Issuu on Google+

Universidad de Oviedo Facultad de Formaciรณn del Profesorado y Educaciรณn TRABAJO FIN DE GRADO

Proyecto de colaboraciรณn: Biblioteca Escolar del C.P. Jacinto Benavente y Biblioteca Municipal de Vega-La Camocha

Alumna: Verรณnica Delgado Schardong

Tutor: Juliรกn Pascual Diez

Junio 2011


TRABAJO FIN DE GRADO

Proyecto de colaboración: Biblioteca Escolar del C.P. Jacinto Benavente y Biblioteca Municipal de Vega-La Camocha

Alumna: Verónica Delgado Schardong

Tutor: Julián Pascual Diez

Firma Tutor

 

Firma Alumna

2  


ÍNDICE

1. INTRODUCCIÓN…………………………………………………………………...4

2. CONTEXTUALIZACIÓN…………………………………………………….….5-9 2.1. Fundamentación legal y directrices internacionales 2.2. Los “eslabones de la cadena”: biblioteca escolar y pública 2.3. Alfabetización tradicional y alfabetización informacional 2.4. La lectura: un eje fundamental en el desarrollo de las competencias 3. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN: EL PUNTO DE PARTIDA…………...….10-17 3.1. Marco territorial 3.2. “Nuestra cadena” 3.3. Memoria de un trabajo cooperativo: curso 2010-2011 3.3.1. Formación de Usuarios 3.3.2. Concurso Literario “Pin de Pría” 3.3.3. Selecciones bibliográficas y préstamos documentales 3.3.4. Otras actividades 4. DESARROLLO DE LA PROPUESTA DE TRABAJO INTEGRAL: CURSO 2011-12…………...………………………………………………........18-23 4.1. Antecedentes: “no partimos de cero” 4.2. Objetivos y principios 4.3. Proceso y ámbitos de trabajo 4.3.1. Recursos: colección, personal y espacios 4.3.2. Servicios: préstamo e información 4.3.3. Formación de Usuarios 4.4. Actividades 4.4.1. Asesoramiento y apoyo a la biblioteca escolar 4.4.2. Organización de actividades de formación de usuarios 4.4.3. Organización de actividades de promoción de la lectura 4.5. Evaluación 5. CONCLUSIONES………………………………………………………...………..24 6. BIBLIOGRAFÍA……………………………………………...……………………25 ANEXOS I, II, III y IV………………………………………………...………….26-37

 

3  


1. INTRODUCCIÓN

El tema en el que se enmarca este Trabajo Fin de Grado (a partir de ahora TFG) es, desde mi punto de vista, uno de los retos más interesantes e innovadores que tenemos hoy en día quienes trabajamos en el ámbito de la educación y la cultura en este país. Se trata de hacer que las bibliotecas escolares y las públicas se conviertan en auténticos centros de recursos para el aprendizaje, lugares para el desarrollo de las nuevas tecnologías, espacios donde la lectura tenga un valor tan reconocido que leer se convierta en un placer y un hábito para toda la vida. Pienso que sería materia de otro trabajo (me temo que más bien de varios) desarrollar cuál es la situación actual en España con respecto a ese “reto”, cómo se han visto cumplidas las leyes, manifiestos y planes que, desde hace unos años, hablan de la necesidad de colaboración entre las diferentes bibliotecas para conseguir formar ciudadanos preparados para la sociedad de la información. El trabajo comienza con una exposición de las directrices internacionales y el marco legal que contextualizan, amparan y justifican la intervención en este ámbito. A continuación, describo el contexto territorial y sociocultural de la parroquia de Vega, en Gijón, donde está ubicada la biblioteca pública en la que trabajo y donde también lo está el Colegio Público Jacinto Benavente. Después paso a analizar el trabajo realizado hasta ahora, para luego desarrollar “la propuesta de trabajo integral” con la que se pretende dar un paso adelante en la colaboración de la biblioteca pública y la biblioteca escolar. La biblioteca pública como agente activo en la educación ciudadana debe cumplir su papel para afrontar los retos de la sociedad de la información.

 

 

4  


2. CONTEXTUALIZACIÓN 2.1. Fundamentación legal y directrices internacionales Este TFG se basa en la necesidad de coordinación y cooperación bibliotecaria. Esta necesidad está claramente fundamentada en los diferentes manifiestos internacionales y leyes de carácter nacional. -El Manifiesto de la UNESCO-IFLA, 1999, se expresa en estos términos: Se ha demostrado que cuando los bibliotecarios y docentes trabajan en colaboración, los estudiantes mejoran la lectura y la escritura, el aprendizaje, la resolución de problemas, y trabajan mejor con las tecnologías de la información y de la comunicación. La cooperación entre las bibliotecas escolares y las públicas puede ser beneficiosa para la mejora de los servicios bibliotecarios que se prestan a niños y jóvenes en una comunidad determinada. Es preciso asegurar la cooperación con el profesorado, los órganos de dirección del centro escolar, la administración de quien dependa, las familias, los otros bibliotecarios y profesionales de la información y las asociaciones de interés dentro de la comunidad.

-Así mismo, la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en su artículo 113, regula de forma expresa las bibliotecas escolares y dice: La organización de las bibliotecas escolares deberá permitir que funcionen como un espacio abierto a la comunidad educativa de los centros respectivos. Del mismo modo, es necesario favorecer colaboraciones interbibliotecarias con las bibliotecas públicas. Los centros podrán llegar a acuerdos con los municipios respectivos, para el uso de bibliotecas municipales con las finalidades previstas en este artículo.

-En el documento “Plan de Lectura, Escritura e Investigación de Centro. Orientaciones para su elaboración, desarrollo y evaluación” (2007) de la Consejería de Educación y Ciencia del Gobierno del Principado de Asturias dice al respecto: La acción educativa de los centros en el desarrollo de la competencia lecto-escritora e investigadora debe ser lo suficientemente abierta y flexible como para colaborar con otras instituciones y programas que intervienen con objetivos que, en gran medida, pueden ser comunes: bibliotecas públicas, librerías, ayuntamientos u otras administraciones públicas, centros y fundaciones especializadas, etc. Finalmente, se ha de tener presente que la formación de personas usuarias en la biblioteca escolar debe orientarse también al profesorado, a las familias y al resto del personal de la comunidad educativa. En muchos casos, la colaboración con las bibliotecas públicas nos facilitará esta tarea.

Las aportaciones que nos hacen estos textos podríamos decir que hablan por sí solas. Fundamentan la necesidad de adaptación de las bibliotecas a las nuevas demandas de la sociedad de la información y defienden la cooperación interbibliotecaria como una vía para lograrla.

 

5  


No podemos perder de vista que esa adaptación a la sociedad del futuro se da en un momento en el que los límites entre la educación formal y la no formal son cada vez más difusos, y la educación a lo largo de toda la vida es la llave para entrar en el siglo XXI, tal como recoge Jacques Delors ya en 1996: Ese concepto va más allá de la distinción tradicional entre educación primera y educación permanente y coincide con otra noción formulada a menudo: la de sociedad educativa en la que todo puede ser ocasión para aprender y desarrollar las capacidades del individuo

2.2. Los “eslabones de la cadena”: biblioteca escolar y biblioteca pública La colaboración entre bibliotecas públicas y bibliotecas escolares es un aspecto recurrente y debatido en el mundo bibliotecario en el que me encuentro. En palabras de Florencia Corrionero,“todas las bibliotecas deberían formar una cadena con eslabones firmemente unidos, entrelazados y complementarios”. La realidad es bien distinta. La dificultad consiste en concretar en qué ámbitos y de qué manera debe ser establecida la cooperación entre estas entidades y cómo debe evolucionar ésta hacia la colaboración, puesto que, hoy por hoy, ambas bibliotecas no se encuentran en un mismo plano de igualdad de condiciones. En este sentido, Mónica Baró y Teresa Mañas afirman “el desarrollo que la biblioteca pública ha mantenido en los últimos años no ha tenido paralelo en el ámbito de la biblioteca escolar”. El problema es que la biblioteca escolar, tal y como está organizada en nuestro país, tiene, desde mi punto de vista, serias dificultades a pesar de las políticas, declaraciones y acuerdos tomados sobre su importancia. En la práctica y, salvo que se aborden planes conjuntos con las bibliotecas públicas (experiencias de bibliotecas híbridas, acuerdos de uso mixto, planes estructurados de colaboración entre los CPR y profesionales de bibliotecas…), la biblioteca escolar no consigue por sí sola, en la mayoría de los casos (como siempre en todo hay excepciones), tomar el papel relevante y fundamental que le otorgan las leyes de educación, organismos mundiales, planes de lectura y los esfuerzos de quienes trabajan en educación. Comparto la idea de quienes dicen que la causa fundamental, aunque no la única, es la falta de personal, un híbrido de bibliotecario-maestro-animador, dedicado a dinamizar lo que debería ser “el corazón de la escuela”: la biblioteca. Sin embargo, mucho me temo que este asunto no va a cambiar en tiempos de “ahorro de personal”. Podemos insistir repetidamente en lo importante y fundamental que es la colaboración íntima entre la biblioteca escolar y la biblioteca pública. Podemos también elaborar un Plan Lector de Centro de gran calidad, pero nada de esto será fructífero si no nos ponemos a trabajar en ello de una forma colaborativa quienes estamos implicados. Los maestros y las maestras que trabajan en las bibliotecas escolares tienen muy pocas horas de dedicación, seis a la semana para ser más exactos, claustros en los que

