Page 1

VANGUARDIA | lunes 11 de mayo de 2009 | No.170 | www.semanariocoahuila.com

Periodismo de investigación

Niñas y mamás

Uno de cada cuatro partos en Coahuila es de adolescentes que cambiaron sus mochilas por pañaleras. Papás, maestros y legisladores tienen la responsabilidad en sus manos


 VANGUARDIA Lunes 11 de mayo de 2009


La fauna

en un dos por tres Por Alfredo García

Echar al vuelo las campañas

2.

No sabemos hasta qué punto funcionará la Internet en este año electoral. La gente está acostumbrada a comprar en la red música pop, películas, libros, regalos, citas amorosas, pornografía, pero no política. No compra partidos políticos, ni antiguos como el PRI ni nuevos como el Partido Socialdemócrata. Compraría en todo caso, impactada por el look y la destreza verbal, a candidatos jóvenes, bien parecidos, simpáticos. Y hasta quizá abonaría algunos pesos a sus campañas, en un país no acostumbrado al financiamiento privado de los actos políticos.

3.

La violencia y la ira de que hicieron gala el PAN y el PRD en la pasada elección no podrá repetirse. No en balde son estos dos los partidos extremistas de México, que abrigan en su seno a grupos radicales, intolerantes y antidemocráticos, del tipo del Yunque y del EPR. La gente espera, pensamos, un discurso sólido pero tolerante, experimentado, que infunda seguridad y que se muestre abierto a ideas nuevas. El candidato y el partido, antiguo o nuevo, que se muestre receptivo hacia la sensibilidad de la gente, en un año de recesión económica, de criminalidad desatada y de pandemias internacionales, será el que resulte favorecido en las urnas.

| Diccionario del diablo

Semanario

Ilustración: Francisco López

Humanidad, s. La raza humana en su conjunto, con excepción de los poetas antropoides..

CENTAVEANDO Cada semana diversas personalidades te dirán cómo hacer rendir tu dinero

1.

Hay una regla de oro que me dio mi madre y que me ha dado buen resultado en la vida y es ‘no compres cuando no tengas dinero o no tengas posibilidades de pagar’, porque tener deudas a mí de veras que me tiene el espíritu en constante angustia, yo no sé deber. Haz prioridades de lo que requieres y no compres cosas innecesarias

2.

Esther Quintana Salinas. Diputada del PAN.

3.

No desperdicies nada. También es otra regla de mi madre. Todo tiene un uso. Por darle un ejemplo, las sobras de las comidas yo las junto y un viernes hago taquitos con las diferentes cosas que me quedaron de la semana

4.

Procura ver listas de ofertas, pero de las ofertas compra lo

que sea necesario, porque a veces las ofertas son ganchos para que compres más cosas. Aprovéchalas bien.

5.

Aprovecha al máximo las cosas, hablo de los zapatos, de la ropa, de los productos que no son perecederos, aprovéchalos al máximo.

LA LICUADORA

Nadie es homogéneo, análogo, todos son una mezcla de… Una pizquita genética de fulanito, otra de menganito y una cucharadita de perenganito. Si no lo crees, ve cómo metes en una licuadora un tantito de éste, más del otro y un puñito de aquél, y luego verás quién sale:

Kate Walsh

La Güereja

Sissy Spacek

Tomy Vives

VANGUARDIa Lunes 11 de mayo de 2009 / www.semanariocoahuila.com

1.

A final de cuentas, los partidos sólo perdieron tres días de campaña: aún están a tiempo para recuperarlos, para arrancar con nuevos bríos. Deberán hacerlo también con sensatez, con palabras mesuradas, en las que brille la tolerancia y el sentido común. El país acaba de salir de una campaña de miedo, armada esta vez sobre un argumento sanitario, y no tolerará el bombardeo entre candidatos y partidos, la saña, la violencia verbal, la mala leche ideológica, el maquiavelismo de bolsillo. Las tácticas de Fouché y de Goebbels están contraindicadas en esta ocasión.




Damas y caballeros

Esperando a Beckett



VANGUARDIa Lunes 11 de mayo de 2009 / www.semanariocoahuila.com

Semanario

Las fotografías en el invierno de su vida, muestran un hombre ajado por el paso del tiempo. De rostro afilado y curtido por surcos que marcaban su angulosa cara, Becket no refleja emoción alguna.

Por Jesús R. Cedillo

E

scribir es someterse al juicio de sí mismo”, decía Ibsen. Escribir llega a ser un proceso tan complicado o sencillo y sin contradicción de por medio y se detesta o se celebra, según los vicios y/o virtudes del escritor en turno. Cada escritor tiene entonces su rito secreto, su ceremonia al hacerlo; muchas ocasiones se tienen herramientas o elementos a simple vista extraños, pero indispensables para el trabajo de creación artística. ¿Qué resortes secretos, ocultos, hacen detonar la imaginación creadora del escritor? ¿Cuál es el mejor afrodisíaco para escribir la página perfecta, el poema memorable o la novela inmortal? Recordemos que el Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, no se sienta a escribir si no tiene una rosa amarilla, fresca y recién cortada sobre su es-

critorio. Otro Nobel, Samuel Beckett (13 de abril de 1906-22 de diciembre de 1989), sólo utilizaba papel, lápiz y se sentaba en su escritorio, el cual tenía de frente a una pared… inmaculadamente blanca. El color (si es que al tono blanco se le puede nombrar como un “color”) blanco es ensordecedor y en el escritor irlandés, del cual se cumplen 20 años de su muerte, provocaba la creación literaria que al final de sus días y de su obra, llegó al límite y al filo del silencio. ¿Por qué veía una pared inmaculadamente blanca y ésta provocaba las palabras que luego nutrirían sus obras de teatro, absurdas y geniales? Sólo él lo sabe. Se cuenta que antes de morir, Beckett eligió la lápida de mármol para su tumba. Al preguntársele sobre el color a elegir, el Nobel de 1969 habría espetado lacónicamente: “De cualquier color, siempre que sea gris.” Ocho años antes de morir, en

