Issuu on Google+

Realizado por: -

Daniel Alcolea Trillo. Patricia Corbella Carrero. Tamara Cuesta Gutiérrez.. Carmen Heredia Luengo. Cristina Jiménez Jiménez. Tania Padilla Arenas. María Vanesa Resuela López. María Teresa Viso Pardo.


INTRODUCCIÓN. La sociedad se encuentra en continuo cambio y evolución, y más aun debido a los continuos avances tecnológicos, por tanto actualmente estamos sumergidos en lo que se conoce como “La Sociedad de la Información y la Comunicación”. Las nuevas generaciones se encuentran inmersas en esta sociedad ya que han nacido y se desarrollan dentro de la era digital, por tanto es una capacidad adquirida desde el nacimiento y que no necesita de un aprendizaje excesivo como el que han precisado generaciones anteriores. A lo largo de este documento nos centraremos en definir que es la sociedad de la información, así como la repercusión que están podrán tener en su vida, desarrollo y evolución del niño/a y como ha ido cambiando la escuela entorno a la información de las tecnologías. 1.

¿QUÉ ES Y CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN? La sociedad de la Información es aquella en la cual las tecnologías que facilitan

la creación, distribución y manipulación de la información juegan un papel esencial en las actividades sociales, culturales y económicas. Características: - Exuberancia. Disponemos de una amplia y diversa cantidad de datos. - Omnipresencia. Los nuevos instrumentos de información, o al menos sus contenidos, los encontramos en cualquier lugar, forman parte del escenario público contemporáneo y también de nuestra vida privada. - Irradiación. Las distancias físicas se vuelven relativas. - Velocidad. La comunicación, salvo fallos técnicos, se ha vuelto instantánea. - Multilateralidad/Centralidad: Permiten que recibamos información de todas partes, surgiendo esta de varios sitios a la vez. - Interactividad / Unilateralidad: Los nuevos instrumentos para propagar información permiten que sus usuarios sean no sólo consumidores, sino además productores de sus propios mensajes (proconsumidores).


- Desigualdad. Mientras las naciones más industrializadas extienden el acceso a la red de redes entre porcentajes cada vez más altos de sus ciudadanos, Internet sigue siendo ajena a casi la totalidad de la gente en los países más pobres o incluso en zonas o entre segmentos de la población marginados aún en los países más desarrollados. - Heterogeneidad. Se duplican y multiplican actitudes, opiniones, pensamientos y circunstancias que están presentes en nuestras sociedades. - Desorientación. La enorme cantidad de información no solo es oportunidad de desarrollo social y personal. Se han convertido en desafío cotidiano y de agobio. Se necesitan aprendizajes específicos para elegir entre aquello que nos resulta útil, y lo mucho de lo que podemos prescindir. 2.

REPERCUSIÓN DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS EN EL NIÑO, EN SU VIDA, DESARROLLO Y EVOLUCIÓN. En primer momento decir que las nuevas tecnologías son el conjunto de

procesos y productos derivados de las nuevas herramientas, soportes de la información y canales de éstas, relacionados con el almacenamiento, procesamiento y transmisión digitalizada de la información. Dicho esto veremos como éstas repercuten en la infancia a través de las ventajas e inconvenientes que pueden tener en la vida de los niños/as. Como positivo cabe señalar que favorecen las relaciones sociales, el aprendizaje, el desarrollo de nuevas habilidades, nuevas formas de construcción del conocimiento, y el desarrollo de las capacidades de creatividad, comunicación y razonamiento (Castells 2001). Como negativo, podemos destacar que el uso, y abuso de las Nuevas Tecnologías, puede producir aislamiento y también provocar fenómenos como la soledad y la depresión. La adicción es un problema frecuente a lo que se suma que la falta de anonimato, puede traer como consecuencia que los niños tengan vidas paralelas, una en la red y otra real, lo que puede desembocar en efectos perjudiciales para ellos. Otro aspecto negativo a señalar es que el acceso sin ningún tipo de filtro a la información puede conducirlos a contenidos no aptos para su edad. Otra consecuencia negativa que podemos observar hoy en día es que las Nuevas Tecnologías promueven la individualidad en su sentido negativo. En el ámbito familiar vemos que cada quien se encuentra encerrado en sí mismo. En un mismo hogar


