Issuu on Google+

1. PENÍNSULA DE LA GUAJIRA El Departamento de La Guajira (en Wayuunaiki: Wajiira) es un entidad subnacional colombiana de la extremidad septentrional de Suramérica. Está situado al norte de dicho país y pertenece al grupo de departamentos de la Región Caribe colombiana. Limita al norte y al oeste con el mar Caribe, al este con el golfo de Venezuela y con este país homónimo; y en Colombia al sur con el Departamento del Cesar y suroeste con el Departamento del Magdalena. Su capital es la ciudad de Riohacha. Constituye su territorio con partes de la península de La Guajira, en su centro por una bajiplanicie; y al sur con partes de la sierra Nevada, la serranía del Perijá y la planicie aluvial de los ríos Ranchería y Cesar. Se extiende por una superficie de 20.848 km² — extensión similar a la de El Salvador y Eslovenia—.

Está conformada por 15 municipios, contando en 2011 con una población de 846.609 habitantes. Desde la década de 1970 ha sido punto de llegada de movimientos poblacionales e inmigraciones de países de Medio Oriente, hecho que ha ocasionado un crecimiento poblacional acelerado que a su vez genera una riqueza demográfica. En su territorio se encuentran tres parques naturales, cinco pueblos nativo-americanos y una gran comunidad musulmana que ha tenido un trascendental papel en su economía.


En sus características climatológicas, resalta en poseer todos los pisos térmicos de la zona intertropical con temperaturas promedio entre 35 y 40 °C —inferior a los mil metros de altura de relieve—. En sus características ecológicas constituye variedades de ecosistemas terrestres, entre los más predominantes se encuentran el desierto (ver Desierto guajiro), la selva seca y húmeda de montaña. En Sus características hidrológicas es que cuenta con depósitos de agua como pozos acuíferos y lagunas —jagüeyes en el lenguaje popular—, que abastecen para el consumo de muchas comunidades. Como principales ríos están el Ranchería y el Cesar, otros más cortos, el Jeréz, Ancho y Palomino; también surcan su territorio numerables arroyos, entre estos el Carraipía y Paraguachón. En sus aspectos culturales se destaca en ser cuna de la música vallenata, tierra de cantantes y compositores. En el turismo detenta lugares exóticos muy atractivos. Económicamente es un departamento que tiene potencial energético en producción eléctrica —el cual no ha sido explotado—, en aprovechamiento de la radiación solar, los vientos alisios —nordeste, termoeléctrica e hidroeléctrica; y por ultimo de gas natural.


Distribución territorial

Tradicionalmente se ha dividido en lo que respecta a la naturaleza en tres regiones: Alta (norte), Medía (centro y suroeste en ocasiones) y Baja (sur). Sin embargo esta división ha quedado obsoleta en el tiempo y los académicos piensan que debe replantearse considerando los ecosistemas que se presentan (aspecto que no se tenían en cuenta). Esos ecosistemas que determinarían la regionalización natural interna del departamento son: El desierto semiárido al norte, la sabana seca y la sabana húmeda en el centro dividas por una franja de selva tropófila o selva seca en el surco del río Ranchería, otra sabana húmeda en los valles de los ríos Cesar y Ranchería, y selvas húmedas y bosques nubosos en el macizo nevado, la serranía del Perijá y la Macuira. Por otro lado, la regionalización administrativa divide al departamento en dos provincias: La Norte constituida por la zona septentrional, central y suroeste; y la Sur que constituye la parte central sur y el extremo meridional.


Vegetación y flora La mayor parte del área está cubierta de mangle, bosque seco y bosque ripario (o de ribera). La flora depende de varios factores como son la sal en el suelo, las lluvias, la duración de las inundaciones, los vientos, la evaporación, etc. Ante todo predominan los manglares, encontrándose cuatro de las cinco especies que crecen en el Caribe colombiano. Existen zonas donde predomina el bosque xenofítico compuesto de árboles y arbustos coloridos que contrastan con los tonos ocres de la tierra. Muchos bosques se encuentran amenazados, ya que han sido explotados por su madera. Esto pone en peligro la fauna que depende de ellos. Los más destacados son los siguientes: Cactus cardón (Stenocarus griscus). Cactus gamacho (Pereskia colombiana). Dividivi (Caesalpinia coriaria). Mangle. Manzanillo venenoso (Hippomane mancinella). Mangle negro (Avicennia germinans). Mangle blanco (Laguncularia racemosa). Mangle rojo (Rhizophora brevistyla). Mangle zaragoza (Conocarpus erectus). Olivo (Capparis odoratissima). Platanito (Batis maritima). Pringamosa (Cnidosculus urena). Tripita (Sesuvium portulacastrum). Trupillo (Prosopis juliflora). Uvito (Cordia dentata).


2. LA PROVINCIA DE PADILLA

La Provincia de Padilla fue una entidad subnacional de categoría secundaria de los Estados Unidos de Colombia, resultado de la Provincia o Gobernación de Río del Hacha creada en el siglo XVIII. Perteneció al Estado Soberano del Magdalena y gozó de una creciente economía, además de desempeñar un papel importante en el liberalismo radical del país a finales del siglo XIX. El nombre obedece al almirante José Prudencio Padilla, prócer independentista oriundo de Riohacha cuando era conocida como Rio del Hacha en el siglo XVIII. La provincia cambió su nombre en 1858. En 1871, el gobierno federal decide separar a La Guajira de la Provincia de Padilla y por consiguiente del Estado Soberano del Magdalena, para erigirla como Territorio Nacional. Los Territorios Nacionales eran entidades subnacionales de categoría secundaría administrados por el gobierno federal, pero pertenecían a la jurisdicción del Estado soberano. Sin embargo esta era otra «apariencia política» que se quería reflejar, pues las autoridades estatales no ejercían ningún gobierno sobre esos territorios; esto era para no causar convulsiones políticas internas con el Estado soberano.


