Page 1

VANGUARDIA | lunes 25 de ENERO de 2010 | No.207 | www.semanariocoahuila.com

Periodismo de investigación

los huérfanos

de la guerra

En los últimos tres años más de 3 mil 700 niños se quedaron sin hogar en México a consecuencia de que sus padres cayeron en actos violentos. Aquí la guerra contada por ellos...


2 VANGUARDIA Lunes 25 de enero de 2010


La fauna

en un dos por tres Por Alfredo García

¿cuál crisis?

Un país sin instituciones 1. 2. 3. Haití es un curioso ejemplo histórico que rebate toda ortodoxia marxista. Es una nación prácticamente sin clases sociales, pues allí la clase privilegiada es la menos pobre. La miseria ancestral en que se vive no ha generado en los últimos lustros ningún estallido social ni una escalada revolucionaria: si el estado es un peso, una revolución para ello sería tan nociva como una epidemia, como un terremoto… Sólo las revoluciones terrestres y telúricas han alterado el curso histórico de Haití en sus dos siglos de existencia como nación.

Si Napoleón Bonaparte no le hizo justicia, ¿por qué habría de llevar justicia a Haití el señor Obama? Llevó tropas, como hizo el Corso, acaso con la finalidad, como piensa la izquierda latinoamericana, de convertir a partir de ahora este país devastado y despoblado en una gigantesca base militar, desde la cual agredir a los regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela. Hasta es posible que la NASA haya causado a propósito el terremoto, con sólo alterar algunos cálculos estelares…

Semanario

Ilustración: Samuel Magaña

| Diccionario del diablo

Batalla, s. : Método de desatar con los dientes un nudo político que no pudo desatarse con la lengua.

Si yo fuera presidente

Gilberto Castillo propietario de La Santísima.

¿Se imagina sentado en la silla que ahora ocupa Felipe Calderón?

1

Si yo fuera Presidente, lo primero que implementaría sería cero tolerancia de la corrupción en todos los niveles, empezando desde mi hasta el funcionario público más bajo en el organigrama.

2

Incrementaría realmente el apoyo al estudiante en todos los niveles, desde kinder hasta posgrado.

3 4

Daría el apoyo económico al pueblo siempre y cuando éste trabajara honradamente.

Reforzaría la seguridad, teniendo las primeras tres acciones, la seguridad es un paso importante en el sentido de que ya no habría tanta delincuencia, porque bajaría tanta necesidad.

5

Trasformaría los sistemas de salud, desde el nacimiento hasta la vejez, pasando por las diversas enfermedades que existen en el mundo.

6

Vincularía al país hacia una estrategia mundial de comercio, poniendo a México en los estándares mayores de calidad en ventas mundiales, como en cierto momento lo hizo China, Japón y Alemania.

LA LICUADORA

Nadie es homogéneo, análogo, todos son una mezcla de… Una pizquita genética de fulanito, otra de menganito y una cucharadita de perenganito. Si no lo crees, ve cómo metes en una licuadora un tantito de éste, más del otro y un puñito de aquél, y luego verás quién sale:

George Foreman

Michael Clarke Duncan

Tio Phil

Orlando Sánchez

VANGUARDIa Lunes 25 de enero de 2010 / www.semanariocoahuila.com

Haití es ejemplo descarnado y mortal de lo que puede ser un país sin instituciones. Un país que vive al día, sin ahorro, sin proyectos. Un país prácticamente sin estructuras de gobierno, que padece de manera cotidiana la irregularidad casi completa. No se trata de un estado débil, sino de un Estado prácticamente inexistente. Y esta virtual ausencia de Estado no es producto de un terremoto, sino de la propia decisión de los haitianos de no crearlo. Es tal su grado de pobreza, que el Estado no les solucionaría nada, sino que significaría más bien un estorbo para ellos.

3


Damas y caballeros

4

VANGUARDIa Lunes 25 de enero de 2010 / www.semanariocoahuila.com

Semanario

Los futuros maestros de la paz, si algún día aparecen, no serán, claro está, propugnadores de ligas pacifistas entre entidades polémicas. Ni siquiera hablarán de paz, convencidos de que una paz entre matones de oficio es mucho más abominable que la guerra misma”.

Por Jesús R. Cedillo

N

o muerto sino vivo, uno de los pararrayos poéticos que ha dado la pródiga España, arribó en el pasado año 2009 a los primeros 70 años de su muerte. Es don Antonio Machado, miembro de la Generación que para fines académicos se ha llamado del 98. Autor español de rancia prosapia, exiliado luego de la caída de la República; seguidor primero del modernismo literario (Soledades, 1903), para luego empuñar la espada en una especie de militancia patriótica con su libro Campos de Castilla (1912). Época turbulenta (como todas), donde el ser humano siempre está en pugna consigo mismo, escindido, en tremenda furia interior por la bifurcación siempre latente de empuñar las armas o la pluma. Defender las ideas, la libertad, la democracia, la República con la pluma o bien, con un fusil en la mano. Antonio Machado nació en Sevilla en 1875 y la muerte lo alcanzó en Collioure, pueblo de Francia, cuando el poeta y filósofo iba camino al exilio forzoso. Machado fue hijo del folclorista Antonio Machado y Álvarez y hermano menor del también pararrayos poético, don Manuel Machado. Su obra se afinca en las escuelas literarias de la época: el modernismo y el simbolismo poético. En París, entablaría amistad con el esteta Rubén Darío. De regreso a España frecuentó los ambientes literarios donde conversaba con Juan Ramón Jiménez, Valle-Inclán y don

Juan de Mairena

Con M de Machado No muerto sino vivo, uno de los pararrayos poéticos que ha dado la pródiga España, arribó en el pasado año 2009 a los primeros 70 años de su muerte.

