Page 1

Réveil 1 El Despertar del Fénix Esta sección es sobre todo una traducción de la introducción prevista por Anton Parks para su libro: Le Réveil duPhénix. Las Crónicas del Gírkù ("Las Crónicas de la espada sagrada") describen los combates históricos que sostienen dos seres emitidos de una sola energía derivada de Gagsisá-Eš (Sirio 3) [consulte la exposición de Orientación del Cielo 4, en Mundos]: Dos almas hermanas, o hermana/hermano, rebelándose contra una autoridad despótica que había mantenido su influencia sobre una gran parte de nuestra galaxia, desde tiempos inmemoriales. Cualesquiera que fuesen sus diferentes nombres a lo largo de la trama de la historia y recuerdos, es una lucha ancestral en marcha antes del primer libro de esta serie, en otras encarnaciones. Eso es lo que se revela, entre otras cosas, en Le Réveil du Phénix.

El cristal Ugur (el GÍRKÙ). Planeamos desarrollar un modelo gráfico en 3-D del Ugur para Le Réveil du Phénix

Les Chroniques du Gírkù trazan un retrato de los dioses de la Tierra, dándoles su verdadera dimensión. No es una cuestión de divinidades etéricas o monolíticas, como algunos prefieren describirlos, únicamente para tranquilizarse a sí mismos y para dar al género humano un carácter excepcional. Es más una cuestión de individuos de carne y hueso, y además humanoides. Fueron unos depredadores impresionantes, inmovilizados aquí en la época de una guerra antigua, que descubrieron que sus creadores los Kingu reales ya se habían apropiado de este territorio mucho antes. El conflicto está parcialmente expuesto en el texto babilónico sobre la creación, fechado aprox. 1115 A.C., que recibió el nombre de Enûma Eliš por los exegetas contemporáneos. Estos guerreros y colonizadores llamados Anunna(ki) calculaban el tiempo con una noción diferente de la del ser humano – considerando un futuro de muchas décadas y siglos. Sus métodos y formas de comportarse durante largos períodos de tiempo dan testimonio de una cuasi-inmortalidad, no la existencia extremadamente corta de los seres humanos. Sus adversarios y semejantes galácticos, que encontraron refugio en Egipto y en su santuario subterráneo llamado Gigal, concibieron una astuta codificación de idiomas destinada a crear dificultades a los Annunaki en su objetivo de dominación global de la humanidad. Esta codificación, que en gran medida se describe en las obras de esta serie, requiere una inteligencia y una manera de pensar ultra-rápida que no posee el ser humano. En los párrafos siguientes se hace referencia a detalles del relato de Ádam Genisiš que todavía no han sido estudiados en nuestra página web. Estamos abordando esta situación.


Le Réveil du Phénix comienza donde Ádam Genisiš culmina bruscamente, justo después de la repentina desaparición de Mamítu-Nammu (Nut) y de su hijo Sa'am-Enki-Asar (Osiris) en la época de la gran batalla de la Edad del León, hace casi 10.000 años. En este momento de nuestra narración, el combate dirigido por las dos almas hermanas, que en ese momento llevaban los nombres de Aset (Isis) y Asar (Osiris), nuevamente se ve perturbado por la desaparición y el doloroso luto por uno y otro. La historia divulgada por los textos funerarios egipcios y las leyendas locales difundidas por los sacerdotes, que no deseaban que fueran conocidas las noticias de la muerte de Asar (Osiris) y las verdaderas condiciones de su desaparición, fueron solamente pálidos reflejos de la realidad.

