenador, los valores de los parámetros lineales, temporales y angulares de los miembros torácico y pelviano del caballo P.R.E. sano al trote guiado de la mano, desarrollar los diagramas ángulotiempo de algunos ángulos (articulares o no) y analizar la variabilidad intra e interindividual que presentan todos estos parámetros. 2. Material y métodos 2.1. Caballos En este estudio se utilizaron 15 sementales P.R.E., inscritos como reproductores en el Libro Genealógico de la raza, criados y mantenidos bajo idénticas condiciones ambientales de alimentación y manejo, con una alzada media a la cruz de 158 ± 3 cm y una media de edad de 13.6 ± 3.1 años. Los caballos no estaban incluidos en ningún programa de entrenamiento específico y tras una valoración clínica se determinó que en el momento de la grabación no presentaban ningún signo de cojera. 2.2. Método Sobre la piel del lado derecho de cada caballo y a nivel de referencias esqueléticas específicas (figura 1) para la definición de variables angulares, se pegaron marcadores autoadhesivos de 32 mm. de diámetro y de color que contrastaba con la capa del caballo.

4 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Figura 1. Esquema representando la posición de los marcadores: 1. Cruz (vértice de la apófisis espinosa de la 5ª vértebra torácica), 2. Tuberosidad de la espina de la escápula, 3. Porción caudal del tubérculo mayor del húmero, 4. Ligamento colateral lateral de la articulación del codo, a nivel de la interlínea articular, 5. Apófisis estiloidea lateral del radio, 6. Espacio entre los huesos 4º Carpiano, Metacarpiano III y Metacarpiano IV, 7. Ligamento colateral lateral de la articulación metacarpofalangiana, a nivel de la interlínea articular, 8. Corona del casco torácico (a nivel del eje del dedo), 9. Tuberosidad coxal, 10. Porción caudal del trocánter mayor del fémur, 11. Ligamento colateral lateral de la articulación femorotibial, a nivel de la interlínea articular, 12. Maléolo lateral de la tibia, 13. Espacio comprendido entre los huesos 4º Tarsiano, Metatarsiano III y Metatarsiano IV, 14. Ligamento colateral lateral de la articulación metatarsofalangiana, a nivel de la interlínea articular, 15. Corona del casco pelviano (a nivel del eje del dedo). 2.3. Grabación Se grabaron referencias de medidas lineales horizontales y verticales situadas en la zona central de la línea de movimiento de los caballos para la posterior calibración del sistema de análisis. Posteriormente, y tras un ligero calentamiento, cada caballo fue grabado al menos seis veces al trote de la mano a una velocidad confortable recorriendo una pista de 20 x 1.5 m. Se utilizó una videocámara (Hi8 SONY 5000-E, Sony Electronics Inc., Park Ridge, NJ, USA) (25 HZ, velocidad de obturación 1:40005 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

1:10000) ofreciendo una anchura de campo de 8 m, situada mediante trípode perpendicular a la línea de desplazamiento a una distancia de 11 metros y la lente a una altura de 1,10 metros. 2.4. Análisis de imagen Mediante un sistema semiautomático de análisis de imagen (Sistema Morfométrico de Video Digital, SMVD) se obtuvieron resultados relativos a las variables lineales, temporales y angulares (figura 2) descritas por Galisteo et al (1996) siguiendo las directrices de Leach et al. (1984). Además se calculó la sobrehuella como la distancia en centímetros existente entre las pisadas de los dos miembros del lado derecho, siendo positiva si el miembro pelviano rebasa la situación de la pisada del torácico correspondiente. Para los valores angulares se calculó el valor máximo y mínimo así como el instante en el que se producen estos valores, expresados porcentualmente en relación al total de la duración del tranco (PMax, PMin), la diferencia entre el valor máximo y el mínimo (Rango de Movimiento Articular, RMA) y el valor angular en el instante de máxima elevación del casco (Max elev). Para cada caballo el valor de cada variable fue la media de los valores de dicha variable en cada uno de los seis trancos analizados. Se emplearon métodos estándar para obtener los estadísticos básicos para cada variable: media, desviación típica (d.t.), rango, error típico de la media (ETM) y los coeficientes de variación porcentual medios intraindividuales (CVi) e interindividuales (CVe) empleando el Statistical Analysis System (SAS®; SAS Inc., 1982). El CVi se calculó promediando los CVi de cada individuo. En aquellas variables que se expresan como un instante relativo al 100% del tranco (PMax, PMin, max elev) la variabilidad intraindividual media se calculó promediando las desviaciones típicas de cada individuo, ya que el cálculo del coeficiente de variación está influenciado por el punto (desde el 0 al 100%) en que se encuentre, dado que CV= d.t./media*100. Para la interpretación del comportamiento de las distintas variables articulares en las diferentes fases del tranco se realizaron diagramas ángulo-tiempo (curva promedio ± d.t.) empleando para ello los valores de todas las pasadas normalizados del 0 al 100 % de la duración total del tranco (Back et al. 1994a, b ) .

