Issuu on Google+


Editorial 2009 Diseño Gráfico Aiep De esta Edición: 2009 Tu libro ediciones Ltda. bajo el sello Diseño Gráfico Aiep 1ª Edición : Diciembre 2009 R.P.I. Inscripción Nª 85.979 I.S.B.N 857-932-1275-202-8 Hecho el depósito que establece la ley Todos los derechos reservados Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra sin la autorización expresa de los autores. Impresión : Maxhuber. General del Canto 276 Santiago. Fono: (56-2) 396 31 11


“El niño que no juega no es un niño. Pero el hombre que no juega, perdió para siempre el niño que vivía en él y que le hará mucha falta” Pablo Neruda


Introducción El juguete suele ser considerado un objeto accesorio, un complemento en la vida de los niños. Sin embargo, no ha existido persona que haya crecido sin ellos. Aún los sectores más humildes, imposibilitados monetariamente de acceder a los juguetes del mercado, apelan al ingenio para crear juguetes propios con los materiales que tienen a mano. Barro, trapo, cartón, papel, fibras vegetales, madera, laca, plomo, cera, hojalata y alambre, son algunas de las precarias soluciones capaces de convertirse en objetos de divertimiento infantil. Materiales que se prestan para la construcción de esta clase de objetos gracias a la imaginación y creatividad de los niños.

de plástico, imprenta, etc.) que lógicamente influye sobre el producto final, y según el uso por edades.

La palabra juguete es un tanto heterogénea. Incluye en sí misma a una enorme variedad de productos -existen alrededor de 250.000 clases de juguetes diferentes- que se clasifican en centenares de categorías según los materiales utilizados en su fabricación (como plásticos, madera, metal, textil, papel, cartón, etc.), según los mecanismos incorporados en los mismos (con movimiento, sin movimiento, eléctricos, a pilas, a resorte), según el proceso de producción (inyección

Las consideraciones acerca de los juegos varían. Por un lado es un instrumento de placer para el niño, y por otro, puede servir a propósitos educativos, llegando a tener gran importancia en el desarrollo de sus capacidades creadoras. Además, se lo considera un medio eficaz para el conocimiento de la realidad. En sus juegos, el niño refleja la vida que lo rodea, adquiere y precisa conocimientos.

Una historia que los englobe a todos es prácticamente inabarcable, por lo que, al intentar desarrollar un análisis histórico del juguete, no hay otra opción que basarse en cuestiones generales respecto a su evolución. Obviamente, no se podemos olvidar que ciertos juguetes fueron verdaderos hitos populares y marcaron el rumbo de la industria juguetera, siendo imposible no referirse a ellos en su totalidad, por lo que apelaremos a ellas cuando lo requeramos.


Por sus propias limitaciones técnicas, el juguete antiguo, precario si se lo observa desde la actualidad, permitía a la imaginación infantil complementarlo y darle sentido a su existencia dentro del universo de los juegos cotidianos, estimulando la capacidad creadora del niño. La ausencia de juguetes como los que ahora existen, la carencia de otros medios de diversión o entretenimiento como el cine y la televisión e incluso la limitada difusión de las prácticas deportivas, hacían que los juguetes populares tuviesen una mayor significación en la vida diaria de todos los niños de aquellos tiempos. Los juegos de los niños han estado determinados por los avances tecnológicos en la construcción de juguetes y por los cambios sociales y urbanísticos que han experimentado las ciudades. Así, antes era corriente ver a los niños jugar en calles y plazas al elástico, a la escondida o a la rayuela, pero hoy es común que esos juegos y otros como el trompo, las bolitas y el yo-yo ya no sean tan populares como antaño, la televisión, el tráfico y la sobrecarga de tareas extraescolares, impiden que los niños puedan seguir jugando

en plena calle. Los tiempos cambian, las generaciones de seres humanos son distintas y los juegos que eligen los niños se relacionan con esos nuevos momentos de la humanidad. Los juguetes han experimentado grandes cambios, pasando desde los puramente artesanales, hechos con materiales de desecho por los propios niños o con materiales pobres, como el cartón o la hojalata, a los juguetes tecnológicos, que funcionan con microprocesadores. Pero hay algo que no varía: muñecos, autos, motos, talleres, cocinas, celulares, computadoras... casi siempre los juguetes tratan de imitar a la perfección el modo de vida y los objetos que interesan a los adultos. Actualmente, los juguetes preferidos han dejado de ser la pelota, los juegos de mesa o los muñecos que caminan... tampoco los soldaditos de plomo. Hoy la electrónica ha acaparado enormemente el mercado infantil con los videojuegos. Los niños pasan muchos menos tiempo en las calles junto a amigos que el tiempo que pasaba su padre o su abuelo, sus mejores amigos son la computadora y el Nintendo, que comparten con el niño horas diarias de placer y sonrisas.