Miguel de Unamuno. Las crónicas hablan de que al poeta Machado se le concedió en 1910 una pensión para estudiar filología y filosofía en París por un año. Fecunda estancia donde éste fue discípulo nada más y nada menos que de Henri Bergson y Bédier en el College de France. Se doctoró en filosofía y letras en 1918. En una página autobiográfica, el

poeta de la Generación del 98 afirmó: “Hay que combatir el catolicismo.” El filósofo sabía de lo que hablaba. Al igual que Rafael Alberti, éstos fueron testigos de la complicidad y vasallaje de la curia católica con el Dictador en turno. Dictador que hoy podríamos trocar por gente encimada en el poder disfrazados de demócratas (México), militares (Cuba, Honduras), caciques (Nicaragua) o mesías (Venezuela).

Alberti lo diría con una economía de palabras digna de elogio: “De las sencillas bienaventuranzas y el ¡Gloria a Dios en las alturas y paz a los hombres de buena voluntad!, al descarado y partidista ‘Reinaré en España y más que en todo el resto del mundo.” Don Antonio Machado lo dejaría por escrito usando uno de sus poderosos heterónimos, Juan de Mairena. Lea el siguiente parrafito el avispado lector y encontrará las claves efectivamente de lo que ahora pasa en nuestro convulso mundo. Lea el parrafito y sí, efectivamente, la poderosa prosa de Mairena, que lo dejó escrito allá por las lunas de 1937, se aplica perfectamente al día de hoy a Saltillo, a Coahuila, a Michoacán, a Tijuana… a México, República que se cae a pedazos. Escribió Juan de Mairena: “Los futuros maestros de la paz, si algún día aparecen, no serán, claro está, propugnadores de ligas pacifistas entre entidades polémicas. Ni siquiera hablarán de paz, convencidos de que una paz entre matones de oficio es mucho más abominable que la guerra misma.” Damas y caballeros, habría que volver periódicamente a leer los poemas de don Antonio Machado, sus poemas agrupados en Soledades; habría que volver periódicamente, sin prisa y sin pausa, a leer las ideas incendiarias del esteta Juan de Mairena. Con una lucidez terrible que al día de hoy, está más vigente que nunca. Hoy, a 71 años de su muerte.


Lunes 25 de enero de 2010 VANGUARDIA 5


| Prohibido NO Tocar

Escríbele a: maximoverso@gmail.com

Por Máximo Verso

¿

Has pensado? Me voy a acostar con él…pero él aún no lo sabe. Camila Alejandra me confiesa que muchas mujeres suelen pensarlo…’porque sabemos cómo hacerlo’. ¿Pero la camada de lobos es capaz

Me voy a acostar con él…

VANGUARDIa Lunes 25 de enero de 2010 / www.semanariocoahuila.com

Semanario

6

nemos un lado bueno y otro malo, a veces Camila es la buena y otras Alejandra es muy mala…’. A Camila le gustaría saber en qué momento cavernario los machos se reunieron para decidir que sólo tendrían una erección con las pechugonas. ¡Qué alguien me explique! Pero volvamos al punto: ¿Los hombres escapan cuando se sienten atrapados? Iván, un viejo amigo, una mezcla de Pedro Infante, Mauricio Garcés y Octagoncito (un grande de la lucha libre), se quiere tanto que sería capaz de decir: que no es que ‘sea un hombre difícil o escurridizo; difícil sí, pero la que persevera, me alcanza’. Cuántos hombres piensan como Garcés y su frase: “¿De qué sirve mi humilde opinión contra la

de manejar a esa muestra de poder? ¿Por qué huyen los machos cuando una mujer lanza el anzuelo? ¿Rudeza innecesaria? Veamos: Camila dice que aprendió a lanzar anzuelos cuando descubrió que tenía una gemela en su interior, pero esa gemela era malvada. ‘Aprendí que todos te-

| Ménage à trois

de los espejos?”. Será que nuestras hordas huyen porque la vanidad y su ego está asociado a esa necesidad de sentirse deseado. Es decir: ¿si nos desean mucho, gozamos mucho? ¿Pero por qué escapamos? Dice Iván que él sólo se dedica a hacer feliz a las mujeres. Pero hay hombres y mujeres que piensan que esa falta de compromiso es porque nos involucramos más de la cuenta. ¿Si todo es color de rosa porque terminamos? ‘Experimentar la novedad me da placer”, me dice un amigo periodista. En esa lógica se pensaría que la novedad y el placer no se mezclan con la estabilidad. ¡Demonios! ¿Existen hombres estables o es que somos cobardes sin tener ocasión para inventar nuevas formas de relacionarnos establemente? Bueno pues mientras el consejo de machos delibera al respecto yo me voy a desmentirme al espejo aunque quizá termine diciendo: “La verdad es chida, pero la neta es inalcanzable”. Prohibido NO tocar.

Únete al trío y opina en: http://untriodetres.blogspot.com/

Y en esta esquina...

