Page 1

ISSN: 2528-8113

junio 2018 – Edición # 26

idea.usfq.edu.ec

Edición sobre la interculturalidad enNºel aula Revista Para el Aula – IDEA - Edición 26 (2018)

1


Carta de la Editora Estimados colegas:

Fotografía: Pixabay Editora en jefe y directora de IDEA: Claudia Tobar Edición de estilo e imágenes: Scarlet Proaño, Isabel Merino Diagramación: Andrés Anrrango Ventas: idea@usfq.edu.ec Coordinación de producción: Editorial Universidad San Francisco de Quito Fe de erratas: En la edición anterior (marzo 2018), el artículo “Consejería en salud con escolares” también contó con la autoría de los alumnos de la Escuela de Medicina de la USFQ: Andrés Cevallos Pamela Charro, Pablo Condo, Jaime del Castillo, Esteban Endara, Isabel Espinosa, Jorge Estrella, Pablo Estrella, Andrea Falconí, Andrés Gudiño, Ariana Velasteguí, Daniela Guevara, Luis Guzman. Los artículos firmados representan el pensamiento de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de IDEA. Universidad San Francisco de Quito Instituto de Enseñanza y Aprendizaje Quito – Ecuador 593-2-2971937 / 2971700 ext. 1031 © Todos los derechos reservados All rights reserved PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL SIN PREVIA AUTORIZACIÓN

COLABORADORES María Dolores Lasso, Mellsenda Yánez, Julia Villacreces, Carlos Iza, Cristina Paredes, Sonia Cisneros, David Romo, Emilia Rojas, Eveling Egas, Alexandra Herrera, Cristina Rivadeneira, Estefanía Almeida, María Dolores Cobo, Andrés Proaño, Rocío Palacios, Andrés Emilio Jerez, Isabel Merino, Samantha Paz y Miño, Helen Cabrera, Ana Elizabeth Dávila, Gabriela Vinueza, GOBE, Adriana Valverde.

2

Hemos querido dedicar la presente edición a la interculturalidad. Es decir, a la realidad humana. Hay una frase que dice “Lo único que nos hace iguales es que todos somos diferentes”. No hay palabras más sabias para describir la interculturalidad. Todos, en algún momento, vivimos en la aparente vulnerabilidad de sentirnos diferentes, ya sea por género, por cultura, por migración, por enfermedad o accidente, en fin; es una temática que nos concierne a todos. Las diferencias son inherentes a la condición humana. En el ámbito de la educación este tema reviste especial relevancia, pues durante muchos años desde la Revolución Industrial la educación cumplió un rol de homogenización de los individuos cuando se buscaba graduar a personas como productos iguales, con mentalidades similares. Afortunadamente, los tiempos han cambiando, y hoy en día hay una mayor apertura para entender que mientras más variedad exista en un entorno educativo, más oportunidades de crecimiento cultural, cognitivo y emocional se hacen posible. La diversidad puede ser interpretada desde la visión de discapacidad, de raza, de género, entre otras, y cada arista tiene sus desafíos. Debemos por lo tanto, como educadores, empaparnos con herramientas, estrategias e ideas que refuercen nuestra apertura para enfrentar esta dinámica, la cual no debería ser ya vista como exclusión, sino más bien como una condición imprescindible de la nueva educación. Viviremos en un mundo que atienda la diversidad cuando temas como la interculturalidad o la inclusión ya no sean un valor agregado de las instituciones, sino el eje transversal por el que todos se guíen, valoren y celebren. Les invito en esta edición a contagiarse con entusiasmo de testimonios, artículos y recursos para vivir a plenitud la interculturalidad en nuestras aulas de clase. ¡Enseñen, disfruten pero sobre todo, aprendan!


CONTENIDO Edición Nº 26

Ampliando el concepto de interculturalidad.......................................................................................................................4 Cuando la inclusión llega a la universidad............................................................................................................................6 Comunicación intercultural en el aula ecuatoriana..........................................................................................................8 Interculturalidad: más allá de las características naturales..........................................................................................11 Trabajo cooperativo en pares......................................................................................................................................................13 Experiencias en el aula incorporando la diversidad........................................................................................................14 Interculturalidad crítica dentro del aula.................................................................................................................................17 Diferente no es malo........................................................................................................................................................................18 La interculturalidad a partir de experiencias de aprendizaje en la educación preescolar ...................20 BellArte, Arte por Bellavista...........................................................................................................................................................21 Cuestionando lo incuestionable...............................................................................................................................................23 Huella verde.........................................................................................................................................................................................27 Interculturalidad sí es posible.....................................................................................................................................................29 El racismo privilegiado en las aulas........................................................................................................................................30 Día internacional de las niñas en las TIC............................................................................................................................32 Interculturalidad con interacción............................................................................................................................................33 Un rincón con las ventanas bien abiertas a los sueños................................................................................................35 El rol de los padres en la orientación vocacional............................................................................................................37 Compartiendo un poco más....................................................................................................................................................39 La comunicación no-verbal entre culturas........................................................................................................................42 Webquest Creator 2........................................................................................................................................................................46 Semana de diversidad..................................................................................................................................................................49 Entre paredes.....................................................................................................................................................................................50 El hada del Jardín Botánico de Quito...................................................................................................................................52 Agenda.................................................................................................................................................................................................54 Noticias.................................................................................................................................................................................................55 Eventos pasados..............................................................................................................................................................................56 Mensajes de nuestros lectores...................................................................................................................................................57

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

3


artículo

Ampliando el concepto de interculturalidad Por María Dolores Lasso y Mellsenda Yánez (mlasso@usfq.edu.ec - myanezh@usfq.edu.ec)

E

s muy destacable –y era necesario– que en los últimos años la normativa legal incorpore el aprecio a la interculturalidad en nuestra sociedad. “La interculturalidad desde un enfoque integral y de derechos humanos, se refiere a la construcción de relaciones equitativas entre personas, comunidades, países y culturas” (UNESCO, 2018). La incorporación del respeto y aprecio a la interculturalidad nace de un esfuerzo por erradicar el racismo y la discriminación (Aguirre, 2011; UNICEF, 2005). Sin duda, este constante reclamo por parte de diferentes instancias oficiales para reconocer la interculturalidad ha enal-

4

tecido y difundido la enorme diversidad cultural presente dentro del territorio ecuatoriano que no se limita a los pueblos y nacionalidades indígenas y afrodescendientes, sino que abarca también a los grupos urbanos emergentes, grupos LGBTIQ y personas con discapacidad.

No se puede esperar que las futuras generaciones aprecien lo propio exponiéndoles a una interculturalidad delimitada y mediada por el desconocimiento, y en muchos casos desprecio, hacia otras manifestaciones culturales.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

La normativa legal educativa destaca en diferentes instancias la necesidad de fomentar la interculturalidad dentro de los diferentes niveles educativos. La implementación de esta noción legal de interculturalidad, si bien ha vigorizado la importancia de los saberes ancestrales y diversas manifestaciones culturales propias de los diferentes contextos históricos y sociales del Ecuador, de alguna manera ha limitado el aprecio a la interculturalidad desde sus tres grandes dimensiones, como son la cognitiva, la cultural material y la lingüística (Bello López, 2010), restándole importancia al aprecio de la diversidad cultural desde una perspectiva más amplia e incluyente.


Varios autores recomiendan que la interculturalidad dentro del contexto educativo se fomente a través del desarrollo del relativismo cultural (Aguirre, 2011; Krauz, 2011). Se propone la integración de una interculturalidad que sea concebida desde una visión amplia e integradora donde confluyan saberes y donde se promueva el análisis, así como la construcción del conocimiento a partir de una riqueza expresada a través de las diferentes manifestaciones del ser humano (Sleeter & Flores-Carmona, 2017). La interculturalidad no debe ser excluyente de contextos culturales distantes o distintos; más bien, debe fomentar el rescate de la riqueza cultural sin barreras geográficas. Las futuras generaciones apreciarán abiertamente las manifestaciones culturales propias cuando puedan evaluar su aporte de una manera crítica y contextualizada (Simpson, 2004) y contrastarlas con otros contextos culturales. El desarrollo de la interculturalidad debe promover que cada individuo construya sus propias interpretaciones sin limitaciones impuestas con el afán de impulsar un nacionalismo excluyente de manifestaciones culturales ajenas a los saberes ancestrales del contexto local. No se puede esperar que las futuras generaciones aprecien lo propio exponiéndoles a una interculturalidad delimitada y mediada

El cultivo de la interculturalidad no se consigue exclusivamente a través de disfraces y bailes; se requiere acompañar los procesos educativos con un diálogo crítico, bien informado, que promueva la construcción de nuevos entendimientos argumentados. por el desconocimiento, y en muchos casos desprecio, hacia otras manifestaciones culturales. Cultivar el aprecio a la cultura, revalorizar lo propio, fomentar el orgullo por la identidad nacional no implica desconocer los méritos culturales ajenos, sino más bien poder evaluar de manera crítica aquellos elementos de otros contextos culturales que pueden servir para contrastar nuestros entendimientos y para contribuir al fortalecimiento de nuestra propia identidad (Sleeter & Flores Carmona, 2017). Como educadores es nuestro deber resistirnos a la imposición de una interculturalidad excluyente; es vital desmantelar esta versión simplista y dañina que presenta a la interculturalidad como concepto discriminante de lo ajeno (Sleeter & Flores Carmona, 2017). El cultivo de la interculturalidad no se consigue exclusivamente a través de disfraces y bailes; se requiere acompañar los procesos educativos con un diálogo crítico, bien informado, que promueva la construcción de nuevos entendimientos argumentados. Es nuestro deber fomentar una interculturalidad incluyente, que aporte al desarrollo de nuevas identidades, alejadas de las imposiciones y cargadas de análisis críticos que fomenten un aprecio constructivo y respetuoso de las manifestaciones culturales y diversos saberes.

Referencias Aguirre, J.C. (2011). El relativismo cultural: Desafíos y alternativas. Sophia, 7, 58-66. Obtenido de: http://www.redalyc.org/ pdf/4137/413740748006. pdf Bello López, D. (2010). Las dimensiones de la diversidad: Lingüística, cultural y étnica y su adecuación al proceso educativo. EntreVerAndo, 7, 18-20. Sleeter, C. & Flores-Carmona, J. (2017). Un-standardizing curriculu: Multicultural teaching in standards-based classroom. New York, NY: Teachers College Press. Krauz, M. (2011). Varieties of relativism and the reach of reasons. En S.D. Hales (Ed.). A companion to relativism, pp. 7084. Oxford: Wiley-Blackwell. Simpson, G. (2004). Critical constructivism, neo-relativism, and the place of values in science education. The Science Education Review, 3(1), 23-28. UNESCO. (2018). Educación e interculturalidad. Obtenido de: http://www.unesco.org/ new/es/quito/education/ education-and-interculturality/ UNICEF. (2005). La interculturalidad en la educación. Obtenido de: https://www.unicef. org/peru/_files/Publicaciones/Educacionbasica/peru_ educacion_interculturalidad. pdf

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

5


testimonio

Cuando la inclusión llega a la universidad Por Julia Villacreses (julia_villacreses@hotmail.com)

E

n el segundo semestre de 2016 se me presentó la oportunidad de trabajar como asesora pedagógica en la unidad de admisiones de una universidad pública. Me fueron asignados 240 alumnos aspirantes por un cupo universitario, en su mayoría novatos. Mis funciones consistían en acompañamiento y seguimiento de los procesos académicos de los alumnos, así como en la orientación para la solución de inquietudes y/o problemas que pudieran surgir en el desarrollo del curso. Después de la presentación en cada aula de mis alumnos asignados, coordinamos la primera asesoría, la cual consistía en llenar una ficha referente a sus datos personales y académicos, analizarla, buscar

6

soluciones según cada caso y revisar que los documentos personales estuvieran completos. Cada alumno debía asistir en la fecha y hora indicada. Los alumnos cumplían con su cita, y así llegaron 239 alumnos. Sin embargo, me faltaba una alumna, a quien yo le pedía, a través de sus compañeros, que por favor se presentara. No obstante, los días pasaron y no llegó. Mi

Gaby me había demostrado que a pesar de no comunicarse de manera verbal lo podía hacer usando medios tecnológicos o escritos, y que sus ganas de ser diseñadora eran muy grandes.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

interés era que ella se acercara a la asesoría y no que yo fuera a buscarla. Entonces empecé a indagar a los profesores acerca de la alumna que no llegaba a la asesoría, y la primera impresión de uno de ellos fue: “Ella es una malcriada, nunca habla, parece muda”. Otro profesor me dijo “siempre está sola, no hace grupos y nunca pregunta nada”. En ese momento mi interés por la alumna desconocida se hizo mayor. Me dediqué a observarla; quería descubrir el porqué de su comportamiento. También consulté a la directora de la Unidad si conocía algo adicional acerca de dicha alumna y me indicó que sus padres habían llevado un informe del problema


que presentaba, pero que académicamente respondía normalmente. Pedí leer el informe y !oh sorpresa! la alumna desconocida tenía “mutismo selectivo severo”. Desde ese instante mi reto como asesora fue mayor. Tener una alumna de inclusión era tocar el cielo. Mi experiencia en trabajo con chicos con capacidades diferentes me llevaba a un mundo mágico, pero Gaby buscaba ingresar a la universidad. Entonces, las estrategias y esfuerzos daban un gran giro, mis responsabilidades eran mayores. Gaby ya no sería la alumna desconocida, ella ahora sería mi Gaby, la alumna que tanto esperé en la primera asesoría, “la malcriada”, “la que no hablaba”, “la solitaria”, quien ahora estaba en mis manos y debía conocer. Fue entonces que busqué una estrategia para hacerme su amiga. Encontré que podía lograrlo a través de una red social (Facebook). A partir de aquel día nuestras conversaciones fueron frecuentes, mi objetivo radicaba en fortalecer nuestra amistad

donde predomine la confianza, solo de esa manera podíamos formar un buen equipo de trabajo. Pasó una semana y al fin nos conocimos, tenía ganas de hacerle tantas preguntas y fue la conversación más agradable y chistosa que pude haber tenido, yo hablaba y ella me contestaba escribiendo. Le propuse armar una metodología de estudio acorde a las necesidades de cada materia y a lo que ella se comprometía a dar para completar los puntajes en las diferentes actividades; de igual manera, conversé con los profesores acerca de su caso y las diferentes metodologías de estudio que se podían llevar para que su inclusión pase desapercibida, recalcando no tener consideraciones especiales en sus calificaciones, pues Gaby me había demostrado que, a pesar de no comuni-

El día de la publicación final de las calificaciones mi corazón latía a mil, mi alegría fue inmensa al observar que Gaby había aprobado y ya no sería la aspirante.

carse de manera verbal, lo podía hacer usando medios tecnológicos o escritos, y que sus ganas de ser diseñadora eran muy grandes. El día de la publicación final de las calificaciones mi corazón latía a mil, mi alegría fue inmensa al observar que Gaby había aprobado y ya no sería la aspirante. Ahora era una universitaria que tendría nuevos retos. Gaby nos demostró que nuestros objetivos se cumplen solamente cuando creemos en nosotros, que los obstáculos son un aprendizaje más en nuestras vidas, que el trabajo en equipo se basa en la confianza y en las ganas que le pongas y que con un poco de esfuerzo podemos lograr todo lo que anhelamos. Ahora Gaby está en cuarto semestre de Diseño Gráfico. Conversamos menos por sus obligaciones; sin embargo, aún recibe mis consejos académicos, nos contamos nuestras anécdotas, buscamos soluciones y desde ya espero con ansias el día de su graduación. Gaby, eres mi inspiración y esta historia se tenía que contar...

