Page 1

Vol.III, Nº 3, Marzo/2008

030801 - Diagnóstico de enteritis necrótica en tucanes (Ramphastos toco) - Diagnosis of toucans enteritis necrotic (Ramphastos toco) 030802 - Presentación de un caso con fractura y luxación de columna torácica, su evolución con fisioterapia - Presentation of a case of thoracic column fracture and dislocation; its evolution with physiotherapy 030803 - La agresividad territorial: factores dependientes del perro Territorial aggression: factors that depend on the dog. RECVET® Revista Electrónica de Clínica Veterinaria es publicada por Veterinaria.org®, un portal vertical legalmente propiedad de Veterinaria Organización.® Copyright 1996-2008. Se autoriza la difusión de esta publicación electrónica siempre que se cite la fuente y enlace con http://www.veterinaria.org Para contactar info@veterinaria.org


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html RECVET- Revista Electrónica de Clínica Veterinaria http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Diagnóstico de enteritis necrótica en tucanes (Ramphastos toco) Diagnosis of toucans enteritis necrotic (Ramphastos toco). Antonio Joel Ruiz Uribe1, Fidel Infante Rodríguez1, Ned Ivan De la Cruz Hernandez1, Everardo Salinas Navarrete1 . 1 Laboratorio de Diagnóstico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia “Dr. Norberto Treviño Zapata” de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. México. Contacto: Antonio J. Ruiz Uribe. Fac. de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Univ. Aut. de Tamaulipas, Km. 5 Carretera VictoriaMante Cd. Victoria, Tamaulipas CP P87000, Tel (834)3125078 fax: (834) 31 20985 Email: ajruiz@uat.edu.mx

RECVET: 2008, Vol. III, Nº 3 Recibido 26.11.07 / Referencia 030801_RECVET / Aceptado: 13.02.08 / Publicado: 01.03.08

Este artículo está disponible en http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html concretamente http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030801.pdf Revista Electrónica de Clínica Veterinaria RECVET® está editada por Veterinaria Organización® Se autoriza la difusión y reenvío siempre que enlace con Veterinaria.org® http://www.veterinaria.org y con RECVET®-http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Resumen La Enteritis Necrótica (EN) es una enfermedad que afecta a diferentes especies de aves (domésticas y silvestres), siendo susceptibles a esta enfermedad que es provocado por Clostridium spp. En aves de zoológico que incluyen a Tucanes, se ha demostrado la incidencia y la susceptibilidad a la clostridiasis. El cuadro clínico característico incluye apatía, deshidratación, diarrea, heces con olor fétido y contenido mucoso, hemorrágico y en ocasiones acompañado de estrías de fibrina. Las lesiones mas importantes son enteritis hemorrágica y ulcerativa, considerando la susceptibilidad de las aves a la EN así como la presencia de factores predisponentes de aves en cautividad como estrés, alimento contaminado y el contacto con otras especies. Cuatro tucanes, (Ramphastos toco), con historial clínico de anorexia, debilidad, apatía, diarrea y muerte fueron remitidos para estudio histopatologico. En la necropsia se observó exudación catarral intestinal, presencia de hemorragias multifocales, áreas de ulceración y placas fibrinonecróticas en mucosa, distensión de asas intestinales y contenido exudativo. Tejidos lesionados fueron enviados a histopatología, además se procesaron tinciones de Gram y Giemsa en tejido intestinal. Encontrando lesiones similares a las producidas en EN y presencia de estructuras bacterianas. Se concluye que es necesario el seguimiento de casos sospechosos de clostridiasis en aves de zoológico y considerar el riesgo de transmisión a través de la convivencia con otras especies con alta incidencia y el riesgo de la presencia de brotes. Palabras clave: Clostridiasis, Tucanes, enteritis necrótica

Diagnóstico de enteritis necrótica en tucanes (Ramphastos toco) http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030801.pdf

1


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html

Abstract Enteritis Necrotic (EN) is a disease that affects different species of birds (domestic and wild), this suffering being susceptible to caused by Clostridium spp. In zoological birds that include Toucans, that has demonstrated the incidence and susceptibility to clostridiasis. The characteristic clinical sings includes apathy, dehydration, diarrheic sings with fetid scent and mucous, hemorrhagic content and sometimes accompanied by fibrin. The important injuries are hemorrhagic and ulcerative enteritis, considering the susceptibility of the birds to EN as well as predispose factors presence like stress, the contaminated food and the contact with other species. Four clinical-pathological cases were sent for post-mortem study. Toucans, (Ramphastos toco), with clinical history that includes anorexia, weakness, apathy, diarrheic signs and sudden death. At the necropsy findings like intestinal catarrhal exudation was observed, presence of multifocal haemorrhages, ulceration and fibrinonecrotic at mucosa, distension of intestinal tissue and exudative content. Principal tissue with injured were sent to histopathology studies, at addition Gram and Giemsa stains of intestinal tissue were processed. And find injuries similar to the produced in EN and the presence of bacterial structures. One concludes that the pursuit of suspicious cases of clostridiasis in birds of zoological is necessary and to consider the risk of transmission through the coexistence with other species with high incidence and the risk of the presence of buds. Key words: Chlostridiasis, Toucans, Enteritis Necrotic

Introducción La Enteritis Necrótica es una enfermedad aguda que produce una marcada destrucción de la mucosa intestinal. El agente causal de la enfermedad es el Clostridium perfringens tipo A o C, una bacteria en forma de bastón, que forma esporas. Estas bacterias y sus toxinas son la causa principal, pero también la Coccidiosis puede ser un factor contribuyente. El mayor daño a la mucosa intestinal es debido a las toxinas producidas por la bacteria (Calnek y cols., 2000; Jordan y Pattison., 1998). Es poco lo que se sabe sobre el contagio de esta enfermedad pero se cree que la transmisión ocurre por contacto oral con los excrementos de aves infectadas. La EN aparece súbitamente en el lote afectado. Las aves, aparentemente sanas, pueden mostrarse deprimidas y morir en cuestión de horas (Calnek y cols., 2000). Las lesiones en esta enfermedad afectan generalmente la parte distal del intestino delgado, pero en algunos casos todo el intestino puede verse afectado. El intestino se dilata, contiene un fluido oscuro, maloliente y membranas diftéricas, semejantes a coliflores, que involucra a la mucosa. La mucosa intestinal tendrá un aspecto áspero (como de toalla de baño) y partes de él pueden desprenderse y salir con el contenido intestinal. El diagnóstico se basa en la historia, los síntomas y los hallazgos en la inspección postmortem (Calnek y cols., 2000; Jordan y Pattison, 1998; Asaoka y cols., 2004; Stuve y cols., 1992). El género Clostridium engloba a bacilos gram positivos esporulados anaeróbicos estrictos. Son bacilos rectos o curvos, de diferentes tamaños. La espora es redonda u oval y suele ser subterminal (Carter y Chengappa, 1994). Un número considerable de muertes de aves en cautividad podrían ser evitadas simplemente estableciendo correctas y básicas prácticas de manejo. Las enfermedades, en general, no deberían ser observadas como acontecimientos ocurridos al azar, sino como un proceso iniciado por factores ambientales, fisiológicos o genéticos que afectan la salud. Como mejor entendamos las necesidades fisiológicas de los animales en un ambiente de cautividad, mayores serán las posibilidades de conseguir un mantenimiento