6 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Figura 2. Representación esquemática de las variables angulares de los miembros torácicos y pelvianos: 1. inclinación de la escápula, 2. inclinación de la pelvis, a. hombro, b. codo, c. carpo, d. art. metacarpofalangiana, e. cadera, f. rodilla, g. tarso, h. art. metatarsofalangiana, A. Angulo Retraction-Protraction torácico, B. Angulo Retraction-Protraction pelviano. 7 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Se emplearon métodos estándar para obtener los estadísticos básicos para cada variable: media, desviación típica (d.t.), rango, error típico de la media (ETM) y los coeficientes de variación porcentual medios intraindividuales (CVi) e interindividuales (CVe) empleando el Statistical Analysis System (SAS®; SAS Inc., 1982). El CVi se calculó promediando los CVi de cada individuo. En aquellas variables que se expresan como un instante relativo al 100% del tranco (PMax, PMin, max elev) la variabilidad intraindividual media se calculó promediando las desviaciones típicas de cada individuo, ya que el cálculo del coeficiente de variación está influenciado por el punto (desde el 0 al 100%) en que se encuentre, dado que CV= d.t./media*100. Para la interpretación del comportamiento de las distintas variables articulares en las diferentes fases del tranco se realizaron diagramas ángulo-tiempo (curva promedio ± d.t.) empleando para ello los valores de todas las pasadas normalizados del 0 al 100 % de la duración total del tranco (Back et al. 1994a, b ) . 3. Resultados La velocidad registrada, los estadísticos básicos de los parámetros lineales y temporales del tranco analizados y sus coeficientes de variación porcentual se muestran en la Tabla 1. Hay que destacar los elevados coeficientes de variación obtenidos para la longitud de sobrehuella. Exceptuando el CVe del tiempo de apoyo del miembro torácico, el resto de las variables temporales analizadas en cada miembro mostraron coeficientes de variación en torno al 10% o menores, siendo de magnitudes parecidas en los miembros torácico y pelviano. Los resultados de los valores angulares referentes al miembro torácico y pelviano, expresados respectivamente en la tablas 2 y 3, mostraron en general escasa variabilidad, excepción hecha de los rangos de movimiento articular de la inclinación de la escápula y de la pelvis, del hombro y cadera. Otro parámetro en el que se observaron altos CVe fue el ángulo en el instante de máxima elevación de los cascos (Max elev) en las articulaciones del codo, carpo, tarso y articulación metatarsofalangiana y en menor medida la de la articulación metacarpofalangiana, así como para el ángulo de retracción-protracción del miembro torácico y en el de inclinación de la pelvis. La expresión de la cinemática de cada una de las articulaciones analizadas se muestran en forma de diagramas ángulotiempo (media ± d.t.) en las Figuras 3 y 4.

8 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Escápula

Hombro 140

130

70

Angulo (grados)

Angulo (grados)

80

60

50

120

110

100

40

90

0

20

40

60

80

100

0

20

40

Tiempo (% tranco)

60

80

100

80

100

Tiempo (% tranco)

Codo

Carpo 200 180

Angulo (grados)

Angulo (grados)

150 130 110 90

160 140 120 100 80 60

70 0

20

40

60

80

0

100

20

Tiempo (% tranco)

Metacarpofalangiana protracción

60

Retracción-

255

120

235

110

Angulo (grados)

215

Angulo (grados)

40

Tiempo (% tranco)

195 175 155 135

100 90 80 70 60

115

50

0

20

40

60

80

100

Tiempo (% tranco)

0

20

40

60

80

100

Tiem po (% tranco)

Figura 3. Diagramas ángulo-tiempo (media ± d.t.) de las articulaciones del miembro torácico en caballos de Pura Raza Española al trote. Nota: La línea vertical discontinua indica el instante de apoyo medio y la continua la transición de la fase de apoyo a la de vuelo.

9 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Pelvis

Cadera

125

115

Angulo (grados)

Angulo (grados)

30

20

105

95

85

75

10 0

20

40

60

80

0

100

20

40

60

80

100

Tiempo (% tranco)

Tiempo (% tranco)

Rodilla

Tarso

175 160

Angulo (grados)

Angulo (grados)

155

135

115

95

140

120

100

80 0

20

40

60

80

100

0

20

Tiempo (% tranco)

40

60

80

100

Tiempo (% tranco)

Metatarsofalangiana

Retracción-protracción 130

235

120

215

Angulo (grados)

Angulo (grados)

110 195 175 155 135

100 90 80 70

115

60

95 0

20

40

60

80

100

Tiempo (% tranco)

0

20

40

60

80

100

Tiempo (% tranco)

Figura 4. Diagramas ángulo-tiempo (media ± d.t.) de las articulaciones del miembro pelviano en caballos de Pura Raza Española al trote. Nota: La línea vertical discontinua indica el instante de apoyo medio y la continua la transición de la fase de apoyo a la de vuelo.

10 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

4. Discusión De la normativa existente (BOE 93, 18-4-2003) acerca de la valoración de los caballos de Pura Raza Española que aspiran a ser reproductores se deduce la importancia del análisis dinámico de los individuos al trote. Aunque no existe ningún requerimiento legal relativo a que esta valoración deba realizarse por algún método objetivo creemos de enorme interés realizar un análisis en profundidad acerca de los parámetros cinemáticos y su variabilidad en el trote de caballos sanos y ya valorados e inscritos en el Libro Genealógico de esta raza por haber superado las pruebas correspondientes. Tabla 1. Estadísticos básicos de la velocidad y los parámetros lineales y temporales del tranco en un grupo de caballos de Pura Raza Española (n=15) al trote Velocidad (m/s) Amplitud (cm) Sobrehuella (cm) Miembro torácico Duración del tranco (s) Tiempo apoyo (s) Tiempo vuelo (s) % apoyo % apoyo medio % max elev Miembro pelviano Duración del tranco (s) Tiempo apoyo (s) Tiempo vuelo (s) % apoyo % apoyo medio % max elev