Resistencia indígena La provincia de Padilla sufría de forma constante el asedio de los wayúu o guajiros. Este pueblo amerindio se resistió a ser gobernado por cualquier potencia colonialista europea y también por el gobierno postcolonial europeo que quería adjudicarse sus territorios. Provocaban asaltos, ataques, motines y sabotaje en la provincia, convirtiéndola en un foco de desorden público, inseguridad e ingobernabilidad. Las autoridades estatales ejercían poco control sobre las zonas donde sí funcionaba la jurisdicción normal, lo que ocasionaba que los habitantes cometieran crímenes. La lucha entre los guajiros y criollos llegaba a las instancias de crear grupos de búsqueda y asalto con tal de perseguir a los indios más feroces que banalizaban la región.


3. LA SIERRA NEVADA DE SANTA MARTA La Sierra Nevada de Santa Marta es un sistema montañoso ubicado al norte de la república de Colombia constituyendo por sí mismo un sistema aislado de los Andes, sobre la costa Caribe de Colombia. Es la formación montañosa litoral más alta del mundo, la cual se eleva abruptamente desde las costas del Mar Caribe hasta alcanzar una altura de 5.775 metros en sus picos nevados, ubicados a tan sólo 42 kilómetros de éste. Con una superficie aproximada de 17.000 km², es la montaña más alta de Colombia, aislada de la cordillera de los andes por el sistema de valles que forman los ríos Cesar y Ranchería. Sus picos más altos son el Pico Simón Bolívar y el Pico Cristóbal Colón. La Sierra Nevada de Santa Marta hace parte del Parque Nacional Natural Sierra Nevada de Santa Marta y del Parque Nacional Natural Tayrona, los cuales son administrados por el Ministerio del Medio Ambiente. Se encuentra ubicada aproximadamente a 10°52' Norte y a 73°43' Oeste (posición de sus picos centrales), repartida entre los departamentos de Magdalena, La Guajira y el Cesar, en el Caribe colombiano. Por ser una montaña, en especial de más de 5.000 metros de altura, posee todos los pisos térmicos, desde el cálido seco hasta el de nieves perpetuas. Así mismo el clima de toda la región está determinado por los vientos alisios y por la elevación con respecto al nivel del mar. Es por ello que la temperatura va de 30 °C en la parte baja del parque hasta los 0 °C en los picos más altos de la Sierra (o menos incluso).


Población En la Sierra viven los kogui, arhuacos, wiwas y kankuamos que viven en los Resguardos Indígenas, que son considerados los descendientes de los Tayrona, todos estos pueblos tradicionalmente hablaban lenguas de la familia lingüística chibchense. En las estribaciones orientales de la Sierra Nevada se encuentra un pequeño grupo de indígenas wayúu proveniente de la parte alta de La Guajira, estos últimos pertenecen a la familia lingüística arawak. Durante el siglo XVI también había otros pueblos como los mocanáes y los malibúes, cuyas lenguas están poco documentadas y por tanto no pueden clasificarse. En 1993 se estimaban 32.000 indígenas según la Organización Gonawindúa Tayrona, aunque Asuntos Indígenas reporta un total de 26.500. Otro grupo humano de importancia lo constituyen los colonos que a lo largo de la historia se han asentado en la sierra, modificando el paisaje; los cuales han introducido el cultivo del café entre otros. Se asientan sobre la Sierra Nevada algunas poblaciones como Pueblo Bello en el Departamento del Cesar, única cabecera municipal asentada íntegramente en el sistema, así como algunos corregimientos como Palmor de La Sierra, Nabusímake, La Llana, La Honda, Minca, etc.


4. RIO MAGDALENA

El Magdalena es un río nacional que nace al suroeste de Colombia, en la Cordillera de los Andes, específicamente en el eje central del Macizo Colombiano. Atraviesa el país por su occidente de sur a norte, discurriendo a lo largo de unos 1.540 km entre las cordilleras Oriental y Central de los Andes colombianos, conformando un valle que a su vez es un corredor vial y que llega al litoral del mar Caribe. El Magdalena nace en la Laguna de la Magdalena en el Páramo de las Papas al sur del parque nacional natural Puracé en el límite entre los departamentos del Cauca y el Huila. Navegable unos 990 km, entre Honda (Tolima) y Barranquilla, el río es la principal ruta fluvial de Colombia. Río arriba, luego de los rápidos de Honda, es navegable otros 240 km, aproximadamente hasta el municipio de Girardot lo que es conocido como el Valle del Magdalena Medio. En su desembocadura en el mar Caribe, conocida como Bocas de Ceniza a 7,5 km de Barranquilla se construyó una de las más grandes obras de ingeniería del país. La desembocadura fue modificada y extendida hacia el mar por medios tajamares que permiten mantener un calado necesario para el ingreso de buques de gran tamaño. Esto debido a que el río deposita 500.000 m³ de sedimento por trimestre. El río posee una cuenca de unos 250.000 km², la cual en su parte media (Magdalena Medio), es la gran reserva de hidrocarburos del país. El afluente principal del Río Magdalena es el río Cauca, pero tiene innumerables afluentes a lo largo y ancho de su recorrido que aportan un buen caudal de aguas.


Subregiones Region Caribe