Page 1

HOY EL PROTAGONISTA ERES TÚ

CEIP LA GARENA CURSO 2013/2014 AUTORES: ALUM@S DE 5ºB DEDICADO A NUESTROS AHIJAD@S DE 4 AÑOS B CON TODO NUESTRO CARIÑO


Dragones mayores, Dragones menores; Todos se han conocido Y muchas cosas han vivido.

Cuentos tradicionales, Cuentos originales; Aventuras vividas, Historias compartidas.

Lee mi voz, Leemos los dos. Uso una marioneta, Y el teatro se presenta.

Recuerdos y regalos quedan, Sonrisas y alegrĂ­as llegan. Gracias por dejarme compartir, Gracias por estar ahĂ­.


UN VIAJE EN EL TIEMPO Julio era un estudiante de un científico llamado Gonzalo que inventó una máquina del tiempo. -Julio: ¿Podemos viajar a la época de los dinosaurios? -Gonzalo: Si tú quieres, pero puede ser peligroso. En la época de los dinosaurios... -Gonzalo: Vale, ya estamos aquí. He traído un grupo de apoyo por si acaso. -Julio: No creo que nos haga falta. -Sargento: Tú no sabes lo peligrosos que son los dinosaurios. -Julio: ¿A y tú sí? Y de repente apareció un tiranourius-rex. -Gonzalo: No os mováis si corréis os perseguirá. De repente el sargento y su grupo empezaron a disparar al dinosaurio. -Julio: Métete en la máquina. Julio se metió y Gonzalo con las prisas puso 2114. -Julio: te has equivocado volvamos. -Gonzalo: es inútil solo se puede usar una vez. -Julio: Pero puedes construir otra.


-Gonzalo: Sí, pero no tengo herramientas. -Julio: Buscaré unas. Julio ayudó a Gonzalo a construir la máquina del tiempo. -Julio: Espera, antes regresa a la época de los dinosaurios a por el grupo de apoyo. -Gonzalo: ¡Entrad! Regresaron a casa y cada uno se fue a un lugar distinto.

Dedicado a Julio de Gonzalo


Mi apadrinada Érase una vez una chica llamada Erika que le gustaba recoger flores. Un día fue a coger flores pero... ¡No estaban! Había unas huellas oscuras que llevaban a un castillo muy sucio. Una bruja llamada LA BRUJA PUJA, cogió a la niña y la encerró en una jaula. Pero un niño llamado "como queráis" la salvó y escaparon y fueron amigos para siempre pero... La bruja cogió a su madre y se pusieron en camino, se encontraron un dragón, lo domaron y mataron a la bruja. Recuperaron a su madre, se la llevaron y vivieron felices y cuidaron perdices.

FIN.


Asier el campeón Asier es un niño al que le gustaban las aventuras. Un día se fue al bosque donde la gente decía que estaba encantado, porque ahí vivían muchos monstruos que daban mucho, mucho pero que mucho miedo. Pero Asier era muy valiente y nada le daba miedo. Se adentró en el bosque y miró a todos lados para ver si había monstruos. Y en ese mismo momento sale un monstruo de la nada. Asier iba equipado por lo tanto sacó su espada y se dispuso a luchar. Pasaron varios minutos y Asier le clavó la espada en la tripa al monstruo. Alguien le vio y se corrió el rumor de que Asier venció al principal monstruo, porque si mataban a ése, los demás monstruos morirían. En cuanto llegó al pueblo todos le vitorearon. Y así los aldeanos vivieron felices. Fin Para: Asier De: Marcos


El chaval valiente Un día nació un niño llamado Iker. Nació en Alcalá de Henares, en el barrio de La Garena. Fue a primero de primaria en 2.016. En primero, le juntaron con otros amigos, pero también le tocó con un matón. A los diez días de empezar el nuevo curso, Iker se peleó con el matón de la clase. Sucedió un día que llegó al colegio un nuevo niño. Era un niño delgaducho y débil, llamado Óscar. El matón aprovechó la hora del recreo para ir en su busca y pegarle un puñetazo. Iker, que lo vio todo, no se lo pensó dos veces y corrió a su lado para defenderle. Se peleó con el matón para salvar al niño y para que nunca más volviera a meterse con él. El matón se fue llorando. Los niños del recreo empezaron a aplaudir a Iker y a gritar su nombre ¡¡¡¡¡ Ikerrrrrrr!!!!!!!


Al matón le expulsaron del colegio durante una larga temporada y a Iker le dieron una medalla por su valentía y por ayudar a ese niño indefenso. El niño le agradeció a Iker su valentía y desde entonces fueron los mejores amigos del mundo.