 

6  


hay compañeros que, por diferentes razones, no ven la necesidad de acudir a la biblioteca e incluso, en muchas ocasiones, la persona que coordina la biblioteca puede ver mermadas sus horas de biblioteca para realizar otras tareas como cubrir una baja imprevista. Visto así, la única vía para poder llevar a cabo un trabajo que redunde en lo más importante de una biblioteca, los usuarios, es que bibliotecas escolares y públicas trabajen firmemente unidas y se complementen. Sólo así podría afrontarse un proyecto de trabajo integral y no únicamente intervenciones puntuales como sucede en la actualidad. De la misma forma, la atención no debería centrarse en aspectos de organización bibliotecaria que ya están en muchos casos superados. De hecho la mayor parte de las bibliotecas que conozco están suficientemente organizadas, incluida la del C.P. Jacinto Benavente. Kepa Osoro define claramente en qué debe consistir el modelo de biblioteca escolar: -Centro de recursos (entendiendo por recurso todo aquel material que aporta información lingüística, numérica, visual, sonora o plástica, que puede intervenir en el proceso enseñanza/ aprendizaje). -Espacio ideal para la didáctica interdisciplinar y la transversalidad. -El ámbito de las tecnologías de la información y la comunicación. -El vínculo perfecto entre la escuela y el exterior, tanto en el entorno próximo, con los otros agentes de la comunidad educativa, como en el lejano, con otros centros docentes o instituciones relacionadas con la cultura y el conocimiento.

Así mismo, las bibliotecas públicas tienen que “acatar sus misiones”. Así las define el Manifiesto de la UNESCO ya en 1994: -Prestar apoyo a la educación, tanto individual como autodidacta, así como a la educación formal en todos los niveles. -Fomentar el conocimiento del patrimonio cultural, la valoración de las artes, de los logros e innovaciones científicos. -Facilitar el progreso en el uso de la información y su manejo a través de medios informáticos. -Prestar apoyo y participar en programas y actividades de alfabetización para todos los grupos de edad y, de ser necesario, iniciarlos

Como se puede observar, se plantean amplias y complejas tareas que ponen la biblioteca pública al servicio de toda la población: del que cursa la educación infantil al titulado universitario, del que no pudo acceder al sistema educativo al que está inmerso en un proyecto autodidacta, del analfabeto en el uso de las tecnologías de la información y comunicación al ciudadano que se interesa por conocer los desarrollos científicos o artísticos. En este ámbito se mueve este trabajo.

 

7  


2.3. Alfabetización tradicional y alfabetización informacional

En el proceso de aprendizaje, las bibliotecas siempre desempeñaron una labor fundamental de alfabetización. En la antigüedad, incluso biblioteca y escuela eran nombradas bajo la misma palabra, como es el caso de la biblioteca más antigua descubierta en 1975 en la ciudad de Ebla (Antigua Mesopotamia). Como curiosidad cabe señalar que, en aquella época, segundo milenio a. C., había para biblioteca y archivo una sola expresión E-DU-BA en sumerio y BIT TUPPI, en acadio, “casa de las tabletas” que también significaba “escuela”. Deberíamos decir, por tanto, que en Elba también tenemos la escuela más antigua... La historia de las bibliotecas y de las escuelas ha corrido paralela y, aunque ambas han vivido grandes cambios y transformaciones, lo cierto es que siempre han intentado responder a la misma necesidad que todas las culturas tienen de transmitir a sus sucesores aquello que aprendieron de sus antepasados y de su propia experiencia. Hoy por hoy, la sociedad necesita de las bibliotecas para la adaptación a la nueva sociedad de la información. Los tres tipos de bibliotecas decisivas para que la nueva alfabetización (informacional y digital) sea posible son las bibliotecas escolares, las bibliotecas públicas y las bibliotecas universitarias. El sistema educativo obligatorio tiene que cubrir la etapa inicial de la capacitación en el uso de la información, por lo que las bibliotecas escolares constituirían el primer eslabón de esa cadena. Para F. Benito Morales, el concepto de alfabetización amplía su significado en la sociedad actual: Y es que en una sociedad intensiva en información, en la que el ciudadano interactúa con personas y máquinas en un constante intercambio de datos e información, la alfabetización tradicional con las habilidades de lecto-escritura que constituyen la base de los sistemas educativos primarios, son insuficientes. A éstas habilidades hay que añadir nuevas habilidades informacionales, como saber navegar por fuentes infinitas de información, saber utilizar los sistemas de información, saber discriminar la calidad de una fuente, saber determinar la fiabilidad de la fuente, saber dominar la sobrecarga informacional (o “intoxicación”), saber aplicar la información a problemas reales, saber comunicar la información encontrada a otros y saber utilizar el tiempo, el verdadero recurso escaso en la sociedad del conocimiento, para aprender constantemente.

A continuación se recogen, como referentes de este apartado del trabajo, las diferentes Declaraciones de IFLA (International Federation of Library Associations and Institutions) sobre Alfabetización informacional (ALFIN) -La Declaración de Praga “Hacia una sociedad alfabetizada en información” (2003) dice:

 

8  


El ALFIN abarca el conocimiento de las propias necesidades y problemas con la información y la capacidad para identificar, localizar, evaluar, organizar y crear, utilizar y comunicar con eficacia la información para afrontar problemas o cuestiones planteadas, es un prerrequisito para la participación eficaz en la Sociedad de la Información y forma parte del derecho humano básico de aprendizaje a lo largo de toda la vida.

-La Declaración de Alejandría sobre “la alfabetización informativa y el aprendizaje a lo largo de la vida” (2005) dice: la alfabetización informativa se encuentra en el corazón mismo del aprendizaje a lo largo de la vida.Capacita a la gente de toda clase y condición para buscar, evaluar, utilizar y crear información eficazmente para conseguir sus metas personales, sociales, ocupacionales y educativas. Constituye un derecho humano básico en el mundo digital y promueve la inclusión social de todas las naciones. El aprendizaje a lo largo de la vida permite que los individuos, las comunidades y las naciones alcancen sus objetivos y aprovechen las oportunidades que surgen en un entorno global en desarrollo para beneficios compartidos. Ayuda a las personas y a sus instituciones a afrontar los retos tecnológicos, económicos y sociales, a remediar las desventajas y a mejorar el bienestar de todos.

-La Declaración de Toledo sobre “alfabetización informacional” (2006) dice: Por otro lado, las instituciones, organismos y profesionales interesados en la promoción de las competencias informacionales deberían establecer relaciones entre sí, para la coordinación y desarrollo de actividades conjuntas

La alfabetización así entendida, como un derecho humano básico que promueve la inclusión social, debe ser abordada en una acción conjunta de las instituciones para llevar a cabo esa promoción de las competencias informacionales. Y esa es la idea en la que insistiré a lo largo de este TFG.

2.4. La lectura: un eje fundamental en el desarrollo de las competencias La incidencia de la lectura en el desarrollo de las competencias básicas queda recogida en la ley (Decreto 56/2007, de 24 de mayo, por el que se regula la ordenación y se establece el currículo de la Educación Primaria en el Principado de Asturias) de una forma muy clara: La lectura constituye un factor fundamental para el desarrollo de las competencias básicas: En Primaria los centros, al organizar su práctica docente, elaborarán un Plan de Lectura e Investigación (PLEI) para garantizar la incorporación de un tiempo diario de lectura, no inferior a treinta minutos, a lo largo de todos los cursos de la etapa.

Este planteamiento, que da a la lectura un protagonismo de gran relevancia al considerarla un instrumento esencial en el desarrollo de las competencias básicas, incide

 

9  


también en la necesidad de diseñar y aplicar un plan lector adaptado al contexto y a las necesidades del centro escolar. En el C.P. Jacinto Benavente el PLEI fue aprobado en el curso 2009-2010 y en ese plan se persigue el desarrollo de la competencia lectora y escritora del alumnado, así como el fomento del hábito lector y el desarrollo de la competencia informacional. El papel dinamizador del PLEI irá más allá del desarrollo de la competencia en comunicación lingüística, el tratamiento de la información la competencia digital y la competencia para aprender a aprender, pues ejercerá la función de eje articulador del trabajo lector en el desarrollo de las demás competencias básicas. Este reconocimiento de la lectura como una destreza de carácter transversal que impregna el desarrollo curricular de todas las áreas no había aparecido así de explícito en leyes anteriores. Biblioteca escolar y biblioteca pública, con la lectura como eje común, encuentran en la ley el marco idóneo para la colaboración. Esto respalda sólidamente la pertinencia de este trabajo.

3. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN: EL PUNTO DE PARTIDA Si hasta aquí he contextualizado el trabajo que me ocupa, considero igualmente importante acercarme en este momento a la realidad concreta en la que trabajo desde hace dos años y que constituye el marco de intervención de la propuesta de trabajo integral que presentaré en el apartado 4. El análisis que haré en este punto aportará no sólo la información que todo proyecto de intervención educativa necesita acerca del territorio y sus características sino también sobre las partes implicadas y las experiencias ya desarrolladas. Todo ello determina el punto de partida para el proyecto de intervención futura.

