Issuu on Google+

BARRANQUILLA, COLOMBIA, 06 DE MARZO DE 2014 DECLARACIÓN DE LA COMUNIDAD DE VENEZOLANOS EN BARRANQUILLA SOBRE LA SITUACIÓN ACTUAL EN VENEZUELA EXCELENTÍSIMO SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN. SEÑORA CANCILLER DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA MARÍA ÁNGELA HOLGUÍN CUÉLLAR. MUY RESPETABLES SEÑORAS Y SEÑORES FUNCIONARIOS DEL GOBIERNO COLOMBIANO. En nuestra condición de ciudadanos venezolanos radicados en Barranquilla nos dirigimos respetuosamente a ustedes, para exponer lo siguiente: CONSIDERANDO Que la grave crisis política, económica, social y moral del actual gobierno de Venezuela, como consecuencia de la gestión en los últimos 15 años, se ha visto en un deterioro progresivo de la democracia, demostrado en: la centralización de poderes, la mala administración de recursos económicos, el detrimento de la calidad de vida, inseguridad, escasez, desabastecimiento de productos e insumos fundamentales y macro inflación. CONSIDERANDO Que debido a la crisis actual se ha desencadenado una serie de reclamos sin respuestas, que han llevado a la protesta a lo largo y ancho del territorio nacional, muestra del descontento de los diferentes sectores de la sociedad civil venezolana. CONSIDERANDO Que ha sido un hecho público y notorio el uso excesivo de la fuerza pública para el control brutal, indiscriminado y represivo de la sociedad civil en protesta cívica. CONSIDERANDO Que ha sido suficientemente documentada y ha quedado en evidencia la participación de grupos paramilitares armados, bajo la venia y apadrinamiento del gobierno. CONSIDERANDO Que toda esta situación ha derivado en una flagrante y reiterada violación a los derechos humanos fundamentales consagrados en todos los acuerdos internacionales suscritos por nuestros países, tales como: derecho a la protesta, derecho a la libre asociación, derecho a la libertad de expresión y pensamiento; derecho a la defensa y debido proceso; derecho a la libertad de información, entre otros actos que han ido en contra de los derechos civiles y políticos de la población de venezolanos que ha salido a manifestarse. Además, de denuncias por tortura y muerte, como consecuencias de las acciones de los cuerpos de seguridad del Estado y grupos Paramilitares, bajo la mirada complaciente del gobierno venezolano que constituyen crímenes de lesa humanidad. CONSIDERANDO Que el balance oficial actual de estas protestas es de más de una decena de muertos, cientos de heridos, decenas de detenidos, y denuncias por personas desaparecidas, persecución política y privación de libertad a dirigentes políticos de oposición.


CONSIDERANDO Que ha existido constante variación y volatilidad de las relaciones del gobierno venezolano con el estado colombiano, debido a la inconsistencia y contradicción en el manejo de las relaciones bilaterales por parte del gobierno de Venezuela, así como también el maltrato a la integridad de ciudadanos colombianos residentes en el país. CONSIDERANDO La creciente migración de ciudadanos venezolanos hacia Colombia, tomando en cuenta que somos un pueblo hermano, unidos por el esfuerzo de nuestro Libertador Simón Bolívar y por un mismo idioma. SOLICITAMOS El pronunciamiento reiterativo, enérgico y contundente por parte del Ejecutivo Colombiano en la persona de su Presidente Juan Manuel Santos Calderón o de la representante de este nuestro país de acogida la Canciller María Ángela Holguín, fijando una posición clara e inequívoca, rechazando contundentemente las violaciones de los derechos no solo en Venezuela si no en cualquier parte del mundo, donde la dignidad humana se vea quebrantada por un Gobierno. SOLICITAMOS La intermediación efectiva por parte del Ejecutivo nacional ante la Organización de Estados Americanos (OEA) para que interceda por nosotros, por el pueblo venezolano, solicitándole que haga un llamado a la paz, al respeto de los Derechos Humanos y al Dialogo en locaciones de neutralidad política y económica. Los Diálogos deben estar entablados bajo los principios del Derecho Internacional: Buena Fe y Pacta Sunt Servanda (lo pactado obliga), lo pactado deberá quedar escrito y vaya en favor del bienestar de todos los venezolanos adeptos o no al gobierno, todo lo anterior teniendo como testigos a la Comunidad Internacional. LLAMADO A LA REFLEXIÓN Deseamos dejar un recordatorio y llamado a la reflexión, no solo a la cabeza del ejecutivo colombiano sino a todos los jefes de Gobierno de la Organización de Estados Americanos, citando el artículo ocho (8) párrafo segundo de la Carta Democrática Interamericana que reza: ¨Los Estados Miembros reafirman su intención de fortalecer el sistema interamericano de protección de los derechos humanos para la consolidación de la democracia en el Hemisferio¨.

Ante usted suscribimos,

Venezolanos en Barranquilla (Firmas en Depósito).  


Declaración de la Comunidad de venezolanos en Barranquilla Sobre la situación actual en Venezuela