FIN Autor: Iván Espada Sánchez Dedicado a mi apadrinado Iker


Una fascinante aventUra Érase una vez, en un lugar muy lejano, había una niña, Yaiza, que vivía con su abuela en una pequeña cabaña en el corazón del bosque. Un día, Yaiza salía de su casa para recoger unos frutos que le había pedido su abuela cuando se encontró un gran árbol que no había visto nunca. Se acercó para verlo mejor y se encontró una piedra de colores. La niña se llevó la piedra a su casa para enseñársela a su abuela. Subió a su habitación y dejó la piedra en su mesilla, cuando fue a salir por la puerta oyó una voz. “Hola, ¿cómo te llamas?” Yaiza se dio la vuelta y se encontró con un enanito, miró a su mesilla y comprobó que su piedra de colores no estaba. “¿Dónde está mi piedra?”, preguntó Yaiza. “Eso no era una piedra, esa es la forma en la que los duendes nos escondemos cuando viene un humano”, dijo el duende. “¿Eres un duende?”, preguntó la niña. “Sí” - contestó el duende – “Me llamo Aitor, ¿y tú?”. “Yo me llamo Yaiza”. “Encantado de conocerte Yaiza”, dijo Aitor. “Igualmente”, respondió la niña. aitor y Yaiza se quedaron hablando toda la mañana. Después de comer, Yaiza volvió a su habitación, donde se encontraba Aitor. “Ven Yaiza, quiero enseñarte una cosa”, dijo Aitor. Yaiza y el duende salieron de la casa sin que la abuela de Yaiza les viera. Aitor se adentró en el bosque hasta llegar a aquel árbol enorme que Yaiza se había encontrado hace unas horas. Aitor tocó con el dedo la corteza del árbol y el árbol se abrió por la mitad, dejando un agujero oscuro que se adentraba en la tierra. Aitor se tiró al agujero y Yaiza lo siguió. Yaiza se levantó muy extraña, abrió los ojos y se encontró con una gran ciudad de duendes. Aitor se acercó a ella. “Esta es mi casa, ¿te gusta?” dijo el duende. Yaiza asintió con la cabeza. Aitor la condujo hasta un palacio enorme donde le presentó a su familia. ¡Su amigo era de la realeza! Yaiza no sabía qué decir, estaba asombrada. aitor le contó la historia de los duendes: “ Cuando el cielo todavía no tenía luz, cayeron del

espacio pequeñas virutas de magia blanca y grandes de magia negra. La magia blanca se volvía negra muy fácilmente, por eso la magia blanca hizo formarse una


bola de luz que haría que las virutas blancas no se transformasen en negras, pero a la vez la magia negra formó una gran esfera verde que transformó la apariencia de esas virutas que se convirtieron en un ser verde oscuro capaz de conquistar el mundo, pero al haber formado la gran bola de luz, los sentimientos de esos seres cambiaron y crearon un mundo feliz.” Yaiza se quedó sorprendida, no sabía esa historia, porque todo el mundo decía que los duendes no existían ni en la realidad ni en la fantasía. aitor decidió que Yaiza se tendría que marchar a casa, porque llevaba un mes fuera y su abuela estaría preocupada. Yaiza asintió, tenía muchas ganas de ver a su abuela, pero no quería marcharse, porque sabía que si se marchaba no volvería a ver a los duendes ni a Aitor. aitor se despidió de ella y… Yaiza se despertó, estaba apoyada en el gran árbol con la piedra de colores en la mano. Volvió a casa y se encontró a su abuela enfadada.“¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Pero dónde estabas niña!!!!!!!!!! Te mandé a por unos frutos hace más de media hora y encima no has traído los frutos… Sube ahora mismo a tu habitación y espérame, que ya que tú no vas, iré yo a por los frutos que te pedí.” Yaiza subió a su cuarto, había sido todo un sueño, un feliz y apasionante sueño que finalmente se ha quedado en una historia que nunca olvidará. Carolina García de la Torre Dedicado a Aitor y a Yaiza


el niño qUe lo tenía todo Érase una vez un niño llamado Lucas que vivía en un castillo enorme con sus mascotas y su familia. Una de sus mascotas era un dragón que le pusieron por nombre Glotón. El motivo por el que le pusieron tal nombre era porque comía mucho, muchísimo, tal vez demasiado. Su otra mascota era un simple pez al que no es que hiciera mucho caso, pero aun así lo tenía porque su madre era la que se "ocupaba de él". También tenía dos hermanas más mayores que él, una se llamaba Jessica y la otra Charle que era la que más pasaba de él porque era la más mayor y Jessica tenía que hacerle caso por obligación. Ya se acercaba su cumpleaños y sus padres no sabían que regalarle porque... ¡lo tenía todo! El año pasado ya le regalaron suficiente con los castillos hinchables y los diez videojuegos repetidos, pero que ya no se acordaba de aquellos videojuegos. Sus hermanas como pasaban olímpicamente de él no se preocuparon mucho por el regalo hasta que su madre las llamó a las dos gritando para que fuesen al salón y, como no, para hablar del regalo de su hermano. Ellas se dieron cuenta de lo preocupados que estaban sus padres con el regalo de su hermano e intentaron solucionarlo aunque no les preocupara mucho. Charle no se estrujó mucho la cabeza sino que le dejó todo el trabajo a Jessica y se fue a su habitación a pintarse las uñas y a ver Mujeres, Hombres y Viceversa. Jessica intentó convencer a Charle para que la ayudara con el regalo y al final si la convenció, pero con horas de esfuerzo hasta que quiso acabarse el programa ese de cotilleos y que