100 años de Diversión Un día se habló de Patria y vino un grupo de hombres al frente de una empresa de redención. La República era rumor y luz, sellaría una época y se abriría un destino. Se habla de la República de Chile y de un Santiago de Chile. Las corridas de toros, los primeros pasatiempos de los españoles se cambian por las carreras de a caballo, inclinación de los criollos que comienza a dar vida a las pampillas, y se hace teatro “con todas las reglas y progresos del arte”. Una mezcla hispano chilena se nota en los juegos; mezcla hispano indígena e hispano chilena. Se juega a la chueca, a la taba, a las chapas, juego tan antiguo que bien se puede afirmar que nació con la moneda Cara y Cruz ; a los pares y nones; al juego de los bolos; y especialmente, a las apuestas al color de las pepas de sandía, antes de abrirla. No había sandía que al ser partida no fuera motivo de una apuesta. La rayuela, cuyo origen proviene de España y es invención de un monje preceptor, tenía gran aceptación aquí.

Los niños de la calle se entretenían en las acequias, colocando sobre la corriente de agua, dos astillas de madera o cáscara de sandía, y apostaban alguna pequeña suma a quién ganaba la carrera, al mismo tiempo que corrían por la orilla de la acequia, avivando a su “caballito”, en el que tenían puesto su interés. Lo niños” acomodados “ jugaban en el interior de las casas, de los caserones de tres patios y entre sus juegos estaba el de las escondidas, la gallina ciega, el cordero sal de mi huerta, el otra esquina por ahí, el pimpín sarafín, el Ca-ti-ta-ja, el hilo de oro. Los juegos verdaderamente oficiales, ya que no se pueden llamar nacionales, eran el de la pelota. Este juego de pelotas fue traído a Chile por vizcaínos. En los tiempos pasados había anfiteatros como se ven todavía en todas las ciudades vascongadas. Después los estudiantes del Instituto tuvieron un patio adecuado para este ejercicio, al cual llamaron “cancha


de pelotas”. Luego, vino el volatín, de diversas formas y algunos gigantes y se jugaba también en canchas, lugares donde igualmente se saltaba a la cuerda, al cordel, cuya práctica de agilidad recomendaba Hipócrates. Hay aún otra época en los juegos: cuando los niños en las “chacotas” de los recreos en los colegios con internado se “manteaban” con las frazadas. Cuando en estos patios y en todas partes se jugaba con bolitas de piedra. De las bolitas se puede afirmar que eran conocidas en la antigüedad. Las bolitas de piedras o composición hacían las delicias de los niños y se guardaban en saquitos de género aquellas “punteras” o las que hacían “quemas” o esas de la “Troya” o el “Choclón”. Otros juegos eran correr tras el aro y el columpio y el diábolo, cuyo origen dicen que es chino o que vino del África Central. También se jugaba al trompo, al emboque, juegos de temporadas como el volantín. Podemos concluir que en el siglo XIX, los niños

consideraban las cosas más simples un juguete, como por ejemplo un trozo de madera o un alambre, o simplemente ellos se fabricaban sus propios juguetes. Las únicas personas que hacian juguetes un poco mas elaborados eran los artesanos, ellos tallaban en madera los trompos, los emboques, o simplemente tallaban figuritas para la entretencion de sus hijos. A continuación detallaremos algunos de estos juguetes , que hasta hoy en dia ,en pleno siglo XXI, se siguen considerando una entretención. sobre todo en época de Fiestas patrias.


El Trompo Nuestros abuelos recuerdan a grandes fabricantes, entre ellos, los trompos que salían de manos de José Marcos Ramírez, que a la vez era fabricante de ataúdes. En Chile, generación tras generación se ha jugado al trompo y ahí están los de palo blanco, que apenas resistían el “quiñe” manso y los de madera de naranjo, del “quiñe bravo”, lo mismo que el trompo “cucarro” y el otro “sedita” que se quedaba dormido en la palma de la mano.

en que el trompo comenzaba a transformarse en una de las principales tradiciones criollas, éstos se fabricaban artesanalmente, siempre en madera de espino, buscando que fueran muy resistentes, de tal modo de soportar los “quiños” o golpes que reciben de sus adversarios. En la actualidad su elaboración se ha masificado y su fabricación ahora es industrial, aunque el talento artesanal siempre mantiene viva la tradición.

Entre nosotros el trompo se vistió de colores, se hizo más chileno, se puso sobre sus espaldas una manta huasa. Nuestros poetas le han cantado también a este juego y entre las adivinanzas chilenas hay varias que hacen referencia al trompo.

“Para comenzar a jugar, se enrolla un cordel de manera ascendente por el cono y el otro extremo de la cuerda se enrolla al dedo índice. Luego se lanza el trompo jalando fuerte la cuerda, de manera que empiece a girar cuando toque el suelo”, explica. Se pueden hacer diversos juegos con el trompo. Uno de ellos es la troya. En un círculo dibujado en el suelo, uno de los participantes tiene que “tirarse” primero y quedar girando dentro del círculo.La idea es que el resto intente pegarle a ese trompo. Cuando el trompo termina de girar tiene que quedar fuera del círculo, uno no lo puede sacar. Debe salir sólo con los golpes o choques de los otros.