1981, concedió una escueta entrevista a un obstinado reportero mexicano que lo fue a acosar a París, Francia. Luego de varias estratagemas e intentos fallidos, Fernando de Ita logra hablar –hubo más silencios que palabras, dice en el cuerpo de la entrevista– con el autor vivo más importante del siglo XX en Europa, Samuel Beckett. El escritor irlandés, en ese entonces de 76 años, despacha al reportero mientras toma dos whiskys con agua, le receta algunas frases impecables y aboga por no escribir más. La serpiente se muerde la cola: al hablar con el reportero mexicano, Beckett había dicho más que en sus últimas tres obras de teatro. Lea si no lo siguiente el avispado lector: “Come and go”, es una pieza teatral que apenas dura unos minutos y tiene 121 palabras. En “Play” desaparecen los personajes humanos como tales, son sólo tres cabezas y éstas “hablan” cuando una luz se enciende frente a ellas. El los últimos trabajos de Beckett ya no hubo diálogos, ni acción y al parecer, ni siquiera la presencia de un ser humano. De Ita preguntó de todo esto al escritor y Beckett respondió al inquisidor mexicano: “Hace muchos años comencé a escribir procurando alejarme lo más posible de construir una obra que tuviera eso que los críticos llaman estilo. Entonces sentía la necesidad, la responsabilidad de darle al cuerpo vacío. Hoy por fin, creo haber logrado mostrar que lo único real es la nada.” Teatro del absurdo, se le llamó a lo anterior. Las fotografías en el invierno de su vida, muestran un hombre ajado por el paso del tiempo. De rostro afilado y curtido por surcos que marcaban su angulosa cara, Beckett

Escribir es un tormento. Hacerlo para los demás sería como tener un dolor de muelas para que otros padezcan la misma pena.” Samuel Becket no refleja emoción alguna. Refugiado en su “rostro de palo”, como le definió De Ita en aquella entrevista de 1981, al dramaturgo se le ve serio, casi ausente del mundo que le rodea. Lento, apaga una colilla de cigarro; una taza de café o té, acaso, se muestra como única decoración en algún bistró parisino. El escritor moriría de enfisema pulmonar a los 83 años. Años suficientes para dejar una obra artística inconmensurable y de proporciones centáuricas. Ante al acoso y lluvia de preguntas del reportero mexicano Fernando de Ita, Beckett le espetaría: “Escribir es un tormento. Hacerlo para los demás sería como tener un dolor de muelas para que otros padezcan la misma pena. Entiende que uno no escribe por gusto. Menos aún cuando no se quiere decir nada. Hace años que yo escribo con la esperanza de dejar de escribir. De ya no capturar más que el silencio...” Samuel Beckett ha creado una serie de personajes marginales, recluidos en sí mismos; personajes hieráticos, ensimismados en su propio silencio, en una espera larga, acaso tediosa y eterna. El absurdo de esperar siempre a Godot... y no, jamás llega.


Lunes 11 de mayo de 2009 VANGUARDIA 


| Yo,la peordetodas

Escríbele a: lapeordetodas@vanguardia.com.mx

|| Por Violetta Hetaira

Putas Inc.



VANGUARDIa Lunes 11 de mayo de 2009 / www.semanariocoahuila.com

Semanario

E

n la Grecia clásica, donde la mujer era considerada el “receptáculo que albergaba el hijo del hombre”, las familias que no habían podido casar a alguna de sus hijas, obligaban a éstas a ejercer la prostitución como una vía de ingresos posible. En la Edad Media, se consideraba necesario “sacrificar a una parte de las mujeres para salvar a la otra de la suciedad del deseo”. Y es con el surgimiento del capitalismo donde aparece el concepto de “trabajadora del sexo” para denominar a una persona que ejerce la prostitución. En la actualidad, o para ser más especifica, en Saltillo, sólo necesitas leer los anuncios clasificados de los periódicos locales algo que adorne

así: “Chica atractiva, amplio criterio, excelentes ingresos”, y miren que últimamente eso de sondear el mercado se me da bastante. Y bueno, quién dice que la mayoría de las mujeres que deciden estar en el negocio no tienen esa entrada al medio, primero los proxenetas y después la individualidad, algo que indique que ya subieron de nivel. De ser esclavas del 50% de las ganancias, se liberan y pasan a ser dueñas de todo su dinerito. ¿Sabían que los tipos con sus anuncios clasificados deciden repartir las ganancias a la mitad?. ¡Qué infames! y sólo por funcionar como taxis de medio tiempo. Como si ellos estuvieran aguantando a gente que no conocen y que no saben en qué condiciones sicotrópicas estarán, bueno además de etílicas.

