Issuu on Google+

Genisiš 5 Indicios Durante el desarrollo de Kharsag y de las plantaciones, Enki realiza ocasionales viajes de descanso... para darse un chapuzón en el mar (en referencia a su naturaleza anfibia)... o una visita a los Ugubi (monos) y los Ukubi (género Homo) de Kankala (África). Se podría repasar el diagrama en la sección Primeros Habitantes, para observar que Parks considera que toda la subfamilia Homininae está anidada dentro de la familia Hominidae (Homínidos) que incluyen a los Ugubi. Estas especies son numerosas y variadas. Ciertas tribus -- sin duda las más antiguas -- no poseen el uso de la palabra, mientras que otras se comunican con la ayuda de sonidos desconocidos para mí. ¡Pero hablan! Su laringe, más elevada que la nuestra, no permite las mismas entonaciones que utilizamos. Pensar que mi madre es en gran parte responsable de esta cocina genética me produce escalofríos. Los archivos de Mam grabados en mi Gírkù son categóricos: Mamítu-Nammu ha clonado varias especies, y más particularmente la de los Ukubi'im (homo Neanderthalensis) como una forma de hacer autónoma la línea Ugubi (monos) y limitar así las salvajes cosechas efectuadas por los Kingú. Las Ama'argi, por su parte, parecen haber modificado ciertas variedades únicamente para halagar su ego y quizás por tratar de hacerlo aún mejor que mi genitora. Las Ama'argi han jugado un doble juego. Ciertas de sus manipulaciones fueron oficiales y otras clandestinas. Al mismo tiempo, por otras señales yo deduje que grupos aislados de seres procedentes de las estrellas también habían manipulado ciertos Ukubi (género Homo). Pero su objetivo no figuraba en mi cristal. Enki visita regularmente una tribu Neanderthal en “Sínsal”, “la magnífica reserva de Kankala (África)”, y trabaja para ganar su aceptación. Éstos fueron llamados “Ullegarra” o “Annegarra” por los Anunna tal y como se muestra en del esquema de las Dos Líneas Adámicas. Sus fósiles se encuentran en África, Europa, y el Oriente Próximo. Sus alturas oscilan entre 1.55-1.65 m. El día que descubren sus manos palmeadas lo aceptan sin reservas. Esta es una tribu desarrollada; sus miembros se visten con pieles de antílope; moran en chozas de mimbre, con una comodidad relativa. Se reproducen mediante relaciones sexuales. Las experiencias de Enki con los Neanderthales revelan que son encantadores y una raza de seres realmente avanzados... profundos en muchos aspectos, aunque no en tecnología. No nos es posible detallar este factor aquí, pero lo siguiente es esencial: En el corazón del estéril valle encontramos un objeto luminoso con reflejos plateados. Nos acercamos a él. Reveló ser una cápsula cuyo origen era desconocido para mí. Su forma era triangular. Parecía ser un Unir (pirámide) invertido cuya punta estaba profundamente encajada en la tierra. De su vientre invertido emanaba una luz cálida, calmante. Los Ukubi'im se acercaron valerosamente el aparato y celebraron su divino resplandor. Sin saber por qué, me invadió una emoción incomparable. Me acerqué al objeto y vi un símbolo en uno de sus lados. Tres pequeñas pirámides invertidas formaban conjuntamente un triángulo invertido. Conocía este emblema. Mam me lo había