3.1. Marco territorial El “territorio” en el que llevo a cabo mi trabajo presenta una serie de características diferenciadoras que merece la pena resaltar. La parroquia de Vega está situada en el centro del concejo de Gijón, a unos seis kilómetros de Gijón capital. Es una parroquia peri-urbana de carácter rural y en la actualidad ronda los 3.000 habitantes. Esta parroquia se ha visto condicionada desde los años 40 por la actividad minera de Mina La Camocha, S.A. lo que ha llevado a la construcción de un barrio de viviendas para los trabajadores, comúnmente conocido como "el poblao". En la actualidad, a este barrio habría que añadir el formado por “los adosaos” de nueva construcción que se extienden como un añadido al núcleo inicial donde se encuentra ubicada la Biblioteca Municipal de Vega-La Camocha.

A pesar del distanciamiento que algunas viviendas tienen con respecto a los equipamientos de la zona, lo cierto es que está bien dotada en cuanto a servicios de

 

10  


salud, educación, municipales y viales. Otra cosa muy distinta es la que se refiere a las infraestructuras de telecomunicaciones, ya que hay zonas donde no las hay y por tanto están aisladas y otras en las que son frágiles: la conexión a Internet “va y viene” y el acceso telefónico aún se produce con antiguos teléfonos de radio… Se trata de un área económicamente castigada por las nuevas condiciones derivadas de la globalización y de la crisis, por lo que hay casas en las que el acceso a internet, si lo hay, es casi un lujo y el paro afecta a muchos jóvenes de la zona. La población inmigrante no es significativa y a pesar del crecimiento negativo que sufre nuestra comunidad autónoma, es una zona que ha visto incrementada su población en estos últimos cinco años debido a la llegada de jóvenes parejas con niños que buscan un lugar residencial a precios razonables.

3.2. “Nuestra cadena” La Biblioteca Pública de Vega-La Camocha forma parte de la Red Municipal de Bibliotecas de Gijón dependiente de la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular. Abrió sus puertas en el año 1996 como una dependencia más del Centro Municipal de Vega-La Camocha compartiendo el espacio con una programación de actividades socioculturales y un servicio de de la Fundación Municipal de Servicios Sociales. Hace dos años, el Centro Municipal pasó a convertirse en Biblioteca desapareciendo la programación de actividades culturales del Centro y quedando únicamente un servicio residual de la FMSS. A pesar de las pérdidas que supuso este cambio para el barrio, la biblioteca ganó en protagonismo y aumentó además sus recursos humanos. En la actualidad, trabajamos un equipo de tres personas con un sistema de turnos que permite tener la biblioteca abierta de forma ininterrumpida de lunes a viernes. Es precisamente con la creación de este equipo cuando empieza a tomar fuerza el papel de la biblioteca como agente implicado en los nuevos compromisos educativos, aunque la relación con el colegio existía desde siempre. Durante años, las dinámicas de trabajo que se han venido dando entre colegio y biblioteca pública han sido, básicamente, de carácter cooperativo. Por poner algunos ejemplos, la biblioteca pública ha atendido a múltiples demandas del colegio relacionadas con el préstamo documental y la selección bibliográfica; el C.P. Jacinto Benavente ha participado íntegramente en el Programa de Formación de Usuarios de la biblioteca y desde los inicios han trabajado juntos en la realización del Concurso Literario “Pin de Pría”.

3.3. Memoria de un trabajo cooperativo: curso 2010-2011 El curso pasado se caracteriza por un giro en las relaciones entre las dos

 

11  


instituciones que tienen que ver con diferentes casuísticas, tales como la puesta en marcha del Plan Lector del Centro (aprobado el curso anterior), el diálogo profesional con miembros del equipo docente, el equipo directivo y en especial con la persona responsable de la biblioteca escolar, cambios de planteamiento en los implicados y una mayor sensibilidad provocada por un implemento en la formación de los profesionales. Este giro al que me refiero se concreta en el paso de la mera cooperación a la disposición hacia la colaboración, basada en un compromiso de trabajo para el curso 2011-12 entre la coordinadora de la Biblioteca Escolar y el personal de la Biblioteca Pública. Otro de los aspectos diferenciadores de este curso con respecto al pasado, e impulsor de dinámicas más abiertas, fue el grupo de trabajo formado para evaluar el Concurso Literario “Pin de Pria”. Si bien colegio y biblioteca realizaron sus sesiones de evaluación por separado (el colegio lo hizo con el equipo docente y nosotros en la biblioteca lo hicimos con los representantes de los padres y madres en el jurado del concurso), se establecieron las bases para acordar una puesta en común en septiembre y será ésta la que posibilite una renovación del concurso y su desarrollo desde el Plan Lector del Centro. Por otro lado, la mayor implicación de la coordinadora de la biblioteca escolar asistiendo a todas las actividades de Formación de Usuarios con el fin de adaptarlas a la biblioteca escolar, muestra la voluntad por parte de la comunidad educativa de convertir a la biblioteca escolar en ese centro de recursos organizado que apoye el aprendizaje en todas las áreas del currículo y fomente la lectura. Cualquier cambio de planteamiento supone asperezas y dificultades, tanto de un lado como del otro. En el colegio, deberán vencerse las dificultades que conlleve la necesidad de implicación de la comunidad educativa en el Plan de Lectura del Centro, las reticencias hacia la intervención colaborativa de la biblioteca pública y todo ello deberá “encajar” con la coordinación que viene llevando a cabo el Centro de Recursos del Profesorado. En el área de Bibliotecas en la que trabajo, deberán también establecerse espacios de debate para la puesta en común de ésta y otras experiencias de trabajo con bibliotecas escolares que se vienen dando en Gijón. Así mismo, deberán asumirse compromisos profesionales que no estarán avalados por ningún acuerdo institucional que “obligue” a estas acciones, por lo que dependerá de nuevo de la voluntad de quienes trabajamos en este Departamento. Sin embargo, como puntos fuertes, contamos, por un lado, con el llamado “componente humano”: un equipo de tres personas que compartimos esta perspectiva del trabajo bibliotecario y disponemos de una Red en la que apoyarnos. Por otro lado disfrutamos de una imagen positiva en el colegio contamos con la existencia de maestros y maestras en disposición de trabajar conjuntamente.

 

12  


3.3.1. Formación de Usuarios. Desde 2008 la totalidad del alumnado del colegio ha participado en el Programa de Formación de Usuarios diseñado por la Red Municipal de Bibliotecas de Gijón con lo que, en estos 4 años, son muchos los escolares que han recibido instrucción en el manejo y uso de la biblioteca pública y de las fuentes de información como parte de su formación. El programa incluye actividades diseñadas para cada curso escolar, con contenidos y objetivos que se van ampliando a medida que avanza la edad de los participantes. Los escolares, pues, han ido ampliando progresivamente sus conocimientos sobre la materia a medida que participaban en el programa. El C.P. Jacinto Benavente muestra gran interés en la formación de sus alumnos y alumnas en el uso de la biblioteca pública y este interés queda reflejado en la continua demanda de las actividades del Programa de Formación de Usuarios que recibimos año tras año. Las actividades de formación de usuarios en el curso 2010-11 comenzaron en el mes de enero y concluyeron en el mes de marzo. En estos tres meses pasaron por la biblioteca 16 de los 18 grupos escolares del centro, que sumaron un total de 269 alumnos. La asimilación de los contenidos del Programa (ANEXO 1) por parte de los escolares ha quedado patente en el uso posterior que han hecho de la biblioteca pública, ya como usuarios independientes. Muchos de ellos acuden regularmente y, tras participar en las actividades de formación, han mostrado el dominio de nuevas destrezas y han demostrado tener nuevos conocimientos que les han permitido ser más independientes en el uso y disfrute de la biblioteca. El curso pasado comenzamos a adaptar las actividades de formación de usuarios a ALFIN. Así la actividad “La Biblioteca de Alejandría” tiene dos versiones y utilizamos ambas. Las actividades de Formación de Usuarios son las siguientes :

 

 

13  


La magia de la biblioteca – 1º Infantil Leer sienta bien – 2º Infantil El comelibros – 3º Infantil Cada oveja con su pareja – 1º Primaria Bandidos de biblioteca – 2º Primaria El juego de la “biblio” – 3º Primaria La maldición de la biblioteca – 4º Primaria La Biblioteca de Alejandría, I (ANEXO 2) y II (ANEXO 3) – 5º y 6º Primaria

Las tres últimas actividades : “El juego de la “biblio””, “La maldición de la biblioteca” y “La Biblioteca de Aejandría” han sido diseñadas integramente en el Biblioteca Municipal de Vega-La Camocha. Tras la realización de cada una de las actividades se entrega al profesor o profesora que acompaña al grupo una hoja de evaluación para que haga una valoración de lo que les ha parecido la actividad. En ella se estiman aspectos relacionados con la atención recibida, las expectativas sobre la actividad, la actividad en sí misma, la adecuación de los horarios y otras cuestiones. Además se ofrece la oportunidad de aportar sugerencias y comentarios que consideren de interés. Para el análisis de las mismas se ha utilizado un método simple, pues su número así lo permite. Hemos dividido la evaluación del profesorado en cinco bloques: · · · · ·

Atención recibida Expectativas Actividad Adecuación del horario Colaboración biblioteca pública/escolar

Como se puede ver en el ANEXO 4, a cada una de las tres primeras se les ha asignado un determinado valor numérico máximo. La referente al horario puede ser valorada con “sí” o “no”, y la colaboración entre biblioteca pública y biblioteca escolar con “ninguna”, “poca”, “bastante” o “mucha”. Además nos ha interesado saber cómo se enteró el colegio de nuestro programa de formación de usuarios, y las sugerencias o apreciaciones que pudieran aportar los profesores. Finalmente, he incluido una breve valoración de la biblioteca.

