Issuu on Google+

Americo Sanclemente Propuesta

Taller de Prensa Audiovisual en la Escuela La Revista Escolar Digital como medio de dinamizaci贸n cultural y de las TICs

3


Modulo 3 Fotografía y Video Calidades de la luz:

Esas ondas luminosas reflejadas que llegan hasta nuestros ojos y nuestras cámaras determinan de acuerdo con su intensidad, el brillo y el color de los objetos. Por otro lado, aquellas partes donde la luz no alcanza a incidir, generan sombras y son precisamente estas ausencias de iluminación las que permiten apreciar el volumen de las formas.

La calidad de la luz determina la forma en que se comportan las sombras: * La luz dura, denominada a sí por su aportación dramática a la imagen, provoca sombras bien definidas y contrastadas contra las zonas iluminadas. Para que esto suceda, es necesario que la fuente que emite el haz luminoso, esté directamente expuesta, como el filamento incandescente de una lámpara o el sol.


LUZ DURA SOMBRAS DURAS


La luz suave, en contraposición de la

calidad anterior, provoca sombras difuminadas y de bajo contraste con respecto a las zonas iluminadas. Su influencia dramática en la escena es casi nula y hace menos evidentes los detalles de las texturas. Para provocar esta calidad de luz, es necesario evitar la exposición directa del emisor, es decir, rebotar la luz en superficies opacas que provoquen su difusión o proyectarla a través de un filtro de tipo difusor. Ejemplo de ello son las pantallas textiles que se colocan frente a los reflectores (softs), o las sombrillas que se utilizan en los sets durante una sesión fotográfica.

En un esquema de iluminación, se emplea una combinación de ambas calidades. La luz dura se utiliza para definir los aspectos principales y definir su nivel de dramatismo y la luz suave, complementa el esquema mitigado la definición y el nivel de contraste de las sombras y también, haciendo menos evidente la rudeza de las texturas.


LUZ SUAVE SOMBRAS DIFUSAS


Algunos tips sobre iluminación: 1-Como norma general, evita hacer tomas alrededor del mediodía. Durante este horario, la luz solar se encuentra en su posición más alta e incide de forma directa sobre los objetos, y aunque esta característica varía conforme e las diferentes épocas del año, en este punto la luz solar presenta su máxima dureza. Las sombras de los árboles, de los techos y las que se proyectan en los rostros de las personas, son muy definidas y contrastadas, lo cual no es nada recomendable cuando de glamour se trata. 2-La luz natural que incide entre el momento en que el amanecer disminuye su tendencia rojiza (6 o 7 a.m.), y hasta aproximadamente las 10:30 a.m. es la más suave y controlable que puedes encontrar. Esto se debe a que el ángulo en que entra la luz solar dentro de este horario, es muy sesgado y eso produce un filtrado intenso por las capas atmosféricas y el rebote constante de los haces luminosos en los objetos, incrementando su grado de difusión. 3-Si utilizas un flash puedes dirigirlo hacia el techo (siempre y cuando este sea blanco y se encuentre a una altura estándar), de esta forma la difusión provocada por el rebote de la luz, suavizara su incidencia en los objetos y los rostros. Esta calidad de luz es preferible para retratos sociales y familiares que una luz dura y contrastada, obviamente, el rebote disminuirá la potencia de la luz, por lo que tendrás que compensar esta deficiencia por medio de la apertura de tu iris.


Composición

Basicamente, componer es colocar los elementos de su foto en el marco y decidir qué descartar, para causar la impresión que usted busca en el espectador; que puede ser de equilibrio, desequilibrio, quietud, acción, grandiosidad, pequeñéz. En nuestro mundo moderno de cámaras automáticas, que enfocan por nosotros y ajustan la exposición de la forma más apropiada (la mayoría del tiempo), la diferencia más grande entre una fotografía buena y una mediocre es la composición.


El centro de interés

Deberia ser claro cualquiera que mire la fotografia. Aunque se denomine centro, no tiene por que estar en el centro de la foto ni ser el objeto que ocupa la mayor parte de la imagen. Es la primera regla de una buena composicion. Antes de disparar hay que decidir el motivo sobre el que quieres tomar la fotografia, enfocar el elemento sobre el que queremos centrar el interes y componer el resto de los elementos La buena fotografía es crear formas y texturas que agraden. Hay varias reglas de composición para ayudarte.

Utilizar diagonales

Fijar el sujeto en cuestión en diagonal se hace casi siempre para dar una imagen más dinámica. Incluso si es una diagonal invisible que el ojo dibuja entre dos puntos. Muévete alrededor del objeto y busca la diagonal.


La regla b谩sica de la composici贸n


La regla de los tercios La regla de los tercios es una de las reglas más importantes de la composición fotográfica. Los fotógrafos paisajistas le tienen un particular aprecio a esta regla, pero funciona bien para muchos tipos de temas. La regla de los tercios dice simplemente que, en lugar de situar el principal foco de interés en el centro del encuadre, lo que conlleva una composición muy estática, es mejor hacerlo en una intersección de tercios. Esto quiere decir un tercio hacia arriba y un tercio dentro o dos tercios hacia arriba y un tercio hacia adentro. La aplicación más común de la regla de los tercios está en situar el horizonte en una fotografía paisajista. Nunca, jamás, pongas el horizonte en el centro. Consiste en dividir la imagen en tres partes: El motivo principal debe ocupar más o menos 2 de estas tres partes y dejar el motivo secundario para la parte restante.