Media ±

Rango

ETM

CVe

CVi

3.9 ± 0.3 260 ± 22 -12 ± 10

2.0 109 46

0.04 2 1

9.9 8 83

5.9 4 50

0.65 ± 0.04 0.26 ± 0.04 0.39 ± 0.03 39.9 ± 4.2 16.4 ± 4.4 62.4 ± 5.0

0.12

0.004

5.54

3.56

0.16

0.004

13.62

7.46

0.12

0.003

6.89

4.32

18.9 20.2 26.5

0.4 0.5 0.5

10.4 -

6.3 2.8# 4.3#

0.65 ± 0.04 0.26 ± 0.03 0.39 ± 0.03 39.4 ± 3.4 18.7 ± 3.4 53.6 ± 8.4

0.16

0.004

5.65

3.23

0.12

0.003

10.16

7.55

0.16

0.003

8.09

5.31

17.7 18.9 37.5

0.4 0.4 0.9

8.6 -

6.5 3.1# 5.5#

Nota: d.t.= desviación típica; ETM= error típico de la media; CVe= coeficiente de variación interindividual; CVi= coeficiente de variación intraindividual; # = media de las desviaciones típicas de cada individuo.

11 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

En esta experiencia los caballos fueron a una velocidad confortable y los valores medios fueron muy similares a los encontrados en la literatura para este aire en otros caballos de esta misma raza trotando guiados de la mano (Cano et al., 1999) o en otro tipo de caballos trotando sobre tapiz rodante (Back et al., 1993; Buchner et al., 1994). Se ha observado que los caballos guiados de la mano tienden a repetir las velocidades de un modo espontáneo y que el patrón locomotor resulta muy similar en pruebas sucesivas del mismo animal o durante comparaciones entre diferentes sujetos (Degueurce et al., 1997; Galisteo et al., 1998). Las bajas variaciones de velocidad demuestran la posibilidad de repetir pruebas similares en caballos guiados de la mano trotando sobre una pista sin la ayuda del tapiz rodante (Degueurce et al., 1997) y de esta forma evitar las modificaciones en la locomoción que esta metodología puede inducir (Buchner et al., 1994). Debido a la pequeña variación en la velocidad registrada por nosotros, tanto intra- como inter-individual (Tabla 1), no se ha tomado en consideración su influencia en el resto de los parámetros. 4.1. Parámetros lineales Los valores de amplitud de tranco obtenidos en este estudio fueron similares a los obtenidos por otros autores en caballos de esta raza al trote guiado de la mano (Galisteo et al., 1997; Cano et al., 1999), y no difieren en gran medida de los observados en otras razas, en rangos de velocidades parecidas (Clayton 1994; Degueurce et al. 1997). En este estudio la amplitud, la velocidad y la duración del ciclo de cada uno de los miembros fueron calculados por separado, obteniéndose unos reducidos márgenes de variabilidad tanto interindividuales como, sobre todo, intraindividuales, lo que indicó una gran repetitividad de los resultados de estas variables en cada caballo. La longitud de sobrehuella, únicamente valorable en aires simétricos como son el paso y el trote, es un parámetro lineal importante a la hora de evaluar los movimientos del caballo pues tradicionalmente, jinetes y entrenadores han valorado de forma positiva caballos que expresaban valores positivos y altos de esta variable. Clayton (1994) observó en caballos montados a los 4 tipos de trote (corto, de trabajo, medio y extendido) que esta variabilidad era menor conforme se alargaba el trote. En el caballo montado este factor ha sido utilizado para definir variedades dentro de un mismo aire (paso o trote corto, medio o largo) (Chambry, 1991). Los caballos en enganche según la F.E.I. (Fédération Ecuestre Internationale) deben exhibir valores positivos en esta variable aunque Miró et al (2006) demostraron que a pesar de que el aire se realice con la corrección exigida, esta característica no siempre se cumple. Cuando el 12 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

caballo no está sometido a la voluntad del jinete o de la persona que los dirige en el enganche y se mueve con relativa libertad, como es el caso de cuando se presenta guiado de la mano, manifiesta sus aptitudes naturales de un modo más evidente y es entonces cuando esta variable adquiere gran importancia. En este sentido, está generalmente asumido que en caballos proporcionados cuanto más se sobrepase la huella (sobrehuella positiva), mayor peso descarga el caballo sobre su tercio posterior facilitando el empuje y la carga (Steinbrecht et al., 1995) aunque esta hipótesis, a nuestro entender, necesitaría de complejos análisis para ser confirmada científicamente. Nos parece interesante apuntar que el caballo P.R.E. por definición es una raza proporcionada, que los individuos analizados en este estudio tenían la morfología y proporciones típicas de la raza y, por lo tanto, la valoración de la distancia de sobrehuella resultó de interés aplicativo. Así para este parámetro existió gran variabilidad en los caballos analizados. Coincidiendo con lo obtenido por Drevemo et al. (1980) que citaron coeficientes de variación interindividuales relativamente altos, en torno al 15 %, en caballos trotadores a velocidades medias de 12 m/s. De todo lo anterior podemos deducir que es el factor individual el que condiciona en gran medida esta variable. 4.2. Parámetros temporales Aunque los tiempos de apoyo de los miembros y sus porcentajes con respecto al total de la duración del tranco están muy influenciados por factores como la velocidad (Galisteo et al., 1998), la influencia que ejerce al moverse con el jinete (Morales et al.,1998a,b) o la raza del caballo (Galisteo et al., 1997), en nuestro análisis no existió variabilidad debida a la velocidad de recorrido, y otros factores no influyeron pues los individuos fueron de la misma raza y se movieron llevados de la mano. Por ello los resultados obtenidos para las variables temporales son de interés aplicativo en lo que pueden tener de expresión racial. Únicamente la duración del apoyo del miembro torácico mostró un CVe superior al 10%, por lo que consideramos que estas variables pueden ser establecidas como referencias biomecánicas a tener en cuenta en futuros trabajos en individuos adultos de la misma raza, valorados en semejantes condiciones. 4.3. Parámetros angulares Van Weeren et al. (1988) apuntaron que una fuente de error importante en los estudios sobre ángulos articulares podría provenir del desplazamiento de la piel sobre las referencias anatómicas, particularmente considerables en las articulaciones más proximales. Los mismos autores mostraron que los caballos de talla y conformación similares tienen movimientos de la piel de magnitud comparable. Al 13 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

