__MAIN_TEXT__

Page 1

Navideña N O V ENA

D I G I TA L

UNISIMÓN 2020 ¡Recibe en tu hogar la magia de la Navidad!

www.unisimon.edu.co/cucuta


QUE LA PAZ REINE EN TU CASA EN ESTAS FIESTAS


Tabla de Contenido GOZOS Oraciones Primer día Con el perdón del Espíritu Santo, reconciliémonos con Dios y con los hermanos. Segundo día Que la encarnación de Dios nos enseñe el gran valor llamado comprensión. Tercer día Que Jesús, como Buen Pastor, nos enseñe a vivir el amor respetuoso. Cuarto día Que la Navidad nos acerque a la verdad: Aceptar que Jesús es luz que viene a este mundo. Quinto día Que en estas fechas Dios nos conceda a todos el don del diálogo sereno. Sexto día Que la Navidad nos ayude a desterrar el orgullo y nos enseñe la sencillez. Séptimo día En Navidad aprendamos la generosidad del gesto de Dios que se da a sí mismo. Octavo día Que esta época nos enseñe a cuidar nuestra fe como se cuida un tesoro. Noveno día Encendamos la llama de la esperanza y el fuego del amor, así su luz radiante brillará. Villancicos

1 2 4 5 6 7

9 10 12 13 15 17


GOZOS Dulce Jesús mío, mi Niño adorado. ¡Ven a nuestras almas! ¡Ven no tardes tanto!

1

¡Oh sapiencia suma del Dios soberano, que a nivel de un niño te hayas rebajado. Oh Divino infante, ven para enseñarnos la prudencia que hace verdaderos sabios!

4

7

Rey de las naciones, Emmanuel preclaro, de Israel anhelo, Pastor del rebaño. Niño que apacientas con suave cayado, ya la oveja arisca ya el cordero manso.

Del débil auxilio, del doliente amparo; consuelo del triste, luz de desterrado. Vida de mi vida, mi sueño adorado; mi constante amigo, mi divino hermano.

2 Niño del pesebre, nuestro 3 Oh lumbre de oriente, sol de eternos rayos, que entre las tinieblas tu esplendor veamos, Niño tan precioso, dicha del cristiano, luzca la sonrisa de tus dulces labios.

Dios y Hermano, Tú sabes y entiendes del dolor humano; que cuando suframos dolores y angustias, siempre recordemos que nos has salvado.

5 Ábrase los cielos y llueva 6 Tú te hiciste Niño en una de lo alto bienhechor rocío, como riego santo. Ven hermoso niño, ven Dios humanado; luce hermosa estrella, brota flor del campo.

8

Ven ante mis ojos de ti enamorados, bese ya tus plantas, bese ya tus manos. Prosternado en tierra te tiendo los brazos y aún más que mis frases te dicen mi llanto.

familia llena de ternura y calor humano. Vivan los hogares aquí congregados, el gran compromiso del amor cristiano.

9

Ven Salvador nuestro por quien suspiramos. ¡Ven a nuestras almas! ¡Ven, no tardes tanto!

Haz de nuestra patria una gran familia; siembra en nuestro suelo tu amor y tu paz. Danos fe en la vida, danos esperanza y un sincero amor que nos una más.

1


Oración

para todos los días

Benignísimo Dios de infinita caridad que nos has amado tanto y que nos diste en tu Hijo la mejor prenda de tu amor, para que, encarnado y hecho nuestro hermano en las entrañas de la Virgen, naciese en un pesebre para nuestra salud y remedio; te damos gracias por tan inmenso beneficio. En retorno, te ofrecemos, Señor, el esfuerzo sincero para hacer de este mundo tuyo y nuestro, un mundo más justo, más fiel al gran mandamiento de amarnos como hermanos. Concédenos, Señor, tu ayuda para poderlo realizar. Te pedimos que esta Navidad, fiesta de paz y alegría, sea para nuestra comunidad un estímulo, a fin de que, viviendo como hermanos, busquemos más y más los caminos de la verdad, la justicia, el amor y la paz. Amén. Padre Nuestro.

