Issuu on Google+

ORIGEN, HISTORIA Y EVOLUCION DE LA LEGISLACION LABORAL EN COLOMBIA

VALENTINA RAMIREZ WILCHES ANGELA RENGIFO VERA GRADO 8-1

Trabajo de Legislaci贸n Laboral

Profesora SANDRA LOZADA Licenciada

INSTITUCION EDUCATIVA TECNICA DE COMERCIO SIMON RODRIGUEZ DEPARTAMENTO COMERCIAL CALI 2014 TABLA CONTENIDO


Pág. INTRODUCCION…………………………………………………………………….............0 1. ORIGEN DE LA LEGISLACION LABORAL EN COLOMBIA………………….......... 1 2. HISTORIA DE LA LEGISLACION LABORAL EN COLOMBIA……………………… 3

2.1 PRINCIPIOS Y DERECHOS FUNDAMENTALES EN EL TRABAJO.................. 4 2.1.1 Desarrollo de los Derechos Fundamentales en el Trabajo……………………… 4 2.1.2 Derecho de Huelga………………………………………………………………...... 4 3. EVOLUCION DE LA LEGISLACION LABORAL EN COLOMBIA…………………… 6 4. DERECHO LABORAL…………………………………………………………………... 8 4.1 RAMAS DEL DERECHO LABORAL COLOMBIANO……………………………….. 8 5. LEGISLACION INDIANA…………………………………………………………………11 5.1 ORIGEN Y EVOLUCION DE LA LEGISLACION INDIANA………………………. 11 5.2 MOTIVOS Y MANDATOS GENERALES………………………………………….. 13 CONCLUSIONES………………………………………………………………………… 16 BIBLIOGRAFIA…………………………………………………………………………… 17 ANEXOS…………………………………………………………………………………… 18


INTRODUCCION

El siguiente trabajo escrito fue presentado con el tema origen, historia y evolución de la legislación laboral en Colombia para dar a conocer los cambios que se han presentado en las leyes y pensamientos a través de la historia del país. Además consultamos sobre los derechos y deberes que se ejercen en todas las empresas y trabajadores de Colombia. También hicimos una investigación sobre la primera legislación que hubo (la indiana), la cual averiguamos sobre el origen, la evolución, la historia, porque se creó y para que etc. Hicimos un breve resumen sobre algunas leyes de la constitución. A continuación le presentamos nuestro trabajo sobre la legislación en Colombia con todos sus puntos, así podemos aprender e informarnos un poco más de nuestra historia y como vivieron nuestros antepasados.


1. ORIGEN DE LA LEGISLACION LABORAL EN COLOMBIA Antes de la conquista de América los indígenas ya desempeñaban trabajos, bajo el mandato de sus líderes o caciques. Cuando llegaron los españoles empezaron a explotar a los indígenas en las minas de oro, y en el reinado de Carlos II crearon la “legislación indiana”. Después de la independencia de Colombia, con la presidencia de José Hilario López crea las “leyes sociales”, lo que es conocido hoy en día como el “código sustantivo del trabajo”, son las primeras leyes del trabajo, la mayoría contenidas también en la constitución política de Colombia de 1991. Tres grandes cambios se han incluido en la legislación laboral con: -Ley 50 (1990): Con esta los trabajadores perdieron grandes derechos como la retroactividad de cesantías, la pensión sanción y la acción de reintegro para los trabajadores con más de 10 años de servicio. El artículo 23 del Código Sustantivo del Trabajo quedará así: Artículo 23. Elementos esenciales: Para que haya contrato de trabajo se requiere que concurran estos tres elementos esenciales: a) La actividad personal del trabajador, es decir, realizada por sí mismo; b) La continuada subordinación o dependencia del trabajador respecto del empleador, que faculta a éste para exigirle el cumplimiento de órdenes, en cualquier momento, en cuanto al modo, tiempo o cantidad de trabajo, e imponerle reglamentos, la cual debe mantenerse por todo el tiempo de duración del contrato. Todo ello sin que afecte el honor, la dignidad y los derechos mínimos del trabajador en concordancia con los tratados o convenios internacionales que sobre derechos humanos relativos a la materia obliguen al país; y c) Un salario como retribución del servicio. Una vez reunidos los tres elementos de que trata este artículo, se entiende que existe contrato de trabajo y no deja de serlo por razón del nombre que se le dé ni de otras condiciones o modalidades que se le agreguen. -Ley 100 (1993): Modifico las pensiones e introdujo avances con respecto a la salud. El sistema de seguridad social integral tiene por objeto garantizar los derechos irrenunciables de la persona y la comunidad para obtener la calidad de vida acorde con la dignidad humana, mediante la protección de las contingencias que la afecten. El sistema comprende las obligaciones del Estado y la sociedad, las instituciones y los recursos destinados a garantizar la cobertura de las prestaciones de carácter económico, de salud y servicios complementarios, materia de esta ley, u otras que se incorporen normativamente en el futuro. -Ley 789 (2002): Modifico la liquidación de la jornada de trabajo y las indemnizaciones.