podemos encontrar, por ejemplo, más de un ordenador, más de un móvil, lo que provoca que compartir sea cada vez menos necesario. Los entretenimientos de antes requerían de la participación de varias personas, los de hoy en su mayoría tienen la cualidad de que no necesitamos contar con otros. Cómo han evolucionado las NNTT: El importante papel del juego en el desarrollo y aprendizaje infantil (aunque no sólo infantil) y las nuevas tecnologías, como nuevos medios para facilitar la actividad lúdica han influido también en la forma de jugar. El juego que antes se desarrollaba colectivamente en las calles, ha pasado a ser un juego más individualizado que no promueve la interacción entre los niños/as, a pesar de ello las NNTT ofrecen también una visión positiva ya que favorecen nuevas formas de aprender, desarrollando así su autonomía permitiéndoles esto acercase a su medio más inmediato.. Cada vez más nos vemos obligados a tener en cuenta lo que nos ofrecen las denominadas nuevas tecnologías, ya que vivimos en la era digital, rodeados de aparatos electrónicos, entre ellos el ordenador, y estos son un elemento importante en nuestros espacios y tiempos de ocio en el que se sitúa el juego. Cada vez más los niños pueden acceder con mayor facilidad a programas informáticos en sus hogares y en las escuelas, que les van a permitir jugar y sobre todo aprender con modelos mucho más interactivos que los tradicionales, por eso en el aula se deben adaptar y sustituir las metodologías tradicionales de enseñanza y dejar paso a este amplio campo tecnológico. Estos nuevos medios de comunicación nos facilitan la realización de muchas tareas pero también nos plantean nuevos problemas, principalmente relacionados con la comunicación o más bien con la incomunicación humana, que conviene analizar en su vertiente educativa, y en concreto desde la perspectiva del juego infantil. Las NNTT también han llegado al aula, pues en la mayor parte de los colegios, ya se han integrado en disponer de un ordenador en el aula, para acercar estas nuevas metodologías a la infancia. Anteriormente las responsabilidades de los alumnos estaban restringidas a escuchar, memorizar y repetir, limitando la información a lo que el profesor sabía. Sin embargo, la educación hoy enfatiza cada vez más la importancia de que los alumnos asuman roles más activos en su aprendizaje. Desde la perspectiva tecnológica del aprendizaje se reconoce que es importante desarrollar el sentido de competencia y


autonomía del niño, y el rol crítico de la interacción entre el niño y su entorno tecnológico. A pesar de que los ordenadores pueden ser muy efectivos en las aulas que utilizan una metodología tecnológica, su uso en sí, no transforma automáticamente el método educativo, algunos docentes tienden a perpetuar su modo de trabajo acomodando a él las nuevas tecnologías. Otro elemento que está cogiendo importancia en el aula son las pizarras digitales interactivas (PDI) que permiten otra nueva forma de trabajo más dinámica y participativa, en la que hay una puesta en común de los resultados, pues todos los niños/as ven lo que se está haciendo de manera instantánea, pueden opinar e incluso añadir nuevas aportaciones. Con el uso del ordenador y la pizarra aparece una nueva forma de acercar a los niños/as a la lectura, sumergiéndolos en la comprensión de historias, reconocimiento de palabras… a través de los cuentos electrónicos, este recurso es muy atrayente para los niños/as ya que no solo se le presentan dibujos estáticos como los que aparecían en los cuentos tradicionales, y pueden aparecer en movimiento e incluso con sonido. Se capta más rápidamente la atención del niño/a cuando se le incluye como protagonista y se le permite participar de forma interactiva, pudiendo acceder a diferentes partes del cuento y de manera autónoma realizar modificaciones en el cuento. Por otra parte pero unido al uso del ordenador y a la PDI aparece otro recurso que está presente tanto en las aulas como en la mayoría de los hogares, establos hablando de la herramienta de Internet. Los niños pequeños son curiosos por naturaleza, hacen muchas preguntas y en muchas ocasiones los adultos no podemos responder directamente a ellas, y necesitamos investigar las respuestas. Por ejemplo, en una clase, después de estudiar animales herbívoros de la selva, Nuria preguntó ¿cuánto tiempo viven las jirafas? En casos como estos, podemos utilizar Internet, para responder a esta pregunta. Internet permite a los niños pequeños expandir su comprensión y experiencia del mundo. Por ejemplo visitando un zoológico que nunca han visto, o un museo de arte de manera virtual. Internet es una herramienta que se puede utilizar para motivar y animar a los niños a aprender más. Normalmente a ellos les da mucha confianza navegar por esta era digital, incluso pueden enseñar al docente, y se sienten muy orgullosos cuando ven avanzan satisfactoriamente en sus progresos al estar familiarizados con éste sistema.