utilizar en nuestro estudio individuos de una misma raza, de conformación semejante y de talla parecida los resultados obtenidos para estas variables podrían, con las debidas precauciones, ser tenidos en cuenta como referencia de esta raza. Los altos CVi observados en el PMax de hombro y carpo se debieron a que la extensión máxima de estas articulaciones se detectó bien al final del tranco o bien al principio del siguiente, de ahí la elevada variabilidad y los elevados rangos observados para estas articulaciones (100 y 80 respectivamente). Estos resultados son simplemente consecuencia del diseño metodológico que no justifica el cambio únicamente para una variable. Al igual que ocurría en los parámetros lineales y temporales, los CVi obtenidos en los parámetros angulares fueron siempre más bajos que los CVe. Según Degueurce et al. (1997), el cálculo de la variabilidad intraindividual no se ve influenciado por asimetrías locomotoras o por el error en la colocación de los marcadores. Además, estos autores observaron sobre diagramas ángulo-tiempo que los valores de variabilidad intra- e interindividual en los ángulos articulares se incrementaban en sentido proximo-distal del miembro. Galisteo et al. (1996) obtuvieron coeficientes de variación elevados en el RMA del hombro en caballos P.R.E. al paso, sugiriendo la posibilidad de que la alta variabilidad detectada tanto entre caballos como dentro de un mismo individuo fuera consecuencia de la oscilación craneocaudal de la escápula y , al igual que indicó Schamhardt et al. (1991) a la ausencia de una conexión ósea entre el miembro y el tronco. Estas consideraciones podrían ser también válidas para explicar los altos CVi y CVe observados para el RMA de la inclinación de la escápula y de la articulación del hombro en el presente estudio. Los caballos de P.R.E. durante mucho tiempo han sido seleccionados por sus movimientos elevados (Miró et al. 1996) orientados a exhibir un patrón considerado más elegante. Galisteo et al. (1997) compararon el movimiento del miembro torácico en caballos P.R.E. con el de Sangrecaliente Holandés encontrando en el P.R.E. una mayor flexión en sus articulaciones y una menor amplitud de tranco sugiriendo una explicación al tipo de mecánica del miembro en cada raza. Según los mismos autores articulaciones como el carpo y el codo son en gran medida responsables de esta capacidad flexora durante el movimiento, por lo que creemos que los resultados de las variables angulares tienen gran importancia en el establecimiento de un patrón locomotor que defina a los individuos de una raza. Back et al. (1994a,b) han sugerido que durante la fase de vuelo, el movimiento de los miembros es en gran parte debido a la inercia, lo que puede explicar que los diagramas ángulo-tiempo muestren que la desviación típica de algunas variables articulares fuera mayor durante esta fase que en la fase de apoyo. Van Weeren et al. (1993) encontraron que los patrones de las trayectorias de los cascos en el miembro torácico 14 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