También conocido varios siglos antes de su llegada de Chile, el trompo se vuelve muy popular por estas latitudes tras la llegada de los españoles.Su forma es característica, cuerpo cónico de madera, una púa de metal en la punta y una cuerda que se enrolla en ésta, es protagonista indiscutido de las Fiestas Patrias. En los tiempos


El Volantín El volantín llegó a Chile a mediados del siglo XVIII, y, más que un entretenimiento, era una pasión popular. La gran dificultad de este arte aéreo era pegar el arco y después la proporción de los tirantes y la cola. Famosos eran los “chupetes”, volantines sin cola. En escala menor estaban la “ñecla”, “la cucurucha”, el “chonchón” y la “cambucha” que eran o siguen siendo los hijos pobres del volantín. Pero su presencia también causó disturbios y peleas. Pese a esto, su presencia se hizo indispensable en la celebración de las Fiestas Patrias, donde destacaban las famosas competencias de corridas de volantines. El volantín llegó a Chile conquistando adeptos y también alborotos que terminaron con la dictación de un bando, el 2 de octubre de 1875, que condenaba a seis días de prisión al que encumbrara volantines provocando daños en las techumbres de las viviendas. cuando un volantín echaba abajo una teja.Este juego tradicional chileno incluso se transformó en motivo de apuestas y peleas. Era una pasión popular que encantaba a toda la sociedad.


El Emboque

Este es otro juguete tradicional de madera que entretiene a adultos y niños. Está formado por dos piezas unidas por un cordel. Una de ellas se asemeja a una campana, que tiene un orificio al centro de su base, y la otra pieza es un palito que cabe sin holgura en la base agujereada. Ambas partes están unidas por una lienza. El emboque es un clásico juego infantil criollo. Muchas horas habrán pasado los niños y jóvenes chilenos tratando de meter un palito al orificio del cuerpo de madera con forma de campana que corresponde al emboque. El juego consiste en tomar el madero de forma vertical con una mano, de manera que el emboque quede colgando. Con el movimiento del brazo el emboque comenzará a adquirir un movimiento oscilante. El emboque tiene que ser lanzado al aire. La idea es que el madero logre entrar al agujero. Su fabricación se realiza principalmente en tornos, pero también los hay hechos a mano o bien, más artesanales, que utilizan tarros de conservas en vez de madera. Su origen, según Oreste Plath, viene de las bolitas, bolos y bochas.


Las Bolitas El juego de las bolitas es de origen griego y romano. En Chile no se encuentran antecedentes coloniales, por lo que se cree que se popularizaron en los años republicanos. En el siglo XIX ya se juega a la hachita, la troya, los tres hoyitos, la capital. Es un juego que permanece, casi sin variaciones, desde tiempos coloniales . Las hay de barro, de piedra y de composición de cristal y se las designan con diversos nombres. Las de vidrio, cristal, culebretas o líneas de colores, se denominan bolos, bolones, polca, estrellita u ojito de gato. Tiro, tirito, es el nombre que le da el niño a su bolita preferida; chilindrina es la bolita muy pequeña; tiroco y macuco es la bolita de mayor dimensión y palomo es la bolita de mármol. Con las bolitas se realizan los juegos de la hachita y cuarta, la troya, al hoyo, los tres hoyitos, la capital, la capitula, el pique, al picar, la picada, la rumita, al montón, al leoncito, al choclón y la ratonera.

El choclón se juega abriendo en el suelo un hoyuelo del tamaño de un puño y tirando para meter en él 4, 8 ó 16 bolitas, suministradas por mitad entre los jugadores. Si el que tira acierta a echar pares adentro del hoyuelo gana y recoge en consecuencia todas las bolitas, de adentro y de afuera; en el caso contrario pierde. La ratonera, se juega con una caja de zapatos a la cual se le hacen pequeños agujeros semejando cuevas de ratones. Se realiza entre el dueño de la ratonera y el contrincante. Quien logra introducir y dejar más bolitas dentro de la ratonera, gana. Es interesante ver las formas existentes para disparar las bolitas. Entre las varias que hay, una consiste en poner la bolita sobre el índice e impulsarla con el pulgar; en otra, se deja en el suelo para que el lateral del pulgar dispare el golpe.


Fabricación en serie A fines del siglo XIX, mientras connotados talleres familiares se abrían camino en Europa, y algunos de ellos se convertirían en las firmas más reconocidas del mundo juguetero internacional, en Chile, el presidente Balmaceda intentaba crear las directrices para la nacionalización de la industria. Pocos años después, hacia 1896, Casa Lama en Santiago publicitaba juguetes de fabricación propia, dando origen a una incipiente industria nacional del juguete, aún pobre en materialidad y experiencia fabril. De aquí en adelante, se multiplicaría esta actividad a través de una serie de pequeños talleres que trabajarían preferiblemente la madera. Lo cual constituiría una opción más económica que los onerosos juguetes mecánicos y muñecas de porcelana provenientes de Europa. No obstante, el advenimiento de La Primera Guerra Mundial significó la carestía de los juguetes importados, promoviendo una mayor demanda por lo nacional a lo largo de todo el país. A partir de la década del 20, hubo

un importante aporte de algunos extranjeros que llegaron al país buscando nuevas oportunidades, lo que contribuyó a crear una industria juguetera “mestiza”, introduciendo en el diseño características chilenas mezcladas con temáticas universales. El 25 de diciembre de 1928, se publicó en el diario El Mercurio de Santiago un importante artículo referido a la próspera industria del juguete en Chile. Pero no sería hasta fines de la década del 30, en que dos factores detonaran su auge: uno de carácter político interno y otro como repercusión de los acontecimientos mundiales. En diciembre de 1938, llegó a la presidencia Don Pedro Aguirre Cerda, quien junto a su esposa doña Juanita Aguirre, desarrolló el Comité de Navidad, el cual llegaría a beneficiar a más de 500.000 niños de escasos recursos con juguetes fabricados en forma masiva. Esto incentivó tanto a la creación de múltiples talleres familiares, como la adaptación tecnológica de fábricas de otros rubros (entre ellos, los productores de envases