Soberana María, te pedimos por todas las familias de nuestro país; haz que cada hogar de nuestra patria y del mundo sea fuente de comprensión, de ternura, de verdadera vida familiar. Que estas fiestas de navidad, que nos reúnen alrededor del pesebre donde nació tu Hijo, nos unan también en el amor, nos hagan olvidar las ofensas y nos den sencillez para reconocer los errores que hayamos cometido. Madre de Dios y Madre Nuestra, intercede por nosotros. Amén. (se reza nueve veces el Ave María)

2


Oración a San José

Santísimo San José, esposo de María y padre adoptivo del Señor, tú fuiste escogido para hacer las veces de padre en el hogar de Nazaret. Ayuda a los padres de familia; que ellos sean siempre en su hogar imagen del padre celestial, a ejemplo tuyo; que cumplan cabalmente la gran responsabilidad de educar y formar a sus hijos, entregándoles con un esfuerzo continuo, lo mejor de sí mismos. Ayuda a los hijos a entender y apreciar el abnegado esfuerzo de sus padres. San José modelo de esposos y padres intercede por nosotros. Amén. Padre Nuestro. Señor, Navidad es el recuerdo de tu nacimiento entre nosotros, es la presencia de tu amor en nuestra familia y en nuestra sociedad. Navidad es certeza de que el Dios del cielo y de la tierra es nuestro Padre, que tú, Divino Niño, eres nuestro Hermano. Que esta reunión junto a tu pesebre nos aumente la fe en tu bondad, nos comprometa a vivir verdaderamente como hermanos, nos dé valor para matar el odio y sembrar la justicia y la paz. Oh Divino Niño, enséñanos a comprender que donde hay amor y justicia, allí estas tú y allí también es Navidad. Amén.

Gloria al Padre.

Oración al Niño

Jesús 3


Primer día

Con el perdón del Espíritu Santo, reconciliémonos con Dios y con los hermanos.

Villancico. Oración para todos los días. Lectura de la Palabra de Dios. Meditación. Gozos. Oraciones a la Virgen María, a San José y al Niño Jesús. Compromiso.

espacio para la reflexión alrededor del pesebre: Meditemos con nuestro cónyuge e hijos, con los abuelos o con quienes compartimos nuestro hogar y reflexionemos, ¿qué lugar

Lectura de la Palabra de Dios:

ocupa Dios en nuestra familia? y

Jn 3,16-17

¿qué lugar le hemos dado en nuestro

“Porque tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.” Palabra del Señor.

corazón? Dios no pide mucho, lo pide todo. Reflexionemos en familia que debemos regresar hoy al nacimiento o pesebre y reconciliarnos, para que nuestro corazón sea una cuna limpia para acoger al niñito que está por nacer.

Nos comprometemos:

Meditación del día: Palabra del día:

Reconciliación.

Busca a través de tus redes sociales,

Cada cristiano está llamado a ser un

por celular o teléfono a aquel familiar

mensajero que prepara el camino

o pariente con el que tengas alguna

para la llegada del Salvador. El primer

diferencia o querella y pídele que

lugar

dialoguen

para

cumplir

con

nuestra

misión es nuestra propia familia. En

de

nuevo,

dejando

cualquier resentimiento a un lado.

este tiempo que nos envuelve el espíritu de la Navidad, compartimos sentimientos de paz y buscamos un

4


Segundo día

Que la encarnación de Dios nos enseñe el gran valor llamado comprensión.

Villancico. Oración para todos los días. Lectura de la Palabra de Dios. Meditación. Gozos. Oraciones a la Virgen María, a San José y al Niño Jesús. Compromiso.

Lectura de la Palabra de Dios: 1 Jn 1,1-4

Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos, lo que contemplamos y palparon nuestras manos acerca del Verbo de la vida; pues la Vida se hizo visible, y nosotros hemos visto, damos testimonio y les anunciamos la vida eterna que estaba junto al Padre y se nos manifestó. Eso que hemos visto y oído se los anunciamos, para que estén en comunión con nosotros y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo. Les escribimos esto, para que nuestro gozo sea completo.” Palabra de Dios. Meditación del día: Palabra del día:

Comprender

La familia es el lugar donde Cristo se sigue encarnando, estamos llamados a valorarla no solo como célula de la sociedad sino como iglesia, de ella surgen las vocaciones, el compromiso misionero y los buenos ciudadanos. Un hogar donde se viva en armonía, paz y amor recogerá estos mismos frutos en sus hijos ya que esto es lo que vienen recibiendo, por el contrario, la familia donde se vive en medio de discusiones, peleas y conflictos lo único que puede ofrecer son seres humanos inseguros, con poca autoestima y conflictivos. Oremos hoy por los hogares para que sean testimonio de amor, comprensión y perdón, oremos para que esta novena nos lleve a valorar y amar más nuestra familia. Pidamos a Dios que nos dé un lugar cálido para su Hijo en nuestros corazones y en nuestras familias.