 

14  


Esta tabla-resumen facilitará la observación de la evaluación realizada.

  Valoración  del  Profesorado  %   Nº  de  Alumnos/as      

 

  Valoración  de   la  Biblioteca    

Adecuado  

Mucha  

2º  

2  

30  

100%  

100%  

85%  

Adecuado  

Mucha  

Mayor  coordinación   previa   Más  actividades  

3º  

2  

35  

90%  

90%  

90%  

Adecuado  

Bastante  

-­‐-­‐-­‐  

Muy  positiva  

6  

93  

-­‐-­‐-­‐   Variación  de   actividades   -­‐-­‐-­‐   Propuestas  de   verano,…   Mantener  y  mejorar    

Muy  positiva   Positiva  

Total  E.   Infantil  

    Sugerencias  

100%  

Colaboración   Entre  ambas  

100%  

Adecuación  de   Horario  

100%  

Actividad  

28  

Satisfacción     Expectativas  

2  

Atención  recibida  

1º  

E.  IINF   .INANNANT IL   E  

  Curso  

Nº  de  Grupos  

 

Positiva   Positiva  

 

E.  PRIMARIA    

  1º   2º  

2   2  

37   22  

100%   80%  

100%   80%  

100%   80%  

Adecuado   Adecuado  

Mucha   Mucha  

3º   4º  

2   2  

37   40  

100%   80%  

80%   100%  

80%   90%  

Adecuado   Adecuado  

Mucha   Mucha  

2   10  

40   176  

100%  

100%  

96,6%  

Adecuado  

Mucha  

16  

269  

5º   Total  E.     Primaria   Total  

Muy  positiva   Muy  positiva   Muy  positiva  

 

Para quienes formamos el equipo de la biblioteca, las actividades del Programa de Formación de Usuarios son sin duda la parte más gratificante de nuestro trabajo. Iniciar a los futuros ciudadanos en el uso de la información y ayudarles a descubrir la magia que esconden los libros es una tarea que nos satisface plenamente.

3.3.2. Concurso Literario “Pin de Pría”. Concurso dedicado a la figura del escritor Pin de Pría (poeta lírico, autor de obras de teatro costumbrista, periodista además de músico y maestro de las escuelas de la parroquia vecina de Lavandera a principios del siglo pasado) que convoca todos los años a los escolares de Primaria del C.P. Jacinto Benavente. Los objetivos fundamentales de este concurso son, por un lado, los propios de una actividad literaria de estas características, en lo que a animación a la lectura y estímulo de la creación literaria se refiere; por otro, promover la cultura asturiana y el uso de nuestra llingua, pues las narraciones y poemas pueden presentarse en castellano

 

15  


y/o asturiano. Hasta el momento la organización general del concurso corría a cargo de la biblioteca. El colegio además de animar a la presentación de trabajos, hace su recogida y selección inicial y reúne al jurado formado por: padres/madres, maestros/maestras -uno de ellos especialista en llingua asturiana- y un miembro del equipo de la biblioteca. El concurso celebró este año su edición número XV y la valoración de la actividad es positiva, por lo que hay una voluntad clara de seguir celebrando el concurso. Ello no quiere decir que, en las diferentes sesiones de evaluación, no se hayan analizado aspectos de las bases y de la organización del concurso que deberán cambiarse. Básicamente se proponen las siguientes cuestiones: -El concurso deberá formar parte del Plan Lector del Centro y deberá ser visto por el claustro como una oportunidad para el desarrollo de la competencia lectoescritora. -El concurso deberá tener un tema enlazado con nuestra cultura y nuestro entorno. -El concurso deberá abrirse a nuevas fórmulas (teatro, canciones, presentaciones virtuales…) que posibiliten la creación en un sentido más amplio.

 

3.3.3. Selecciones bibliográficas y préstamos documentales.

Durante el curso recibimos por parte del colegio, varias peticiones relacionadas con actividades de animación a la lectura (exposiciones bibliográficas y presentaciones con el autor) con las que se produjo un préstamo colectivo de documentos. Otra variante que tuvo lugar este año fue el préstamo individual de materiales a los escolares sobre un tema trabajado en clase a propuesta del profesorado del colegio. Muchos fueron los niños y niñas que nos visitaron para llevarse un libro de insectos, planetas y bosques…En estos préstamos se ampliaba el tiempo de devolución.

 

16  


3.3.4. Otras actividades. La Biblioteca Municipal de Vega-La Camocha, como parte de la Red Municipal de Bibliotecas de Gijón, lleva a cabo otras actuaciones de carácter abierto. Estas actividades tienen como objetivos fundamentales animar y fomentar la lectura entre los más pequeños e implicar a padres y madres en ese proceso. El público de estas actividades está constituido, básicamente, por niños y niñas del C.P. Jacinto Benavente y por ello he considerado incluirlo en esta memoria de actividades. -Bebecuentos Los Bebé cuentos son sesiones especiales de cuentacuentos dirigidas a niños y niñas de 0 a 3 años acompañados de sus padres o madres con la idea de acercar el libro al niño desde su nacimiento y fomentar la lectura en familia desde los primeros días de vida. -Cuentacuentos Cada mes la red de bibliotecas hace una selección de cuentos dedicada a niños y niñas en edades comprendidas entre 4 y 8 años para disfrutar de la narración oral de cuentos con temáticas diferentes: celos entre hermanos, cuentos con humor, autoestima, educación en libertad, etc. -Club de lectura infantil Todos los viernes se reúne en la biblioteca este club abierto a niños de 8 a 12 años con los siguientes objetivos:

-Animar a la lectura y al diálogo entre los niños. -Fomentar el uso de la biblioteca como servicio público, de todos y para todos, y como recurso necesario para su desarrollo. -Ofrecerles nuevas posibilidades para disfrutar del tiempo libre

 

 

 

17  


4. DESARROLLO DE LA PROPUESTA DE TRABAJO INTEGRAL: CURSO 2011-12 El próximo mes de septiembre se pondrá en marcha “la propuesta de trabajo integral” que, desde la biblioteca pública, se ha venido fraguando y cuya concreción es ahora el tema de mi TFG. La relación intensa que se quiere lograr entre ambas bibliotecas favorecerá el afianzamiento del hábito lector, el cumplimiento del firme compromiso con la alfabetización en información, la conversión de las bibliotecas en centros de recursos para la enseñanza, el aprendizaje y la investigación y, en definitiva, trabajará para promover el uso de la biblioteca durante toda la vida. La propuesta de trabajo integral responde a la siguiente programación

--Antecedentes: “no partimos de cero” --Objetivos y principios --Proceso y ámbitos de trabajo -Recursos: colección, personal y espacios -Servicios: préstamo e información -Formación de Usuarios --Actividades -Asesoramiento y apoyo a la biblioteca escolar -Organización de actividades de formación de usuarios -Organización de actividades de promoción de la lectura --Evaluación

4.1. Antecedentes “no partimos de cero” La biblioteca escolar del Colegio Público Jacinto Benavente ha recibido un impulso por parte de la coordinadora de la biblioteca escolar del curso pasado. Las dificultades, según sus propias palabras, no le han impedido poner en marcha la biblioteca escolar e iniciar un programa de actividades que han supuesto un cambio en el papel de la biblioteca escolar en el colegio. Estas actividades han contado con la colaboración de otros miembros del claustro. Algunas de ellas son las siguientes: · Creación de una mascota “Librélula” que les enseña a los niños y niñas el funcionamiento de la biblioteca escolar. · Actividades de formación de usuarios en el uso de la biblioteca.

 

18  


· Exposiciones bibliográficas. · Blog de la biblioteca y otros blogs de aula · Presentaciones con el autor Por todo ello no partimos de cero, ni mucho menos, a la hora de proponer un trabajo conjunto para el curso que viene.

4.2. Objetivos y principios Estos son los objetivos que guiarán nuestro trabajo: · Potenciar el uso de la biblioteca escolar como un elemento integrado del proceso educativo. · Ayudar a crear hábitos lectores desde las primeras edades. · Contribuir con los recursos adecuados a la formación de usuarios. · Mejorar y adecuar los fondos bibliográficos y documentales de la biblioteca escolar para qué respondan a las necesidades del alumnado de las diferentes edades y niveles educativos así como del profesorado para su actividad docente. · Profundizar en el papel de la biblioteca escolar y la biblioteca pública como entidades complementarias para la formación de los escolares. · Dar a conocer la biblioteca pública a los escolares y a la comunidad educativa en general.

4.3. Proceso y ámbitos de trabajo El proceso se pondrá en marcha con la creación de una comisión de trabajo de la biblioteca escolar. En ella, además de la coordinadora de la biblioteca escolar, deberán estar otras personas de la comunidad educativa dispuestas a trabajar en el tema. Me refiero no solo de otros maestros o maestras del colegio sino también a padres y/o madres dispuestos a colaborar. La comisión trabajará en tres ámbitos: los recursos, los servicios y la formación de usuarios.