Diagnóstico de enteritis necrótica en tucanes (Ramphastos toco) http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030801.pdf

2


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html y una reproducción exitosos a largo plazo. Todos aquellos dedicados a la conservación y la reproducción de animales salvajes en cautividad deben insistir en la aplicación de un buen manejo y de unas buenas prácticas preventivas en relación con patologías. Historia clínica Se remitieron al departamento de patología del laboratorio de diagnóstico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia para estudio postmortem, cuatro ejemplares de Tucanes adultos (Ramphastos toco) tres machos y una hembra de 3 años de edad promedio, con historia clínica de anorexia, apatía y muerte súbita. Hallazgos macroscópicos y microscópicos (Figura 1)

Figura 1. Tucanes (Ramphastos toco) remitidos para su estudio anatomopatologico sin lesiones aparentes. En la inspección macroscópica se observó deshidratación, además de hemorragias en superficie capsular hepática, presencia de hemorragias severas acompañadas de daño severo en parénquima hepático congestión general y áreas de cambios de coloración hepática (áreas de color amarillo), bazo congestionado y aumentado de tamaño (esplenomegalia) (Figura 2). Así mismo se observó la presencia de exudación catarral color verdoso y de consistencia viscosa en la mucosa de intestino delgado, presencia de úlceras pequeñas y mucosa engrosada de aspecto rugoso, en la serosa se observaron hemorragias petequiales multifocales en forma difusa (figura 3 y 4). También se observa una distensión moderada del lumen intestinal, cambios de coloración y congestión moderada, además de la presencia de exudado catarral mucoide de coloración verdosa la cual se extiende en forma difusa en la totalidad del tubo digestivo. Cambios de coloración, adherencias fibrinosas y necrosis, congestión y hemorragias focales severas y áreas de cambios de coloración hepática, así mismo se observa también una distensión intestinal moderada acompañada de congestión sanguínea y cambios de coloración con presencia de adherencias en forma difusa moderada. También se detalla la presencia de cambios congestivos sanguíneos viscerales, acompañada de opacidad leve de los sacos aéreos. Diagnóstico de enteritis necrótica en tucanes (Ramphastos toco) http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030801.pdf

3


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html

Figura 2. Lesiones a primera incisión en tucanes (Ramphastos toco) a primera incisión mostrando daño hepático y entérico.

Figura 3 y 4. Enteritis catarral con engrosamiento entérico, presencia de placas difteroides y desprendimiento de mucosa de tucanes (Ramphastos toco).

Diagnóstico de enteritis necrótica en tucanes (Ramphastos toco) http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030801.pdf

4


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html Los hallazgos microscópicos fueron similares en los cuatro casos con grados lesionales variables que incluyeron: En pulmones, edema moderado, congestión severa, hemorragias focales acompañado de precipitado de pigmento hemoglobínico. En hígado, se observaron cambios degenerativos acompañado de congestión severa, infiltrado de células polimorfonucleares en forma multifocal y difusa, cambios de coloración pálida, en dos de los casos se observó focos de necrosis con pseudomelanosis, precipitado de pigmento hemoglobínico, adherencia focal de fibrina, imbibición de líquido biliar y cambios autolíticos moderados. En la mucosa y lámina propia intestinal se observó la presencia de exudado catarral leve fibrinoso y necrótico severo acompañado de placas fibrinoides, hemorragias severas y necrosis focal, descamación y moderada hiperplasia epitelial, también se observa la presencia de hemorragias severas, infiltrado celular inflamatorio polimorfonuclear severo y abundantes estructuras bacterianas. En riñón, degeneración epitelial tubular, con congestión y hemorragias focales, bazo, congestión sanguínea severa acompañada de precipitado de pigmento hemático. En tinción de Gram se observó la presencia de abundantes bacilos positivos (figura 5).

estructuras cocoides y

Figura 5. Enteritis catarrral con desprendimiento de mucosa intestinal y presencia de estructuras bacterianas. Microscopia de luz, tinción Gram. Criterios de diagnóstico Macroscópicamente se observó la presencia de exudación catarral color verdoso y de consistencia viscosa en la mucosa intestinal la cual se extiende en forma difusa en la totalidad del tubo digestivo, presencia de úlceras pequeñas y mucosa engrosada de aspecto rugoso, en la serosa se observaron hemorragias petequiales multifocales en forma difusa, también se observa una distensión moderada del lumen intestinal cambios de coloración y congestión moderada. Adherencias fibrinosas, necrosis, congestión, hemorragias focales y áreas de cambios de coloración hepática con zonas de hemorragia severa. Los hallazgos microscópicos fueron similares en los cuatro casos con grados de lesiones variantes que incluyeron: en intestino, en la mucosa y lámina propia se observó en los diferentes casos: exudado catarral leve con presencia de exudado fibrinoso y necrótico severo acompañado de placas fibrinoides, hemorragias severas y necrosis focal, descamación y moderada hiperplasia epitelial, también se observó adherencias fibrinonecróticas en la mucosa intestinal acompañadas de hemorragias severas, infiltrado celular inflamatorio polimorfonuclear severo y abundantes estructuras bacterianas, áreas de necrosis severa en sección duodenal con mucho mayor grado lesional, Diagnóstico de enteritis necrótica en tucanes (Ramphastos toco) http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030801.pdf

5


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html presencia de colonias bacterianas, hemorragias difusas y congestión, sugestivas a ser producidas por el bacilo Clostridium spp. Lo cual resulta en una Enteritis Necrótica. En la tinción de Gram. bacilos positivos.

Se observó

la presencia de abundantes estructuras cocoides y

Diagnóstico Diferencial La EN se debe de diferenciar de enteritis ulcerativa e infecciones por algunas especias de Eimeria. En enteritis ulcerativa las lesiones características son múltiples áreas de necrosis y ulceración en intestino delgado distal y ciegos. En el caso de infecciones por Eimeria, el examen de muestras fecales, impresiones o secciones de intestino demuestran la existencia o ausencia de coccidias (Calnek y cols., 2000; Martinez y cols., 1999; Kondo y cols., 1988). Discusión y Conclusiones Las lesiones macroscópicas observadas en las necropsias y los resultados de histopatología sugieren un problema de Enteritis necrótica (EN) acompañada de membranas diftéricas, las cuales son compatibles con Clostridium spp. Se debe tomar en cuenta que el estrés juega un papel importante en la presentación de esta enfermedad (Asaoka y cols., 2004; Stuve y cols., 1992; Martínez y cols., 1999). Las lesiones en sistema digestivo en los casos reportados, coinciden con lo que se describe en la enfermedad y pueden explicar la historia clínica de apatía, diarrea y muerte súbita (Kondo y cols., 1988). La presencia de úlceras severas y necrosis en sistema digestivo han sido asociadas a las lesiones características de Clostridiasis entérica. También se han asociado cuadros entéricos y ulcerativos en aves con otros agentes como C. colinum, Eimeria spp, etc. (Calnek y cols., 2000; Martinez y cols., 1999; Kondo y cols., 1988). La EN por su alto potencial de contagio debe ser de consideración en aves de zoológico y de compañía, ya que la enfermedad puede presentarse en forma subclínica. Además de que las aves pueden permanecer como portadores del agente y jugar un importante papel en la dispersión de la enfermedad en este tipo de sistemas. Referencias. 1. Asaoka, Y., Yanai, T., Hirayama, H,. Une, Y., Saito, E., Sakai, H., Goryo, M., Fukushi, H., Masegi, T. 2004. Fatal necrotic enteritis associated with Clostridium perfringens in wild crows (Corvus macrorhynchos). Avian Pathology. 33, 19-24 2. Calnek, B. W., Barnes, H. J., Beard, C. W. 2002. Enfermedades de las aves. Coccidiosis. México. Manual Moderno. 3. Carter, G. R., Chengappa, M. M. 1994. Bacteriología y Micología Veterinaria. Clostridios. México. Manual moderno. 4. Jordan, F. T. W., Pattison, M. 1998. Enfermedades de las aves. Enfermedades parasitarias. México. Manual Moderno. 5. Kondo, F., Tottori, J., Soki, K. 1988. Ulcerative enteritis in broiler chickens caused by Clostridium colinum and in vitro activity of 19 antimicrobial agents in tests on isolates. Poultri Science. 67, 1424-30 6. Martinez, F.A., Sanchez Negrete, M., Rearte, R., Troiano, J.C., Bravo Ferrer de Villalta, T., Jara , D. 1999. Infestación por protozoarios del género eimeria schneider, en Ramphastos toco (tucan grande) en cautiverio. Revista Ciencia Pet`s. 80, 48-51 7. Stuve, G., Hofshagen, M., Holt, G. 1992. Necrotizing lesions in the intestine, gizzard, and liver in captive capercaillies (Tetrao urogallus) associated with Clostridium perfringens. Journal of Wild Disease. 28, 598-602