Símbolo de Sirio

Le Réveil du Phénix empieza: Setesh (Enlíl-Seth) es un mestizo creado artificialmente por el genio genético de Asar (EnkiOsiris) utilizando sus propios genes, los de Mamítu-Nammu (Nut), y otros derivados de la raza Gina'abul. Teniendo en cuenta que posee el mismo material genético que su creador EnkiOsiris, es decir, el de su creadora Mamítu-Nammu, Setesh pasa tanto por su hijo como por su hermano. Es precisamente esta situación la que origina los conflictos que han opuesto a EnkiAsar (Osiris) y Enlíl-Setesh (Seth) en la Tierra. Después de haber brillado en el papel de gran Šàtam (administrador territorial) durante insondables extensiones de tiempo en el seno de la asamblea divina de Kalam (Sumeria), Setesh (Enlíl-Seth) pierde poco por poco su prestigio y la confianza de Atum- Râ (An). Setesh entonces hace uso de todas las artimañas posibles para restaurar su anterior popularidad y renombre. Con este fin, se involucra en una guerra abierta contra Asar y lo asesina a fin de obtener las tierras y el trono de Egipto. En su locura asesina, que se extendió más allá de las fronteras del globo terrestre, Setesh provoca la explosión de Mulge, la Estrella Negra (actual cinturón de asteroides). Esto a su vez proyectó al antiguo satélite de Mulge a una órbita completamente inestable - que amenaza constantemente a la Tierra durante todo el relato de Le Réveil du Phénix. El desastroso primer paso del asteroide trastorna la Tierra y causó un diluvio terrible. Esta lucha fratricida que se perpetúa en la Tierra tiene la indulgencia del creador de Asar, AtumRâ (An), que veía en estos conflictos la garantía de no ser destituido por uno de sus hijos, particularmente el gran usurpador del trono de Egipto. Después de la muerte de su hijo Asar, se hizo con la dirección de la Asamblea, alegando que así podría garantizar una paz duradera entre los dos adversarios consanguíneos, Sumer y Egipto. Una pretensión que él nunca mantendrá.


Aset (Isis) debe tener Egipto y ocupar el trono que le corresponde, pero la autoridad de AtumRâ (An) le impide ejercer plenamente su poder: la Reina debe reinar con su Rey, como en los tiempos míticos, cuando había gobernado Egipto con su alma hermana Asar (Osiris). Incluso la protección y el apoyo de su medio hermano Râ no podía cambiar nada. Ella es una reina sin poder real sobre su país, sólo sobre sus súbditos que viven con ella en la red de subterráneos, bajo la meseta de Giza. Aset (Isis) posee una inteligencia sumamente desarrollada. Muy pocos la comprenden, incluso entre su propia gente. Ante la insoportable desaparición de Asar y la situación geopolítica que una vez más le usurpa todos sus derechos legítimos, Aset "descongelará" el cadáver de su esposo que había sido destrozado por Setesh (Seth) y utilizará su código genético para volver a despertar a su amante de la "tierra de los muertos". La lucha de Aset es la de una mujer dispuesta a escalar montañas, más precisamente a construir una, para lograr el renacimiento de Asar en su hijo Heru (Horus). Su plan es atroz. Su pugna para dar vida a su doble "inverso" es tan colosal como la Gran Pirámide de Egipto, la matriz en la que se llevará a cabo el prodigio. Perseverando en la estrecha colaboración con el consejo de los sabios Abgal (Sirio) que quedan en la Tierra es como va a obtener la autorización para comenzar su construcción que se desarrolla con el antiguo conocimiento de los seres de Sirio. Es la intensa lucha de una mujer fatigada por los complots y el destino, una mujer convertida en diosa, decidida a convertirse en madre para recuperar a su amante y posteriormente a unirse a él en lo que se denominará una unión vergonzosa e incestuosa. Incluso el pensamiento humano no tiene otra terminología para calificar una excepción como esta, simplemente una historia vinculada a lazos kármicos que superan la comprensión.