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

7


artículo

Comunicación intercultural en el aula ecuatoriana Por Carlos Iza (carlos.iza@hotmail.es)

E

l término comunicación intercultural comúnmente se asocia al proceso de interacción que existe entre personas de diferentes nacionalidades. Sin embargo, el proceso de comunicación intercultural es mucho más complejo y ocurre cuando personas de diferentes asociaciones culturales interactúan entre sí (Samovar, Porter, & McDaniel, 2009). Loden (1996) en su trabajo Diversity Wheel (Rueda de Diversidad) menciona las diferentes asociaciones culturales que deben ser tomadas en cuenta para

8

manejar de manera eficiente la diversidad cultural de un determinado grupo. Estas asociaciones culturales se relacionan de acuerdo al tipo de personalidad, género, edad, orientación sexual, religión, habilidades físicas, apariencia, estado civil,

Es deber del educador ecuatoriano ser consciente de la gran variedad de asociaciones culturales que conviven dentro de su aula a fin de promover una efectiva comunicación intercultural.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

experiencia laboral, hábitos personales, entre otros. Es decir, el proceso de comunicación intercultural en el aula ecuatoriana no solo toma lugar cuando personas de diferentes nacionalidades se comunican, sino que, por el contrario, este proceso ocurre cuando personas que difieren en creencias religiosas, en orientación sexual, en género, o que poseen diferentes habilidades físicas se relacionan. Por lo tanto, es deber del educador ecuatoriano ser consciente de la gran variedad de asociaciones


culturales que conviven dentro de su aula a fin de promover una efectiva comunicación intercultural, así como acciones específicas que le ayudarán a conseguir este objetivo.

Reflexionar acerca de suposiciones, prejuicios y estereotipos sociales

Es necesario que el educador ecuatoriano reflexione acerca de su práctica docente y guíe a sus estudiantes en el manejo responsable de estereotipos sociales. Dentro de la sociedad ecuatoriana existen estereotipos sociales que esquematizan negativamente a determinadas asociaciones culturales. Para ejemplificar, sujetos de determinada nacionalidad pueden ser catalogados como individuos peligrosos para la sociedad solo por el hecho de haber nacido en un país diferente. Este estereotipo social también se encuentra presente en el ámbito educativo. Herrera (2010) explica que las creencias y suposiciones que los educadores tienen acerca de lo que es posible realizar dentro del aula con estudiantes de diversos grupos culturales pueden afectar negativamente el éxito académico de dichos alumnos. Por ejemplo, en ocasiones,

Al reflexionar acerca de los prejuicios que los docentes tienen en relación a sus alumnos, ellos mismos podrán mejorar su práctica educativa. educadores pueden asumir erróneamente que el género femenino no tendrá éxito en áreas técnicas como la mecánica o la electricidad. Esto se debe a que en la sociedad ecuatoriana se ha esquematizado que estas áreas técnicas son de dominio exclusivo del género masculino. Por lo tanto, es deber del educador validar sus suposiciones y prejuicios con el fin de mejorar su labor docente. Una estrategia específica para lograr este objetivo es mediante la implementación del proceso denominado Reflection Wheel Journal. En esta ficha, el maestro tiene la oportunidad de reflexionar sobre su práctica docente. Primero, el educador deberá describir el evento donde se desarrolla la problemática. Segundo, el docente deberá escribir tres sentimientos que tiene en relación a dicho suceso. Tercero, el maestro escribirá las suposiciones que tiene acerca del evento. Cuarto,

después de cierto tiempo, el docente podrá reflexionar si sus suposiciones eran acertadas o no. Finalmente, el educador deberá describir cómo este proceso de reflexión le ha ayudado a crecer profesionalmente y qué estrategias podría implementar para mejorar su labor educativa. Cuando la reflexión se vuelve una práctica regular, los docentes son capaces de tomar decisiones que promueven el éxito académico de estudiantes de diversos grupos culturales (Herrera, 2010). Una vez que el docente ha reflexionado acerca de los prejuicios que sostenía en relación a sus alumnos, él o ella podrá transmitir este proceso de reflexión hacia sus estudiantes con el fin de evitar que prejuicios, suposiciones o estereotipos sociales inhiban el proceso de comunicación intercultural entre sus alumnos.

Salir de la zona de confort con el fin de respetar otras culturas

Es importante que el educador ecuatoriano concientice a sus alumnos acerca de la gran variedad de asociaciones culturales que existen en el aula con el ánimo de promover el respeto hacia cada una de

Salir de la zona de confort significa dejar de realizar actividades con las que una persona se siente cómoda y experimentar nuevas vivencias que enriquecerán su percepción hacia otras culturas.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

9


culturales que interactúan diariamente provocando un proceso conocido como comunicación intercultural. Con el fin de promover una efectiva comunicación intercultural entre estas asociaciones, el maestro ecuatoriano necesita conocer estrategias específicas que le ayudarán a conseguir dicho objetivo. Una estrategia es la autorreflexión. Al reflexionar acerca de los prejuicios que los docentes tienen en relación a sus alumnos, ellos mismos podrán mejorar su práctica educativa; y por ende, guiar a sus alumnos a manejar de forma responsable los prejuicios y estereotipos sociales.

ellas. Mwangi (2017) manifiesta que no es necesario pertenecer a una determinada afiliación cultural para mostrar respeto, sentir empatía o ser sensibles hacia ella. A su vez, la UNESCO (2013) explica que una cultura es simplemente una opción de pensamiento entre muchas otras posibilidades. Por ende, el educador ecuatoriano tendría que estar en la capacidad de crear oportunidades que evidencie en sus alumnos que sus costumbres y creencias no son las únicas; y que, al igual que ellos, existen personas que pertenecen a diferentes asociaciones culturales cuyas costumbres y creencias también merecen ser igualmente respetadas. Animar a los alumnos a tomar riesgos es otra forma en la que los docentes pueden promover el respeto entre diferentes asociaciones culturales. La UNESCO (2013) menciona que el respeto, la empatía, y la toma de riesgos son características de un individuo con una desarrollada competencia intercultural.

10

Por lo tanto, animar a los estudiantes a salir de su zona de confort es una opción que podrían utilizar los docentes para ayudar a sus estudiantes a tomar riesgos. Salir de la zona de confort significa dejar de realizar actividades con las que una persona se siente cómoda y experimentar nuevas vivencias que enriquecerán su percepción hacia otras culturas. Para ejemplificar, dentro del aula un docente podría pedir a sus alumnos que discutan acerca de lo que significa pertenecer a la afiliación cultural LGBTI. Fuera de clase, otro docente podría pedir a sus alumnos que visiten una mezquita. En otras palabras, al salir de la zona de confort y experimentar costumbres de otras asociaciones culturales, los estudiantes tendrán la oportunidad de descubrir que existen otras formas de pensar, las cuales merecen ser entendidas y respetadas. En conclusión, dentro del aula ecuatoriana existe gran variedad de asociaciones

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

Crear oportunidades donde los estudiantes salgan de su zona de confort es otra estrategia que los docentes pueden implementar en su labor educativa. Al salir de la zona de confort, los estudiantes vivenciarán nuevas culturas. Esto les brindará nuevas perspectivas para entender y respetar asociaciones culturales diferentes.

Referencias Herrera, S. (2010). Biography-driven culturally responsive teaching. New York, NY: Teachers College Press. Loden, M. (1996). Implementing diversity: New York, NY: Irwin Publishing. Mwangi, H. (junio 14 de 2017). Cultural diversity: The sum of our parts. [Archivo de video]. Recuperado de: https://www.youtube.com/ watch?v=7tv7NaV47no Samovar, L.A., Porter, L.E., & McDaniel, E.R. (2009). Communication between cultures. Boston: Wadsworth, Cengage Learning. UNESCO. (2013). Intercultural competence: Conceptual and operational framework. Recuperado de:http://unesdoc.unesco.org/ images/0021/002197/219768e. pdf


testimonio

Interculturalidad:

más allá de las características naturales Por Cristina Paredes (teachers.who.tech@gmail.com)

H

ace más de diez años tuve la oportunidad de trabajar en una organización internacional con sede en Ecuador llamada Fundación SHARE. En mi entrenamiento como facilitadora aprendí cuán importante es proveer diferentes estrategias para aprender haciendo, específicamente en la enseñanza de matemáticas. Por ejemplo, utilizamos recetas de cocina para explicar fracciones, y para esta actividad usamos diferentes tipos de granos secos (“mezcla 1/2 taza de garbanzo con 2/3 de taza de lenteja”). Yo pensé que recurrir a materiales concretos y baratos –que son fáciles de conseguir– es lo que los maestros y estudiantes necesitan para aprender haciendo. Pero en uno de mis primeros talleres como facilitadora, un maestro me dijo que usar granos secos en nuestras actividades no funcionaría en su escuela. Me

explicó que los estudiantes, primero, no viven cerca de un lugar donde los puedan comprar, que no tienen las posibilidades económicas para comprarlos, y que habría que utilizarlos para cocinar. Después del taller pensé en lo que este maestro me dijo y me di cuenta de que debía saber más sobre quiénes son los maestros que están en nuestros talleres. Este fue uno de mis primeros encuentros con la interculturalidad. La interculturalidad es un proceso de comunicación e interacción entre personas donde las ideas y acciones de una persona

Ser intercultural y tener un aula donde la interculturalidad se alienta es un reto grande pero no imposible.

o grupo cultural nunca están por encima del otro, favoreciendo así la integración y convivencia enriquecida entre culturas. Yo llegué a ese taller asumiendo que los maestros eran iguales a mí. Y sí, todos somos ecuatorianos, hablamos español, somos casi de la misma estatura –iguales en ese sentido. También asumí que esos materiales eran fáciles de conseguir y baratos para todos. Pero gracias al maestro, que comunicó la diferencia de nuestras culturas, yo pude entender y expandir mi definición de interculturalidad. La interculturalidad va más allá de las características naturales porque cambia constantemente dependiendo del lugar donde estás, de tus estudiantes que son diferentes cada año, de ti como persona, y de muchas otras cosas que se mueven

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

11


en tu entorno. Es decir, ser intercultural y tener un aula donde la interculturalidad se alienta es un reto grande pero no imposible. Estos son algunos de elementos que mantengo en mente cuando estoy con mis estudiantes y cuando doy talleres a maestros: cuando hago una pregunta doy tiempo suficiente para que los estudiantes respondan, reconozco que algunos estudiantes y maestros no son verbales, proveo oportunidades de liderazgo para todos, invito a familiares a participar en nuestra clase, muestro respeto a las tradiciones y las incorporo en mi currículo si es apropiado. En 2016 fundé una compañía educativa que se llama Teachers Who TECH, basada en Seattle, WA, EEUU, con programas también en Ecuador y en China. En ella tengo la oportunidad de crear talleres para maestros donde los elementos de interculturalidad se usan en todo momento.

Las herramientas y métodos que utilizamos para los maestros en los Estados Unidos son muy similares a los usados en Ecuador y en China, pero que la manera de presentarlos es diferente porque las culturas son diferentes.

Algo muy importante que siempre resalto es que las herramientas y métodos que utilizamos para los maestros en los Estados Unidos son muy similares a los usados en Ecuador y en China, pero que la manera de presentarlos es diferente porque las culturas son diferentes. Una de las maneras de crear un ambiente intercultural es crear un espacio donde los maestros se sientan seguros y bienvenidos. La interculturalidad se debe tomar

Una de las maneras de crear un ambiente intercultural es crear un espacio donde los maestros se sientan seguros y bienvenidos.

12

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

con mucha atención, no solamente en el aula con nuestros estudiantes, sino también con los maestros cuando se dictan talleres de desarrollo profesional ya que, al igual que los niños en las aulas, los maestros que sienten que son parte de la misma van a ser mejores contribuyentes y darán perspectivas más enriquecedoras. Cada maestro llega al aula con su propia historia y lo mismo ocurre con los estudiantes. Nuestra aula es el reflejo de nosotros como personas y también de nuestros valores y principios como maestros. Por ello, entender qué es la interculturalidad no solo nos ayudará a entender mejor a nuestros estudiantes, sino que nos dará la apertura de aprender más sobre ellos y de proponer soluciones a conflictos que pueden ser académicos, culturales o de género desde diferentes puntos de vista.


recurso

Trabajo

cooperativo en pares Por Sonia Cisneros (alexandra3036@gmail.com)

E

l trabajo cooperativo en pares (think-pair-share) es una estrategia de aprendizaje colaborativo, en la que los estudiantes trabajan juntos para resolver un problema o responder una pregunta sobre una lectura determinada. Esta estrategia ayuda a mejorar la compresión lectora de los estudiantes porque aumenta la probabilidad de respuestas correctas, enseñándoles a compartir ideas con sus compañeros de clase y desarrollando habilidades de comunicación oral, además de enfocar la atención e involucrar a los estudiantes en la comprensión de un material de lectura. Esta estrategia requiere que los estudiantes piensen individualmente sobre un tema o una respuesta a una pregunta, y compartan ideas con sus compañeros de clase maximizando su participación con el fin de enfocar su atención e involucrar a los estudiantes en la comprensión de un texto.

Los pasos que deben seguir son los siguientes:

1. Decidir sobre el texto que se leerá. 2. Mencionar y describir el propósito de la estrategia y brindar pautas para las discusiones. 3. Enseñar el procedimiento para asegurar que los estudiantes entiendan cómo usar esta estrategia. 4. Dependiendo del nivel de los estudiantes, el profesor empezará a leer una parte del texto para luego realizar preguntas o sugerencias sobre el tema, ya sean de conceptos o palabras clave. 5. Monitorear y apoyar a los estudiantes mientras trabajan a través de lo siguiente: T: (Pensar) El profesor iniciará haciendo una pregunta específica sobre el texto. Los estudiantes "piensan" por un momento sobre lo que saben o han aprendido sobre el tema. Ellos pueden cerrar los ojos y pensar por unos minutos. P: (Parejas) Cada estudiante debe emparejarse con otro estudiante o un grupo pequeño. S: (Compartir) Los estudiantes comparten sus ideas con su compañero. 6. El profesor expande la “participación” sobre el tema para despejar dudas.