se le secaran las uñas. Juntas pensaron una idea. A Jessica cada vez se le venían más ideas a la cabeza pero todo lo que dijo ya lo tenía. Charle intentó hacer algo por pequeño que fuera para ayudar algo y se ocurrió una idea de las grandes. La gran idea que tuvo fue que en vez de comprar tantos regalos podrían dedicar un tiempo su hermana, sus padres y ella para hacer algo manual...algo que no haya visto nunca...como... ¡una lámpara! Pero no una cualquiera sino que fuera de madera y que tuviera figuras de madera colgando de sus mascotas y de su familia. Tras días de trabajo lo consiguieron hacer y ya llegó la hora de dárselo. Lucas se sentó con su corona en un pequeño trono y abrió el regalo. Lucas no se lo podía creer, era el regalo más bonito de todos todísimos porque ya estaba cansado de todo lo que le compraban les dio un gran abrazo a cada uno.

fin aUtora : Mireia dedicado a : lUcas


el reY david Y sU caBallero Álvaro Érase una vez un rey que vivía cómodamente y que se llamaba David. Hasta que un mal día, vino el ejército del rey Ángel, que era su enemigo. Se enfrentaron años. El caballero Álvaro, que era unos de los más fuertes del rey David, era el mejor y nadie le mataba, al contrario, él mataba a los demás. Hasta que cuando solo quedaba el caballero oscuro, el rey Ángel, el rey David y el caballero Álvaro se enfrentaron y duró meses su pelea… hasta que… Álvaro se dio cuenta de que un caballero oscuro era un robot ciborg que solo quería derrotar a todo el mundo que le dijera el rey Ángel. Cuando le pilló, le dijo al rey Ángel que era injusto porque el ciborg no se cansaba nunca y Álvaro, sí. Siguió


luchando, mientras que el rey David le daba muchos ánimos. No podía más… Así que… sabía que todos los robots tienen un punto débil. Se dio cuenta, pero le costó mucho llegar hasta él. En el pecho del robot tenía la batería que no se acaba y le hizo un engaño y… lo derrotó. El reino del rey David fue más grande porque vencieron y el rey dijo que cuando muriera le daría todo lo que tenía, las riquezas y los tesoros. Así sucedió, el rey murió y Álvaro pasó a ser el rey del reino “Zumbaya”.

todos vivieron felices Y coMieron Perdices.


ADRIANA LA HEROÍNA Érase una vez, en un bosque inmenso, una niña llamada Adriana. Vivía en una cabaña junto a sus padres y su gato Calcetines. La cabaña estaba situada en el centro del bosque y Adriana era amiga de todos los animales que vivían en el bosque. Una mañana, Adriana y sus padres oyeron unos grandes estruendos procedentes del bosque. Salieron corriendo de la cabaña para saber lo que era y... ¡¡Estaba cazando un grupo de jóvenes!! -¡¡Dejad en paz a los pobres animales!!-Dijo alterada Adriana. Sus padres también ayudaron. -Eso, dejadlos, porque ellos no os han hecho nada.Dijeron poniendo un poco de su parte.


-¿¡Qué no nos han hecho nada, dices!?Estorbar y mucho. Calcetines se tiró a la cara de los jóvenes y acto seguido Adriana llamó a la policía. Mientras la policía llegaba, Adriana aprovechó a que Calcetines les estaba arañando la cara, para salvar a todos los animales. -¡Muy bien Calcetines! Mirad, por ahí llega la policía. La policía arrestó a los jóvenes y la paz volvió al bosque gracias a Adriana.

Autora: Eva Germán Dedicado a: mi apadrinada, Adriana


JAIME Y EL LADRÓN

Era un día soleado en una casa muy moderna donde vivía una persona llamada Filetón, pero en realidad se llama de otra forma, pero como le gustaba tanto el filetón le pusieron ese nombre. Un día se fue al cumpleaños de su amiga y dejó las ventanas abiertas, y por dejarse las ventanas abiertas se metió un ladrón y le robó todo el filetón de su casa. Cuando llegó Filetón fue a comerse un filetón y no se pudo comer ninguno porque se los habían


robado. Así que fue corriendo al teléfono a llamar al detective Jaime para que lo investigara junto con su compañero Aitor y su mascota Trueno, el perro que le acompaña en los misterios.