El sistema de protección social se constituye como el conjunto de políticas públicas orientadas a disminuir la vulnerabilidad y a mejorar la calidad de vida de los colombianos, especialmente de los más desprotegidos. Para obtener como mínimo el derecho a: la salud, la pensión y al trabajo. El objeto fundamental, en el área de las pensiones, es crear un sistema viable que garantice unos ingresos aceptables a los presentes y futuros pensionados. En salud, los programas están enfocados a permitir que los colombianos puedan acceder en condiciones de calidad y oportunidad, a los servicios básicos. El sistema debe crear las condiciones para que los trabajadores puedan asumir las nuevas formas de trabajo, organización y jornada laboral y simultáneamente se socialicen los riesgos que implican los cambios económicos y sociales. Para esto, el sistema debe asegurar nuevas destrezas a sus ciudadanos para que puedan afrontar una economía dinámica según la demanda del nuevo mercado de trabajo bajo un panorama razonable de crecimiento económico. Creación del Fondo de Protección Social. Créase el Fondo de Protección Social, como una cuenta especial de la Nación, sin personería jurídica, adscrita al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, o a la entidad que haga sus veces, cuyo objeto será la financiación de programas sociales que el Gobierno Nacional defina como prioritarios y aquellos programas y proyectos estructurados para la obtención de la paz. El Fondo de Protección Social tendrá las siguientes fuentes de financiación: Los aportes que se asignen del Presupuesto Nacional.

2. HISTORIA DE LA LEGISLACION LABORAL EN COLOMBIA


Al mencionar la palabra labor, debemos tener en cuenta que esta surge de una actividad denominada trabajo que proviene del latín trabis, significa traba, dificultad, impedimento el cual nace por la necesidad de evolución y desarrollo del hombre y su círculo familiar. Si retrocedemos en el tiempo, podemos notar cómo la esclavitud marco en su mayoría la actividad laboral o trabajo generando una dependencia del mismo para obtener un beneficio: Amo: servicio. Esclavo: comida, techo. Luego aparecería otra figura capitalista el terrateniente, señor feudal y los súbditos como lo son los vasallos quienes toleraban el exceso de trabajo por recibir a cambio tranquilidad y protección, mientras que las artesanías Principio del formulario Entre los siglos XVIII y XIX en Francia, se modifica de una u otra forma el nombre de esclavo y amo pasando a ser sustituido por señor feudal y vasallo este último laboraba para el señor feudal para obtener protección por parte del mismo mientras que en la ciudad surgían las corporaciones donde lo artesanal empezaba a tomar un rumbo de fabricación en serie a partir de ese momento inicia una clase social nueva que se llamaría burguesía y cambiarían nuevamente los nombres de señor feudal y vasallo a trabajador que de una u otra forma favorecían al capitalismo en progreso; el trabajo se realizaba en condiciones desiguales e inhumanas; por consiguiente este uno de los motivos por los cuales se promulgo el derecho laboral en Europa dando la aparición de las primeras leyes del Derecho Laboral. Esta legislación apareció, ante la presión de las fuerzas obreras. Esta gran innovación fue vivida en diferentes momentos por distintos países: • En un principio la Ley Inglesa de 1.802, deficiente al regular las condiciones de trabajo. • En Francia, en donde se le dio gran promoción a la legislación intervencionista, adelanto que se dio con la Revolución de 1.848. • Por otra parte en Alemania se logró legislar sobre las condiciones de trabajo y el Seguro Social. • En Italia se creó la legislación sobre el trabajo de menores. • En España se dio la creación del Instituto de Reformas Sociales en 1.903. • En Estados Unidos se establecieron oficinas de Estadísticas del Trabajo. • En Brasil se dieron instrucciones protectoras de la infancia en 1.890. En Iberoamérica toda la regulación laboral empezó a principios del siglo XX, con excepción de Brasil. Durante la Colonia gran parte de las provincias de la Republica sancionaron leyes de policía en las que se daban reglas esto como antecedente es interesante verlo, ya que, introdujo algunos preceptos referentes a la prestación personal del servicio, jornadas, salario y algunas sanciones, luego de esto nuestra legislación laboral moderna tiene sus primeros inicios el 26 de Junio de 1.917 con la Ley de Talleres y Establecimientos Públicos no se puede dejar de lado que esta ley estuvo precedida por la ley de Minas en 1.904, 1.909 y 1.915 que contenían instrucciones especiales sobre el trabajo en las