En la Edad Media, se consideraba necesario sacrificar a una parte de las mujeres para salvar a la otra de la suciedad del deseo”. La ventaja de las Hetairas es que no lidiamos con estos coyotes. Al menos no corremos riesgos, o no tantos como los que tiene alguien que se contacta por el periódico. No sabes con quien vas, quién es o si será un depravado (en todo caso ese sería el menor de los problemas). La mejor forma de librarse de la tentación…. Es caer en ella!!! Prefiero el anuncio clasificado de los teléfonos celulares de mis amores.

| Ménage à trois

Únete al trío y opina en: http://untriodetres.blogspot.com/

¿Pandemia o complot? Ella dice: Después de escuchar a toda hora sobre la influenza humana, los contagios, cubrebocas –que ahora son los objetos más deseados en México– y geles antibacteriales imposibles de hallar. No falta quien asegure que este virus fue creado por el G20; las farmacéuticas trasnacionales; una raza alienígena; un grupo radical de musulmanes en contra de la carne de cerdo; o, por qué no, todo lo anterior a la vez. Pero lo peor no es toda esta alienación que pulula libre en Internet, sino las reacciones de una sociedad acostumbrada al apapacho. ¿A poco no sienten feo cuando su amiga las mira con sorna cuando se niegan a darle un beso?, ¿y qué tal los comentarios burlones hacia quienes usan cubrebocas? ¿Esta contingencia sanitaria será capaz de impedir el amor libre en las salas de cine? Dudas, muchas dudas ha sembrado la pandemia, ¿de verdad seremos capaces de olvidarnos de los abrazos, los besos, los roces y todo intercambio de fluidos corporales con esos adorables cuasiextraños que conocemos en fiestas, antros y oficinas? No sé, pero todavía no me resigno. Gay dice: Con tal de echarle la culpa al Play Mobile que tenemos como Presidente, la teoría que más brilló en Saltillo acerca de la Influenza, versó en que el virus no era más que un “compló”. Fue así que los antros cómodamente abrieron sus puertas hasta altas horas de la madrugada. El Divas a reventar y El Divino con gente, que ya es ventaja. El caso es que toda la comunidad lésbico gay de la ciudad se divirtió a sus anchas. Al contrario de las recomendaciones para prevenir el contagio, el ambiente estuvo lleno de besos, abrazos y apapachos. Virus

Dicen que tres cabezas piensan mejor que una... ¿será?

por aquí y virus por allá y el joterío baile que baile. “A los gays nos abrieron los antros para que nos ataque el virus y nos cargue el payaso y todo porque el gobierno está emperrado porque le hicimos el fuchi a su cacareada Ley de Convivencia”, dijo mi comadre entre copa y copa. Le dije que no fuera tan paranoica, que ni en el mundo nos hacían. “Pues no, porque somos bien agachonas” me dice, “y eso que todos los días vivimos con un virus más mortal y más peligroso: la homofobia, ¡ésa sí es una peste y no nos andamos escondiendo¡”. Él dice: ¡Madurez porfavor! la influenza porcina está en 24 países, creo que sobra discutir si es o no una pandemia. Creo que lo que más tengo claro entre tanta desinformación -o debería decir deformación- es que el virus existe y no hay que tomárselo a la ligera. Esta última semana llegaron a mi correo una serie de teorías surrealistas que nos evidenciaron ante el mundo como un pueblo mágico-paranoico-ignorante, sujeto a ser manipulado fácilmente por cualquier fuerza terrenal o sobrenatural. Si México fuera el chivo expiatorio para aplicar la teoría del shock mientras el mundo se replantea el modelo económico de libre mercado, acepto que sería el escenario perfecto. Pero no seamos paranoicos, esto no es un compló, es un virus que exhibe nuestro precario sistema de salud y pone en evidencia un retraso científico irreversible. Y si seguimos con este cuento, leamos el cuento de Gabriel García Márquez llamado “Algo muy malo va a suceder en el pueblo”, donde el presentimiento de una mujer pone en pánico a todos los habitantes hasta que salen huyendo y efectivamente, algo muy malo sucede en el pueblo.


La ventana indiscreta

Del desierto,

la muerte y el diablo Por Jesús de León Foto: Miguel Sierra

A

hora que el miedo parece estar tan de moda en las películas, en los noticieros y en la vida cotidiana, convendría hacer una importante distinción entre esa retórica del miedo que vemos en la televisión y el cine y nuestra experiencia personal. ¿A qué tenemos miedo realmente? ¿Tenemos miedo a morir? ¿Miedo a sufrir? ¿Miedo a perderlo todo? ¿Tememos lo imprevisible? ¿A lo innombrable? Después de formularnos estas preguntas, descubrimos que la retórica del miedo, tal y como la manejan Hollywood y algunas recientes películas del cine mexicano, parte de un concepto hasta cierto punto mediocre: el miedo a perder la seguridad y la comodidad, a salirnos de aquellos ambientes y de aquellas

reglas que dominábamos a la perfección y ya no poder recuperarlos. Ese concepto más bien puritano y anglosajón resulta un tanto pueril para una cultura como la mexicana, tan acostumbrada al culto a los muertos y a la muerte misma. Todas esas terroríficas amenazas que ponen a los gringos histéricos y hasta paranoicos, sólo exaltan en los mexicanos el sentimiento de fatalidad y la conciencia de lo inevitable, como lo prueban, en esta fotografía de un cementerio de la región, el cielo azul limpísimo, cruzado por algo que puede ser nubes o rayos del ocaso o del amanecer. Y para acentuar esa sensación de tiempo detenido en la eternidad, está por un lado el izotal y, en el centro, tapando el sol, un árbol de fronda engañosamente verde, en contraste con la resequedad del pasto. ¿Y qué me dicen de lo apacibles que se ven las tumbas? Dos están recién pintadas de azul, como si alguien se dispusiera a vivir en ellas.