eran claramente diferentes de las del miembro pelviano, aunque el hallazgo más importante de estos autores fue demostrar el carácter marcadamente individual y altamente repetitivo de los patrones exhibidos, sugiriendo que éstos podrían ser usados como la “huella dactilar biomecánica” del caballo. A partir de nuestros resultados se ha observado que el miembro torácico presenta una marcada individualidad en sus movimientos, siendo ésta menor en el miembro pelviano, por lo que ese patrón intraindividual característico de cada caballo podría ser un factor interesante a considerar con vistas a la selección genética. Degueurce et al. (1997) sugirieron que la ratio variabilidad interindividual/variabilidad intraindividual era un parámetro interesante para evaluar la variabilidad. Un valor de 1 indicaría que la diferencia observada entre los patrones articulares de 2 caballos es la misma que la observada durante el análisis de un mismo sujeto. Así, cuando la ratio aumenta (>1), la locomoción se hace más característica del individuo (Degueurce et al., 1997). A partir de nuestros resultados, las ratios obtenidas fueron similares a las citadas por estos autores (alrededor de 2) y más pequeñas que las obtenidas por Drevemo et al. (1980) en caballos trotadores Standardbred. Los diagramas bidimensionales ángulo-tiempo empleados en las descripciones cuali y cuantitativas de los movimientos articulares durante un ciclo del tranco completo no son nuevos y se pueden generar usando varias técnicas (Back et al., 1994a,b). Degueurce et al. (1997) sugirieron que las curvas estándar de cada una de las articulaciones calculadas sobre una población, pueden ser consideradas como dato de referencia para posteriores análisis de desórdenes locomotores y a nosotros nos parece importante también su aplicación con fines de selección. En este trabajo se presentan diagramas ángulo-tiempo normalizados y promediados de un grupo homogéneo de caballos P.R.E. adultos al trote guiados de la mano y que podrían ser utilizados en futuros estudios como valores de referencia. 5. Conclusiones En conclusión, los parámetros lineales, temporales y angulares del trote guiado de la mano en caballos sanos de Pura Raza Española analizados mediante un sistema de videografía asistido por ordenador presentaron en general escasa variabilidad. Los diagramas normalizados ángulo-tiempo (media ± d.t.) para todos los parámetros angulares estudiados son útiles para facilitar la comprensión de la cinemática articular a lo largo del tranco completo y pueden servir de referencia para establecer el patrón locomotor de esta raza. 6. Agradecimientos 15 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Los autores del trabajo agradecen al personal del Centro Militar de Cría Caballar de Jerez de la Frontera (Cádiz) y al Ministerio de Defensa por su colaboración en este trabajo. 7. Bibliografía 1. Back, W., van den Bogert, A.J., van Weeren, P.R, Bruin, G. and Barneveld, A. Quantification of the locomotion of Dutch Warmblood foals. Acta Anat.,1993. 146, 141-147. 2. Back, W., Schamhardt, H.C., Savelberg, H.H.C.M., van den Bogert, A.J., Bruin, G., Hartman, W. and Barneveld, A. How the horse moves: Significance of graphical representations of equine forelimb kinematics. Equine Vet. J.,1994a, 27, 31-38. 3. Back, W., Schamhardt, H.C., Savelberg, H.H.C.M., van den Bogert, A.J., Bruin, G., Hartman, W. and Barneveld, A. How the horse moves: Significance of graphical representations of equine hindlimb kinematics. Equine Vet. J., 1994b, 27, 39-45. 4. Barrey, E., Blanchard, G. and Orange, FAnalyse cinématique du saut chez le cheval de concours hippique. Influence du niveau d’épreuve, de l’âge, du sex, de la race et de l’origine paternelle. Recueil de Médicine Vétérinaire, 1993, 169, 37-43. 5. Buchner, H.H.F., Savelberg, H.C.M., Schamhardt, H.C., Merkens, H.W. and Barneveld, A. Kinematics of treadmill versus overground locomotion in horses. Vet. Quart., 1994, 16 (Suppl 2), 87-90. 6. Boletín Oficial del Estado. Ministerio de la Presidencia. BOE 93, 18-42003. Normativa de Aptitud Básica de Reproductor par inscripción en el Libro Genealógico. 7. Cano, M.R., Miró, F., Vivo, J. and Galisteo, A.M. Comparative biokinematic study of young and adult Andalusian horses at the trot. J. Vet. Med., 1999, A 46, 91-101. 8. Cano, M.R., Miró, F., Monterde, J.G., Diz , A., Martín , J. and A.M. Galisteo. Canges due to age in kinematic of trotting Andalusian Horses. Equine Vet J., Suppl., 33, 2001, 116 -121. 9. Chambry, P. La equitación: Técnica. Entrenamiento. Competición. Ed. Hispanoeuropea. Barcelona. España, 1991, 105-109. 10. Clayton, H.M. Comparison of the stride kinematics of the collected, working, medium and extended trot in horses. Equine Vet. J., 1994, 26, 230-234. 11. Degueurce, C., Pourcelot, P., Audigie, F., Denoix, J.M. and Geiger, D. Variability of the limb joint patterns of sound horses at trot. Equine Vet. J. Suppl., 23, 1997, 89-92. 12. Drevemo, S., Fredricson, I., Dalin, G. and Björne, K. Equine locomotion: 2. The analysis of coordination between limbs of trotting Standardbreds. Equine Vet. J., 1980, 12, 66-70. 13. Galisteo, A.M., Cano, M.R., Miró, F., Vivo, J., Morales, J.L. and Agüera, E. Angular joint parameters in the Andalusian horse at the walk 16 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

obtained by normal videography. J. Equine Vet. Sci. , 1996, 16, 73-77. 14. Galisteo, A.M., Vivo, J., Cano, M.R., Morales, J.L., Miró, F. and Agüera, E., Differences between breeds (Dutch Warmblood vs Andalusian Purebred) in forelimb kinematics. J. Equine Sci., 1997, 8, 43-47. 15. Galisteo, A.M., Cano, M.R., Morales, J.L., Vivo, J. and Miró, F. The influence of speed and height at the withers on the kinematics of sound horses at the hand-led trot. Vet. Res. Comm. , 1998, 22, 415-423. 16. Holmström, M., Fredricson, I. and Drevemo, S. Biokinematic analysis of the SwedishWarmblood riding horse at the trot. Equine Vet. J., 1994, 26, 235-240. 17. Leach D.H., Omrod K., Calyton H.M. Standarized terminology for the description and analysis of equine locomotion. Equine Vet. J., 1984, 16 :522-528. 18. Miró F., Morales J.L., Garcia-Palma G., Galisteo A.M. Collection in the Passage and Piaffe of Spanish Purebred Horse: A Preliminary Report. Pferdeheilkunde, 1996, 12 (4): 693-697. 19. Miró F., Vivo J., Cano R., Diz A., Galisteo A.M. Walk and Trot in the horse at driving: kinematic adaptation of its natural gaits. Anim. Res., 2006, 55: 603-613. 20. Morales, J.L., Manchado, M., Cano, M.R., Miró, F. and Galisteo, A.M. Temporal and linear kinematics in elite and riding horses at trot. J. Equine Vet. Sci., 1998a, 18, 835-839. 21. Morales, J.L., Manchado, M., Vivo, J., Galisteo, A.M., Agüera, E. and Miró, F. Angular kinematic patterns of limbs in elite and riding horses at trot. Equine Vet. J., 1998b, 30, 528-533. 22. SAS Institute Inc: SAS User’s Guide. , 1982. SAS Inst. Inc. Cary. New York. 23. Schamhardt, H.C., Hartman, W., Jansen, M.O. and Back W. Biomechanics of the thoracic limb of the horse. Swiss. Vet., 1991, 8, 710. 24. Steinbrecht, G., Plinzner, P. and Heydebreck, H. The gymnasium of the horse (translated from the 10th German edition). 1995. Ed. Xenophon. Cleveland Heights, Ohio. 25. Van Weeren, P.R., van den Bogert, A.J. and Barneveld, A. Quantification of skin displacement in the proximals parts of the limbs of the walking horse. Equine Vet. J. 1 (suppl Equine exerc. physiol.), 1988, 110-118. 26. Van Weeren, P.R., van den Bogert, A.J., Back, W., Bruin, G. and Barneveld, A. Kinematics of the Standardbred Trotter measured at 6, 7, 8 and 9 m/s on a treadmill, before and after 5 months of prerace training. Acta Anat., 1993, 146, 154-161.

