Page 1

VANGUARDIA | LUNES 13 DE MAYO DE 2013 | NO. 373 |

PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN

LA CESÁREA INNECESARIA


la

CESÁREA INNECESARIA La operación que debe su nombre al emperador romano Marco Aurelio, quien nació por este procedimiento, siempre había sido vista como un último recurso. Ahora es casi un recurso de cirujía estética y no se recomienda siempre, pues conlleva riesgos muy reales.

Por Jesús Peña F o t o S : L u i s S a l c e d o , M a R c o M e d i n a / C o r t e s í a : Al i c i a R a m í r e z y V e n u s R o d r í g u e z . V i d e o : El í V á z q u e z , C é s a r G ó m e z , Al e j a n d r o T o m a t s u y J e s ú s P e ñ a

Lunes Lunes 13 13 de de mayo mayo de de 2013 2013 VANGUARDIA VANGUARDIA 33


4

VANGUARDIA Lunes 13 de mayo de 2013 /

SEMANARIO

V

enus pensaba que el recuerdo más bonito de su vida sería el del día en que daría a luz a su añorado hijo Emiliano, pero no fue así. ¨Fue una experiencia bastante traumante, nace mi bebé, lo veo, lloro mucho cuando lo veo. Tengo algunas fotografías de ese momento, antes las tenía en mi sala como ´¡ay, el primer día que vi a mi bebé!´, cuando empecé a darme cuenta de lo que había pasado las quité. Prefiero recordar los momentos lindos y no ese, en el que fui tan intervenida¨, suelta. Su embarazo había transcurrido con algunos altibajos en su presión arterial, sin que en ningún momento su ginecóloga le advirtiera de algún peligro para ella o su bebé.

Lo que Venus no intuyó es que con el tiempo pasaría a formar parte de la estadística mundial que indica que cada año se efectúan en el planeta alrededor de 18.5 millones de operaciones cesáreas, de las cuales la mitad se considera innecesaria. ¨Por qué se da ese fenómeno, es algo muy fácil de entender, no de justificar, y se da porque la inversión de tiempo en un parto va de cinco hasta ocho y 12 horas, cuando una cesárea se lleva de 40 minutos a una hora. ¨Es atractivo pensar: ´es una paciente en la que me voy a llevar 40 minutos, la programo en la mañana, no me desvelo y le cobro más´. Si se fija estamos cayendo en el aspecto de qué es lo que yo necesito como médico y no qué es lo que la paciente necesita¨, declara José Salva-

dor Gallegos Mata, director del Centro de Ginecología de Saltillo, una maternidad particular. Venus entró en la sala de espera de un hospital privado, su ánimo fluctuaba entre la emoción y el miedo, pero sus contracciones, lo sabe ahora porque ha leído sobre ello, eran regulares. ¨Llegué al hospital y ´¡señora!, la bata; ¡señora!, siéntese ahí, porque le vamos a hacer un tacto; ¡señora!, le vamos a poner un suero…´.

ESTADÍSTICAS ANTINATURALES Era uno de esos hospitales privados como la mayoría en México, donde el número de operaciones cesáreas rebasa ya el 80 por

ciento, contra el 20 por ciento de partos naturales. Una medida que contraviene lo establecido por la OMS, que estima como indispensable realizar entre 10 y 15 por ciento de cesáreas: y de la Norma Oficial Mexicana 007, que recomienda entre 15 y 20 por ciento en la práctica de este procedimiento quirúrgico, calculado contra los partos naturales. ¨En el norte del país hay lugares en los que se han sacado estadísticas hasta de un 90 por ciento de cesáreas, comparadas con los partos. Lo normal es ver un 80 por ciento de partos y un 20 por ciento de cesáreas y ya se invirtió demasiado, sobre todo en la medicina privada. ¨Nosotros (el Centro de Ginecología de Saltillo), andamos entre un 60 o 70 por ciento de partos y un 40 por ciento de cesáreas aproximadamente. No es lo ideal, pero hay


SEMANARIO

La mayoría de las cesáreas no están justificadas y se hacen por esa necesidad del médico de no angustiarse en una vigilancia de un trabajo de parto o por el tiempo, que es muy corto¨.