Entraron en la casa y Trueno empezó a oler el rastro del ladrón y le siguieron el rastro hasta una fábrica de Roca. Entraron y se encontraron a un señor que no tenía comida para darle a su hijo y le daba los chuletones y resultó ser que le había dejado una nota en la mesilla diciéndoselo. Así que Filetón le dio lo que necesitara para poder darle de comer a su hijo y colín colorado este cuento ya te lo he contado. De Aitor

Para Jaime


GONZALO, EL LEÑADOR Erase que se era, un joven y pobre leñador. Vivía en una cabañita que no medía más que vuestras habitaciones, de alto y de ancho. Solo tenía dos andrajosos trajes: uno para el oficio y otro para ir al pueblo. Estaba muy sucio porque en su casa no había bañera y el lago más cercano estaba a diez millas. Por ello, solo se duchaba una vez cada dos meses. Como el joven Gonzalo estaba tan sucio, nadie le compraba su leña. Nadie salvo los pobres mendigos que no le podían pagar mucho. Un día, Gonzalo se quedó casi sin dinero. “Estas dos monedas que me quedan, solo me servirán para comprar un poco de pan, que como mucho solo me durará una semana” Así, agarró unos cuantos trozos de leña, y se encaminó al pueblo. Pero como era de esperar, nadie le quiso comprar nada. Cuando se marchaba triste a su casa, se encontró con una mendiga ciega que nunca había creer visto. La anciana le dijo: - Si quieres dinero, vete a la cueva que hay en medio del bosque. Allí hay alguien que seguro que te compra la leña, y por un buen precio. A Gonzalo ya no le quedaban opciones, así que fue a la cueva del medio del bosque. Se adentró en su oscuridad, y cuando llevaba andando una hora por lo menos, encontró a un duende que intentaba calentarse con


unas brasas ya apagadas que había en el suelo. - ¡¡Tú!!- le gritó el duende a Gonzalo- ¿Conoces acaso a algún leñador? Gonzalo respondió, un poco cortado: - Yo mismo soy leñador, ¿para qué me necesita? El duende lo miró de arriba abajo, y le contestó: -En esta cueva se pasa mucho frío, y el fuego se apaga muy rápido dejándome congelado. Si consigues un solo tronco de leña que se mantenga ardiente por lo menos diez años, te pagaré con un millón de monedas de oro. Si me engañas y el tronco no se mantiene encendido diez años, te quitaré todo el dinero que generosamente te pagaré. Dentro de una semana preséntate aquí, hayas conseguido lo que te pido o no. Gonzalo se marchó de la cueva, abatido. ¿Dónde iba a conseguir un tronco que durara tanto encendido? Marchó por todo el bosque, buscando algún tronco que pudiera encajar con las peticiones que le pedían. Cuando llevaba apenas dos horas caminando, encontró un árbol tan grueso como tres de sus cabañas juntas. Sacó el hacha y empezó a cortar. De repente, un hada se le apareció delante. – ¡No cortes este árbol! ¡Aquí vivimos por lo menos mil hadas! ¡No destruyas nuestra casa! Gonzalo le explicó al hada su problema, y esta contestó: -De acuerdo; yo te daré un tronco que dure diez años, pero con una condición: la mitad del dinero que te dé el duende. Gonzalo aceptó y cumplió el trato. Le dio el tronco al duende y se hizo rico. Le dio la mitad del dinero al hada y aun así reformó su cabaña a una casa lujosa. Se casó y tuvo tres hijos. El hada le observaba escondida entre las ramas, sorprendida. Todos los hombres que tenían trato con el duende, venían a cortar el árbol, y a todos ellos el hada les ofrecía lo mismo. Pero, a diferencia de Gonzalo, todos se habían negado solo por el egoísmo a compartir el dinero que el duende les ofrecía. Pero Gonzalo sí que sabía cómo disfrutar la vida, incluso compartiendo.

Gara González


Emma la princesa Érase en un reino muy lejano una princesa llamada Emma. Ella quería gobernar su reino pero tampoco quería que sus padres murieran. Era alta, delgada y hermosa. Un día que estaba hilando un precioso vestido, de repente se pinchó con la aguja. Los padres desesperados pidieron ayuda a una bruja buena. La bruja, como era buena, decidió ayudarlos. Les dijo que para salvar a la princesa necesitaban el beso de un príncipe. Los reyes intentan buscar a un príncipe y al fin lo encontraron y consiguieron salvar a la princesa. De regalo de boda les dieron el trono.


Fin

“EL CRACK” Érase una vez un niño que le encantaba el fútbol y que se llamaba Rodrigo, más conocido por el “crack”. El chico jugaba en un equipo de su colegio llamado “La Garena”, e iban segundos en la liga por detrás del equipo del “Avance A”, pero la liga se decidiría en el último partido. Y al fin ese partido que Rodrigo esperaba con muchas ganas llegó…Esa mañana se decidiría quien sería campeón. Empezó el partido, con muchas ganas por ambos equipos.


