Issuu on Google+

OH dios señor de los que dominan, Guía suprema que tienes en tus manosLas riendas de la vida y la muerteEscucha Mi oración de guerra...Haz o señor que no vacile en el combateQue mi alma y mi cuerpo no sientan el temblor del miedoQue te sea fiel en la guerra como te lo soy en la pazHaz que la sed, el hambre, el cansancio, la fatigaNo la sienta mi alma ni mi espírituAunque la sienta mi carne y mis huesosHaz que no re huya, ni con la imaginación si quieraEl primer puesto en el combateLa guardia más dura en la trincheraLa misión más difícil en el combate. Pon caridad en mi corazón, para que mi tiro Sea sin odio y destreza en mi vista Para que mi tiro sea certero. Haz que por mi fe sea capaz de cumplir lo imposible Que desee morir y vivir a un mismo tiempoMorir como tus santos apóstoles, comoTus viejos guerreros, vivir con tus arriesgados misionerosComo tus antiguos cruzados, luchar por ti,Por la paz de Colombia,Por el bienestar de mis semejantesTe lo pido señor, que la pertenencia encarneEn mi que sepa sufrir, con la sonrisa enLos labios como sufrieron tus mártires señorConcédeme, Ho rey de las victorias el perdónPor mi soberbia yo que quise ser el soldado masValiente de mí ejercito, el colombiano mas amanteDe mi patria, perdón mi orgullo OH señorTe lo pido señor por mis horas en vela, el fusilY mi odio atento a los ruidos misteriosos de la nocheTe lo pido señorPor mi guardia constante, en el amanecer de cada día


Oh dios señor de los que dominan