Es importante indicar que esta actividad se puede utilizar antes, durante y después de leer. También es factible realizarla en grupos pequeños (no solo en parejas), y los textos deben ser acordes al nivel de los estudiantes.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

13


testimonio

Experiencias en el aula incorporando la diversidad Por David Romo (dromo@usfq.edu.ec)

H

oy en día tenemos una constitución que nos recuerda que no podemos discriminar por ninguna razón. También tenemos leyes y políticas de Estado que nos obligan a incorporar la diversidad de nuestro país dentro del campo educativo y laboral. Sin embargo, en ninguna parte, hasta donde yo tengo conocimiento ¡existe un manual de cómo hacerlo!

Resaltar la diferencia sin ofen- con él o la estudiante para pedirle su colaboración. Es esencial darle la oportunider

Como Director del Programa de Diversidad Étnica de la USFQ esto ha sido un reto constante, y creo que puedo compartir varias experiencias que sin lugar a duda les serán útiles en el aula.

En la clase de Cosmos hablamos del origen de la Tierra. Esta clase es de Ciencias; sin embargo, me gusta dar la oportunidad de que los estudiantes expresen sus creencias religiosas. Aquí han sido de gran aporte los chicos indígenas, pues cada cultura tiene su propia explicación. En una actividad estructurada, todos tienen la opción de explicar lo que saben.

14

Cuando tenemos un estudiante de una minoría en nuestra aula debemos estar conscientes de nuestro lenguaje y actitudes. Una forma muy buena de darle un valor agregado a esa persona es provocar situaciones en las que pedimos su aporte personal en relación al tema de la clase. Antes de hacerlo es importante conversar

En esta materia han sido de gran aporte los chicos indígenas, pues cada cultura tiene su propia explicación. En una actividad estructurada, todos tienen la opción de explicar lo que saben.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

dad de antemano para que no sienta que, en lugar de aportar, estamos poniendo en evidencia su desconocimiento del tema. Jamás asumas que, porque un estudiante es indígena, habla otro idioma, o porque es afro ¡sabe todo sobre África! Para ilustrar les comparto dos eventos:


Si yo pido esto sin previo aviso, corro el riesgo de que él o la estudiante no sepa y se sentirá muy mal por demostrar ignorancia sobre algo que muchos de nosotros asumimos que tiene que conocer. En este caso en particular, una vez que hemos visto que hay varias formas de explicar un fenómeno, procedo a explicar que en el contexto de nuestra clase nos compete saber y comprender la explicación del origen de la Tierra desde el ámbito de la ciencia. Como mala experiencia les puedo contar aquí un caso de un colega que pidió sin previo aviso que un estudiante dijera el significado de unas palabras en kichwa. El estudiante, muy avergonzado, dijo que él no sabía. El profesor procedió a reclamarle que por qué no valoraba su idioma, a lo que el estudiante respondió que no era su idioma ¡porque era Shuar!

Si estoy calificando una presentación o un deber y favorezco con puntos a un estudiante minoritario solo por ser minoría, estoy siendo paternalista y no le he ayudado en nada.

Trabajos en grupo

Una forma de promover la integración son los trabajos en grupo. Aquí es muy importante tomar en cuenta varios factores. Cuando dejamos que los grupos se establezcan solos, corremos el riesgo de que se junten las personas que ya se conocen y tienen cierta afinidad. Buscar un método al azar como una lotería o pedir que se enumeren según el número de grupos que vamos a formar puede resolver esta fase del trabajo. Esto funciona bien cuando tenemos uno o dos estudiantes pertenecientes a una

minoría. Si tenemos varios estudiantes, la solución es poner un número máximo de participantes en cada grupo y dar reglas que obliguen a promover la diversidad. Para darles una idea, yo diría, por ejemplo, que cada grupo tenga igual número de hombres que mujeres, y que en cada grupo haya un estudiante indígena, afro o la minoría que me interesa resaltar. Los trabajos en grupo suelen crear muchas tensiones y por lo general buscamos que los estudiantes interactúen, incluso fuera del aula. Aquí hay un detalle que debemos tomar en cuenta. Si mis estudiantes de minorías están limitados en sus recursos económicos en relación a la mayoría de la clase, debemos poner reglas de cómo deberá ser la integración fuera del aula. En mi experiencia particular, yo exijo que los trabajos que deban entregarme no tienen que estar

Como Director del Programa de Diversidad Étnica de la USFQ esto ha sido un reto constante, y creo que puedo compartir varias experiencias que sin lugar a duda les serán útiles en el aula.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

15


basados en gastar dinero o reunirse en un restaurante en que se espera que todos tengan dinero para compartir el pago de una cuenta. Tampoco debemos dejar que los compañeros se ofrezcan a pagar la cuenta o poner dinero para el trabajo porque esto les hace sentir inferiores. Si el trabajo requiere de algún tipo de inversión económica, es clave que haya también la opción de aportar al grupo de otras formas, y estas formas deberán estar disponibles también para otros miembros del grupo. En otras palabras, tenemos que evitar que el factor económico no limite la capacidad de trabajo de nuestros estudiantes.

Evitar el paternalismo

Con mucha frecuencia los estudiantes de minorías han tenido menos oportunidades de acceder a los recursos educativos de la mayoría. Es posible que veamos que su rendimiento es un poco más bajo que el promedio aunque pareciera que están haciendo un esfuerzo mayor. Simplemente compensarles de manera diferenciada no resuelve el problema. Por ejemplo, si yo estoy calificando una presentación o un deber y favorezco con puntos a un estudiante minoritario solo por ser minoría, estoy siendo paternalista y no le he ayudado en nada. Si, por otro lado, veo dónde está la falencia y le doy oportunidad para aprender y demostrarme que puede alcanzar el conocimiento esperado, entonces no solo habré com-

16

Con frecuencia me preguntan que por qué hago lo que hago y que de dónde saco paciencia para hacerlo. pensado la deficiencia, sino que él o la estudiante estará capacitado adecuadamente para lo que venga después.

Cómo manejar la discriminación en el aula

La única forma de hacerlo es siendo intolerantes. Alguna vez durante una clase de Biología mientras explicaba el concepto de “adaptación” según la teoría de la evolución (los individuos que sobreviven están adaptados a un cambio ambiental y dejan descendencia fértil), un alumno replicó que los homosexuales no estarían adaptados porque no pueden reproducirse. Fue muy obvio que la mayoría de los jóvenes se sintió molesto por lo que escucharon, pero nadie se atrevió a protestar o reclamar. Yo paré mi conferencia y luego de expresar mi total desilusión por lo que acababa de escuchar, procedí a explicar que no tenemos ninguna evidencia científica que indique que las conductas sexuales son un defecto físico o genético. Ya que el estudiante aprovechó que era un grupo muy grande, lanzando su comentario al aire cuando yo no lo veía, respeté su anonimato y aproveché para hacer una reclamo general a que todos debíamos ser

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

intolerantes ante los comentarios discriminatorios. Cuando la clase terminó, le mandé un mensaje por correo y hablamos en mi oficina. Tuve la suerte de que pude reconocer su voz y eso permitió que hiciera una intervención personalizada.

La recompensa

Con frecuencia me preguntan que por qué hago lo que hago y que de dónde saco paciencia para hacerlo. Nunca me había detenido a pensar en esto hasta que me lo preguntaron. La respuesta a la primera pregunta es porque creo en que todos debemos tener oportunidad de lograr lo que soñamos. Nadie debería poner límites a nuestros sueños, excepto nosotros mismos. Esa debería ser la misión de todo educador comprometido. La paciencia surge al hacer lo que hago con amor. En un mundo en el que buscamos fórmulas mágicas para todo, algoritmos matemáticos para ser justos o en el que esperamos reconocimiento económico por un trabajo bien hecho, responder que la fórmula del éxito es amor suena muy subjetivo. Pero la verdad es que trabajar con los jóvenes indígenas y afro despierta la necesidad de actuar con amor verdadero: dar sin esperar nada a cambio. Al final del día este constante dar me ha llenado de alegrías inconmensurables, la mayoría plasmadas en la alegría que muestran los chicos el día de su graduación.


Entrevista a Hugo Venegas: Interculturalidad crítica dentro del aula Por Emilia Rojas (elrojas@estud.usfq.edu.ec)

C

on un país tan megadiverso como el Ecuador, no cabe duda de que es trascendental para nuestro contexto educativo entender la interculturalidad y aplicarla en el aula. ¿Cómo lograrlo? Pienso que es una necesidad inherente dejar de lado la visión folclórica que se le ha dado a la educación intercultural y encontrar criticidad en la diversidad desde una visión transformadora dentro del aula de clase. Para aclarar mis inquietudes al respecto, realicé una entrevista al Dr. Hugo Venegas, experto en políticas públicas de educación intercultural. Venegas afirma que debemos partir del hecho de que existen distintas maneras de ver la interculturalidad; sin embargo, todas tienen en común la aceptación del dinamismo cultural de una sociedad. Aunque la interculturalidad funcional, por ejemplo, acepta que somos diferentes, no visibiliza la problemática del poder.

Es decir, la interculturalidad crítica plantea un diálogo transformador en derecho e igualdad que abarca temas como el poder, la economía, la política, la sociedad, las formas de vida, etc. Partimos del principio de respeto de las distintas formas de ver la vida y no solo algunos ideales probablemente enmarcados por la cultura dominante. ¿Cómo concretar estas ideas dentro del aula? En primer lugar, es importante puntualizar una propuesta de integración, no solo en la parte étnica, sino centrada en la perspectiva del Ecuador como una sociedad de diversidad cultural. Es decir, debemos dejar de lado la idea equívoca de que si dentro de la clase no hay un indígena, no es necesario aplicar interculturalidad. En segundo lugar, como educadores debemos entender la disputa simbólica a raíz de la interacción cultural que se genera y responder a ella con diálogo, respeto e igualdad de condiciones.

En su lugar, evita este tema, con el fin de que la cultura dominante ejerza su poder hegemónico ¿Es esto a lo que atendemos al aceptar que dentro del aula convivan estudiantes de distintas culturas, pero enseñamos únicamente nuestra cosmovisión occidental del conocimiento? Probablemente sí, según Venegas, lo cual ha provocado la aculturación y homogenización de la educación.

Ahora bien, para aplicar estos principios, ¿es necesario enseñar identidad cultural dentro del aula de clase? Según Venegas, es imperante enseñar, pero más importante aún, se debe vivenciar la experiencia de compartir con distintas culturas. Es decir, el maestro tiene el rol de potenciar un aprendizaje intercultural de la vida, y

La interculturalidad crítica, por el contrario, propone la construcción de una sociedad de diversidades, en donde se problematiza la asimetría de dominación y poder que ejerce una cultura sobre otra.

Debemos dejar de lado la idea equívoca de que si dentro de la clase no hay un indígena no es necesario aplicar interculturalidad.

el estudiante debe ser capaz de discernir elementos simbólicos de su entorno, experimentar con libertad las distintas miradas de concebir la vida y descifrar qué cosas de la cultura integrará a sí mismo como parte de la construcción de su identidad. El educador debe crear oportunidades para integrar distintos elementos culturales y potenciar las oportunidades de elección. Solo así podremos formar seres humanos críticos, capaces no solo de tolerar el hecho de convivir con otras culturas, sino de entenderlas y volverlas parte de nuestra propia construcción humana. ¿Cómo lograrlo? Venegas nos enseña que este es un trabajo de todos los días, y que evidentemente es necesario un cambio de política al respecto. Él afirma que es necesario combinar la base del saber nacional con un currículo específico propio del contexto, pertinente y aplicable a todos. Podemos enseñar formas de pluralismo todos los días en cada momento. Por ejemplo, si usted se ve obligado a enseñar el método científico, hágase valer de los saberes ancestrales sobre la observación y la conexión con la naturaleza como formas de indagación. Si pretende crear un ambiente de cooperación y compañerismo, investigue acerca del sentido de comunidad propios de la cosmovisión andina. Y así muchos más si nos damos el trabajo de salir de nuestra zona de confort e investigar acerca de otras formas de ver la vida. El cambio está en querer ser mejor educador todos los días en cada momento.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

17


artículo

Diferente no es malo Por Eveling Egas (eveling.e.23@gmail.com)

L

a realidad educativa de nuestro país y del mundo en general es inherente a la diversidad. Las aulas escolares se convierten en mundos variados, pero sobre todo complejos. El ser humano se destaca por su capacidad de razonamiento y pensamiento sobre las demás especies. Esta capacidad eleva al ser humano a la complejidad del razonamiento. La genética, el razonamiento y el entorno donde nos desarrollamos han definido nuestra personalidad, dándonos características únicas e irrepetibles. La sociedad a través de los medios de comunicación ha generado los estereotipos o “estándares” que supuestamente se deben alcanzar para encajar en un estrato social, delimitado muchas veces por ideales inalcanzables. Los estudiantes están aún más expuestos a estas figuraciones efímeras, convirtiendo las escuelas en los lugares más propensos a la discriminación entre pares (Calonge, 2014). La diversidad pluricultural en nuestro territorio es muy variada y está estrechamente relacionada con las relaciones entre diversas poblaciones. El estudio de estos fenómenos sociales llevó la interculturalidad a la educación nacional. La escuela se convirtió en un laboratorio de homogeneización, alejando a muchos estudiantes de sus raíces y en muchos casos llegando a repudiarlas. Los Estados consideraron necesario que la escuela encausara procesos uniformadores, vendiendo la idea del mestizaje y aculturación de los

18

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

indígenas latinoamericanos. Sin embargo, cabe destacar que a finales del siglo XX nuestro continente ha luchado por una recuperación y visibilidad indígena. El proceso de concienciación internacional ha fomentado la reavivación y lucha por su identidad y equiparación ante los Estados (López, 2001). Ecuador no es la excepción y ha promulgado dentro de su Constitución, a través de la coordinación de los pueblos indígenas y afroecuatorianos, ser un Estado plurinacional, unitario, soberano, incluyente, equitativo y laico, garantizando así la diversidad en todos los ámbitos. La educación no es la excepción y en este marco legal se puede verificar que Ecuador garantiza una educación pluricultural respetando de forma integral las concepciones de las matrices de los pueblos indígenas. El paradigma de que la vida en armonía con las diferentes culturas no es posible está siendo vencido en el campo de acción de la educación, y la constitución garantiza una educación armónica en el marco de la diversidad. Las aulas de nuestro territorio nacional constan de una diversidad

Los docentes deben tener la capacidad de comprender que se enfrentan a una extensa variedad de personalidades y tener la convicción de que la diferencia de cada uno de ellos enriquece el proceso educativo.


no se reduce a la elaboración de un currículo educativo. Por el contrario, se amplifica hacia el universo de la persona y de las infinitas relaciones que se presentan en el diario vivir de los educandos. Y aunque se amplía más allá de una idiosincrasia o capacidad cognitiva, de forma irónica también se reduce al mero hecho de ser personas, y por ende de ser diferentes (Fernández, 2003).

que es inherente a nuestra historia y a todos los procesos de transculturización que conforman nuestro nacionalismo (Cortez, 2010). Con la modernidad y la globalización viene el concepto de una escuela abierta a la diversidad, que trae consigo un movimiento de integración universal. La educación ha dejado claro que en la actualidad la trasformación y la conservación son elementos inseparables en el proceso de resaltar la igualdad para los estudiantes. La educación es considerada como una fuerza transformadora que evidencia que el estudiante nunca va a ser el mismo después de ella. En la escuela el estudiante crea su nuevo grupo social, de donde obtiene vivencias y características que lo identificarán el resto de su vida (Vega, 2006).

esencial desde los primeros años de vida de todo ser humano. El proceso de globalización nos impone a ritmos vertiginosos el concepto de cambio, como una obligatoriedad para pertenecer y sentirse identificado con el entorno actual (Touraine, 1997). La educación debe mantener el respeto hacia la diversidad porque “diferente no es malo”. Las diferencias hacen que los estudiantes sean únicos e irrepetibles. La diversidad en el aula demanda el tratamiento de un currículo de forma transversal e incluyente, brindando y garantizando oportunidades a todos los menores de nuestro país.