¡¡GOOOL!! Del equipo del Avance, el equipo de Rodrigo no se vino abajo y empezó a luchar con más ganas, el primer tiempo acabó con resultado a favor del Avance. Después del descanso y con las indicaciones de los entrenadores volvieron al terreno de juego y comenzó la segunda parte. Hugo le da un pase a Rodrigo, se va de uno, de dos, solo queda una, chuta y ¡¡goooool!! Rodrigo ha conseguido el empate, los nervios empiezan a hacer presencia en todos los jugadores, ya solo quedan tres minutos y necesitan otro gol para ganar. Rodrigo se escapa hacia la mitad del campo, se la pasa a su amigo Tomás, Tomás la recoge y corre como un cohete directo hacia la portería, chuta y ¡¡GOOOL !! ¡¡GOOOL! ! El equipo de La Garena va a ganar la liga, solo queda unos segundos y… ¡piií-piií! Final del partido. Por fin el sueño de Rodrigo se convierte en realidad, su equipo del cole se proclama campeón de liga. ¡¡¡¡ Campeones, campeones, oeh,oeh,oeh…!!!!

Autor: Ángel López Ávila


PIKMIN La tierra se está empezando a estropear, entonces enviaron a unos valientes astronautas a explorar un nuevo planeta que han descubierto que es como la Tierra. Los astronautas tardaron 12 años luz hasta llegar. Cuando estaban entrando en la atmósfera del nuevo planeta, algo salió mal y explotó la nave, los tres astronautas saltaron por los aires y cada uno cayó en sitio diferente. El primero en despertar después de la explosión fue el capitán Sergio, no sabía dónde estaba. Capitán Sergio: - Que dolor de cabeza, ¿dónde estoy? Estaré en el nuevo planeta. EL PLANETA PIKMIN. ¡Pero qué es ese ser tan extraño!


El Capitán oye su transmisor. Biólogo Miller: -Hola, ¿está ahí capitán? Capitán: - Si, Miller, estoy bien. Biólogo Miller:- Estoy en un lugar extraño, con seres extraños. Son bajitos y con una hoja y una flor en la cabeza, son de color rojo. Capitán Sergio:- Yo también los he visto: ¿Son peligrosos? Miller: -Parece que no. No parecen agresivos. Capitán Sergio: - Me siento más tranquilo. Dame tu posición. Miller: - Mira tú comunicador. Capitán Sergio: - O.K. Voy para allá Cinco minutos más tarde, el capitán Sergio se encuentra con un Pikmin, pero está tranquilo porque son pacíficos. El Pikmin sigue al capitán, y entonces empiezan a salir más seres, todos iguales. El capitán ve una roca en el camino que no puede mover y entre los Pikmin consiguen mover la roca. Al capitán Sergio le sorprendió mucho ver tanta fuerza en seres tan pequeños, al otro lado de la roca estaba Miller. Capitán Sergio: -¡Miller, estás bien! Estás rodeado de seres extraños. Miller: - Si, creo que hay al menos 100. Del trasmisor de Miller salen ruidos extraños. Miller: - ¿Quién es? Rebeca: - Aquí Rebeca Capitán:- Rebeca ¿estás bien? Rebeca: - Si, ¿vosotros también habéis visto los Pikmin? Capitán: - ¿Pikmin? Estos seres bajitos con una hoja en la cabeza. Rebeca: - Si, son ellos. Estoy al lado de la nave y se está haciendo de noche, tenéis que venir deprisa.


Capitán Sergio:- Veo en mi comunicador que estás muy lejos. Capitán Miller: Hay una cueva, podemos hacer fuego y pasar la noche, los Pikmin nos protegen. Rebeca: - Y me quedo en la nave, mañana os iré a buscar con la nave. Capitán:- adiós y suerte Miller: - adiós Rebeca: - Adiós, y más suerte a vosotros. FIN

(CONTINUARA) Carlos López

Ser Leo y el dragón asapueblo Érase una vez en un reino muy pequeño llamado “pueblo asado por el dragón asapueblos “. Un día un caza tesoros llamado Carlos, mandado por el rey gritón del reino “no quemado” encontró el reino del rey sabio, pero le seguía el dragón. Cuando se dieron cuenta los aldeanos se escondieron. El dragón estaba muy furioso porque el cazatesoros le robó la gema para lanzar llamas. Al final el dragón se fue y no volvió. El cazatesoros se escondió en ese reino durante muchos años hasta que un día un niño llamado Leo le descubrió, le llamaban Ser Leo de la realeza.


Leo le preguntó: -¿Por qué te escondes? Después el cazatesoros le contó lo del dragón, entonces decidió entrenar y hacerse mayor para matar al dragón por la gente a quien hizo daño. Cuando se hizo mayor se fue en busca del dragón. Cuando lo encontró se metió en la cueva y decidió matarlo, pero en ese momento se dio cuenta que todo el mundo necesita una segunda oportunidad. Dedicado a Leo.


UN SUEÑO INOLVIDABLE Érase una vez una niña que se llamaba Sofía. Tenía un perro llamado Peluso. Ella tenía cuatro años y él, en edad de perro catorce años y en edad de persona, dos. Una noche, la niña descubrió que en su jardín habitaba un pequeño elfo llamado Fenris. La niña fue a investigar y cuando se encontró en el lugar donde había visto al elfo, éste había desaparecido. Sofía caminó de frente y se topó con algo invisible. Ese algo era el elfo, que tenía poderes. De repente, su perro Peluso corrió hacia ella con una bolsita de polvo de hadas entre los dientes. Sofía se echó un poco por encima y apareció junto a Peluso y Fenris en un bosque rodeado de enormes setas moradas. El perro, con curiosidad, dio un mordisco a una y se volvió rosa. Entonces el elfo habló: -

¡Ten más cuidado Peluso! Estas setas te ponen un hechizo para que no puedas salir de aquí.