Este bucólico conjunto se ve dramáticamente seccionado por el alambre de púas, más digno de un campo de concentración que de un camposanto. Y sin embargo, parece tan austero, tan innecesario, en su afán de proteger y advertir. ¿Dónde quedó aquí el miedo? Hace tiempo que ha desaparecido, reemplazado por una melancolía de viejo sepulturero. —¿Para qué tanto alambre de púas, patrón? —nos parece oír—. Los que están adentro no se pueden salir y los que están afuera no se quieren meter. Al final todos entran. Si lo sabré yo. Después de cierto tiempo, a uno ya no le importa si está vivo o muerto. Somos ánimas en pena y aquí seguimos. Tiene razón el viejo sepulturero, quien misteriosamente se parece a uno de los hermanos Almada (o a una versión jubilada de Charles Bronson). ¿A poco nos van a espantar con el petate del muerto o con el catarro del marrano? Desde hace siglos, en la frontera, nos sentimos fantasmas en la pavorosa sordidez de nuestros desiertos. Todos sabemos que están llenos de la peor parte de nosotros mismos: cadáveres de indocumentados y de mujeres violadas, coyotes de cuatro patas y de dos pies, cazadores e ilegales y también otros depredadores (no necesariamente humanos aunque, eso sí, todos bastante inhumanos). Y en medio de la delirante extensión desolada, llena de espejismos con apariencia de malls y de casas con alberca y güeras pechugonas en bikini, el Diablo camina sonriente en espera de otro Mesías a quien darle algunos consejos.

VANGUARDIa Lunes 11 de mayo de 2009 / www.semanariocoahuila.com

Semanario




 VANGUARDIA Lunes 11 de mayo de 2009


Los embarazos en adolescentes colocan a Coahuila en el cuarto lugar a nivel nacional, urgen políticas públicas de prevención y seguimiento

P OR K a r l a G a r z a fotos: oscar de la rosa

N

i los programas locales de educación sexual, ni las campañas de información orientadas a adolescentes, ni el reparto de condones a diestra y siniestra, han sacado a Coahuila de los primeros lugares nacionales en embarazos precoces, que ha mantenido

durante años. En el 2001 según la Secretaría de Salud, el porcentaje de partos atendidos que correspondieron a mujeres menores de 20 años en Coahuila fue de 29.5%, sólo detrás del 30% de Colima y del 29.8% de Campeche. Para el 2005, la entidad aumentó a 32.2 % el porcentaje, escalando al segundo lugar nacional, detrás del 33% de Baja California.

De acuerdo al Informe de Salud México 2006, de la totalidad de partos registrados en ese año en la entidad, el 24% fueron de adolescentes de entre 12 y 19 años de edad. En esa estadística Coahuila ocupa el cuarto lugar, sólo por debajo de Baja California Norte, Baja California Sur y Zacatecas, con índices del 24 al 27%. Ese año, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 (Ensant), el porcentaje de partos en adolescentes en el país fue de 15%. Durante el 2007, de los 48 mil 317 partos registrados en las instituciones médicas públicas en Coahuila, el 30.8 % del total de partos registrados fueron de adolescentes entre 15 y 19 años, el 3 % correspondieron a menores de entre 12 y 14 años de edad. La edad promedio de inicio a la vida sexual en México, contrario a lo que podría pensarse, es cada véz mas temprana en los últimos diez años. Según Conapo y la Encuesta Nacional de la Juventud 2005, la edad promedio de la primera relación

sexual había pasado de 17.2 a 15.9 años entre 1995 y 2000. En cuanto a las mujeres, 25% de las jóvenes tuvo su primera relación sexual entre los 15 y 19 años, 80% de ellas sin protección. Para 2005, 33% de los hombres de entre 15 y 19 años había sostenido al menos una relación sexual, y el porcentaje para las mujeres en ese grupo de edad fue de 21. De acuerdo con el Informe Sobre la Salud en el Mundo 2005, la OMS concluyó que entre 7 y 48% de las adolescentes tuvieron su primera experiencia sexual de manera forzada y el uso de métodos anticonceptivos a menudo dependió de su pareja. Además, según un análisis del INEGI, de las 800 muertes anuales de adolescentes por parto y puerperio —que representan 9.1% de todas las muertes maternas—, éstos constituyen la tercera causa de muerte entre las mexicanas de este grupo de edad. Casi la mitad de los nacimientos del país se concentran en madres de entre los 15 y 24 años de edad.

VANGUARDIa Lunes 11 de mayo de 2009 / www.semanariocoahuila.com

Semanario




S. O. S.

Todo lo que rodea al niño lo educa, por eso es necesario que cada padre de familia se empiece a preocupar más por su hijo”. Andrés Mendoza, subsecretario de Educación Básica

10 VANGUARDIA Lunes 11 de mayo de 2009

Ante la evidencia de que lejos de paliar el problema ha venido repuntando, el año pasado la Comisión de Salud del Congreso local envió un exhorto a la Secretaría de Salud en el Estado, para que en coordinación con la Secretaría de Educación y Cultura se redoblaran esfuerzos en los programas de prevención. Aunque no se avoca específicamente a las adolescentes, el programa estatal “Sí a la Vida” institucionalizó el apoyo a mujeres embarazadas en desamparo y la prevención del embarazo no deseado en general. El programa les facilita acceder a apoyo psicológico, económico y atención médica a través de la Secretaría de Salud, atención médica pediátrica, albergue, capacitación y empleo, con la finalidad “de que la mujer no se sienta orillada a abortar”. El ICOJUVE, por su parte, ha visto en el reparto de “condones de la gente” una solución. Más de 20 mil condones se han repartido gratuitamente. Pero aunque el director del organismo, Jorge Núñez, prometió el año pasado un estudio de los resultados del programa para más tardar el pasado febrero, éste no ha sido presentado. Y es que durante el lanzamiento de este programa, el instituto aseguraba que el 80% de los jóvenes no sabe cómo usar un condón correctamente, por lo que durante las campañas de reparto “se les explica paso a paso cómo deben ponérselo”. Pero no parece que sea el desconocimiento el único ni el principal factor, pues además del tratamiento de los temas sexuales en los programas de educación básica, casi en todas las dependencias y organizaciones relacionadas abundan “talleres de educación sexual” o salud reproductiva. A nivel nacional, el Programa de Prevención y Atención de Embarazos en Adolescentes (PAIDEA), considera en la prevención tanto a la población escolarizada de adolescentes de entre los 12 y 18 años, como a la no escolarizada en zonas urbanas marginadas. El proceso de educación sexual, explica en entrevista Andrés Mendoza, subsecretario de Educación Básica, “se imparte lógicamente con una visión anatómica, pero con el respeto debido. No es fácil, sobre todo considerando las edades y la idiosincrasia en la cultura mexicana”.

