Page 1

GUIA ALIMENTARIA PARA LACTANTE EN EL PRIMER AÑO DE VIDA


AUTOR:

JOHAN SEBASTIAN BARONA LOZADA

RIOBAMBA-ECUADOR 2019


Ă?ndice 1 IntroducciĂłn 2 Nutrientes 2.1 ProteĂ­na 2.2 Hidratos de Carbono 2.3 Fibra 2.4 Grasas 2.5 Vitaminas 2.6 Minerales 3 Lactancia materna 3.1 Beneficios de la lactancia materna 4 Vitaminas y minerales indispensables para el lactante


Introducción La etapa de la lactancia es un periodo muy importante para poder Garantizar el correcto desarrollo del infante y que este pueda gozar de una vida plena. Los cambios en el estilo de vida del lactante se ven modificados al pasar los 6 meses de vida debido a la introducción de alimentos a su dieta habitual, en muchas ocasiones existe un gran rechazo por parte de el debido a la falta de costumbre sin embargo es de suma importancia que este paso se lleve a cabo ya que con esto se puede asegurar que el infante no tenga deficit a futuro y que su desarrollo se pueda llevar sin ningún problema.

La introducción de los alimentos en su dieta debe ser continua procurando no causar daños al niño e ir poco a poco preparando a su organizmo para que pueda consumir todo alimento de una dieta habitual.


2. NUTRIENTES Los nutrientes son sustancias necesarias para un correcto funcionamiento del organismo y mantenimiento de la salud. Algunos nutrientes no pueden ser sintetizados por el organismo y deben ser aportados por la dieta (algunos aminoácidos, vitaminas, etc.). Los alimentos contienen y aportan tanto los nutrientes esenciales como los no esenciales que el organismo sintetiza o fabrica. - Los hidratos de carbono, grasas y proteínas aportan la energía que necesita el organismo para el mantenimiento de las funciones vitales, el crecimiento y la actividad física. Todos ellos forman parte además de la estructura de células, órganos y tejidos. - Las vitaminas y minerales, son necesarios para controlar el metabolismo, por su papel regulador en diversas funciones del organismo. Los nutrientes pueden tener: - Funciones energéticas: lípidos o grasas, hidratos de carbono y en menor medida las proteínas. - Funciones estructurales: proteínas, lípidos, minerales y agua. - Funciones reguladoras: vitaminas y minerales. 2.1 Las proteínas Las proteínas están formadas por aminoácidos. De estos, concretamente ocho, los denominados, aminoácidos esenciales, no pueden ser sintetizados por el organismo y deben ser aportados diariamente por la dieta. Por ello, una dieta equilibrada debe tener: - El 50% de proteínas de origen animal o alto valor biológico (denominadas así por contener todos los aminoácidos esenciales). - El 50% de proteínas de origen vegetal: legumbres, cereales, frutos secos. Para aumentar el valor biológico de estas proteínas se pueden combinar legumbres con cereales en la misma comida, dado que sus aminoácidos se complementan.

2.2 Los hidratos de carbono


Su principal función es ser fuente de energía, pues son el principal combustible de las células del organismo. Se subdividen en: - Hidratos de carbono simples: se digieren y absorben rápidamente de manera que elevan la glucemia (azúcar en la sangre) rápidamente. Los azúcares simples se encuentran en la bollería, repostería, azúcar, bebidas azucaradas, zumos, frutos secos y derivados. - Hidratos de carbono complejos: requieren más tiempo para ser digeridos, por lo que su absorción y paso a la sangre se produce de manera más lenta y gradual. Los hidratos de carbono complejos se encuentran en legumbres, tubérculos, pan, arroz, pasta, cereales y en menor proporción en verduras y hortalizas. Se recomienda consumir hidratos de carbono complejos y limitar los azúcares simples a menos del 10% al día. 2.3 La fibra alimentaria Son un grupo heterogéneo de sustancias, unas solubles y otras insolubles, la mayoría, hidratos de carbono. La fibra alimentaria no es asimilada por nuestro organismo. Sus principales funciones en el organismo son: - Provocar sensación de saciedad. - Disminuir la absorción de colesterol y ralentizar la absorción de glucosa. - Estimular y regular la función intestinal. - Disminuir la absorción de sustancias tóxicas. Los alimentos más ricos en fi bra son las legumbres, cereales y productos integrales, frutas sin pelar, verduras y hortalizas. 2.4 Las grasas o lípidos Son los nutrientes imprescindibles por su aporte de energía, ácidos grasos esenciales (el organismo no puede sintetizar) y vitaminas liposolubles. Las grasas de los alimentos están formadas, en su mayoría, por triglicéridos y, en menor proporción, en otras grasas complejas como colesterol, fosfolípidos, etc. Los triglicéridos están a su vez formados por ácidos grasos:


- Los ácidos grasos saturados, se encuentran en las grasas animales y en las grasas de coco y palma, usadas frecuentemente en bollería industrial. Elevan los niveles de LDL-colesterol (el “malo” para la salud) en sangre, su exceso es nocivo para el organismo. - Los ácidos grasos monoinsaturados, se encuentran en el aceite de oliva, elevan el HDL-colesterol, el “bueno” para la salud. - Los ácidos grasos poliinsaturados, se encuentran en pescados grasos y aceites o grasas procedentes de animales marinos (los omega 3) y en aceites de semillas como girasol, maíz y soja (los omega 6). - Los ácidos grasos trans, los encontramos en margarinas y grasas hidrogenadas utilizadas para la elaboración de bollería y repostería industrial, así como las papas chips. También elevan el LDLcolesterol y los triglicéridos, pero además bajan el HDLcolesterol que es el colesterol “bueno”. El colesterol se encuentra en la grasa de origen animal: yema de huevo, leche, vísceras, mariscos, etc. Su consumo aumenta la tasa de colesterol total en sangre y de LDL-colesterol (el “malo”) por lo que debe limitarse. Los fosfolípidos son elementos claves para la formación de las membranas celulares. 2.5 Las vitaminas Estas tienen importantes funciones reguladoras en numerosos procesos del organismo, pero deben ser consumidas en pequeñas cantidades. - Las vitaminas hidrosolubles se encuentran en los alimentos vegetales a excepción de la B12, que sólo se encuentra en alimentos de origen animal. - Los alimentos grasos suelen ser buena fuente de vitaminas liposolubles. Una dieta variada y equilibrada suele cubrir las ingestas dietéticas de referencia establecidas en las distintas etapas de la vida. 2.6 Los minerales Se clasifican en función de sus necesidades por parte del organismo: - Macrominerales: calcio, fósforo, magnesio, sodio, potasio, cloro y azufre, las recomendaciones para cada uno de ellos son superiores a 100 mg/día. - Microminerales: hierro, zinc, yodo, etc., las recomendaciones son menores de 100 mg/día. Participan en diferentes funciones de regulación metabólica: regulación del balance hídrico, función nerviosa, mantenimiento de la presión osmótica, constituyentes de enzimas. También, algunos minerales cumplen una importante función en la formación y mantenimiento de huesos y dientes.


Las verduras y frutos secos son buenas fuentes de minerales. Una dieta variada y equilibrada cubriría las necesidades diarias de los mismos. 4 Lactancia Materna La leche materna es el alimento ideal para el bebé durante al menos los primeros 6 meses de vida; sus múltiples beneficios están científicamente demostrados, así como los riesgos derivados de la alimentación con leches artificiales. El inicio de la lactancia debe ser precoz, ya en el paritorio, favoreciendo así la producción láctea y reforzando el vínculo madre hijo. Salvo casos aislados toda madre está preparada para producir leche en suficiente calidad y cantidad para alimentar a su bebé, siempre que reciba los consejos y la ayuda adecuada durante los primeros días; por ello, no dude en consultar a la matrona, pediatra, enfermera o grupo de lactancia más próximo. 4.1 Beneficios de la lactancia materna Para el bebé: • Le aporta todo lo que necesita para nutrirse al menos durante los primeros 6 meses de vida. • Transmite defensas que hacen que se enferme menos. • Se ha demostrado en algunos estudios que los lactantes amamantados presentan a largo plazo menos obesidad, hipertensión arterial, celiaquía, asma y diabetes, entre otras enfermedades. • La lactancia materna refuerza el vínculo madre-hijo. - Para la madre: • Menos riesgo de anemia, hipertensión y depresión en el postparto. • Alimento listo para su uso, en cualquier sitio, a cualquier hora, siempre en cantidad y temperatura adecuada. • Es gratis. • Haber dado el pecho protege a la madre contra cáncer de mama, ovario y osteoporosis. • Mejor recuperación del peso preconcepcional. • Favorece el vínculo madre-hijo.