Él dice: ¡Pues que se hagan los debates! ¡Pero que los transmitan por tele, en vivo y en cadena nacional! Porque tampoco se trata de que el dirigente estatal de un partido vaya a perder su tiempo con el Presidente de la República y luego 100 millones de mexicanos se vean impedidos de presenciar la versión región 4 de “Galdiadores americanos”. Y que lo pasen antes de la novela, por supuesto. O entre la novela y el noticiero nocturno. Y que lo pongan a disposición de la humanidad en internet, para que ningún cubano, ni venezolano, ni vietnamita, ni coreano del norte se lo pierda. Bueno, a lo mejor en Cuba y en Korea del norte no lo ven porque las dictaduras de allá no permiten el uso del internet a sus ciudadanos, pero de cualquier forma, que lo pongan en la red. Por cierto, no estaría mal que abriéramos una casa de apuestas virtual para ver cómo se ponen los momios de ambos encuentros, el del senador y el gober y el del diputado con el preciso. Digo, no es que importe realmente quién gane, pero podríamos hacer una lana regenteando las apuestas. Por cierto: ¿No venderán los derechos de transmisión? Chance y encontramos algunos televidentes de la gente que estén dispuestos a pagar por atestiguar el encontronazo en peiperviu. Gay dice: Ahora sí que la respuesta de Moreira ante el reto de Anaya para debatir se escuchó muy gay sin ofender a mi gremio. Qué es eso de que el muy rajón dice sí, pero que primero su hermano se de un tiro con el Presidente. Hagan de cuenta que estoy viendo a mi amigo Sabino de la secundaria (sí, así se llamaba, tenía nombre de árbol, pero de fuerte y frondoso no tenía nada) cuando el más dotado del salón le cantó un tiro en la salida porque mi amigui se quiso ver muy nerd y lo sacó del equipo de Biología. Ya se imaginarán el Sabino casi se hace pipí cuando aquel mastodonte se le puso enfrente. En un minuto se juntó

Dicen que tres cabezas piensan mejor que una... ¿será?

la bola que pedía sangre a gritos y entonces Sabino no sé de donde sacó fuerzas rete hartas y le dijo: “Si me tocas un pelo se va a enojar mi hermano”. Y es que Sabino tenía un hermano, muy guapo por cierto, que era campeón de Judo, así que con eso se safó de la bronca. Al musculoso furioso no le quedó otra que agarrarlo del pescuezo, echarle unos ojos de terror y soltarlo. En este caso pues creo que a Calderón le da lo mismo si Rubén o Humberto o cualquiera de la dinastía se la hacen de tos. Pero veamos, si me dan a escoger entre que se hagan los debates o no, pues yo estaría encantado de verlo cualquier tarde de domingo con una cerveza bien fría y unas palomitas light...A ver de qué cuero salen más correas. Ella dice: Ash no, pero qué flojera eso que los políticos mexicanos llaman debate. La verdad, estos encuentros son una mera pasarela de palabrería inútil, mucha forma y poco fondo. Afortunados los que tienen televisión de paga y se pueden evitar los debates entre políticos mexicanos, un soporífero seguro en cualquier horario, aunque estaría bien que la retransmisión de estos eventos se realizaran después de la media noche y antes de los infomerciales, digo, al fin y al cabo ambos caben en la misma categoría, vender cosas inútiles. No, a mí no me importa la pseudo esgrima verbal entre caciques regionales contra el presidente, quien ni siquiera se toma la molestia de mencionar sus nombres al momento de desechar acusaciones campechanas. Para emocionarnos, mejor nos esperamos al superbowl, en donde si hay encontronazos de a de veras y las apuestas sí se ponen buenas. No, nadie compraría los derechos de transmisión de discusiones politiqueras, porque hasta en la lucha libre de la Triple A hay menos engaños y triquiñuelas que en los dizque debates de nuestra patética clase política.


La ventana indiscreta

Del calendario a las agendas (¿Dónde quedó mi futuro?) Por Jesús de León Foto: Archivo

C

uando pensaba que la era de la iconografía ingenua y su optimista demagogia cívica había quedado atrás, en esa remota época en que yo hacía los honores a la bandera en el patio de mi escuela y dedicaba mi tiempo libre a espiar por un agujerito a las clientas de mi mamá (perdónalos, señor, no saben lo que hacen; aunque sí lo que ven) me topo ahora, ya en la madurez, con un sucedáneo de aquellos ingenuos calendarios: las agendas. He aquí otra metamorfosis difí-

cil de explicar. Una agenda era en su origen una libretita forrada en cuero o en plástico, más pequeña que un cuaderno escolar común y corriente, que comprábamos en las papelerías y que era una especie de calendario con espacios suficientes para marcar fechas importantes y consignar datos sobre personas con las que teníamos que tratar más por razones de trabajo que por vínculos amistosos. Así iban las cosas hasta que alguien, no sé quién y espero que por su propio bien no me entere, tuvo un día la peregrina idea de utilizar las agendas como vehículo publicitario o propagandístico, como antaño sucedía con los calendarios, sólo

que ahora quienes se promueven no son las tiendas de abarrotes, las boticas o las ferreterías, sino los municipios, las dependencias gubernamentales y algunas asociaciones de la iniciativa privada. Resultado: las imágenes cívicamente edificantes y optimistas han vuelto, pero ahora en fotografías a color y manejando una significativa variante con respecto al discurso gráfico del que se valían en la época del desarrollo estabilizador. Antes se cantaba al brillante futuro de la patria; ahora, sobre todo con el pretexto del bicentenario, se rinde homenaje a nuestro “glorioso pasado”. Me acuerdo de aquellos almanaques y veo las ac-

tuales agendas y me digo: “¿Me habré perdido de algo?”. No recuerdo que se haya exaltado todavía la excelencia del glorioso presente de la patria. ¿O acaso ese año no me regalaron calendario? ¿Para qué quiero yo una agenda? No anoto citas ni pendientes (porque vivo al día) ni los datos de nadie: casi no tengo amigos y nada más cuento con un pariente a quien le hablo. Ustedes me preguntarán entonces: “¿Qué haces con las agendas?”. Pues las uso para escribir los borradores de mis relatos. Es decir, ya que no me ofrecieron un presente mejor, me lo invento yo solo. Gracias. Por nada.

