Page 1

DESCRIPCION DE LA ESTRUCTURA DEL COLEGIO NACIONAL "DANIEL LEON BORJA" El Colegio Nacional "Daniel León Borja", de la Parroquia Pungalá, Cantón Riobamba, Provincia de Chimborazo; fue creado el 17 de Septiembre de 1986, mediante Acuerdo N° 2263 del Ministerio de Educación y Cultura, en el mes de Febrero de 1987, se extendieron los nombramientos de dos Docentes y es nombrada Rectora la Licenciada Alicia Ponce Peralta. Como propuesta a una necesidad imperiosa de un pueblo que empezaba a morirse de desolación y abandono, el 17 de septiembre de 1986 se crea en la prodiga tierra de Pungalá el Colegio que lleva el nombre de uno de los más grandes hombres de la patria el insigne riobambeño Daniel León Borja, médico talentoso, poeta, periodista, artista de mérito literato, político y dirigente deportivo, poseedor de una gran calidad humana, madurez y reflexión. En marzo de 1987 el señor Ministro de Educación, confió en mi persona la regencia de este naciente plantel, responsabilidad que tomé consciente que para dirigir una institución educativa, no se requiere de grandes dotes humanos, sino buen sentido común comprender la problemática a profundidad y mantener incólume la dignidad y el respeto entre superiores y subalternos. Así había que dar forma, a esta idea escultural a arañazos por aquí, pinceladas por acá, piezas por unir y en fila rompecabezas que armar, se dio la forma final y Daniel León Borja, patrón de este colegio, iluminó mentes y corazones para que la forma y fondo de este plantel tuviera el brillo, renombre ilustre que ha ido forjando a base de constancia, dolor y también alegría. Con el primer curso de ciclo básico en octubre de 1987, llenos de regocijo con los rostros alegres y optimistas; empezamos la ímproba pero hermosa misión de formar espíritus juveniles; en lucha sacrificada y permanente de autoridades, docentes, administrativos, estudiantes y padres de familia; sin restricciones ni reservas hemos entregado todo nuestro esfuerzo solidario y entusiasmo por cumplir pulcramente nuestro deber. Estudiantes procedentes de los cuatro costados de la geografía pungaleña, llegan sedientos de saber, esperanzados y entusiastas a este templo de formación, expresión genuina del laicismo, de la libertad, del respeto, de la tolerancia, de la justicia y de la paz; con el siguiente personal: Un directivo: La Lic. Alicia Dolores Ponce Peralta, Rectora; dos profesores: Lic. José Vicente Wallancanay y Lic. Wilson Carrión Quezada, tres funcionarios administrativos: Ing. Franklin Merino Peñafiel, Lic. Inés Romero Noboa, Secretaria y la Sra. Inés Córdova Ponce, Conserje; y, 22 estudiantes: Bonifaz Ponce Diego Rolando, Cayán Tenemaza Sergio Iván, Gamarra Tagua julio Aníbal, García Romero María Eugenia, Pilatuña Yupa María Balvina, Ponce Guerra Alex Cornelio, Tenemaza García Elba Lucrecia; y, Tenemaza García Nelson Gustavo.


