__MAIN_TEXT__

Page 1

REVISTA

MOVIMIENTO ESTUDIANTIL 2015: A SUPERAR LA COOPTACION A RETOMAR LA LUCHA POR LA EDUCACION LA LUCHA POR LA EDUCACION ES LA LUCHA POR EL CONOCIMIENTO


VAMOS CONSTRUYENDO MARZO 2015 WEB: WWW.VAMOSCONSTRUYENDO.CL FACEBOOK: Vamos Construyendo TWITTER: Vamos Uchile


e c i i nd 4 8 17

a so a endo p y u r t cons a pa so l t i va a altern ionar i a uc re vol

6

O IM IE N T E V O M L E QU I A N T IL E S TUD S I TAMO NECE S ENCER PAR A V

015: n t il 2 a i d u t es ie n t o c ion ac ion, Mov im ar l a coop t or l a educ a r ha p A supe l a luc r a m o ly a re t v er s a s n a r a jo t l tr ab nue s tr a e la en l oc a l ha por ad L a luc on e s l a r v e s id i n i u c a educ por el lucha o im ie n t conoc

20


editorial

Construyendo paso a paso la alternativa revolucionaria. Las últimas décadas no han pasado en vano para quienes tienen el poder, pues no sólo consolidaron un modelo, no sólo lograron moldear una sociedad cada día más individualista y conforme (aunque molesta) con lo que le toca vivir, sino que además hubo un preocupación explícita por hacer desaparecer la Revolución como horizonte para el pueblo chileno. Incluso entre los estudiantes es común ver que si bien existe en ciertos espacios dinamismo e incluso conciencia de cómo nos afecta hoy el modelo, es difícil vislumbrar si acaso hay una alternativa: ¿Qué hacer frente a tanta injusticia? Como colectivos de la Universidad veníamos trabajando ya desde el 2010, cuando comenzamos a desarrollar temáticas en conjunto. Sin embargo, no es sino hasta el 2013 que nace el Vamos Construyendo, como una necesidad de madurar en nuestro proceso de construcción, de aunar elementos políticos y de disputar abiertamente los espacios que hoy están al servicio de la institucionalidad, el status quo y la pasividad. Porque la voluntad de transformar radicalmente nuestro entorno está desalojada, salimos a defender la necesidad de una organización política revolucionaria. Había que terminar por ello con la lógica del calendario rebelde, de la autoagitación de los mismos de siempre y asentarnos en el trabajo directo y cotidiano. Comenzamos a buscar las manifestaciones concretas de la educación de mercado en cada una de nuestras carreras, en cada uno de nuestros campus y fuimos clarificando por qué no basta con dialogar con el gobierno de turno, sino que es necesario dotarnos de experiencias de lucha reales que nos hagan fuertes, poderosos y certeros como estudiantes.

4


Este 2015, a construir entre todos y todas una alternativa revolucionaria para el movimiento estudiantil. Nuestro trabajo tiene un componente fuertemente organizativo: convocar a nuestras compañeras y compañeros a trabajar por objetivos comunes ya sea en el estudio, en la cultura, en los conflictos que vivimos. De allí que definimos que cada espacio es un territorio que puede ser ocupado, liberado si se quiere, por la voluntad colectiva de los sujetos que lo componen: estudiantes, profesores, funcionarios. La organización permanente y la participación inclusiva fueron dos principios que nos sostuvieron los primeros años y que hoy se desbordan más allá: nuestro horizonte no debe ser solo una nueva educación sino también una nueva sociedad. Hoy luchamos por una sociedad igualitaria, justa, donde las personas podamos desarrollarnos íntegramente y de forma colectiva. Luchamos por una educación que ponga al centro el conocimiento, la riqueza del proceso formativo y la dignidad de condiciones tanto para quienes estudian como para quienes trabajan en esos espacios. Luchamos, finalmente, porque creemos que hoy somos parte del movimiento popular y confiamos en la integridad del pueblo, en que de todos nosotros puede y debe surgir la fuerza que nos permita terminar con una sociedad atravesada por la desigualdad y la precariedad. Esta revista surge para abrir un debate fraterno con todos y todas quienes trabajan día a día por una nueva sociedad, pues en ese camino tendremos que encontrarnos, comprendernos y avanzar. Pero sobre todo, va dirigida a quienes todavía no están muy convencidos de que esta tarea es posible, a quienes se están recién incorporando al movimiento estudiantil, a quienes por primera vez se acercan a participar en alguna alguna asamblea, organización política o social