Por supuesto, necesitamos seleccionar las páginas que respondan a los intereses y necesidades de desarrollo de los niños y se debe evitar exponerles a información inadecuada. También es necesario proporcionarles unas pautas de seguridad básica, del mismo modo que se las proporcionamos para salir a la calle o en casa. Además de estas normas existen programas software que permiten a los padres y profesores filtrar cualquier tipo de información que se considere inadecuada. 3.

¿CÓMO ESTÁ AFRONTANDO LA INSTITUCIÓN ESCOLAR ESTE FENÓMENO? En algunos casos las escuelas no disponen de los recursos y medios suficientes

para poder desarrollar adecuadamente procesos educativos apoyados en estas nuevas tecnologías, ni el profesorado conoce y domina la tecnología como para usarlas provechosamente con fines metodológicos. Por eso algunas escuelas están quedándose rezagadas respecto a los vertiginosos cambios que se están produciendo en el seno de nuestra sociedad. En cualquier caso, la formación debe ser el proceso que preceda a esa incorporación, siempre que ello sea posible, ya que las NTIC, por su propia naturaleza, no siempre lo permiten. Y de cara al profesorado, la aplicación de las tecnologías a la educación pasa, inexcusablemente, por la formación. “...habrá que encontrar medios innovadores para introducir las tecnologías informáticas e industriales con fines educativos e igualmente y acaso, sobre todo, para garantizar la calidad de la formación pedagógica y conseguir que los docentes de todo el mundo se comuniquen entre sí....” (Unesco, 1996: 146).

Las NNTT y sus potencialidades nos retan a la creación de espacios educativos, sean presenciales o virtuales, que promuevan la interacción personal, el debate plural, la reciprocidad inmediata y completa entre maestros y alumnos. Lo más frecuente es proponer los medios tecnológicos como posibles instrumentos didácticos poniendo el énfasis en las habilidades necesarias para su eficiente utilización. Con la entrada de las NNTT la escuela ha sufrido cambios incorporando la competencia “ Tratamiento de la información y competencia digital” y reforzando el tercer área “Lenguaje: Comunicación y Representación” del currículo ya que se vio la necesidad adaptar el currículo a las exigencias de la nueva sociedad de la información, como los que se muestran a continuación:


a) En lo que se refiere a los objetivos: Deberán de responder en mayor medida a las sociedades de la información o del conocimiento. Muchos de ellos se reflejan en el currículo pero no se incorporan a las aulas. b) En cuanto a los contenidos: Se han visto ampliados ante la nueva oferta de contenidos tecnológicos y del mundo de las comunicaciones, permitiendo disponer de un gran volumen de información y unos contenidos permanentemente actualizados. c) Posibilidad de reducción de tiempo y espacio para entrar en contacto con nuevos contenidos o producir experiencias educativas, hasta ahora inimaginables tanto en sus formas como en sus métodos, por la aportación tecnológica a las formas de estudio y de trabajo. d) Respecto a la metodología: Los avances tecnológicos permiten generar metodologías peculiares y acordes con sus posibilidades comunicativas y didácticas e) En cuanto a los medios a utilizar en el aula: con la incorporación de nuevos soportes tecnológicos. Sean los tradicionalmente denominados medios audiovisuales (Vídeo, proyectores, etc...) o los más nuevos como el ordenador, la conexión a Internet, los equipos multimedia, etc., que deben ser de uso habitual en las aulas Hemos de ser conscientes de que el modelo social, cultural y curricular de escuela estará por encima de lo que las nuevas tecnologías permitan en cuanto a innovación o creación de nuevos entornos o espacios educativos. Los métodos y estrategias docentes que utiliza la escuela en su tarea diaria, también determinarán el tipo de tareas que posteriormente establecerán con las nuevas tecnologías, porque éstas por si mismas no suponen innovación. Las escuelas que deseen afrontar con éxito los cambios necesarios para la innovación que supone adecuarse a la sociedad de la información, deben hacerlo en grupo, formando conjuntos de escuelas que apuesten por un futuro común, compartiendo recursos. Los sistemas de videoconferencia, Internet y otras tecnologías ponen por primera vez al alcance de cualquier grupo de centros la posibilidad de compartir profesores y materias, de intercambiar materiales, de diseñar actividades conjuntamente, de trabajar colaborativamente. El sistema educativo actual no es precisamente un ambiente en el que la tecnología tenga un papel relevante para algunos colegios. Es más, algunos docentes, tradicionalmente, se muestran bastante reacios a incorporar novedades tecnológicas en sus aulas y metodologías de trabajo. Sin embargo, la actual revolución tecnológica, y la era digital en la que nacen los niños, afectan directamente a la educación, y ésta debería


ser capaz de dar respuesta a éstas necesidades e innovaciones tecnológicas que la sociedad presenta.

Pero sin embargo, se plantea otro gran problema en la

generalización de las NNTT en la educación; siendo la falta de recursos económicos, el principal motivo que lleva a que estas no se incorporen. EN CONCLUSIÓN: La utilización de las NNTT es algo a lo que todos debemos acostumbrarnos en todos los ámbitos de nuestra vida, incluido el educativo, ya sea como alumnos o como docentes, debemos avanzar acorde al progreso de nuestras sociedades modernas, y considerar que lo métodos de enseñanza tradicionales deben de ayudarse de nuevas técnicas innovadoras acordes a los desarrollos tecnológicos del momento. BIBLIOGRAFÍA Trejo, R. (2001). Vivir en la Sociedad de la Información, Orden global y dimensiones locales en el universo digital. La sociedad de la Información, 1 [Consulta: 28-2-13] Canalda, A. (2009). Nuevas tecnologías. Nuevos retos en la protección de la infancia. Nueva Revista de política, cultura y arte.124. Blázquez, F. (2001). Sociedad de la Información y Educación. Mérida. Junta de Extremadura. Consejería de Educación, Ciencia y Tecnología, Dirección General de Ordenación, Renovación y Centros. RECURSOS WEB http://juntosperodivididos.blogspot.com.es/2010/09/el-impacto-de-las-nuevastecnologias-en.html http://www.slideshare.net/eli.mar.aye/una-sociedad-de-la-informacin-es-aquella-en http://www.educa.madrid.org/cms_tools/files/65a73a3c-1395-4a6c-be4fe38f4801c79d/NuevasTecnologias.pdf


Artículo del Periódico ABC: http://www.abc.es/20120606/familiapadres-hijos/abci-ninos-habitos-internet-201206061256.html APRENDEN A JUGAR CON EL IPAD ANTES QUE A ANDAR. SMARTPHONES Y TABLETS para NIÑOS y ADOLESCENTES - El Chupete 2012

Empiezan por arrastran el dedo por los juegos de la pantalla de un ipad con tanta destreza como sus padres. Y se vuelven literalmente locos cuando se enciende la pantalla del teléfono. Pero todavía no han aprendido a andar. Son la llamada «generación nativa» o «multipantalla». El Festival «El Chupete», que tendrá lugar el próximo julio, acaba de lanzar (en colaboración con MobileDreams), un vídeoinfografía que desgrana los hábitos de consumo de los menores con los smartphones y las tablets. El vídeo resume el consumo que niños y los adolescentes hacen de estos nuevos dispositivos. Unos datos que se han extraído de diversos estudios realizados durante 2011 y 2012 por entidades como Nielsen, Generaciones Interactivas, Inteco para Orange, entre otras, y que retratan a la llamada «generación multipantalla», uno de los segmentos de población más activo en el uso de los dispositivos móviles. De él extraemos datos como que «el 77% de los menores utiliza la tableta para jugar» o que el «64% de los menores utilizan apps de Redes Sociales», unas cifras que ayudan a perfilar los nuevos contextos sociales y culturales que esta tecnología está propiciando.