litografiados y la industria papelera), como también el fortalecimiento de firmas preexistentes y posicionadas en el mercado como Neumann, Figueras Puig, Ardilla, Pinocho, Vásquez, etc. Junto a la primera Dama también participaban del Comité de Navidad la señora Isaura Dinator quien había sido directora del liceo Nº 1 de niñas y el periodista don Juan Urzúa Madrid, quien forma parte de la comisión organizadora, encargado de las compras de los juguetes y de coordinar la recepción de ejemplares elaborados por alumnos de liceos y escuelas vocacionales de hombres y las de labores de liceos de niñas, convirtiendo las clases de trabajos manuales en desinteresadas fábricas, constituyendo de esta manera una nueva modalidad educativa que en algunos casos se reflejará en un futuro laboral para estos niños. Por otro lado, el estado también compra juguetes manufacturados en los talleres de penados en diversas cárceles a lo largo del país. Los recintos carcelarios en algunos casos como en Santiago y Valparaíso daban la

oportunidad de mostrar al publico las prolijas creaciones a través de exposiciones abiertas. Junto a lo anterior, La Segunda Guerra Mundial produjo un paulatino desabastecimiento de juguetes importados. En la medida en que los principales proveedores extranjeros (primero Europa, más tarde Japón y EEUU) se involucraron en la guerra, se agravó progresivamente la escasez de estos artículos, demandados por grandes tiendas tales como Gath y Cháves y Casa García. Esta combinación de factores llevó a la industria juguetera chilena a su “época dorada”, ya que la proliferación progresiva de la demanda por causas exógenas y la fuerte competencia concluyeron en el mejoramiento de la calidad de los productos, manteniendo estas características y presencia en el mercado hasta fines de los años 60. En esta década comienza a morir la industria local, fruto de las importaciones y de la industria del plástico.


Jugando con Madera El juguete de madera continua una tradición artesanal proveniente del desarrollo de toda civilización, se encuentra en la historia ancestral donde el niño de toda época y cultura se relaciona a través del mundo miniaturizado con este material que se hace familiar con su entorno inmediato, la casa, los muebles, los utensilios. Sin embargo, dentro de las colecciones arqueológicas hasta llegar a las colecciones de juguetes de hoy, las piezas de madera son difíciles de preservar, aun teniendo la certeza que en el caso de los juguetes ha sido el material cuantitativamente más utilizado en la realización de estos objetos, porque a la vez es un material demasiado expuesto por su estrecha relación con la naturaleza, desgastándose hasta morir como todo ser vivo. Parásitos xilófagos los acechan permanentemente, son combustibles, material reutilizable, biodegradables. En Chiloé aun puede verse niños jugando con carretas y yuntas de bueyes hechos en madera, hasta llegar al extremo sur del mundo, en Puerto Edén donde los pocos

niños que aquí habitan, algunos descendientes de nómades cazadores Kawésqar, juegan con embarcaciones de madera que atan a una cuerda y una vara internándolas en el mar. Durante el sigloXX en todo Chile se genero una inmensa creación de juguetes de madera, por lo próximo del material, su economía y mayor simpleza en lograr bellos resultados sin tanta tecnología, podían ser caseros, creación única de artesanos, pero en su mayoría indistinto al tamaño de los talleres eran seriados, es decir, industriales. De esta forma, para las campañas de navidad la demanda juguetera se extendía de tal manera que no solo las fábricas daban abastos, también se sumaban colegios y la mano de obra de los penados, que en muchas prisiones se destacaban por la sensibilidad y belleza de algunos resultados.


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Tren Escobar Williams Madera Esmaltada C. 1930


Descripci贸n: Publicidad Marca: Escobar Williams Fecha: 17-12-1928

Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Triciclo (Maqueta) Escobar Williams Madera Esmaltada C. 1935


Descripci贸n: Manuciclo (Maqueta) Marca: Oscar Bubert Material: Madera Esmaltada Fecha: C. 1940


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Payasito Oscar Bubert Madera Esmaltada C. 1940

Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Aviones para Armar Oscar Bubert Madera Esmaltada C. 1938


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Pato balanc铆n (maqueta) Oscar Bubert Madera Esmaltada C. 1940


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Carro Chino Rogelio Campos Madera Esmaltada C. 1940


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Perro Mec谩nico Rogelio Campos Madera Esmaltada C. 1943

Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Carro bomba Juguetes Cort茅s Madera Esmaltada C. 1955


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Diligencia Juguetes Ca帽der贸n Madera Esmaltada C. 1950


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Carreta Panaderp Tom谩s Solis Madera Esmaltada C. 1945


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Palitroques Marinero Tom谩s Solis Madera Esmaltada C. 1945