minas, la ley de 1.915 instituyó el sistema de reparación de accidentes de trabajo, convirtiéndose esta en la base de la Ley de Trabajo de 1.928. Con estas leyes se logró institucionalizar algunos preceptos fundamentales en el Derecho Laboral, tales como: una jornada diaria de ocho horas y media, la declaración del deber del empleador de garantizar la seguridad del trabajador y las condiciones de salubridad en el sitio donde desarrollara su labor, más adelante, el 23 de Junio de 1.928 se efectúo la promulgación de la Ley del Trabajo que trajo consigo una jornada laboral de nueve horas y principios sobre seguridad industrial, la reglamentación del salario que debía pagarse en dinero diariamente o semanal. Esto nos da claridad De esta forma se logra evidenciar que a lo largo de toda la historia de la humanidad se han dado pequeños o en ocasiones grandes pasos para la creación de toda nuestra legislación laboral, sin dejar de lado que este ha sido un seceso vivido a nivel mundial, en donde nuestro país ha estado influenciado por todas las “tendencias” que se viven en todo el mundo, lo cual se logra evidenciar gracias a la Constitución de 1.991, con la cual se reconoció la internacionalización del Derecho del Trabajo, por medio de los artículos 59. 93 y 94, que otorgaron a los tratados internacionales el status constitucional y de esta manera el bloque de constitucionalidad en materia de Derecho Laboral están fundamentados en todos los tratados suscritos con la OIT. “Los convenios y tratados internacionales del trabajo debidamente ratificados por Colombia son parte del ordenamiento jurídico o prevalecen en él. Dentro de los que prevalecen, es decir los que hacen parte del denominado Bloque de Constitucionalidad por tratarse de derechos humanos y además fundamentales1, están los Convenios 87 y 98 de la OIT sobre Libertad de Asociación y Derecho de Asociación Sindical, Derecho de Negociación Colectiva y Huelga, Eliminación de Trabajo Forzado, Protecciones laborales para niños y jóvenes y Eliminación de Discriminación Laboral. También los Convenios de la OIT 100, 105, 111, 138 y 182 y de ratificarse el TLC con Estados Unidos, las disposiciones laborales incorporadas al Tratado que se refieran a los derechos considerados fundamentales internacionalmente”. A lo largo de este escrito se puede ver que el Derecho Laboral es un derecho relativamente nuevo y que nuestro país ha estado muy influenciado por las regulaciones que se han venido dando a lo largo de la historia a nivel internacional, a tal punto que en la actualidad nuestro derecho está regulado también por normas internacionales como las que dicta la OIT, claro todo esto en busca de una verdadera equidad para todos los ciudadanos, aunque no se puede dejar de lado que aún hay mucho camino por recorrer no se puede olvidar que a lo largo de nuestra historia hemos dado grandes pasos pero es fallido si no exigimos su cumplimiento. 2.1 PRINCIPIOS Y DERECHOS FUNDAMENTALES EN EL TRABAJO El mundo de las relaciones laborales ha sufrido con mayor rigor el impacto negativo de los procesos de globalización y los pasivos de la liberación de los mercados; la reconvención industrial, la innovación tecnológica, el incremento de la competividad. Los costos sociales son transferidos principalmente a los trabajadores en la forma de desempleo, subempleo, subcontratación, temporalidad, trabajo a domicilio, informalidad deslaboracion, incremento de la marginalidad, quiebras y cierres de empresas.


2.1.1

Desarrollo de los derechos fundamentales en el trabajo

La constitución de 1991, entre otros, establece como derechos fundamentales los siguientes: La constitución política incluye el derecho al trabajo entre los derechos fundamentales, dándole así el mismo rango jurídico otorgado a la vida y a la libertad, pero el trabajo no solo es un derecho básico, de toda persona sino también “una obligación social”. Artículo 25: “el trabajo es un derecho y una obligación social y goza, en todas sus modalidades, de la especial protección de estado. Toda persona tiene derecho a un trabajo con condiciones dignas y justas”. La corte constitucional ha señalado que uno de los elementos esenciales en la estructura de la constitución es el valor del trabajo, a cuya protección y promoción están destinadas no pocas de sus disposiciones, en el entendido de su garantía constituye objetivo central, especifica y conscientemente buscado por el constituyente. La carta política de 1991 ha puesto al trabajo en una triple esfera armónica, pues se le considera como valor, como derecho y como deber, de suerte que el derecho al trabajo es un elemento definitivo dentro de la estructura del estado social de derecho. “El derecho al trabajo no solo se desprende de la obligación social del trabajo, sino que se origina de otros como el de la propia subsistencia y el sostenimiento familiar. El derecho a la vida requiere de la necesidad de trabajar y por consiguiente, nace el derecho al trabajo. Al existir radicalmente el derecho a la vida”.