enseñado varias veces y aparecía en algunos de sus objetos personales. Este mismoa signo estaba grabado en Ugur, mi inseparable Gírkù. Parecía ser el símbolo del Abgal del triple sistema de Gagsisá (Sirio). Las lágrimas fluyeron incesantemente por mis mejillas. Intenté contenerme, pero la emoción era demasiado fuerte y no conocía su causa. ¿Era mi filiación materna con los Abgal la que me había puesto en este estado? Los Ukubi'im estaban encantados al observar mi tribulación. Nammu me había hecho sufrir y reconocer emociones desconocidas hasta entonces. Ella era mi guía incomparable en esta vida. Su información era valiosa para mí a cada instante. ¡Cómo habría deseado que ella hubiera podido estar a mi lado en este momento! Quise contactar con con la ayuda del Kinsag (telepatía) pero una hembra Ukubi'im se acercó a mi y me observó con una penetrante mirada que me preocupó profundamente. Ella tomó mi mano y separó los dedos. Sin duda quería comprobar el origen común entre la cápsula y yo. ¿Qué relación mantuvieron los Ukubi'im con los Abgal del sistema Gagsisá (Sirio)? Los Ukubi'im me sorprendían día tras día. No sólo los Namlú'u parecían frecuentarlos y compartían con ellos ritos comunes, sino que los Ukubi'im también mantenían una relación aún desconocida con la Tierra y sus elementos. He leído en alguna parte en mi cristal que entierran a sus muertos… Es necesario mencionar un detalle final referente a la visita de Enki: cuando se separa de los Ukubi'im, se lleva consigo a una hembra, “para estudiarla”, que se convierte en algo más que una compañera durante un tiempo.

Profecía A su regreso a la colonia, Enki encuentra a un visitante que lo espera en sus habitaciones - una Ninhal (sacerdotisa de la adivinación) en plena meditación. Bastante misteriosa, ella lleva una máscara metálica que oculta su cara y le da un aspecto amenazador... aunque sus ojos sean totalmente visibles. Una característica de su calzado sugiere que ella puede ser una Ama'argi. ¿Hacemos una pausa aquí y reflexionamos un momento sobre lo que realmente trata esta web? Aunque nosotros no le advirtiéramos exactamente de dónde podía proceder esta información, al menos en las primeras páginas nosotros, de algún modo, le indicamos que una persona común y corriente había estado teniendo experiencias extraordinarias: vívidos recuerdos de un ser extraordinario viviendo una vida francamente extraordinaria en la antigüedad de este planeta. De hecho, nosotros ahora comprendemos que nos estan entregando, si lo podemos aceptar, la historia extensa y detallada de un ser notable, conocido por nosotros por varios nombres en nuestra mitología, que parece haber asumido la responsabilidad del bienestar de varias razas humanoides, por lo menos dos de ellas de su propia creación (una de las cuales somos nosotros mismos), y que está enfrentado con enemigos poderosos y también mortales. Esta relación de creación y creador, y su verdad o tergiversación, ha dado lugar a cuestiones de estado - podrían calificarse de naturaleza divina, o pretensiones de naturaleza divina y prerrogativas. Todo esto ocurre dentro del contexto de una guerra - una guerra galáctica que puede persistir en nuestros días, y que caracteriza las actuaciones de varias estructuras de poder en nuestra civilización humana.


Y si eso no fuera bastante, estamos a punto enterarnos de que una de las facciones en esta guerra galáctica tiene una tradición chamánica, a la cual debe someterse nuestro personaje central para una revisión y evaluación periódica, con la perspectiva de su larga secuencia de vidas y de la fuente de todo esto. Uno de esos exámenes está a punto de ocurrir. Para nosotros, los lectores, esto es una piedra de toque inestimable, una especie de exposición a una realidad que nunca esperábamos encontrar... o no es nada. Es algo que debemos decidir por nosotros mismos. Así que adelante. Estos son los puntos principales de la sesión. La Ninhal coloca a Enki en medio de un gran pentagrama que ha trazado en el suelo. (Sí, el símbolo es antiguo y fue utilizado por las Amašutum en sus enigmáticas ceremonias.) Ella toma asiento delante de él y examina sus manos. Reparando en la Ukubi, que está absorta examinando algunos cristales, advierte a Enki que no debe relacionarse con sujetos como esa Urašiana (Terrícola). Enki no se lo toma bien. En otras palabras, las cosas no están teniendo un buen comienzo. La sacerdotisa indica que se trata de un asunto de la máxima importancia, y si persiste, implica el abandono de su misión de vida. La discusión continúa intensamente durante algún tiempo. La sacerdotisa amplía la discusión. Enki está absolutamente impaciente e irritable. Por último, ella logra captar su interés diciéndole que ella ve su línea de vida como en una mesa de cristal. Vivirás múltiples aventuras y tendrás opciones para preservar tu bienestar y el de tu familia... el de Nammu. Distingo un semblante exquisitamente formado... ojos verdes oscuros perfilados en la noche. Una hembra de destino solitario vendrá y su época inquietará tu existencia... una Nin (sacerdotisa) con un encanto divino, adornada con infinidad de joyas. El color de su piel será idéntico al de los Babbar (albinos). En esos tiempos difíciles, Uraš se hara cargo de los mortales que en cierta medida se parecen a ti. Los machos Gina'abul y sus soberanos mortales estarán a sus pies. Ella doblegará al pueblo de Uraš, innumerable en esta época. El mundo entero temblará a su paso... La sacerdotisa sigue, describiendo esta Nin que exaltará la imaginación de soldados en el campo de batalla. Durante ese tiempo fatídico ella estará bajo la influencia del gran Šàtam Enlil, la criatura de Enki, y del creador de Enki, An. Describe ciudades, banquetes, templos. Su destino está ligado en parte al tuyo... Es ella a la que tú persigues y de la que huyes inconscientemente... Es un doble de arriba a abajo... Sois Urní (almas hermanas).