Artículo del Periódico ABC:http://www.abc.es/20120611/sociedad/abcimovil-ultima-generacion-nios-201206111744.html CASI LA MITAD DE LOS NIÑOS TIENEN UN MOVIL DE ULTIMA GENERACIÓN España es el país en el que más ha crecido su número en los últimos años. Los adolescentes pueden llegar a enviar hasta 100 mensajes al día Un informe realizado por la organización «El Chuepete», organizadora del festival de Comunicación Infantil, revela que el 38 por ciento de los niños españoles de más de 13 años poseen un teléfono móvil de última generación. En el caso de los adolescentes de edades comprendidas entre los 8 y los 18 años, el 40% acceden a Internet a través del móvil. En el caso de EEUU, la edad a la que los niños acceden a este tipo de dispositivos móviles disminuye, ya que el 50 por ciento de los menores de 8 años utiliza «smartphones» y «tabletas». Según el vídeo realizado por «El Chupete», cada vez más niños y adolescentes a edades más tempranas comienzan a utilizar estos dispositivos. Aseguran en su informe que a nivel mundial «nacen cada día tres veces más smartphones que niños», y se han convertido en el juguete preferido por ellos, ya que el 25 por ciento de los niños de 8 a 12 años prefiere un teléfono de última generación como regalo antes que un juguete. La mitad de los menores de 8 años en EEUU utiliza este tipo de teléfonos. En cuanto a España, se trata del país con mayor penetración de dispositivos móviles en los últimos dos años. El 65 por ciento de los niños entre 8 y 12 años tienen móvil, el 38 por ciento de los niños de más de 13 años tienen un «smartphones» y el 40 por ciento de los niños de 8 a 18 años acceden a Internet desde el móvil. en general, los padres les regalan el teléfono porque «se sienten más seguros»

Se han incrementado notablemente las aplicaciones de mensajería En cuanto a las aplicaciones más utilizadas se encuentran Twitter, con un 27 por ciento, Tuenti (23 por ciento) y Facebook con un 21 por ciento. Otra de las aplicaciones que mayor protagonismo acaparan en los dispositivos móviles son las apps de mensajería como Whatsapp. El 55 por ciento de los menores las utiliza. Pueden llegar a enviar una media de 60 mensajes al día a través de estas apps, aunque en el caso de las chicas, la media aumenta hasta los 100 mensajes diarios. Entre las actividades que los adolescentes realizan en las redes sociales a través del móvil, la preferida es la de hablar con los amigos (92,6 por ciento), seguida de la opción de comentar las publicaciones (78,5 por ciento), jugar (57,8 por ciento) y compartir contenidos (50,4 por ciento).


Artículo del Periódico El País: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/08/09/actualidad/13 44539064_196865.html