Sofía, entristecida, pensó: “¿Qué puedo hacer……..? ¡Tengo una idea! Puede que ese elfo utilice sus poderes para quitarle el hechizo a Peluso y que volvamos juntos a casa a tiempo para desayunar e ir al cole. -

Por cierto, Sofía, el tiempo para quitarle el hechizo es de cuatro horas, así que, démonos prisa. -dijo el elfo. Empiezas a caerme bien. -comentó la niña. Gracias. –respondió Fenris.

Como Fenris no podía hacer nada, acudieron a Dana, la reina de los elfos, que tenía unas gafas enormes y por eso sus enemigos la llamaban “Dana Gafotas”. Ella aceptó ayudarles. Les presentó a la cocinera Maritta, una enana, y al mago Suren. La enana preparó un caldo de unicornio y el mago una poción para después mezclarlos y que saliera la pócima. Al terminar, solo quedaban dos horas. -

¿Se lo tiene que beber? –preguntó Sofía. Sí. –respondió la reina de los elfos. Toma “mi amor”. –dijo Sofía mientras le ponía el tarro delante a su perro.


Peluso se lo bebió todo y volvió a ser de color canela. Y, por fin, llegaron a su casa, a las siete de la mañana, pero llegaron. Y, colorín colorado, este cuento no ha acabado. La madre de Sofía oyó ruidos y fue a verla pero ella estaba despierta y con mucho sueño. -

¿Qué haces despierta? –le preguntó su madre. Mamá, he tenido un sueño súper emocionante, que nunca olvidaré.

Resultó que todo había sido un sueño maravilloso e inolvidable. Y, ahora sí, colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Dedicado a: el libro “El Valle de los Lobos”, el libro “Manolito Gafotas”, mi perro Peluso y mi ahijada Sofía, “la prota”, que por mucho que me quiera, yo la quiero mucho más.

Autora: Sofía Maroto Martín.


la aMistad es algo iMPortante Andrés es un niño de nueve años que vivía en un chalet de la Garena. Él era un gran alumno: estudiaba mucho, siempre hacía los deberes y nunca le habían castigado. Según la gente, era el mejor alumno del colegio. A todo el mundo le caía bien porque era amable, simpático y cariñoso y siempre estaba ayudando. Tenía un montón de amigos. También tenía un secreto: estaba enamorado de Salamandra, una amiga y compañera de clase. Todo el mundo quería estar con él, porque era muy agradable, excepto a una persona que le tenía envidia. Esa persona se llamaba Pablo y decían que era el segundo mejor del colegio. Por eso quería ocupar el puesto de Andrés y por la mínima infracción que cometiera Andrés, Pablo pasaba inmediatamente a su puesto. Entonces ideó un plan. Contrató niños mayores, que se llamaban Héctor y Marcos para que pintaran con pintura el gimnasio y le echaran la culpa a Andrés. Para poder realizar el plan, fueron por la noche y actuaron. Al día siguiente el director Fernando se enfadó muchísimo y prometió que si descubría quién había sido le pondría dos partes. Como nadie dijo quién era la persona que lo había hecho el director amenazó con poner tres partes en vez de dos. En la hora del almuerzo, Pablo escribió una nota diciendo que había sido Andrés y que los botes de pintura estaban en el garaje de Andrés. Como el director no se lo creía dijo que por la tarde del día siguiente iba a ir a casa de Andrés. Esa misma noche, Héctor y Marcos fueron a dejar los botes de pintura. Al día siguiente, el director vio que estaban los botes y le puso dos partes. Pero sus amigos, Kai, Jonás, Fernis, Salamandra y Dana, se pusieron a investigaron y como el vecino de enfrente tenía cámaras de seguridad por si acaso vienen a robarle,


fueron a pedirle las grabaciones. Se las enseñaron al director y él se puso enfadadísimo. Entonces sonó por el megáfono: –Pablo, pásate por mi despacho. Cundo ya estaba allí le dijo el director: –Tiene que darle vergüenza lo que ha hecho. Voy a tener que expulsarle. –Señor director. No creo que deba expulsarle. Seguro que se ha equivocado y lo siente mucho – dijo Andrés que se dirigió a Pablo y este asintió –.Lo ve señor. No le expulse. –Está bien – dijo el director –. No le expulsaré. –Gracias señor director – gradeció Pablo–.Y gracias a ti Andrés. Lo siento mucho. ¿Crees que podríamos ser amigos? –No lo dudes. Desde ese momento siempre se les veía a todos juntos y Andrés conquistó a Salamandra y cuando ambos tenían veinte años, se casaron y tuvieron dos hijas. fin dedicado a andrÉs