5


io y rebeldia compromiso, estud IL QUE NECE SITAMOS EL MOVIMIENTO ES TUDIANT

PARA VENCER

Actualmente, muchos llegamos a la universidad buscando algo muy concreto: una carrera profesional. Ya sea porque la vemos como la llave que nos permita mejorar las condiciones de vida de nuestra familia o porque la tradición familiar así lo indica. Sin embargo, también muchos entramos con otra motivación más: intuíamos que en la Universidad se aprenden muchas cosas necesarias para comprender al mundo y así, quizá, podríamos cambiarlo. Si bien ser estudiantes hoy nos sitúa dentro de un contexto privilegiado, a veces no alcanzamos a valorar la oportunidad que tenemos de desarrollar, pensar y estudiar en profundidad los distintos fenómenos a los que nos enfrentamos en el mundo. Si perdemos conciencia de ello, pasamos a engrosar las filas del grupo del mínimo esfuerzo, del estudio a última hora, del trabajo en grupo donde nos dividimos hasta la tarea más mínima. Tal como el mercado atraviesa nuestras universidades nos atraviesa también a nosotros, y en ese camino, comenzamos a dejar de lado la preocupación por los otros, por mis compañeros, profesores y por los funcionarios, la Universidad pasa a ser hoy un lugar donde yo compro con un poco de dedicación un título universitario.

6


el movimiento estudiantil que necesitamos para vencer Esa condición ha resultado ser la mejor arma contra el propio movimiento estudiantil y frente a ello, no podemos quedarnos ajenos. Como estudiantes poseemos un potencial que no puede desaprovecharse: somos miles, somos jóvenes, tenemos una mejor condición respecto de otros segmentos del pueblo, somos los futuros portadores y reproductores de una serie de habilidades, conocimientos y técnicas que pueden ir en beneficio de la sociedad entera. Por eso, en nuestro paso por la universidad no podemos perder ese norte, al contrario, la experiencia universitaria puede hacer que nos consolidemos como sujetos constructores, críticos, capaces de aportar la vida entera en base a nuestros principios. ¿Cómo lograrlo? En primer lugar, no podemos perder de vista la sociedad en que vivimos. Gracias a esa conciencia seremos capaces de comprometernos con lo que ocurre en nuestro entorno, dejar de lado la apatía y materializar una intención sincera de dedicar nuestra vida al bien de todos. Es ese compromiso el que nos llevará a ver los frutos del trabajo colectivo, el que nos llevará a ser realmente los estudiantes transformadores que deseamos ser. Además, debemos tener claro que el estudio, el conocimiento, será nuestra mejor arma contra la injusticia. Entregar nuestro mejor empeño en aprender, en criticar, en potenciar los aprendizajes de los que vienen después de mí en cada carrera. Porque en el futuro debemos ser los más capaces para hacerle frente a problemáticas sociales cada vez más complejas.

Finalmente, es necesario que volvamos a ser rebeldes, multiplicar las ganas de transformarlo todo. Para que la dignidad se haga costumbre en donde estudiamos o donde sea que nos encontremos, será necesario que muchas veces rompamos con lo establecido, que no guardemos silencio frente a lo que sabemos está mal, que terminemos con toda mala práctica ya sea en la institucionalidad o en nuestros propios espacios como estudiantes. Mucho se debate sobre las grandes estrategias, pero lo cierto es que ninguna fórmula dará resultado por si sola. Somos todos, cada estudiante, un eslabón fundamental de lo que llamamos “movimiento estudiantil” y como tales, debemos ser cada vez más íntegros, más generosos y más conscientes de la posición que ocupamos

El compromiso, el estudio y la rebeldía se levantan como tres principios básicos de nuestro trabajo en la Universidad.

7


Movimiento estudiantil 2015:

A superar la cooptacion, A retomar la lucha por la educacion El segundo año de gobierno de Michelle Bachelet trae consigo no sólo escándalos por la relación que ya todos conocemos entre el empresariado y la política a nivel nacional, sino también una serie de debates programáticos asociados a las reformas que se prometían en diversas materias: aborto, laboral y los tres puntos de la reforma educacional (Ley de educación pública y desmunicipalización, ley de carrera profesional docente y el proyecto de gratuidad en educación superior). Hasta la fecha se ve un único camino a seguir, donde transitan tanto comunistas como progresistas (Izquierda autónoma, Unión Nacional Estudiantil y Frente de Estudiantes Libertarios), quienes a pesar de sus debatillos y diferencias formales, comparten que la tarea es la apertura de espacios prelegislativos que permitirían tensionar la reforma para asegurar así que responda supuestamente a los intereses del pueblo chileno, y por supuesto, que sus dirigentes puedan posicionarse allanando terreno tanto para las municipales 2016, próximas parlamentarias o para su constitución como partido político. ¿Existe alternativa a este camino? Creemos que sí, y aunque no existan expresiones de ella en la actual conducción de la CONFECH, profesores o secundarios, sabemos que este 2015 puede ser un año de avances, de posiciones claras y de lucha frontal contra la educación de mercado en todos los colegios y universidades. Para aclarar los pormenores de este camino, de quienes no queremos subordinarnos a la iniciativa de la clase dominante para hacerle creer a nuestros compañeros que “vamos ganando” cuando es todo lo contrario, se hace necesario analizar más de cerca la coyuntura. La Nueva Mayoría y el carácter del gobierno actual son una necesidad del modelo. Ya desde el 2010, con el triunfo de Piñera en las presidenciales, la vieja Concertación comenzó a delinear un giro que le permitiese no sólo recuperar el control del Estado sino reimpulsar la gobernabilidad del neoliberalismo, agotada luego de 20 años de transición. Y tal como se nos enseñó en la escuela, la transición del modelo era una transición a la democracia, régimen gracias al cual los niveles de acumulación pueden sostenerse y aumentar mientras las expresiones de descontento pueden ser cooptadas antes de que signifiquen un real problema, permitiéndose incluso estallidos que dinamicen la política sin alterar los patrones generales.

8


EL CONSENSO Y LA INICIATIVA DE LA CLASE DOMINANTE VERSUS LA PASIVIDAD DEL PUEBLO: EL TEATRO PRELEGISLATIVO. La Nueva Mayoría viene a darle un nuevo impulso a la gobernabilidad neoliberal, un impulso democrático, que permita realizar la modernización institucional necesaria para que el capitalismo siga avanzando. ¿Cómo operan las reformas? Principalmente en dos ámbitos: por una parte, están las que buscan generar más recursos para repartir (Reforma Tributaria) y así ablandar el escenario político, sacando del debate elementos estructurales mientras se posicionan intereses corporativos de distintos actores, quienes buscarán sacar una tajada de la torta del Estado, el cual tendrá más plata para repartir. Por otra parte, están los ajustes al sistema político (Binominal, Constitución) que permiten incorporar nuevas expresiones de la política nacional y reordenar el panorama sin presiones desde “fuera del sistema”, sino procesar todo conflicto con facilidad “desde dentro” a través de mecanismos participativos. Esto se hace evidente cuando el Gobierno ha determinado no apurarse en aprobar leyes este 2015, sino que tomarse el tiempo para llegar a consenso. Esta dinámica que se ha bautizado como trabajo

pre legislativo es una adecuación táctica del gobierno frente a lo que ellos mismos denominan “errores de gestión política” que no le permitieron tener la sartén por el mango todo el año, sobre todo por la presencia de una derecha que también apuesta a renovarse y que ha sido ofensiva aún en sus peores momentos. Hacia los movimientos sociales, este “teatro pre legislativo” se traduce en espacios descentralizados, dispersos, cuya discusión finalmente operan como medida de contención, donde no hay presión real desde los actores que estarán entretenidos discutiendo los pormenores de un acuerdo del que finalmente no se podrán desentender, pues “fueron parte” de su construcción. Ejemplos de ello son el Plan de Participación Ciudadana y el Plan Maestro, ambos durante el 2014. Lo cierto es que la negociación real se hace con la derecha, y no a través de instancias pre legislativas sino a través del ejercicio directo del poder. La presión de sectores del empresariado encendiendo la alarma del estancamiento económico durante todo el 2014 es un ejemplo de ello.

9


Movimiento estudiantil 2015: A retomar la lucha por la educacION Es real que la derecha participará del teatro prelegislativo e incluso movilizará a su porción de movimiento social (la CONFEPA principalmente), pero su campo real de acción será otro. Lo complejo es que esta construcción de consensos al interior de los sectores más poderosos del país ha tenido y tendrá como contracara la pasividad del movimiento popular. Aunque hemos visto fuertes conflictos como el de ARCIS y notables esfuerzos de movilización y organización desde la disidencia del Colegio de Profesores, ningún actor social ha tenido incidencia real en los caminos de la reforma. Es fundamental que luchemos, incluso si no logramos ganar todo, pero es problemático como a partir de sinceras luchas ya son varios los que se sientan y transan a costa de la movilización sincera. De hecho, el único gran bache de este Gobierno es en términos de popularidad (que ha llegado a una aprobación cercana al 35% en las encuestas de opinión pública). Pero a pesar de los casos Caval y Penta, la iniciativa de la clase dominante no se ha alterado ni un milímetro y comienza un nuevo año legislativo donde prima la teoría del empate. ¿Por qué Von Baer no ha dudado un segundo en defender su condición de senadora? ¿Por qué Bachelet es capaz de decirle al país entero que se enteró por prensa del escándalo que involucra a su círculo más inmediato?. Los poderosos confían en que, tal como sucedió hace años con casos como MOP-Gate, ChileDeportes, Ferrocarriles y tantos otros, que el pueblo chileno castigará con votos o con porcentajes en encuestas, pero a la larga perdonará porque no ve otra alternativa. Es más, porque el pueblo chileno hoy no ve en sí mismo una alternativa y duda cuando se le plantea “¿acaso usted no haría lo mismo si pudiera llevarse tal cantidad de plata para la casa?”.

