Page 38

globalización y regionalismo: la encrucijada de los países en desarrollo en el contexto de la ronda doha

pp: 7 - 51

4.2 Estados Unidos y la ‘doble vía’: regionalismo (¿unilateralismo?) o multilateralismo. Tal como fuera adelantado al inicio, esta discusión es de gran actualidad, dada la estrategia de “liberalización competitiva” emprendida por Estados Unidos que, entre otras vías, estimula los acuerdos bilaterales N-S.29 Como fuera señalado, en la historia del GATT, los Estados Unidos incentivaron las negociaciones en el SMC como respuesta a la formación de la actual UE, pero sin acudir al TLC, y sólo durante la Ronda Uruguay abandonó esta política, negociando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, según sus siglas en inglés) como una clara amenaza de utilizar su poder de mercado en forma regional o bilateral. Esta estrategia se ha profundizado tras el estancamiento de la “iniciativa plurilateral” del ALCA, de modo que lo que EEUU no pudo obtener en una negociación de conjunto comienza a lograrlo en Acuerdos Bilaterales (del tipo TLC). Un claro ejemplo son las negociaciones con algunos países Andinos (Perú y Colombia),30 que en adición a las fracturas infringidas en dicho bloque (quedaban excluidos Bolivia y Venezuela), afectan la sostenibilidad de sus políticas de desarrollo, en especial en áreas como la agricultura, relacionada a la seguridad alimentaria, y en temas como la propiedad intelectual y la posibilidad de producción de medicamentos genéricos (OXFAM, 2006). En teoría, esta estrategia puede indirectamente incentivar a los excluidos de los TLC’s a negociar en el SMC a fin de lograr una mayor liberalización y de erosionar las preferencias que se han otorgado en los TLC. Sin embargo, dado que el nivel de aranceles de EEUU es relativamente bajo y que en muchos casos las mejoras del acceso a los mercados se obtienen por temas no arancelarios -reglas de origen, tratamiento especial a zonas francas (maquilas), aplicación ventajosa de otras barreras no arancelarias, etcétera- el éxito de una nueva ronda no revertiría la situación. En consecuencia, lo más probable sería que para equiparar el nivel de acceso al mercado de Estados Unidos casi todos los países terminen negociando bilateralmente con la potencia del Norte y de este modo se conformaría un sistema radial en donde Estados Unidos sería casi el único país que tiene libre acceso a todos los mercados,31 tanto para colocar sus productos como para abastecerse de insumos. 29 De acuerdo con De Lombaerde y Garay (2006: 10), Estados Unidos lleva adelante tres estrategias simultáneas: el multilateralismo, el regionalismo y el unilateralismo. Con respecto a esta última -citando a De Melo (1993)- la ejerce en las “blind zones” del GATT, como ser: restricciones voluntarias a la exportación -aunque prohibidas desde 1995-, derechos antidumping y otras barreras no arancelarias. 30 El hecho que Ecuador (previo a que asuma el actual presidente Rafael Correa) estaba entre los candidatos para firmar un TLC advierte sobre el alto contenido político de estos acuerdos. 31 Cabe recordar que Chile y México han desarrollado una importante estrategia de negociar TLC tanto hacia dentro como hacia fuera de la región.

REVISTA SOCIEDAD GLOBAL

vol. 2. Nos. 1-2. junio-diciembre 2008

37

Profile for Universidad Abierta Interamericana

Sociedad Global Nº 3  

Revista Sociedad Global

Sociedad Global Nº 3  

Revista Sociedad Global

Profile for vaneduc
Advertisement