Hemos incorporado a la sociedad ecuatoriana 17 promociones de Bachilleres en Ciencias en la especialidad de sociales, 9 promociones de prácticos en Turismo y 3 de prácticos en Computación. Se han integrado a su planta docente profesionales de la educación, con acrisolada responsabilidad, colaboradores que merecen nuestro más grande reconocimiento. El Colegio Daniel León Borja de Pungalá, cumple su labor, si bien silenciosa y modesta; pero, fecunda en el corazón de una pujante población que a pesar de su pequeñez, cifra la grandeza de su porvenir en la educación académica, humana y eficiente. El Colegio Daniel León Borja ha trajinado 24 años de luminosa existencia de labor fecunda y creadora, trascendental y eterna en beneficio de la juventud de Pungalá. Ha engalanado su edad madura con ponderada y apacible serenidad, seguridad absoluta y reflexión orientadora de los más caros anhelos y aspiraciones de la juventud que tuvo el feliz destino de nutrirse de las sabias lecciones prodigadas por maestros capaces y responsables que prestigian a esta Institución. 24 años, una vida, una Historia que deja de ser el recuento frío de lo que fue , de lo que se hizo, para ser historia viva que es presente en cada uno de los jóvenes, de las mujeres que han sido y son partícipes de la obra del Colegio Daniel León Borja. Hace 24 años dimos el primer paso en un camino, lleno de luz y familiaridad, no fue fácil; pero, nos gustó y juntos de la mano con todos ustedes estamos acertando, recordando y vivificando más aquella frase célebre: “CAMINANTE NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR”, intentamos avanzar con humildad, con trabajo; apoyándonos en el dinamismo de autoridades y en la generosidad de las personas que pendientes de nuestro trabajo han estado prestos a un consejo, una sugerencia; actitud que nos ha hecho sentir, que no estamos solos, que estamos respaldados. El Colegio no ha detenido su marcha; pese a las dificultades y limitaciones a que nos hemos visto abocados, hasta cierto punto hemos sufrido una verdadera odisea ocupando diferentes locales. Así recordamos que por el lapso de siete años hicimos vida institucional en el edificio de la casa parroquial, en la casa de la hermandad del señor del Calvario, en la casa de la señora Inés Rodríguez, en la casa de la señora Dolores Peralta y del Sr. Hermel García. El Establecimiento, poco a poco fue avanzando y gracias a la ayuda generosa de personas inolvidables empezamos con la donación del terreno por parte de Doña Bertitha Gándara Vda. de nuestro Patrono; aquí se construyó seis (06) Aulas de Clase, una (01) Aula Administrativa distribuida para: Rectorado, Secretaria, Colecturía Inspección y Orientación Vocacional, una (01) Vivienda para Conserjería, una (01) Batería Sanitaria, una (01) Cancha Deportiva; dos (02) patios; y, un (01) terreno para cultivo.


Imposible prescindir en esta remembranza de la ilusión, voluntad y amor con que se han formado las grandes obras, la cálida y generosa mano de doña Bertha Gándara viuda de León, dignísima esposa de nuestro patrono ha estado presente en la trayectoria, quien hace pocos días desde Francia partió en su viaje final destino de todos los seres vivos . Su partida nos ha impactado, nos estremece, nos sobrecoge de dolor y de tristeza, sentimos su partida, deja una herida sangrante en nuestros corazones. Doña Bertita, su espíritu diáfano y puro nos guió a quienes tuvimos la suerte de conocerle, la fe, la esperanza y el amor fueron los objetivos de sus acciones, nos enseñó la solidaridad, la amistad. Doña Bertita fue como una flor, que esparce su aroma de virtudes, atrajo nuestras miradas por su belleza espiritual y por qué no decir: Nos hace sentir el dolor de las espinas por su inesperada partida. No obstante el perfume de su excepcional vida es nuestro referente en nuestro caminar como esposa, madre, hija, hermana y amiga. Gracias al amor misericordioso del padre celestial está hoy gozando del amor divino, desde su cielo interceda ante Jesús y María, por cada uno de nosotros, alcáncenos gracias y bendiciones selectas, a fin de llevar con fe su ausencia corporal. Aquí estamos sus amigos, estudiantes, maestros y empleados de nuestro querido Colegio Daniel León Borja, para darle nuestra postrera despedida sobrecogidos por el impulso emocional de su partida eterna; pero, también fortalecidos con la esperanza de que esté gozando de la vida eterna junto a su amado Danielito. El cerebro y corazón de las distintas autoridades han estimulado siempre nuestra acción educativa en diversas manifestaciones. Motivo más que suficiente para presentar nuestro más profundo agradecimiento al Economista Rafael Correa Presidente Constitucional de la República, Licenciado Raúl Vallejo, Ministro de Educación, Arquitecto Edison Vallejo, Director Nacional de la DINSE, por la obra ejecutada en nuestra Institución, a la que tanto le debe el Ecuador así en su glorioso pasado como en su vibrante presente y para su promisorio porvenir, merece todo el respaldo y el apoyo nacional y seccional como lo merecen, por igual todas las instituciones educativas de la patria. Gracias a la ayuda patriótica del Municipio de Riobamba en la administración del Doctor Angel Yánez, eterno es el agradecimiento al Ingeniero Alfonso Burbano y Doctor Angel Luna, Prefectos de la Provincia de Chimborazo, como no mencionar la ayuda incondicional de Don Aníbal Coronel Presidente de la Junta Parroquial de Pungalá, por su desinteresada y valiosa colaboración gracias al Licenciado Guillermo Godoy Hernández y al ilustre pungaleño Licenciado Saúl Velasco Montesdeoca, autores de la música y letra del himno a nuestro Colegio, a ustedes compañeros, a nuestros queridos estudiantes y padres de familia. Debería existir un lenguaje en el que cada letra fuera sentimiento, cada palabra evocación, cada frase añoranza; debería existir un lenguaje del alma que al usarlo