VANGUARDIa Lunes 25 de enero de 2010 / www.semanariocoahuila.com

Semanario

7


los huérfanos de la guerra Ningún discurso les alcanzaría para comprender la pérdida de sus padres. De la noche a la mañana los albergues se convirtieron en sus hogares y desde ahí dibujan un México mejor P o r REDACCIÓN

S

on niños de padres que perdieron la vida en la guerra contra el narcotráfico. Son también niños de padres que viven en la cárcel porque los atraparon presuntamente traficando droga. Son también hijos de policías o militares que cayeron. Son también niños de padres que estuvieron en el lugar equivocado y fueron destinatarios de una bala que no era para ellos. De acuerdo a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), unos 610 niños y adolescentes murieron entre diciembre

de 2006 a marzo de 2009 en México por la violencia del narcotráfico y tres mil 700 quedaron huérfanos. De los 610 niños fallecidos, 427 habían sido reclutados por el crimen organizado y 110 murieron de manera fortuita en el fuego cruzado. La cifra engloba desde bebés de dos meses hasta jóvenes de 16 años. Si bien no hay cifras oficiales de las familias que se han desintegrado en La Laguna a raíz de actos de violencia, es común encontrar en los albergues de la región a estos niños que pese a todo lo que han perdido no dejan de soñar.

Lunes 25 de enero de 2010 VANGUARDIA 9


‘QUIERO SER DOCTORA’

Me dijo que muy pronto iba a salir, para estar con nosotros. Le iban a dar 10 años pero al parecer le van a quitar cinco” Margarita, 13 años

10 VANGUARDIA Lunes 25 de enero de 2010

El papá de Margarita es uno de los mil 200 internos de baja peligrosidad que el 15 de diciembre pasado fueron trasladados de penales estatales del país, a la colonia penal federal conocida como Islas Marías, a las costas de Nayarit. Margarita tiene 13 años, tres de ellos viviendo en el albergue del Padre Manuelito, albergue para niños de padres que están en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Torreón, Coahuila. También están ahí sus dos hermanos menores, de nueve y ocho años. Ellos junto con Margarita dejaron hace cinco años la ciudad de Querétaro para vivir en Torreón luego de que su mamá recibiera una llamada. La noticia fue que su esposo, padre de los niños, había sido aprehendido y estaba en la cárcel de Torreón. Nadie de la familia, dice Margarita, le ha explicado por qué. Desde entonces Margarita ha convivido con otros niños con padres parecidos: 20 de los 36 niños que se hallan en el albergue

del Padre Manuelito, tienen a sus padres presos por delitos contra la salud. Margarita es una niña sencilla, tímida y de voz suave. Su cabellera es larga y sus ojos son tan grandes como sus sueños. Mientras frota constantemente sus manos y las hace nudos, confiesa con una sonrisa que cuando sea “grande” quiere ser doctora o enfermera. “Quiero terminar de estudiar para hacer la carrera de doctora”. A pesar de que su vida dio un giro sorpresivo, Margarita le ha tomado cariño a Torreón, y es que es la ciudad que la mantiene cerca de su papá: “Me dijo que muy pronto iba a salir, para estar con nosotros. Le iban a dar 10 años pero al parecer le van a quitar cinco”, narra contenta. Los días de Margarita consisten en vivir y estudiar en el albergue de lunes a viernes y los fines de semana ir de paseo con su mamá, que actualmente se encuentra desempleada. Cuenta que todos los viernes sin falta pasa por ella y por sus hermanos para llevarlos

a La Alameda a comer un elote o una nieve de vainilla. A quien también extraña es a su papá: “Me dijo que muy pronto iba a salir, para que estuviera con nosotros”, cuenta Margarita. - ¿Qué te gusta hacer aquí? - Jugar, convivir con los niños.

‘QUIERO SER ABOGADO’

Según la directora del albergue del Padre Manuelito, Isabel Gándara, el 40 por ciento de los niños provienen de ciudades como Querétaro, Distrito Federal, Chihuahua, Tampico o Durango; pero sus papás fueron capturados por estos rumbos y sus esposas –mamás de los niños-, optaron por estar cerca de ellos mientras los procesan. - ¿Qué hacen las mamás?, pregunto a la directora. - Las que mejor les va tienen trabajo estable en alguna maquila. Las que no, son trabajadoras eventuales o empleadas domésticas. En lo que pueden. - ¿Cómo llegan en general los niños?


- Con mucho descuido. Sin ningún estudio o muy atrasados, muchos problemas de salud. Con mucha desnutrición. Se les nota en el hambre que traen, sin ropa. - ¿Cómo se trabaja con los niños? - Ellos están conscientes de por qué están aquí. Van a visitar a sus papás. Hay niños de familias enteras que se dedican a lo mismo. Isabel Gándara explica que tratan de cortar la cadenita porque comenta que sí hay casos de niños que traen la mentalidad de ser como sus padres: “Nos dicen, ‘yo quiero ser como mi papá para traer un camionetón o tener mi propia banda’. Tratamos de enseñarles otro modo de vida, de poder tener lo que quieras sin hacer lo mismo. Tenemos que mostrarles otro estilo de vida”. Pero también está esa cara sensible, como la de Rogelio quien quiere ser abogado para ayudar a sacar a los presos de la cárcel. Su papá está en el Cereso de Torreón por presunta posesión y venta de droga o de “pastillas”, como dice el propio Rogelio, 11 años apenas. “… Porque vendía pastillas y tenía un grupo y las pastillas eran para el grupo. Le dijeron que no sé cuántos años se iba a quedar. Ya va a cumplir los dos años. Yo estaba en la casa cuando llegaron los afis y dijeron eso. Entraron a la casa y me apuntaron a mi hermana y a mí. Lo agarraron. Mi mamá estaba embarazada de un hermano chico que tengo, somos cinco hermanos. Dos más grandes que yo. Tengo 11 años”, cuenta Rogelio con la inocencia guardada en los bolsillos, ahí donde esconde sus manitas mientras me lo cuenta. Ese día su madrastra estaba preparando la comida cuando un grupo policíaco entró a su casa en Torreón, “me asusté, y mi hermana también”, dice Rogelio mientras columpia sus piernas. La naturalidad con la que habla Rogelio la explica la psicóloga Manuela Domínguez Cueto, quien dice que pese a la impresión fuerte que viven, empiezan a ver normal esas acciones: “Cuando lo ven natural es el problema”, dice la especialista. - ¿Y qué te dijo tu papá?, regreso con Rogelio. - Que fue el licenciado pero que no le ha dicho nada. Rogelio se refiere al jueves pasado, cuando visitó en la cárcel a su papá. Cada jueves lo visita junto con otra hermana que vive con