Nos comprometemos: Cada vez que haya una discusión en casa, por alguna diferencia entre alguno de los miembros de la familia o

5


algún desacuerdo, toma la vocería y sé el (la) intermediario(a) para analizar la situación y calmar los ánimos. No habrá culpables ni inocentes: fomenta la convivencia y enséñales a todos a comprender a los demás.

Tercer día

Que Jesús, como buen pastor, nos enseñe a vivir el amor respetuoso.

Villancico. Oración para todos los días. Lectura de la Palabra de Dios. Meditación. Gozos. Oraciones a la Virgen María, a San José y al Niño Jesús. Compromiso.

Lectura de la Palabra de Dios: Lc 2,25-28

Meditación del día: Palabra del día:

Respetar

En nosotros la presencia del Espíritu también nos ayuda a contemplar el rostro de la misericordia, porque nos hace testigos fieles del amor de Dios

“Había entonces en Jerusalén un

y nos permite entender que ella es

hombre llamado Simeón, hombre

pilar que sostiene la vida de la Iglesia.

justo y piadoso, que aguardaba el

Hoy agradezcamos a Dios Padre, que

consuelo de Israel; y el Espíritu Santo

por medio de su Espíritu nos ha dado

estaba con él. Le había sido revelado

la alegría de recibir el perdón de

por el Espíritu Santo que no vería la

nuestros pecados, que escucha nues-

muerte antes de ver al Mesías del

tras oraciones, que nos llena de valen-

Señor. Impulsado por el Espíritu, fue

tía para enfrentar el mal y que en-

al templo. Y cuando entraban con el

ciende en nuestros corazones el amor

niño Jesús sus padres para cumplir

para ser misericordiosos.

con él lo acostumbrado según la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios”. Palabra del Señor.

Nos comprometemos: 6


Hoy miremos como Jesús, con compasión a los demás, valoremos en las personas lo bueno que hay en ellos. Puedes realizar una carta para tus hermanos mayores o tus abuelos y expresarle cuanto los quieres, con recortes y dibujos. Si no la puedes entregar, envíala por tu celular.

Cuarto día

Que la Navidad nos acerque a la verdad: Aceptar que Jesús es luz que viene a este mundo.

Villancico. Oración para todos los días. Lectura de la Palabra de Dios. Meditación. Gozos. Oraciones a la Virgen María, a San José y al Niño Jesús. Compromiso.

Lectura de la Palabra de Dios: Lc 1,5-25

“En los días de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote de nombre Zacarías, del turno de Abías, casado con una descendiente de Aarón, cuyo nombre era Isabel. Los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin falta según los mandamientos y leyes del Señor. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos eran de edad avanzada. Una vez que oficiaba delante de Dios con el grupo de su turno, según la costumbre de los sacerdotes, le tocó en suerte a él entrar en el santuario del Señor a ofrecer el incienso; la muche-

dumbre del pueblo estaba fuera rezando durante la ofrenda del incienso. Y se le apareció el ángel del Señor, de pie a la derecha del altar del incienso. Al verlo, Zacarías se sobresaltó y quedó sobrecogido de temor. Pero el ángel le dijo: «No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado: tu mujer Isabel te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan. Te llenarás de alegría y gozo, y muchos se alegrarán de su nacimiento. Pues será grande a los ojos del Señor: no beberá vino ni licor; estará lleno del Espíritu Santo ya en el vientre materno, Novena de Navidad 20 y convertirá muchos hijos de Israel al Señor, su Dios. Irá delante del Señor, con el espíritu y poder de Elías, para convertir los corazones de los padres hacia los hijos, y a los desobedientes, a la sensatez de los

7


justos, para preparar al Señor un pueblo

remos por nuestras faltas como prepa-

bien dispuesto». Zacarías replicó al

ración para la llegada de Jesús. Vamos

ángel: «¿Cómo estaré seguro de eso?

a orar para que esta novena de Navidad

Porque yo soy viejo, y mi mujer es de

nos integre, nos ayude a superar las di-

edad

visiones y a amar aún más a nuestros

avanzada».