brotaran ramilletes de exóticas y perfumadas flores o constelaciones de brillantes astros. Sería el lenguaje grande, sublime, inmensamente sincero y puro sería el más elocuente lenguaje de la GRATITUD. Confiamos seguir contando con el apoyo de las autoridades nacionales, provinciales y locales que sabrán hacer realidad nuestras aspiraciones y poder contar cuanto antes con más aulas funcionales, un salón de uso múltiple, espacios verdes, local para talleres, biblioteca, laboratorios, es imperiosa la necesidad de contar con el cerramiento total de su predio para garantizar la seguridad de sus pertenencias. De nuestra parte renovamos el propósito de seguir laborando con entrega y dedicación; a fin de, ver cristalizados los ideales que propugna la nueva educación. Con la ayuda de Dios y la de ustedes, hemos dado un paso más en nuestro camino. Los laureles cosechados son muchos. Dejemos a la historia y al tiempo que las futuras generaciones, sigan escribiendo con frases de justicia la gloria de este centro educativo. De esta manera, estaremos cumpliendo nuestra sagrada misión de ir dando a la Patria nuevas generaciones, sin prejuicios ni dogmas, sin egoísmos ni mezquindades; de modo que nuestros educandos experimenten un reajuste contínuo para acomodarse a las posibilidades de desarrollo intelectual, afectivo y social que les permita responder con seguridad a las exigencias de la preparación social y profesional que la hora actual demanda. Comprendido con sus deberes y su histórica misión, El Colegio Daniel León Borja mira con optimismo el mañana y día a día, reafirma sus anhelos de contribuir en forma responsable y eficiente a crear las bases del saber, sobre las cuales se levantarán la grandeza del Ecuador, el conocimiento de sus virtudes, la presencia de sus necesidades, la rectificación de errores y la consecución del bienestar social y educativo, forjado por la superación constante de quienes somos sus hijos. Creemos, que el Colegio Daniel León Borja ha sido siempre su símbolo de trabajo, de rebeldía, de superación, de lucha y de conquista, sus años de vida no han pasado en vano porque cada vez se siembra una estrella radiante en el cielo del saber. Su excelso nombre está grabado con letras de ciencias y de cultura, con sentimientos de gratitud que se hace palabra y quiere expresarse con límpida sencillez: Gracias, muchas gracias. No a una sola persona, sino a un sinnúmero importante de personas; a cuantos hicieron, la Institución año tras año, a quienes con voluntad y amor formaron las grandes obras. A quienes en tiempo de paz y prosperidad recogieron laureles y dejaron al futuro, el ejemplo del trabajo y la dedicación. Y junto con ellos, también a quienes sembraron con esperanza y no pudieron cosechar. A quienes en el aula y en la oficina, muchos de cuyos nombres se han borrado ya en las páginas de la historia, pero que sin embargo, han ido tejiendo junto a los directivos la malla de lo perdurable y eterno.