Diagnóstico de enteritis necrótica en tucanes (Ramphastos toco) http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030801.pdf

6


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html RECVET- Revista Electrónica de Clínica Veterinaria http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Presentación de un caso con fractura y luxación de columna torácica, su evolución con fisioterapia - Presentation of a case of thoracic column fracture and dislocation; its evolution with physiotherapy Otegui, Luisa Fernanda-1.C; Grisolía, Marta Lilia Ana-2; Arguello, Celia Flavia-3; Wheeler, Juan Tomás -4; Luján, Oscar Enaldo-4; Flores, Patricia Mabel -2 1 Servicio de Fisioterapia y rehabilitación de la Facultad de Agronomía y Veterinaria, Dpto. de Clínica Animal, UNRC, Argentina 2 Servicio de Radiología de la Facultad de Agronomía y Veterinaria, Dpto. Clínica Animal, UNRC, Argentina 3 Servicio de Dermatología de la Facultad de Agronomía y Veterinaria, UNRC, Argentina. 4 Servicio de Cirugía de la Facultad de Agronomía y Veterinaria, UNRC, Argentina. C Hospital de Clínica Animal, Facultad de Veterinária (FAV), Universidad Nacional de Rio Cuarto (UNRC). Ruta 36 Km. 601. Argentina. Te: 0358-4676505. Email fotegui@ayv.unrc.edu.ar

RECVET: 2008, Vol. III, Nº 3 Recibido 23.11.07 / Referencia 030802_RECVET / Aceptado: 22.01.08 / Publicado: 01.03.08

Este artículo está disponible en http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html concretamente http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030802.pdf Revista Electrónica de Clínica Veterinaria RECVET® está editada por Veterinaria Organización® Se autoriza la difusión y reenvío siempre que enlace con Veterinaria.org® http://www.veterinaria.org y con RECVET®-http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Resumen El objetivo de este caso clínico es demostrar la utilidad e importancia de la fisioterapia en la recuperación de un canino. En este paciente, a pesar de su mal pronóstico, que inclusive podría haber resultado en la eutanasia, comprobamos como con una fisioterapia adecuada de suficiente duración, junto a la cooperación del propietario, se pudo lograr una mejoría clínica en la calidad de vida del canino que además contribuyó al bienestar y tranquilidad al dueño. Palabras claves: Fisioterapia | radiología | magnetoterapia | masoterapia | canino |

Presentación de un caso con fractura y luxación de columna torácica, su evolución con fisioterapia http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030802.pdf

1


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html

Abstract The aim of this clinical case is to show the importance of physiotherapy in the recovery of a dog. This dog in spite of its serious injuries, which could have led to euthanasia, achieved an improvement on its quality of life due to a long time adequate physiotherapy and the owner cooperation. This achievement contributed to the owner wellbeing and peace of mind. Key words: physical therapy | radiology | magnetotherapy | massotherapy | canine

1. INTRODUCCIÓN Por definición la terapia física o fisioterapia, integra un conjunto de terapias que emplean diversos agentes físicos que se complementan entre sí. Tiene como objetivo facilitar y maximizar la recuperación y funcionalidad locomotora, debido a una lesión ortopédica, neurológica o traumatológica. Además de reducir el dolor y acelerar la cicatrización, previene la fibrosis y la atrofia por desuso. Mejora la funcionalidad en miembros débiles o paralizados. Entre los métodos más utilizados se encuentran la crioterapia, termoterapia superficial, masoterapia, hidroterapia, magnetoterapia, electroestimulación, láser, ultrasonido (Sterin, 2005; Sterin y Gallego, 2006; Mercado y col., 1997; Arabel, 2006; Sciusco, 2003). El objetivo de este trabajo es el de rescatar la importancia de la fisioterapia en el proceso de recuperación en un paciente con signos neurológicos. Demostrar como la terapia física acorta los tiempos fisiológicos de recuperación, restableciendo o manteniendo la funcionalidad posible y evitando complicaciones secundarias y secuelas invalidantes. Rescatar la importancia del papel del propietario en lo referente a las actividades domiciliarias de ejecución diaria y con particular relevancia en los casos de parapléjicos o cuadripléjicos. 2. CASO CLINICO Se presentó a la consulta en el hospital de Clínica Animal de la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la UNRC, un paciente canino, macho, llamado OAKY, de aproximadamente 8 a 9 años, cuya propietaria actual relata que hace 6 meses lo rescato de una zanja, donde permaneció durante unos cuatro días después de ser arrollado por un vehículo. Al examen clínico presentaba paraplejía espástica, sin Paciente antes del tratamiento control de esfínteres y con estado general bueno. Al examen neurológico se evidenció parálisis (paraplejía) con Síndrome de Neurona Motora Superior. Reflejos aumentados y pérdida de la sensibilidad superficial y profunda. El reflejo del panículo era negativo por detrás de las últimas vértebras torácicas. No se palpaba dolor en ese lugar, pero se evidenciaba una cifosis pronunciada. Se le realizaron radiografías laterolateral y ventro-dorsal de columna toraco-lumbar. En la proyección lateral se observó luxación y fractura por aplastamiento de la vértebra T13. En la VD se evidenció un aumento de densidad radiológica entre T12 y T13 debido teóricamente a la superposición de ambos cuerpos vertebrales. Esta imagen sugirió luxación hacia dorsal y cabalgamiento de T13 sobre T12.

