Issuu on Google+


Versos para no Dormir


Leticia Sandoval

Versos para no Dormir


© Versos para no Dormir Leticia Sandoval Segunda Edición, Junio 2009 Edición: Jazmín Rodríguez Diseño Editorial: Violeta Rodríguez Ilustración de Portada: Violeta Rodríguez Fotografía: Violeta Rodríguez La reproducción total o parcial de este libro, no autorizada por el autor o los editores, viola los derechos reservados. Cualquier utilización debe ser informada. Impreso y hecho en México Printed and made in Mexico


Prólogo Poemas diminutos, guiños colorados, versos que arañan, susurros que erizan la piel, duchas frías que excitan, frases lanzadas al viento que aletean hacia el amado, ambientes íntimos y triviales que se transforman en puñaladas casi imperceptibles y vacían el cuerpo. Lo abren. Este libro de anatomía contiene versos para cada miembro, para cada órgano, para cada tejido; cuando sus versos acercan a nosotros sus dedos y llegan a la parte que les toca, los deseos 7


envuelven al cerebro, triunfan sobre la palabra a la que usan como arco, como catapulta: las lenguas se tocan, los ojos cruzan sus miradas, las pieles se fusionan y sus lĂ­quidos se derraman fuera de las hojas y nos ahogan en sus burbujas. Cada palabra atraviesa una parte, la desangra, se lleva lo muerto y deja en nosotros esta huella que jamĂĄs va a borrarse: Leticia: has parido un libro, y tu libro nos toca a todos. Nos toca todo. Felipe Montes

8


Introducción Para entender a Leticia Sandoval basta haber desarrollado adicción a cualquier elemento amorígeno. La urgencia de ver con las uñas y la boca y todo el cuerpo que necesita al objeto (hombre, navaja, memoria) sensible unas partes más que otras lo que aguarda al otro lado de los párpados, invariable e irremediablemente ido en proporción a la distancia a que se encuentran los objetos sustitutos: una preferencia por las líneas o los triángulos, cuerpos de mujer que se deshojan, muertes que nos llegan por los pies.

9


Desde caligramas sugiriendo simetría y proporción geométricas e hipertextuales (Geometría humana) o un simple pezón hasta la reducción sistémica del centro del universo en la pelvis masculina, Versos para no Dormir no es un cuaderno de poemas para adultos sino el testimonio de una mujer que conoce cada milímetro del insomnio universal, cada poro abierto de la memoria femenina y que encara furiosa al otro sexo al que abandona en reacción al abandono, al que añora en reacción al abandono en un fino despliegue de ingenuidad literaria. Adelaida Caballero

10


Eres mi primer dĂ­a _de otoĂąo_.

13


Entre tĂş y yo las palabras estorban. [<< ; >< ; < > ; >>]

14


Principio de dise単ador A Adelaida Caballero y Viktor Lago Si no combinan, contrastan tu carne blanca y mi piel morena.

15


Carta de colores MonocromĂĄtica Bicolor

16

_sĂ­_ _mejor_.


C贸mo no ser poeta si llevas los versos en la piel.

17


Todas mis noches _son tuyas_.

18


Creciente Hoy como nunca me siento luna.

19


Contigo tambiĂŠn soy nube _y lluevo_.

20


Te quiero en el suelo y al ras _del cielo_.

21


Braile DĂŠjame verte.

22


Yo huelo, tĂş hueles, nosotrosâ&#x20AC;Ś _nos olemos_.

23


Growing up Me gusta verte crecer _bajo la ropa_.

24


Autoayuda Mi recuerdo _en tu ducha_.

25


Llueves Gotas. Quiero ver una la primera que atrape mi mirada y mis ojos se pierdan _en ella_.

26


Ven 8 en milímetros. ¿Suficientes para ti? ¿Suficientes para tu boca? Ni_ grandes _ni pequeños_. Me gusta su color, su tamaño, su grosor. Sólo falta tu boca acercándose a ellos.

27


Shhh Tus palabras a tu imagen se unieron y juntas guiaron mis manosâ&#x20AC;Ś y comiste y bebiste y te baĂąaste la cara y te llenaste la boca y con los dedos empapados y escurridos _me probaste_.

28


Beso prohibido A seis labios unidos _tu beso_.

29


Arma blanca Tu lengua larga y afilada que me atraviesa y me mata.

30


Versos para no dormir Leticia Sandoval