17 Patrón locomotor del trote del caballo Pura Raza Español y su variabilidad http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070803.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html RECVET- Revista Electrónica de Clínica Veterinaria http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Entrenamiento médico en contacto protegido con Tapirus terrestris (Medical training in protected contact with Tapirus terrestris) Gillet, Cristian: Cuidador semi senior, Fundación Temaiken Torres, Gustavo: Coordinador de Entrenamiento Animal, Curadoria de mamíferos, Fundación Temaiken, Ruta 25, Km. 0.700. Escobar. Buenos Aires, Argentina. Email: condicionamiento@Temaiken.org.ar

RECVET: 2008, Vol. III, Nº 7 Recibido 19.03.08 / Referencia provisional J005_RECVET / Revisado: 18.05.08 / Referencia definitiva 070804_RECVET / Aceptado 30.06.08 / Publicado: 01.07.08 Este artículo está disponible en http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html concretamente http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070804.pdf Revista Electrónica de Clínica Veterinaria RECVET® está editada por Veterinaria Organización® Se autoriza la difusión y reenvío siempre que enlace con Veterinaria.org® http://www.veterinaria.org y con RECVET®-http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Resumen El comportamiento de los tapires en cautiverio es impredecible y son animales con los que se deben tener precauciones al realizar un manejo ex situ de la especie. A fin de desarrollar un metodología de trabajo segura y proveer un mejor cuidado a la población cautiva de estos animales, se planteo por objetivo desarrollar e implementar un programa de condicionamiento operante a través de contacto protegido para realizar un manejo clínico eficaz en Tapirus terrestris. En el Centro de Reproducción de Especies Temaiken (CRET) se cuenta con tres ejemplares de tapir sudamericano, dos hembras y un macho alojados en recintos separados. En una primera instancia se diseño un área de manejo con barreras de protección para estos tres ejemplares. Entrenamiento médico en contacto protegido con Tapirus terrestris http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf

1


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Todas las sesiones de trabajo se realizaron por medio de contacto protegido, eliminado el contacto directo de los entrenadores con los animales. Las sesiones poseían una duración máxima de 20 minutos y se realizaron 1 vez al día. Se utilizaron refuerzos positivos y negativos. Como refuerzo positivo se empleo manzanas y caricias. Como refuerzo negativo la palabra NO y tiempo fuera. Para obtener los movimientos básicos y las posiciones deseadas en el área de manejo se emplearon blancos y comandos de voz. Se planificó las conductas médicas a trabajar según las necesidades de la especie y cada individuo en particular. El entrenamiento en contacto protegido aporto al bienestar de esta especie en Temaiken. Se logró evitar la contención físico-química de los ejemplares; se contribuyó con servicios veterinarios, tanto en medicina preventiva como curativa. También se logro la obtención de muestras biológicas (sangre, leche, hisopado, biopsias, etc.) importante para el control sanitario y para el desarrollo de investigaciones fisiológicas de la especie. Fue posible, además mantener un registro mensual del peso, estudio de diagnóstico por imágenes (ecografías, RX). Luego de aplicar el condicionamiento operante en esta especie con contacto protegido se considera a esta técnica una herramienta fundamental para promover el bienestar de los animales y ofrecer a los cuidadores prácticas más seguras de trabajo. Consideramos aconsejable implementar este tipo de entrenamiento a toda la población cautiva de Tapirus terrestris. Palabras Claves: Entrenamiento | Protegido | Tapir

Abstract The behaviour of the tapir in captivity is unpredicatable; therefore special precautions have to be taken when handling the species ex situ.

Entrenamiento médico en contacto protegido con Tapirus terrestris http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf

2


RECVET. Vol. III, Nยบ 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

In order to develop safe working methods to ensure better care of the captive population of these animals, a new training scheme has been implemented through protected contact, aiming at better clinical management of the species Tapirus terrestris. At the Centre for Species Reproduction in Temaiken (CRET) there are at present three specimens of South American tapir, two females and one male, lodged in separate compounds. As a first step, a handling area was set up with protective barriers to train these animals. All the working sessions were carried out in a protected environment, avoiding direct contact of the handlers with the animals. The sessions lasted no more than 20 minutes and were carried out once a day. They included both positive and negative encouragement techniques, such as giving them apples and fondling for the former; and saying the word NO and time out, for the latter. Targets and voice commands were used to achieve basic motions and desired positions in the handling area. Special strategies were devised for the clinical care of the species in general, and for each individual animal in particular. The training procedure in a protected environment has resulted in the welfare of this species in Temaiken. The animals were handled without need of locking them up in containment compounds or sedating them; and veterinary care was provided, both in prevention and cure. In addition to this, biological samples were obtained (blood, milk, swabbing, biopsies, etc.) which are essential for sanitary control and for the physiological research of the species. Monthly weight variations were recorded and imaging diagnosis was carried out, through echography and X-rays. In conclusion, there is clear, empirical evidence of the importance of implementing the protected environment technique for better animal welfare and safer handling practices. We, therefore, strongly recommend the implementation of this training procedure on all captive specimens of Tapirus terrestris Key words: training | protected | tapir 3 Fluidoterapia prรกctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Introducción En los zoológicos Modernos se utilizan diferentes herramientas con el fin de mantener sus colecciones saludables tanto física como psicológicamente. En el Bioparque Temaiken empleamos diferentes programas orientados al bienestar animal, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ejemplares. Con el Programa Condicionamiento Animal, al cual podríamos definir como: “Una técnica de entrenamiento, que posibilite los diferentes manejos tanto a cuidadores como a veterinarios, sin que el animal se sorprenda por dicha acción”. Con el uso de esta técnica en ocasiones se evita las capturas físico-químicas y permite realizar procedimientos veterinarios o de rutina, siendo esto mas seguro tanto para los operadores como para los animales. Una de las especies que está incluida en los programas de condicionamiento del Bioparque Temaiken es la de Tapir Sudamericano (Tapirus terrestris), como característica podemos decir que es el mamífero terrestre mas grande de Sudamérica, siendo Argentina su limite mas austral de la distribución geográfica, y su estatus de conservación es “en peligro”, llega a pesar 300 kilos, el comportamiento de esta especie en ambientes controlados es muy variable e impredecible por lo que se recomienda tomar recaudos al trabajar con estas especie, ya que hay variados registros sobre ataques de tapires a su cuidadores. Los programas de condicionamientos pueden colaborar también con los programas de conservación e investigación de especies autóctonas exsitu, como es el caso puntual del Tapir Sudamericano, donde por el entrenamiento se pudo llevar registros de los valores de sangre y realizar comparativas con animales gestando. Objetivo Desarrollar e implementar un programa de condicionamiento operante a través de contacto protegido para realizar un manejo clínico eficaz en Tapirus terrestris; promoviendo una metodología de trabajo segura y un mejor cuidado de la población cautiva de esta especie.

4 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Desarrollo En el Centro de Reproducción de Especies Temaiken (CRET) se cuenta con tres ejemplares de Tapir sudamericano (Tapirus terrestris), dos hembras, una de 6, otra de 7 años de edad y un macho de 8 años, los mismos están alojados en recintos separados y provienen de distintas instituciones zoológicas argentinas. Ninguno de los ejemplares presentaba experiencia previa en condicionamiento operante. En el Bioparque Temaiken se comenzó a trabajar en el año 2001 en el condicionamiento de esta especie con contacto directo. Pero dado que los tapires en cautiverio presentan un comportamiento impredecible y son animales con los que se deben tener precauciones al realizar cualquier procedimiento, en el año 2005 se opto por cambiar la metodología de contacto directo por la de contacto protegido. Para esto se trabajó en el diseño de un área de entrenamiento con barreras de protección, la misma mide 1,90 m de largo, 1,40 m de ancho y 1,20 m de alto, cuenta con 2 puertas rebatibles que permiten el ingreso, egreso y posicionamiento del animal, tiene 4 ventanas laterales individuales de manejo que nos permiten tener acceso a diferentes partes del cuerpo del individuo, priorizando siempre la seguridad tanto de los operadores como la del animal. Metodología Como primera medida se comenzó a trabajar en la habituación del animal para que ingrese, egrese y permanezca dentro del área de entrenamiento. Una vez obtenida la habituación del ejemplar, se planificó las conductas a trabajar, transpolando, mejorando las que se realizaban con contacto directo y agregando nuevas pautas que colaboren con el manejo diario y con los programas de conservación. Las pautas trabajadas son las siguientes: - Movimientos Básicos •

Para obtener esta pauta el entrenador maneja al animal por medio de blancos y comandos de voz para indicar los movimientos que debe realizar, las posiciones que debe adoptar y mantener el mismo. Este es el ejercicio base y mas importante del entrenamiento, ya que por medio de estas conductas se trabajaran todos los procedimientos futuros. Como estímulo puente se utilizo un clicker (caja acústica de plástico) cuyo sonido indica al ejemplar que a culmino correctamente el 5

Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

• •

ejercicio. Como refuerzo se utilizaron caricias y diferentes frutas (las que mejor funcionaron con este ejemplar fueron las manzanas y bananas). Dentro de esta pauta de trabajo está incluido el registro de peso y revisión corporal completa. Las sesiones de entrenamiento tienen una duración de 15 a 20 minutos. Se trabaja una sesión por día, 6 veces por semana, indistintamente en el horario que se lleve a cabo y teniendo los días jueves de descanso. En el caso de que en alguna sesión se registre poca predisposición del animal o alguna agresión hacia el entrenador, se realizan tiempos fuera (Time out) los mismos pueden variar desde unos pocos segundos hasta terminar la sesión en negativo si las conductas persisten. Como norma general las sesiones las llevan adelante un entrenador y un asistente, esto permite que el animal se habitué a ver a mas de una persona a su alrededor y no tener retrocesos a la hora de incorporar en los procedimientos al Personal Veterinario. 6

Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Las sesiones de entrenamiento se realizan en contacto protegido y ningún operador puede quedar en contacto directo con el animal.