él en el albergue. Y algunos fines de semana y en las vacaciones se va con sus abuelos. - ¿Tu papá a qué se dedicaba? - Mi papá nomás se dedicaba a tomar cuando venían mis tíos. - ¿Qué quieres ser de grande? - Yo quiero ser licenciado, para sacar gente del Cereso. - ¿Eres travieso? - A veces sí soy travieso, me gustan los juguetes. Un día rompí un vidrio en la escuela.

“APARECIÓ MUERTO”

Isabel vive de lunes a viernes en el albergue la Divina Providencia. Llegó ahí porque un día su papá le dijo a su esposa que cuando ya no pudiera, metiera a la niña a una casa hogar. Ese día llegó después de que el papá fue levantado y hallado muerto, estrangulado y torturado en Ciudad Juárez, Chihuahua, la ciudad más violenta del mundo, según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal. La niña tiene apenas un mes en el albergue. Tiene 13 años. A los dos años emigró de Ciudad Juárez junto con sus papás porque la cosa ya estaba fea. Llegaron a Torreón pero aún es fecha que Isabel se pregunta por qué su padre se quiso regresar. La niña cuenta que su padre se dedicaba a vender dulces y cuidar carros y que un día una persona le pidió cuidar una camioneta. Su papá, dice la niña, le comentó al señor que la trajera para echarle el ojo. Su papá se fue a almorzar y en el camino lo ‘levantaron’. “Apareció muerto, lo amarraron con una bolsa de basura, con un cinto y lo puntearon en el cuello con un cuchillo”, narra la niña, que se enteró de la muerte de su padre por los diarios de la ciudad, porque su madre no le quiso decir. “Dicen que en Juárez hay mucha violencia y que aunque uno no haga nada se lo llevan…”, narra lsabel. Ella y su madre, quien ahora se dedica a repartir volantes para ganarse unos pesos, viajaron de Torreón a Juárez para encontrarse con el cuerpo. El señor tenía un par de días que había regresado a Juárez de visitar a la familia en Torreón. “Cuando me dijeron me tiré al piso, me agarré los pelos, lloré mucho. Batallamos mucho para que nos lo dieran; le robaron su credencial, su acta de de naci-

Apareció muerto, lo amarraron con una bolsa de basura, con un cinto y lo puntearon en el cuello con un cuchillo” Isabel, de 13 años, leyó la nota de la muerte de su padre en los diarios de Ciudad Juárez.

Lunes 25 de enero de 2010 VANGUARDIA 11


miento. En el periódico decían que era recogedor de botes pero no”, agrega la niña con la serenidad de una mujer madura. Pero cuando se le pregunta a Isabel cómo era su papá, el primer recuerdo que le sale es el siguiente: “Sí le gustaba tomar, pero no así que tú digas que muy drogadicto, los fines de semana se tomaba sus cervezas”. Luego invadida por la nostalgia dice: “Extraño mucho a mi papá, era muy padre, me llevaba a muchas partes. Me cuidaba mucho, apenas le decía que me dolía algo y me llevaba a la farmacia. Lloro a veces por él”. Su mamá la animó y le dijo que saldrán adelante y que la apoyara no teniendo novio hasta los 20 años. Pero a Isabel le gusta un niño del barrio que se llama Jaime y comenta que ya son novios, pero su mamá no lo sabe. “Sí le quiero decir porque le estoy echando mentiras”, adelanta. Es hija única y le gustaría tener hermanitos, pero también lo duda: “A veces salen algunos padrastros que violan a sus hijos y yo no tengo confianza. Mi mamá me dice que no va a tener otro, que mi papá es el primero”. Es la imagen que tiene Isabel. De grande Isabel quisiera ser doctora para curar a los enfermos y salir adelante. Le gusta la escuela y por momentos, dice, quiere ser policía, “aunque hay mucho peligro”, comenta. Pero su meta es clara: triunfar y hacer lo necesario para ser doctora. Cuando vivía su padre, éste le decía a su esposa que no metiera a la niña, a Isabel, a un albergue hasta que les hiciera falta, “cuando no puedas con ella la metes, mientras esté yo, no”, le decía. Ese día llegó hace tres meses. Ahora, si le preguntan a Isabel qué piensa de toda la violencia en las calles, ella contestará que le asusta todo.

Está en la cárcel porque le sembraron droga… dijeron que tenía una pistola de fuego y le echaron la culpa. También decían que tenía una camioneta”. Luis, 6 años

12 VANGUARDIA Lunes 25 de enero de 2010

‘QUIERO SER POLICÍA”

En el albergue La Divina Providencia, enclavado en la colonia Miguel Hidalgo, atrás del sector Alianza de Torreón, han visto disminuir el número de niños dentro del lugar. La razón: los papás optaron por cambiarlos de lugar a causa de las balaceras que se dan a la redonda. Marta Estela Ramos, encargada del lugar, cuenta que la capacidad del recinto es para 50 niños, pero que de año y medio a la fecha, los padres de los niños decidieron sacarlos de ese albergue. Actualmente hay 30 niños.