Un ADN digital 

Los niños son capaces de usar tabletas antes de andar

Aunque algunos expertos creen que el aprendizaje con libros es más sólido

Resulta más fácil para un bebé pulsar con el dedo que pasar las páginas de un cuento. / ben richardson (getty) Inmersas en la sociedad de la información, las nuevas generaciones nacen con el ADN digital. Llegan al mundo no con el clásico pan debajo del brazo, sino con una multipantalla. Son capaces de usar las tabletas electrónicas antes incluso de aprender a andar. Para muchos niños, estos pequeños aparatos se han convertido ya en su juguete favorito. La tableta viene a ser como los Juegos Reunidos Geyper del siglo XXI. Con una diferencia cuantitativa: mientras que los clásicos estuches de cartón o de madera que causaron furor a mediados del siglo pasado contenían un máximo de 55 juegos, App Store tiene más de 105.000. Anclada en el imaginario colectivo de padres y abuelos, la marca Geyper desapareció en 1987 como consecuencia de una suspensión de pagos y con ella se esfumaron los legendarios pasatiempos de mesa. Ahora empieza el reinado de los teléfonos avanzados y de las tabletas. Otro de los iconos de la infancia de millones de españoles, los míticos Cuadernos Rubio (con el que las generaciones analógicas aprendieron buena letra) ha dado el salto a las tabletas y a los teléfonos inteligentes. La Universidad Pontificia de Salamanca ha creado una aplicación para que los niños aprendan a leer y escribir, aunque sin lápiz ni papel. Pero el impacto del mundo online en los más pequeños desata controversias. Antón Álvarez, profesor de la Universidad Complutense, afirma que los niños en general son muy permeables y abiertos a la tecnología. Distinguen bastante bien los soportes, pero para ellos la televisión o Internet son solo pantallas que solo difieren en el nivel de interactividad. “La televisión es pasiva, mientras que con el iPhone Hay guarderías pueden interactuar”, dice Álvarez. La edad de iniciación que facilitan a los para entender los contenidos de los medios electrónicos bajando. “Desde los dos años”, dice este experto, críos ordenadores está “ven la tele. Forma parte de su escenario. Y los medios con el acceso a digitales los utilizan desde su más tierna infancia”. La eclosión de la tecnológica es incuestionable y así lo Internet. reflejan las estadísticas: en el mundo nacen cada día tres veces más smartphones que bebés. El 25% de los niños de 8 a 12 años tiene móvil y prefiere de regalo navideño un teléfono inteligente que un juguete más convencional. Estos aparatos son un instrumento habitual en uno de cada tres niños de más de 13 años. Todas estas estadísticas han sido desgranadas en la última edición de El Chupete, el festival internacional de comunicación infantil que este año ha puesto sus ojos en la relación de los menores con el entorno digital.


A la hora de establecer la relación con los dispositivos móviles, los expertos aseguran que hay que aplicar los Solo hay un 10% mismos criterios que con la televisión: encenderla a de menores fuera tiempo parcial, vigilar contenidos que ven los menores y que se convierta en una impagable y paciente del circuito de los evitar canguro. Yago Fandiño, subdirector de contenidos infantiles de nativos digitales RTVE.es, distingue claramente entre los medios audiovisuales y los digitales. “Internet tiene sus propias reglas. No tiene franjas horarias, como ocurre en la televisión, para los distintos rangos de edad”, dice. La televisión ha preservado un horario de protección infantil (entre las 6.00 y las 22.00) en el que está prohibida la emisión de contenidos que puedan perjudicar el desarrollo físico, moral o mental de los menores. Y aunque las cadenas generalistas no siempre lo respetan, el Gobierno vigila para que no se emitan imágenes violentas o pornográficas en esa horquilla de tiempo. Los que no pisan la línea son los canales infantiles como Clan TV. También en su página web el cuidado es extremo. Fandiño sabe que los niños son muy fieles (los datos indican que la edición online suma 1.900.000 usuarios únicos al mes, alrededor del 70% de los niños con acceso a Internet). Y adelantados. A partir de los tres años, los niños ya navegan y hay guarderías que tienen ordenadores con acceso a Internet. “Hay niños que con un año manejan en las tabletas la aplicación de Clan”, asegura. Para los pequeños, estos son entornos muy naturales. Solo tienen que tocar con el dedo. El directivo de RTVE.es ve en el canal infantil un claro ejemplo de la convivencia entre los medios tradicionales y los táctiles. En 2009, la televisión pública lanzó una web para concentrar los contenidos. Ahora alberga 106 series (49 de ellas en inglés) que suman 2.400 vídeos de libre acceso. Las productoras, en un gesto poco frecuente, aceptaron ceder los derechos. “Los contenidos ya estaban en YouTube, pero quisimos darle un sitio a padres e hijos en el que se sintieran más tranquilos”, cuenta Fandiño. Por cuestiones de derechos, estas series solo se pueden ver desde España. Pero a diferencia de la televisión, un medio de acceso universal que llega prácticamente al 100% del territorio español, Internet tiene una implantación mucho más reducida. De hecho, uno de cada tres españoles no ha usado nunca la Red. Esta estadística salta por los aires cuando se trata de cuantificar los menores que tienen acceso a Internet. Aunque no son el 100%, como advierte el antropólogo de la Universidad de Extremadura Alfonso Vázquez. A sabiendas de que la digitalización es un fenómeno imparable, sostiene que hay alrededor de un 10% de niños que está fuera del circuito de los llamados nativos digitales. “Hay alumnos de secundaria y de primero de ESO que nunca han encendido un ordenador ni navegado”, advierte. El profesor Vázquez ha realizado una tesis doctoral con los datos de las entrevistas a 500 chavales de la comunidad extremeña. Su conclusión es que las nuevas tecnologías van a ser causa de exclusión laboral porque hay personas que no saben manejar herramientas de búsqueda. Los padres no son conscientes de esa necesidad. “No veían el ordenador como algo interesante. No les atraía y tampoco lo asociaban a un tema económico. Pero que un adolescente no esté alfabetizado tecnológicamente puede ser un factor serio de exclusión, de la misma manera que en los años sesenta y setenta lo era no saber leer y escribir”. Jorge Izquierdo es de esos adolescentes enganchados a los medios digitales. Hace un año, con 14, comenzó a desarrollar aplicaciones en sus ratos libres. En el festival contó