Es necesario cuidar que ese conocimiento se presente paulatinamente y vaya profundizándose de acuerdo a la edad de los niños. “En las asignaturas de primaria y secundaria, en clases de biología, se aborda el tema como un proceso de la naturaleza, desde las semillas y los frutos, las aves, en un capítulo que se llama seres vivos y se toca obviamente la reproducción humana”. Sin embargo, explica, no es sólo la información de carácter científico que se le da al niño lo que incide en su formación al respecto, hay otros factores: “Todo lo que rodea al niño lo educa, por eso es necesario que cada padre de familia se empiece a preocupar más por su hijo, no necesita ser un experto en psicología, sólo necesita la intuición normal de ver a su hijo y saber cuándo, por sus actitudes, necesita ser escuchado. La conducta se va normando con los ejemplos. El padre de familia no necesita dar discursos, sino ejemplos”. Si en sus padres y maestros el niño no encuentra atención ni respuesta a sus inquietudes, apunta Mendoza, las buscará en otra parte “y en internet ustedes saben que hay de todo y ese es el problema. Es mejor que la jovencita platique con la mamá de sus problemas, a que los platique fuera de la casa porque puede ser mal orientada. Nosotros tenemos que informar a los padres de familia, para que ellos con el amor que les tienen a sus hijos los orienten adecuadamente”.

POR UN PROYECTO DE VIDA

Puesto que la parte de la información está al alcance de la currícula escolar de los niños y adolescentes, los educadores buscan nuevas formas de prevenir no sólo el embarazo adolescente sino la deserción escolar en general, las adicciones y la depresión. En la Secretaría de Educación y Cultura, por ejemplo, se espera enfrentar estos problemas con el programa “Mi proyecto de vida”. “Si un niño de primero de secundaria”, explica Mendoza, “se visualiza dentro de diez años con una profesión, con determinadas condiciones, es decir, si diseña su proyecto de vida, consideramos que puede originar cambios radicales en la situaciones que los impactan a ellos”. Se espera con ello que el niño tenga


El despertar de Maricruz Por Violeta Rodríguez Foto: Miguel Sierra

A

sus 13 años le dijeron que estaba embarazada, para entonces ya había dejado la escuela, sentido las resacas y terminado con quien creyó iba a envejecer. Pisó tan fuerte el acelerador de su vida que hoy parece cansada de andarla, sus pies están hinchados y su abdomen ha crecido por más de ocho meses. Son sus manos en su vientre quizá las que le dan serenidad. Su historia se marcó en la secundaria, estudiaba en la Heroíco Colegio Militar, ahí comenzaron las salidas por las noches, las discotecas, el rap, el alcohol y el amor. “Nunca pensé como una niña. No me gustaba andar jugando. Quería ser como una muchacha de 18 o 20 y lo viví todo, nunca tuve 13 años. No viví la niñez. “Mis amigas me decían que hiciera cosas, o sino que era una cobarde y yo con tal de no quedar mal con ellas lo hacía, nos escapábamos de la escuela. Mandaron llamar a mi mamá y me sacó de la secundaria” Con el uniforme escolar perdido y las ganas de tragarse la vida, salió una noche estrepitosa de rostros desconocidos y movimientos cadenciosos, allí lo conoció. “Me lo presentó una amiga en una discoteca. Me gustó desde que lo vi, era seis años mayor que yo, anduvimos de novios un mes y luego me dijo que nos fuéramos a vivir juntos”. Maricruz estaba enamorada y una tarde decidió emprender la huída para vivir su idilio. “Los papás de él fueron a hablar con los míos. Ellos estuvieron de acuerdo en que me fuera, nos juntamos y nos

fuimos a la casa de sus papás” Ahí jugaron a la casita en un pequeño cuarto prestado. Sus virginidades cayeron al pie de la cama y entre cuatro paredes caían en la cuenta que no sería nada fácil. Las discusiones con él y los problemas con su suegra la obligaban a correr a casa de su mamá, donde él la buscaba y le pedía que regresaran. “Nunca había utilizado los métodos anticonceptivos. Sí me habían hablado, están bien porque previenen de enfermedades e incluso de un embarazo no planeado, pero cuando yo me fui con él, era la primera vez que tenía relaciones sexuales y como ya estábamos juntos no me importó”. Cuando Maricruz supo que estaba embarazada parecía que el mundo le caía encima y con una valija llena de ropa y el corazón destrozado, tocó la puerta de la Casa Hogar de la Misericordia. “Una amiga me dijo que unas monjas recibían a chavas embarazadas, que necesitaran ayuda y las trataban muy bien”. Fue en este albergue donde la piel de su vientre se estiró tanto que se cubrió de estrías. También sus pechos y caderas empezaron a marcarse. Llevar con soltura el ombligo al aire no será más una posibilidad. Disgustada con las formas que ha tomado su cuerpo y la apariencia de su barriga, se mira... hace una rabieta, se frota la panza, suspira y recuerda que dentro de sí crece el amor de ayer. Sin darse cuenta, el calendario marcó su cumpleaños, 14 años, al menos eso dice su acta y las pequeñas espinillas que asaltan su afilado rostro. Más cuando comienza hablar de su vida y las experiencias que ha tenido se duplica el número.