2.1.2

Derecho de huelga De acuerdo con el alcance dado por los órganos de control de la organización internacional del trabajo (comité de libertad sindical), el derecho de huelga es uno de los medios legítimos de que disponen los trabajadores y sus organizadores para la promoción y defensa de sus intereses económicos y sociales. El derecho de huelga es el corolario lógico del pleno ejercicio del derecho a la negociación activo. Si no existe la negociación puede resultar intrascendente e inoperante. Es también derecho que solamente debe ejercerse como último recurso, cuando hayan fallado la negociación y los mecanismos de mediación y conciliación existentes.


3

EVOLUCION DE LA LEGISLACION LABORAL EN COLOMBIA

En los tiempos antiguos predominaba la consideración del trabajo como pena, como maldición odiosa, dejando a un lado el sistema de trabajo familiar de las primeras agrupaciones humanas, puede decirse que en las grandes civilizaciones antiguas, el trabajo forzoso constituía el régimen general de trabajo. La esclavitud, era casi el único medio para obligar a los hombres a obedecer y a cooperar en el trabajo armónicamente. En la Edad Media, el primer paso y más fundamental en la transformación conceptual del trabajo lo había dado en la antigüedad el cristianismo, cuando le atribuye un sentido redentor. El trabajo no será ya ocupación infamante, actividad odiosa a la que ha de eludir quien tenga medios económicos o posición social para lograrlo. Es un deber moral. Desaparecida la esclavitud, en el campo, el régimen feudal agrupaba autoritariamente alrededor del señor a los vasallos, quienes le rendían trabajo a cambio de su protección y gobierno. En la ciudad, nació por el contrario un régimen artesanal controlado por la corporación profesional o gremio. Si la servidumbre ofrece poco material al estudio jurídico laboral, no ocurre así con el régimen profesional urbano de las corporaciones, estas tenían fines, no sólo económicos, sino también educativos, jurídicos, benéfico, asistenciales y finalmente,


políticos. Dentro de ellas se llegó a crear una estructura férrea que degeneró en oligarquía y fue aniquilada por la Revolución en nombre de la Libertad. En los comienzos de la edad moderna surge el régimen capitalista y aparece un sistema de trabajo distinto de los habidos hasta entonces. El descubrimiento de América, el desarrollo de la gran industria, hacían imposible la aplicación del régimen artesanal; la desaparición de la esclavitud, hacía del salario el único factor determinante de la concurrencia de obreros para la producción común, la influencia de oro al Viejo Continente prestaba gran facilidad para la generalización del salario. Los campesinos acudieron a la ciudad, donde se les ofrecía la oportunidad de trabajar en las máquinas, sin necesidad de aprendizaje previo. Las mujeres y los niños participaron en el mercado de trabajo, preferidos en razón del menor salario que se les pagaba por un trabajo igual al de los hombres. El contrato de trabajo en el cual el trabajador comprometía su actividad mediante un precio convenido, se convirtió en figura común de ejercicio del trabajo en el campo de la vida económica. Se aplicaron normas romanas referidas al arrendamiento de servicios operarios libres. Quien pagaba el salario imponía crecientes onerosas. La concentración de la población industrial en los suburbios trajo la formación de un proletariado urbano que tenía que ganar el salario para poder vivir, y por ganarlo aceptaba cuanto le fuera impuesto. El proletariado urbano no tenía el recurso del campesino, a quien la tierra le ponía a cubierto del hambre. La condición del trabajador frente al industrial, vino a determinar un estado de cosas bochornosas. Se olvidó la condición humana de los trabajadores. En el campo jurídico, la simulación del trabajo a una mercancía lo dejaba enteramente sujeto a la Ley de la oferta y la demanda y apartaba toda consideración sobre la persona humana de quien lo prestaba. Así fue como un cúmulo de circunstancias geográficas, económicas, técnicas y políticas, acompañadas de una crisis de ideas morales, produjeron una evolución de tres siglos un terrible estado de cosas, que hizo menester la aparición de las primeras leyes del nuevo Derecho del Trabajo, a mediados del siglo XIX. Nace éste en forma de leyes de emergencia, irregularidades en su alcance y modo de aplicación, fragmentarias aunque innovadoras. Elaboradas, frecuentemente ante la presión de las fuerzas obreras organizadas. El punto de partida del movimiento legislativo en los países industriales podría fijarse en la ley inglesa de 1802 sumamente imperfecta, pero que al menos admitió la regulación de las condiciones de trabajo y la protección de los niños. Parecidas alternativas hubo en Francia, donde se impulsó una legislación intervencionista, en la revolución de 1848. En Alemania, se legisló sobre condiciones de trabajo y Seguro Social. En Italia, se legisló sobre el trabajo de menores, en España, con la creación del Instituto de Reformas Sociales en 1903. En Estados Unidos, se crearon oficinas de Estadísticas del Trabajo. En Iberoamérica, la legislación laboral comienza a principios del siglo XX, aunque en Brasil, se dictaron disposiciones protectoras de la infancia en 1890.