Presentación de un caso con fractura y luxación de columna torácica, su evolución con fisioterapia http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030802.pdf

2


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html

Radiografías del paciente. Izquierda: latero-lateral. Derecha: ventro-dorsal de columna toráxica Se solicitó una mielografía para corroborar la integridad de la médula espinal a la cual la propietaria no accede. Debido al tiempo de evolución del cuadro neurológico y a la falta de recursos del propietario no se realiza ninguna maniobra quirúrgica para tratar de descomprimir la médula y estabilizar la fractura vertebral. Se le plantea al propietario la posibilidad de realizar eutanasia, o bien de intentar un tratamiento médico y fisioterapéutico, para mejorar en lo posible la calidad de vida del paciente. No se le da ninguna esperanza de recuperación de su parálisis, debido a los signos clínicos y a las imágenes radiológicas que hacían suponer una grave lesión medular. A pesar del pronóstico desfavorable se decide a realizar el tratamiento sugerido. Se confeccionó un protocolo de trabajo que consistía en una sesión diaria, durante 10 días en las cuales se le realizó termoterapia, en forma de manta eléctrica, magnetoterapia y masoterapia. Se realizó también un tratamiento medicamentoso conjuntamente con la fisioterapia que consistió en la administración de complejo B. Al no observarse mejorías, se prescribió 15 sesiones diarias más usando los mismos métodos. Durante todo el proceso la propietaria permanentemente colaboró realizándole masajes diarios, ejercicios adecuados a la patología, manteniendo también las condiciones higiénico-sanitarias de forma muy satisfactorias. Al finalizar esta primera etapa se pudieron observar los siguientes cambios: el animal presentaba movimientos de la cola en manifestaciones de alegría y se inquietaba cuando sentía la necesidad de defecar u orinar. Se planificaron a partir de ese momento 3 sesiones por semana durante un año. Después de un año de tratamiento se logra que el paciente adopte la posición en estación por varios minutos y que soporte el peso del cuerpo fundamentalmente sobre el miembro posterior derecho. Presentación de un caso con fractura y luxación de columna torácica, su evolución con fisioterapia http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030802.pdf

3


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html

Masoterapia

Magnetoterapia La deambulación la realiza apoyándose sobre los tres miembros (anteriores y posterior derecho). Los miembros posteriores mantienen un tono muscular aceptable, más evidente en el miembro posterior derecho. Se observa presencia de sensibilidad estereoceptiva profunda, más evidente en el miembro posterior derecho. El miembro posterior derecho presenta signos de haber recuperado la propiocepción consciente. La prueba de acomodación de la garra es lenta (mayor de 3 segundos) pero positiva. El paciente reconoce la mala posición, pero demora en corregirla. La propietaria manifiesta que se han recuperado el control de esfínteres, la defecación y la micción voluntarias.

Paciente recuperado a los 12 meses 3. DISCUSION Si bien son ampliamente conocidos los beneficios de las distintas técnicas de kinesiología y fisioterapia, este caso en particular ha demostrado que estos métodos terapéuticos son tan meritorios en los animales como en el hombre en la recuperación del paciente. Teniendo en cuenta que son tratamientos largos, costosos y los beneficios no se observan inmediatamente, es importante destacar la excelente predisposición del propietario para cumplir con el programa individual de cuidados y ejercicios en el hogar. En este caso en particular, se puede resaltar la importancia que ha tenido la terapia física en la recuperación de este paciente. A pesar de su mal pronóstico, que inclusive podría haber resultado en la eutanasia del mismo, con una terapia adecuada y sobre todo con tiempo y constancia, se pudo lograr una mejoría en la calidad de vida del animal. A lo largo del tratamiento se logró darle independencia y mejorar la calidad de vida de la mascota y de esta manera, bienestar y tranquilidad al dueño. Por este motivo los autores concluyen que se cumplieron con los objetivos de este trabajo. 4. Agradecimientos A la Lic. MUGNAINI, Lida Angélica por su desinteresado asesoramiento y entrenamiento en masoterapia a los autores de este trabajo. Presentación de un caso con fractura y luxación de columna torácica, su evolución con fisioterapia http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030802.pdf

4


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html 5. Bibliografía 1. Sterin, G. Enfermedades Músculo esqueléticas. Terapia Física: Tratamiento de la Disfunción Muscular. En: Mucha, C.; Sorribas, C.; Pellegrino, F.; “(dir)”. Consulta Rápida en la Clínica Diaria. Editado por Intermédica, Bs. As., Argentina, 2005, pp. 313-321. 2. Sterin, G., Gallego, F. Fundamentos de Fisioterapia en la Terapéutica del dolor en Otero, P.; “(dir)”. Dolor, Evaluación y Tratamiento en Pequeños. Editado por Intermédica, XXI-2006, Bs. As, Argentina, pp. 205-216. 3. Mercado, M., Pajot, S., Patricelli, A. Recuperación y rehabilitación fisioterápicas. Ciencia Veterinaria Pet´s, Agosto 1997, vol. 13, nº 71, pp. 255-267.1 4. Arabel, M. Terapia Fisica. Información Veterinaria, mayo-abril 2006, nº 149, pp. 42-43. 5. Sciusco, L. Fisioterapia en Pequeños Animales. Fundamentos y aplicación en neurología clínica en Pellegrino, F.; Suranti, A.; Garibaldi, L.; (dir). Neurología para la práctica clínica, editado por Intermédica, XXI-2003, Bs. As., Argentina, pp. 657-677.

RECVET® Revista Electrónica de Clínica Veterinaria está editada por Veterinaria Organización®. Es una revista científica, arbitrada, online, mensual y con acceso completo a los artículos íntegros. Publica preferentemente trabajos de investigación originales referentes a la Medicina y Cirugía Veterinaria desde el aspecto Clínico en cualquier especie animal. Se puede acceder vía web a través del portal Veterinaria.org® http://www.veterinaria.org o desde RECVET® http://www.veterinaria.org/revistas/recvet Dispones de la posibilidad de recibir el Sumario de cada número por correo electrónico solicitándolo a recvet@veterinaria.org Si deseas postular tu artículo para ser publicado en RECVET® contacta con recvet@veterinaria.org después de leer las Normas de Publicación en http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/normas.html Se autoriza la difusión y reenvío de esta publicación electrónica siempre que se cite la fuente, enlace con Veterinaria.org®. http://www.veterinaria.org y RECVET® http://www.veterinaria.org/revistas/recvet Veterinaria Organización® (Copyright) 1996-2008 Email: info@veterinaria.org

Presentación de un caso con fractura y luxación de columna torácica, su evolución con fisioterapia http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030802.pdf

5


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html RECVET- Revista Electrónica de Clínica Veterinaria http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

La agresividad territorial: factores dependientes del perro - Territorial aggression: factors that depend on the dog. Pérez-Guisado Joaquín 1; Muñoz-Serrano, Andrés 2 ¹Departamento de Medicina y Cirugía Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad de Córdoba, Campus de Rabanales, 14071 Córdoba, Spain. ²Departamento de Genética, Facultad de Veterinaria, Universidad de Córdoba, Campus de Rabanales, 14071 Córdoba, Spain. El autor de correspondencia será: Joaquín Pérez-Guisado. Departamento de Medicina y Cirugía Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad de Córdoba, Campus de Rabanales, 14071 Córdoba, Spain Tel: +34619883319. Fax:+34957212072. e-mail: pv1peguj@uco.es

RECVET: 2008, Vol. III, Nº 3 Recibido 23.11.07 / Referencia 030803_RECVET / Aceptado: 17.12.07 / Publicado: 01.03.08