10

CARACTER DE LA REFORMA A LA ESUP: PERFECCIONAMIENTO Y RELEGITIMACION. Se ha caído en el error de creer que el proyecto educativo de la Derecha, la antigua Concertación y la actual Nueva Mayoría son sustancialmente distintos. Hace ya varios años que venimos observando una serie de informes y debates internacionales sobre el rumbo de la educación superior en Chile (OCDE 2004 – 2013 y el propio Consejo Asesor Presidencial para la Educación Superior del 2008), que marcan un ruta estratégica que llamamos la “agenda del modelo”, pues no responde a un Gobierno específico, sino a las necesidades del mercado educativo en su conjunto. Durante el período de Piñera, el avance de esta agenda quiso acelerarse, pero se vio truncado por el descontento que explotó de forma transversal. Hoy, esta agenda se encuentra intacta, pero requiere de una serie de reajustes institucionales necesarios para poder instalarse efectivamente en nuestro país. Los objetivos de la Nueva Mayoría en educativo (y más específicamente en la educación superior) son por tanto el perfeccionamiento y la relegitimación del mercado educativo. Se busca terminar con las lagunas que permitieron casos aberrantes como la Universidad del Mar, ARCIS o la recordada carrera de criminalística de la UTEM. Esta reforma prepara el ambiente institucional y financiero para luego hacer los cambios más profundos, las llamadas Reformas de Segunda Generación, cuyo objetivo es la adecuación efectiva entre la educación superior como producción de capital humano y el empresariado o mercado laboral (modificación de planes y programas, contenidos, orientación del conocimiento, etc.)


Movimiento estudiantil 2015: A retomar la lucha por la educacION

Celebramos que hayan porciones del pueblo que luchan, repudiamos a las dirigencias que transan por dos chauchas (o por un puestito en el congreso), pero nos urge terminar con esa pasividad que carcome a la gran mayoría de nuestros vecinos y compañeros de estudio y trabajo, porque ahí es donde reside, aun dormido, el potencial revolucionario de nuestro pueblo. Es por eso que hoy la reforma trae resultados como la ley de inclusión, que no termina con el lucro ni la segregación; el proyecto de gratuidad y el debate de lo público, que tendrá un efecto acotado para las universidades del CRUCH (del 60% al 70%) y el grueso de los recursos se irán a los bolsillos de los empresarios de la educación superior privada. La reforma sacará el endeudamiento de las familias pero le entregará de primera mano los recursos a los bancos y empresarios, mientras en Chile la población se seguirá endeudando, probablemente, en otros bienes de consumo. En sus líneas estratégicas esta reforma ya está cortada y seguirá el camino de la “agenda del modelo”, donde hay un acuerdo entre Derecha y Nueva Mayoría respaldado nada menos que por organismos internacionales que ya plantearon hace años que “la educación chilena está regida excesivamente por mecanismos de mercado” (OCDE, 2004) al punto que ya no es sustentable para el propio modelo. Lo anterior se refleja claramente en los cambios propuestos al sistema de acreditación (claves para determinar qué instituciones recibirán gratuidad), donde la transparencia de la información a los agentes de mercado será el eje central, no la calidad entendida como

riqueza del proceso formativo. Finalmente, esta reforma buscará hacer más eficiente al mercado educativo poniendo a las instituciones estatales a jugar un rol dinamizador de los mercados, para ello requerirá modernizar la administración de las Universidades estatales por un lado, y crear la ya anunciada Red de educación técnica estatal. En síntesis, la Reforma en el caso de la educación superior se reduce a tres fuentes de dinero desde el Estado: Por condición de propiedad a las estatales que contarán con fondos específicos. Por gratuidad bajo criterios acordes a la agenda del modelo. Por producción de bienes públicos vía fondos concursables para investigación. El debate entre los actores de peso girará en torno al financiamiento de las instituciones bajo el concepto de lo público, reduciéndolo a los montos y criterios de asignación de una de estas tres fuentes. El problema aquí, es que hasta la CONFECH está de acuerdo en que la educación privada debe ser financiada por los recursos del Estado con criterios que en realidad, sólo vienen a reforzar la posición de productoras de capital humano a bajo costo.