Cabe recalcar que la diversidad cultural va más allá de pertenecer a un grupo o a otro. Según Edgar Morin (1999), “la ética debe formarse a partir de la conciencia de que el humano es al mismo tiempo individuo, parte de una sociedad, parte de una especie” (p.4). La escuela, por lo tanto, alberga la diversidad en su estado

Los docentes deben tener la capacidad de comprender que se enfrentan a una extensa variedad de personalidades y tener la convicción de que la diferencia de cada uno de ellos enriquece el proceso educativo. Si bien es cierto que la capacitación constante es fundamental, los docentes también deben gozar de una gran empatía que les permita sobrepasar el límite profesional hacia el personal, pero manteniendo un margen de respeto irrevocable.

La diversidad cultural va más allá de pertenecer a un grupo o a otro.

Los docentes del presente siglo se enfrentan a grandes desafíos educativos cuando se trata de diversidad, pues esta

Referencias Calonge, L. R. (2015). Interculturalidad en las aulas. Trabajo Fin de Grado. Universidad de Valladolid. Obtenido de: http://uvadoc.uva.es/ handle/10324/8090 Cortez, D. (2010). La construcción social del “Buen Vivir” (Sumak Kawsay) en Ecuador. Obtenido de: http://www.uasb.edu.ec/UserFiles/369/File/PDF/CentrodeReferencia/Temasdeanalisis2/ buenvivirysumakkawsay/articulos/Cortez.pdf Fernández, A. (2003). Educación inclusiva. Enseñar y aprender entre la diversidad. Revista digital Umbral 2000, 2-10. López, L. E. (2001). La cuestión de la interculturalidad y la educación latinoamericana. Obtenido de: http://www.schwartzman.org.br/ simon/delphi/pdf/lopes.pdf Morin, E. (1999). Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. París: UNESCO. Touraine, A. (1997). ¿Podremos vivir juntos? Iguales y diferentes. Madrid: PPC. Vega, A.D. (2006). Una escuela en y para la diversidad. Buenos Aires: Aique Grupo.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

19


recurso

La interculturalidad a partir de experiencias de aprendizaje en la educación preescolar Por Alexandra Herrera accherrera@udlanet.ec

L

a educación preescolar en Ecuador se ha caracterizado por la implementación de experiencias de aprendizaje. Por tal motivo es importante abordar desde temprana edad esta temática con los niños para desarrollar mentes críticas y ciudadanos del mundo. A continuación se presenta una serie de actividades de creación propia, basadas en el nivel evolutivo e interés de cada edad, y que se pueden realizar para fomentar el conocimiento e interacción de diversos pueblos ecuatorianos de algunas regiones del país (afroecuatorianos, quichuas, shuares), entre bebés menores de un año a niños menores de cinco años.

Bebés menores de un año: Creación de rimas y/o canciones sobre los pueblos de la Costa, Sierra y Oriente respectivamente, acompañadas de imágenes de cada región en cada frase: Mi país, el Ecuador Muchos pueblos tiene hoy ¿Y los afros dónde están?

20

Su tez morena, en la Costa hay ¿Y los quichuas dónde están? Con poncho y frío en la Sierra hay ¿Y los shuares dónde están? Con taparrabos en la selva están

Después, se puede introducir cada personaje del pueblo presentando, vistiendo y manipulando un muñeco por cada región. Niños de 1 a 3 años: Creación de personajes o entrega de láminas con el mapa del Ecuador y de los personajes afroecuatorianos, quichuas, shuares para ser pintados, con diverso material como témperas, colores o creación de témperas caseras. Se pueden elaborar dibujos de cada pueblo ecuatoriano, y posteriormente realizar una personificación personal de cada personaje que escojan los niños en una presentación al final de la unidad, a partir de la canción previa y de la descripción del muñeco vestido. Niños de 4 a 5 años: Dramatización de características básicas, semejanzas y di-

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

ferencias entre los diversos pueblos ecuatorianos (afroecuatorianos, quichuas, shuares) y creación con los propios niños de guiones y sus disfraces con material reciclado (papel crepé, lana y papel periódico). Realizar un círculo de encuentro retroalimentando la importancia de la interculturalidad mediante la canción anterior y con gestos, pero para completar frases sobre lo aprendido. Mi país, el Ecuador Muchos pueblos tiene hoy ¿Y los afros dónde están? Su tez __________, en la _______ hay ¿Y los quichuas dónde están? Con__________, y frío en la __________ hay ¿Y los shuares dónde están? Con ___________ en la _________están

De esta manera se promoverá el conocimiento de diversos pueblos de nuestro país previo a una instrucción formal de manera interactiva y significativa, pero relevante y práctica tanto para bebés como para niños menores de cinco años.


recurso

BellArte,

Arte por Bellavista Por Cristina Rivadeneira y Estefanía Almeida (cristyrn1@hotmail.com y estefania.almeidam@gmail.com)

L

a campaña BellArte, Arte por Bellavista, tiene como objetivo principal la reactivación de espacios públicos a través de talleres de arte comunitario. Así lo demostró el pasado domingo 22 de abril de 2018 en su Minga Artística realizada en el Mirador de Bellavista. Durante años el Mirador de Bellavista ha sido un ícono para el barrio gracias a su maravillosa vista a la ciudad de Quito. Algunos de los moradores aseguran que Bellavista lleva su nombre justamente gracias a la vista que tienen de la ciudad. Lamentablemente, el desarrollo desmesurado de la capital del Ecuador ha tenido un resultado negativo sobre este espacio en particular. En la actualidad, para todos quienes conforman Bellavista Alta resulta muy común encontrar el Mirador descuidado, con basura y, sobre todo, abandonado. Los vecinos recuerdan con nostalgia los mejores días de este lugar tan emblemático. En su afán de recuperar estos lugares, las alumnas de la Universidad San Francisco de Quito de la carrera de Comunicación Organizacional y Relaciones Públicas iniciaron una campaña llamada BellArte, Arte por Bellavista. El propósito de la campaña apunta a reactivar espacios públicos, como el Mirador de Bellavista, a través de talleres de Arte Comunitario que vinculan a la comunidad del barrio con sus espacios públicos.

Niños, jóvenes y adultos dejaron atrás las formalidades, cogieron un pincel, mezclaron las pinturas y empezaron con un trabajo artístico

Esta minga comenzó con un llamado a toda la comunidad del barrio, especialmente a las familias que se encontraban interesadas en compartir una mañana de arte, música y diversión.


Niños, jóvenes y adultos dejaron atrás las formalidades, cogieron un pincel, mezclaron las pinturas y empezaron con un trabajo artístico libre en las bancas y demás elementos que conforman el Mirador de Bellavista.

Desde el mes de enero, esta campaña se llevó a cabo mano a mano con Casa Somos Bellavista (del Municipio de Quito) y la Biblioteca Lupini (del Instituto IDEA), que han sido las sedes de la mayor parte de las actividades realizadas. Sin embargo, la campaña se desarrolló también en otros espacios del barrio de Bellavista Alta. Así se demostró el domingo 22 de abril gracias a la minga artística que hizo parte del conjunto de actividades de la campaña. Esta minga comenzó con un llamado a toda la comunidad del barrio, especialmente a las familias que se encontraban interesadas en compartir una mañana de arte, música y diversión. Con el apoyo de la Fundación Guayasamín se dio inicio a la minga aproximadamente a las 10 de la mañana. Niños, jóvenes y adultos dejaron atrás las formalidades, cogieron un pincel, mezclaron las pinturas y empezaron con un trabajo artístico libre en las bancas y demás elementos que conforman el Mirador de Bellavista. Gracias a Francisco Ulucuango, presidente del barrio, y a su equipo de sonido, esa mañana se convirtió en una verdadera fiesta, pues la música nos acompañó durante esta alegre e inolvidable jornada, a la que poco a poco se fueron sumando más personas, compartiendo así un momento único de diversión, arte y comunión.


artículo

Cuestionando lo incuestionable Por María Dolores Cobo (mdcobo@estud.usfq.edu.ec)

E

l conocimiento es el arma más poderosa que posee el ser humano. Si bien es cierto que mediante el conocimiento se han generado grandes proyectos, su implementación ha dado también pie a contextos egoístas y codiciosos. La creación de estereotipos y discriminación probablemente se ha alimentado del apetito de poder y egocentrismo de dichos contextos, dificultando así el respeto entre las diversas culturas. La interculturalidad trata de ofrecer un puente a esas diferencias. Pero, ¿qué es interculturalidad? Si se analiza el término desde su etimología, la palabra desde el latín se desglosa en dos: inter, que significa entre o en medio, y cultura, que según Monterín (1993) proviene de la palabra culto y denota cultivado. Por ende, se podría deducir que interculturalidad implicaría estar entre personas que han aprendido a comportarse de una manera específica y que han cultivado ciertas creencias y códigos de conducta propios. Con esta premisa –y mucha incertidumbre– me propuse indagar entre algunas personas de diversas nacionalidades, etnias y edades, sobre el significado de

interculturalidad, y cómo esta puede entenderse desde el punto de vista de la educación.

Mariana Maggio

Encargada de Programas Académicos de Microsoft para Latinoamérica, y directora de la Maestría y Carrera de especialización en Tecnología Educativa de la Universidad de Buenos Aires. “Es un momento interesantísimo, que finalmente la interculturalidad esté en la agenda. Hay políticas que alientan el trabajo intercultural en la educación y hay docentes que se han hecho cargo de esto. Docentes que empezaron no solamente a incluir, que eso es la base, sino que empezaron a hacerlo desde un lugar de reconocimiento, de entender que el otro es distinto; y eso tiene que ver con la historia, con la trayectoria, con la familia, con

Hay que dejar de ver la escuela como un lugar de repetición, más bien como un lugar de creación, de diálogo multicultural, y apuntar a la recreación de lo mejor de nuestras historias.

todo lo que implican las migraciones. El aula contemporánea no es solamente un aula diversa, tiene que ser un aula de encuentro y de diálogo. Un proyecto donde los docentes se proponen justamente el encuentro, el diálogo intercultural, donde hay estudiantes diversos que se comunican desde cualquier lugar del mundo, que no tienen nada que ver, para hablar de quienes son, de sus historias. Gimeno Sacristán dijo que las redes son el lugar donde nosotros vamos a ser parte de una cultura global, pero el desafío es que nosotros la construyamos con la participación desde lo local. Los pueblos originarios ahí tiene una posibilidad enorme, no solamente de transmitir su cultura de generación en generación a través de relatos y costumbres, sino de hacerlo globalmente. Sería tremendo que la globalización y las tecnologías que expanden la globalización y la sostienen borraran las diferencias. Al contrario, yo creo que se debe trabajar para mejorar las expresiones, que las culturas locales tengan su lugar en la red. Nosotros deberíamos estar creando museos virtuales que enseñen material que recupere creencias tradicionales y pro-

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

23


La escuela debe potenciar, generar y engrandecer el cariño que cada ser le tiene a su contexto.

pias. Se debe enseñar a documentar, enseñar a hacer material multimedia. Esto no es ajeno a los contenidos curriculares. Hay que dejar de ver la escuela como un lugar de repetición, más bien como un lugar de creación, de diálogo multicultural, y apuntar a la recreación de lo mejor de nuestras historias.”

Ernesto Kahan

Embajador de la paz, poeta, y exprofesor en la Universidad de Tel Aviv-Israel “El mundo en este momento es un mundo globalizado, donde todos nos vestimos igual, comemos lo mismo, vemos las mismas películas, leemos los mismos libros, vemos los mismo canales de televisión, estamos hablando igual. Pero lo que no está globalizado es el amor, ni la cultura, ni la tolerancia universal; entonces es importante que pensemos que va a empezar a existir un acuerdo entre las naciones, en el que se tendrán que poner en la mesa las necesidades de cada grupo, y también las posibilidades a las que cada uno renuncia. Porque en nuestro mundo hay distintos intereses, y unos se aprovechan y otros sufren de esos intereses. Va a ser necesario, si queremos salvar el mundo, que haya un tipo de acuerdo ar-

24

mónico. Después vendrá otra generación que va a estar educada en ese mundo del interculturalismo, en ese estado de paz, en ese estado de convivencia económica sin explotación. Eso va a ser una nueva generación. Va a ser una generación con distintos pensamientos y lenguaje. Yo no lo voy a ver, pero mi conciencia me obliga a que día a día, hora a hora, segundo a segundo, yo siga luchando por esto.”