Este artículo está disponible en http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html concretamente http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030803.pdf Revista Electrónica de Clínica Veterinaria RECVET® está editada por Veterinaria Organización® Se autoriza la difusión y reenvío siempre que enlace con Veterinaria.org® http://www.veterinaria.org y con RECVET®-http://www.veterinaria.org/revistas/recvet

Resumen La agresividad territorial puede ser una cualidad que el dueño busque en su futuro perro. No obstante, ésta se puede convertir en un problema cuando el perro ataca indiscriminadamente o ladra frente a cualquier ruido o persona que se acerca a la zona que él percibe como parte de su propiedad. El objetivo de nuestro estudio es determinar qué factores dependientes del perro pudieran estar asociados a la agresividad territorial. Es decir, que características del propio perro, independientemente de la influencia que pudiera ejercer su dueño, le hacen más proclive a ser un perro con unas mayores o menores características de territorialidad. Hemos comprobado, que los factores que son dependientes del perro y se asocian a mayores niveles de agresividad territorial son: el sexo masculino, ciertas razas, los grupos raciales de la FCI 5 y 7, una edad comprendida entre los 3 y 7 años y no tener predilección por ningún juego. Por último hemos visto que la agresividad territorial se asocia a una serie de características conductuales en el perro como son: estar dirigida hacia los extraños sin ningún tipo de discriminación en cuanto a la edad y sexo de la víctima, preferir a la hora de morder el miembro superior, una mayor lentitud a la hora de comer, una mayor tendencia a la agresión en general y una mayor tendencia al ladrido.

La agresividad territorial: factores dependientes del perro http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030803.pdf

1


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html Palabras claves: agresividad protectora |agresividad territorial | castigo | dueño | problemas de conducta

Abstract Many people look for dogs with high levels of territorial aggression. However, it can be a problem when the dog attacks friends and family, or when the dog disturbs our neighbours with excessive barking at strangers. The aim of this study is to determine which factors that depend on the dog are associated to territorial aggression. Our results show that there are many factors that are connected to higher levels of territorial aggression and which depend on the dog: male sex, certain breeds, 5 and 7 FCI groups, age between 3-7 years and not to have any favourite game. Our results as well show that territorial aggression is also associated to several behavioural patterns: it is focus on strangers with no discrimination on age and sex of the victim, the most attacked part of the body is the upper limbs, it is associated to higher levels of aggression in general and to higher levels of barking. Key words: behavioural problems| owner | protective aggression | territorial aggression | punishment |

Introducción La agresividad territorial o protectora, es la que va dirigida hacia otra persona o animal que no se considera miembro de la familia y que invade o se acerca a los miembros de la familia o propiedad percibida por el perro (Landsberg y col., 1998) debido a que el perro siente que se trata de una situación amenazante (Wilsson y Sundgren, 1997). Aunque la agresividad territorial puede ser reforzada o atenuada por el propietario, es importante tener en cuenta que habrá perros que de forma natural tengan mayores niveles de dicha agresividad territorial que otros, pues se trata de una característica conductual con un componente heredable, concretamente Wilsson y Sundgren (1997) le dan una heredabilidad al instinto de defensa o agresividad territorial (capacidad de perro para defender a su cuidador en situaciones amenazantes) de 0,22 en el Labrador y de 0.20 en el Pastor alemán. Es importante reseñar que se trata de un tipo de agresividad en el que la castración no tiene ninguna eficacia (Hart y Eckstein, 1997) por lo que resultaría inútil utilizarla como terapia en perros en los que la agresividad territorial se haya convertido en un verdadero problema. 2.- Material y métodos 2.1.-Población de estudio Hemos valorado un total de 406 perros (216 machos y 190 hembras) a través de una entrevista a sus propietarios. El estudio se realizó en 5 ciudades españolas (Almería, Córdoba, Granada, Jaén y Madrid) las cuales tienen en conjunto una población aproximada de 5 millones de habitantes. El entrevistador era siempre la misma persona (varón con 28 años) y los perros valorados

La agresividad territorial: factores dependientes del perro http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030803.pdf

2


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html convivían con la familia a la que pertenecían. Los propietarios de los perros eran entrevistados cuando sacaban su perro a pasear, invitándoles a participar en el estudio. La elección de los propietarios era de forma oportunista, de tal forma que se intentaba invitar a participar en el estudio a cualquier dueño que paseara a su perro, independientemente de su sexo, edad o apariencia. De todos los propietarios a los que se les invitó a participar en el estudio, aceptaron el 58%. Todas las razas estudiadas tenían un mínimo de 4 perros. Hemos estudiado el English Cocker Spaniel como tres razas diferentes (dorado, negro y bicolor) con la intención de ver si en relación a la agresividad territorial, podemos considerar que los tres colores son conductualmente diferentes al igual que pasa con la agresividad por dominancia (Podberscek y Serpell, 1996 y 1997a; Pérez-Guisado, 2006 a,b) 345 de los perros valorados pertenecían a un total de 45 razas puras que hemos agrupado en los grupos que establece la FCI (Federación Cinológica International): Grupo 1 (Perros pastores y boyeros): Pastor alemán, Pastor belga y Rough collie. Grupo 2 (Perros tipo pincher, schnaucer y molosoides): Boxer, Bulldog inglés, Dobermann, Dogo alemán, Dogo argentino, Mastín español, Mastín napolitano, Presa canario, Schnaucer gigante, Schnauzer mediano, Schnauzer miniatura, Sharpei y Rottweiler. Grupo 3 (Terriers): American Pitbullterrier, American Staffordshire terrier , Bullterrier, Foxterrier, Staffordshire terrier, West higland terrier y Yorkshire terrier. Grupo 4: Teckel miniatura. Grupo 5 (Perros tipo nórdico-spitz y primitivo): Akita inu, Alaskan malamute, Chowchow, Husky siberiano, Podenco andaluz y Samoyedo Grupo 6 (Perros de rastreo): Basset hound y Dálmata. Grupo 7 (Perros de muestra): Setter irlandés. Grupo 8 (Perros cobradores): English Cocker spaniel, Golden retriever, Labrador retriever y Perro de agua español. Grupo 9 (Perros de compañía): Bichón frisé, Bulldog francés, Caniche mediano, Caniche miniatura, Chihuahua, Lhasa apso, Pekines y Pug. Grupo 10 (Lebreles): Galgo. Hemos clasificado los perros en función de su peso en: pequeños ( <10 kg), medianos (1020kg) y grandes (>20 kg). 2.2.-Descripción de la entrevista En la entrevista se recoge información sobre un gran número de posibles factores dependientes del perro que pudieran estar asociados a la agresividad territorial y otros posibles problemas conductuales. Hemos valorado el grado de agresividad territorial a través de tres situaciones. A cada situación se le da el valor de un punto cuando es positiva, es decir, cuando el perro gruñe, enseña lo dientes, muerde o intenta morder ante esa situación. El perro podrá obtener una puntuación que oscilará entre 0 y 3. Las tres situaciones valoradas son: 1.- Que se acerque algún desconocido para el perro a su territorio (ej: lugar donde duerme, caseta, etc). 2.- Que se acerque algún desconocido para el perro a un miembro de la familia (ej: cuando se está paseando al perro) 3.- Que se aproxime algún desconocido para el perro al territorio del propietario o que intente entrar en dicho territorio (ej. puerta de la casa o chalet, verja de la propiedad, que entre en la casa, etc). El grado de nerviosismo del perro lo hemos valorado preguntándole al dueño cómo La agresividad territorial: factores dependientes del perro http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030803.pdf