su experiencia, pese a que, asegura, no es mucho el apoyo que se recibe por parte del colegio y que las aplicaciones no se hacen en el recreo. Él empezó así con su famosa Urlate: “Un día estaba lloviendo e iba al cole. Había un atasco y pensé: qué dirán estas personas cuando lleguen al trabajo. Para poder tener una excusa visual y que les creyeran, pensé en diseñar el trayecto y el tiempo, con las claves del atasco”. Con todo, reconoce que la parte más difícil fue la de publicarla y enviársela a Apple. Otro día, junto a un amigo, pensó en hacer una agenda 2.0 para el colegio en la que apuntar los deberes, los horarios de las clases, las notas. “Hice una aplicación como quería que fuera una agenda escolar. Pero el colegio me dijo que no la usara. Con lo útil que es: te halla la media de las notas, te notifica cuándo tienes que hacer los deberes y el día anterior al examen te desea suerte”. También ha desarrollado una aplicación con las series para que a los forofos de Los Soprano o de La que se avecina no se les olvide el episodio por el que van. “En la programación”, confiesa el joven Izquierdo, “he encontrado mi pasión. Me gusta hacerlo en mi tiempo libre. Si todos encontramos nuestra pasión vamos a ser mejores personas y a hacer un mundo mejor”. Se quiera o no, la brecha digital existe. “No todo el mundo es digital entre los adolescentes, y eso va a ser algo determinante”, insiste el profesor Vázquez. Y pone como ejemplo su tierra. “En Extremadura hay mucho espacio rural y agrícola. Querían poner ADSL en todas las localidades. Pueden concienciar, pero si el usuario no lo tiene fácil queda aún mucho por hacer”.

“Ser analfabeto tecnológico conlleva riesgo de exclusión”, opina un antropólogo Desde el punto de vista pedagógico, los medios electrónicos no son necesariamente una panacea. “Los contenidos aprendidos con los medios digitales no se quedan en la memoria como los tradicionales. Son más rápidos y visuales, pero perduran menos en la memoria”, apunta el profesor. En la misma línea, su colega de la Complutense señala la gran diferencia entre la formación basada en texto (“como decía McLuhan, el hombre gutemberiano”) y las nuevas generaciones (“el nuevo hombre digital”). Todo porque ya nadie duda de que la forma en que se accede al conocimiento condiciona la forma de pensar. “En un texto todo es secuencial. Está ordenado, se distingue lo que son las ideas principales y las subordinadas. Quienes leen son personas con buena estructura mental”. Frente a ellos, los nativos digitales tienen una formación opuesta que se centra en cómo descodifican la información que les llega. En los medios de imagen todo llega a la vez y aparentemente sin estructura, lo cual favorece la superficialidad pero también agudiza la necesidad de comprensión lógica. “A los primeros, les cuesta más cambiar de opinión. Los segundos son más maleables, menos rígidos en sus ideas, pero también más fáciles de persuadir”, resume el profesor Antón Álvarez. Por eso es importante, dicen los expertos, que los niños le dediquen el mismo tiempo a los medios audiovisuales que a los escritos. Ahora aprenden a leer más tarde (cunde la teoría oficial de que no hay que forzar a los niños en su aprendizaje) y están más atentos a los soportes gráficos. “A largo plazo, los medios digitales actúan como invernaderos: se produce una maduración forzada de niños o adolescentes. Son más resabiados y se retrasa su incorporación a la sociedad real”, dice Álvarez.