Aquellos de Hojalata En Chile, particularmente los fabricantes de juguetes de hojalata crearon sus talleres metalográficos u hojalaterías con diversos propósitos: la elaboración de envases, tapas corona y otros artefactos de orden ornamental como de uso publicitario o cotidiano. No obstante, la creciente demanda diversificó los objetivos de producción, satisfaciendo este nicho que mutó tanto por factores internos como externos del mercado. Los alemanes fueron los pioneros en utilizar este material para la manufactura juguetera desde mediados del siglo XIX. La hojalata es un producto laminado, constituido por acero con bajo contenido en carbono recubierto por ambas caras por estaño; siendo entonces un material ideal para envases y juguetes debido que combina la resistencia mecánica en el estampado y la resistencia a la corrosión de estaño. En cuanto a la litografía, inventada por el alemán Senefelder en 1796 basado en el principio de repulsión entre agua y aceite para transferir una imagen desde la superficie de una piedra caliza plana a una hoja de papel, pero para los efectos del juguete este método fue modernizado al incorporar una prensa conocida como

Offset, utilizando una matriz metálica de zinc porosa que es entintada por un rodillo entintado de manera manual o automático que pasara por sobre la hojalata. En un comienzo, fueron modelos muy sencillos, recortados manualmente según una plantilla, con las piezas soldadas con estaño y pintadas con esmaltes. Esta técnica manual dió paso al uso de sopletes sobre esténciles pudiendo así reproducir los diseños entre una y otra pieza. Las prensas estampadoras y balancines se introdujeron ya a fines del siglo XIX, lo que posibilitó dar volúmenes, cortes exactos y seriados a las planchas de hojalata debido a la incorporación en la línea productiva de matrices de acero, tanto para estampar como para cortar, incluyendo ahora las pestañas que facilitarían el ensamblado al doblar las puntas. Al poco tiempo, se incorporarían las técnicas litográficas o metalográficas para lograr decoraciones más complejas y refinadas sobre los juguetes. Paulatinamente, se fueron instalando mecanismos de cuerda, fricción, hasta llegar a los motores eléctricos para hacerlos aún más atractivos.


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Auto Carrera a Cuerda Neumann Hojalata Litografiada C. 1946


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Auto de Carrera a Cuerda Neumann Hojalata Litografiada C. 1946


Descripci贸n: Publicidad Marca: Ardilla Fecha: 22-12-1949

Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Auto de Carrera Ardilla Hojalata Litografiada C. 1949


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Barco Desconocida Hojalata Litografiada C. 1940


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Cami贸n Gaston Grubner Hojalata Litografiada C. 1958

Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Auto Policial Desconocida Hojalata Litografiada C. 1953


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Avi贸n Ram贸n V谩squez Hojalata Litografiada C. 1942


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Tortuga caminadora Figueras, Puig y Cia. Hojalata Litografiada C. 1948


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Proyector de Filmina Juguetes Roynel Hojalata Litografiada C. 1950


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Trompo con Sistema embolo (propulsor) Neumann Hojalata Litografiada C. 1955

Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Tambor Figueras, Puig y Cia. Hojalata Litografiada C. 1946


Los inolvidables de Papel En 1905, Agustín Edwards Mac-Clure, dueño del diario El Mercurio lanza la revista ilustrada Zig-Zag que también denominaría homónimamente a la editorial. Este semanario aparece como respuesta competitiva a la revista Sucesos, que Gustavo Helfman Reimers editada en Valparaíso desde 1902 por la editorial Universo. Zig-Zag lanza como semanario ilustrado para niños la revista El Peneca en 1908, un Magazine de vida social enfocado hacia el mundo infantil. Emilio Vaisse fue ajustando los contenidos a los relatos de orientación moral, crónicas sobre colegios y reseñas históricas. Sin embargo, vendría un vuelco radical al producirse la compra en 1919 de la editorial Zig-Zag por Helfman, hombre de ideas liberales. Entonces en Enero de 1921, Elvira Santa Cruz Ossa, daría el definitivo sello a la revista. Ella vió en la revista la manera de mostrar otras perspectivas progresistas y de contenido social a los niños en formación. Elvira Santa Cruz permaneció 30 años en la dirección de la revista. Después de su partida la revista duraría solo 9 años más.

Después de El Peneca vendrían Don Fausto (1924), Margarita (1934) y El Cabrito (1941), todas de la modificada Empresa Editora Zig-Zag S.A., presentando un factor común; la entrega de modelos de juguetes para recortar y armar entre sus páginas o más frecuentemente en las contratapas, algunos inspirados en diseños extranjeros y otros propios de la idiosincrasia chilena. Estos recortables que acompañan las revistan cumplen además un rol social que es posibilitar a menor costo que el niño obtenga un juguete, convirtiéndose en una entretención durante el proceso del montaje y la diversión que entregue después. Por otro lado los conflictos armados en Europa desde 1936 dificultan la llegada de libros en español lo que lleva a Zig-Zag a incursionar en la edición de obras literarias contemporáneas de autores extranjeros y chilenos como así también de los juguetes infantiles Zig-Zag, libros con modelos para recortar y armar que siguen la tradición española en el rubro.


