Issuu on Google+

La

Luna Es

Mia


ONG Arte y Cultura

ValparaĂ­so Av. Alemania 6307 D12 fono: 032-3213859 presidente@ongarteycultura.cl www.ongarteycultura.cl (56) 9 -85956563


El 25 de septiembre de 1954 el chileno Jenaro Gajardo Vera inscribió la Luna a su nombre en el Conservador de Bienes Raíces de Talca, motivado por dos razones: • Realizar «un acto poético de protesta interviniendo en la selección de los posibles habitantes del satélite», pues en sus planes estaba vivir en un mundo sin envidia, odio, vicios, ni violencia. • Adquirir la Luna para «poder formar parte del Club Social de Talca, para el cual era requisito de afiliación tener alguna propiedad». Este hecho verídico es el punto de partida en que la Compañía Cachiporra se inspira para crear el mon-

taje “La Luna es Mía”, en el cual se abstrae la historia y se transforma en una narración universal en donde se exponen problemáticas sociales como: la desigualdad, la discriminación, la burocracia, la destrucción de la naturaleza, el abuso de poder, el hambre, la soledad. De la mano de la poética del clown es que el personaje principal pasa buscar soluciones a tales problemáticas utilizando su ingenio, la ensoñación, el juego, la ternura y el humor.


SĂ­ntesis


Añañuca y sus dos amigos son clown vagabundos (al estilo de Charles Chaplin). Ellos en medio de sus andanzas por la ciudad se encuentran con un Club Social que prepara una gran “Cena bailable”. El hambre es su principal motivación, y es precisamente ahí, en el Club, donde tras una rápida mirada, descubren que el lugar está colmado de comida. La abundancia y elegancia de este lugar está custodiado por los miembros del Club Social, quienes no permiten el ingreso de nadie que no sea socio. Añañuca intenta diversas triquiñuelas para ingresar en busca del preciado alimento, pero siempre es descubierta y discriminada por su condición de vagabunda.


Es así como Añañuca irá ideando la manera de entrar al lugar. Sus planes locos y absurdos no serán la solución para lograr el ingreso al Club, transformándose a través de sus intentos desesperados en una anti-heroína que sorprenderá mediante su ingenua visión del mundo, arrancando más de una carcajada a los espectadores. El día menos pensado un maravilloso sueño le revelará a Añañuca cuál es el camino que debe emprender para lograr su cometido, pero…. ¿será tan fácil?, ¿será en la tierra donde debe realizar sus sueños? o ¿quizás deba emprender un viaje épico en busca de la felicidad?, ¿será entonces posible habitar la luna en busca de una vida más plena, alegre y poéticamente mágica?


Estética


El diseño integral de “La Luna es Mía”, está sustentado en una puesta en escena minimalista, donde la gestualidad, el cuerpo, y la re-significación de objetos (teatro de objetos), darán vida a la historia, siendo los actores el ente principal, que concretizará la unión y coherencia de dichos elementos. La escenografía está compuesta por objetos comunes entre sí (objetos plásticos de limpieza) a los cuáles los actores van dando vida a lo largo de la historia, mediante la técnica de teatro objeto.


La música es interpretada en vivo. Diversos instrumentos (teclado, melódica, percusiones y viola clásica) son usados para brindar la ambientación de cada escena complementando además el trabajo gestual de cada actor.


Ficha TĂŠcnica


Dirección: Creación: Diseño Integral: Diseño de Vestuario: Actrices: Actor: Músico: Composición Musical: Duración:

Amaya Sologuren Gutiérrez Compañía Cachiporra Compañía Cachiporra Rocío Peters Amaya Sologuren / Evelyn Barra Alejandro Labarrera Andrés Fuentes Rosario Etcheverry Andrés Fuentes Duración: 50 Minutos


La

Compañía www.cachiporra.cl


Cachiporra Es el área enfocada a desarrollar presentaciones teatrales, intervenciones artísticas y animaciones, utilizando el teatro gestual, el clown y la música en vivo.

Misión Trabajar para contribuir a través del arte del clown y de la música a la entrega de alegría, entretención y goce estético, esparciendo nuestra alegría y arte entre los distintos agentes de la sociedad, contribuyendo de esta manera a la mejora de la calidad de vida de las personas en todo ámbito y lugar.


Historia CompañíaCachiporra comienza en Valparaíso el año 2002, bajo el impulso de la actriz y directora teatral Amaya Sologuren, formada en técnicas de teatro gestual, clown y comedia del arte, en la Escuela Internacional del gesto y la imagen “La Mancha” en Santiago de Chile y en la Escuela “Estudis de Teatre” en Barcelona, España. Cachiporra es una compañía pionera en el desarrollo del Clown como disciplina artística, posee una propuesta estética propia y coherente,

basada en un humor fino y sutil, característica que le permitió transformarse en un referente importante en materia de clown a nivel nacional. Debido a su innovador estilo teatral, y a la universalidad del lenguaje gestual, Cachiporra ha logrado un gran reconocimiento y apoyo por parte de su público, el que se manifiesta en la masiva y diversa concurrencia a cada una de sus nuevas representaciones.

El año 2004 la Compañía Cachiporra viaja a dos Festivales Internacionales en Austria. El montaje “Nosferatu” representa a Chile en las ciudades de Linz y Villach. El mismo año es elegida para participar en los Carnavales Culturales de Valparaíso. En enero del 2005 la Compañía recibe el reconocimiento al “mejor montaje regional 2004” por el Círculo de Críticos de Arte de Valparaíso, por su obra “Nosferatu”.


Su proyecto “Adaptación y Montaje de la Novela Lanchas en la Bahía” ha sido financiado por el Fondo Nacional de las Artes FONDART 2004, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Su proyecto “De la historia al montaje: La luna es mía” ha sido financiado por el Fondo Nacional de las Artes FONDART 2005, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. El año 2006 la Ilustre Municipalidad de Valparaíso elige el montaje “La Luna es Mía” para representar a dicha ciudad en el Festival Internacional de Córdoba, Argentina, a realizarse en

octubre de 2006. El año 2008 la Compañía participa en el “Encuentro de payasos”, en el Teatromuseo del Títere y el Payaso. El año 2010, la Compañía es convocada por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes para participar con “Nosferatu” en los programas “Creando Chile en mi Barrio” y “Chile + Cultura”. El año 2011, la compañía participa activamente del programa “Comitivas Culturales 2011” del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, interviniendo con talleres en las localidades de Pelluhue y Salto de Agua, en la Región del Maule.

Este 2012 la Compañía Cachiporra cumple su primera década de trabajo ininterrumpido y sigue presentándose en diversos escenarios de Chile. Durante el mes de mayo, la Compañía se hizo parte de la celebración del “Día Mundial de la Risa”, Valparaíso 2012, con sus espectáculos Nosferatu y Clown and the City. En junio, se presentó con “Nosferatu” en los Temporales Teatrales 2012 de Puerto Montt. Este año, como celebración de sus diez años de vida, la Compañía re-estrenó el montaje “La luna es mía” (Fondart Regional 2005).

fin de la historia



La Luna es Mía