4.3.1. Recursos: colección, personal y espacios En una biblioteca, el concepto recursos contempla el conjunto de aspectos que permiten prestar los servicios que le son propios. Así, se consideran recursos esenciales: la colección, entendida como el conjunto de materiales de todo tipo libros y revistas,

 

19  


pero también audiovisuales y recursos electrónicos en línea; el personal, como conjunto de personas que dedican su actividad total o parcialmente a la biblioteca, y el espacio, como el entorno de comunicación directa entre biblioteca y usuario. En cuanto a la colección decir que la colaboración entre la biblioteca pública y la biblioteca escolar puede generar mejores frutos si ambas están organizadas a partir de procesos y criterios similares, adaptados, claro está, a las particularidades de sus usuarios específicos. En nuestro caso, las dos bibliotecas están organizadas con la Clasificación Decimal Universal o CDU y además, los colores utilizados para organizar el material por edades son los mismos que se utilizan en la Red Municipal de Biblioteca de Gijón por lo que hay unos criterios normalizados que facilitan el transito de los niños y niñas de una biblioteca a otra. Sin embargo, existen dos catálogos y dos programas informáticos diferentes para la gestión de la colección, ABSYSNET, programa para la gestión de las bibliotecas públicas de todo el Estado, y ABIES, programa gratuito facilitado por el Ministerio de Educación para las bibliotecas escolares. El personal es de especial importancia por cuanto permite obtener el máximo provecho de la especialización de los profesionales en cada uno de los ámbitos. La biblioteca pública puede asesorar a la escolar en aspectos técnicos, ésta puede, a su vez, orientar a los profesionales de la biblioteca pública en cuestiones de organización escolar, pedagógicas y curriculares. Para que se dé una verdadera colaboración debería ser posible que los espacios de las bibliotecas estén disponibles para cualquier actividad relacionada con la lectura, en ese sentido habría que perder el miedo a que las actividades se realicen en uno u otro lugar, ¡hagámoslas donde mejor queden! será el lema.

4.3.2. Servicios: préstamo e información La coordinación de los servicios es otro de los factores que pueden contribuir a mejorar el rendimiento de las dos bibliotecas. Salvando la especificidad de objetivos y funciones propios de cada biblioteca, la coordinación puede establecerse acordando cuestiones relacionadas con el préstamo y estableciendo canales de información comunes y programando actividades específicas para tipos de usuarios. El préstamo y reserva de materiales en la biblioteca pública podría realizarse sin las limitaciones propias del préstamo individual (en lo que a plazos y cantidades se refiere) y aprovechando los recursos de la Red. Los canales de información que utilizan las bibliotecas para la difusión de sus actividades se beneficiarían mutuamente y se establecería un canal (podría ser una web social) que nos permitiera mantenernos al día. La biblioteca escolar podría difundir las novedades que aparecen sobre recursos formativos y nosotros, desde la biblioteca pública, podremos emitir información de interés para la comunidad escolar.

 

20  


4.3.3. La Formación de Usuarios La Formación de Usuarios es el ámbito de trabajo que en los centros educativos puede y debe tener mayor importancia. En este año la formación ha empezado a realizarse desde la propia biblioteca escolar y la propuesta para el próximo curso consistirá en apoyar esta acción para mejorarla e implementarla con nuevos públicos (padres y madres, maestros y maestras), nuevos contenidos informacionales y nuevos materiales y recursos. Sin duda, es el colegio quien mejor puede determinar cómo articular los contenidos en una programación que deberá detectar las necesidades formativas reales.

4.4. Actividades La programación cooperativa de actividades supondría una optimización de los recursos que ya vienen invirtiéndose en este campo.

4.4.1. Actividades de asesoramiento y apoyo a la biblioteca escolar -Ayuda en la selección y compra de fondos dada nuestra experiencia con el grupo de usuarios que coincide con el de la biblioteca escolar. -Ayuda en la disposición de fondos temporales a través del préstamo interbibliotecario. -Ayuda para despejar dudas referentes a la catalogación u otros aspectos relacionados con el proceso técnico del documento. -Aportación documental para la elaboración de unidades didácticas, tanto para la preparación de las mismas por parte de los maestros como para la elaboración de trabajos por parte del alumnado.

4.4.2. Organización de actividades de formación de usuarios Las actividades de formación de usuarios requieren un amplio trabajo por parte de la comisión de la biblioteca escolar ya que en la actualidad forman parte de lo que podríamos llamar Formación de Usuarios tradicional. Tanto las actividades de Formación de Usuarios de la biblioteca pública como las de la biblioteca escolar deberán adaptar sus contenidos a la alfabetización informacional. En la biblioteca ya hemos comenzado a hacerlo el curso pasado con uno de los juegos, “La Biblioteca de Alejandría II” y podríamos continuar haciéndolo con el resto. La comisión de trabajo iría marcando la temporalización mediante una tabla o cronograma.

4.4.3. Organización de actividades de promoción de la lectura La comisión de trabajo tendrá como tarea inicial la organización del Concurso

 

21  


Literario Pin de Pria. Para ello deberá tomar acuerdos sobre las cuestiones planteadas en el apartado 3.3.2. de este trabajo: -El concurso deberá formar parte del Plan Lector del Centro y deberá ser visto por el claustro como una oportunidad para el desarrollo de la competencia lectoescritora. -El concurso deberá tener un tema enlazado con nuestra cultura y nuestro entorno. -El concurso deberá abrirse a nuevas fórmulas (teatro, canciones, presentaciones virtuales…) que posibiliten la creación en un sentido más amplio. Otras actividades que podrán organizarse son, entre otras: exposiciones sobre diferentes temas transversales o en torno a fechas concretas, encuentros con autores, cuentacuentos, charlas y/o talleres para padres y/o docentes, clubes de lectura, etc.

4.5. Evaluación Toda evaluación es un proceso que genera información y por tanto implica un esfuerzo sistemático de aproximación continuada al objeto de la evaluación. Esta información no es casual, la información que se produce a través de la evaluación representa un incremento progresivo de conocimiento sobre el objeto evaluado, es decir, genera conocimiento de carácter retroalimentador. La evaluación así entendida pone de manifiesto aspectos que de otra manera podrían permanecer ocultos y no ser rentabilizados en el proyecto, posibilita una identificación más precisa de la naturaleza de los procesos, nos da información de la organización de los mismos, los efectos que puede producir, las consecuencias, los elementos que intervienen, etc. La evaluación es un proceso continuo que unido a la observación sistemática nos permite tener información cualificada y conocer en cada momento el grado de cumplimiento de los objetivos que nos hemos marcado y corregir las desviaciones o los efectos perversos desde el inicio, durante el desarrollo y al finalizar el proyecto. Dado que se trata de un proyecto colaborativo no tendría sentido plantear de forma cerrada los instrumentos de evaluación para medir el trabajo realizado. Ello no es óbice para definir aquí cuales serán los aspectos a evaluar: -Sobre la integración de la biblioteca en el proyecto de Centro. En primer lugar, debemos obtener información sobre si la organización y el funcionamiento de la biblioteca están bien definidos y son respetados por todos. Así mismo, habrá que evaluar la figura del responsable, su dedicación y su consolidación. También deberemos valorar la biblioteca como espacio docente, la implicación del claustro, el equipo directivo y el CPR en el funcionamiento de la biblioteca escolar así como la atención prestada por los alumnos y las familias a las actividades que se programan.

 

22  


-Sobre la planificación y la difusión. La biblioteca debe justificar su existencia presentando resultados de su trabajo. Para ello debemos planificar implicando a los docentes y obteniendo un grado de satisfacción que pase por el reconocimiento interno y externo además del compromiso de los diferentes agentes. Con todo ello la imagen del centro debe mejorar y debe fortalecer el proyecto de biblioteca. -Sobre la formación de usuarios. Para la evaluación de la formación de usuarios debemos plantearnos las siguientes cuestiones. Por un lado debemos valorar la mejoría en los hábitos de trabajo intelectual y la adquisición de competencias en el uso de la información. Por otro, el aprendizaje autónomo debe incorporarse como método docente básico y para ello el profesorado debe sentirse implicado. Otro aspecto básico que deberemos evaluar continuamente es el reconocimiento de la figura del responsable de la biblioteca en su faceta de formador. -Sobre la formación del profesorado. El objetivo de la evaluación en este aspecto debe centrarse la aceptación del nuevo modelo de biblioteca en el que hay una mayor intervención en la práctica docente. Así los profesores deberán aumentar el uso de la biblioteca como instrumento educativo integrándola en el curriculo y adecuando sus objetivos a las necesidades de los usuarios de la comunidad educativa. -Sobre el fomento de la lectura. La lectura como eje de la acción educativa debe salir reforzada de todo este trabajo. Los alumnos deberán mejorar su capacidad lectora y sus resultados escolares en todas las áreas asi como aumentar su conocimiento en general sobre los libros y los recursos documentales. -Sobre la implicación de las familias. También las familias deben cooperar con la biblioteca en el fomento de la lectura. Para ello deberán ser parte integrante del equipo de la biblioteca y ello deberá tenerse en cuenta a la hora de planificar el trabajo. Su implicación en el fomento de la lectura en el ámbito familiar deberá también ser evaluada. -Sobre la colaboración con la biblioteca pública. La biblioteca pública cuenta con diferentes instrumentos de evaluación tanto cualitavos como cuantitativos que nos permitirán valorar la colaboración entre ambas bibliotecas. Estos instrumentos deberán utilizarse para implementar la evaluación del trabajo de la biblioteca escolar.