En 1943, el director de esta colección, Mauricio Amster, presenta El Avión y El Tanque, diseñados por Joaquín Guitart; El Castillo, por Eduardo Vizcarra; El Libro de las Selvas, por Edmundo Escobar y El Molino, por Lorenzo Villalón. Debido al éxito de estas publicaciones, Amster publica su Álbum de Cosas, en 1945, junto con El Portal de Belén, por René Ríos Boettiger (Pepo), el posterior creador de Condorito; La Locomotora, por Guitart y Robinson Crusoe, por Coré (Mario Silva Ossa), portadista principal de El Peneca. Esta serie de libros no continua, revista Margarita deja de incluir sus muñequitas para recortar y vestir y sus casitas para armar a mediados de la década de 1940, El Cabrito desaparece en 1948 y El Peneca publica sus últimos modelos en 1953. Este último tiraje que incluye, El Avión Supersónico a chorro tipo “Delta”, El Aerocotal y El Disco Volador corresponden a la serie de la aviación realizada por el Capitán de Bandada de la Fuerza Aérea de Chile, Leopoldo Tacchi C., hombre ligado a la difusión institucional y privada del aeromodelismo en nuestro país.

En El Cabrito vuelca todo su ingenio y arte el Arquitecto, Pintor y Dibujante don Jaime Escudero Sanhueza, creando, aparte de las ilustraciones para la revista, una importante colección de juguetes para recortar, en su mayoría empapados de “sabor local”, incluso temas universales como un Portal de Belén logra elegantemente chilenizarlo. En el mismo semanario infantil, Hortensia Oherens ilustra una muñeca para vestir con traje originario Mapuche y otro convencional, “Nuestra Muñeca Guacolda”. En los años 60 renace en cierta medida esta modalidad juguetera con esporádicos juegos para recortar en algunas revistas como por ejemplo, Condorito y también en láminas autónomas y álbumes. Primero aparece, Maquetas de Edificios Chilenos de Ediciones Logos perteneciente a Editorial Universitaria; luego los inolvidables Recortables Royal de Litografía Moderna de Valparaíso, álbumes de 6 páginas con temas diversos como casas, naves espaciales, aviones, tanques, muñecas, barcos, etc. Y pocos años más tarde por la Sociedad Editora Carrousel se editarán 3 álbumes de Juguetes Dinámicos “Condorito”para armar


con movimiento con motor a elástico. También son juguetes de papel, los envases que cumplieran esta función. Caramelos Serrano utilizó envases para dulceros en diversos materiales, vidrio, madera y papel maché con figuras sacadas de un molde y posteriormente esmaltadas. Pero aprovechando la moda por el juguete espacial, Confites Calaf de Talca, el año 1964 lanza al mercado una serie compuesta por un cohete, un módulo lunar y un astronauta como envases de calugas de leche, cajas de tan buena factura que servían para jugar a las aventuras en el espacio.

Descripción: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Cabrito Papel C.1946


Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable Don Fausto Papel C. 1925

Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Peneca Papel C. 1953


Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Peneca Papel C. 1952


Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Cabrito Papel C. 1945


Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Cabrito Papel C. 1943

Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Cabrito Papel C. 1943


Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Cabrito Papel C. 1944

Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Peneca Papel C. 1952


Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Peneca Papel C. 1953


Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable Margarita Papel C. 1939


Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Cabrito Papel C. 1947

Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable Margarita Papel C. 1940


Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Cabrito Papel C. 1945

Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Peneca Papel C. 1952


Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable Margarita Papel C. 1940

Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable Margarita Papel C. 1940


Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Peneca Papel C. 1937

Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Peneca Papel C. 1953


Descripci贸n: Revista: Material: Fecha:

Recortable El Cabrito Papel C. 1943


Compañeros de siempre El arte de hacer muñecas tiene una historia de miles de años. Las primeras figuras de la antigüedad fueron primordialmente modeladas en arcilla, talladas en madera o piedra. Posteriormente el uso de los materiales evolucionó culminando en muñecas de composición, cera, trapo, porcelana, loza, biscuit, celuloide, vinilo y plástico.

los pequeños talleres que trabajan con el cartón piedra y otros más grandes como la fabrica El León, que las hace de este material y madera, de aquí en adelante el material referencial será la composición, pasta sometida al secado, de diferentes formulas pero siempre a base de aserrín pulverizado y aglutinantes.

El gran auge se dio en Alemania, Francia e Inglaterra entre los siglos XVII y XX, donde pretendieron el anhelado realismo y constituyeron un importante testimonio miniaturizado del mundo secular de la moda y los personajes relevantes de diversas épocas.

Existen en chile gran cantidad de fábricas de muñecas, de diferentes calidades y precios, pero existieron algunas firmas referenciales como son la del señor Temístocles Cornejo y la Fabrica Nacional de Muñecas del señor Juan Urzúa Madrid. Más tarde vendrían las de plástico y goma, pasando por las de Juan Campamá hasta llegar a las de Plásticos Gloria. Pero si hay una muñeca que es icono de generaciones de ayer, esas son, “Las Dormilonas”, teniendo en la señora Irma Rodríguez una de sus tantas productoras por muchos años; heredando este legado patrimonial, su hija, Mariela Gonzáles, quién hasta hoy mantiene la que quizás sea la última clínica de muñecas de nuestro país.