- Aplicación de tratamientos Preventivos/Curativos y toma de muestras Biológicas •

Extracción de sangre para este procedimiento se debe trabajar en la cara interna de las patas, desensibilizando la zona de la vena safena interna, esta es bien visible ya que es un vaso muy voluminoso. -

-

-

-

se comienza a desensibilizar la zona primeramente ejerciendo presión con el dedo y paulatinamente se debe ir incorporando elementos de punta que no lleguen a lastimarlo ejerciendo más presión, por ejemplo lapicera, jeringa sin aguja, aguja sin punta, hasta llegar a utilizar la aguja con la que se realizara la extracción. Se debe habituar desde un principio al animal para que acepte y no se asuste con los elementos y olores que se van a presentar durante el procedimiento (jeringas, guantes, gasas, alcohol, etc.) Se recomienda trabajar en la desensibilización de ambas patas como para tener más opciones y no lastimar ningún vaso por las reiteradas punciones del mismo. Es importante asegurarse que el animal esta completamente desensibilizado (no presenta cosquillas o quita la pata cuando ejercemos presión sobre la zona) a la hora de trabajar con la aguja con punta, ya que de no ser así el trabajo podría tener un franco retroceso.

7 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

ƒ

Aplicación de tratamientos inyectables, para realizar este procedimiento, se debe trabajar en la desensibilización de los cuartos traseros del ejemplar. -

Al igual que para la extracción de sangre, se debe desensibilizar la zona paulatinamente, ejerciendo presión con diferentes puntas hasta llegar a punzar con la aguja que se va a realizar la vacunación.

Para la aplicación de medicaciones vía oral, se comenzó a trabajar inicialmente para que el animal por medio de una seña realice la apertura de la boca, reforzando esta conducta con diferentes jugos naturales de frutas administrados en una jeringa de 60 ml. Esto es muy útil a la hora de las medicaciones preventivas, suplementos, etc., ya que por medio de este método no es necesario ocultar la medicación en 8

Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

la comida, y con esto nos aseguramos que el animal ingiera completamente la medicación. •

También se trabajaron diferentes conductas como poder cubrir todas las necesidades de manejo que se realizan con el animal los mismo son: -

-

-

-

-

Estudios de diagnostico por imágenes (ecografías, RX). Ingreso a caja de transporte para traslado. Hisopados vulvares y bucales. (para estudios hormonales). Biopsias (muestras de tejido para su estudio, ya que es muy frecuente en la especie que presenten problemas dermatológicos). Extracción de leche para el estudio de su composición. Trabajos para mantenimiento de pezuñas y almohadillas plantares (son animales que presentan muchos problemas en esta zona). Tratamientos oculares.

Resultados y conclusión El entrenamiento en contacto protegido en Temaiken fue altamente positivo ya que en un periodo corto de 6 meses aporto al bienestar de esta especie; contribuyendo con los servicios veterinarios tanto en medicina preventiva como curativa, evitando la contención física- química de los ejemplares eliminado por completo cualquier tipo de manejo riesgo tanto para lo cuidadores como para los animales. También se logro la obtención de muestras biológicas (sangre, leche, hisopado, biopsias etc.) importante para el control sanitario y para el desarrollo de investigaciones fisiológicas de la especie. 9 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf


RECVET. Vol. III, Nº 7, Julio 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708.html

Fue posible, además mantener un registro mensual del peso y realizar estudios de diagnostico por imágenes (ecografías, RX). Fue posible transpolar todas las conductas trabajadas en contacto directo al contacto protegido. De esta manera no solo se mantuvieron las conductas logradas sino que además se logro una mayor cantidad de comportamientos tanto médicos como ocupacionales, dado que a través de esta técnica hay un mayor control del animal. Luego de aplicar el condicionamiento operante en esta especie con contacto protegido se considera a esta técnica una herramienta fundamental para promover el bienestar de los animales y ofrecer a los cuidadores practicas más seguras de trabajo. Consideramos aconsejable implementar este tipo de entrenamiento a toda la población cautiva de Tapirus terrestris. El proceso de entrenar a un animal silvestre tiene diferentes pasos y lleva mucho tiempo, continuidad y dedicación por parte de los cuidadores pero es nuestra obligación brindarles a los animales los cuidados necesarios y así garantizar su bienestar dentro de los ambientes controlados. Bibliografía 1. Mellen j Ellis S. 1996. Aprendizaje animal y adiestramiento. En: Kleiman D, Allen M, Thopson K, Lumpkin S editores. Mamíferos salvajes en cautiverio: Principios y técnicas. Chicago: Editorial de la Universidad de Chicago 2. Dewbury D. 1978. Conducta Animal Comparativa. New York: McGraw-hill. 3. Coe J. 1992. Adiestramiento animal y Diseño de instalaciones- un enfoque colaborador. En: AAZPA/CAZPA Actas de la conferencia Regional Wheeling W. Va: Asociación Americana de Parques zoológicos y Acuarios. P 411- 414 4. Barongi, R. 1986: Tapirs in Captivity and their Management at Miami Metro zoo. AAZPA Annual Proceeding. 1986: 96-108. 5. Patricia Medici. Paulo Magnini. Anders G. da Silva. Javier Perea. Joares A. May Jr. Ralph T. Vanstreels. Leandro A. Salas. 2008: Guidelines for Tapir re-introductions and translocations. IUCN/ SSC Tapir Specialist Group (TSG). 6. Barongi, R. 1992: Husbandry and Conservation of Tapirs. International Zoo Yearbook, vol. 32: 7-15. 7. Nowak, R.M. 1999: Tapirs. IN: Walker's Mammals of the World, 6th. ed. 1025-1028. John Hopkins University Press. 8. IUCN/ SSC Tapir Specialist Group (TSG): www.tapirs.org 10 Fluidoterapia práctica en rumiantes http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n070708/070801.pdf

Vol. III, Nº 7, Julio/2008  

RECVET® Revista Electrónica de Clínica Veterinaria es una revista científica, arbitrada, online, con acceso completo a los artículos íntegro...