“No, yo no me arrepiento de mi bebé. Me arrepiento de lo que hice porque tenía 13 años y él 19, me arrepiento de no haberle hecho caso a mi madre, de haber dejado la escuela. Ya supe qué era tener una pareja, tener relaciones sexuales, ya supe qué es estar embarazada y ahora voy a saber qué es tener un hijo. Ya viví, me adelanté”.

Nunca había utilizado los métodos anticonceptivos. Están bien porque previenen de enfermedades e incluso de un embarazo... pero cuando yo me fui con él, era la primera vez que tenía relaciones y como ya estábamos juntos no me importó ”. Maricruz, 14 años. 8 meses, 15 días y 6 horas, tiempo de embarazo que ha pasado vertiginosamente. Ahora a punto de parir, parece que el tiempo le ha dado una tregua, se mira la panza de reojo mientras sostiene su libro de Ciencias Naturales. “Sigo estudiando, el otro año termino la secundaria, me gustaría estudiar enfermería, estoy estudiando por el apoyo de mi mamá”. Con el padre de su hijo, seguro no vuelve, pero no así a dejarse envolver por la magia del amor. Piensa que seguro dentro de algunos años lo conocerá, pero ahora todo será lento. “Sí me gustaría volver a casarme, pero ahora a su tiempo, si llega uno y me dice cásate conmigo le digo que no, prefiero estudiar”. A quince días de que nazca su bebé, pasa las noches soñando en que terminará una carrera y que le enseñará a su hijo a no cometer los mismos errores.

Casa de la Misericordia Teléfono: 01 844 154 2640

VANGUARDIa Lunes 11 de mayo de 2009 / www.semanariocoahuila.com

Semanario

11


En un grito!!!

Hago todo lo que puedo para no cargarle la mano a mis papás... Papá ya está grande y aunque se vuelve loco con el nieto, a veces llora mucho en la noche, él no descansa, se fastidia mucho del ruido”. Olga, mamá a los 15 años.

visión de futuro y sepa que ese futuro debe costar un esfuerzo, para lo que es necesario que el niño “participe en forma más directa y muy responsable en la definición de qué es lo que quiere para su vida”. Aprovechando la infraestructura con la que se cuenta, a partir de agosto de este año el programa se instalará en todas las secundarias. “Tenemos asesores de grupo, la mayoría tienen preparación como orientadores, queremos que el asesor conforme a su grupo de tal manera que ellos empiecen a diseñar su proyecto de vida y saber que para ser ingeniero, abogado, lo que quiera, necesita terminar la secundaria y necesita terminarla bien, porque es un requisito para entrar a la universidad… lo va encaminando”, explica. Porque sin una visión de lo que se quiere ser y lograr, es decir, sin un proyecto de vida, “fácilmente se cae en muchas situaciones, embarazos prematuros, no planificados, en donde echan a perder su vida la niña que se embaraza y el niño que se embaraza. Se trata de hacerlos fuertes, determinados, decididos, y eso pensamos que servirá para evitar situaciones que los jalan, los sacan del camino y queremos que construyan su propio camino con apoyo”, concluyó.

VER PARA DESEAR

El sexo, han delineado los especialistas, “es como un juego” para muchos adolescentes. Un juego que representa un poderoso imán para los cuerpos fustigados por nuevas oleadas hormonales. Un juego que actualmente, como muchas otras cosas, conocen y aprenden por televisión y por internet. De acuerdo con un estudio que el Instituto de investigación Rand Corporation dio a conocer a finales del año pasado, los programas y películas con cierto contenido sexual tienen una relación directa con el aumento del número de embarazos entre adolescentes. Más de dos mil adolescentes entre los 12 y los 17 años de edad fueron entrevistados por teléfono tres veces desde el año 2001 hasta 2004. Los encuestados indicaban con qué frecuencia habían visto cada uno de los 12 VANGUARDIA Lunes 11 de mayo de 2009

23 programas seleccionados por el estudio (los más populares entre los adolescentes y que daban cabida a determinado contenido sexual: besos, encuentros íntimos, sexo explícito, coqueteo, conversaciones subidas de tono... Series como ‘Sex and the City’ y ‘Friends’ fueron objeto de estudio en esta investigación). Las entrevistas reflejaron que el 90% de los adolescentes que ven frecuentemente programas con este tipo de contenido tienen el doble riesgo de experimentar un embarazo durante los tres años siguientes que el 10% restante, cuya elección televisiva implicaba menos contenido sexual. Lo anterior derivó de que el 25% de aquellos que seleccionaron programas con cierto trasfondo sexual vivieron un embarazo, frente al 12% de quienes veían con menos frecuencia dichos programas. Durante el estudio, 58 chicas quedaron embarazadas y 33 chicos afirmaron ser responsables de una gestación. La programación televisiva con contenidos sensuales y sexuales como besos apasionados, contacto íntimo, relaciones sexuales implícitas o explícitas, flirteo amoroso, entre otros, aumenta el número de embarazos entre adolescentes en Estados Unidos, según reveló también un estudio publicado en Pediatrics. Agregan los estudios que en estos programas de televisión se reflejan actitudes poco afines al uso de medios anticonceptivos. Cabe agregar que el consumo televisivo de los jóvenes se ha disparado hasta representar un promedio de entre 4 y 5 las horas que pasan diariamente frente a la televisión. Además, cada vez son más quienes tienen acceso a internet, medio que compite en consumo horario entre quienes lo utilizan y plataforma donde “sexo” es la palabra más buscada. Se estima que existen alrededor de 400 millones de páginas pornográficas, y que 3 de cada 10 adolescentes cibernautas acceden a ellas. Pero ni sobre la televisión ni el internet hay regulación que de algo valga para evitar estos hechos, mientras los índices de embarazo precoz siguen implacables su cuesta arriba.