6

VANGUARDIA Lunes 13 de mayo de 2013 /

GINECÓLOGO Y OBSTETRA GALLEGOS MATA

una situación importante, que quiero que ustedes sepan y que la gente sepa también: muchas pacientes piden una cesárea y nosotros ponemos esa indicación como cesárea a petición de la paciente y la hacemos explicándole, de antemano, que es mejor un parto y que les va mejor con un parto¨, apunta José Salvador Gallegos Mata, el director del Centro de Ginecología de Saltillo. Lo mismo ocurre en los hospitales del ISSSTE de Coahuila, y el resto del país, dónde la práctica de la cesárea supera el 60 por ciento, contra 40 por ciento de partos naturales. Así lo explica José Luis Enrique Zúñiga Hernández, jefe del departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital General de Especialidades del ISSSTE, en Saltillo. ¨El tipo de derechohabientes que manejamos es muy diferente al tipo de derechohabientes que maneja el Seguro Social o Salubridad, dada la posibilidad económica que tienen de acudir a un médico particular. ¨Llegan con un diagnóstico o sobrediagnóstico y a veces hacen hasta presión administrativa e incluso (presionan) hasta con demandas y para evitar que haya repercusiones legales optamos, en ocasiones, por interrumpir el embarazo vía abdominal¨. Minutos después Venus se hallaba en la sala de partos, confinada a una cama, con un monitor fetal enfrente. Se sentía inquieta, nerviosa, preocupada, porque sus contracciones habían parado. ¨Me relajo un poco, siguen mis contracciones, me vuelvo a tranquilizar¨. Era día de puente y la ginecóloga que la había atendido, durante los nueve meses anteriores, no estaba en el hospital, era la primera vez que Venus veía al doctor que

la estaba revisando y no sentía que hubiera ninguna conexión con él. Después sabría por qué en los últimos 12 años la cesárea en el país se había disparado de 30 por ciento a 45.1 por ciento, cuando en la década de los setentas esta práctica se ubicaba entre el 3 y 5 por ciento de nacimientos, en hospitales del sector salud, y 8 por ciento en el sector privado. Llegó un momento en que sus contracciones se hicieron insoportables y Venus ya no podía sostener su espalda en la cama. ¨Estaba con mis brazos atrás y levantaba mis piernas, llega el doctor y me dice ´oye Venus, pues parece que tu presión se está subiendo mucho, ¿qué te parece si nos vamos a la cesárea?´. ¨Yo no tenía nada de información, dije

´se está subiendo ¿cuánto?´, dice el doctor ´pues… sí se está subiendo a niveles peligrosos´, nunca me dijo números, le digo ´¿le parece que lo mejor es una cesárea doctor?´, dice ´sí, creo que lo mejor es una cesárea, vamos a ella´¨.

LA ANGUSTIA DEL MÉDICO QUE NO SABE El ginecólogo y obstetra Gallegos Mata interpreta esta maniobra ejercida sobre Venus como el reflejo de la angustia que experimenta el médico cuando no está bien informado sobre cómo llevar a cabo la vigilancia del trabajo de parto:


LA CESÁREA ELECTIVA LATINOAMÉRICA LÍDER EN CESÁREA Latinoamérica

29.2 %

Europa

19.0 %

Asia

15.9 %

África

3.5 %

Se está convirtiendo en una cirugía de primera elección en las grandes zonas urbanas, preferidas por gestantes primigestas y jóvenes, se realiza con mayor frecuencia en hospitales y clínicas de tipo privado. Una cirugía que se está volviendo comercial con fines estéticos.

HALLAZGOS CIENTÍFICOS Diversos estudios han demostrado que la cesárea electiva n Dificulta la orientación olfativa

para el inicio de la lactancia en los recién nacidos n Afecta la maduración cerebral

de los infantes

n Las madres que dan a luz por

cesárea programada tienen una repuesta significativamente menor del cerebro al llanto de su bebé n Dificultades en la memoria

espacial y otras funciones en le edad adulta n Mayores dificultades en el

vínculo y reconocimiento del hijo o hija como propia, lo que se podría correlacionar con la sensación de extrañamiento que a veces destacan las madres tras la cesáreas

8 VANGUARDIA Lunes 13 de mayo de 2013


MARCO ANTONIO AGUIRRE RAMOS, JEFE DE GINECOLOGÍA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE SALTILLO.