Huecograbado de Karnak, Descripción de Egipto, campaña de Napoleón Bonaparte


Aset entonces hará todo lo posible para legítimar el acceso de Heru (Horus) al trono de Egipto. Ella desea que las muertes de su madre Nut y de su esposo sean vengadas por su hijo pródigo, y que ella por fin pueda vivir en paz. Heru (Horus) es el futuro rey a quien la autoridad vigente, encarnada por Atum-Râ y su clero, no quiere reconocer por miedo a perder el control sobre Egipto. El clero sabe perfectamente que él es el hijo de Osiris, pero suprime esta información a fin de permitir que Setesh (Seth) legitime su acceso al trono. Asimismo, el clero con el cual Heru está en conflicto se niega a admitir que Heru pudiera ser la reencarnación de Asar, por la misma razón. Heru fue engendrado naturalmente, pero por inseminación artificial a partir de los genes de Asar, Aset, y Kingús desconocidos. Esto lo convierte en el homólogo de Râ y de los Nungal (seguidores de Râ), también de la realeza Kingu (enemigos de los Anunnaki), de Nebet-Hut (Nephtys), y como se puede comprender, de Setesh que asimismo posee genes de albino real. Aset, su madre, y más tarde su esposa, controla sus actos y gestos. Ella es su sombra y él el brazo armado en Egipto. A pesar de sus disensiones con Râ, Heru va a tener que luchar a su lado para repeler a los enemigos de Egipto; él va a participar en una batalla muy larga contra Setesh y sobre todo se colocará detrás del clero que encarna el poder ejecutivo del magnífico Atum- Râ (An). Horus también hará todo lo posible para restaurar la imagen y la religión de su padre asesinado y para hacerse reconocer como su hijo legítimo. De esta manera, Heru prosigue el destino que los dos gemelos celestiales eligieron conjuntamente para sí mismos: combatir la sombra que tantas veces los ha separado. Le Réveil du Phénix describe esta lucha implacable entre la sombra y la luz, en el nombre del Amor y la Vida. © 2008 Anton Parks

La obra Le Réveil du Phénix incluirá: Una introducción de Anton Parks Un prefacio escrito por los editores de una revista especializada sobre el tema El argumento Un informe sobre el origen del Árbol de la Vida (Antón & Nora Parks) Los léxicos sumerio y egipcio para los términos utilizados La bibliografía Más: Un diagrama de las diferentes líneas humanas (Zeitlin & Parks) La Genealogía Mítica de los Gemelos Celestiales (Zeitlin & Parks) La nave de Heru (Zeitlin & Parks) La nave de Osiris (Zeitlin & Parks) Tengo que disculparme ante mis lectores francófonos. Ya sea en esta página de Internet http://www.anunna.net/antonparks] o en entrevistas, he anunciado varias veces diferentes números de volúmenes que forman Les Chroniques du Gírkù. El problema se deriva de Le


Réveil du Phénix, que normalmente habría tenido que abarcar varios períodos históricos. Yo había planeado cerrar esta serie con un tercer y último voluminoso libro. Una vez que hube comenzado la redacción de la serie, fue difícil para mí evaluar con precisión el número de páginas que iba a necesitar el conjunto. Las numerosas notas a pie de página y los manuscritos incluidos requieren espacio enorme. Tomemos, por ejemplo, los dos expedientes de Le Réveil du Phénix: el nacimiento de Horus es cuatro veces mayor de lo previsto; en cuanto al del Árbol de la Vida y el de Gerry Zeitlin... simplemente no fueron previstos inicialmente... Cuando acabé el volumen 2 y el personaje de Sa'am, me sentí aliviado por haber terminado esta pesada tarea, pero también preocupado por sacar al mercado una obra que podría haber aparecido "incompleta"... En efecto, Ádam Genisiš termina bruscamente con la súbita desaparición de los dos personajes principales de las dos primeras obras. Podría haber seguido la redacción de Ádam Genisiš e incluir lo que se encuentra al comienzo de este volumen 3, pero no habría tenido ningún sentido. En la medida en que ofrecen información de un tiempo capital y original, era tan importante para mí reservar los dos manuscritos como el final del volumen 2. Estos dos apéndices abordan el escenario de Le Réveil du Phénix equitativamente. Le Réveil du Phénix pretende ser en cierta medida el núcleo duro de la serie. A fin de no faltar a mi deber de retranscribir fielmente esta compleja historia, me resigno a "amputar" conside- rablemente este tercer trabajo, manteniendo sólo el período egipcio. Por lo que respecta a las notas y, sobre todo, a los manuscritos que se han producido para este nuevo trabajo y que tengo la intención de realizar en el conjunto de los volúmenes a seguir, puedo afirmar que han sido una buena elección. A pesar de todo, Le Réveil du Phénix será un poco más grueso que el volumen 2, Ádam Genisiš.

Las Crónicas del Girkú Réveil 1  

Las Crónicas del Girkú Réveil 1

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you