Respondiendo

el

ángel, le dijo: «Yo soy Gabriel, que sirvo en presencia de Dios; he sido enviado para hablarte y comunicarte esta buena noticia. Pero te quedarás mudo, sin poder hablar, hasta el día en que esto suceda, porque no has dado fe a mis palabras, que se cumplirán en su momento oportuno». El pueblo, que estaba aguardando a Zacarías, se sorprendía de que tardase tanto en el santuario. Al salir no podía hablarles, y ellos comprendieron que había tenido una visión en el santuario. Él les hablaba por señas,

familiares y amigos.

Nos comprometemos: Enviemos un video o regalo por domicilio a un familiar lejano y solitario, apoyemos a un orfanato o unámonos a alguna campaña de solidaridad, puede ser Regala Una Sonrisa en Navidad, para que enseñemos a nuestros pequeños el valor de la generosidad y el compartir con quienes nos necesitan.

porque seguía mudo. “Al cumplirse los días de su servicio en el templo, volvió a casa. Días después concibió Isabel, su mujer, y estuvo sin salir de casa cinco meses, diciendo: «Esto es lo que ha hecho por mí el Señor, cuando se ha fijado en mí para quitar mi oprobio ante la gente».” Palabra del Señor. Meditación del día: Palabra del día:

Perdonar

Cada vez que nos reunimos junto al pesebre Jesús se hace presente entre nosotros. Revisemos nuestras vidas, reconozcamos nuestras debilidades y repa-

8


Quinto día

Que en estas fechas Dios nos conceda a todos el don del diálogo sereno.

Villancico. Oración para todos los días. Lectura de la Palabra de Dios. Meditación. Gozos. Oraciones a la Virgen María, a San José y al Niño Jesús. Compromiso.

Lectura de la Palabra de Dios: Mt 1,18-25

“La generación de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, como era justo y no quería difamarla, decidió repudiarla en privado. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: «José, hijo de David, no temas acoger a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados». Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por medio del profeta: «Mirad: la Virgen concebirá y

dará a luz un hijo y le pondrán por nombre

Enmanuel,

que

significa

“Dios-con-nosotros”». Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y acogió a su mujer. Y sin haberla conocido, ella dio a luz un hijo al que puso por nombre Jesús.” Palabra del Señor. Meditación del día: Palabra del día:

Perdonar

El Señor nos invita a reconocer su grandeza. Hoy debemos resaltar el valor de aquellas mujeres que a pesar de las dificultades han decidido ser portadoras de vida y esperanza, aquellas que han tenido a sus hijos a pesar de las dificultades económicas o los inconvenientes de un embarazo no deseado, asumiéndolo con valor y responsabilidad. Aquellas que han decidido hacer de sus vientres una cuna en lugar de una tumba. Dios las bendiga y abra puertas de bendición para cada una de ellas, hoy unidos en ora-

9


ción familiar en torno al pesebre demos gracias a Dios por estas mujeres que, como la Santísima Virgen María, dijeron sí ante el anuncio de su embarazo. Oremos por aquellas que aún sin conocerlas, nuestra oración las va a fortalecer en este momento de incertidumbre, para que guiadas por la luz del Espíritu Santo alcancen la gracia de un parto feliz por optar por la vida.

Nos comprometemos: A veces en casa la mayoría de tareas recae sobre una sola persona. Toma la iniciativa y prepara un desayuno para tu familia, antes que los demás o ayúdale a ese familiar que te apoya, a realizar algún oficio sin que te lo pida.

Sexto día

Que la Navidad nos ayude a desterrar el orgullo y nos enseñe la sencillez.