LETICIA SAUCEDO, educadora prenatal. ¨No se sienten suficientemente preparados para detectar problemas que surgen durante el trabajo de parto, y entonces el temor es que le vaya a pasar algo al bebé. Y en una cesárea no batalla, porque ´lo saco y ya no tengo problemas´. ¨La mayoría de las cesáreas no están justificadas y se hacen por esa necesidad del médico de no angustiarse en una vigilancia de un trabajo de parto o por el tiempo, que es muy corto¨. Por eso cuando meses más tarde Venus leyó en internet que México ocupa el cuarto lugar a nivel mundial en porcentaje de cesáreas, después de China, Brasil y Estados Unidos, según datos del Instituto Nacional de Salud Pública, no le extrañó. ¨Países como Inglaterra, Dinamarca, España, Finlandia, Japón, tienen una incidencia promedio de entre un 15 a un 22 por ciento¨, completa Rogelio Valdés González, egresado del Hospital de Ginecología y Obstetricia y de Altas Especialidades, de la Clínica 23 del IMSS, en Monterrey y máster en Investigación Multidisciplinaria en Salud, por la Facultad de Medicina de la UAdeC, donde imparte cátedra. Acostaron a Venus sobre una plancha

que ella sintió como agua mineral en la espada y le aplicaron la anestesia epidural, cuando aun tenía contracciones. ¨Te dicen ´¡no te muevas!, porque es súper peligroso, la epidural tiene bastantes efectos adversos…´¨. Hasta entonces nadie le había explicado a Venus los riesgos que entrañaba que le abrieran el abdomen y el útero con un bisturí para sacarle a su bebé. Nadie le dijo que podría haber riesgo de lesiones en la vejiga, el recto o los intestinos y de sufrir una infección o una hemorragia obstétrica, ésta la primera causa de muerte materna en el país. ¨La OMS tiene compromisos del milenio, en donde se incluye abatir la muerte materna y una de las causas de muerte materna, precisamente, es la hemorragia obstétrica y ahorita estamos viendo que el segundo lugar de hemorragia obstétrica corresponde a placentas previas, acretismo placentario (inserción anormal de la placenta en la pared del útero), que son derivados de practicar un exceso de cesáreas. ¨Claro que si nada más toma en cuenta a los médicos que están en el medio privado van a decir que la cesárea es maravillosa, que todo va a estar bien, que no tiene posibilida-

des de complicaciones, que (las mujeres) se van a avejentar con el trabajo de parto, que (con la cesárea), van a seguir teniendo una actividad sexual bastante buena, porque la vagina no se trastorna¨, dice Adriana Pérez Valdés, médica adscrita a la Jefatura de Servicios de Ginecología del Hospital de Zona número 1 del IMSS, en Saltillo. Y agrega que en esta unidad de salud, sólo el 30 por ciento de los partos se resuelven vía cesárea, indicador que ha colocado a esta unidad en el segundo lugar nacional entre 220 hospitales generales de zona del IMSS de todo el país. ¨Tenemos un comité de cesáreas, que aporta la segunda opinión para operarlas, ahí analizamos todas las indicaciones de cesárea, quién está operando más, por qué está operando de más¨. Al respecto Marco Antonio Aguirre Ramos, el jefe de Ginecología del Hospital Universitario de Saltillo, aclara que la cesárea no es mala: ¨Pero debe realizarse cuando está indicado, cuando está en riesgo la paciente o el producto y no nada más por comodidad y exponer a un riesgo innecesario a esa mujer o a ese producto¨.

SEMANARIO

VANGUARDIA Lunes 13 de mayo de 2013 /

La cesárea debe realizarse cuando está indicado, cuando está en riesgo la paciente o el producto y no nada más por comodidad y exponer a un riesgo innecesario a esa mujer o a ese producto¨.