Las líneas dominantes: Las líneas son autopistas para los ojos. Éstas se usan para guiar el interés del espectador dentro de la escena fotografiada. Se podría decir que podemos encontrar líneas dominantes en cualquier cosa. Las podemos encontrar, horizontales, verticales, en curva u oblicuas. Aunque hay que recalcar que las diagonales y líneas en “S” son más dinámicas e imprimen más interés a nuestras imágenes.


La mirada:

La mirada de una persona dibuja una l铆nea dominante imaginaria. Esta mirada debe ser destacada y respetada por el fot贸grafo. En el momento que la persona fotografiada mira hacia alg煤n punto, el fot贸grafo debe abrir el encuadre colocando a la persona a un lado y dejando un espacio libre.


El movimiento:

Una persona o un objeto que se encuentre en movimiento también traza una línea dominante imaginaria. El trayecto también puede dotar a la imágen de una mayor fuerza expresiva. Cuando la persona u objeto penetra en la escena es recomendable abrir el encuadre y también dejar un espacio libre delante del objeto, con el fin de multiplicar y potenciar la sensación de movimiento.


Punto de Vista: Partamos de la base que, por la naturaleza del ser humano, nuestra mirada se encuentra a una altura aproximada de entre 1,60/1,70 m. Nuestro punto de vista, por lo tanto, siempre estĂĄ a esa altura y de forma frontal. Al ser de esta forma, obtenemos fotografĂ­as formales, descriptivas y caracterĂ­sticas, pero muy alejadas de la originalidad al ser demasiado previsibles.


La alteración del punto de vista nos puede ayudar a captar más la atención del que visualice nuestras fotografías. Para ello, tenemos múltiples recursos fotográficos que pasaremos a estudiar seguidamente. Las más utilizadas por los fotógrafos son las siguientes:

-Picado:

Las imágenes obtenidas en picado, se realizan desde una posición más alta que el elemento fotografiado. Sirve para disminuir la importancia del sujeto o para ubicar un sujeto en un paisaje como a vuelo de pájaro.


Cenital:

Este tipo de imágenes se obtienen en un ángulo totalmente perpendicular al suelo, o sea, a 90º (Desde arriba hacia abajo). Este tipo de fotografías carecen de perspectiva al ser tomadas en un ángulo tan forzado, y además carecen de puntos de referencia visuales respecto al horizonte.


Contrapicado:

Hablamos de contrapicado cuando la fotografía se realiza desde una posición más baja respecto al objeto fotografiado. Con la perspectiva que se crea, el objeto se agranda visualmente, y se le imprime una sensación de poder y fuerza. Su uso más frecuente es en fotografía de edificios, monumentos y arquitectura, aunque también se usa para tomar imágenes de personas.


Toma a ras de suelo:

Estas tomas consisten en efectuar las fotografías al nivel del suelo o del objeto. Gracias a este tipo de fotografías conseguimos un efecto impactante al mostrar un ángulo poco frecuente e inusual. El ojo humano no está habituado a observar el mundo desde este ángulo y así logramos sorprender al espectador.


Equilibrio de los elementos:

Mientras más equilibrados estén los elementos que componen una fotografía, más agradable acabará siendo. La distribución de los elementos dentro de ella es algo fundamental. La colocación del objeto principal es aconsejable que no esté en el centro de la toma. La razón es que esto puede crear espacios vacíos. Se puede lograr equilibrio con volumen o color.


Formato de Encuadre: La eleccion del formato del encuadre también nos ayudará en la composición final de nuestras fotografías. El modo usual de agarrar nuestras cámaras, hace que tengamos tendencia a usar el formato horizontal, ya que es la posición en la que se encuentra el sensor de la cámara digital. Esto hace que si no lo tenemos en cuenta, abusaremos de esta orientación. Cinco formatos para encuadrar nuestras fotografías:

-Formato horizontal:

Este tipo de encuadre sugiere quietud, tranquilidad y suele usarse en fotografías de paisajes y en fotos de grupos. Por ser el formato usualmente utilizado para fotografiar paisajes también se le conoce como formato apaisado.


-Formato vertical:

Este tipo de encuadre sugiere fuerza, firmeza y es el más utilizado para retratos. Se obtiene girando la cámara 90º. Este formato acentúa las líneas verticales y diagonales, confiriendo más contundencia a la escena y aumentando la sensación de magnitud de la toma. Cuando fotografiamos a una persona, ya sea en primer plano o cuerpo entero, utilizaremos preferentemente este formato. Algo que debemos evitar al fotografiar a personas es dejar un excesivo espacio por encima de la cabeza o separarnos demasiado para incluir el fondo.


-Formato inclinado: Este formato se obtiene inclinando la cámara en un ángulo intermedio entre el horizontal y el vertical. Este encuadre transmite dinamismo y se usa principalmente para obtener fotografías creativas, ya que se sale de los cánones más aceptados.


-Formato cuadrado:

Este formato es el que presenta las mismas medidas tanto verticales como horizontales. Para obtenerlo debemos modificar fĂ­sicamente la fotografĂ­a recortĂĄndola, o bien usando un editor fotogrĂĄfico, en caso de ser un archivo digital, para redimensio-

nar la imagen.



TALLER REVISTA ESCOLAR MODULO 3