4

DERECHO LABORAL COLOMBIANO

El derecho laboral colombiano es el conjunto de principios, acciones y normas que regulan directa e indirectamente las relaciones entre empleadores y trabajadores, y de estos con el estado con el objeto de garantizar los derechos fundamentales de los trabajadores y la protección del trabajo. Todo lo anterior tiene el único fin de lograr la paz social, siendo esta finalidad del código laboral colombiano. El derecho laboral colombiano es una rama de la ciencia del derecho que tiene como objeto el trabajo del hombre dependiente e independiente, en las relaciones individuales, colectivas y de seguridad social ya sean estos trabajos al servicio del estado o particulares. En principio el trabajo era obligatorio para todas las clases sociales. Los aristócratas o superiores se encargaban de las tareas intelectuales, la dirección, organización y las de culto; a las clases bajas les tocaba realizar labores agrícolas y las demás manuales. El derecho laboral colombiano tiene como regulador la constitución política de 1991, los tratados y comercios internacionales suscritos por Colombia y el código sustantivo del trabajo. En todo caso, es importante tener en cuenta que las leyes colombianas es la más importante de las fuentes del derecho laboral colombiano, puesto que cada estado dentro de su legislación tendrá su ordenamiento jurídico respecto del trabajo y dichas disposiciones tendrán que ser acatadas tanto como el empleador como en empleado dentro de determinada jurisdicción. De acuerdo con la constitución política, el derecho del trabajo es un derecho fundamental de todas las personas que debe ser garantizado por el Estado. Adicionalmente, la constitución política consagra el derecho de asociación sindical, que ampara tanto a los trabajadores como a los empleadores. Estas disposiciones concuerdan con los tratados internacionales de los que Colombia es parte, tales como la declaración universal de los derechos humanos, el pacto internacional


de derechos económicos, sociales y culturales, el pacto internacional de derechos civiles y políticos, y la convención americana sobre derechos humanos.

4.1 Ramas del Derecho Laboral Colombiano •

Derecho individual del trabajo: Consiste en que una persona física denominada trabajador se obliga a prestar servicios personales a otra persona denominada empleador.

Derecho Colectivo del trabajo: Regula las relaciones entre el empleador y los trabajadores reunidos en asociaciones, sean estas sindicales o no. • Derecho a la seguridad social: Consiste en los pagos que el empleador hace al trabajador en dinero, servicios u otros beneficios, con el fin de cubrir los riegos relacionados con la salud, accidentes o enfermedades, profesionales, la vejez, la invalidez etc. • Derecho procesal laboral: Comprende el conjunto de normas que regulan el modo de actuar en justicia en casos cuyo objeto conflictivo surge de las prestaciones laborales. • Derecho laboral administrativo: Se encarga de regular las relaciones del estado como empleados con sus servidores. • Derecho laboral internacional: Se puede definir como el conjunto de normas que transciende de las fronteras de los estados para consagrar aspectos relativos al trabajo humano. • Derecho cooperativo y sociedades naturales: Este derecho es el campo en que los trabajadores participan en la organización y ejecución de política tendiente a mejorar su calidad de vida mediante el derecho asociativo, o de la unión mutua.