9


10

VANGUARDIA Lunes 13 de mayo de 2013 /

SEMANARIO

UNA CESÁREA SIEMPRE CONDUCE A OTRA Un enfermero, que entraba y salía de la sala de partos, dispuso todo para limpiar la piel de Venus antes de empezar la cesárea. ¨La limpieza que te hacen de la piel es una cosa horrible. Yo soy sensible hacia mi ombligo, me está limpiando el enfermero y le digo ´por favor trata de ser consciente, porque soy muy sensible´, yo quería pararme de la cama porque no lo soportaba y él lo único que me decía era ´pos es que parece que no te has lavado el ombligo en años´ y le digo

´discúlpame, pero no soporto tocarme mi ombligo ni siquiera yo misma´¨. Venus estaba en plena cesárea, recostada sobre la plancha, rodeada por un campo estéril, los reflectores en su cuerpo y una sábana que no le dejaba ver lo que estaba ocurriendo delante de su vientre. El doctor Rogelio Valdés González, con más de 40 años de experiencia en el área de ginecología y obstetricia, advierte cómo el desarrollo tecnológico, la mejora en le técnica quirúrgica, mejor anestesia, analgesia y antibióticos, y aparatos de ultrasonido de última generación, han incidido de manera importante en el incremento elevado de la operación cesárea en México.

¨Aún así, no se ha demostrado que la cesárea sea mejor que el parto¨. La otra, expone Valdés González, es que la mayoría de los seguros de gastos médicos cubren la cesárea, más no el parto, ¨considerando que son más días de hospital, que es más material, que son más horas de quirófano, que es anestesia…¨. Por su parte Eduardo Iván Garza Garza, coordinador y jefe de Servicios del Hospital General Saltillo, revela cómo el creciente número de embarazos adolescentes en Coahuila (tercer lugar nacional), ha detonado el incremento de la operación cesárea en los hospitales públicos de la entidad, como éste donde la tasa de cesáreas alcanza el 35


La cesárea debe realizarse cuando está indicado, cuando está en riesgo la paciente o el producto y no nada más por comodidad y exponer a un riesgo innecesario a esa mujer o a ese producto¨. MARCO ANTONIO AGUIRRE RAMOS, JEFE DE GINECOLOGÍA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE SALTILLO.

CRONOLOGÍA DE UN ABUSO En 1965 el porcentaje de cesáreas practicadas en el país no superaba el 4.5 por ciento. Sin embargo desde el año 2000, todas las entidades, salvo Oaxaca y Chiapas, ya rebasaban el 20 por ciento recomendado por la Norma Oficial Mexicana 007.

SEMANARIO

El total de nacimientos por cesárea reportados en el 2012 en México fue de 45.1 por ciento, el 20.5 fueron programadas y el 25.7 por urgencias

EL CASO DEL IMSS por ciento. ¨Nomás por la edad se considera embarazo de alto riesgo y amerita la cesárea. Una mujer adolescente está en desarrollo y muchas veces no es capaz de llevar un trabajo de parto. ¨No llevan un buen control prenatal, se vuelven a embarazar y si tuvieron la cesárea hace un año es una indicación de volverle a realizar otra cesárea. Si regresa en un tercer embarazo, como tiene ya dos cesáreas anteriores, definitivamente se le va a tener que volver a hacer cesárea, es una indicación de que con dos cesáreas previas se tiene que realizar otra cesárea, se opera y se acabó el riesgo¨.

Lo mismo sucede con las pacientes en edades adultas, 35 años o más, que presentan mayor número de complicaciones en su embarazo y elevan, considerablemente, las tasas de cesáreas en los hospitales públicos y privados. ¨Son esas pacientes que llegan descompensadas, con crisis hipertensivas, que se complican…¨.

HECHAS PARA PARIR A Venus en ningún momento el ginecólogo le informó sobre si su bebé estaba sentado o

Durante 2012 en el Hospital número 1 del IMSS se registraron alrededor de 8 mil 450 partos, con un promedio de 2 mil 100 cesáreas, lo que equivale a 30 por ciento.

VANGUARDIA Lunes 13 de mayo de 2013 /

CESÁREAS INNECESARIAS

11


CONSECUENCIAS DEL ABUSO DE LA CESÁREA n Doble riesgo de morbilidad

SEMANARIO

materna severa, en comparación con los partos vaginales, esto es que las mujeres se enferma más, cuando tienen su parto por cesárea que por vía vaginal

n Aumenta el riesgo de

muerte después de una cesárea, porque se pueden presentar complicaciones

12

VANGUARDIA Lunes 13 de mayo de 2013 /

n Doble de riesgo de estancia

hospitalaria por siete o más días para el neonato o recién nacido en cuidados intensivos, y 70 por ciento de riesgo de muerte neonatal hasta el egreso hospitalario