11


Movimiento estudiantil 2015: A retomar la lucha por la educacION

EL OFICIALISMO DE LA CONFECH Y OFICIALISMO DEL GOBIERNO

Bajando desde el escenario nacional al escenario propiamente estudiantil, existen dos corrientes en la conducción que a pesar de mostrarse como distintas, ambas plantean que el movimiento estudiantil debe avanzar en los marcos de la reforma y se posicionan con fuerza en el plano dirigencial, no así en la construcción de base. Las JJCC si bien en una posición disminuida dentro de la CONFECH, poseen dirigentes importantes en la CONES y Colegio de Profesores. Su rol este año será defender el proceso de reforma con el slogan: “Defender la educación pública”. Movilizarse y apoyar al Gobierno no será contradictorio, pues el objetivo es defender la reforma de los sectores conservadores. Por su parte, el progresismo universitario expresado en la alianza Izquierda Autónoma – FEL – Une (donde los últimos se subordinan a la política del primero), necesita avanzar diferenciándose del Gobierno, sin embargo comparten los

12

elementos programáticos que impulsan también las JJCC al interior de la reforma (democratización, entrega de recursos del Estado a las instituciones privadas, marco regulatorio, etc.) y además, comparten la necesidad de defender la reforma de los sectores conservadores, estrategia que denominan “amplio acuerdo democrático”. Al final del día, la gran diferencia entre ambos referentes es su momento propio: mientras unos son parte de la alianza del gobierno y tienen 100 años como partido, los otros están en proceso de construcción de su referente político y por tanto, al no tener tradición, apuestan a la “independencia” de los partidos tradicionales. Oficialismo de la CONFECH y oficialismo del gobierno representan una vía común para el movimiento estudiantil. Quizá por eso cuando unos demandan más espacios de diálogo, los otros plantean abrir más espacios pre-legislativos.


Movimiento estudiantil 2015: A retomar la lucha por la educacION

EL GRAN DESAFIO DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL: NO SUMARSE A LA REFORMA NEOLIBERAL Y SALIR A RETOMAR LA LUCHA POR EDUCACION DIGNA E IGUALITARIA. Con un gobierno que tomó la iniciativa y que seguirá impulsando una reforma con teatro prelegislativo incluido, pareciera que los estudiantes nos tenemos que conformar con denunciar que Eyzaguirre proviene de cargos directivos de las empresas de Luksic o que los parlamentarios de la comisión de educación están involucrados en el caso Penta, SQM, etc. Pareciera que no hay otra que pelear dentro de los márgenes de la Reforma, apostar a las pequeñas cosas “buenas” que ésta podría traer, aunque quepan dentro de la agenda del modelo. El problema es que, tal como lo vimos en los últimos meses del 2011, el movimiento estudiantil tiene un gran potencial dinámico pero una serie de debilidades organizativas y políticas que lo hacen presa fácil de la cooptación institucional y la pasividad. Reinaron el 2014 las asambleas vacías y no hay centros de estudiantes u organizaciones de base que no den cuenta de lo difícil que es convocar a los compañeros y compañeras a participar y a trabajar. Los últimos años la lucha estudiantil no ha estado teñida precisamente de certezas, sino de vaivenes y de prácticas que no tienen mucho que envidiarle a la política entre 4 paredes que se critica a nivel nacional. La CONFECH puede hacer y deshacer en vacaciones, puede dar por selladas discusiones cuando la conducción considera que un punto satisface sus posiciones y por supuesto, omite en todo debate cuánta fuerza real existe en los espacios que representan.

Por eso, para que el Movimiento estudiantil salga fortalecido de una coyuntura compleja como esta lo primero es no seguir eludiendo nuestra condición: estudiamos en instituciones atravesadas por el mercado y vivimos desigualdades entre y a la interna de ellas, vivimos precariedad en nuestras condiciones de estudio, nuestros profesores y funcionarios ver mermadas sus condiciones de trabajo a través de la generalización de honorarios y subcontratos, los contenidos que una vez aprendimos en pregrado hoy tienen un costo varias veces mayor en postgrados a los que no accederemos y la medida de calidad no es la riqueza de nuestro aprendizaje, sino la rentabilidad de la carrera en el mercado laboral. Como futuros profesionales provenientes de familias trabajadoras, no tenemos asegurado ni trabajo digno, ni formación adecuada, ni capacidad de hacer de nuestra profesión una herramienta de justicia social. Si queremos que nuestra pelea sea del tipo “gratuidad en 6 años en vez de 10” o si hacemos 3 o 10 reuniones prelegislativas para que después nuestros dirigentes puedan levantar las manos y proyectar sus próximas candidaturas parlamentarias o municipales, pues bien, que siga la línea del oficialismo de la CONFECH o del oficialismo del gobierno. Pero hay otro camino, menos pomposo, sin atajos, pero firme, que se forja en la medida que los estudiantes luchemos por extirpar el mercado de cada una de nuestras escuelas, universidades, institutos y centros de formación técnica. Contra todo pronóstico, los estudiantes debemos retomar la lucha desde cada casa de estudio con demandas que develen la precarización de nuestra educación, vengamos de planteles privados o estatales, universitarios o técnicos.