Luis Paucar

Vicerrector de la Unidad Educativa del Milenio Quisapincha “La interculturalidad es la convivencia armónica entre dos o más culturas, con igualdad de deberes y derechos en el marco del diálogo, en condiciones de respeto, legitimidad, simetría, equidad e igualdad, constituido actualmente como un proyecto social, ético, de saberes y conocimientos, con el propósito de cambiar la sociedad actual para superar la desigualdad, la interiorización, el racismo y

La interculturalidad es algo poderoso y rico, que si se logra incluir en la educación, se lograría un Ecuador de mayor comprensión y diálogo, un Ecuador más desarrollado.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

la discriminación de los pueblos y nacionalidades indígenas. El avance tecnológico, la industrialización, la globalización y el capitalismo han influido notablemente en la niñez y juventud de las comunidades indígenas, provocando una profunda aculturación. Como consecuencia del racismo y de la desigualdad de la sociedad, la juventud ha tomado como alternativa para evitar todo este maltrato y ‘encontrar oportunidades de mejorar las condiciones de vida’, de dejar todo rasgo indígena comunitario para adoptar las costumbres y vivencias citadinas. Ante todo este acontecimiento, es importante la Educación Intercultural Bilingüe para mantener el idioma, las costumbres y los saberes ancestrales, y para mantener un proceso pedagógico armónico en los dos idiomas (kichwa y castellano) con docentes que conocen la realidad del entorno. Los beneficios de una educación intercultural son algunos: preparar a los estudiantes en diferentes conocimientos y prácticas para la vida; incorporar a la educación los conocimientos y características de cada cultura del Ecuador y de otras culturas del mundo; utilizar las len-


guas de las nacionalidades como medio de comunicación oral y escrito en todas las áreas del conocimiento: el castellano y otras lenguas y lenguajes para la relación intercultural. Asimismo, tiene sus desventajas: los líderes se han aprovechado del tema para acaparar el poder, utilizándolo como un espacio para generar proselitismo político; se mantiene latente el resentimiento producto de la colonización; en muchos aspectos el extremismo es muy marcado, lo que dificulta el desarrollo y acceso al conocimiento de otras culturas.”

Mike Arce

Estudiante de la carrera de Educación en la USFQ “Para mí, la interculturalidad es la interacción entre diversos grupos sociales o etnias. El beneficio de este intercambio cultural es que, en primer lugar, ayuda a combatir estereotipos, porque los alumnos conocen y conviven con personas de diferentes culturas. Además respetan y valoran las otras culturas y no las ven solo como algo folclórico, como comúnmente se ha asociado a la interculturalidad”

Las opiniones de estas personas de diversos contexto me llevan a engrandecer mi pensamiento con respecto a la interculturalidad. Partiendo desde el entendimiento de que cada una de las culturas existentes tiene aspectos únicos y diversos, es imposible limar las diferencias; sin embargo, sí es posible que estas diferencias hagan a un país y a una clase más rica y diversa. Por lo tanto, es hora de buscar una solución para que haya oportunidad para todos, cada uno viviendo en autenticidad, con mutuo respeto y tolerancia. Pero, sobre todo, equidad para que todos tengan la posibilidad de educarse y superarse bajo las desemejantes perspectivas. El paternalismo, que es visto en la actualidad como una posible solución para eliminar la interculturalidad, no funciona. Olivé (1999) mencionaba su desacuerdo con respecto al tema, ya que el paternalismo cumple una función de caridad. Este sigue segregando diferencias, sesgando a las etnias y expandiendo el resentimiento social. Genera envidia, odio y descontento, ya que coloca en una

competencia de culturas de quién gana y es más, pero no las empodera. He ahí la primera solución, el empoderar a las culturas para que ellas mismas sobresalgan por sus propios medios. Cada una está en el deber de generar y conseguir el respeto de las demás culturas, haciéndose valer por lo que son y por lo que valen. Considero una utopía maravillosa lo que menciona Ernesto Kahan en la entrevista. Qué prodigio sería que aquellos poderosos establecieran y colaboraran con aquellos que velan por una equidad. Algo parecido señala Walsh (2009) sobre tener una sociedad horizontal y sin jerarquías, pero esto termina siempre siendo un espejismo. Como se mencionó al comienzo, el humano nunca dejará a un lado la sed de poder; además, se necesita a alguien que organice a todos. Pero se podría buscar la mediación. El diálogo con aquellos que se sienten discriminados es necesario para observar y ver qué plan de acción se podría implementar, que haga que ellos se empoderen del cambio.

El empoderamiento y la autoestima elevada de cada persona es suficiente para que cada cual pueda marcar un paso hacia la eliminación de la discriminación, de los estereotipos y sobre todo del resentimiento social.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

25


Una encuesta de opinión

Bajo mi perspectiva, se podría decir que la interculturalidad es la relación y la convivencia armónica que existe entre una o más culturas en un mismo lugar, respetadas y toleradas por sus diferencias. Sin embargo, es triste reconocer que aún en el siglo XXI este concepto sigue siendo muy abstracto. ¿Pero, por qué? Con la finalidad de conocer con más profundidad cómo se entiende este tema en Ecuador, me propuse realizar una encuesta que tuviera un matiz discriminatorio y sesgado. Fue gratificante recibir quejas de diversas personas expresando su desacuerdo sobre el planteamiento de las preguntas. Uno de los participantes mencionó que la raza no tenía nada que ver con lo competente que pudiera llegar a ser una persona. Otro expresó que “por experiencia personal, yo le puedo confiar cualquier trabajo a las personas según sus capacidades y no por su ‘descendencia’”. Los resultados de la encuesta me llevan a pensar que, después de toda una historia en la que ha preponderado la separación de etnias, se puede ver un cambio; o por lo menos, que la gente está percibiendo los sesgos como algo negativo.

Implicaciones para la educación

Los estereotipos, las discriminaciones y los sesgos siguen lamentablemente siendo presentes. Por ende, la interculturalidad es una gran responsabilidad para las sociedades y los Estados, por lo que habría que emprender cambios desde la escuela para alcanzar una sociedad más tolerante con las diferencias, como apunta Ernesto Kahan en la entrevista. Cada profesor debe analizar esta situación y generar empoderamiento en cada

26

uno de sus alumnos para que valgan por quienes son, mas no por su color o etnia. Buscar una solución es complejo. Las escuelas podrían empezar a dar apertura o becas a grupos minoritarios hasta que exista este acercamiento entre culturas, pero se cae en el paternalismo mencionado por Olivé (1999). Podría ser un camino siempre y cuando esto sea propiamente ganado. Una vía alterna podría ser lo comentado por Mariana Maggio en la entrevista, quien hablaba de una educación en la que se fomente el entendimiento de cada cultura por sus diversas tradiciones. Esto, junto a proyectos de vinculación, en los que una cultura tuviera acercamiento a otra para generar diálogo a fin de acabar con juicios de valor negativos marcados por estereotipos y la historia, y generar empatía y entendimiento entre ellas. Sin embargo, existe un problema con respecto a estas soluciones. Luis Paucar en la entrevista acota que el conocimiento del mundo externo tienta a las personas a seguir ciertas costumbres de comunidades que consideran “superiores”. Sin embargo, cada persona está en el derecho de poder elegir cómo y qué quiere en su vida. Esto es una pena, pero se podría evitar empoderando a las culturas. La escuela debe potenciar, generar y engrandecer el cariño que cada ser le tiene a su contexto; y después, bajo este cariño, demostrar en realidad por qué su cultura es tan importante como es. Mariana Maggio agrega que los museos virtuales serían una posible solución al reconocimiento de cada cultura a nivel global. La tecnología debe ser utilizada como una herramienta, mas no como un inhibidor de posibilidades.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

Ecuador es uno de los países más ricos por su variedad de culturas. No solo son culturas indígenas, también las hay mestizas, afrodescendientes, montubias, mulatas, blancas. Al ser tan diversos, la discriminación solo aleja a la sociedad de la paz y la armonía. La interculturalidad es algo poderoso y rico, que si se logra incluir en la educación, se lograría un Ecuador de mayor comprensión y diálogo, un Ecuador más desarrollado. Profesores: no generemos robots, personas sin pensamiento crítico, sin capacidad de resolver problemas por sí mismos y sin autoestima que les permita desenvolverse. Busquemos mejor formar ciudadanos empáticos, desarrollados, expresivos, creativos y, sobre todo, dueños de su propio futuro. Si su autoestima y su valía se elevan, lo harán a pesar de su cultura, nacionalidad o etnia. El empoderamiento y la autoestima elevada de cada persona es suficiente para que cada cual pueda marcar un paso hacia la eliminación de la discriminación, de los estereotipos y sobre todo de ese resentimiento social que se ha fomentado a lo largo de la vida. Como menciona Hobson (2014), dejemos de ser ciegos al color, y empecemos a ser valientes frente al color.

Referencias Hobson, M. (2014). Color blind or color brave. [video de TedTalk]. Recuperado de https://www.ted.com/talks/ mellody_hobson_color_blind_or_ color_brave#t-827679 Monterín, J. (1993). La filosofía de la cultura. Madrid: Alianza Editorial. Olivé, L. (1999). Multiculturalismo y pluralismo. México: Paidós. Walsh, C. (2009). Educación crítica y educación intercultural. México: Siglo Veintiuno.


El Viaje de la Emprendedora

¿En qué se relaciona el emprendimiento con la escasez de agua, la producción de plástico o comer una menestra con carne en un patio de comidas? Tal vez en nada. O tal vez sea verdad que vivimos en un planeta de recursos limitados y donde todo está interconectado.

La vida útil de este recipiente para contener comida será de unos pocos minutos, ¿diez quizá? Que es lo que más o menos toma comer un almuerzo de arroz, menestra y carne. Luego, ese recipiente será desechado y transportado por el carro de la basura hasta un relleno sanitario donde permanecerá por miles de años. Esto, si tiene suerte, si no terminará arrojado en alguna quebrada o llegará a través de los ríos al fondo del océano. Ese recipiente le cuesta a los restaurantes dos centavos de dólar, me dice Andrea Garzón. “¡Dos centavos!” Alguien no está pagando la cuenta completa.

Hace pocos días, unos científicos encontraron unas bolsas de plástico a 11 km del fondo del Océano Pacífico, en uno de los sitios más inaccesibles del planeta (Warren, 2018). Un científico de National Geographic dijo sentirse avergonzado por este descubrimiento: es una vergüenza para la humanidad. Andrea estudió manejo de recursos naturales, hizo una maestría en maEn otro punto de la Tierra, en Sudáfri- nejo de bosques en Alemania y tiene ca, se ha declarado una emergencia experiencia en trabajo con organismos por la escasez de agua dulce en Ciu- multilaterales en proyectos de manedad del Cabo; una escasez que obliga jo medioambiental, cambo climático y a las personas a consumir un máximo bosques. de 25 litros de agua al día, el equivalente a una ducha de dos minutos En septiembre de 2017 decidió salir (20 lt) y el resto de agua para beber y del mundo de las multilaterales e inició cocinar (Soler, 2018). Huella Verde, un ecoemprendimiento que provee el servicio de uso de vaSe estima que para producir un reci- jilla reutilizable en los restaurantes de piente de plástico desechable, de un los patios de comida. Su objetivo es tamaño que puede contener un litro de reducir el uso masivo de materiales agua, se utilizan tres litros de agua. desechables, como el plástico y el poliestireno, lavando platos.

“¿Sabías que un set de vajilla desechable está hecho con petróleo? ¿Sabías que hay países donde no se permite usar ningún tipo de plásticos de vajillas desechables con alimentos porque son perjudiciales para la salud? La mayoría de las personas no tiene idea de esto.”

Por Andrés Proaño (aproano@usfq.edu.ec)

El Viaje del Emprendedor se inspira en el monomito de El Viaje del Héroe, de Joseph Campbell, en el que se plasman historias que buscan visibilizar heroínas y héroes modernos que han iniciado sus aventuras buscando un tesoro para transformar la comunidad y el mundo.

Andrea considera que si hacemos un análisis completo de los costos incurridos en el proceso del uso de desechables, un análisis que incluyera el agua utilizada en la extracción del petróleo, la energía para producir estos plásticos y transportarlos, y sobre todo el valor del basurero que estamos generando en todo el planeta, descubriremos que EMASEO nos está cobrando una factura barata por llevarse nuestra basura: “En un patio de comidas pequeño estamos lavando alrededor de 800 sets de vajilla diarios. Si calculamos el agua que se utiliza para producir esa cantidad de desechables, te darás cuenta de que un desechable puede llegar a necesitar hasta 10 veces más de agua en ese proceso. Y eso únicamente con el agua”.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

27


blema. Confiesa que en sus trabajos anteriores como consultora no podía atribuirse el haber evitado la tala de un árbol. Hoy, con Huella Verde, sabe que, a pesar de las dificultades que ha ido encontrando, desde el primer día de funcionamiento se ha evitado que muchísimo plástico llegara al relleno sanitario. Andrea llegó a la conclusión de que la mejor opción era hacer lo que se ha hecho siempre: lavar los platos. “Cuando hablamos de emprendimiento siempre pensamos en desarrollar nuevos productos; creo que nos falta volver a ver los huecos de cosas que no se están haciendo bien.”

o menos suficiente basura para llenar el estadio olímpico Atahualpa (Díaz, 2018). Un estadio lleno cada día.