5

LEGILACION INDIANA

5.1 Origen y Evolución de la legislación Indiana El propósito de este trabajo es destacar que la legislación indígena fue concebida con el propósito de regular el trabajo indígena y protegerlos de los abusos de los españoles, pero en realidad sólo sirvió como arma de aculturación y de dominación. Cabría preguntarnos si este propósito fue ignorado a conciencia, primero por los dueños de encomiendas y mitas, y luego, por los criollos después de la guerra de independencia. El DANE en Colombia ha calculado que el promedio de la población a principios del siglo XVI era de 10 millones de personas. Se sabe que la población indígena era diversa y extendida en una región muy amplia que cubre áreas como las que hoy ocupan Perú y Colombia, entre otras. La población indígena fue considerablemente mermada por la violencia del proceso de conquista y colonización y por las enfermedades. La pérdida de sus tierras, lengua, cultura y estructura política de sus sociedades merma considerablemente su moral y espíritu de lucha. El proceso de quiebra de la estructura social y política de las tribus americanas se da a través de la imposición de leyes por parte de la Corona Española. A mediados del siglo XVI, durante el período de la Colonia se impide el levantamiento de muchos pueblos indígenas, por medio de la creación de los resguardos, los cuales fueron no sólo una forma de expropiación territorial, sino también un proceso forzado de aculturación, en donde se les impone una nueva religión y una nueva cultura. Una de las primeras leyes expedidas por la Corona, fue la Ordenanza en 1528, prohibía los servicios personales. De esta forma se trató de reprimir la comunicación de los indios con los sacerdotes, algunos de los cuales, se espantaban al observar las condiciones en las que trabajaban los indígenas. Con esta ley se permitía el abuso de los encomenderos. Sólo hasta 1718 se pudo abolir esta institución. En 1561 se empezó a reconocerle a los sobrevivientes tierras colectivas bajo el régimen llamado de resguardos territoriales. Con esta ley se protegía la fuerza de trabajo y también se forzaba la sedentarización de los indígenas para poder cumplir con la misión de cristianización y civilización del indígena. A pesar de que el Libertador Simón Bolívar emite un decreto ordenando la devolución de las tierras a los indígenas, en 1821 se autoriza la división de los resguardos territoriales, y luego, con la ley del 25 de mayo de 1824, se producen violaciones a la anterior por medio del res nullius, por medio de los cuales las tierras se remataban a particulares mediante la declaración arbitraria como “territorios vacíos o vacantes”. (Raúl Arango, 34) “Mientras tanto en las zonas selváticas y alejadas, las misiones religiosas, por delegación del Estado, mantenían un régimen de tutela sobre los pueblos indígenas, y mediante la escolarización, la enseñanza del castellano, del cristianismo y de algunas prácticas económicas tenidas como civilizadoras, como la ganadería, desarrollaban un proyecto cultural-nacional, afianzando la población indígena como “frontera viva” e instrumento de afirmación de la soberanía nacional en zonas remotas de escasa presencia institucional.”(Raúl Arango, 34) “La República: Disolución de los Resguardos y Sometimiento Indígena” “La independencia y conformación de la República, que si bien eliminó los tributos que pesaban sobre este sector de la población, trajo consigo nuevos afanes para los indígenas. No obstante haber emitido el Libertador Simón Bolívar un decreto ordenando


la devolución de las tierras a los indígenas, al poco tiempo, en 1821, se autoriza la división de los resguardos territoriales. Al mismo tiempo que se proclamaban las ideas las ideas liberales y se invocaban para dividir los resguardos, se adoptaban medidas proteccionistas orientadas a la “civilización”, sedentarización y “cristianización” de los indígenas que aún pervivían en la República encomendándolos a las misiones religiosas.” (Raúl Arango, 33) Muchas de estas leyes que tenían la intención de protección al indígena se iban anulando o simplemente ignorando, ya que lo que realmente predominaba era el interés económico sobre el interés en la humanidad del indígena. La economía era atrasada, con bajas posibilidades de intercambio, así que se explotaba la fuerza laboral al máximo. El mismo Bolívar invalidó reformas fiscales que favorecían a los indígenas. “En los años de 1827 y 1828, cuando la situación política de la Gran Colombia pasaba por una etapa de creciente agitación, Bolívar asumió el gobierno dictatorial e invalidó todas las reformas fiscales que había decretado el Congreso de Cúcuta. El restablecimiento del tributo indio se impuso también y, con ello, la restauración de la condición servil del indio. En las determinaciones de Bolívar influyó enormemente la presión ejercida por aquellos grupos tradicionalistas de la Gran Colombia que derivaban su poder económico y político de la estructura social heredada de la Colonia”.(Margarita González, 403, 404) Años más tarde, se expide el decreto del 28 de febrero del año 1863, incluido en la Legislación agrario-indígena: “Que el Libertador Simón Bolívar en el inmortal decreto dado en Trujillo….declaró la propiedad absoluta en favor de los indígenas de las tierras que poseían…” (Bonicas, 147) Entre las normas sobre tierras se puede destacar la ley 89 de 1890 buscaba hacer menos drástico el proceso de disolución de los resguardos territoriales indígenas y reafirmar el papel de tutela y civilización de las misiones religiosas. Establecía además, un procedimiento sucinto para que los indígenas registraran sus títulos antiguos. (Raúl Arango, 34) Todas estas leyes y reformas demuestran que no sólo en la época colonial, sino también en la República se establecían y se derogaban leyes para complacer el interés de las clases dominantes. Algunas de las leyes expedidas desde la época de la colonia, en realidad no se aplicaban, en primer lugar, porque la prepotencia de los encomenderos disminuía la efectividad de las Ordenes reales que intentaban regular a la sociedad civil, en cambio, se terminaba haciendo la voluntad de los que directamente trataban con los indios y los hacían trabajar a su antojo. Aunque había una legislación protectora, en realidad se vivía un estado de ilegalidad. Los encomenderos tenían una alta jerarquía económica y política, por lo tanto, tenían gran influencia en los cabildos. De esta forma, los indígenas quedaban dominados en el círculo de trabajo y de servicios personales, como fueron por ejemplo, los alquileres de indios de labor, los cuales los utilizaban para las siembras, los trapiches y el arado, entre otros. Por estas labores no se les pagaba un salario sino que se conmutaba por el valor del tributo. Además también se les explotaba en la industria doméstica, en la fabricación de mantas, alpargatas y sombreros; peor aún, los empleaban como animales de carga. Autoridades eclesiásticas venidas de España se escandalizaban de ver como se utilizaban a los indígenas para cargar grandes bultos, tratándolos como bueyes o caballos. (Julián Ruiz, 279 a 309)