El desafío de Olga

Fotografía: Archivo

M

ientras le abrocha los diminutos tennis a Miguel, Olga hunde en ellos la mirada como si repasara en un segundo los vertiginosos y duros cambios que atravesó su vida los últimos dos años; en cuanto sujeta a Miguel en su andador y lo ve alejarse con cortos impulsos que son aún un ensayo de pasos, es su tierna felicidad el veredicto final y la recompensa a la que se aferra tras la larga historia todavía inconclusa. Primero, hubo que dejar la secundaria y quedarse en casa. Luego hubo que dejar la casa para salir a trabajar y proveer leche y pañales. Hoy, entre la zapatería en la que trabaja desde hace medio año, el cuidado del pequeño Miguel y las tareas del hogar que comparte con sus padres, a Olga la vida le pasa rápido. Olga no cumple aún la mayoría de edad, pero una súbita madurez ha barrido de sus pasos la indomable adolescencia, tornando su naturaleza revuelta y dispersa en el estoicismo con el que hoy procura un futuro para Miguel, y es por él, dice su madre “todo lo responsable que no era en la secundaria”. Embarazarse a los 15 años, pensaba

entonces, “era lo peor que podía haberme pasado”. Y si bien la sonrisa de Miguel le dio tres vuelcos a esa visión, la vida sí que ha cambiado y reconoce, no ha sido fácil. “Hago todo lo que puedo para no cargarle más la mano a mis papás”, resume, luego de describir sus nuevas tareas. No será siempre así, espera. “Papá ya está grande y aunque se vuelve loco con el nieto, a veces llora mucho en la noche y él no descansa bien, o se fastidia del ruido, ya no estaba acostumbrado”. Aunque sus padres la han apoyado en todo y prefieren tenerla en casa, señala, llegará el momento de independizarse y formar una nueva familia con su bebé. Con pareja o sin ella, dice, no importa. “De hecho no he salido con nadie, no tengo mucho tiempo para salir y tampoco me dan ganas… Aparte pues ya con un niño no te ven igual”, pero no descarta encontrar una pareja que sea también un padre para el bebé. De lo que no ve cercana posibilidad es de continuar estudiando. “Pero estoy tratando de empezar a ahorrar para poner un negocito”, resuelve. Mientras tanto, Miguel sigue creciendo y ella olvida los juegos para encarar con serenidad el desafío no sólo de ser una madre adolescente, sino además una madre soltera. Lunes 11 de mayo de 2009 VANGUARDIA 13


| Claro que ud. lo sabe

| Los menesteres del ocio

|| Por Miguel Agustín Perales

|| Por Alfredo García

1. La madre es una novela de … ■ A) León Tolstói; ■ B) Máximo Gorki; ■ C) Nicolás Gógol; ■ D) IvánTurgenev.

VANGUARDIa Lunes 11 de mayo de 2009 / www.semanariocoahuila.com

14

5. … es el símbolo del curio. ■ A) Cu; ■ B) C; ■ C) Ca; ■ D) Cm. 7. … dulce”es el sentido etimológico de la palabra membrillo. ■ A) naranja; ■ B) pera; ■ C) manzana; ■ D) toronja.

4. Esmirna es una ciudad de … ■ A) Turquía; ■ B) Egipto; ■ C) Finlandia; ■ D) Granada.

6. Bésame mucho es una canción de … ■ A) Consuelo Velázquez; ■ B) Liliana Felipe; ■ C) Lucía Álvarez Vázquez; ■ D) María Grever. 8. Para acompañar a … en la búsqueda de Odiseo, padre de aquel, Atenea tomó la figura de Mentor. ■ A) Patroclo; ■ B) Telémaco; ■ C) Telégono; ■ D) Poliportes.

Respuestas: 1) b, 2)d, 3)c, 4) a, 5) d, 6) a, 7) c, 8) b.

Semanario

3. ”La filosofía es una lucha contra el embrujamiento de nuestra inteligencia por el lenguaje”. Es este un aforismo de … ■ A) Bertrand Russell; ■ B) Rudolf Carnap; ■ C) Ludwig Wittgenstein; ■ D) José Vasconcelos.

2. En …, aventura de la serie de Astérix, Obélix sufre una decepción amorosa. ■ A) La gran zanja; ■ B) Obélix y compañía; ■ C) Los laureles de César; ■ D) Astérix legionario.

superméndez

Palinodia del escriba. ¡Cuántas cosas hubo que destruir para construir un solo poema! ¡Cuántas palabras hubo que desmentir para formular un solo verso! Preceptista. La literatura sólo tiene dos géneros: la Poesía y la Historia. Ahora bien, la Historia está llena de poesía, pero la Poesía no tiene historia. Doce horas. Hace falta acostumbrar el esqueleto a las arduas labores del espíritu, aleccionarlo hasta que pueda permanecer doce horas continuas sobre la cama, en profunda meditación. Nadador. Hace tiempo que R. se baña alternativamente en dos ríos: el del sentido común y el del delirio. Mejor que en su mirada, le notamos una alteración en la voz cuando cambia de aguas. Sin invitación. La violencia sexual es ante todo una violación a las primitivas leyes de la hospitalidad, inventadas quizá en la promiscuidad de las cavernas.