Lectura de la Palabra de Dios: Lc 1,26-56

ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará

“En el mes sexto, el ángel Gabriel fue

Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el

enviado por Dios a una ciudad de Gali-

trono de David, su padre; reinará sobre la

lea llamada Nazaret, a una virgen des-

casa de Jacob para siempre, y su reino no

posada con un hombre llamado José,

tendrá fin». Y María dijo al ángel: «¿Cómo

de la casa de David; el nombre de la

será eso, pues no conozco varón?». El

virgen era María. El ángel, entrando en

ángel le contestó: «El Espíritu Santo

su presencia, dijo: «Alégrate, llena de

vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te

gracia, el Señor está contigo»*. Ella se

cubrirá con su sombra; por eso el Santo

turbó grandemente ante estas pala-

que va a nacer será llamado Hijo de Dios.

bras y se preguntaba qué saludo era

También tu pariente Isabel ha concebido

aquel. El ángel le dijo: «No temas,

un hijo en su vejez, y ya está de seis meses

María, porque has encontrado gracia

10


la que llamaban estéril, porque para

sericordia —como lo había prometido a

Dios nada hay imposible». María con-

nuestros padres— en favor de Abrahán

testó: «He aquí la Novena de Navidad

y su descendencia por siempre». María

26 esclava del Señor; hágase en mí

se quedó con ella unos tres meses y

según tu palabra». Y el ángel se retiró.

volvió a su casa.” Palabra del Señor.

En aquellos mismos días, María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y

Meditación del día: Palabra del día:

Humildad

saludó a Isabel. Aconteció que, en

Proclamemos hoy con la Santísima

cuanto Isabel oyó el saludo de María,

Virgen María, la grandeza del Señor. Nos

saltó la criatura en su vientre. Se llenó

vamos acercando al gran aconteci-

Isabel de Espíritu Santo y, levantando la voz, exclamó: «¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?” Pues, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Bienaventurada la que ha creído, porque lo que le ha dicho el Señor se cumplirá». María dijo: «Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humildad de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes en mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la mi-

miento redentor. María es la portadora de la Palabra de Dios que le ha sido dada. Reconoce la grandeza del proyecto de Dios en ella y en su pueblo. Es la Misericordia misma de Dios mirando a los suyos, la bondad de Dios que elige un pueblo pequeño, sencillo y humilde para hacer de la pequeñez la fuerza valerosa de su Reino.

Nos comprometemos: Reconozcamos en familia todos los milagros de amor que hemos vivido junto a Dios. Puedes crear una obra de teatro con tus hijos para personificarlos como: el nacimiento de ellos, algún momento difícil que superaron juntos o el humilde hecho de estar bajo techo y tener comida en nuestra mesa. Enseñemos a nuestros hijos a ser agradecidos con Dios, por todas las bondades de su corazón.

11


Oraciones!

Séptimo día

En navidad aprendamos la generosidad del gesto de Dios que se da a sí mismo.

Villancico. Oración para todos los días. Lectura de la Palabra de Dios. Meditación. Gozos. Oraciones a la Virgen María, a San José y al Niño Jesús. Compromiso.

Lectura de la Palabra de Dios: Lc 2, 22- 38

“Cuando se cumplieron los días de su purificación, según la ley de Moisés, lo llevaron a Jerusalén para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: «Todo varón primogénito será consagrado al Señor», y para entregar la oblación, como dice la ley del Señor: «un par de tórtolas o dos pichones». Había entonces en Jerusalén un

y bendijo a Dios diciendo: «Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz. Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel». “Su padre y su madre estaban admirados por lo que se decía del niño. Simeón los bendijo y Novena de Navidad 30 dijo a María, su madre: «Este ha sido puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; y será como un signo de contradicción —y a ti misma una espada te traspasará el alma—, para que se pongan de manifiesto los pensamientos de muchos corazones». Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser,

hombre llamado Simeón, hombre justo

ya muy avanzada en años. De joven

y piadoso, que aguardaba el consuelo

había vivido siete años casada, y luego

de Israel; y el Espíritu Santo estaba con

viuda hasta los ochenta y cuatro; no se

él. Le había sido revelado por el Espíritu

apartaba del templo, sirviendo a Dios

Santo que no vería la muerte antes de

con ayunos y oraciones noche y día.

ver al Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu, fue al templo. Y cuando entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo acostumbrado según la ley, Simeón lo tomó en brazos

Presentándose en aquel momento, alababa también a Dios y hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén.” Palabra del Señor.