Almas Hermanas Una vez más, Enki no comprenderá nada de lo que está oyendo. Pero la sacerdotisa continúa, quizás porque su información es posiblemente lo más importante para Enki. Y, de hecho, creemos que debemos transcribir este fragmento literalmente, pues posiblemente es el más importante en cualquiera de los libros de Parks... no sólo para los personajes sino también para nosotros, si podemos determinar exactamente cómo estamos vinculados a él. Así que continuamos:


¡¿Qué me cuentas, pobre idiota?!! Soy un alma completa, no fragmentada. Éste es mi primer Zišàgál (encarnación)…. ¡Te equivocas, hijo mío! Tu error da una idea de tu candor. ¿Crees que serías como eres hoy si nunca hubieras tomado Zišàgál (encarnación) antes? Cuando el largo camino de Zišàgál se despliega de tal modo que los objetivos de cada uno se revelan, el Ba (alma) puede decidir fragmentarse en dos o varias porciones, ¡es su privilegio! Pero el proceso es irreversible hasta que cada parte haya culminado su trabajo y se haya reunido con sus otros fragmentos al final del ciclo. Es entonces, no antes de que cada uno de ellos haya concluido su misión, cuando cada fracción será capaz de restaurar el ser inicial. La mayoría de los Kadištu (Diseñadores de Vida) ha terminado este trabajo de Gibilzišàgál (reencarnación) y sirve a la Fuente aguardando la reunión definitiva. El ser entero tú representas también ha optado por dividirse, hijo mío. Ha tomado la resolución de fraccionarse a sí mismo para evolucionar mejor. Pero es plausible, incluso previsible, que ciertas de sus piezas se puedan recuperar según su evolución y sus vidas… Estaba anonadado por esta revelación. Mi universo interior fue sacudido completamente. Sinceramente, ¿qué era yo? ¿Solamente el fragmento de un ser desconocido? Mi ego se había llevado un golpe mortal. ¿Cuál es mi origen profundo? Pregunté, completamente desilusionado. La Nindigir (sacerdotisa) tomó otra vez mis manos y empleó un tono más indulgente: Hijo mío, ¿no lo ves? ¿No lo has descubierto gracias a tu progenitora y a los pequeños oscuros del extenso Edin (llanura)? Tus ojos, tus manos, y tus pies son un libro abierto para mí. No sólo estás afiliado a los Abgal de Gagsisá (Sirio) a través de tu madre, sino que incluso tienes esa misma procedencia por parte de tu Ba (alma). Toda tu familia celestial viene de este lugar admirable. Parece ser el planeta denominado Sé'etra'an, situado en la órbita alrededor de Gagsisá-Eš (Sirio 3). Sabíamos que los sistemas planetarios de Gagsisá estaban compuestos de tres soles. Sin embargo, el nombre de Sétra'an no evoca en mí nada en particular. Pareces no conocer este nombre sagrado. Sé'etra'an es el lugar donde reside el mayor número de Gir [consulte el Decodificador]. Como sabes, las Gir son Nindidir susceptibles de dar a luz un Kirišti [consulte el Decodificador]. El término Sé'etra'an es traducido SÉ-ET-RÁ-AN " el presagio de vida que acompaña al elevado". El nombre de tu hermana Sé'et (presagio de vida) proviene probablemente de esta fuente. ¿Entonces por qué me hablas de otra Nindidir, distinta de la destinada a mí? Mi progenitora tiene la intención secreta de hacerme un Kirišti. ¿No es Sé'et la que está destinada a acompañarme? Si tengo un Urní (alma hermana), debe ser ella…. Mi interlocutora me frenó en seco: ¡Nammu se equivoca! Uno no se hace Kirišti, sino que lo es de nacimiento. Habitualmente el Kirišti debe ser un Abgal auténtico. Tú posees sólo 1/4 de sangre Abgal a través de Nammu. Tu madre es 2/4 Abgal - Tiamata, su progenitora, no era totalmente de Gagsisá (Sirio). Entre vosotros, es tu hermana Sé'et quien posee la mayor parte de sangre Abgal, cerca de 3/4.