A quienes tuvieron fe en la Institución y entregaron a sus hijos para que se les ayudara en la hermosa y delicada tarea de modelar sus corazones y su inteligencia. A los alumnos, juventud que hace la Institución y con su esfuerzo, sobre todo en el estudio y en el deporte, van haciendo día a día, el diario del Colegio de su Colegio, y la historia lo van escribiendo y rubricando con sus vidas de ímpetu e ilusión. También a cuantos con su generoso aporte y sacrificio hicieron posible esta obra en su diario trajinar y así como a los miembros del pasado, también a todos y cada uno de los del presente, a todos cuantos hacemos el presente. A la presente fecha laboramos: Lic. Alicia Dolores Ponce Peralta, Rectora-Profesora; Lic. Inés Fabiola Romero Noboa, Secretaria; Ing. Franklin Eduardo Merino Peñafiel, Colector; Sra. Inés Cristina Córdova Ponce; Conserje; se han incorporado el siguiente Personal Docente: Lic. Ana Mercedes Borja Granizo, Primer Vocal de Consejo Directivo, quien cumple de acuerdo al Reglamento Interno la función de Vicerrectora – Encargada; el Lic. Galo Raúl Lemache Arboleda; 2do. Vocal y la Lic. Miryan Lucero Soria; 3er. Vocal; Así también, la falta de un Inspector Titular, no ha permitido que el Colegio cuente con un Jefe de Recursos Humanos, que es indispensable para la buena marcha administrativa de toda Institución. Por lo que a partir de 1998, año tras año se ha solicitado la creación de una partida para Inspector-Administrativo, en las respectivas proformas presupuestarias. Consientes de que la Inspección se ha constituido en un problema; por lo que, se realizó el trámite y de parte de la Dirección Provincial de Educación debido a que se ha encargado a los Docentes, a quienes se les ha disminuido su carga horaria, lo cual ha perjudicado en el normal desarrollo de la enseñanza aprendizaje; tomando en cuenta que año tras año, se ha ido incrementando el estudiantado; mediante Acuerdo está encargado de la Inspección el Lic. Antonio Ortiz; Lic. Elvia Marlene Barzallo Moreano, Profesora Titular; Lic. Jenny Rocío Basantes Tibán, Profesora a Contrato de Estudios Sociales; Lic. Jorge Rodrigo Bonilla Castillo, Profesor Titular; Lic. Graciela Víctoria Coronel Flores, Profesora Titular; Lic. Sergio Enrique Meléndrez Marcillo, Profesor Titular; Lic. Mery Manuela Miranda García, Profesora Titular; Ing. Paúl Hernán Machado Herrera, Profesor a Contrato de Computación; Dr. Reinaldo Demetrio Ruiz Olmedo, Mg. Profesor Titular; Sr. Henry Lindon Velasteguí Mendoza, Profesor Titular. El Establecimiento gracias a la remodelación total; hoy cuenta en su estructura física con: Seis aulas de estudio, una oficina en que funciona, Rectorado y Secretaría General, una oficina de Vicerrectorado y sala de Profesores, una oficina en la funciona: Inspección, Orientación Vocacional y Biblioteca, 01 oficina para Colecturía, una aula-laboratorio de Computación, una sala de actos, 01bar, una cancha deportiva con graderío, una cancha de Voley, un patio con altar patrio para los minutos cívicos, caminadores, espacios verdes y plantas ornamentales, 01 batería sanitaria para el Personal y Estudiantes Varones: Con dos inodoros, 01 urinario, 01 lavamanos general, una batería con un inodoro y 01 ducha; y, 01 batería sanitaria con dos baños completos individuales para el Personal, 01 batería para los estudiantes varones: Con 03 inodoros y


01 urinario, 01 batería para las estudiantes mujeres: Con 03 inodoros y 02 lavamanos; y, un lavamanos general. Por último; con la suprema labor, de dar gracias al Dador de todo bien, hago mías las palabras del ilustre pungaleño el Lic. Saúl Velasco Montesdeoca: “Sigue arriba Colegio del Ande, con la fuerza de un magno ciclón, transformar es tu lema gigante, redimir al humano tu acción”.

Lic. Alicia Ponce Peralta RECTORA

Lic. Inés Romero Noboa SECRETARIA

DESCRIPCION DE LA ESTRUCTURA DEL COLEGIO NACIONAL "DANIEL LEON BORJA" El Colegio Nacional "Daniel León Borja", de la Parroquia Pungalá, Cantón Riobamba, Provincia de Chimborazo; fue creado el 17 de Septiembre de 1986, mediante Acuerdo N° 2263 del Ministerio de Educación y Cultura, en el mes de Febrero de 1987 empezó a