3


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html considera a su perro: 3 puntos para los perros nerviosos, 2 puntos para los normales (grado intermedio) y 1 punto para los tranquilos. 2.3.- Estudio estadístico Los perros valorados pueden tomar valores que oscilan entre el 0 y el 3 según su grado de agresividad territorial. Al hacer el análisis estadístico hemos considerado el efecto que ejercen los factores sexo del perro, raza, edad y finalidad con la que se adquirió (ajustando los resultados a dichas variables), por ser altamente significativos y poder influir en los resultados estadísticos obtenidos de otros factores, evitándose de este modo interpretaciones erróneas. Hemos empleado el SAS (2000) para realizar el siguiente análisis estadístico: 1.- Las variables continuas son analizadas en primer lugar utilizando un análisis de varianza con el objetivo de ver si hay diferencias significativas. En el caso de que existieran dichas diferencias significativas, proseguimos el estudio con la prueba de Duncan para ver cuántos grupos significativamente diferentes hay. 2.- Las variables discontinuas fueron analizadas mediante un análisis Chi-cuadrado. 3.- Resultados 3.1.- El sexo del perro. Es altamente significativo (P<0.0001), observándose que la mayor agresividad territorial se asocia a los machos pues éstos tienen una media de 2.04 y las hembras de 1.04. Además el valor más alto (3) es sacado fundamentalmente por machos (82.67% de los machos y 17.33% de las hembras) y el más bajo (0) es sacado fundamentalmente por las hembras (83.46% de las hembras y 16.54% de los machos). Tabla 1. Prueba de Duncan para el factor “grupos de la FCI” Grupos FCI

Agresividad territorial media Grupo Duncan

1

2.26

A

2

2.02

A

10

1.62

B

9

1.57

B

Mestizas

1.54

B

8

1.46

B

6

1.34

C

3

1.23

C

4

1.06

C

7

0.87

D

5

0.64

D

1.56

B

Puras

La agresividad territorial: factores dependientes del perro http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030803.pdf

4


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html 3.2.- La raza y grupos de la FCI (Federación Cinológica Internacional). Son altamente significativos (P<0.0001), siendo las razas con mayor agresividad territorial y significativamente iguales, las pertenecientes a los grupos de la FCI 1, 2,10 y las menos las del grupo 5 y 7, además no existen diferencias significativas entre puras y mestizas, las diferencias se aprecian en la tabla 1. Concretamente las 6 razas con mayor agresividad territorial de las estudiadas y estadísticamente iguales son el Presa canario, Mastín napolitano, Rottweiler, Dobermann, Mastín español y Pastor alemán (tabla 2). Tabla 2. Prueba de Duncan para el factor “raza” Razas

Agresividad territorial media Grupo Duncan

Presa canario

2,81

A

Mastín napolitano

2,79

A

Rottweiler

2,71

A

Dobermann

2,70

A

Mastín español

2,56

A

Pastor alemán

2,53

A

3.3.- El tamaño. No existe asociación (p>0.05). 3.4.- La edad del perro. Es altamente significativa (P<0.0001), de tal forma que el periodo de edad de máxima agresividad territorial es el comprendido entre los tres y los siete años seguido por los periodos de edad de dos o menos años y de entre ocho y diez años (significativamente iguales). El periodo de mínima agresividad territorial en el perro es el de más de diez años (tabla 3). Tabla 3. Prueba de Duncan para el factor “edad del perro” Edad

Agresividad territorial media Grupo de Duncan

X<2

1,15

B

X=3–7

1,94

A

X = 8 – 10

1,06

B

X > 10

0,61

C

3.5.- Juegos favoritos. Existen diferencias significativas (0.001< P < 0.05), siendo los perros que no juguetes favoritos los que poseen una menor agresividad territorial media (tabla 4).

La agresividad territorial: factores dependientes del perro http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030803.pdf

tienen

5


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html Tabla 4. Prueba de Duncan para el factor “juego favorito” Juego favorito

Media de agresividad territorial Grupo de Duncan

De morder

1,68

A

De traer

1,64

A

Ninguno

0,49

B

3.6.- Enfermar en las primeras 16 semanas de vida. No existe asociación con la agresividad territorial del perro (P>0.05). 3.7.- La velocidad con la que come el perro. Existen diferencias significativas (0.001< P < 0.05), observándose una relación inversamente proporcional entre la velocidad con la que come el perro y su agresividad territorial (tabla 5). Tabla 5. Prueba de Duncan para el factor “velocidad con la que come” Velocidad con la que come Media de agresividad territoriaGrupo de Duncan Lentamente

1,75

A

Forma intermedia

1,53

B

Rápidamente

1,50

B

3.8.- El hecho de sufrir alguna enfermedad. No existe asociación con la agresividad territorial del perro (P>0.05), aunque se observa que los perros enfermos tienen una media de agresividad territorial menor que la de los sanos (1,55 frente a 1,43). 3.9.- El haber sido agredido de cachorro. No existe asociación con la agresividad territorial del perro (P>0.05). 3. 10.- El grado de independencia del perro. No existe asociación con la agresividad territorial del perro (P>0.05). 3.11.- La tendencia a morder. Si existe asociación con la agresividad territorial del perro observándose diferencias muy significativas (0.0001< P < 0.001, de tal forma que a mayor agresividad territorial mayor frecuencia tiene el perro a la hora de morder (tabla 6). Tabla 6. Prueba de Duncan para el factor “tendencia a morder” Frecuencia de morder Media de agresividad territoria Grupo de Duncan >3

2,13

A

<3

1,48

B

La agresividad territorial: factores dependientes del perro http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030803.pdf

6


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html

3.12- La predilección a la hora de morder a una persona. Existe asociación con la agresividad territorial, observándose diferencias muy significativas de tal forma que la alta agresividad territorial (valor 3) se relaciona con una mayor frecuencia de agresiones frente a desconocidos que frente al resto aunque lo más frecuente en estos perros (al igual que los que tienen menor agresividad territorial) es no morder a nadie (tabla 7). Tabla 7. Análisis Chi-cuadrado para el factor “predilección morder” Predilección morder

% Perros de agresividad territorial 3 que muerden :

Desconocidos

18,67

Miembros de familia

11,33

Cualquiera

8,67

Nadie

61,33

3.13.- La predilección a la hora de morder a un miembro de la familia. No existe asociación con la agresividad territorial del perro (P>0.05). 3.14.- La predilección a la hora de morder a un desconocido. Existen diferencias significativas (0.001< P < 0.05), observándose que la alta agresividad territorial (valor 3) se relaciona con una mayor frecuencia de agresiones frente a cualquier persona que frente al resto (tabla 8). Tabla 8. Análisis Chi-cuadrado para el factor “predilección morder desconocido” Predilección morder desconocidos

% Perros de agresividad territorial 3 que muerden a :

Cualquiera

18,00

Hombres

6,00

Niños

0,67

Nadie

61,33

3.15.- Lugar de mordedura. Existen diferencias significativas (0.001< P < 0.05), observándose que la alta agresividad territorial (valor 3) se relaciona con una mayor predilección a la hora de morder por el miembro superior (tabla 9).