sandra rivas de las Heras


La princesa Martina Una madrugada la princesa Martina se despertó de su sueño. Pensó en salir a buscar flores en el bosque para su abuela Manuela. Buscando flores, la princesa se encontró escondido en el tronco de un árbol centenario un mapa muy extraño, no sabía que podía ser. Se fue corriendo en busca del viejo sabio de la aldea, para buscar respuestas sobre el mapa. El viejo sabio le explicó que era un mapa de un tesoro desaparecido. Después de hablar con él, decidió ir en busca del tesoro. Cuando lo encontró y lo abrió, se encontró una caja llena de un montón de monedas de oro, collares, joyas… en ese momento se acordó de los pobres que están tirados en las aceras pidiendo dinero. Martina, como tenía un corazón de cristal, decidió repartirlo entre los pobres. Después de encontrarlo y repartírselo a los pobres, se fue a casa de su abuela. Después de darle las flores a su abuela, le contó todo lo ocurrido. Su abuela se alegró mucho por haber hecho esa gran acción de amabilidad. Autora: Irene Romero Méndez

Dedicado a Martina

LA

PEQUEÑA INGENIOSA


HOLA, HOY OS CONTARÉ LA HISTORIA DE UNA NIÑA LLAMADA PAULA. LE ENCANTABA LEER CUENTOS DE MISTERIO COMO, POR EJEMPLO…BUENO, BUENO, VOY A IR AL GRANO. PAULA ERA DEMASIADO LISTA. LE ENCATABA ADENTRARSE EN LOS LIBROS HASTA QUE UN DÍA SE ADENTRÓ TANTO QUE NO PODÍA SALIR. PERO NO OS ASUSTEIS QUE EL CUENTO ERA DE TRES RATONES Y UN GATO QUE ERA TAN TORPE QUE NO QUE NO PODÍA COGER UN CARACOL PORQUE PESABA MÁS RÁPIDO. LA PEQUEÑA E INTELIGENTE PAULA SALIÓ CORRIENDO DETRÁS DEL GATO Y EMPEZÓ A ROMPER COSAS. AL FINAL, EL GATO SE FUE Y DEJÓ A LOS RATONES Y PAULA ENCONTRÓ LA MANERA DE SALIR DE AQUEL SUEÑO, POQUE SIN QUERER SE QUEDÓ DORMIDA. DEDICADO A PAULA. (DE ALBA)


VIAJE A MARTE Érase una vez dos súper amigos, Arturo y Darío. Y los dos tenían un sueño, viajar a Marte, el planeta rojo. A ellos les gusta la aventura y sobre todo conocer nuevos seres. Entonces se quisieron hacer astronautas. Y entrenaron muchísimo para ser astronautas. Al final aprendieron a pilotar una nave espacial. Un día se propusieron crear una nave espacial. Y lo consiguieron. La llamaron Rojillo. Era rojo y amarillo como la bandera de España. Un día quisieron ir a Marte. Se prepararon y despegaron. Llegaron y allí encontraron muchos alienígenas. Eran pequeños, verdes, con 3 ojos y una antena.


Había un rey que era el más grande, se llamaba Picas. Y les presentó a sus cinco mejores hombres, se llamaban PAC, PEC, PIC, POC y PUC. Se hicieron amigos y se pusieron a jugar al fútbol. Al final Arturo y Darío se van en su cohete. A SÍ TERMINÓ LA HISTORIA DE ARTURO Y DARÍO.


EL CABALLERO DE SELDRON Érase una vez un caballero llamado Iván. Era el más valiente de la aldea Seldron. Era una aldea pequeña donde todos se conocían y vivían felices trabajando en sus campos y cuidando a sus animales. Cerca de Seldron, en una montaña muy alta, había anidado un pájaro muy grande, la gente no sabía de qué especie se trataba, nunca habían visto algo parecido. Un día todos conocieron de quien se trataba, un dragón malvado llegó volando aterrorizando a todos los aldeanos, quemando sus casas y arrasando sus campos. La gente del pueblo no sabía qué hacer. Pensaron que ese sería el final de Seldron, que nadie podía hacer nada contra un monstruo como ese. Pero estaban equivocados, había un muchacho capaz de derrotarle. Iván salvó al pueblo de una manera extraordinaria. Dejó un montón de carne en el valle de la montaña y cuando vio que el dragón bajaba a toda pastilla a comérsela se metió en medio y el dragón se lo comió. Iván estaba en la tripa de ese horrible dragón y entonces el muchacho muy astutamente cogió su espada, le rajó la tripa y salió sano y a salvo. El monstruo gravemente herido se fue a su nido y desapareció para siempre. Gracias a Iván, el caballero sin miedo, la aldea de Seldron volvió a vivir

Felices y en paz Fin.


