Issuu on Google+

4 LA VANGUARDIA

M O N O G R Á F I C O

E S P E C I A L

LUNES, 24 OCTUBRE 2011

NEGOCIOS EN LA RED

E-COMMERCE

E-ADMINISTRACIÓN

MARC JORDANA, director de Desarrollo de Negocio en XpandSales, experto en e-commerce

¿Microtiendas on line? No, gracias

A

lgunos casos de éxito durante los últimos años han creado la falsa percepción de que en internet todo es fácil. Barrabés, Privalia, eDreams, Lets Bonus, entre otros, han levantado imperios de la nada. El éxito cosechado por estos y la aparente simplicidad con el que ha sido analizado, ha llevado a muchos emprendedores a lanzarse al e-commerce, lo que ha conducido a la proliferación como setas de microtiendas on line, concepto dentro del cual también podríamos añadir los clubs de compra colectiva y otros portales. Estas microtiendas, que a veces nacen de la mano de una tienda física, se caracterizan por tener unos volúmenes de tráfico y facturación irrisorios. Son webs estáticas, en las que se realizó una mínima inversión al principio y luego se las ha dejado de la mano de Dios en medio del océano, o universo, de internet, pensando que Google y el boca-oreja las catapultará a la cima de los elegidos. A día de hoy, la inversión que se requiere para que una tienda o portal de compra on line tenga opciones de triunfar es perfectamente comparable a una inversión offline. Al fin y al cabo, internet es otro canal más que se rige por los mismos principios de la oferta y la demanda. Para poder destacar entre los grandes competidores y poder llegar y convencer a los consumidores que la tuya es la mejor opción, hay que levantarse pronto cada mañana como dijo alguien y, sobre todo, invertir dinero.

LO QUE CUESTA TRIUNFAR A modo de ejemplo, en un momento como el actual, para poder tener la opción de conseguir buenas posiciones orgánicas (gratuitas) en buscadores como Google se tienen que destinar unos 5.000€ mensuales, correspondientes al sueldo de

un experto en posicionamiento web (SEO) y la compra de backlinks que apunten a tu página web. Y esto no garantiza resultados a corto plazo. Triunfar actualmente en internet requiere de una gran inversión en marketing para atraer miles de visitas al día, una buena optimización de la página web para poder retener estas visitas y convertir el máximo número de ellas en compras, y finalmente es necesario fidelizar mediante un buen servicio de atención al cliente. Jesús Encinar, CEO del famoso portal inmobiliario en línea Idealista, tuiteaba hace unos días: “Muchas webs descubren que deberían haber invertido en marca y notoriedad cuando

ya no pueden pagar en SEM [enlaces patrocinados en Google que se pagan a tanto el clic]. Demasiado tarde”. Cierto es que, como consumidores, nuestros patrones de compra pueden haber cambiado. Tenemos menos miedo y más predisposición a buscar soluciones y realizar compras a través de internet. Pero seguimos siendo los mismos consumidores. La notoriedad y el posicionamiento de una marca nos sigue influyendo para tomar nuestras decisiones de compra, sea en internet o fuera de él. Atraer tráfico se trata sólo del primer paso. Cuando uno tiene 10.000 visitas diarias, obtener un ratio de conversión a ventas del 1% o del 2% puede significar irse a la bancarrota o ser rentable. Para ello, además de la inversión en marketing es necesario optimizar la página web. Esto requiere hacer constantes tests, analizar el comportamiento del visitante dentro de la página web, etc. etc. Por ejemplo, para hacerse una idea, una licencia básica de Omniture, software que te permite llevar a cabo un buen análisis de tu web, puede rondar los 25.000 euros. Una gran inversión, mucha determinación y conocimiento del sector. Esto es lo que hace falta, normalmente, para tener éxito en internet. Pero Spain is different. Aquí nadie duda que el futuro pasa por internet en muchos sectores, por lo que son muchos los que se lanzan. Con cuatro ahorros, con la ayuda del hijo del vecino que sabe hacer páginas web o incluso algunas veces con pequeñas rondas de capital externo, uno ya tiene su

página web. Y ya está, “a vender tornillos por internet, que es lo que siempre hemos hecho en la ferretería familiar y teníamos que modernizarnos”.