funcionar con el primer curso de Ciclo Básico, siendo nombrada Rectora la Licenciada Alicia Ponce Peralta. Quienes conformamos el Colegio Daniel León Borja, saludamos llenos de esperanza e ideales, con cariño y respeto, a ustedes nuestros invitados de honor y a toda esta distinguida concurrencia. En la vida de las instituciones como de las personas existen momentos particularmente dignos de una celebración entusiasta, estos momentos son aquellos que marcan un paso definitivo, una conquista lograda, un sueño cristalizado y es precisamente esto lo que para el Colegio Daniel León Borja significa celebrar 22 años de su creación y la inauguración de su remodelación total. El Colegio Daniel León Borja de Pungalá, celebra 22 años de su creación y de su labor, si bien silenciosa y modesta; pero, fecunda en el corazón de una pujante población que a pesar de su pequeñez, cifra la grandeza de su porvenir en la educación académica, humana y eficiente. Esta celebración ha puesto en pie de festejo a sus autoridades y al cuerpo docente, con la participación activa de sus estudiantes, padres de familia y sociedad en general. Conscientes de que no se trata de una fiesta más, que significa diversión, vacación, olvido de las clases diarias; todo lo contrario, es la fiesta del trabajo en acción. El Colegio Daniel León Borja ha trajinado 22 años de luminosa existencia de labor fecunda y creadora, trascendental y eterna en beneficio de la juventud de Pungalá. Ha engalanado su edad madura con ponderada y apacible serenidad, seguridad absoluta y reflexión orientadora de los más caros anhelos y aspiraciones de la juventud que tuvo el feliz destino de nutrirse de las sabias lecciones prodigadas por maestros capaces y responsables que prestigian a esta Institución. 22 años, una vida, una Historia que deja de ser el recuento frío de lo que fue , de lo que se hizo, para ser historia viva que es presente en cada uno de los jóvenes, de las mujeres que han sido y son partícipes de la obra del Colegio Daniel León Borja. Hace 22 años dimos el primer paso en un camino, lleno de luz y familiaridad, no fue fácil; pero, nos gustó y juntos de la mano con todos ustedes estamos acertando, recordando y vivificando más aquella frase célebre “CAMINANTE NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR”, intentamos avanzar con humildad, con trabajo; apoyándonos en el dinamismo de autoridades y en la generosidad de las personas que pendientes de nuestro trabajo han estado prestos a un consejo, una sugerencia; actitud que nos ha hecho sentir, que no estamos solos, que estamos respaldados. Como propuesta a una necesidad imperiosa de un pueblo que empezaba a morirse de desolación y abandono, el 16 de septiembre de 1986 se crea en la prodiga tierra de


Pungalá el Colegio que lleva el nombre de uno de los más grandes hombres de la patria el insigne riobambeño Daniel León Borja, médico talentoso, poeta, periodista, artista de mérito literato, político y dirigente deportivo, poseedor de una gran calidad humana, madurez y reflexión. En marzo de 1987 el señor Ministro de Educación, confió en mi persona la regencia de este naciente plantel, responsabilidad que tomé consciente que para dirigir una institución educativa, no se requiere de grandes dotes humanos, sino buen sentido común comprender la problemática a profundidad y mantener incólume la dignidad y el respeto entre superiores y subalternos. Así había que dar forma, a esta idea escultural a arañazos por aquí, pinceladas por acá, piezas por unir y en fila rompecabezas que armar, se dio la forma final y Daniel León Borja, patrón de este colegio, iluminó mentes y corazones para que la forma y fondo de este plantel tuviera el brillo, renombre ilustre que ha ido forjando a base de constancia, dolor y también alegría. Con el primer curso de ciclo básico en octubre de 1987, llenos de regocijo con los rostros alegres y optimistas tres profesores, tres funcionarios administrativos y 22 estudiantes, empezamos la ímproba pero hermosa misión de formar espíritus juveniles; en lucha sacrificada y permanente de autoridades, padres de familia y alumnos, sin restricciones ni reservas hemos entregado todo nuestro esfuerzo solidario y entusiasmo por cumplir pulcramente nuestro deber. Alumnos procedentes de los cuatro costados de la geografía pungaleña, llegan sedientos de saber, esperanzados y entusiastas a este templo de formación, expresión genuina del laicismo, de la libertad, del respeto, de la tolerancia, de la justicia y de la paz. Hemos incorporado a la sociedad ecuatoriana 15 promociones de Bachilleres en Ciencias en la especialidad de sociales, 7 promociones de prácticos en Turismo y dos de prácticos en Computación. Se han integrado a su planta docente profesionales de la educación y de la Administración con acrisolada responsabilidad, colaboradores que merecen nuestro más grande reconocimiento. El colegio no ha detenido su marcha, pese a las dificultades y limitaciones a que nos hemos visto abocados, hasta cierto punto hemos sufrido una verdadera odisea ocupando diferentes locales. Así recordamos que por el lapso de siete años hicimos vida institucional en el edificio de la casa parroquial, en la casa de la hermandad del señor del Calvario, en la casa de la señora Inés Rodríguez, en la casa de la señora Dolores Peralta y del Sr. Hermel García. Imposible prescindir en esta remembranza de la ilusión, voluntad y amor con que se han formado las grandes obras, la cálida y generosa mano de doña Bertha Gándara viuda de León, dignísima esposa de nuestro patrono ha estado presente en la trayectoria, quien hace pocos días desde Francia partió en su viaje final destino de todos los seres vivos .