Las muñecas en Latinoamérica también tienen un origen ancestral, a veces con propósitos ceremoniales, otros, para juegos de simulación, pero en la mayoría de los casos, para ser abrazada por la candidez de una niña. En el chile precolombino hasta instaurada la republica se sostiene el paradigma por lo que la industrialización comparte las mismas vicisitudes desde los inicios del siglo XX en el desarrollo de las muñecas. En los 20 son varios


Descripción: Marca: Material: Fecha:

Osito de papel maché Desconocida Papel Maché C. 1915


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Ovejitas Don Chuncho Pa帽o crudo rellenas de paja C. 1941


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Ovejita Tome Pa帽o crudo rellenas de paja C. 1940


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Mu帽eca Campama Caucho C. 1949


Descripci贸n: Publicidad Marca: Babyland Fecha: 21-12-1943

Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Mu帽eca Babyland Composici贸n C. 1942


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Osito La Araucana Felpa te帽ida rellena de paja C. 1952


Descripción: Marca: Material: Fecha:

Cadete Escuela Militar Satín Paño relleno C. 1974


Descripción: Marca: Material: Fecha:

Homo Bono Comic del Mercurio Goma Sintética C. 1960

Descripción: Marca: Material: Fecha:

Pepe Antártico Diario La Tercera Goma Sintética C. 1960

Descripción: Marca: Material: Fecha:

Condorito Revista Okey Goma Sintética C. 1948


Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Futbolista Cachupin Desconocida Goma Sint茅tica C. 1950

Descripci贸n: Marca: Material: Fecha:

Perejil Revista Topaze Goma Sint茅tica C. 1960


La evolución De la mano de la tecnología los juguetes han ido evolucionando con el tiempo desde los carritos de madera y las muñecas de trapo hasta los modernos juegos de video tratando de imitar al mundo real despertando así la imaginación de niños y adultos. En la línea del tiempo de juegos y juguetes podemos observar la evolución de los artefactos destinados al entretenimiento. Entre el siglo XX y XXI es escenario de múltiples transformaciones históricas que convirtieron el diseño y consumo de juguetes en toda una industria. Ahora la mayoría de los juguetes son producidos en serie y han desplazado casi totalmente al juguete artesanal. Las videoconsolas son consideradas juguetes y actualmente forman parte de los objetos lúdicos más vendidos y utilizados por niños, adolescentes y adultos de todo el mundo.


La Pelota Considerada por muchos como el mejor juguete, durante el transcurso del tiempo, ha sido creada del producto natural del hule, del estómago de la cabra, de combinaciones de materiales que incluyen el cuero, y también se ha fabricado de plástico y otros materiales sintéticos..

Barbie Ha sido médico, astronauta, veterinaria, ejecutiva, rockera y hasta surfista, por lo que nadie duda de su versatilidad y de su capacidad de estar siempre a la moda. Es Barbie, la muñeca más famosa de la historia. Y es precisamente su adaptabilidad a los cambios de época que han hecho de ella todo un clásico, cuando la mayoría de los juguetes dependen de la caprichosa voluntad de niños, que siguen a su vez, la no menos caprichosa voluntad del marketing.


Xbox Allá en el año 2001 el mercado de las videoconsolas estaba dominado principalmente por la N64 de Nintendo y la PlayStation 2 de Sony. Fue entonces cuando Microsoft se planteó entrar en éste mundillo y fijó el día 15 de noviembre como fecha de lanzamiento en Estados Unidos, el 22 de Febrero en Japón, y el 14 de Marzo en Europa de su nueva consola, la Xbox. Cuatro años más tarde, el 2 de diciembre, Microsoft va a lanzar su nueva consola bajo el nombre de Xbox 360. En este periodo, los chicos de Redmond han estudiado con lupa a Sony y a Nintendo para ofrecer una consola que compita directamente con ellas. El resultado es la primera estación de juegos de séptima generación con un gran potencial, mayor incluso que el de algunos ordenadores de sobremesa. .

Play Station Es una videoconsola portátil de la compañía japonesa Sony Computer Entertainment. Tercera consola de la línea PlayStation y primera incursión de Sony en el mercado de las portátiles, fue presentada oficialmente en la Electronic Entertainment Expo el 13 de mayo de 2003. Fue lanzada al mercado el 12 de diciembre de 2004 en Japón, el 24 de marzo de 2005 en Norteamérica y el 1 de septiembre del mismo año en Europa, Australia y Nueva Zelanda. Actualmente está disponible en todo el mundo .


Entrevista Único Coleccionista de Juguetes Chilenos. Juan Antonio Santis Márquez, de Nacionalidad Chilena, nació el día 20 de Abril 1964, Arica. Sus estudios son Licenciatura en Artes con mención en escultura (1991), magíster en Filosofía (1993) y un post grado en museológia (2002).

En el año 2002 Juan Antonio Santis Márquez se decide a coleccionar juguetes netamente chilenos, el cual era un tema virgen en el país, y su idea principal, a base de esta investigación, es formar el único museo de juguetes en Chile.

Santis Márquez comienza desde su infancia con el afán de coleccionar juguetes, la curiosidad e interés lo llevan a ser uno de los coleccionistas más importantes actualmente.