 

23  


5. CONCLUSIONES

Una vez expuesta mi propuesta resumo: La lectura es el eje común de la acción educativa en la que estamos implicados las bibliotecas escolares y las bibliotecas públicas. El proceso de adquisición de la lectura entendida, no solo como actividad recreativa y transmisora de cultura sino también como capacitadora para “descifrar” el mundo que nos rodea, no puede quedar restringido a la escuela. Estas consideraciones basadas en la idea de que ningún servicio bibliotecario podrá alcanzar plenamente sus objetivos si no es asumiendo su condición de pieza de un sistema, son las que me permiten elaborar esta propuesta de trabajo. La biblioteca pública nunca va a poder sustituir a la biblioteca escolar. Es a esta última a quien compete llegar a situarse en el núcleo de la acción curricular, convertirse en la herramienta básica de la comunidad educativa. No es ésa nuestra función. Pero sí es nuestra responsabilidad, como agentes activos en la educación ciudadana, apoyar a los centros en la reivindicación de los medios necesarios para desplegar todas las potencialidades de sus bibliotecas. La actual coyuntura de crisis, en la que los recursos de educación y cultura se ven mermados por efecto de los ajustes presupuestarios, hace todavía más perentoria la necesidad de colaborar y compartir al máximo los recursos existentes. En tanto que se desarrollan planes marco para la cooperación y la colaboración interbibliotecaria hay que seguir trabajando en la medida de nuestras posibilidades y con todas nuestras energías. El pleno desarrollo de los objetivos planteados al principio de este artículo implica la efectiva puesta en marcha de la biblioteca escolar como centro de recursos para el aprendizaje. Este trabajo no ha pretendido ser grandilocuente simplemente es un grano de arena en la sensibilización de la sociedad sobre el importante papel de las bibliotecas como entornos privilegiados para afrontar los retos que plantea la sociedad de la información.

 

24  


6. BIBLIOGRAFÍA

-BENITO MORALES, F.: Estrategias y modelos para enseñar a usar la información / textos de Felix Benito Morales... [et.al] coordinación de José A. Gómez Hernández. Murcia: KR, 2000.

-ESCOLAR SOBRINO, H.: Historia de las bibliotecas. 3ª ed, corr., rev. y amp. Salamanca: Fundación Germán Sánchez Ruipérez; Madrid: Pirámide, 1990.

-GÓMEZ HERNÁNDEZ, J.A.; PASADAS, C.: La alfabetización informacional en bibliotecas públicas. Situación actual y propuestas para una agenda de desarrollo [en línea] Information Research, 2007,12/3. Disponible en: http://informationr.net/ ir/12-3/paper316.html (Consulta 12/07/11)

-MAÑÀ, T.; BARÓ, M.: Cooperar es cosa de dos: biblioteca pública y escuela, en II Congreso de Bibliotecas Públicas. Salamanca. 2004, Madrid, Ministerio de Cultura, 2004, pp. 136-141. Disponible en: http://www.oei.es/fomentolectura/colaboracionbibliotecas_publicas_escolares.pdf. (Consulta 25/06/2011)

-OSORO ITURBE, K.: Biblioteca escolar y hábito lector. Revista Educación y futuro, nº 2, abr. 2002. Madrid: CES Don Bosco. Disponible en: http://www.cesdonbosco.com/revista/revistas/revista%20ed%20futuro/EF2/biblioteca_escolar. (Consulta 20/06/11)

-RODARI, G.: Gramática de la fantasía. Barcelona: Ediciones del Bronce, 2001. Colección Nuevos caminos.

-SALABERRIA, R.: Bibliotecas públicas y bibliotecas escolares: una colaboración imprescindible. Madrid : Ministerio de Educación y Cultura, Secretaría General Técnica, 1997. Colección Educar en una sociedad de información.

 

25  


ANEXO 1 CONTENIDOS COMUNES PARA LA FORMACIÓN DE USUARIOS DE 3 A 6 AÑOS. DOCUMENTO ELABORADO POR LA BIBLIOTECA MUNICIPAL DE VEGA-LA CAMOCHA (requiere adaptación a cada edad) Presentación: Hola, buenos días. ¿Dónde estamos?, quizás... ¿en un supermercado? ¿en un parque?, ¿en la playa? ¿en el hospital?... La profesión bibliotecaria Algunos ya me conocéis, pero, para los que no me conozcan, me voy a presentar: me llamo …......y trabajo en esta biblioteca. Vuestros padres también trabajan, fuera o dentro de casa, vamos a averiguar en que trabajan ellos...Trabajar en una biblioteca es una profesión, como la de albañil, bombero, arquitecto… ¿sabéis qué profesión es? ¿sabéis como se llaman los que trabajan en una biblioteca? Es un nombre largo y difícil de pronunciar…. Bibliotecaria/o. ¿A ver si sabéis decirlo vosotros? Bi-blio-te-ca-ria/rio. La biblioteca pública Diferencias entre la biblioteca pública y la biblioteca escolar: ¿Es la primera vez que venís a esta biblioteca? ¿Conocéis otra biblioteca? ¿En el colegio tenéis biblioteca? ¿Sí? ¿Son iguales la biblioteca del colegio y ésta? Las dos tienen muchos libros, ¿verdad?, pero, ¿sabéis cuál es la diferencia entre la biblioteca del colegio y esta biblioteca? Pues que en la biblioteca del colegio pueden entrar las personas que trabajan en el colegio y vosotros y vosotras en cambio a ésta puede venir todo el mundo: desde bebés hasta abuelos y abuelas, padres, madres, tíos, vecinos, vuestros amigos, la gente del barrio… todos pueden venir a la biblioteca. El trabajo bibliotecario ¿Qué creéis que hacemos los bibliotecarios en las bibliotecas?…Pues hacemos muchas cosas. Selección y adquisición Se publican muchos libros que se venden en las librerías. Los bibliotecarios vamos a las librerías y escogemos los que sabemos que más os van a gustar a todos vosotros. Clasificación Todas las semanas llegan a la biblioteca esos libros que hemos elegido, y para que los podáis encontrar fácilmente vamos haciendo pequeños montones según el tema de que traten, así ponemos en un montón todos los libros que tratan de animales, en otro montón los que tratan de la naturaleza, y así vamos haciendo varios montones que luego colocamos en las estanterías. Es lo mismo que hacen vuestros papás en casa, que

 

26  


colocan en un cajón los calcetines, en otro las camisetas, en otro lugar cuelgan los pantalones y en otro los vestidos… Para que todo esté ordenado y se encuentre fácilmente. Así, cuando alguien nos pregunte “bibliotecaria, dónde están los libros de animales, nosotros sabremos rápidamente en que estante buscar ese libro. Tipos de documentos Pero, en la biblioteca además de libros hay otras cosas: hay revistas, periódicos, DVDs, música, juegos de ordenador… Les enseñamos cada uno de los materiales. El préstamo Vosotros podéis llevaros gratuitamente estas cosas a casa por unos días, lo único que pedimos es que cuidéis muy bien todo lo que os lleváis para que no se estropee, y devolverlo antes de la fecha que os decimos, para que otros niños puedan llevárselo también a sus casas. Esto es un préstamo: vosotros os lleváis lo que habéis elegido “en préstamo” y los préstamos no se pagan, lo único que hace falta es… la tarjeta ciudadana. Se enseña la tarjeta. Si no la tenéis, podéis decirle a vuestros padres que os la hagan. ¿Sabéis cuantas cosas os podéis llevar en préstamo a la vez? Todas estas, y les enseñamos el montón de cosas que se pueden llevar a casa. Vamos contando: •4 libros: uno, dos, tres y cuatro •3 revistas: una, dos y tres •3 discos: uno dos y tres •3 DVD o 3 vídeos: uno, dos y tres, y •3 CD-ROM: uno, dos y tres Y qué necesitáis para llevaros todo esto en préstamo?….. La tarjeta ciudadana. ¿Todos tenéis tarjeta ciudadana? Sí… no…. Pues si no tenéis tarjeta tenéis que decirles a vuestros padres que os la hagan. Normas de uso de la biblioteca Todos sabéis que hay cosas que se pueden hacer en una biblioteca, y otras que no se pueden hacer. Ahora vamos a hacer un juego: yo os voy a ir enseñando imágenes, y vosotros me vais diciendo si lo que veis se puede o no se puede hacer en la biblioteca. Le vamos enseñando las imágenes y les vamos preguntando. ¿Qué está haciendo este niño? Está comiendo un helado. ¿Se puede comer en la biblioteca? No. Y así con todas las imágenes que tengamos. El color del tejuelo Ahora os voy a enseñar un truco para que sepáis cómo se colocan los libros en las estanterías, y para que podáis ejercer de bibliotecarios. ¿Veis los libros? Todos llevan

 

