Issuu on Google+

2

EL BAGRE, FEBRERO 21 DEL 2011

AÑO 3 No. 42

PRIMERAS REACCIONES AL TEMA MINERO

Volvamos a nuestro formato para darle oportunidad a quienes buscan enriquecer este espacio virtual y por ello le entregamos la posta, como en cualquier competencia, al aspirante a la Alcaldía de El Bagre, 2012 – 2015, Harold Echeverri Avendaño, quien expresa lo siguiente:

Amigo Carmelo, a propósito de su escrito sobre el asunto minero quiero hacer los siguientes aportes: Comparto con usted y con muchos amigos que se dedican a esa actividad, que en el reciente pasado y por causas como el desconocimiento de las normas, o porque ellas no estaban en firme, el minero siempre fue señalado como un verdadero depredador del medio ambiente, que por extraer un gramo de oro no le importaba causar el daño a los recursos naturales, que al fin de cuentas nos pertenecen a todos. Pero, no sólo el pequeño minero ha deteriorado el medio ambiente. Basta con hacer un recorrido aguas arriba del río Nechí para que observe los cargueros dejados por la compañía que hoy muestra una nueva cara de sensibilidad y respeto hacia la naturaleza y todo lo que ella representa. Veinte años atrás su comportamiento era otro y hoy, gracias a la presión de organizaciones defensoras del ambiente y de otras entidades, tanto públicas como privadas, se han acogido a la normativa global, la misma que opera en otras actividades como la explotación irracional de los bosques, de la pesca y de la caza, para mencionar unas pocas… Y no queremos profundizar en el daño ecológico que ha sufrido la región de la Mojama sucreña por la acción de esta empresa y que será tema de análisis en posteriores debates.


2 Para no salirme del tema, amigo Carmelo, le cuento que sostuve hace poco una reunión con las directivas de CORANTIOQUIA, gracias las gestiones que para ella hizo el Diputado a la Asamblea, Alfaro Martín García Mejía y éstas fueron algunas conclusiones que sacamos de ese encuentro: 1. 2. 3. 4. 5.

No hay respeto de la transición a mineros formales El control ambiental de Corantioquia, debe ser independiente a la titularidad Existen mineros informales que empresarialmente están bien estructurados La problemática minera se sale del objeto social de Corantioquia La formalización de los pequeños mineros incrementaría las regalías para nuestro municipio

Adicionalmente, Corantioquia estaría dispuesta a prestarle ayuda a los compete, de la siguiente manera:

pequeños mineros en lo que le

Por medio de programas educativos para educar en mejores prácticas ambientales en las explotaciones

Que las sanciones ambientales no sean multas y que dado el caso el infractor pagaría con un proceso educativo, es decir aplicar una especie de comparendo ambiental

Nuestra visión ideológica, es que todo eso ayuda y contribuye a crear un ambiente favorable. Pero el problema real que enfrenta el pequeño minero es el de la ilegalidad. Si no tiene título minero, sencillamente está explotando ilegalmente las tierras. Pero vaya qué sorpresa: si va a tramitar un título, Ingeominas ha suspendido hasta por un año la expedición de nuevos títulos por saturación de documentos (falta de capacidad del ente) y los otros pocos se encuentran que fueron otorgados todos en su totalidad… ¿A quién? O ¿A quiénes? Es la pregunta. El tema del cuidado del medio ambiente, como lo pueden ver, es un sofisma de distracción. Porque existen muchos pequeños mineros organizados que tienen plan de manejo ambiental y el que no lo tiene lo puede formular fácilmente. Más bien, se quiere evitar el debate de por qué se le otorgó a una sola empresa todos los derechos de explotación minera en una zona que va desde el municipio de Anorí hasta Nechí, de manera PERPETUA, desconociendo de manera mezquina que nuestros pobladores han sido mineros por tradición. Propongo, en primer lugar, iniciar un gran debate nacional en escenarios como el Congreso de la República, para mostrar que tenemos una problemática social y económica, de tal manera que se revise la forma en que se titularon los derechos de explotación de estas tierras y se concedan oportunidades a los pequeños mineros. En segundo lugar, hacemos una invitación cordial a Mineros S.A, para que no desconozca la vocación económica de nuestra gente, y ceda de manera voluntaria, algunos derechos de explotación. Pues no se puede desconocer que tenemos una población con alto grado de pobreza y la minería es una fuente de sustento. No pueden existir empresas rentables en territorios inviables.

Muchas gracias, amigo Carmelo.

Harold Echeverri Avendaño


TABANO 42