La agresividad territorial: factores dependientes del perro http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030803.pdf

7


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html Tabla 9. Análisis Chi-cuadrado para el factor “lugar de mordedura” Lugar de mordedura % Perros de agresividad territorial 3 que muerden : A: Manos-brazos

24,67

C: A+B

5,33

B:Pies- piernas

4,00

D: otros lugares

2,00

3.16.- Ser un perro que ladra. Si existe asociación con la agresividad territorial del perro observándose diferencias altamente significativas (P<0.0001), de tal forma que los perros ladradores tienen mayor agresividad territorial que los no ladradores como se puede observar en la tabla 10. Tabla 10. Prueba de Duncan para el factor “ser un perro ladrador” Ser perro ladrador

Media de agresividad territoria

Si

1,80

No

1,26

3.17.- Grado de nerviosismo del perro. Existen diferencias significativas (0.001< P < 0.05), siendo los perros con un grado de nerviosismo intermedio los que tienen una mayor agresividad territorial media (tabla 11). Tabla 11. Prueba de Duncan para el factor “grado de nerviosismo” Grado de nerviosismo Media de agresividad territoria Grupo de Duncan Intermedio

1,90

A

Alto

1,50

B

Bajo

1,31

C

3.18.- Ser un perro testarudo. No existe asociación con la agresividad territorial del perro (P>0.05). 3.19.- Ser un perro miedoso. No existe asociación con la agresividad territorial del perro (P>0.05). 3.20.- Hacer destrozos. No existe asociación con la agresividad territorial del perro (P>0.05). 3.21.- La eliminación inadecuada. No existe asociación con la agresividad territorial del perro (P>0.05). La agresividad territorial: factores dependientes del perro http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030803.pdf

8


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html 3.22.- Vocalizar o lloriquear cuando nos vamos de casa. No existe asociación con la agresividad territorial del perro (P>0.05). 4.- Discusión Existe unanimidad al considerar la agresividad como un rasgo que es más propio del sexo masculino (Cameron, 1997; Landsberg y col., 1998; Guy y col., 2001a) y Takeuchi y col. (2001) dejan claro que tanto en la agresión frente a extraños como frente a propietarios, la incidencia es mayor en los machos. Nuestros resultados confirman que en relación a la agresividad territorial esta asociación se cumple probablemente por el efecto que tienen los andrógenos sobre este patrón conductual. En cuanto a la raza, si se trata de pura o mestiza, parece ser que existe consenso en que las razas puras son las que presentan una mayor incidencia en problemas de agresión (Line y Voith, 1986; Guy y col., 2001a-b; Takeuchi y col., 2001). En nuestro estudio se refleja que en lo que respecta a la agresividad territorial, no existen diferencias significativas entre puras y mestizas. En los problemas de agresión frente a extraños, que caracterizan a la agresividad territorial (Landsberg y col., 1998) y que nuestro estudio confirma, Takeuchi y col. (2001) señalan al Labrador retriever y Pastor alemán como las razas más frecuentemente implicadas, mientras que Lund y col., (1996) consideran como razas con frecuentes problemas de agresión frente a extraños, el Pastor alemán y el Cocker spaniel, sin embargo en nuestro estudio no figura el Labrador retriever ni el Cocker spaniel como miembros integrantes del grupo de razas con mayor agresividad territorial. Dicho grupo está integrado por 5 razas con valores de agresividad territorial estadísticamente iguales: el Presa canario, Mastín napolitano, Rottweiler, Dobermann, Mastín español y Pastor alemán. Si tenemos en cuenta los grupos de la FCI con mayor agresividad territorial, éstos serían el 1(pastores) y 2 (molosos). En cuanto a la edad del perro, hay estudios que consideran la edad como un factor a tener en cuenta en los problemas conductuales (Wright y Nesselrote, 1987; Guy y col., 2001b), y es cierto en lo que a la agresividad territorial se refiere, pues ésta es máxima en el intervalo de tiempo comprendido entre los 3 y 7 años de edad. A partir de dicha edad la agresividad territorial desciende progresivamente muy probablemente consecuencia del progresivo deterioro del perro. En cuanto a la capa, en el English Cocker spaniel, ésta tiene un efecto influyente ya que se ha visto que los perros de una sola capa (negro y dorado) tienen mayores características agresivas que los bicolores (Podberscek y Serpell, 1997a,b) y que dentro de los de una sola capa es el dorado el que tiene mayores características agresivas (Podberscek and Serpell, 1996). Esto también ha sido demostrado en la agresividad por dominancia (Pérez-Guisado, 2006 a-b). Nuestros resultados dejan claro que el orden decreciente en la agresividad territorial del Cocker es: dorado, negro y bicolor. Coincidimos en nuestro estudio con Voith y col. (1992) al considerar que existe una relación directamente proporcional entre el tiempo dedicado a comer por el perro y la mayor agresividad territorial. En cuanto a la predilección del perro mordedor a la hora de morder, existen discrepancias: muchos autores citan que éste siente mayor predilección por las personas adultas (Lund y col., 1996; Guy y col., 2001a); la edad media de las personas agredidas es de 32.5 años (Freud y col., 1997); el 60-75% de las agresiones se producen en menores de 20 años siendo el colectivo de entre 5-9 años el más afectado de todos (Overall y Love, 2001); la edad media de las personas agredidas es de 15 años y la mayor incidencia se da en niños de entre 5 y 9 años, representando en este caso el 3.6% de las causas de urgencias para este intervalo de edad (Weiss y col., 1998). Teniendo en cuenta el sexo de la persona agredida existe unanimidad en que el sexo más frecuentemente agredido es el masculino, salvo escasas excepciones como la de Materr y Arbeitsgemeinschaft (1998) que señalan La agresividad territorial: factores dependientes del perro http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030803.pdf