Además, un Kirišti debe ser concebido naturalmente y exclusivamente por una Gir. ¿Has venido de las caderas de Nammu hijo mío? Por otra parte, ¿dónde está Sé'et? ¿Está a tu lado para apoyarte en tu tarea? Viéndome decepcionado, la sacerdotisa se compadeció. Vaciló un breve momento y me animó: Tú no puedes ser diferente de que lo que eres. Eres víctima de una complicada degeneración consanguínea... exactamente como lo habían previsto los Gina'abul. Sin duda, estás aquí para aliviar algo el dolor de nuestro pueblo. Pero eso no es todo, hijo mío... Los ojos de la lectora del destino se oscurecieron otra vez. Ella continuó: Mi niño, otra vez debo ponerte en guardia con respecto a esta Nin (sacerdotisa) con la piel nacarada. Ella seguramente es tu homóloga, no obstante vigila su actitud. Tus opciones son dispares. Tu distante homóloga ha escogido caminos de diversión que no debemos juzgar. Ella siempre sabrá dar un pretexto a sus gritos y sus lágrimas. Os asemejáis el uno al otro en muchos puntos, pero la ruta que ella ha escogido está quebrada y tiene muchas trampas. En lo masculino ella intentará encontrar la comodidad y calmar sus dolores. Utilizará maneras desconocidas hasta entonces para atraer a los varones en su litera real. Muchos entre ellos enloquecerán por lo que ella hace, o simplemente perderán sus vidas. Sólo tú la comprenderás, y la estimarás a pesar de todo porque un Urní (alma hermana) siempre es atraído por uno de sus homólogos. Sin embargo, cuando su silueta ágil e imperiosa haya conquistado los poderes de este mundo; cuando las sombras que ella engendra en nombre de su creador y del gran Šàtam, hayan ocupado Uraš; cuando su delicado y desdeñoso tono haya dejado de resonar en los palacios de alabastro y cuando los muertos acumulados a sus pies la enfermen provocándole náuseas, esta Nin de juventud indómita vendrá a ti totalmente desesperada. Ella no tendrá más ventura. En ese momento, porque sus ojos ya no estarán persiguiendo la ambición, ella finalmente fijará su atención en ti y te reconocerá como el que ha buscado, durante una eternidad. Te convertirás en el único objeto de su lujuria. Debes estar en guardia para no caer en la locura, porque esta hembra poseerá un poderoso magnetismo. Ella tratará de cambiar por ti. Su apego hacia ti permanecerá oculto al conjunto de los Gina'abul.... Es todo lo que debes saber de ella, hijo mío, sin correr el riesgo de influir en el destino que has elegido para ti... Ellos siguen; el asunto no es que Enki haya decidido sufrir, sino que él ya ha elegido los principales senderos en debate, pero todavía debe calcular las derivaciones. Retomamos el diálogo un poco más adelante, con otra información que nos parece interesante. Nammu afirma que la densidad del KI de Uraš (la Tierra) es perjudicial para los machos del linaje procedente de Urbar'ra (la constelación de Lyra) y que terminaré por probar amargamente esta realidad si Sé'et no vuelve conmigo. ¿Qué dices a eso?