“Creo que Huella Verde puede lograr que se contagie esta buena práctica de prevención. Regresar a maneras más simples y hasta sabrosas de hacer las cosas: no tiene nada que ver Huella Verde está en una fase tempra- comerse un plato de menestra sobre na y es un modelo que requiere del poliestireno expandido que hacerlo en compromiso de varios actores: centros un plato de cerámica con cubiertos comerciales, restaurantes, trabajado- metálicos.” Añade Andrea. res, clientes. Su emprendimiento viene funcionando ya hace dos años, con Ha sido una etapa de errores y aprencuatro personas que trabajan a tiempo dizajes; la logística del modelo ha presentado algunas dificultades, pues decompleto. pende de varios factores, y sobre todo Andrea ha tocado muchas puertas y de la voluntad de las personas que trasigue creyendo que todos podemos bajan recogiendo la vajilla y lavándola. revertir la huella de plástico y desinterés sobre nuestra basura. La primera Imagen recuperada desde elcomercio. puerta que se le abrió es la del centro com (Díaz, 2018) comercial Paseo San Francisco, donde cinco de siete restaurantes decidieron Huella Verde busca un beneficio social probar sus servicios, varios del grupo y ambiental. Su vajilla es más saludable y está lavando en promedio 1300 KFC. sets de vajilla y cubiertos al día. La Los resultados han sido excelentes: palabra economía viene de “casa”, me clientes más satisfechos, menos traba- dice Andrea, nuestra economía no dejo y espacio para almacenar y trans- bería enfocarse solo en el dinero sino portar desechables. Pero sobre todo en cómo mantenemos nuestra casa. la disminución de 6 metros cúbicos de basura plástica por día. Y esto solo Andrea está convencida de que no en un patio de comidas pequeño. Se puede esperar a que los demás haestima que en Quito se desperdician gamos algo respecto a la basura que 240 metros cúbicos de plástico por día desechamos, que el Estado regule con que sale de los patios de comida de impuestos el uso de plástico o que los centros comerciales. Esto es más alguna ONG se haga cargo del pro-

28

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

¿El próximo paso? Huella Verde ya está negociando con los patios de comidas de centros comerciales más grandes, y mientras Andrea continúa expandiendo su ecoemprendimiento, cada uno de nosotros puede decir: “¿Desechables? No muchas gracias.” Imágenes recuperadas del sitio http:// www.huellaverde.com.ec

Referencias Díaz, V. (23 de abril de 2018). Una alternativa para los plásticos desechables en los patios de comida. Diario El Comercio. Descargado de: http://www.elcomercio.com/afull/plasticocentroscomerciales-patiosdecomida-quito-lacalle.html Soler, D. (12 de febrero de 2018). Ciudad del Cabo, la agonía de quedarse sin agua. Planeta Futuro. Diario El País. Descargado de: https://elpais. com/elpais/2018/02/09/ p l a n e t a _ f u t u ro/1518177674_391436. html Warren, M. (15 de mayo de 2018). Plastic debris found in the deepest part of the ocean. Science. Descargado de: http://www.sciencemag.org/news/2018/05/ plastic-debris-found-deepestpart-ocean


testimonio

Interculturalidad sí es posible Por Rocío Palacios (rociopalacios-n@hotmail.com)

M

uy temprano en la mañana ante el resonar del timbre, los estudiantes ingresan apurados, corren, caminan apresurando el paso, llegan en buses, en transporte escolar, o bajan de una hilera interminable de automóviles. Todos vienen guapos y bien uniformados, llevan el suéter azul, característico del uniforme escolar; pero en ese torbellino sobresale una figura.

diversos, cada uno con sus particularidades, con sus creencias, sus valores, su condición económica, su origen y color de piel, todos formando parte de este mundo globalizado y conectado. Esta interacción también ha permitido la aparición de palabras nuevas que nacen de la mezcla de idiomas, hábitos de vida modificados y cambios en la forma de vestir, de comportarnos y de actuar.

El viento hace agitar y levantar un poncho. Usa un pantalón blanco, se dirige al aula rompiendo la monotonía del uniforme, saluda a sus compañeros y a su maestro, quien se predispone a dictar la lección del día. La clase transcurre sin dificultad, todos trabajan entre risas, juegos y chistes. Otra vez el resonar del timbre, todos se alborotan y se escucha decir: “Good bye teacher, ya es recreo, hoy no voy al lunch porque yo sí traje mi kukawi”. Todos entienden a pesar de la mezcla de idiomas. Esto es interculturalidad.

Las instituciones educativas, al ser pequeñas sociedades, permiten evidenciar la interrelación cultural. Los estudiantes provienen de diferentes estratos económicos y sociales, son en la mayoría mestizos, y a ellos se han sumado un alto número de extranjeros que se han adaptado a nuestras costumbres.

Al término de interculturalidad se lo define como el intercambio de culturas, y es así como vive la sociedad actual. Somos

Asimismo, en los últimos años se ha notado una gran participación de grupos indígenas que, muy orgullosos de sus tradiciones y costumbres, mantienen sus vestimentas. El aula se convierte en un lugar diverso. Es labor del maestro hacer que las parti-

cularidades sean entendidas y respetadas. En el aula no hay diferencias. Los niños y jóvenes de hoy en día aceptan las diversidades; no discriminan, son compañeros, comparten. Atrás van quedando esos antiguos prejuicios de generaciones anteriores. Los estudiantes deben ser tratados por igual por el maestro y por sus compañeros. El maestro debe enseñar respeto y tolerancia hacia los demás y a su forma de vida. Las instituciones educativas son además lugares de inclusión, pues coexisten personas con otras diferencias, necesidades educativas o físicas especiales. Los estudiantes de las nuevas generaciones lo aceptan con naturalidad, el maestro aprende y enseña a aceptar las diferencias de los demás. El maestro debe capacitarse en la forma de atender las particularidades de sus estudiantes y saber llegar a cada uno. La labor educativa, por lo tanto, es una de las profesiones que mayores satisfacciones deja, por esa comunicación que se establece con los estudiantes. La preparación debe ser continua a fin de poder avanzar a la par de la modernidad y de los nuevos retos que se presentan. Las comunicaciones han acortado distancias y muestran nuevas formas de pensar. Qué bueno que dentro de la agitada realidad del mundo moderno el ser humano entienda que somos diferentes.

“Good bye teacher, ya es recreo, hoy no voy al lunch porque yo sí traje mi kukawi”.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

29


artículo

El racismo

privilegiado en las aulas Por Andrés Emilio Jerez (aejerez@estud.usfq.edu.ec) Dentro del sistema educativo la discriminación ha desempeñado un papel muy perjudicial para el aprendizaje del alumno, en especial hacia aquellos que provienen de grupos minoritarios, o los “otros”. El Grupo Inter define el racismo como un comportamiento social, que divide a las personas en grupos, con base en diferencias reales o imaginarias, asociadas a comportamientos, con el fin de justificar una jerarquía entre los grupos donde supuestamente unos son mejores que otros (Grupo Inter, citado en Hernández, 2012).

Empecemos por los estereotipos. Según Aguado y Mata (2017), juzgar a los estudiantes con base en los estereotipos del grupo es perjudicial, ya que influirán en las expectativas que se tiene sobre los alumnos con respecto a su desempeño escolar y su futuro. El grupo dominante, según De la Torre (1997), crea estereotipos de las personas que pertenecen a los grupos minoritarios, más aún si son de un grupo étnico, etiquetándolas como personas con discapacidad intelectual inferior en comparación al grupo mayoritario.

Por lo tanto, según Hernández (2012), el racismo privilegiado en el aula está vinculado a la discriminación que reciben los alumnos de grupos minoritarios, mediante una relación desigual. El racismo privilegiado en las aulas se origina a partir de los estereotipos, de los privilegios y de la etnicidad.

Según el trabajo de campo realizado por Aguado y Mata (2017), un estudiante

30

El racismo privilegiado en las aulas se origina a partir de los estereotipos, de los privilegios y de la etnicidad.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

al que los profesores habían etiquetado como “perdido” estaba repitiendo el curso, y en su primera evaluación ya había suspendido algunas asignaturas. Por consiguiente, los profesores lo habían catalogado como “mal alumno” con una imagen muy fuerte sobre él. A pesar de que posteriormente el alumno se esforzó, hizo las tareas y participó en clases, se sentía invisible para los profesores. El alumno estaba seguro de que no aprobaría el curso debido a su imagen negativa construida por sus profesores e influenciada por la imagen estereotipada del alumno repetidor. En cuanto a los privilegios, ocurre cuando alguien actúa con ventaja frente a otro, y en vez de reconocer esa ventaja termina asumiéndola como algo normal, resaltando, por el contrario, las desventajas de la víctima. En esta situación, la persona pri-


vilegiada culpa a la víctima por su falta de dinero, de educación, entre otros, minimizando así su aparente ventaja. Los privilegios también funcionan en otro sentido. Por ejemplo, aun cuando los hijos de grupos étnicos con poder adquisitivo entran al sistema educativo, los grupos dominantes los seguirán discriminando, ya que verán su estatus social afectado y amenazado (De la Torre, 1997). Así, tener un título universitario se convierte en un privilegio, el cual no está al alcance de todos. El privilegio se convierte en algo normal al asumir que tener un título universitario es lo normal y que las personas que no lo tienen es porque no se han esforzado por alcanzarlo (Aguado & Mata, 2017). Por lo tanto, el racismo privilegiado surge cuando se construye una ilusión de que todos tenemos las mismas oportunidades y posibilidades cuando nos enfrentamos a la misma situación, sin tomar en cuenta las ventajas de partida, los privilegios heredados. Por lo tanto, otra de las causas de la discriminación en las aulas son los privilegios con los que los grupos dominantes toman ventaja en comparación a los grupos minoritarios. Por último, la etnicidad de los estudiantes, que es otro factor que promueve el racismo privilegiado. Los alumnos con identidad étnica, ya sean afrodescendien-

El racismo privilegiado surge cuando se construye una ilusión de que todos tenemos las mismas oportunidades y posibilidades, sin tomar en cuenta las ventajas de partida, los privilegios heredados.

tes, indígenas u otros, serían víctimas del grupo dominante, en el caso de Ecuador los blanco-mestizos según Hollenstein (2009). Esto llevaría a que se susciten problemas interétnicos entre los estudiantes debido a la ausencia de un ambiente multicultural. Por otra parte, Hollenstein (2009) también señala que, dado que la educación juega un rol importante para el ascenso social, los padres de familia hacen uso del capital social y del intercambio de favores con personas que tienen poder administrativo y que pertenecen al grupo dominante. Por lo tanto, los grupos étnicos, al ser minoría, no cuentan con relaciones de capital social, por lo que caen en desventaja ante el racismo privilegiado. Para poder garantizar las buenas relaciones entre los estudiantes étnicos y sus profesores, las víctimas hacen uso del paternalismo, una forma de práctica colonial. Esto incluye el intercambio de favores, regalos u otros, con el fin de evitar o minimizar actos de discriminación dentro del aula por parte de los profesores. En conclusión, el racismo privilegiado es un problema dentro del sistema educativo. Se alimenta de los estereotipos, de los privilegios y de la etnicidad. Los estereotipos se propagan entre los educadores hacia sus alumnos al generalizar y

estigmatizar a los alumnos pertenecientes a grupos minoritarios. Los privilegios marcan la diferencia en un espacio donde no se consideran las desventajas y carencias con las que tienen que lidiar los grupos minoritarios para competir con el grupo dominante y mayoritario. Finalmente, la etnicidad, que hace que los estudiantes pertenecientes a grupos étnicos minoritarios tengan conflictos interétnicos con los alumnos pertenecientes al grupo dominante.

Referencias Aguado Odina, M.T. & Mata Benito, P. (2017). Educación Intercultural. Madrid, España: UNED. De la Torre, C. (agosto-octubre 1997). Rituales racistas en las escuelas: la letra con sangre entra. Revista Iconos, 3, 131-175. Descargado de: http://repositorio.flacsoandes. edu.ec/handle/10469/1296#. WuuUgsi22EI Hernández, C. (2012). Racismo y educación. De la invisibilidad a la evidencia. Madrid, España: Editorial Complutense, S.A. Hollenstein, P. (2009). La reproducción de la dominación racial: las experiencias de una familia en Quito. Quito, Ecuador: Ediciones Abya-Yala.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

31


reportaje

Día internacional de las niñas en las TIC Por Redacción IDEA (idea@usfq.edu.ec)

E

l día 26 de abril del presente año en el auditorio de la Universidad de las Américas se llevó a cabo la celebración del Día Internacional de la Niñas en las TIC. Este evento se festejó a nivel mundial, y varias entidades académicas y públicas en todo mundo reunieron a personajes relacionados con el tema, a fin de crear conciencia sobre la importancia de la participación de las niñas en las TIC. Al evento celebrado en la ciudad de Quito se reunieron varios perfiles de invitadas que compartieron su perspectiva en torno a esta temática. De igual forma, se enfatizó el aporte que el MINTEL ofrece por medio de los 854 Infocentros Comunitarios a los ciudadanos de los sectores rurales y urbanos marginales del país, con cursos y capacitaciones en TIC, de manera gratuita, con el objetivo de eliminar la brecha digital. También se destacó que en el último año más de 1.500.000 mujeres visitaron es-

32

tos espacios tecnológicos, y 66 mil se capacitaron en temáticas TIC. En el acto, además del Ministro León, participaron el Ing. Tomás Villón, decano de la Facultad de Ciencias Aplicadas de la Universidad de las Américas y autoridades de entidades adscritas y relacionadas con el MINTEL, quienes se dirigieron a niñas y jóvenes estudiantes de cuatro instituciones educativas de Quito: Spellman Femenino, Cardenal de la Torre, Colegio 24 de Mayo y Sebastián de Benalcázar La directora del Instituto de Enseñanza y Aprendizaje de la Universidad San Francisco de Quito, Claudia Tobar, participó como ponente, e invitó y alentó en su exposición a las niñas y jóvenes a adentrarse en el mundo de las TIC, así como a sentirse orgullosas de ser mujeres, con muchas capacidades y oportunidades para crear e innovar a través de una profesión en el sector de las telecomunicaciones.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

La conclusión fue muy alentadora: las condiciones sociales y culturales para las niñas ha mejorado, y tanto la política pública como las mentalidades favorecen la igualdad de oportunidades. Cabe reconocer que todavía queda mucho camino por recorrer: “No queremos jugar en una competencia en donde la mujeres pretenden ser hombres”, dijo Claudia Tobar, ponente invitada. El mensaje fue: “Hoy más que nunca debemos ser más mujeres que nunca, aprovechando de nuestras características y apoyándonos en hombres que creen y valoran la igualdad; solo así viviremos en equidad”, concluyó Tobar. Como parte de este acto especial se desarrolló una feria tecnológica, donde las niñas y jóvenes, de manera lúdica, interactuaron con la tecnología.


testimonio

Interculturalidad con interacción Por Samantha Paz y Miño (samantha.19ago@gmail.com)

Estimados colegas docentes: En esta oportunidad quiero compartir con ustedes la importancia de trabajar la interculturalidad en nuestra praxis educativa a través de experiencias personales con mis discentes, con las que intento alcanzar una verdadera experiencia de aprendizaje. Esta afirmación se basa en que la misma normativa ecuatoriana en la LOEI (2011) propone una educación intercultural caracterizada por el respeto, recreación de diferentes nacionalidades, unidad en la diversidad, diálogo intercultural e intracultural y valoración de las diferentes culturas, en consonancia con los derechos humanos. La articulación entre normativa y praxis permiten una educación intercultural basada en el respeto y tolerancia hacia la diversidad. Hoy en día es tarea de toda la comunidad educativa formar parte y promover una educación intercultural como lo menciona Cynthia Pech: “no existe intercultura-

lidad sin interacción” (2014, p. 7). Esta interacción consciente da la apertura a un diálogo que promueve el aprendizaje. En mis casi doce años como maestra de inglés varias han sido las experiencias que he compartido con mis estudiantes, las cuales quiero exponer a continuación en mi testimonio personal de vida como docente. Me inicié formalmente como docente en la Unidad Educativa Gosta Olander. Ahí asistían tres hermanos que pertenecían al pueblo Shuar. Los niños eran tímidos y algo nerviosos, ya que en la búsqueda de un mejor futuro sus padres llegaron a la