El único superhéroe de Saltillo y la región (incluyendo Ramos)

Los tres tiempos. Habitamos un presente fluido, transitorio en el que afloran tres ilusiones: el pasado, el futuro y la eternidad. Estribaciones. Si el cerro del pueblo de San Esteban fuese más alto, los saltillenses seríamos más profundos, y saltaríamos mejor. Eslavofilia. El edificio de la Normal Superior, junto con el internado para señoritas de la misma institución, sobre la calle de Xicoténcatl, pudieron haber sido construidos por el zar Pedro el Grande; tal hipótesis puede usted confirmarla entre la neblina de cualquier tarde de invierno. Mascarón de proa. Nuestro mercado de pulgas parece mejor museo náutico: de cuanto allí se encuentra, lo que no es contrabando es fruto de piratería. Lumpen. Declaraba el burócrata lumpen, en la resaca de principio de semana: “Denme una palanca y un gramo de cocaína y moveré el planeta de Sanlunes”.

Por J. Latapí


VIDEÓDROMO

Te Amo, Brother La trama explora la psique masculina y las relaciones entre amigos. En cierta forma es una película romántica pero para hombres. Se basa en chistes sobre vómito, gases y sexo...

Es una simple comedia gringa con una trama algo formulativa, que sale a flote gracias a la divertida actuación de Paul Rudd y a la química que existe con su co-protagonista Jason Segel. Te Amo, Brother quizá no te doble de risa, pero sí es lo suficientemente divertida como para pasar un buen rato sin caer en el territorio incómodo en el que frecuentemente caen las comedias bobas norteamericanas. Peter Klaven (Paul Rudd) es un exitoso agente de bienes raíces, que le propone matrimonio a Zooey (la encantadora Rashida Jones), su novia de apenas 8 meses. Zooey, emocionada, le llama a sus amigas para darles la buena noticia, pero Peter, quien se describe como un “hombre de mujeres”, no tiene un mejor amigo con quién compartir el momento, y por consiguiente, no tiene un padrino de bodas. Peter escucha una conversación entre Zooey y sus amigas sobre su falta de amigos cercanos, y se da cuenta de que necesita hacer un mejor amigo antes de la boda. Su familia le presenta algunos tipos, pero

John Hamburg • 2009

no es hasta que conoce a Sydney (Jason Segel), un tipo con una actitud despreocupada ante la vida, que descubre que tal vez sí tendrá un padrino después de todo. Te Amo, Brother toma mucho prestado de las comedias de Judd Appatow (Virgen a los 40, Ligeramente Embarazada) pero lograr un estilo auténtico en sus actuaciones. Incluso Rudd y Segel son veteranos de la escuela Appatow de comedia, habiendo colaborado previamente en algunos proyectos juntos. Los protagonistas se sienten en pleno confort uno con el otro, y su amistad en la vida real se traduce a un dueto cómico sólido y convincente. La trama, quizá un poco predecible, explora la psique masculina y las relaciones entre amigos, y produce momentos bastante divertidos a partir de situaciones incómodas que se desprenden de ello. En cierta forma, es una película romántica de las llamadas “chick flicks”, pero para hombres. En lugar de chistes sobre zapatos a la Sex and the City, Te Amo, Brother se basa en chistes sobre vómito, gases y sexo,

Radar Por Esteban Cárdenas

escardenas@vanguardia.com.mx No sé si sea por tanta teoría de conspirativa que anda circulando por los emails, pero mi teoría es que The Horrors es un proyecto tipo Backstreet Boys para Chris Cunningham y Geoff Barrow, en donde el visionario artista de video The Horrors y el productor y arreglista de Portishead maquiavéli• Primary Colours camente ensamblaron, a la • 2009 Lou Perlman, a un grupo de ingleses que parecen la versión góticacool de los Backstreet y les compusieron una serie de canciones -bastante buenas

Semanario

pero al mismo tiempo nos hace reflexionar un poco sobre la amistad. Paul Rudd merece el reconocimiento que ha recibido por este papel. Lo habíamos visto previamente en roles más pequeños, en los que mostraba un humor ácido y un sarcasmo muy afinado, pero con este protagónico se le da la oportunidad de lucir su capacidad como cómico y como actor en rangos más amplios. No es un papel que le valdrá una nominación al Oscar, pero sí lo coloca como una fuerza actoral digna de reconocimiento. Jason Segel, quien se educó como cómico en la excelente serie Freaks and Geeks de Judd Appatow, representa, como siempre, un holgazán divertido y adorable, y su personaje caótico se balancea bien con la neurosis del de Rudd. Aunque le faltan risas, y quizá en momentos sea un poco plana, Te Amo, Brother es el clásico escenario de pareja dispareja bien logrado, que a fin de cuentas hace que la película funcione.

Suena a… por cierto- para ganarse unas libras esterlinas. Por más que quiero que no me guste, tengo que dejar el cinismo a un lado y aceptar que “Sea Within a Sea”, el primer sencillo, es de las mejores canciones de rock que he escuchado en lo que va del año. A pesar de la aparente imagen prefabricada de este grupo, todo el hype anticipativo que se ha acumulado alrededor de este disco no miente; Primary Colours, aunque no es perfecto, es un disco más que decente que combina los ingredientes adecuados (tiene algo de Spacemen 3, un poco de Joy Division, unos ritmos motorik alemanosos y bastante producto para el pelo, todo envuelto en pantaloncitos negros apretados) y los ejecuta bastante bien; el resultado es un disco que le va a agradar tanto a los pubescentes hipsters globales, como a las generaciones que apreciábamos el shoegaze y el post-punk antes de que estos géneros aparecieran en la portada de la revista Eres.

Spacemen 3

Perfect Perscription • 1987 •

The Jesus and Mary Chain • Psychocandy • 1985 Joy Division

• Unknown

Pleasures • 1979

VANGUARDIa Lunes 11 de mayo de 2009 / www.semanariocoahuila.com

Por Esteban Cárdenas

15


Semanario Coahuila: Niñas y mamás  

Los embarazos en adolescentes colocan a Coahuila en el cuarto lugar a nivel nacional, urgen políticas públicas de prevención y seguimiento

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you