Los trabajos forzados, las epidemias y hambrunas, ocasionaron una reducción drástica de la población. La fuerza laboral era explotada al máximo por los encomenderos. Otras áreas de trabajo fueron el levantamiento de ciudades, construcción de puentes y caminos, y la explotación minera en las mitas. Se cree que la mita produjo la mayor catástrofe demográfica experimentada en el siglo XVII. No se puede dejar de lado, la explotación de las indígenas en el servicio doméstico, en el cual realizaban diversas labores como confección de paños; en esta área trabajaban incluso con sus hijos, y toda la familia se veía expuesta a malos tratos, poca alimentación y bajos salarios. (Julián Ruiz, 279 a 309) Todo lo anterior ocasionó el agotamiento físico y también la desmoralización debida a la pérdida de su cultura, de sus valores, de sus jefes naturales, de su independencia. Por supuesto, también un descenso del índice de natalidad porque las largas jornadas de trabajo, muchas veces fuera del lugar de residencia, impedía la integración de la familia. Así que de un imperio inca, con gobierno y cultura propios, pasaron a vivir en función de los colonizadores; se convirtieron en “esclavos” de los blancos ya que sus cargas eran tantas que no podían trabajar por el bienestar de sus familias, así, cada día se veían más pobres, a costa de servir a los blancos. Aún después de la independencia, los indígenas continuaron siendo víctimas de la explotación y el mal trato. Se superaron las miserias de la esclavitud política, aunque sólo para el sector dominante de la población. A manera de conclusión voy a terminar con las palabras de Antonio García en Atraso y dependencia en América Latina: “No obstante la consagración ritualista de los principios de la Revolución Francesa en el texto de las constituciones puritanas de posguerra, la república sensorial restableció el trabajo forzado de los indios, amparó las formas serviles del colonato y el peonaje, respetó durante 40 años los privilegios de los propietarios de esclavos, propició la abolición de las comunidades indígenas –asimilándolas a Manos Muertas- y restauró el antiguo sistema fiscal de alcabalas y de estancos.” (329) 5.2 Motivos y mandatos generales Los conquistadores españoles, a pesar de que reconocían la autoridad de los reyes de España, establecieron algunas reglas propias para gobernar y en algunos casos intentaron considerar los territorios conquistados como independientes. Por ello la corona española promulgó una política unificada para los territorios por ella llamada las "indias". Ley indiana se llamó al conjunto de leyes promulgado en Burgos por las cortes españolas con el fin de establecer un marco legal estable para las colonias indígenas. Estas leyes prohibieron la explotación de los indígenas y establecieron las encomiendas, las mitas y el resguardo. A pesar de la ley indiana, el maltrato, el arresto y la muerte de indígenas y sus defensores fueron continuos. Reglamentaron las capitulaciones de la casa de contratación y el consejo de indias en España. Establecieron el marco general de actuación de los funcionarios españoles en las colonias y estructuraron la administración en virreinatos, capitanías generales, gobernaciones, villas y corregimientos. Colombia quedó dividida en las gobernaciones de Cartagena, Santa Marta, Popayán y el Nuevo Reino de Granada. Sistema tributario colonial. La tributación colonial a pesar de ser exageradamente centralizada, permitía regulaciones regionales que condujeron a abusos de las