Henry me sorprendía cada día con su capacidad de retención de vocabulario, respondía inmediatamente cualquier pregunta y era quien se ganaba esas caritas felices a lo largo de la hora de inglés.

gran ciudad. Al inicio les daba vergüenza mostrar su cultura en actos de la institución, especialmente al mayor que se llamaba Henry. A él no le gustaba ponerse su traje para ir a las clases. Tenía inconvenientes de aprendizaje, pero en la asignatura de inglés que yo impartía era el mejor. Henry me sorprendía cada día con su capacidad de retención de vocabulario, respondía inmediatamente cualquier pregunta y era quien se ganaba esas caritas felices a lo largo de la hora de inglés. Con el tiempo, esa motivación constante a nivel emocional y académica que se le brindó por parte de todos los maestros, así como por el apoyo fundamental de la dirección, hicieron que aceptara su identidad y promoviera su cultura con orgullo. De ahí en adelante, en cada evento de la institución como fiestas de Quito, desfiles, Navidad, siempre los tres hermanos, Henry, Janeth y Marllori lucían su traje típico, y lo más hermoso era la admiración

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

33


que mostraban todos los niños, docentes, administrativos, personal de apoyo y padres de familia al verlos con su traje de la comunidad Shuar. El padre de estos tres hermanos solía también acompañar en la mesa principal a las autoridades, donde lucía con pleno orgullo su traje típico. Recuerdo que Henry y Janeth nos contaban que en época de vacaciones cuando iban a su comunidad, hablaban con los niños sobre cómo las personas a su valoran su cultura y el orgullo que deben sentir al pertenecer al pueblo Shuar. Además, era él quien les motivaba a que aprendieran inglés. Gratos recuerdos al pensar que simples palabras como “tú puedes”, “eres el mejor”, “valora tu cultura” pueden cambiar vidas y ante todo fomentar el orgullo de la riqueza que significa pertenecer a una cultura ancestral. En la actualidad trabajo como docente de la asignatura de inglés con niños y adolescentes. A través de esta clase imparto a mis estudiantes la riqueza de nuestra cultura en temas como touristic places (lugares turísticos), donde hablamos de las regiones del Ecuador y los hermosos lugares que tiene nuestro país. Además, este tema lo articulamos con los trajes típicos, donde los estudiantes describen cómo se visten en cada región, promoviendo así ese sentido de pertenencia a la vasta riqueza de la cultura de nuestro país y reconociendo que somos diversos y que todos podemos convivir en armonía. De esta manera he querido compartir, queridos docentes, una de tantas experiencias sobre cómo promover la interculturalidad desde nuestros propios espacios educativos.

Referencia Pech, C. (2014). Introducción: Mirar la interculturalidad de otras maneras, una reflexión necesaria. En Interculturalidad: miradas críticas, C. Pech Salvador y M. Rizo García (Coord.), pp. 7-10. Bellaterra, España: Universidad de Barcelona.

34

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)


Biblioteca Comunitaria Por Helen Cabrera

Un rincón con las ventanas bien abiertas a los sueños Nuestras sociedades a menudo se mueven tan rápido, que ni ofrecen tiempo ni dejan espacio para la reflexión, la lectura, incluso ni para expresar nuestros propios sentimientos. No ocurre así en Lupini. ¿Y qué es Lupini? ¿Una institución para el fomento de la lectura? ¿Un espacio donde acceder a libros? Para mí Lupini son las personas que lo forman, desde los colaboradores hasta los auspiciantes, los invitados, los padres y, por supuesto y muy especialmente, los niños que le dan sentido. Lupini es más que un nombre propio y que cualquier sustantivo que el diccionario le atribuya. Lupini es un rincón con las ventanas bien abiertas a los sueños, un lugar en el que más de cien corazones comparten historias de lunes a sábado, leyéndolas, creándolas, expresando emociones o contando maravillosos cuentos con sus manitos creativas. En este sentido, con los niños y la lectura siempre como protagonistas, durante este periodo hemos ofrecido representación de fábulas mediante títeres, cuenta-cuentos a través de dibujos o la magnífica actividad las

imágenes hablan, en la que los niños descubrieron el mundo del comic book. Más allá del estímulo hacia la lectura, se busca el desarrollo de algunas competencias blandas como la comunicación, la creación de equipo, el pensamiento lateral y la inteligencia emocional. Habitualmente, las actividades favoritas de los niños son las teatralizaciones de emociones, así como la creación de historias grupales con finales alternativos, en las que se ponen a prueba su memoria y creatividad. Además, iniciamos la primavera con una invitada muy especial, Emilia Andrade, quien lidera el hermoso proyecto Picnic de Palabras. Emilia mostró lecturas en la oscuridad, decorando la atmósfera con sonrisas y sorpresas cuando los infantes empezaron a colorear con tiza sus sueños. De igual modo, tuvimos la fortuna de contar con Gabriela Larrea, quien nos contagió su resiliencia y nos emocionó con su maravilloso cuento “El abuelo que recordaba con el corazón”. Con él aprendimos que dentro de ese palpitante músculo no hay sitio para el olvido. Para finalizar, nos deleitamos con Ciencia al Rescate, bello proyecto

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

35


Más allá del estímulo hacia la lectura, se busca el desarrollo de algunas competencias blandas como la comunicación, la creación de equipo, el pensamiento lateral y la inteligencia emocional. que muestra y demuestra que en el arte hay ciencia y en la ciencia arte. Con Ciencia al Rescate no solo se aprende que existen 118 elementos; se transmite el mensaje de que uno puede llegar a ser lo que quiera, ingeniero o trovador, rockero o arquitecto, mientras sea feliz con cualquiera de sus elecciones. Así pues, gracias Emilia, gracias Gabriela y gracias al equipo de Ciencia al Rescate. Enorme agradecimiento también a los auspiciantes, colaboradores y al gran trabajo de los pasantes del Programa de Aprendizaje y Servicio Comunitario de la USFQ (PASEC), que llevan a cabo las actividades diarias. Si pienso en Lupini, pienso en los niños y pienso en vosotros, porque sin el aporte de todos, este proyecto no sería posible. Continuaremos en el empeño de innovar nuestro menú de magia y lectura, a través del esfuerzo y la ilusión, para seguir viajando juntos, con cada párrafo, a la aventura de los otros que sentimos como propia.

36

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)


El rol de los padres en la orientación vocacional Orientación Vocacional Por Isabel Merino (imerino@usfq.edu.ec) “Nuestro hijo está próximo a terminar el colegio y no está seguro sobre su elección profesional.” Muy probablemente este es un tema que agobia a más de un padre de familia. Creen que esto solo ocurre en casa, que la falta de comunicación y apatía de sus hijos no va ayudar a que el proceso fluya de la mejor manera. Y, para completar, los amigos les preguntan ¿qué va a estudiar tu hijo? Frente a esto, los padres no pueden sentirse más confundidos y no saben si van a guiar a sus hijos de la mejor manera.

Elegir una carrera universitaria o una profesión o un oficio no es una elección que se hace al azar. Factores diversos como intereses, tiempo, economía, proyección a futuro, habilidades y aptitudes, entre otras, influyen poderosamente al momento de tomar una decisión. Recordemos, por ejemplo, cuando tuvimos que escoger una carrera universitaria: ¿cómo fue este proceso?, ¿qué factores me ayudaron a tomar una decisión?, ¿la carrera que elegí me hizo feliz?, ¿si pudiera volver el tiempo atrás estudiaría lo mismo? A veces queremos que nuestros hijos no comentan los mismos errores, o que tengan el mismo éxito, o quizá pretendemos plasmar los sueños que no hemos alcanzado. Sin embargo, al momento de guiar a nuestros hijos debemos tomar en cuenta diversos factores que inciden en la búsqueda de una profesión. Por un lado, factores externos como presión social, tradiciones familiares o tendencias; y por otro lado, factores internos como autoconocimiento, habilidades, aptitudes, personalidad o valores. ¿Cómo lograr que nuestros hijos den un valor adecuado a cada uno de estos factores? Es importante que la búsqueda de la propia vocación sea un proceso individual en el que la persona haya explorado e identificado todas sus fortalezas, habilidades y aptitudes, dejando que los factores externos no sean un peso decisorio sino más

bien transitorio. Si queremos orientar a nuestros chicos debemos permitirles explorar este proceso de forma individual. Por otro lado, guiar a los chicos únicamente mediante evaluaciones o pruebas estandarizadas nos pueden llevan a encasillarlos en opciones muy limitadas. Los tests son una buena herramienta pero no debe ser la única. Recordemos que estos no siempre reflejan la realidad de una persona y que varían mucho, según las circunstancias en las que fueron aplicados. Como padres o formadores es importante fomentar la comunicación, confiar y tener las más altas expectativas en nuestros hijos, motivarlos hacia la búsqueda y la exploración personal, aceptar apoyo externo y, sobre todo, permitir que sean ellos los protagonistas de esta búsqueda. Y en cuanto a las dudas, estas no deben ser motivo de angustia; por el contrario, vale la pena verlas como una gran oportunidad de aprendizaje, lo que nos permitirá guiarles y acompañarles en la búsqueda de la mejor decisión.

Es importante que la búsqueda de la propia vocación sea un proceso individual en el que la persona haya explorado e identificado todas sus fortalezas, habilidades y aptitudes.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

37


38

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)


testimonio

Compartiendo un poco más

Por Ana Elizabeth Dávila anaedavila@gutenbergschule.edu.ec

L

a terapia que se realiza con la ayuda de los caballos se conoce con el nombre de equinoterapia, y nuestro proyecto está en basado en esta terapia. Su objetivo es investigar los principales beneficios del contacto de los animales con los niños y personas con capacidades especiales. Es un proyecto en el que se involucra a niños de primer año de Básica para que conozcan la problemática que tienen otros niños con diferentes afecciones (psicomotrices, psíquicas y físicas) y cómo el contacto, movimiento e interactividad que brinda la equinoterapia con los pequeños caballos influye positivamente en su recuperación. A través de la amistad y la confianza que surge entre el caballo y el niño que requiere tratamiento, combinados con el entorno natural en el que se encuentran, se busca concientizar en los niños que participan del proyecto acerca de la diversidad, de las diferentes problemáticas que aquejan a otras personas y a sus familias, y cómo la interacción con estos magníficos animales puede cambiar sus vidas. El proyecto se ubica en el área de investigación social, médica y zoológica, y puede

ayudar en la inclusión de niños con necesidades especiales en escuelas regulares. Al inicio se realizó una investigación en distintas fuentes para planificar el proyecto. Se estudió el alcance, se analizaron las implicaciones y se determinaron las distintas etapas para llevarlo a cabo. Luego, y en conjunto con los padres y en el domicilio de cada participante se llevaron a cabo varias investigaciones y acercamiento al tema. Las actividades de observación y entrevistas se realizaron en Quito Ecuestre, en la Hacienda San José, ubicada en la parroquia Amagüaña, y en la Fundación Cabalgatas la Merced, en la parroquia La Merced, que forma parte del Distrito Metropolitano de Quito.

Otra ventaja es que cuando los niños van a otro tipo de terapias no se divierten, a diferencia de cuando van a montar caballos.

Se trata de aprovechar el movimiento que realiza este animal junto con los de su jinete para establecer una relación de confianza y trabajo entre los dos. La equinoterapia es reconocida a nivel mundial porque contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas, en especial de aquellas que necesitan un poco más de ayuda y estímulo para realizar actividades que a nosotros nos pueden parecer fáciles. Cuando una persona se sube a un caballo recibe una fuente inagotable de estímulos que hacen que nuestros sentidos (vista, tacto, olfato, oídos) trabajen de forma mucho más intensa que en condiciones normales. Imagínate que con tan solo 30 minutos de terapia la persona que monta a caballo llega a realizar hasta 2250 movimientos con sus huesos, músculos y articulaciones, los cuales son transmitidos como rayos al cerebro. Esto sin duda aporta muchos beneficios a nivel físico, pues ayuda a desarrollar destrezas como la coordinación, la motricidad, el equilibrio. En la parte emocional, por su parte, mejora las capacidades de concentración,

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

39


paciencia, constancia, entre otras cualidades positivas que ayudan a tener una mejor calidad de vida. Los autores de “Futuros maestros de especial” señalan que “ya en 1875 Chassaignac, un doctor francés, descubrió que un caballo en movimiento mejoraba el equilibrio, el movimiento y el control muscular de los pacientes, así como su estado de ánimo” (Ávila, Hernández & Salguero, 2009, parr.3). Se considera que esta terapia brinda a cada niño con necesidades especiales “nuevos estímulos complementarios a los logrados con tratamientos tradicionales” (Ávila et al., 2009, parr.5). Otra ventaja es que cuando los niños van a otro tipo de terapias no se divierten, a diferencia de cuando van a montar caballos. La equinoterapia les permite experimentar placer, alegría y conseguir mejores resultados. Además, se ha constatado que una de las estrategias que mejora el nivel de socialización es justamente la equinoterapia, por lo que sería deseable analizarla como terapia alternativa a las que tradicionalmente se aplican en nuestro medio. El desarrollo de este proyecto hizo que los niños investigaran, conocieran, evidenciaran y difundieran los beneficios de la equinoterapia, no solo para los niños con necesidades especiales sino para todos los niños que quisieran recibirla. Se fomentó en los niños la aceptación a la diversidad, el respeto y consideración a las personas con necesidades especiales y el interés por su bienestar y progreso. Así se comunicó el proyecto con los niños Hola, mi nombre es Zara y les voy a contar la historia más dulce que hayan escuchado. Me acompañan Gabriel y Francisco, con quienes compartimos esta gran experiencia. Nosotros les contaremos sobre dos amigos muy particulares:

La equinoterapia les permite experimentar placer, alegría y conseguir mejores resultados.

40

Se ha constatado que una de las estrategias que mejora el nivel de socialización es justamente la equinoterapia.