EL MALVADO MARIO Había una vez un niño llamado Mario que tenía una perra llamada Eva que la maltrataba porque no le hacía caso. Estaba cansada de que su dueño le dijera que tenía que hacer bailes al son de una canción absurda y de intentar maullar como un gato. Una noche Eva se escapó y para salir de la casa tuvo que salir por la puerta de perros que hizo Mario en la puerta principal. Sigilosamente salió de la casa para que no la oyeran y poder así huir de su malvado dueño. Mientras huía tuvo que pasar muchos peligros, por ejemplo, que no la atropellara un coche, que no la cogieran los trabajadores de la perrera o que ningún otro animal la persiguiera. Ella estaba decidida a volver con su familia que estaba en el campo, para lo cual tenía que atravesar el parque, montarse en un tren, pasar un río y al final llegaría al campo. Ella consiguió pasar el parque, pero cuando se iba a montar en el tren, se montó en el vagón de carga sin que nadie la viera y al llegar a su destino un trabajador de la perrera la vio y como no tenía collar, salió detrás de ella, pero Eva como también le reconoció, salió huyendo hasta el río que estaba a tres manzanas del campo donde vivía su familia. Cuando llegó al río tuvo que pasar por un puente colgante y tenía mucho miedo, pero era mejor afrontar ese miedo que esperar al trabajador de la perrera, así que lo cruzó y no le pasó nada. Cuando llegó al campo, estuvo buscando su casa hasta que encontró la casita donde su familia vivía. Cuando entró todos la miraron felices y contentos pues había vuelto a su hogar y vivieron felices y comieron perdices. Y aplaudid si os ha gustado…

FIN


DANIEL EL CABALLERETE Daniel es un caballero muy guapo y fuerte que ganaba a dragones, a ogros… Pero lo que más le gustaba era pasear con su caballo e ir a rescatar a la princesa. Daniel escuchó un grito de socorro. -Oh no, la princesa está en apuros. Cuando llega al castillo saltan desde el balcón clavándole una espada en la espalda al dragón. Y colorín colorado este cuento se ha acabado. DEDICADO A DANIEL.


LOS MEJORES DÍAS DE IKER Iker era un chico normal, feliz y simpático, nunca se enfadaba, y nunca había salido de su País hasta el cumpleaños de su madre, en ese día todo cambió… - Felicidades mamá- gritó Sonia la hermana pequeña de Iker.Tenemos una sorpresa para ti en el salón, baja cuando te llamemos. - Vale, Sonia bajaré cuando vosotros lo digáis.- dijo su madre. Sonia sonriente por la respuesta de su madre bajó corriendo a ayudar a su padre y a Iker con la sorpresa de mamá. Se sorprendió cuando vio que ya estaba todo listo o eso creyó, subió un escalón e Iker la detuvo:


- ¿A dónde vas?- dijo Iker. - A avisar a mamá.- respondió asustada Sonia. - ¿Por qué?- preguntó enfadado Iker. - Porque está todo listo, ¿no? - No – dijo Iker más calmado- falta el regalo papá ha ido a por él. - Vale – contestó Sonia más contenta y menos asustada. En realidad el asustado era Iker porque no quería salir del País. Para el que no lo sepa Iker y su familia era muy pobre y ya que tenían el dinero justo para que su madre cumpliera el sueño de ir a Miami, su padre fue a comprar los billetes de avión. A su madre le gustó mucho y se fue a hacer las maletas. Después de hacerlas se fueron a Miami. Cuando llegaron Iker se enfadó porque no quería salir del avión y le obligaron así que se fue a la playa, allí conoció a mucha gente y se dio cuenta de lo divertido que es viajar. Pasados los cinco días de viaje Iker se enfadó porque no quería irse y su madre le dijo. - Iker te prometo que viajaremos mucho más. - Vale, pero de mayor voy a viajar a todas partes, ¿vale? - Vale - respondió contenta su madre. En esos días Iker aprendió que no está mal enfadarse de vez en cuando y que molaba mucho viajar. Hoy Iker tiene 23 años se enfada más que antes y ha viajado a China, a Argentina, a Marruecos… y claro que ha ido muchas veces a visitar a sus amigos de Miami.


FIN.

LA MÁQUINA DE TIEMPO Un día un niño llamado Álvaro sacó una mala nota y se enfadó mucho, por lo le dijo a su madre: - ¿Mamá me compras una máquina de tiempo? Dijo su madre: - Esas cosas no existen. Álvaro se fue a su habitación enfadado. - ¿Qué hago con el examen? Lo mejor sería esconderlo. Cuando Álvaro abrió su cajón y, de repente, el cajón absorbió a Álvaro. Cuando llegó a su destino estaba en su habitación, miró la hora y el calendario y… era ayer a las 2 de la tarde.


Dijo Álvaro: - ¿Qué ha pasado? ¿Estoy en el pasado? Vio como él no estaba estudiando, solo estaba viendo la tele, comiendo… - La culpa es mía por no estudiar. Y de repente salió un agujero y absorbió a Álvaro, y se despertó en la cama. - ¿Todo era un sueño? Lo mejor sería ponerme a estudiar antes del examen. Y empezó a estudiar

HASTA PRONTO


Hoy el protagonista eres tú  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you