Su partida nos ha impactado, nos estremece, nos sobrecoge de dolor y de tristeza, sentimos su partida, deja una herida sangrante en nuestros corazones. Doña Bertita, su espíritu diáfano y puro nos guió a quienes tuvimos la suerte de conocerle, la fe, la esperanza y el amor fueron los objetivos de sus acciones, nos enseñó la solidaridad, la amistad. Doña Bertita fue como una flor, que esparce su aroma de virtudes, atrajo nuestras miradas por su belleza espiritual y por que no decir: Nos hace sentir el dolor de las espinas por su inesperada partida. No obstante el perfume de su excepcional vida es nuestro referente en nuestro caminar como esposa, madre, hija, hermana y amiga. Gracias al amor misericordioso del padre celestial está hoy gozando del amor divino, desde su cielo interceda ante Jesús y María, por cada uno de nosotros, alcáncenos gracias y bendiciones selectas, a fin de llevar con fe su ausencia corporal. Aquí estamos sus amigos, estudiantes, maestros y empleados de nuestro querido Colegio Daniel León Borja, para darle nuestra postrera despedida sobrecogidos por el impulso emocional de su partida eterna; pero, también fortalecidos con la esperanza de que esté gozando de la vida eterna junto a su amado Danielito. El cerebro y corazón de las distintas autoridades han estimulado siempre nuestra acción educativa en diversas manifestaciones. Motivo más que suficiente para presentar nuestro más profundo agradecimiento al Economista Rafael Correa Presidente Constitucional de la República, Licenciado Raúl Vallejo, Ministro de Educación, Arquitecto Edison Vallejo, Director Nacional de la DINSE, por la obra ejecutada en nuestra Institución, a la que tanto le debe el Ecuador así en su glorioso pasado como en su vibrante presente y para su promisorio porvenir, merece todo el respaldo y el apoyo nacional y seccional como lo merecen, por igual todas las instituciones educativas de la patria. Gracias a la ayuda patriótica del Municipio de Riobamba en la administración del Doctor Angel Yánez, eterno es el agradecimiento al Ingeniero Alfonso Burbano y Doctor Angel Luna, Prefectos de la Provincia de Chimborazo, como no mencionar la ayuda incondicional de Don Aníbal Coronel Presidente de la Junta Parroquial de Pungalá, por su desinteresada y valiosa colaboración gracias al Licenciado Guillermo Godoy Hernández y al ilustre pungaleño Licenciado Saúl Velasco Montesdeoca, autores de la música y letra del himno a nuestro Colegio, a ustedes compañeros, a nuestros queridos estudiantes y padres de familia, un gracias muy especial a todos quienes nos han acompañado a celebrar este programa. Debería existir un lenguaje en el que cada letra fuera sentimiento, cada palabra evocación, cada frase añoranza; debería existir un lenguaje del alma que al usarlo brotaran ramilletes de exóticas y perfumadas flores o constelaciones de brillantes astros. Sería el lenguaje grande, sublime, inmensamente sincero y puro sería el más elocuente lenguaje de la GRATITUD.


Confiamos seguir contando con el apoyo de las autoridades nacionales, provinciales y locales que sabrán hacer realidad nuestras aspiraciones y poder contar cuanto antes con más aulas funcionales, un salón de uso múltiple, espacios verdes, local para talleres, biblioteca, laboratorios, es imperiosa la necesidad de contar con el cerramiento total de su predio para garantizar la seguridad de sus pertenencias. De nuestra parte renovamos el propósito de seguir laborando con entrega y dedicación; a fin de, ver cristalizados los ideales que propugna la nueva educación. Con la ayuda de Dios y la de ustedes, hemos dado un paso más en nuestro camino. Los laureles cosechados son muchos. Dejemos a la historia y al tiempo que las futuras generaciones, sigan escribiendo con frases de justicia la gloria de este centro educativo. De esta manera, estaremos cumpliendo nuestra sagrada misión de ir dando a la Patria nuevas generaciones, sin prejuicios ni dogmas, sin egoísmos ni mezquindades ; de modo que nuestros educandos experimenten un reajuste contínuo para acomodarse a las posibilidades de desarrollo intelectual, afectivo y social que les permita responder con seguridad a las exigencias de la preparación social y profesional que la hora actual demanda.