Jorge (14 años) ideó una agenda electrónica que el colegio le rechazó “La electrónica es cada vez más accesible y en épocas de crisis los padres salen menos. La televisión es un ocio barato. Pero las tecnologías no son ni buenas ni malas; son lúdicas y absorbentes. En casos extremos, pueden acabar anulando el mundo exterior”. Para los más pequeños, entrañan grandes desafíos. Las tecnologías digitales no estimulan la sensación real de volumen porque no transmiten de forma correcta la representación en un espacio tridimensional. Por eso muchos psiquiatras dudan de que sean un instrumento adecuado para el desarrollo intelectual de los más pequeños. Pero tampoco refleja visualmente ese volumen la lectura, y nunca nadie la ha cuestionado por ello. En la escuela, su utilidad no es puesta en duda por el músico y docente Javier Monteagudo, que destaca el papel de las tabletas como motor de la creación. Lo importante es cómo se utilizan. “Hay que tener criterio y sentido común” dice. Monteagudo alerta de los riesgos y, entre ellos, uno de los más peligrosos es ponerse en el escaparate y mostrar en las redes sociales aspectos que corresponden a la intimidad. Por eso es necesario proteger la privacidad. Puede llegar a ser una tabla de salvación. “A la hora de encontrar trabajo se nos va a ver el perfil digital y puede que no coincida con el real. Hay que ser el mismo en la vida física que en la virtual”, dice. De paso, recomienda que se enseñe a los menores a desconectar, a esconderse del gran hermano. ¿La receta? “Hay que enseñar a la gente a desconectar para conectar con la gente”.

Niños y tecnología Tabletas. En el mercado hay disponibles ocho tabletas exclusivas para el público infantil. Una mayoría de los menores las usan para jugar (75%) y para fines educativos (57%), según las estimaciones del último festival internacional de comunicación infantil. Teléfonos. Mientras que los niños prefieren la tableta, los jóvenes se inclinan por el smartphone (teléfono inteligente). El 65% de los niños de entre 8 y 18 años tiene móvil. El 38% de los niños de más de 13 años tiene smartphone. El 40% los españoles entre 8 y 18 años accede a Internet a través del móvil. Juegos. El iPad equivale a los Juegos Reunidos Geyper de mediados del siglo pasado. Pero en vez de 55 juegos, como los que contenían las cajas de los famosos pasatiempos de mesa, alberga más de 100.000. Nativos digitales. La coordinación ojo-mano se desarrolla a los nueve meses y la mano-ratón a los cuatro. A los tres años, los niños empiezan a usar el iPad, a los 11 obtienen el primer teléfono y a los 13 acceden al smartphone. Seguridad. Los padres dicen sentirse más seguros si sus hijos pequeños llevan móvil. El 86% de los progenitores orienta a sus hijos sobre el uso responsable de los aparatos. Redes sociales. Uno de cada tres menores utiliza aplicaciones de redes sociales. Los adolescentes las usan para hablar con los amigos (92%), comentar publicaciones (78%), jugar (57%) y compartir contenidos (40%). Alrededor de 425 millones de usuarios acceden a Facebook desde el móvil. Mensajes. Los adolescentes envían un promedio de 60 mensajes al día. Internet. Los jóvenes muestran poca paciencia y se sienten más irritables e inquietos cuando les falta el móvil o no pueden conectarse a Internet, según el Observatorio de la Adolescencia.


tema 2