27  


una etiqueta en el lomo, ¿verdad? Esa etiqueta se llama tejuelo: es una palabra difícil, a ver si sabéis decirlo vosotros…. Te-jue-lo ¿De qué color es el tejuelo de estos libros?… amarillo. ¿Y de esos de ahí?… azul ¿Qué quiere decir esto? ¿Sabéis qué significan los colores? Los colores significan edades, e indican si los libros os van a gustar o no. El tejuelo amarillo indica que el libro es para niños y niñas de 3 a 6 años. ¿Cuántos años tenéis vosotros?…Pues entonces vuestro color es el amarillo. A vosotros los libros que más os van a gustar son los de tejuelo amarillo. Veis, este es un libro de tejuelo amarillo: tiene ilustraciones preciosas y poca letra, porque vosotros estáis aprendiendo a leer y todavía no sabéis hacerlo muy bien. En cambio, este libro de tejuelo azul, es para niños mayores. Como veis, tiene mucha, mucha letra, y muy pocos dibujos. A ellos sí le van a gustar, porque ellos ya saben leer muy bien. El orden ¿Cómo se colocan los libros? Cogemos un libro y les enseñamos el tejuelo. ¿Dónde está el tejuelo, arriba o abajo?… abajo. Y dónde, ¿delante o detrás?… delante. Los libros hay que colocarlos en las estanterías en vertical, con el lomo hacia fuera y el tejuelo hacia abajo, para que podamos verlo bien, si ponemos el libro en horizontal, o con el tejuelo hacia atrás no lo veríamos, y si colocamos el tejuelo hacia arriba, para verlo bien tendríamos que ponernos al revés, y así el cuello nos duele muchísimo, jajaja… Entonces vamos a colocar este libro en la estantería. Se coloca así, ¿no? y lo colocamos con el tejuelo hacia arriba. Los niños deberían decir que está mal, que es con el tejuelo hacia abajo. Luego podemos elegir a un voluntario para que coloque un libro en la estantería. Estos tejuelos tienen palabras escritas, pero como algunos niños no saben leer muy bien, les hemos puesto a los libros otras pegatinas que se llaman “iconos” que se colocan con dibujos. Cada dibujo significa una cosa, éste, por ejemplo, es un oso, y significa que todos los libros que tienen este icono tratan de animales. Vamos a hacer otro juego. Hoy vais a hacer de bibliotecarios. Vais a colocar vuestros libros. Se prepara en una mesa unas etiquetas como las de las estanterías, y se les da a cada niño un libro que deben colocar en el lugar adecuado. Se les puede ir animando y orientando diciendo: “caliente” “frío”… Una vez que todos y todas hayan pasado por el juego se despide la actividad y se les da las gracias por su atención invitándoles a volver con sus familiares y amigos.

 

28  


ANEXO 2 FORMACIÓN DE USUARIOS: LA BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA I DESTINATARIOS: Alumnado de 5º de Primaria EJECUCIÓN: Primer trimestre, preferentemente DURACIÓN: 60 min. OBJETIVOS: ·Iniciarse en las estrategias de la búsqueda documental. ·Conocer las diferentes obras de referencia existentes en la biblioteca. ·Avanzar en el conocimiento de los fondos así como en el sistema de ordenación y clasificación. ·Descubrir la biblioteca como un recurso útil para el estudio y el ocio. ·Valorar el trabajo en equipo como dinámica fundamental del trabajo de investigación. DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD: Presentación Se recibe a los niños y las niñas en la biblioteca y hacemos las presentaciones necesarias. Introducción Se presenta la actividad como un juego en el que viajamos hacia atrás en el tiempo y nos situamos en el siglo VII después de Cristo en la ciudad de Alejandría, Egipto. Se explica la dinámica del juego en qué consistirán las pruebas y cuál es el objetivo final. Los niños/as son sabios/as que deben colaborar para, entre todos, descubrir varios enigmas y descifrar el jeroglífico final. Se establecen los 4 equipos. Estarán formados por 5 ó 6 niños y niñas, a los que se identifica con cintas de colores en la frente, que se corresponden con 4 grupos de sabios: árabes, romanos, griegos y paganos. Nosotros/as ejercemos de sabios de origen judío. Pruebas Primera prueba Sabio/a judío/a: explica la primera prueba que consiste en adivinar el nombre la última bibliotecaria de la Antigua Biblioteca de Alejandría: HIPATIA. En un panel se tendrá preparado los espacios correspondientes a las siete letras que forman la palabra H I P A T I A, nombre del personaje secreto, a modo del “juego del ahorcado”. Solo tendremos resuelta la letra inicial “H”.

 

29  


A cada equipo se le da un papiro con las instrucciones de cada prueba, que consiste en la búsqueda de información en enciclopedias temáticas o alfabéticas. Cada equipo será el encargado de encontrar una de las letras que componen el nombre (hay dos que se repiten). Ejemplo: un equipo tendrán que buscar la palabra “Victoria”, nombre de un importante lago en el que nace un río, el Nilo. La primera vocal del nombre del río se corresponde con la 2º y 6º letras de nuestro personaje. La colaboración de los cuatro equipos dará el nombre de la bibliotecaria. Descubierto éste, y mediante una grabación, conocemos a Hipatia, quien les planteará la segunda prueba. Segunda prueba Sabio/a judío/a: explica detalladamente la segunda prueba, que consistirá en colocar en un mapa del mediterráneo 12 importantes ciudades del mundo, relacionadas con cada uno de los equipos (3 ciudades por equipo). Para ello tendrán que utilizar otra obra de referencia: el atlas. Tercera prueba Sabio/a judío/a: explica la tercera y última prueba. Se entrega a cada equipo un texto con algunas palabras en escritura jeroglífica. Ellos tendrán que resolver con la ayuda de la “Piedra Rositta” (aquí hacemos un guiño al descubrimiento de la piedra Rosetta) de qué palabras se trata. Las palabras resultantes están en varios idiomas actuales: alemán, portugués, italiano y francés. La segunda parte de esta prueba consistirá en traducir estas palabras al castellano, para lo cual cada equipo tendrá que utilizar su correspondiente diccionario. Solo así podremos leer completo el texto. Al final se le hará entrega a cada participante de un carné de “Especialista en búsqueda e investigación bibliotecaria”. EVALUACIÓN: Al final de la actividad se entregará a los maestros y maestras un cuestionario de evaluación para que valoren la actividad. DIFUSIÓN DE LA ACTIVIDAD: -Difusión en la Guía de Programas educativos. -Presentación del programa a los responsables de las bibliotecas escolares en la reunión organizada conjuntamente con el Centro de Profesorado y Recursos (CPR) -Información desde la biblioteca a los centros educativos (reunión, vía email, teléfono…)

 

30  


ANEXO 3 ALFIN DE LA BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA II. DOCUMENTO ELABORADO POR LA BIBLIOTECA MUNICIPAL DE CONTRUECES. En Internet hay millones de páginas web. Ante todo este alud de información… ¿Qué características tiene la información que hay en Internet? -Crece constantemente -No es permanente -No está organizada -No se revisa -Hay que aprender a valorarla ¿Cómo podemos encontrar lo que necesitamos? ¿Qué recursos vamos a utilizar en la Biblioteca de Alejandría? Se propone la ordenación de los recursos en http://www.netvibes.com/biblioteca-dealejandria Buscadores: son superordenadores que están continuamente rastreando la Web y construyendo un gigantesco índice con todas las páginas que encuentra y su contenido. Normalmente no existen criterios de selección de los ficheros incorporados a la base de datos de estos motores. Mucha de la información que nos dan no está revisada y puede ser errónea. Ejemplos: Google, Yahoo, Altavista Enciclopedias: la información está dividida en artículos de deben condensar una gran cantidad de datos en breve espacio, por eso su estilo debe ser sintético. Evitan o deben evitar incluir elementos subjetivos o dar opinión. Además la información debe ir de lo general a lo particular, ofreciendo una visión de conjunto del tema que trata de exponer Ejemplos: Wikipedia, Enciclopedia Libre Universal. Diccionarios. Son listas de palabras ordenadas alfabéticamente y con su significación. Un diccionario puede adoptar muchas formas (etimológico, histórico, bilingüe, políglota, ...)en función del mayor o menor detalle en la explicación de las palabras, en su historia, en la forma de utilización de las mismas, en las muestras de uso, así como la presencia o no de formas equivalentes en otros idiomas. Los diccionarios de idiomas: indican las palabras equivalentes en otro idioma o en otros idiomas. Es habitual encontrar este tipo de diccionario en un mismo tomo junto con el idioma inverso, de tal forma que pueden consultarse las palabras en ambos idiomas. Ejemplos: http://www.wordreference.com/es/, http://www.diccionarios.com/

 

31  


Atlas: Normalmente, los atlas son una reunión de mapas geográficos, históricos, etc.., en un volumen. Los atlas proporcionan informaciones preferentemente gráficas que suelen complementar las que podemos hallar en otras fuentes. Así permiten que localicemos con facilidad puntos geográficos concretos o datos (económicos, históricos…) aplicados a determinado territorio. Ejemplos:http://www.guiadelmundo.org.uy/cd/,http://go.hrw.com/atlas/span_htm/world .htm http://maps.google.com/ Estos recursos informativos que encontramos en la red son diferentes de los que podemos consultar en papel por varias razones. En primer lugar, la información que aparece no siempre está revisada ni contrastada. Cualquiera puede escribir lo que le parezca y no tiene porque ser cierto, ni exacto, puede ser información desactualizada o pueden ser simplemente opiniones sin ningún fundamento. Por eso es importante fijarse en algunos aspectos de la información que buscamos en Internet: si es una institución, una persona particular, si se identifica, si tiene fecha de actualización, si incluye referencias de donde ha sacado la información. Todo ello nos dirá si la información que aparece en una página web concreta es creíble o no. Muchas veces la información se copia y pega de otros sitios sin ningún criterio pero eso no significa que sea correcta. Estos aspectos son importantes de tener en cuenta cuando buscamos la información a través de un buscador (Google, Yahoo). La información que nos dan no siempre está revisada. Por eso es más “seguro” recurrir a las enciclopedias o diccionarios. Se supone que los artículos que aparecen en ellos si han pasado un proceso de revisión. Las enciclopedias y diccionarios que hay en internet tienen características diferentes a las de papel. Algunas ventajas son: más fáciles de actualizar y por lo tanto se supone que la información puede estar más actualizada. El orden alfabético no es tan relevante como en los recursos en papel ya que la búsqueda se hace introduciendo las palabras clave en un cuadro de búsqueda. Además podemos encontrar remisiones o enlaces a otras entradas que aportan informaciones complementarias al tema de la búsqueda, así como indicaciones sobre otras fuentes de información que pueden ayudarnos a ampliar el tema. Pueden incorporar ilustraciones, cronologías, mapas y cuadros. Ejemplos: El artículo de la Wikipedia de las maravillas del mundo, el papiro, la piedra Rosetta tiene enlaces a otros recursos complementarios, a archivos multimedia y da la referencia de los recursos que ha utilizado para escribir el artículo. El artículo del Lago Victoria solo tiene enlaces a archivos multimedia y a un mapa.