Firmemente comprendido con sus deberes y su histórica misión, El Colegio Daniel León Borja mira con optimismo el mañana y día a día, reafirma sus anhelos de contribuir en forma responsable y eficiente a crear las bases del saber, sobre las cuales se levantarán la grandeza del Ecuador, el conocimiento de sus virtudes, la presencia de sus necesidades, la rectificación de errores y la consecución del bienestar social y educativo, forjado por la superación constante de quienes somos sus hijos. Creemos, que el Colegio Daniel León Borja ha sido siempre su símbolo de trabajo, de rebeldía, de superación, de lucha y de conquista, sus años de vida no han pasado en vano porque cada vez se siembra una estrella radiante en el cielo del saber. Su excelso nombre está grabado con letras de ciencias y de cultura, con sentimientos de gratitud que se hace palabra y quiere expresarse con límpida sencillez: Gracias, muchas gracias. No a una sola persona, sino a un sinnúmero importante de personas, a cuantos hicieron la Institución año tras año, a quienes con voluntad y amor formaron las grandes obras. A quienes en tiempo de paz y prosperidad recogieron laureles y dejaron al futuro, el ejemplo del trabajo y la dedicación. Y junto con ellos, también a quienes sembraron con esperanza y no pudieron cosechar. A quienes en el aula y en la oficina, muchos de cuyos nombres se han borrado ya en las páginas de la historia, pero que sin embargo, han ido tejiendo junto a los directivos la malla de lo perdurable y eterno.


A quienes tuvieron fe en la Institución y entregaron a sus hijos para que se les ayudara en la hermosa y delicada tarea de modelar sus corazones y su inteligencia. A los alumnos, juventud que hace la Institución y con su esfuerzo, sobre todo en el estudio y en el deporte, van haciendo día a día, el diario del Colegio de su colegio, y la historia lo van escribiendo y rubricando con sus vidas de ímpetu e ilusión. También a cuantos con su generoso aporte y sacrificio hicieron posible esta obra en su diario trajinar y así como a los miembros del pasado, también a todos y cada uno de los del presente, a todos cuantos hacemos el presente, personal Directivo, Oficinistas, Profesores, Padres de Familia, Alumnos, Amigos. No los mencionamos, aquí por su nombre, sus nombres ya están consignados. Por último, termino con la suprema acción de dar gracias al Dador de todo bien, haciendo mías las palabras del salmista. Cantemos un cántico nuevo porque el Señor ha obrado maravillas en esta cadena de tiempo. Exultemos el gozo por unirnos en la fe y en los mismos ideales: servir a los hermanos como destino común de todo cristiano.

A la presente fecha laboran: Una (01) Directiva-Rectora, doce (12) Docentes, tres (03) Administrativos y una (01) Inspectora Administrativa a Contrato a partir del mes de Septiembre del 2002; contrato que se efectuó vista la necesidad, ya que la Inspección se ha constituido en un problema, debido a que se ha encargado a los docentes, a quienes se les ha disminuido su carga horaria, lo cual ha perjudicado en el normal desarrollo de la enseñanza - aprendizaje; tomando en cuenta que al Plantel asisten cien (100) alumnos. Así también, la falta de un Inspector Titular, no ha permitido que el Colegio cuente con un Jefe de Recursos Humanos, que es indispensable para la buena marcha administrativa de toda Institución. Por lo que a partir de 1998, año tras año se ha solicitado la creación de una partida para Inspector-Administrativo, en las respectivas proformas presupuestarias. El Establecimiento cuenta con: seis (06) Aulas de Clase, dos (02) Talleres, una (01) Aula Administrativa distribuida para: Rectorado, Secretaria, Colecturía e Inspección, una (01) Vivienda para Conserjería, una (01) Batería Sanitaria, una (01) Cancha Deportiva; dos (02) patios; y, un (01) terreno para cultivo.

Pungalá, mayo 2011

Lic. Alicia Ponce Peralta RECTORA


Historia y descripción de la institución  

Historia y descripción de la institución

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you