13


Movimiento estudiantil 2015: A retomar la lucha por la educacION

Disputar en cada una de nuestras instituciones, extirpando el mercado de la educación palmo a palmo. Construyendo avances definitivos, que surgen de la fuerza organizada de los estudiantes, profesores, funcionarios, apoderados: todos los actores tienen que cumplir su papel. La primera tarea es asumir que los problemas centrales de la educación no se resolverán con reformas hoy buscan perfeccionar y relegitimar el mercado educativo, por tanto, negarnos a espacios prelegislativos que sólo diluyen las fuerzas del movimiento y lo mantienen a la seguidilla de los poderosos. La segunda tarea es volver a debatir sobre educación, ¿cuál debiera ser el rumbo del sistema educativo en Chile? ¿Si no es una adecuación entre la educación y la empresa, a qué debe apostar el país? Hoy la crítica a la educación está desalojada incluso por sectores que se autodenominan radicales, pero cuya única apuesta programática es construir comunidad. Junto con ello, será necesario definir los elementos reivindicativos centrales para salir a movilizarnos por fuera de los márgenes que nos quieren imponer desde la conducción y el gobierno: Ni un peso del Estado a los empresarios de la educación, 100% de aportes basales para las universidades del Estado, condiciones dignas e igualitarias de estudio y trabajo para todos los estudiantes, profesores y funcionarios en todas las instituciones.

14


Movimiento estudiantil 2015: A retomar la lucha por la educacION

En cada rincón de Chile, en cada carrera, instituto, CFT y Universidad, a superar la cooptación, a retomar la lucha por la educación

En nuestra Universidad: Terminar con las desigualdades internas que tienen a estudiantes sin baños, casinos o sin planta de profesores adecuada, terminar con las formas precarias de trabajo (honorarios en los profesores, subcontrato en los funcionarios), centralizar el presupuesto para terminar con la lógica de feudos y levantar una voz común por una innovación curricular que determine líneas prioritarias en base a las necesidades de Chile. Otra tarea no menos importante es, aunque suene extraño, recuperar al movimiento estudiantil. Sacar a nuestros compañeros y compañeras de la pasividad de las redes sociales, la marcha mensual, el voto periódico y la presencia como espectadores en las asambleas. No puede ser que todos los años terminemos con agónicos llamados de las fuerzas políticas de siempre para cumplir a duras penas el quorum de las elecciones de federación. Debemos salir fortalecidos de este momento y para ello habrá que sacarse el velo que el progresismo le ha puesto al movimiento estudiantil desde el 2011. En cada rincón de Chile, en cada carrera, instituto, CFT y Universidad, a superar la cooptación, a retomar la lucha por la educación

15


La Lucha por la educacion es la lucha por el conocimiento El conocimiento es para nosotros la facultad humana que siendo producto del pensamiento y la reflexión, nos permite entender y transformar el mundo. La humanidad ha desarrollado una capacidad muy grande de entender y transformar el mundo, pero ésta se halla concentrada en pocas mentes y beneficia a sectores reducidos de la población. Entre más conocimiento tengan las personas y el pueblo, más capacidad tendrán de entender las injusticias del sistema, cómo operan los que nos explotan y oprimen, cuáles son las mejores formas para enfrentarlos, prevalecer en el enfrentamiento material y técnico contra ellos y cómo podemos construir y hacer funcionar una nueva sociedad, donde la dignidad y la justicia sean la base, la producción sea eficiente, genere abundancia para todos, y el ser humano pueda desarrollarse con sus pares en todos los aspectos. Es por esto que nos parece estratégica la disputa por el conocimiento, necesitamos conocimiento para entender y transformar el mundo, para luchar y para construir una sociedad mejor. La universidad es el lugar central de enseñanza y de producción de conocimiento, pero hoy existe una tendencia a la reducción y el empobrecimiento del conocimiento para el pueblo, lo cual es originado por la estructura de la educación superior actual y la sociedad en general. Es por esto que creemos que hay que disputar la universidad, desde los problemas más inmediatos y cotidianos, hasta los cambios más profundos y radicales. Esto toma mayor relevancia desde el último par de décadas, donde el 43,6 % de los jóvenes de Chile entran a la ESUP, y 65% de éstos lo hacen a universidades, por tanto, una buena parte de los jóvenes del pueblo hoy entran a la universidad, lo que es una gran fuerza potencial para realizar cambios, tanto en la universidad como en la sociedad. Aunque igualmente no podemos olvidar por un segundo que seguimos siendo una minoría privilegiada dentro de la juventud popular.