La encargada explica el fenómeno: “De repente sí se escuchan balaceras. Aunque aquí no ha pasado nada. Nos respetan, saben a qué nos dedicamos o tienen conciencia”. Es común, dice Marta Estela Ramos, ver pasar las patrullas del Ejército, de los federales. “Eso asusta a las familias y se los llevan. Los cambian a otra casa hogar más segura”, dice. Pero a ella no le asustó cuando hace semanas le iban a llevar dos niños que, contaban, eran hijos de un distribuidor de droga. Alguien le pidió que los aceptara y ella respondió que sí: “Ellos no son los distribuidores”, contestó; “y si vienen a buscar a los niños”, le volvieron a insistir; “ya Dios dirá”, terminó el diálogo. Al final no los llevaron porque al parecer se mudaron de ciudad. Marta Estela Ramos también ha notado cambios interesantes en los niños: ya no juegan a policías y ladrones, sino a delincuentes y federales. Antes escuchaban una balacera y se protegían, se escondían o se ponían a rezar; ahora, menciona, ya se están acostumbrando y no hacen lo que antes. “Es muy preocupante; además de la violencia en la familia, la muerte y la agresión ya se vuelve común. A los que hacen regalos de Navidad ya les pedimos que no regalaran pistolas ni rifles de juguetes”, comenta Marta Estela Ramos. Pero quien recibía esos regalos era Luis. Su papá, interno del Cereso de Torreón por supuesta posesión de droga, solía regalarle a Luis pistolas de juguete y de bolijas, como le dicen los niños a las bolitas verdes que caen de los árboles. De hecho, el niño que apenas tiene seis años apenas hila más de tres palabras pero nos habla de sus aventuras con su padre, cuando se iban a cazar conejos y pájaros o cuando jugaban al tiro al blanco poniendo botes sobre una barda o cuando su padre le enseñó a manejar pistolas: “Nomás quitas el cargador pa´ cambiar”, explica y apunta como si estuviera jugando. También se suelta cuando cuenta el por qué su papá está preso: “Está en la cárcel porque le sembraron droga… dijeron que tenía una pistola de fuego y le echaron la culpa. También decían que tenía una camioneta”. - ¿Quién le echó la culpa?, preguntamos a Luis. - Un señor que vende droga.


- ¿Quién te dijo eso? - Oí decirlo a mi mamá. Dice que quiere ser policía para encarcelar a los que roban oro y dinero y también porque sólo necesita caminar unos metros para llegar al Cereso y encontrarse con policías. “Ya me dan mi uniforme y mi pistola”.

PIDEN ATACAR DE RAÍZ

Para el sociólogo José Luz Ornelas, la guerra contra el narco no sólo afecta a los niños. “Este problema afecta a la sociedad, porque muchos de los que van ingresando a esa actividad es porque no hay alternativas de trabajo. Afecta a la sociedad en su conjunto, porque estas medidas que se han tomado de buenas a primeras de intercambiar disparos en las calles, representa un problema muy serio. El miedo se extiende”, comenta. Ahonda en que el tráfico de drogas siempre ha existido internacionalmente pero que esta “guerra” exacerbó la situación de hoy. Dice que actualmente se halla una sociedad dependiente de las drogas, pues existen miles de consumidores. “Es un problema muy grave. La gran situación es que se lanzó una guerra sin tener claridad a quién se atacaba. Esta guerra no calculó la profundidad”, opina el también coordinador de la carrera de Sociología en la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC). Y aunque considera que faltan años para que esta sociedad mexicana “se acostumbre” a los tiempos de violencia; lo que sí se ha conseguido, resalta, es un clima de temor. Sobre las nuevas generaciones que están creciendo con este contexto, Luz Ornelas establece que es necesario tomar medidas estructurales, es decir, cambiar el modelo económico neoliberal. “Si no se cambia, entonces las condiciones que privan ahorita seguirán privando y los niños crecerán en un ambiente donde no hay empleos, alternativas de crecimiento, educación y entonces se vuelven vulnerables los niños”, lanza. Entonces, prosigue el especialista, si no se logran condiciones de empleo, de educación y crecimiento, surge un desencanto, un desengaño que lleva, en muchas ocasiones, explica, a violentar las reglas de convivencia. “La escuela nos va permitiendo reflexionar mejor, qué hacen unos y qué hacen otros, cuál es

mi papel, pero si no existe esa oportunidad es un problema muy serio”, menciona el sociólogo. Por lo cual, el inconveniente, explica José Luz Ornelas, es si la sociedad invierte los papeles de la cultura: es decir, el bueno es el que se dedica al narco y el malo el que lo combate. El especialista ejemplifica: los narcotraficantes que se vuelven benefactores de una sociedad: dan empleo, limosnas, construyen plazas, etcétera. “El problema es cuando se ve bien lo que es malo”, dice Luz Ornelas. Subraya el sociólogo: “Los gobiernos deben dar otra alternativa a la sociedad para que el niño diga ‘no yo mejor me pongo a estudiar’, porque si no el niño ve que esos que dicen que son los malos, de alguna manera ayudan”. En ese sentido habrá que medir, según José Luz Ornelas, la influencia hacia los llamados huérfanos del narco; pues a decir del especialista, en teoría no deberían diferenciarse de los niños que quedan huérfanos en otras circunstancias o por divorcios. Para el sociólogo habría que preocuparse cuando los niños de hijos delincuentes, quieren ser como sus papás. En eso ahonda Manuela Domínguez Cueto, psicóloga del albergue Padre Manuelito, quien platica que muchos de los niños, cuyos padres están en el Cereso por delitos contra la salud, ven como algo natural, como parte de su vida el contexto en el que están viviendo, pues cuenta casos donde incluso toda la familia de un niño (abuela, tíos, primos, hermanos) se dedican a eso. “Tuvimos hace tiempo tres hermanos y uno de ellos lo veía como algo normal, admirando las pandillas, diciendo que quería ser jefe de una pandilla. Es ya un estilo de vida y así crecen. Hay niños que admiran mucho al papá, haya hecho lo que haya hecho. Es la imagen del papá como cualquier otra”, menciona la psicóloga. Sin embargo, Domínguez Cueto también agrega que sí hay niños que alcanzan a diferenciar lo malo. Otros papás que esconden a lo que se dedican y que es hasta que entran a la cárcel cuando por conversaciones, por otros niños o por el mismo padre, se enteran. Según la psicóloga, al niño entonces le afecta emocionalmente la ausencia del padre o la madre. Por eso la clave, según palabras de Manuela Domínguez, es hacer entender a los niños que existen otras maneras de vivir, que pueden hacer cosas diferentes.