18 mil pesos, es el costo promedio de un parto

35 mil pesos es el costo de una cesárea

atravesado en su vientre, tampoco si el cuello del niño estaba enredado con el cordón umbilical, si la pelvis de Venus era reducida, si había tenido desprendimiento de placenta antes de tiempo, si el bebé era muy grande o si tendría un parto de gemelos, por citar sólo algunas de las razones más fuertes que ameritan una cesárea. ¨A los médicos en las escuelas nos hacen intervencionistas, un parto puede salir sin nada de medicamentos, nomás con la pura vigilancia de uno, pero ¿qué sucede en las escuelas donde nos entrenamos como ginecólogos? Si yo estaba vigilando a una paciente en trabajo de parto y se salía el bebé en la cama, decían que era un camazo. Es lo más fisiológico del mundo, es lo mejor, pero en la escuela nos decían ´te dio un camazo, vas a tener que traer un pastel para toda la guardia, vas a tener que hacer tres guardias de castigo y vas a traer 20 artículos traducidos del inglés al español´, y para nosotros era mucho trabajo eso¨, ¨Es natural, no pasa nada, mejor que (el bebé) se haya salido ahí. Pero no nos enseñaron eso, nos enseñaron que llega una paciente y ´ponle suero, ponle oxitocina, métele medicamentos, empújale, pon anestesia, córtale´, así nos entrenaron¨, precisa el ginecólogo Salvador Gallegos Mata. Venus no sentía ningún dolor, pero sí un jaloneo incesante en sus huesos. ¨Yo el recuerdo que tengo del nacimiento de mi bebé no es el de ´¡me tomé de mi esposo, hice un pujo espontáneo y salió de mí!´, no, es el recuerdo de ´yo sentía que jaloneaban y de pronto ya… salió´¨. José Salvador Gallegos Mata, habla de un factor socio- cultural determinante en la práctica de la cesárea entre mujeres de nivel económico medio y alto. ¨El problema es que las pacientes ya se hicieron cómodas, dicen ´no pos yo prefiero una cesárea, hágame una cesárea para no sufrir´. Una paciente que quiere una cesárea programada no tiene esas ocho horas de dolores ni nada, pero tiene 15 días más o menos de recuperación…¨, ¨A veces hay pacientes que dicen ´ya me echó todo ese rollo del parto y nosotros queremos una cesárea´, y entonces eso hace que tengamos un índice alto de cesáreas, que son generalmente a petición de la paciente, no porque haya una indicación real¨. Ese no era el caso de Venus, que siempre había soñado con sentir en su cuerpo el camino que recorrería Emilio antes de venir al mundo. ¨Las mujeres hemos perdido la confianza en nuestro cuerpo para poder parir, nos la ha quitado todo nuestro alrededor, doctores, hasta nuestros mismos familiares, pero estamos hechas para parir¨, dice Leticia Saucedo Villarreal, educadora prenatal y dula de parto (de la palabra griega doula, literalmente esclava) una suerte de esclava de la parturienta que brinda apoyo emocional y físico a la hora del alumbramiento. Sin embargo, Claudia Patricia Rodrí-

guez Vázquez, ginecóloga y obstetra adscrita al Hospital General de Zona número 1 del IMSS, considera que por las complicaciones que ha traído consigo este procedimiento quirúrgico, son cada vez más las pacientes que solicitan un parto a su médico. ¨Hemos visto pacientes que dicen ´¿usted sí atiende partos?, ah vengo porque el otro doctor dijo que si me atendía el parto, sería por cesárea´¨. Venus escuchó que Emilio lloraba, las enfermeras se lo enseñaron un segundo, lo llevaron a bañar y cuatro horas después lo regresaron a la habitación, con su madre. A Emilio le habían dado un biberón de leche enlatada y dormía profundamente. ¨Emilio llega en un sueño profundo y me decían ´qué bueno tu bebé´, pero no tuve la oportunidad de amamantarlo en ese momento. Después de seis horas que él despertó, pues… sí, ahora está llorando y yo soy la mamá que no me siento capaz de cuidarlo, porque no fui capaz de parirlo, porque no supe lo que era sacarlo de mí¨.