autoridades locales. Los impuestos estaban divididos en cuatro grupos: los trasatlánticos de compra y venta, de rentas, de bienes de consumo y los eclesiásticos. Los impuestos trasatlánticos eran los cobrados por las aduanas de las gobernaciones a productos que entraban o salían de su territorio. El tributo de renta más conocido fue el quinto real, o sea, el quinto de las riquezas privadas que tenía que pagarse a la corona española. Este quinto real no tenía mayor significación para los españoles residentes en las indias debido a la gran acumulación de riqueza o al control de monopolios que lograban. Pero constituía un esfuerzo sobrehumano para los indígenas o mestizos, pues la mayoría de sus pertenencias eran comunales y muchas veces tenían que hipotecarlas para pagar el quinto real. La efectividad de este impuesto fue muy precaria para la corona española debido a la falta de recaudadores competentes y a su corrupción para cuidar las arcas reales. Los estancos, eran instituciones privadas, generalmente de una sola persona española, encargada de vender monopólicamente ciertos bienes, que se llamaban productos estancados, en un determinado territorio y a los precios que ellas mismas fijaban. Los productos estancos eran las bebidas alcohólicas, los cigarros, los juegos de azar y los productos de consumo absolutamente necesarios como la sal. Los impuestos eclesiásticos. La iglesia católica además de las limosnas en los actos religiosos tenía derecho a cobrar a los feligreses que empadronaba, el impuesto del diezmo, o sea, el décimo de lo que producían anualmente. Nada de los impuestos coloniales era invertido en obras públicas, una parte se usaba en el sostenimiento de la burocracia y el resto era enviado a la corona. Este fue uno de los motivos para que los criollos se independizaran de la corona. Las encomiendas. Grandes extensiones de tierras y más de mil indios, es decir varios pueblos de indígenas, permitían las leyes españolas encomendar a españoles con suficiente capacidad económica y conocimientos de administración de haciendas. Los indios eran explotados y evangelizados y para poder continuar viviendo en sus propios territorios tenían que pagar a la corona unos setecientos ducados (alrededor de mil dólares) anuales. Por este medios los encomenderos y las comunidades religiosas se enriquecieron y exterminaron a la mayor parte de los indígenas. La encomienda fue la base de la economía colonial, pues era la encargada de la producción agrícola a través de las haciendas, y de la producción minera a través de las mitas. En las mitas, o canteras, trabajaron primero como esclavos los indios más fuertes y luego los negros traídos de África. En la región de Cundinamarca y Boyacá se desarrolló la encomienda con mayor fuerza, debido a la acumulación de españoles por la benignidad del clima, la disponibilidad de terrenos convenientes para explotaciones agropecuarias y la abundancia de indígenas encomendables, o sea, esclavizarles. En esta región en 1591 se censaron ocho pueblos indígenas encomendados con 61.385 indios. Pueblos de indios y resguardos. Los indios que trabajaban en las haciendas iban a dormir a los pueblos de indios, cercanos a las haciendas, y los indios que trabajaban en las mitas iban a trabajar a los resguardos, o campamentos, cercanos a las canteras. Las ciudades


Las ciudades eran pueblos de españoles donde se concentraban la administración colonial española y los mercados. Las más importantes fueron Santa Marta, Cartagena y Santafé de Bogotá. Los estratos sociales La colonia española estableció un sistema rígido de estratos sociales: Los españoles, por concesión de la corona eran los terratenientes, comerciantes, gobernantes y administradores que ocupaban todos los puestos públicos. Los criollos, hijos de españoles discriminados por haber nacido en América. Los mestizos e indígenas libres, que se ocupaban en el comercio, las artesanías o como sirvientes. La situación de los criollos y los mestizos era difusa porque a pesar de tener los dos padres, o por lo menos uno, de origen español se les consideraba indignos y se les excluía de las concesiones de la corona. Situación que más tarde favoreció también el proceso de independencia. Los esclavos, eran los indios encomendados o los negros traídos de África, obligados a trabajos forzados como la minería, la trapicharía, la carga y la agricultura. Para que siempre hicieran lo que les ordenaban, e impedirles que exigieran vivienda o trato más justo, a los esclavos se les mantuvo en la ignorancia y en condiciones infrahumanas.


Libro virtual de legislacion laboral