Issuu on Google+

Instituto Valladolid Preparatoria Literatura I “El niño de agua” Verónica Ochoa Fernando Espinoza Cecilia Hernández 3°D Tercer semestre 21/10/11


Por la época de colonia, entré 1600 en lo que hoy es el Valladolid hasta el monasterio, se dice que antes entre estos lugares por el medio había una capilla de madera donde los hermanos maristas compartían capilla con los benedictinos en completa armonía. Enseñada a los jóvenes la vocación del sacerdocio. En el seminario se albergaban 104 jóvenes y habían 20 padres y hermanos, inculcaban a cierto grupo de niños, la edad de los niños comúnmente era de 4 a 16 años por los terrenos que hoy son el Valladolid había una gran laguna la cual los niños solían nadar y donde hoy es la capilla de los benedictinos era donde se ubicaban los dormitorios donde vivía un niño de un noble corazón era el menor de todo el seminario que poseía un talento en la declamación su primo que era de mayor edad lo envidiaba al ver que su primo por mucho era mejor que él, decidió hacerle una trampa para que lo sacaran indefinidamente del equipo de declamación era de suma importancia no entrar a la laguna de noche pero el primo mayor de nombre juan le dijo que esas decisiones eran las que tomaban la gente grande. el niño fue al lago y el primo igual le invito a un concurso de saltos pero no se percataron de que el primo chico llamado marco pensó que lo habían pescado regreso y como no estaba fue con el supervisor pero le conto que el niño había ahogado al primo de juan se desesperó tanto que lo llevo a la locura y de la locura al suicidio pero el niño marco no se fue del todo porque en la capilla se hacían las declaraciones, la capilla fue declarada poseída y fue quemada, el monasterio fue pasado a otro lugar y el seminario cerro. La laguna perdió su tamaño y la historia nunca fue contada. La historia fue olvidada, pero se dice que todas las personas que pasan por ahí ven a un niño que se vuelve agua cuando le dirigían la palabra por eso el lugar estaba un poco alejado del pueblo pero en los terrenos se decidió establecer el Valladolid. Fue cuando un joven entro a trabajar de velador pero no tardó mucho en percatarse de que algo no andaba, bien pronto descubrió lo que sucedió el hombre decidió poner una cruz para ver si así el niño encontraba la pasa eterna.


Pero los alumnos del Valladolid no trataban con respeto la tumba , las cosas empeoraron un poco las cosas, empezaron a ver apariciones de un niño, en los salones agua que salía de la nada, accidentes que causaba la ida al hospital de muchos alumnos, la cosa empeoraban con el tiempo. El señor para evitar todas estas tragedias decidió construir una casita para poder vivir y para q nadie más pueda volver a molestar su lugar de descanso. Pero se dice que todavía hay alumnos a los que les ocurren cosas extrañas.


El niño de agua