Lunes 25 de enero de 2010 VANGUARDIA 13


VANGUARDIa Lunes 25 de enero de 2010 / www.semanariocoahuila.com

14

| Los menesteres del ocio

|| Por Miguel Agustín Perales

|| Por Alfredo García

1. La música de la ópera La dama de picas fue compuesta por … a) Modest Chaikovski; b) Aleksandr Borodin; c) Piotr Ilich Chaikovski; d) Modest Mussorgski.

Ah, qué tiempos. El presidente Álvaro Obregón fue asesinado el 17 de julio de 1928, en el restaurante La Bombilla, en la esquina de Insurgentes y Miguel Ángel de Quevedo (a cuatro cuadras de la actual librería Gandhi). Tres años después, el presidente Pascual Ortiz Rubio nacionalizó el predio donde se encontraba el restaurante, y construyó en él un monumento al político sonorense, rodeado de un amplio y bonito parque.

2. ‘La Luna es más útil que el Sol, porque sale de noche, cuando todo está oscuro. En cambio el Sol aparece durante el día, cuando todo está iluminado’. Es este un humorístico ejemplo de la falacia lógica llamada … a) falsa causa; b) anfibología; c)equívoco; d) petitio principii (prueba circular). 3. … es el sentido etimológico del sustantivo pijama. a) gorro de dormir; b) traje ritual; c) trajeinformal: d) prenda de pierna. 4. Uno de los factores de la serie que habría de hacer estallar la lucha independentista de México, fue el hecho de que a Napoleón Bonaparte le diera por tratar como marionetas a dos monarcas Borbones: … a) Fernando VII y Felipe III; b) Carlos IV y Fernando VII; c) Felipe III y Alfonso XII; d) Carlos IV y Alfonso XII.

5. En los inicios del siglo XX, un grupo de liberales, que, encabezado por…, pretendía refundar el Partido Liberal, fue reprimido por el gobierno porfirista. a) Francisco I. Madero; b) Camilo Arriaga; c) Ponciano Arriaga; d) José María Pino Suárez. 6. De acuerdo con la llamada Conjetura de …, todo número par mayor que 2 puede expresarse como la suma de dos números primos. a) Euler; b) Fibonacci; c) Hilbert; d) Goldbach 7. “A veces sentimos que lo que estamos haciendo es solo una gota en el océano. Pero si esa gota no estuviera en el océano, este sería menos por no tenerla”. Es esta una frase de ... a) Teresa de Calcuta; b) Carlos Fuentes; c) Rosario Castellanos; d) Juan Pablo II. 8. Varita de nardo es una canción de … a) Ferrusquilla; b) Tata Nacho; c) Joaquín Pardavé; d) Chucho Monge.

Feminismos. Algunas de las primeras feministas egipcias nacieron, crecieron y vivieron en harenes, durante la época de la dominación turca. Allí disponían de una envidiable privacidad y de una gran libertad para dialogar y cultivarse. De hecho, los harenes fueron importantes centros de gestión política en ese tiempo; por su cercanía a la corte turca, funcionaban como un pequeño estado dentro del Estado, y eran de hecho un nido de intrigas, chismorreo y conspiraciones. Incrédulo lector. La vacuna contra la viruela era cotidianamente administrada en Turquía, con resultados satisfactorios, por lo menos sesenta años antes de que Pasteur iniciara sus experimentos con la inoculación. ¡Aunque usted no lo crea!

El cine y el Estado. “El cine alemán ha llegado a un punto en que debe realizar su deber para con el Estado. Debe tener influencia internacional. Debe convertirse en una guía espiritual del mundo. El cine alemán, en especial, tiene una misión mundial”. (Joseph Goebbels a los productores de cine germanos, New York Times, 6 de mayo de 1937 ) Simple duda. ¿Con qué autoridad moral la comunidad lésbica y gay acusa al clero mexicano de pederastia y abuso de menores? Orgías infantiles. Lourdes María, la hija mayor de Madonna, con apenas 13 años de edad, recibe 11 mil dólares por semana para cubrir sus gastos personales. La niña usa los productos de belleza más caros, tiene una estilista personal y acude a la escuela en limusina, según informó el periódico italiano La Repubblica. Así pues, Lourdes María redobla a Maddox, el hijo mayor de Angelina Jolie y Brad Pitt, quien recibe cinco mil dólares a la semana. Patricia y Walter, gemelos de Julia Roberts, reciben ocho mil dólares (no sabemos si a dúo o por cabeza); Suri, la hija de Tom Cruise y Katie Holmes, a sus tres años, dispone de mil euros semanales, aunque a esa edad ni siquiera conozca el significado del dinero

Respuestas: 1) c; 2) a; 3) d; 4) b, 5) b; 6) d; 7) a; 8) c.