12


cia de Jesús y transmite su alegría a

Meditación del día:

Isabel. Hagamos que, como ella, nues-

Palabra del día:

Solidaridad

tra vida esté acompañada de gestos de

Aunque esta época era la más propicia

solidaridad en esta Navidad.

para visitar a nuestros familiares o reci-

Nos comprometemos:

bir sus visitas, no podemos hacerlo para proteger la salud y la de los nuestros. Sin embargo, en nuestro más cercano núcleo familiar (las personas que conviven con nosotros en el mismo techo) debemos sentir cómo la Navidad nos llena de amor y nos despierta la solidaridad con los más necesitados. Como

lo

manifiesta

la

Santísima

También tenemos errores. Así que, elabora una lista de defectos o comportamientos que deberías mejorar y realiza este ejercicio en familia para que, en el lecho del pesebre, ofrezcamos un acto de reconversión para ser y sentirnos más libres.

Virgen María, ella comunica la presen-

Oraciones!

Octavo día

Que esta época nos enseñe a cuidar nuestra fe como se cuida un tesoro.

Villancico. Oración para todos los días. Lectura de la Palabra de Dios. Meditación. Gozos. Oraciones a la Virgen María, a San José y al Niño Jesús. Compromiso.

Lectura de la Palabra de Dios: Mt 2, 1-12

Habiendo nacido Jesús en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes,

unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo». Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó y toda Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos

13


le contestaron: «En Belén de Judea,

Meditación del día:

porque así lo ha escrito el profeta: “Y tú,

Palabra del día:

Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las poblaciones de Judá, pues de ti saldrá un jefe que pastoreará a mi pueblo Israel”». Entonces

Valor

Todos tenemos una familia, pero tal vez no todos la valoramos de la misma forma, la familia es el lugar donde se en-

Herodes llamó en secreto a los magos

gendra la vida y se siembra la fe y el

para que le precisaran el tiempo en que

amor. La mayoría de las personas

había aparecido la estrella, y los mandó

tienen un hogar conformado por sus

a Belén, diciéndoles: «Id y averiguad

padres, abuelos y hermanos, en el

cuidadosamente qué hay del niño y,

mejor de los casos. Otros, por el contra-

cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo». Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: «Id y averiguad cuidadosamente qué hay del niño y, cuando

lo

encontréis,

avisadme,

Novena de Navidad 34 para ir yo tam-

rio, viven con sus abuelos u otros familiares. Hay quienes han sido adoptados por hogares que los han aceptado como hijos, pero han nacido o se han criado en un orfanato. El niño Jesús, también tuvo un padre adoptivo, San José, quien lo amó y lo educó junto a su madre la Santísima Virgen María. Hoy vamos a hacer oración en familia por todos aquellos hijos de Dios que viven

bién a adorarlo». Ellos, después de oír al

en las calles de nuestras ciudades,

rey, se pusieron en camino y, de pronto,

abandonados en medio del frío y el

la estrella que habían visto salir comen-

hambre, aquellos que no tienen la for-

zó a guiarlos hasta que vino a pararse

tuna de vivir con su familia.

encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Y habiendo recibido en sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se retiraron a su tierra por otro camino.” Palabra del Señor

Nos comprometemos: Trata en lo posible de ayudar a alguien que sepas que no tiene hogar. Lo puedes hacer enviándole una carta con palabras de aliento y algún detalle, como unas galletas o una cena. Hazlo en familia, involucrando a los más pequeños de casa, para que vivan juntos el valor de la bondad. 14


Oraciones!

Noveno día

Encendamos la llama de la esperanza y el fuego del amor, así su luz radiante brillará.

Villancico. Oración para todos los días. Lectura de la Palabra de Dios. Meditación. Gozos. Oraciones a la Virgen María, a San José y al Niño Jesús. Compromiso.

Lectura de la Palabra de Dios: Lc 2,8-20

“En aquella misma región había unos pastores que pasaban la noche al aire libre, velando por turno su rebaño. De repente un ángel del Señor se les presentó; la gloria del Señor los envolvió de claridad, y se llenaron de gran temor. El ángel les dijo: «No temáis, os anuncio una buena noticia que será de gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un

marcharon al cielo, los pastores se decían unos a otros: «Vayamos, pues, a Belén, y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha comunicado». Fueron corriendo y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que les habían dicho los pastores. María, por su parte, conservaba todas estas cosas, meditándolas en su Novena de Navidad 37 corazón. Y se volvieron los pastores dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho.” Palabra del Señor.