Ha participado en variadas exposiciones las cuales han ayudado fundamentalmente al reconocimiento cultural del tema a nivel latinoamericano. Estas muestras se han realizado en: 1º de agosto de 2004 exposición en Montevideo, Diciembre de 2004 exposición en Centro Cultural Providencia, Año 2006 exposición de juguetes de Hojalata en la Universidad Católica de Chile, exposición en el mismo año de trenes y juguetes de papel, exposición en Intendencia de Valparaíso, Consejo de Valparaíso, Pto. Montt Centro de eventos Banco BanckBoston, Metro de Santiago Estación Quinta Normal, Alto Las Condes, Municipalidad de Santiago, Bruselas, Pta. Arenas y Bélgica.

A partir del Maquetismo Clásico, en el año 1993, comenzó a fabricar “Soldaditos de Plomo”, basados en la morfología nacional y latinoamericana realizando trabajos con gran éxito comercial pudiendo así dejar sus trabajos en muchos museos. Su materialidad es a base de masilla poxilina, caucho de silicona y baños de plomo de estaño, son hechos a escala generalmente la medida es de 54 mm o 5,4 cm, un tamaño estándar. Su trabajo en Museos muchas veces se basa netamente en la ornamentación o el estilo étnico.


Sus colecciones muchas veces complementadas con juguetes encontrados en ferias persas, llegan a un nĂşmero de 1000 juguetes solamente chilenos y aproximadamente unos 170 juguetes internacionales. La intenciĂłn de Santis es que en un futuro lo que le ha costado por tantos aĂąos mantener y coleccionar puedo quedar y ser parte importante del patrimonio Nacional de Chile.


Glosario por Fabricantes Ardilla: Es Francisco Figueras quien registra esta marca que comienza a operar en los años 40 en la calle María de Santiago, aunque hace ya una década viene cultivando la experiencia juguetera; mejorando paulatinamente la calidad y las técnicas litográficas, constituyéndose en una de las firmas mas recordadas por su diseño y particular nombre.

Bubert: Oscar Bubert nace en Kassel, Alemania, llega a Chile como formador de orquestas, comienza a fabricar juguetes de madera desde los años 1934, hasta 1974 en Santiago, convirtiéndose en uno de los mas prolíficos y solicitados en el rubro de la madera. . Cortés: Juguetes Cortés, es una destacada fabrica de juguetes de madera que funciona entre los años 1948 y 1956 en Las Condes, Santiago, hasta que , se cree que dejan el país. Sus juguetes son de indudable calidad en su construcción y terminaciones. Don Fausto: Revista juvenil surgida en el año 1924, perteneciente a Zig-zag S.A. Solamente publica juguetes para recordar y amar durante el año 1925.

104


El Peneca: En 1908, Zig-Zag lanza como semanario ilustrado para niños la revista El Peneca es en 1921 cuando su directora, Elvira Santa Cruz Ossa, da un giro en su enfoque y le otorga el definitivo sello progresista a la revista. Elvira Santa Cruz permanecería 30 años a la cabeza de la publicación y posteriormente a su alejamiento solo alcanzaría a permanecer por 9 años más.

.El Cabrito: Revista publicada por Zig-Zag S.A. y dirigida a los niños con un gran tiraje semanal entre los años 1941 y 1948 Figueras Puig y Compañía: Representada por la sigla F.P y CIA. En sus juguetes se dedica a la fabricación de envases de hojalata. Aproximadamente en el año 1932 comienza a elaborar juguetes muy simples hasta alcanzar óptimos estándares de calidad en el momento de su fusión con la metalografía Neumann, en el año 1956.

Grubner: Gastón Grubner instala su fabrica de juguetes en el año 1951 en la cuidad de Arica. Se caracteriza por su gran producción basada en matricería importada que había sido descontinuada por los fabricantes originales, en su mayoría de Alemania. Sin embargo, gran parte de las decoraciones aplicadas son reconocibles por los chilenos por su carácter autóctono. La fábrica cesa sus operaciones en el año 1977

105


Neumann: Carl Georg Neumann llega a Valparaíso en el año 1930. Allí instala su fabrica de envases de hojalata y tapas corona. En el año 1937, se traslada a Santiago y al poco tiempo aparece en la prensa una de sus escasas publicidades, ofreciendo “Juguetes de lata, modernos y bonitos”. La calidad de sus productos mejora rápidamente hasta alcanzar una excelencia de material lleva a la reutilización de material de descarte, entre otros las planchas de Mentholatum. En el año 1956, adquiere los activos de uno de sus competidores, Figuras, Puig y CIA, dominando absolutamente el mercado hasta el año 1969, cuando la firma cambia de propietario y deja de producir juguetes. Plásticos Gloria: Inicia sus actividades en la calle Eusebio Lillo de Santiago en 1963, pero es a fines de esa década que lanza al mercado una serie de muñecas entre las que se encuentran la Azafata y la Carabinero. Recortables Royal: Línea de albunes para recortar y armar desarrollada a fines de los años ’60 por Litografía Moderna de Valparaíso, contando entre sus modelos varios del ámbito militar.

106


107


108


Colofón Descripciones Formato Libro 21 X 20 cm. Impresión Tiro Retiro CMYK Papel Bond 120 grs.

Dirección Editorial: Andrea Garrido Dirección de Arte y Diseño: Claudio Ferrada Corrección de Estilo: Vanessa Aguilar Fotografías: Leslie Leyton Producción Fotográfica: Alejandra García . .

109


110


Agradecimientos a: Juan Antonio Santis Marquez

111



100 años de diversion