Issuu on Google+


De lirios y en sueños

DISCORDANCIAS DE UN ENCUENTRO Un silencio que habla, una agonía que vive, un encuentro que busca, un olvido que recuerda… Un placer que duele, un sueño que desvela, una paz que altera; una mirada que no ve, una canción que no se canta, un poema que no se lee, un sol que no calienta, una luna de día, una lluvia que no moja, una cordura que está loca, un pecado que no condena, una gloria que quema, un infierno que se goza… Todas estas discordancias Corazón mío comenzaron en el ensayo de tu boca.


De lirios y en sueños

ALUCINANDO ALUNIZAR CONTIGO

Te invito, Corazón mío, una tarde de éstas a merendarnos los azahares de los naranjos que danzan en mis huertas; a brindar en las copas de los álamos con el vino del sereno del anochecer… Quiero bailar contigo, descalza… sobre la alfombra del cielo… Les pediré prestadas las alas a mis palomas para llevarte conmigo a explorar la luna, al menos hasta febrero… quiero hacerte el amor en cada cráter y que me provoques tú espasmos en cadena dentro del vientre, mientras te voy revelando en cada beso, uno a uno mis secretos… Te diré los lugares donde tengo cautivas mis aves del deseo cuando tus manos indaguen sobre mi cuerpo, esperando el instante preciso para moldearme a tu voluntad… Te daré la esfera cristalina de los vientos, para que guardes en ella tus miedos y mis miedos y puedan por fin, tus ganas y las mías, volar en plena libertad…


De lirios y en sue帽os

YO NADIE YO TODO

Nulificas mi pasi贸n por ti cuando me mueres en tu vida cuando traspensamientas mi ser en tu recuerdo y me permanencias en tu olvido... Mientras yo tan s贸lo al tocarte... 隆me fuego!


De lirios y en sueños

A DÓNDE SE FUE EL AMOR Hoy te esperaron mis labios, planearon todo el día, darte a tu llegada un beso apasionado. Tú llegaste pero sólo les diste un beso fatigado. Por la noche, rodeada de silencios te vi dormido a mi lado. Entonces pregunté a las paredes de nuestra habitación: ¿A dónde se fue el amor lo saben ustedes? Tú, puerta ¿acaso te abriste para que saliera? Y la puerta me respondió: “No, por aquí nunca entró…”


De lirios y en sueños

MAÑANA El lucero de la tarde centinela. vigilando la hora de nuestro encuentro. Nuestro lecho espacio en el firmamento esperando impregnarse de aromas de amor, de canela y del anís de tu aliento. Mis piernas veredas, donde caminarán tus deseos. Tu ausencia sombra entre las blancas sábanas que lleno de besos mientras te espero Mañana…


De lirios y en sueños

TE HAS IDO… QUE TE VAYA BIEN Se vació el mar de tus ojos te volviste fantasma; un alma en pena perdida en el laberinto de mi corazón. Yo desperté, ya no estabas, ya no latías. Ahora duermes en la penumbra de mis vagos recuerdos… Y me quedé con ganas de extrañarte para siempre.


De lirios y en sueños

POLVOS CELESTES Las realidades de esta vida no caben en el espacio de mis sueños. Quiero que me incineren cuando me muera…¡Bastantes gusanos me han comido ya! La respuesta de un “por qué” no es tan significativa como la revelación de un “para qué”. ¿Cómo se pospone un recuerdo para después? Las promesas son ataduras que castran la libertad.


De lirios y en sueños. María Ayala