17


Tampoco somos ingenuos de pensar que la educación que queremos y el conocimiento pueden llegar al pueblo mientras quienes lo explotan y lo oprimen todos los días tengan el poder. Mantener al pueblo alejado de los frutos de la producción y del pensamiento es la pieza fundamental del sistema que los beneficia. Por tanto sabemos que solo en una nueva sociedad podremos conseguir este sueño, por eso, si bien nuestra lucha comienza desde las carreras donde estudiamos, ahí es donde vamos construyendo la fuerza para ir mucho más allá que los cambios más profundos que puedan pensarse en la educación.

SITUACION DE LA U DE CHILE: DESIGUALDAD Y PRECARIZACION DEL CONOCIMIENTO Lo primero que vemos en la universidad es una realidad desigual. Por un lado vemos facultades con cuantiosos recursos, que les permiten tener instalaciones relucientes, de última tecnología, con aire acondicionado en sus salas y con una estrecha vinculación con las empresas, en general, con muchos recursos académicos para su desarrollo. Por otro lado vemos facultades empobrecidas, con una infraestructura insuficiente, desgastada, e incluso existe un caso que no la tiene desde varios años. Carreras que no cuentan con los insumos y equipos necesarios para el estudio y desarrollo de las disciplinas y profesiones que cultiva. También con desorden administrativo y en la gestión de los estudios. En síntesis, espacios dedicados principalmente a la docencia o con estándares de investigación muy bajos. En esta universidad las condiciones de estudio y trabajo para todos sus estamentos dependen de la medida en que la facultad en cuestión satisfaga las necesidades del mercado. Esto último se debe a que hoy la forma de financiamiento universitario recae en más de un 90% en la venta de carreras y servicios.

Con venta de servicios nos referimos a consultorías, servicios profesionales, arriendos y productos que la universidad ofrece al mercado, tanto para clientes privados como públicos. Este concepto representa el mayor ingreso de la universidad en la actualidad, seguido de cerca por los ingresos por concepto de aranceles de pregrado.

18


la lucha por la educacion es la lucha por el conocimiento

Estas deficiencias y maltratos de la universidad hacia sus estudiantes generan un malestar que estalla cada cierto tiempo en movilizaciones acotadas a alguna carrera o facultad, las cuales son conocidas como los conflictos locales, ocurren todos los años y se han vuelto parte de la realidad de nuestra universidad. Si bien las autoridades contienen las movilizaciones, vemos que luego vuelven a surgir y los puntos son siempre muy similares. La regla general es que los problemas se parchen, los puntos grandes se diluyan en comisiones y mesas de trabajo, pero nunca nada se resuelve de raíz. Pero los problemas no solo llegan al tercer mundo de La Chile ni se evidencian solo por comparación, existen problemas y tendencias más profundas, que afectan a toda la universidad. Si pensamos en la función de la universidad, ésta es, de manera simplificada, la enseñanza y la producción del conocimiento, que respectivamente remiten a la formación de profesionales y la investigación. Lo que venimos a buscar como estudiantes es el conocimiento desarrollado por la humanidad en el ámbito específico de nuestras disciplinas y profesiones. El aprendizaje de ese conocimiento es lo que nos dará la calidad de profesionales o licenciados en el futuro. Justamente si evaluamos el tratamiento del conocimiento en nuestras carreras, vemos una serie de preocupantes fenómenos: Recientes reformas curriculares que acortan nuestras carreras y que le dan cabida a una serie de ramos generales o de “habilidades blandas” de dudoso aporte real, a costa de sacar ramos disciplinares, los cuales se trasladan al posgrado.