Planeamos un parto hermoso en casa, por la razón de no querer ir a ser intervenida de nuevo en un hospital y terminar en una cesárea¨. VENUS

LA NATURALIDAD DE LA NATURALEZA Adriana Pérez Valdés, médica adscrita a la Jefatura de Ginecología del Hospital 1 del IMSS, habla de lo que hubiera pasado si los médicos le hubieran permitido a Venus tener un parto normal: ¨La recuperación de la mamá es más rápida, prácticamente en ocho horas las estamos dando de alta, el bebé tiene menos dificultad respiratoria al nacer, se infecta menos, se practica el alojamiento conjunto, la lactancia materna exitosa, no es lo mismo darle un bebé a una mujer que parió normal, que a una señora que tuvo una cesárea¨. Días después, ya en casa, Venus enfrentó un episodio de depresión, afortunadamente, no grave, además de las dolencias físicas que le acarreó la cesárea, pero consiguió sobreponerse por y para Emilio, su

bebé que hoy ha cumplido ya un año ocho meses de vida y de ser alimentado con leche materna. La experiencia de Venus con su primer bebé cambió radicalmente su pensamiento, tanto que ha decidido, después de haberse preparado, a través de cursos de educación prenatal y psicoprofilaxis en el embarazo, para dar a luz en casa a Esteben, su segundo bebé: ¨Planeamos un parto hermoso en casa, por la razón de no querer ir a ser intervenida de nuevo en un hospital y terminar en una cesárea¨. Marco Antonio Aguirre Ramos, jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario de Saltillo, lamenta cómo en los últimos años se ha abandonado la práctica del llamado parto psicoprofiláctico, que ayudaba a las mujeres a parir naturalmente y facilitaba el trabajo de los médicos. ¨Les enseñaban cómo respirar, les explicaban qué hacer cuando hay una contracción, y eso ayudaba mucho¨.

Lo secunda Alicia Ramírez Moreno Santamarina, psicóloga clínica, educadora perinatal e instructora de psicoprofilaxis desde hace 24 años. ¨Una mujer que no está preparada no sabe qué va a pasar con su cuerpo, lo que va a pasar en el momento del nacimiento, cuánto tiempo va a durar el trabajo de parto. Cuando una mujer está preparada y sabe que puede durar muchas horas en trabajo de parto está calmada, tranquila, puede respirar, relajarse, mover su cuerpo, puede decidir ella cómo dar a luz¨. Venus sabe que las probabilidades que tiene de parar en un sanatorio, según la Organización Mundial de la Salud, son del 10 por ciento. ¨Tengo 90 por ciento de probabilidades de poder parir en mi casa feliz, sin que nadie me intervenga, en la intimidad, en la oscuridad, como yo lo quiero, estando en agua, siendo yo misma la que reciba a mi bebé en mis manos, por supuesto, apoyada por mi partera, una partera profesional¨.

VANGUARDIA Lunes 13 de mayo de 2013 /

SEMANARIO

13


SEMANARIO

14

VANGUARDIA Lunes 13 de mayo de 2013 /

Epílogo La madrugada del pasado 2 de mayo, Venus Rodríguez dio a luz en su casa del Fraccionamiento Lomas del Valle, en Ramos Arizpe, Coahuila, a su hijo Esteban. El parto ocurrió en el piso del baño en la segunda planta de la vivienda y con la única asistencia de su esposo Daniel Melo. Esteban nació sano en la semana 37.1 de embarazo, pesó 3 kilos 500 gramos y midió 51 centímetros. ¨Fue toda una hermosa experiencia. No digo ´no tengan cesáreas´, mi idea no es que haya bebés muertos ni mamás muertas, no. Mi idea es que los bebés que necesitan nacer por una cesárea y las mamás que necesiten que sus bebés nazcan por una cesárea, pues que así suceda, porque hay casos muy específicos en los que se necesita…¨, dijo Venus a Semanario, recostada en la cama de su cuarto con su nuevo bebé en brazos.


Arte original para Pour la France! creado por Federico Jordán. Adquiera esta imagen en impresión giclée numerada y firmada por el artista en: www.fjordan.com/store

Compártenos tus motivos www.pourlafrance.com.mx www.facebook.com/PLFrance www.twitter.com/PLFrance Reservaciones: (844) 450-5000 info@pourlafrance.com.mx

#28:“Porque me atienden como reina”. Lourdes Narro Barragán

Periférico Luis Echeverria 1416. Zona Dorada. Saltillo, Coahuila. México

La cesárea innecesaria  

La operación que debe su nombre al emperador romano Marco Aurelio, quien nació por este procedimiento, siempre había sido vista como un últi...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you