La realeza y sus descendientes Imdugud no tienen este problema. Es verdad que la frecuencia de este planeta es más elevada que la de nuestras colonias y en particular la de Urbar'ra (Lyra), e incluso la de Margíd'da (Osa Mayor). El KI de Uraš (la Tierra) es perjudicial para los machos que vienen de estos lugares celestes. Pero he de hacerte una recomendación sobre este asunto hijo mío, debes encontrar una Nindigir (sacerdotisa) que te dará su "esencia de vida". Soy considerado por la mayor parte de nosotros como un Kadištu (Diseñador de Vida). He recibido el aliento de mi madre, soy "el reflejo de la Maestra de la vida". Soy el hijo del agua y el Níama se expande en mí como un manantial de una fuente inagotable. ¡Nada puede sucederme! El Niama no tiene nada que ver con esto. La mayoría entre nosotros no posee este poder y eso no nos impide de ser Kadištu (Diseñadores de Vida). No seré tan categórica como tú. Te pareces demasiado a tu creador. Definitivamente, tu aprendizaje aún no ha finalizado. Debes prestar un poco más de atención a tus Nungal. ¿Qué pasa con los Nungal? La sacerdotisa vaciló un instante... Tus alagní (clones) son víctimas inocentes. Si tu fidelidad a la relación resiste las tentaciones y las tempestades que te amenazan, después sabrás tomar las medidas que retribuirán a estos seres tuyos. La sesión terminó repentinamente en ese momento. La Ninhal (sacerdotisa de meditación) se puso de pie, hizo su reverencia, y dejó las habitaciones silenciosamente. Terminamos aquí con la reflexión de Enki sobre la pequeña la oscura que él había traído del vasto Edin, y la hembra denominada Húlla, la pequeña Ugubi (simio o mono) de Nammu. ¿Por qué tanta diferencia en sus estaturas y temperamentos? Enki estaba resuelto a encontrar la razón y sobretodo a comprender el funcionamiento de estas especies exóticas, de hecho mucho más pacíficas que los Gina'abul.

ReflexionessobreelcapítuloAG5 Bueno, ¿qué vamos a hacer con todo esto? Se nos entrega una información acerca de cómo una entidad consciente crece en una evolución no humana. ¿Podría esto tener algo que ver con nosotros? En primer lugar, voy a sugerir que si no fuera así, no lo estaríamos leyendo... porque llega a nosotros a través de una persona que no pretende ser algo que no sea plenamente humano y, sin embargo, él lo tiene a través de lo que parece ser una experiencia directa de primera mano. Y si él tiene alguna conexión, ¿por qué otros no? En realidad la propia historia nos sugiere en qué consiste esa conexión: fue o es el proceso de un grandioso aprendizaje. Nuestra raza humana era todavía un proyecto para el futuro, pero Sa'am/Enki había creado a los Nungal como una parte de su aprendizaje como Diseñador de Vida y ahora le estaban informando de que su trabajo no estaba siendo juzgado demasiado favorablemente pues él parecía haber abandonado a sus criaturas. Al parecer, una vez creada, una raza consciente necesitaba una supervisión.


Quizás ahora yo vaya a hacer conjeturas, pero ¿no sería una forma realizar ese seguimiento encarnar en dicha raza de vez en cuando?, y ¿cuál sería la ventaja de hacer eso si no se pudiera hacer algo desde dentro? Podría ser que no hubiera una justicia perfecta en esta operación, puesto que el creador podría comprobar admirablemente la experiencia de su creación… y quizás tomar cualquier medida correc- tiva necesaria. Apenas conocemos cómo se produciría esto. Por ejemplo, deducimos que Sa'am/Enki no es el único responsable de la genética humana. Tenemos indicios de que muchos se han infiltrado, no sólo parte de las fuerzas que se han opuesto a "los Diseñadores de Vida" en la guerra galáctica que comenzamos a estudiar. Quién sabe, pero ¿están todos obligados a entrar de vez en cuando? ¿No causaría esto la clase de situación que vemos a nuestro alrededor actualmente?


Las Crónicas del Girkú Genisiš 5