Tecnificación de nuestras carreras, donde nos enseñan la utilización de software o tecnologías que nos facilitan la pega profesional, pero perdemos la capacidad y el conocimiento para operar sin ellos, ya que nos dejan de pasar algunos de los fundamentos de nuestras carreras por esta razón. Reducción del conocimiento disciplinar entregado en las carreras ajustándose a las necesidades actuales de las empresas, lo que no nos permite crear ni desarrollar nada más allá de lo que hoy se hace y el mercado necesita . En conclusión, identificamos una tendencia aproximadamente desde la década de los 80, a la reducción y empobrecimiento del conocimiento entregado en las carreras de pregrado. Lo que produce profesionales con poco manejo real de las disciplinas y profesiones que estudian. Y si a lo anterior le sumamos la mala calidad en general de la educación y su tendencia a empeorar cada vez más, nos enfrentamos a un problema de deficiencia cultural y de conocimiento en general del pueblo, realidad que hace esfumarse en el acto el discurso sobre la supuesta sociedad del conocimiento. Esta realidad es la que nos hace plantear que la lucha por la educación es la lucha por el conocimiento, ese es para nosotros el problema fundamental que existe hoy en la universidad. Él cual deriva desde las deficiencias más concretas hasta las más estructurales. Donde además el carácter de estratégico que le damos a esta lucha es lo que nos hace darle el papel central en la lucha por la educación superior universitaria.

19


El trabajo transversal y local en nuestra Universidad

radiografia El 2014 se realizó la primera Radiografía de la participación. Un acercamiento al problema político que significa sostener espacios de organización estudiantil permanentes. Gracias a entrevistas con todos los Centros de estudiantes de la Chile empezamos a despejar que gran parte de nuestras dificultades se deben a nuestra inexperiencia y a nuestra indecisión. No sabemos mucho y no nos decidimos a hacerlo mejor de lo que se ha hecho hasta ahora. Con los resultados ya listos, se presentará a los espacios una primera “Caja de herramientas” para la organización con aprendizajes recogidos de los propios compañeros y compañeras. Además, se realizará la Radiografía de los conflictos y demandas, para profundizar en aquellas luchas pendientes que se repiten año a año en las distintas carreras de la Universidad.

20

proyecto uchile Organización abierta a todos los compañeros y compañeras que cumple la tarea de dar cuerpo y cohesión a la disgregada y desconocida realidad de la Chile a nivel de diagnóstico, como también generando propuestas sobre el rol que debiese tener hoy nuestra universidad, en un escenario es que su sentido está bastante poco definido más allá del discurso: no hay una política ni definiciones transversales para las facultades y su quehacer: cada una se las arregla como puede.


brigadas territoriales Organización abierta a todos los compañeros y compañeras que nace a principios del 2014, en la que participan compañeros de distintas disciplinas de la Chile con el objetivo de generar una vinculación entre nuestras disciplinas y la universidad con la realidad y problemáticas que se viven en las poblaciones de Santiago. El trabajo desarrollado se plantea constituir una alternativa para que nosotros como estudiantes y futuros profesionales de la Universidad de Chile, trabajemos por orientar nuestros conocimientos, aprendizajes y herramientas al servicio de las necesidades sociales. Nuestra universidad hoy día plantea un discurso en relación a su rol público y preocupación por las problemáticas del país, sin embargo en la práctica la relación con nuestro pueblo, sus necesidades y problemáticas no es parte, ni prioridad de la extensión, la investigación y formación de profesionales. Además, se trabaja con organizaciones populares y no con la institucionalidad (llámese municipios, intendencias, etc.).

Arte y cultura Espacio de trabajo incipiente, el cual pretendemos impulsar con varios compañeros y compañeras para recuperar la cultura estudiantil que hoy se ve reducida a carretes mechones y una que otra tocata. En esta área de trabajo se intentan recoger las iniciativas de los propios estudiantes, no solo de las disciplinas asociadas, sino que de todos aquellos con un interés en el desarrollo y difusión de las actividades del arte y la cultura, para su muestra, fruto del trabajo colectivo, en el espacio universitario en que se encuentran el resto de los estudiantes de la universidad. También se propone el desarrollo de ésta área en espacios fuera de la universidad en vínculo con las brigadas territoriales que desarrollan actividades en poblaciones de Santiago.

Plataforma Colectiva: Colectivo del Campus Juan Gómez Millas. Siembra: Colectivo de la Facultad de Economía y Negocios. Nodo: Colectivo de la Facultad de Derecho. Y espacios de trabajo en INAP, BEAUCHEF, SALUD, FAU y ARTES.

21


CON

eSTUDIO COMPROMISO Y

REBELDIA

WWW.VAMOSCONSTRUYENDO.CL WWW.VAMOSCONSTRUYENDO.CL

Profile for Vamos Construyendo

Revista Vamos Construyendo N°1  

Revista Vamos Construyendo N°1  

Advertisement