Salvador, el Mesías, el Señor. Y aquí

Meditación del día:

tenéis la señal: encontraréis un niño

Palabra del día:

envuelto en pañales y acostado en un pesebre». De pronto, en torno al ángel, apareció una legión del ejército celestial, que alababa a Dios diciendo: «Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad». Y sucedió que, cuando los ángeles se

Renacer

¡Qué alegría estar hoy reunidos celebrando el noveno día de la novena, hoy es Navidad! Que esta novena nos ayude a tomar nuevas actitudes, que

15


sepamos reconocer que no es suficiente con llenar de luces la casa, de regalos y tarjetas el pesebre, sino que la razón de todo esto, es el nacimiento de Jesús en medio de nosotros. Él, pese a las dificultades del 2020, es la Palabra de Dios que se hace hombre, su mayor deseo es que lo conozcamos y lo recibamos con alegría, alejando para siempre la tristeza de nuestras vidas.

Nos comprometemos: Compartamos en familia la alegría de colocar con toda solemnidad el Niño Jesús en el pesebre cantando alabanzas ante su presencia. Hoy se descubre lo que estaba oculto, la grandeza de nuestro Dios en la pequeñez de un niño. ¡Aleluya! ha nacido el Salvador del mundo, sea nuestra alegría y nuestro gozo.

16


Villancicos Los Peces en el Río

La Virgen se está peinando Cortina tras de cortina Sus cabellos son de oro Y el peine de plata fina. CORO Pero mira cómo beben Los peces en el río Los peces en el río Al ver a Dios nacido Beben y beben y vuelven a beber Los peces en el río al ver a Dios nacer CORO La Virgen lava pañales Y los tiende en el romero Los pajarillos cantando Y el romero floreciendo CORO La Virgen está lavando Con un trozo de jabón Se le han partido las manos Manos de mi corazón CORO

Tutaiana

Tutaina tuturuma Tutaina tuturumaina Tutaina tuturuma turuma Tutaina tuturumaina. Los pastores de Belén Vienen a adorar al niño La Virgen y San José Los reciben con cariño. CORO Tres reyes vienen también Con incienso, mirra y oro A ofrendar a Dios su bien Con el más grande tesoro. CORO Vamos todos a cantar Con amor y alegría Porque acaba de llegar De los cielos el Mesías. CORO Tutaina tuturuma Tutaina tuturumaina Tutaina tuturuma turuma Tutaina tuturumaina.

17


Villancicos Campana Sobre Campana Zagalillos del valle, venid, pastorcitos del monte, llegad. La esperanza de un Dios prometido, ya vendrá, ya vendrá, ya vendrá. CORO /La esperanza, la gloria y la dicha la tendremos en Él, ¿quién lo duda? Desdichado de aquel que no acuda con la fe que le debe animar/. CORO Zagalillos del valle, venid, pastorcitos del monte, llegad. La esperanza de un Dios prometido, ya vendrá, ya vendrá, ya vendrá. Nacerá en un establo zagala, pastorcitos venid, adoremos, hoy venimos y luego volvemos, y mañana los puede salvar.

Campana Sobre Campana Campana sobre campana Y sobre campana una Asómate a la ventana Verás el niño en la cuna. CORO Belén, campanas de Belén Que los ángeles tocan ¿Qué nuevas me traéis? Recogido tu rebaño ¿A dónde vas, pastorcito? Voy a llevar al portal Requesón, manteca y vino. CORO Campana sobre campana Y sobre campana dos Asómate a la ventana Porque está naciendo DioS.

CORO Caminando a medianoche ¿Dónde caminas, pastor? Le llevo al niño que nace Como Dios mi corazón.

Anton Tiru riru riru CORO Anton tiruliruliru, Anton tirulirurá Anton tiruliruliru, Anton tirulirulá Jesús al pesebre, vamos a adorar Jesús al pesebre, vamos a adorar. CORO Duérmete, niño chiquito Que la noche viene ya Cierra pronto tus ojitos Que el viento te arrullará. CORO Duérmete, niño chiquito Que tu madre velará Cierra pronto tus ojitos Porque la entristecerás. CORO Ya dormido en el regazo De María, El Salvador Va soñando dulcemente Música y cantos de amor

/UnisimonCucuta unisimoncucut unisimoncucuta

18

Profile for Universidad Simón Bolívar Cúcuta

Novena de Navidad Unisimón 2020  

Novena de Navidad 2020.

Novena de Navidad Unisimón 2020  

Novena de Navidad 2020.

Profile for usimon
Advertisement