LA AYUDA DEL HIJO DEL VECINO La mayoría de estas experiencias están condenadas al fracaso. Al ver que el negocio no termina de arrancar –he aquí la paciencia, un rasgo muy español también– llega la desilusión y, en vez de darle la vuelta y sacarlo para adelante, se mantiene bajo mínimos, con una facturación ínfima,

Ya tenemos página web. Ahora venderemos tornillos por internet, que es lo que siempre hemos hecho en la ferretería familiar; teníamos que modernizarnos hasta que el proyecto termina por morir. El e-commerce presenta muchas ventajas, pero no es un chollo. Como en todo, hace falta analizar profundamente el mercado, diseñar una estrategia y construir un plan de negocio realista. El éxito se tiene que buscar, no se encuentra por casualidad construyendo una página web. Falta más profesionalidad y aprender de los que han tenido éxito. Si se quiere luchar con los nuevos titanes de internet, como Zara o Amazon, hará falta algo más que la ayuda del hijo del vecino.

ALERTA Construir una tienda virtual es mucho más complicado y costoso de lo que se cree GETTY

UNA NUEVA CARGA PARA LAS EMPRESAS La situación que viven las empresas se ha visto agravada con la puesta en funcionamiento del sistema de notificaciones electrónicas tributarias, que ha generado una gran inquietud entre los colectivos empresariales y profesionales. Desde el 1 de enero de 2011, la Agencia Tributaria se comunica con las empresas vía electrónica, en vez de hacerlo a través del correo postal tradicional. De esta forma, se ha transformado en una obligación lo que era, según la Ley 11/2007, un derecho del contribuyente (la posibilidad de relacionarse con la Administración por vía electrónica). Como explica Luis Manuel Alonso, catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la Universitat de Barcelona y asesor del Col·legi de Gestors Administratius de Catalunya, “a pesar de las ventajas que presenta todo lo relacionado con la administración electrónica, este nuevo sistema es injusto porque trata del mismo modo empresas con dimensiones económicas y recursos humanos muy diferentes, lo que genera cargas administrativas adicionales y desiguales a los empresarios. Además, los plazos previstos y la libertad otorgada a la Agencia Tributaria pueden provocar situaciones de indefensión de los contribuyentes que no hayan podido acceder a la información enviada a través de internet”.

LICITACIONES

MÁS OPORTUNIDADES PARA HACER NEGOCIO En periodos de crisis es necesario innovar, mejorar y buscar nuevas vías de negocio. Como apuntan los expertos de la Fundació Cecot Innovació, la internacionalización –a partir de subvenciones o licitaciones– es una de las opciones existentes. Las licitaciones son oportunidades de negocio, de diversificar mercados y de crecer, donde las empresas optan a concursos públicos organizados por organismos internacionales para dar respuesta a necesidades que se generan en países, generalmente, en vías de desarrollo. Los contratos que se licitan pueden ser principalmente de tres tipos: obras, donde el objetivo es la construcción de un determinado edificio en el país de destino; suministros, consiste en proveer determinados bienes con la mejor relación calidad–precio; o servicios, donde expertos en la materia aportan el asesoramiento técnico o la puesta en marcha de un determinado servicio previamente inexistente en el país de destino. Se puede acceder a las licitaciones de tres maneras diferentes: en consorcio o cooperación con otras empresas e instituciones, ya sea haciendo el papel de líder del consorcio o de socio del mismo. Como único miembro, es decir, pujando individualmente. O como empresa subcontratada por las empresas ganadoras de la licitación realizando un trabajo concreto dentro de la licitación.


Microtiendas on line