5 Vitaminas y minerales indispensables para el lactante Hierro Los glóbulos rojos reparten oxígeno por todos los tejidos y órganos del cuerpo. Cada glóbulo rojo de nuestro cuerpo contiene hierro en su hemoglobina, la parte del glóbulo rojo encargada de transportar oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo. El hierro da a la hemoglobina la fuerza para "llevar" (o de ligarse a) el oxígeno de la sangre a fin de que llegue a donde sea necesario. Sin suficiente cantidad de hierro, el cuerpo no puede fabricar hemoglobina y contiene una menor cantidad de glóbulos rojos. Esto implica que los tejidos y los órganos no puedan recibir el oxígeno que necesitan. Calcio El calcio es un nutriente que ayuda a desarrollar unos huesos fuertes. También ayuda al cuerpo en muchas otras cosas. El calcio permite que funcionen los nervios y los músculos. También tiene su papel en mantener sano al corazón. Vitamina C La vitamina C o ácido ascórbico se obtiene a través de una alimentación rica en frutas y verduras y además de tener sus propios beneficios sobre el organismo es indispensable para la absorción de minerales como el hierro. De esta forma, niños y embarazadas deben incluir la vitamina C en su alimentación. Esta vitamina C, al igual que la vitamina A es un potente antioxidante, por lo que además de retrasar el envejecimiento protege la piel y ayuda a curar heridas, tan frecuentes en los niños. Es una vitamina esencial para la formación del feto, por lo que las embarazadas deben tenerla muy en cuenta en su alimentación. El sistema inmunitario se ve favorecido por la vitamina C, reforzando las defensas de niños y mayores y evitando los típicos resfriados de los cambios de estación. Esta vitamina también refuerza el esmalte dental e interviene en el desarrollo de los huesos, por lo que los niños la necesitan para garantizar un crecimiento saludable. En el ámbito de la prevención de enfermedades, se considera la vitamina C como el principal aliado. Algunos estudios hablan de una menor incidencia de ciertos tipos de cáncer gracias a la vitamina C.


Vitamina D La vitamina D es un nutriente importante que ayuda al cuerpo a incorporar el calcio procedente de los alimentos que ingerimos. El calcio y la vitamina D permiten conjuntamente construir unos huesos fuertes. La vitamina D también desempeña un papel en la salud del corazón y en combatir infecciones. Ácido fólico

El ácido fólico es de vital importancia durante el embarazo ya que su ingesta previene que los niños nazcan con defectos en el tubo neural (un defecto de nacimiento que afecta al desarrollo del cerebro y la médula espinal) provocando la mayoría de las discapacidades congénitas. Los defectos más comunes del tubo neural son la espina bífida (una malformación de la médula espinal y la espina dorsal que consiste en que éstas no se cierran completamente), y la anencefalia (severo desarrollo insuficiente del cerebro). Tomar antes y durante el embarazo, suplementos que contengan ácido fólico también previene malformaciones como la fisura de paladar y el labio leporino, defectos que no son graves para la vida pero que normalmente requieren varias intervenciones quirúrgicas. Otras de las propiedades del ácido fólico es la de tener gran influencia en la producción de glóbulos rojos, con lo cual también beneficiará a las gestantes que padecen anemia durante el embarazo.

Profile for Juanito Verde

guía lactante  

guía lactante  

Advertisement