 

32  


ANEXO 4. EVALUACIÓN DE LA FORMACIÓN DE USUARIOS CON EL C.P. JACINTO BENAVENTE. CURSO 2010-2011

La magia de la biblioteca (1º Infantil) •Grupos: 2 •Alumnos: 28 •Valoración del profesorado: Atención recibida: 5 (valor máximo 5) Expectativas: 5 (valor máximo 5) Actividad: 15 (valor máximo 15) Adecuación del horario: sí Colaboración biblioteca pública/biblioteca escolar: mucha •¿Cómo se enteró de la actividad? Guía de programas educativos e información enviada por la biblioteca del barrio •Sugerencia: “saber con anterioridad los cuentos que les van a presentar para preparar y programar la actividad del aula” •Valoración de la biblioteca: la actividad resulta muy bien, sobre todo con estos grupos pequeños (14 escolares) ya que son niños y niñas de muy corta edad. Es muy interesante la sugerencia que nos hace la profesora, pues es cierto que no siempre conocen a los personajes que se les presenta: Tolola, Maisy, el Grúfalo, Sapo y Sepo, etc. El trabajo antes/después en clase, con los cuentos y los personajes podría ser muy positivo.

Leer sienta bien (2º Infantil) •Grupos: 2 •Alumnos: 30 •Valoración del profesorado: Atención recibida: 5 (valor máximo 5) Expectativas: 5 (valor máximo 5) Actividad: 17 (valor máximo 20)

 

33  


Adecuación del horario: sí Colaboración biblioteca pública/biblioteca escolar: mucha •¿Cómo se enteró de la actividad? Información enviada por la biblioteca del barrio •Sugerencia: “que organicen más actividades en las que participen los alumnos” •Valoración de la biblioteca: la actividad original resultaba poco interactiva, con lo que después de las primeras sesiones se decidió introducir un juego nuevo en el que los niños deben relacionar objetos con libros y colocar esos últimos en las estanterías. Cuando el grupo es numeroso, conviene organizar la participación por parejas, para evitar esperas innecesarias que inquietan a los niños. Con este cambio la actividad resulta muy bien.

El comelibros (3º Infantil) •Grupos: 2 •Alumnos: 35 •Valoración del profesorado: Atención recibida: 4,5 (valor máximo 5) Expectativas: 4,5 (valor máximo 5) Actividad: 13,5 (valor máximo 15) Adecuación del horario: sí Colaboración biblioteca pública/biblioteca escolar: bastante •¿Cómo se enteró de la actividad? Información enviada por la biblioteca del barrio •Sugerencia: No las hay •Valoración de la biblioteca: La Rana Juliana funciona muy bien. La Vaca Mocha es menos “espectacular”. Se nota que a los niños y niñas les encanta y aprenden los rudimentos de la organización bibliotecaria con una sonrisa. Con grupos de esta edad se percibe una rápida asimilación de los contenidos, que queda de manifiesto con el comportamiento posterior de ellos en la biblioteca, cuando vienen como usuarios acompañados de sus familiares.

Cada oveja con su pareja (1º Primaria) •Grupos: 2

 

34  


•Alumnos: 37 •Valoración del profesorado: Atención recibida: 5 (valor máximo 5) Expectativas: 5 (valor máximo 5) Actividad: 30 (valor máximo 30) Adecuación del horario: sí Colaboración biblioteca pública/biblioteca escolar: mucha •¿Cómo se enteró de la actividad? A través de la coordinadora de la biblioteca •Sugerencia: No las hay •Valoración de la biblioteca: la actividad se mejoró con respecto al año anterior incorporando un último juego de “Las parejas” que gustó mucho a los niños y niñas. Anteriormente se concluía la actividad con un juego de adivinanzas sobre personajes de cuentos, también divertido, pero menos interactivo.

Bandidos de biblioteca (2º Primaria) •Grupos: 2 •Alumnos: 22 •Valoración del profesorado: (solo se recibió una valoración) Atención recibida: 4 (valor máximo 5) Expectativas: 4 (valor máximo 5) Actividad: 20 (valor máximo 25) Adecuación del horario: sí Colaboración biblioteca pública/biblioteca escolar: mucha •¿Cómo se enteró de la actividad? Información enviada por la biblioteca del barrio •Sugerencia: “esta misma actividad ya la realizaron el año anterior. Debería cambiar el cuento o alguna de las actividades y no repetirlas en 1º y 2º nivel”. •Valoración de la biblioteca: Esta actividad gusta mucho a los niños y niñas que la realizan, pero si se hace completa, se alarga mucho. Para acortarla, se decidió eliminar uno de los juegos que consiste en la colocación de libros en las estanterías y se acortó la narración de El secuestro de la bibliotecaria. Para apoyar la lectura y captar más la atención de los niños también se creó un audiovisual a partir de las imágenes del cuento.

 

35  


Además, se tomó la decisión de introducir un elemento de competitividad a la actividad puntuando las pruebas de los dos equipos participantes. En cuanto a la sugerencia de la profesora, debe tratarse de un error pues esta actividad se diseñó para 1º de Primaria, y no se hizo nunca para otro nivel. Con todo, sería interesante comentar con los colegios y profesores que las actividades se repiten todos los años, pero los alumnos nunca realizan la misma actividad.

El juego de la biblio (3º Primaria) •Grupos: 2 •Alumnos: 37 •Valoración del profesorado: solo se recibió una valoración Atención recibida: 5 (valor máximo 5) Expectativas: 4 (valor máximo 5) Actividad: 24 (valor máximo 30) Adecuación del horario: sí Colaboración biblioteca pública/biblioteca escolar: mucha •¿Cómo se enteró de la actividad? Información enviada por la biblioteca del barrio •Sugerencia: No las hay •Valoración de la biblioteca: Esta es una actividad en la que los niños y las niñas disfrutan con el juego propiamente ya que al tratarse de una adaptación del conocido “juego de la oca”, lo hacen con gran motivación. Conocedores de la dinámica del juego, aprenden los contenidos diseñados para la formación de una manera lúdica. Los comentarios a la salida de la actividad son del tipo “me gustó mucho”, “lo pasé genial”, etc.

La maldición de la biblioteca (4º Primaria) •Grupos: 2 •Alumnos: 40 •Valoración del profesorado: solo se recibió una valoración Atención recibida: 4 (valor máximo 5) Expectativas: 5 (valor máximo 5) Actividad: 27 (valor máximo 30)

 

36  


Adecuación del horario: sí Colaboración biblioteca pública/biblioteca escolar: mucha •¿Cómo se enteró de la actividad? Información enviada por la biblioteca del barrio •Sugerencia: “Seguir en esta línea. Los niños lo pasaron bien y vinieron contentos. Trabajar los cuentos. Insistir en que se hagan “socios” de la “biblio”, pues yo tengo alguno que no lo es. Hacerles alguna actividad por el verano a los del barrio, es mucho tiempo y desconectan demasiado… Trabajarles algo que les enganche a la lectura”. •Valoración de la biblioteca: ésta es una actividad muy valorada por los niños y niñas participantes. Fueron muy frecuentes entre ellos comentarios del tipo “me divertí mucho”, “me encantó”, “no quiero que desaparezca el fantasma...y quiero volver mañana a hacer otra vez esta actividad”, etc. Con ella los niños aprenden cosas nuevas relacionadas con la biblioteca de una forma lúdica y divertida. Resulta fundamental el ambiente de misterio que se crea al inicio del juego, ya que el resultado es que se consigue captar totalmente su atención. Esta actividad resulta muy gratificante. La Biblioteca de Alejandría (5º Primaria) •Grupos: 2 •Alumnos: 40 •Valoración del profesorado: Atención recibida: 5 (valor máximo 5) Expectativas: 5 (valor máximo 5) Actividad: 29,5 (valor máximo 30) Adecuación del horario: sí Colaboración biblioteca pública/biblioteca escolar: mucha •¿Cómo se enteró de la actividad? Información enviada por la biblioteca del barrio •Sugerencia: “Es una actividad estupenda que permite un trabajo previo y posterior en el aula”. •Valoración de la biblioteca: ésta es una actividad también muy bien valorada por el profesorado. El curso pasado la llevamos a cabo con las actividades de búsqueda de información en obras de referencia en papel. Este curso la Biblioteca de Alejandría tuvo su “versión digital” (II) en la que las pruebas requerían de una investigación en Internet y con ella comenzamos a adaptar la formación de usuarios a los nuevos tiempos, los niños preguntados expresan claramente que prefieren la versión “digital”, los maestros y maestras tienen las opiniones divididas.

 

37  


3.2.Concurso Literario

 

38  


Proyecto de colaboración biblioteca escolar biblioteca pública