9


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html que el sexo femenino es el más frecuentemente agredido. A diferencia de este estudio hay multitud de estudios que afirman lo contrario: Freud y col. (1997) indican una distribución de frecuencias del 57.3% para los varones y 42.7% para las mujeres; el masculino es el más frecuentemente agredido, de media en el 65% de los casos (Wright, 1991); el sexo masculino es mordido con una mayor frecuencia que el femenino en una proporción de 1,5:1 (Overall y Love, 2001); los varones de todos los grupos de edad son los que resultan más frecuentemente mordidos ya que representan el 58,2% de todos los casos (Bandow, 1996); el 62,5% de los ataques de gravedad se produjeron en varones (Wright, 1985). Según nuestros resultados hay que tener en cuenta el tipo de agresividad, ya que si es la territorial, ésta se caracteriza por estar dirigida hacia personas extrañas y su escasa discriminación, es decir, por poder morder a cualquier persona extraña, independientemente del sexo y edad. . El problema que tienen los resultados de los autores anteriores es que parten de bases de datos en las que las agresiones son declaradas y como bien sabemos esto sólo pasa con los casos que entrañan gravedad. Es probable que el hombre sea menos desconfiado o arriesgue más ante situaciones que entrañen riesgo con el perro y que la mujer sea más precavida. De esta forma habrá más casos de agresión reportados en hombres que en mujeres, pero esto no querrá decir que el perro prefiera agredir o sienta predilección por el hombre. En cuanto al hecho de que el miedo puede favorecer la agresividad territorial (Landsberg y col., 1998) tenemos resultados contrarios ya que no observamos diferencias significativas de agresividad territorial entre perros miedosos y no miedosos. Es posible que estos autores no tengan en cuentan que la agresividad por miedo puede hacer que el perro muerda en todo tipo de situaciones, muchas de las cuales se consideran típicamente de dominancia o territorialidad, por lo que resultaría esencial caracterizar con exactitud la agresividad de cada perro. Según Guy y col. (2001a) los lugares más frecuentes de mordedura son las manos y brazos. La mayoría de los estudios que hay, apuntan a que las partes corporales que resultan agredidas con una mayor frecuencia por el perro, en personas que no son niños, son los miembros y más concretamente el miembro superior (manos-brazos) con la excepción de Wright (1991) que observa una frecuencia algo superior en las extremidades inferiores (42,8%) que las superiores (33,5%). El resto de estudios que hay dejan claro que el miembro superior es el más agredido (Bandow, 1996; Freud y col., 1997; Guy y col., 2001a; Overall y Love, 2001). El hecho de que sea el miembro superior la zona corporal más agredida es debido a que es el área más expuesta al perro (Bandow, 1996). En niños la cosa cambia pues la mayoría de los estudios hablan de la cabeza-cara-cuello (Bandow, 1996; Matter y Arbeitsgemeinschaft, 1998; Overall y Love, 2001; Weiss y col. 1998; Wright, 1991). La explicación que se da a que las zonas más agredidas en el niño sean la cabezacara-cuello es que su cabeza está a la altura de la boca del perro y a que es menos capaz que las personas de más edad a defenderse con las extremidades (Wright, 1991). En nuestro estudio, los perros mordedores que se caracterizan por su alta agresividad territorial, agreden sobre todo al miembro superior. Otros datos que debemos considerar y que son dependientes del perro son: 1.- La menor agresividad territorial presente en perros que no tienen predilección por ningún juego. Esto muy probablemente es debido a que dichos perros son típicos del grupo de perros con una edad superior a los 7 años y de los que pertenecen al grupo 5 y como bien dijimos con anterioridad estos perros son lo que tienen una agresividad territorial más baja. 2.- La mayor agresividad territorial en perros que son ladradores muy probablemente por ser características que van asociadas ya que en la mayoría de los casos, el perro cuando quiere defender su territorio utiliza el ladrido como medida disuasoria. 3.- La relación directamente proporcional entre la agresividad territorial y la tendencia a morder. Esto resulta lógico ya que al ser un tipo de agresividad, cuánto más alta sea, más alta será la probabilidad de que se produzca una de sus consecuencias: la agresión. La agresividad territorial: factores dependientes del perro http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030803.pdf

10


RECVET. Vol. III, Nº 3, Marzo 2008 http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308.html 5.- Bibliografía 1. Landsberg G. M. , Hunthausen W. y Ackerman L. , 1998. Manual de problemas de conducta del perro y gato. Acribia (ed): 182-183. 2. Wilsson E. y Sundgren P. E., 1997. The use of a behaviour test for selection of dogs for service and breeding. II. Heritability for tested parameters and effect of selection based on service dog characteristics. .Appl. Anim. Behav. Sci. 53: 235241. 3. Hart B. L. and Eckstein R. A. , 1997. The role of gonadal hormones in the occurrence of objectionable behaviours in dogs and cats. Appl. Anim. Behav. Sci. 52: 331-344. 4. Podberscek A.L., Serpell J.A., 1996. The English Cocker Spaniel: Preliminary findings on aggressive behaviour. Appl. Anim. Behav. Sci. 47:75–89. 5. Podberscek A.L., Serpell J.A., 1997a. Enviromental influences on the expression of agressive behaviour in English Cocker Spaniel. Appl. Anim. Behav. Sci. 52:215–227. 6. Pérez-Guisado J., López-Rodríguez R., Muñoz-Serrano A, 2006a. Heritability of dominant-aggressive behaviour in English Cocker Spaniels. Appl. Anim. Behav. Sci. 100:219–227. 7. Pérez-Guisado J., Muñoz-Serrano A., López-Rodríguez R, 2006b. Perros peligrosos, la agresividad por dominancia (parte2): factores asociados dependientes del perro. RECVET 1: 020106. 8. Cameron D.B., 1997. Canine dominance-associated aggression: Concepts, incidence and treatment in a behavior practice. Appl. Anim. Behav. Sci. 52:265–274. 9. Guy N.C., Luescher U.A., Dohoo S.E, Spangler E. , Miller J. B, Dohoo I. R. and Bate L. A., 2001a. A case series of biting dogs: Characteristics of the dogs, their behaviour, and their victims. Appl. Anim. Behav. Sci. 74:43–57. 10. Takeuchi Y, Ogata N, Houpt J. A. and Scarlett J. M. , 2001. Differences in background and outcome of three behavior problems of dogs. Appl. Anim Behav. Sci. 70:297-308. 11. Line S. and Voith V. L. , 1986. Dominance aggression of dogs towards people: Behavior profile and response to treatment. Appl. Anim. Behav.Sci. 16: 77– 83. 12. Guy N. C. , Luescher U. A. , Dohoo S. E. , Spangler E. , Miller J. B. , Dohoo I. R. and Bate L. A., 2001b. Risk factors for dog bites to owners in a general veterinary caseload. Appl. Anim. Behav. Sci. 74: 29-42. 13. Lund J. D. , Agger J. F. and Vestergaard K. S. , 1996. Reported behaviour problems in pet dogs in Denmark: age distribution and influence of breed and gender. Preventive Veterinary Medicine 28: 33-48. 14. Wright J.C. and Nesselrote M. S., 1987. Classification of behavior problems in dogs: Distributions of age, breed, sex and reproductive status. Appl. Anim. Behav. 19:169-178. 15. Podberscek A. L. and Serpell J. A. , 1997b. Aggressive behaviour in English cocker spaniels and the personality of their owners. Vet. Rec. 141: 73-76. 16. Freud H. K. , López Colomés J. L. , Serramo Sainz C. y Hernández Vidal P. , 1997. Mordedura por animales. Estudio de 606 casos. Revista Clínica Española 197: 560-563. 17. Overall K. L. and Love M., 2001. Dog bites to humans-demography, epidemiology, injury and risk. J. Am. Vet. Med. Assoc. 218: 1923-1934. 18. Weiss H. B. , Friedman D. I. and Coben J. H. , 1998. Incidence of dog bite injuries treated in emergency departments. J. Am. Med. Assoc. 279: 51-53. 19. Matter H. C. and Arbeitsgemeinschaft S. , 1998. The epidemiology of bite and scratch injuries by vertebrate animals in Switzerland. Eur. J. Epidemiol. 14: 483490. 20. Bandow J. H. , 1996. Will breed-specific legislation reduce dog bites? Can. Vet. J. 37: 478-481. 21. Wright J. C. , 1985. Severe attacks by dogs: characteristics of the dog, the victims and the attack setting. Public. Health. Rep. 100: 55-61.

La agresividad territorial: factores dependientes del perro http://www.veterinaria.org/revistas/recvet/n030308/030803.pdf

11

RECVET Vol 3 n 3  

RECVET® Revista Electrónica de Clínica Veterinaria es una revista científica, arbitrada, online, con acceso completo a los artículos íntegro...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you