Semanario

| Claro que ud. lo sabe

superméndez

El único superhéroe de Saltillo y la región (incluyendo Ramos)

Por J. Latapí


VIDEÓDROMO

Julie and Julia es una película desbalanceada, con una mitad deliciosa, y otra completamente desabrida

La dispareja Julie and Julia de Nora Ephron es en realidad dos películas en una. Lo malo es que mientras una de ellas es bastante divertida y ligera, gracias en parte a la formidable actuación de Meryl Streep, la otra es más bien neurótica y gris, y termina por cansarnos un poco. La cinta está basada en Julie and Julia: My Year of Cooking Dangerously, la biografía de Julie Powell (interpretada por Amy Adams), una trabajadora de gobierno a punto de cumplir treinta años que se encuentra frustrada con su vida, y motivada por su esposo, decide abrir un blog en donde narra su aventura de cocinar en un año las 524 recetas del famoso libro de cocina Mastering The Art of French Cooking, de la chef norteamericana Julia Child. La película contrasta la experiencia de Julie en la cocina y en su vida personal con los primeros años en París de la chef norteamericana, una mujer de una personalidad bur-

bujeante que en los 50’s se mudó a la capital francesa con su esposo burócrata (interpretado en la cinta por Stanley Tucci), donde se enamoró de la cocina francesa. Después de estudiar en la escuela de cocina Cordon Bleu, Child y dos de sus amigas escribieron un libro que introdujo la cocina francesa a los hogares de todo Estados Unidos, y que convirtió a la afamada chef en una personalidad de televisión no sólo por su talento en la cocina, sino por su alegría al preparar los alimentos y su cariño por la comida. La película es una historia de amor simbólica entre dos mujeres, y entrecorta fragmentos de sus vidas para descubrir los paralelos entre dos historias, con resultados dudosos. Por un lado, vemos como Julie, una escritora frustrada, “batalla” durante 10 horas en su vida laboral y social (y hace bastantes berrinches en el proceso), para luego llegar a casa e intentar cocinar algo del libro, mientras documenta todo en su blog, donde encuentra resguardo emocional con la atención que le ponen sus lectores cibernautas. Por el otro, conocemos la historia de la encantadora Child, una mujer que,

Semanario

en contra de todas las probabilidades de la época, se convirtió en una exitosa chef gracias a la dedicación, la pasión y a un optimismo desbordante, todo ambientado en un París de ensueño. Ahí estamos en el París de antaño con la excelente Meryl Streep, con su voz de pavorreal hiperactivo y su encanto, cuando de repente “corte”, y estamos de regreso a la vida gris y amargosa de Julie, y lo único que queremos es que regrese Meryl Streep. Ambas historias muestran ciertos paralelos, pero aún así, se sienten bastante disparejas. Sí, las dos descubren su propósito en la vida gracias a la comida, y las dos cuentan con esposos comprensivos que

Radar

las apoyan a seguir sus sueños, pero mientras que la historia de Julia Child es apasionante y divertida, la de Julie Powell es más bien exasperante y mucho muy cursi. La actriz Amy Adams se encuentra estancada en un papel difícil, y el carisma y fragilidad que ha mostrado en otros trabajos se ve eclipsado por un personaje que, al menos como está escrito no sólo cae pesado, sino que me pareció unidimensional y completamente narcisista. Mientras que Childs cocinaba por amor, Powell parece hacerlo sólo por atención y fama, y el resultado es una película desbalanceada, con una mitad deliciosa, y otra completamente desabrida.

Suena a…

Por Esteban Cárdenas

escardenas@vanguardia.com. mx

Kieran Hebden, mejor conocido por su nombre artístico Four Tet, lanza un LP en promedio cada cinco años. Esto es de entenderse, ya que el trabajo meticuloso y obsesivo que el músico inglés Four Tet dedica a cada una de sus pro• There Is Love In ducciones es verdaderamente You impresionante. Su último ma• 2009 terial contiene capas y capas sonoras ultra sofisticadas que se empalman y se desenredan sobre sí mismas, como en la excelente Cicling, una pieza que al principio asemeja algo extraído de un disco de Simon and Gafunkel, y termina en unos coros angelicales mezclados con unos sutiles sintetizadores al estilo de Giorgio Moroder que nos dejan boquiabiertos.

There Is Love In You es un regreso a la música electrónica tranquila, etérea y abstracta del Rounds (2003), el excelente álbum que lo dio a conocer y que, en proporción, se volvió un objeto de culto entre los admiradores de la música electrónica y experimental. Hebden, con su particular estilo de música electrónica que combina sonidos de folk y jazz con melodías orgánicas y sampleos deconstruidos, por alguna razón es favorito de Thom Yorke de Radiohead, entre otros, y ahora estilísticamente está de regreso a sus orígenes con un excelente disco de electrónica que debe ser escuchado varias veces para procesarse entero. Destacan los nueve extáticos minutos del primer sencillo Love Cry, y la burbujeante Sing, una pieza que toma influencias de dubstep y hip-hop, y la excelente She Just Likes to Fight, una pieza de post-rock que cierra el disco con un climax optimista y cerebral.

Boards of Canada • Music Has The Right to Children • 1998 Prefuse 73 • One Word Extinguisher • 2003

The Books The Lemon of Pink • 2003 •

VANGUARDIa Lunes 25 de enero de 2010 / www.semanariocoahuila.com

Nora Ephron • 2009

Por Esteban Cárdenas

15


16 VANGUARDIA Lunes 25 de enero de 2010

Semanario: Los huerfanos de la guerra  

En los últimos tres años más de 3 mil 700 niños se quedaron sin hogar en México a consecuencia de que sus padres cayeron en actos violentos....