Valeria, una niña con síndrome de Down que desde muy pequeña alegró su casita, siendo un poquito diferente, ya que no le era tan fácil aprender, pero que nos puede enseñar lecciones sobre el esfuerzo, la bondad y el amor. Otro amiguito, con quien Valeria compartió su tiempo es Picasso, el caballo que nació hace 24 años, y se demoró en crecer casi un año; mucho tiempo, ¿verdad? Los caballos son animales de manada, lo que quiere decir que les gusta estar siempre juntos y se ayudan siempre unos a otros, por lo que el nacimiento de Picasso alegró a todo el grupo. A pesar de ser un bebé recién nacido, Picasso con su olfato podía identificar fácilmente a su mamá tan solo con olerla, aunque ella estuviera muy lejos. ¡Qué sorprendente! Les cuento que al nacer, las piernas de un potro ya tienen el 90 por ciento del tamaño que alcanzarán cuando sea adul-

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

to. Los potros recién nacidos no pueden llegar a comer hierba, porque sus piernas son demasiado largas. El caballo es un animal muy dócil que se domestica fácilmente. Por ello, a lo largo de la historia le ha sido muy útil al ser humano como medio de transporte, ayudándole a trabajar los campos e incluso combatiendo en las grandes guerras ocurridas mucho tiempo atrás. Picasso es un caballo muy guapo y juguetón. Por su raza española ha cambiado de color con el paso del tiempo. Cuando recién nació, su pelo era muy obscuro, y ahora que es adulto es totalmente blanco, tal como les ocurre a las personas. Es muy comelón y goloso, y si te mira comiendo algo que le gusta (como panela, pan o zanahorias), buscará la manera de quitártelo. Luego de cabalgar por todo el Ecuador, ahora disfruta de una vida más tranquila en la hacienda San José, donde vive y se entretiene con los niños que vienen de visita para recibir sus terapias.


Valeria y sus amiguitos son niños con síndrome de Down maravillosos porque pueden ser los mejores amigos del mundo. Siempre nos escuchan y pueden ser grandes guardianes de nuestros secretos. Son especiales porque ellos difícilmente se enojan y siempre están dispuestos a brindarnos su amor. Son especiales porque se esfuerzan cada día por integrarse en su aula de clase con sus amigos y todos los que les rodean. El primer paso –y muy importante de la equinoterapia– es que Valeria y Picasso se conozcan. Luego de conocerse, los dos empezarán a ser buenos amigos. Si Valeria no confía en su caballo no podrá estar relajada so-

bre él y la terapia no dará resultados. En los primeros días, Valeria deberá acercarse al caballo, acariciarlo, darle de comer. Es esencial que lo toque para que tenga confianza en su caballito. Antes de montar a caballo, Valeria realizará una sesión de calentamiento, que preparará los músculos y articulaciones para el siguiente ejercicio físico. Como ven, esta gran amistad permitió que la relación se convirtiera en una actividad que rompe barreras de comprensión, edad y salud, generando una mejor calidad de vida.

Referencias Belgich, H. (2007). Reflexiones sobre la práctica docente en los procesos de integración escolar. Rosario, Argentina: Homo Sapiens. Navarrete. M. (2008). Integración escolar y permanencia, proyecto de integración y lineamiento para la adaptación escolar. Buenos Aires, Argentina: Landeira.

El desarrollo de este proyecto hizo que los niños investigaran, conocieran, evidenciaran y difundieran los beneficios de la equinoterapia.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

41


artículo

La comunicación no-verbal entre culturas Por Redacción IDEA (idea@usfq.edu.ec)

U

na de las particularidades que nos trae la globalización es el intercambio comercial, social, académico, laboral y cultural cada vez más frecuente entre culturas de diversos países o continentes. Sabemos, ahora más que nunca, que el aprendizaje de un idioma que pueda servir de puente entre culturas o nacionalidades en el mundo (por lo general el inglés) ya no es un lujo ni ningún accesorio: se ha convertido en algo vital e imprescindible. El problema, sin embargo, es que hablar o entender otro u otros idiomas tampoco es suficiente. ¿Por qué? Porque en el proceso de comunicación entran en juego tanto la comunicación verbal como la noverbal. La comunicación no-verbal incluye todo aquello que expresamos consciente o inconscientemente a través de nuestro cuerpo. Esto implica también aquellos signos, movimientos o gestos cargados

42

de significado que adoptan las culturas, pero que solo las entienden las personas que pertenecen a ellas. Un ejemplo muy ilustrativo es cuando movemos la cabeza de lado a lado para decir NO o para negar algo. Para los búlgaros, sin embargo, este movimiento significa lo contrario: afirmar o decir SÍ. Incluso el silencio tiene connotaciones diversas según la cultura. Si se tiene en cuenta que el lenguaje corporal transmite mucho más que el lenguaje hablado, la forma como se expresan las diferentes culturas a través de su cuerpo tendrá por lo tanto un impacto muy significativo.

Si se tiene en cuenta que el lenguaje corporal transmite mucho más que el lenguaje hablado, la forma como se expresan las diferentes culturas a través de su cuerpo tendrá por lo tanto un impacto muy significativo.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

A continuación algunos ejemplos de formas de comunicación no-verbal entre dos culturas muy diferentes entre sí: la japonesa y la latinoamericana. Silencio Para los japoneses en general, la interacción verbal supone un momento de reverencia y respeto, por lo que interrumpir en medio de una conversación se considera inaceptable. Esto puede empañar la comunicación. El silencio, por lo tanto, es visto como un espacio en el que el interlocutor puede pensar lo que se le está diciendo, y entender el mensaje que está detrás de la idea. Se trata en realidad de una muestra de paz interior y sabiduría (Kitao & Kitao, 1989). Para los occidentales esto puede parecer incómodo si es que no se tiene conciencia de ello. Los latinoamericanos en general son muy diferentes: les encanta intercambiar ideas de manera muy dinámica, y hasta llegan a cortar al otro sin dejar que termine la idea.


Si para un japonés esto supone una seria falta de educación, los latinoamericanos lo ven como un verdadero intercambio de ideas. El silencio del japonés puede ser interpretado como indiferencia, y en otros casos como falta de entendimiento, o que el interlocutor no está siguiendo el hilo de la conversación. También se lo puede ver como timidez. Contacto visual Otro forma no-verbal que puede implicar problemas en la comunicación entre estas dos culturas es cómo se utiliza el contacto visual. En Japón, mirar a una persona directamente a los ojos mientras se está hablando es un acto descortés, incómodo e incluso desafiante. Para ellos, por el contrario, mirar hacia abajo (a la altura del cuello) es signo de respeto hacia la otra persona (Kitao & Kitao, 1989). En Latinoamérica, por el contrario, mirar a los ojos significa respeto y que se está atendiendo a la otra persona. No mirar a los ojos implica falta de respeto o de interés. Esto es interesante también porque hay que reconocer que en algunos países donde hay una importante población indígena (como en Ecuador), existe aún la muy arraigada costumbre de no mirar directamente al interlocutor, debido a la fuerte imposición de autoridad que se le ha causado a estas culturas durante siglos. Aunque los móviles son diferentes entre ambas culturas, resulta esencial entender las verdaderas motivaciones que las generan a fin de no juzgarlas bajo el mismo lente. Gestos Otra gran diferencia entre estas dos culturas es que los japoneses tratan de evitar mostrar sus emociones en público. De nuevo, se trata de un acto

Mientras que para los latinoamericanos la sonrisa da un mensaje de satisfacción, alegría, bienestar, buen humor, etc., en Japón es un recurso que esconde otras emociones.

de moderación y respeto por los demás. Asimismo, el contacto corporal es limitado, como los abrazos y los besos. Existe también un sentido de la jerarquía bastante marcado, que implica dar una pequeña venia al saludar a una persona de mayor edad o jerarquía. El saludo estrechando las manos es aceptable hoy en día, pero siempre y cuando las personas están a un mismo nivel jerárquico –y también por influencia occidental (Kitao & Kitao, 1989). La venia es muy importante para ellos dentro de la comunicación interpersonal. La utilizan para mostrar respeto en diversas situaciones: al saludar, al pedir algo, al excusarse, al reconocer la presencia o acciones de los otros, al felicitar, al despedirse. Lo interesante aquí es que este tipo de venias tienen sus reglas, lo cual para los extranjeros supone cierta dificultad entender, y tiene mucho que ver con la jerarquía. Aparentemente, los japoneses en general no esperan que los extranjeros las entiendan, pero se sentirán incómodos y no sabrán cómo comportarse si, al hacer una venia, el extranjero no responde con una venía igual (Kitao & Kitao, 1989). Y también se pueden dar situaciones

extrañas en las que ambos terminan haciendo la venia y dándose la mano. Los latinoamericanos son en cambio mucho más expresivos, ya sea en público o no. En general son más emotivos y explícitos. Utilizan mucho las manos y no hacen venias. Son más abiertos y efusivos en el intercambio de saludos, con besos y abrazos, y no tienen tan marcado el aspecto jerárquico. Sí lo hay, pero no de manera tan determinante como en los japoneses. En Ecuador incluso existe la costumbre de saludar de beso a personas desconocidas que están siendo presentadas por otras conocidas. No hacerlo es mal visto y puede ser interpretado como descortés o displicente. Esto no se da en toda Latinoamérica, por supuesto, pero resulta interesante ver hasta dónde pueden llegar los extremos. Al respecto, el no expresar las emociones puede darse también a través de la sonrisa. Mientras que para los latinoamericanos la sonrisa da un mensaje de satisfacción, alegría, bienestar, buen humor, etc., en Japón es un recurso que esconde otras emociones. Así, aunque se la utilice con frecuencia, no significa que la persona esté contenta.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

43


Los japoneses sonríen así se sientan tristes o frustrados o preocupados (Kitao & Kitao, 1989). Su mensaje no verbal en este caso no coincide con lo que está expresando en palabras, lo cual para un occidental puede resultar muy confuso. La comunicación verbal viene acompañada de la comunicación no-verbal y esta es un gran indicador de lo que verdaderamente la persona está transmitiendo. Al darse este tipo de contradicciones no es posible tener una comunicación óptima (Domínguez, 2009).

O, dejando los otros tres dedos arriba significa, en Japón, el símbolo de dinero o que se necesita dinero, mientras que para los latinoamericanos implica “perfecto”, “bien hecho”, “excelente”.

Otro tipo de gesto en una conversación que es fácilmente malinterpretada es cuando se asiente con la cabeza. Los latinos escuchan y asienten con la cabeza para transmitir que están de acuerdo con lo que la otra persona está diciendo. Los japoneses asienten con la cabeza (menos, claro está) pero no para indicar que están de acuerdo (Kitao & Kitao, 1989). Lo cual supone que no se lo debe tomar como garantía de aprobación por parte de ellos.

-Algunos emblemas de la cultura japonesa no existen en la cultura latinoamericana, como por ejemplo, el de llevar el dedo índice a la punta de la nariz, que significa ¿Yo? Como diciendo ¿te refieres a mí? (Kitao & Kitao, 1989).

Emblemas Estos gestos que se hacen con las manos se llaman emblemas y tienen diversos significados según la cultura. Algunos pueden ser totalmente desconocidos, otros similares, y otros, aunque iguales, manejan diferentes significados. Veamos: -Un par de ejemplos de los emblemas que son entendidos por ambas culturas serían: cuando se gira la mano con el dedo índice al lado de la cabeza, indicando que la persona “está loca”. O cuando uno lleva el dedo índice a la boca en señal de pedir que se haga silencio. -Otros emblemas son los mismos en ambas culturas pero tienen diferente significado, a saber: el símbolo de cerrar los dedos pulgar e índice en forma de

44

-He aquí otro emblema que lleva a confusión: es el que se hace con el brazo y la mano extendida. En Japón, cuando se utiliza la mano en esa posición, con la palma hacia abajo y agitándola significa: “ven”. En Latinoamérica puede interpretarse al revés, como “vete”.

En conclusión, aunque en general las culturas dan importancia a la interacción kinésica, parecería que los japoneses son mucho más sensibles a este tipo de actuaciones. Parecería que les confieren más valor y que tienen más conciencia del lenguaje corporal. Muchos factores han contribuido, pero quiero destacar uno bastante significativo: la influencia del Budismo Zen. A través de esta práctica milenaria, las personas se vuelven más conscientes de sus actos y le otorgan más valor a los demás, a su entorno y a la naturaleza. El tiempo para ellos es cíclico y no lineal, y la información que reciben es digerida de otra manera. En culturas antiguas latinoamericanas es muy posible que esta actitud haya sido muy similar; desafortunadamente casi se ha perdido. Sería interesante constatar esto observando una conversación entre un japonés y un indígena latinoamericano que aún conserve algunas de sus tradiciones.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

Conocer este tipo de códigos no verbales es una fuente muy rica de entendimiento, no solo para tratar de evitar malentendidos, sino para asegurar que el mensaje va a llegar de manera clara, o al menos no distorsionada. Suscitar en el aula el intercambio de ideas y opiniones al respecto aproxima al alumno a la cultura que está aprendiendo y explorando, pero a la vez lo hace más consciente de la suya propia, lo cual le ayudará enormemente a alcanzar una verdadera comunicación intercultural.

Referencias Domínguez, M. R. (2009).La importancia de la comunicación no verbal en el desarrollo cultural de las sociedades. Razón y palabra. 70. Recuperado de http://www.razonypalabra. org.mx/REYES_REVISADO.pdf Hofstede Insights. (s.f). Country comparison. Obtenido en octubre 31 de 2017 de: https:// www.hofstede-insights. com/country-comparison/ ecuador,japan/ Kim, D., Pan, Y., & Park, H. S. (1998). High-versus low-context culture: A comparison of chinese, korean, and american cultures. Psychology & Marketing, 15(6), 507-521. Obtenido en octubre 31 de 2017 de: https://search. proquest.com/docview/227 755027?accountid=36555 Kitao, K. & Kitao, S.K. (1989). Differences in the kinesic codes of Americans and Japanese. Obtenido en noviembre 2 de 2017 de: https://eric. ed.gov/?id=ED282400


UNIVERSIDAD SAN FRANCISCO DE QUITO El Instituto de Enseñanza y Aprendizaje pone a su disposición un espacio de oferta y demanda de empleos en educación ¡Sabemos lo que buscas, tenemos a quien buscas!

¡Nunca ha sido tan fácil encontrar perfiles calificados en un solo lugar! En su perfil de Linkedin, IDEA será el punto de encuentro entre la oferta y la demanda educativa

Si eres una institución o proyecto educativo: envía a idea@usfq.edu.ec los datos de la vacante que requieres.

Si estas interesado en un empleo envía a idea@usfq.edu.ec tus datos si estás buscando oportunidades de empleo.

Más información en: linkedin.com/company/institutoideausfq

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

45


recurso tecnológico

Webquest Creator 2

Una metodología de aprendizaje interactiva Por Gabriela Vinueza V. (mgvinueza@usfq.edu.ec) El uso de internet y de diferentes herramientas tecnológicas en las aulas de clase es una realidad del siglo XXI. Los profesores no podemos escapar a esta realidad, por lo que constantemente debemos buscar herramientas innovadoras que faciliten y sobre todo enganchen a nuestros estudiantes en su proceso de enseñanza-aprendizaje. Existe una metodología de aprendizaje basada en el descubrimiento guiado llamada webquest (o búsqueda en la web). Con esta herramienta se da la oportunidad a los estudiantes de llegar a cumplir objetivos planeados en alguna unidad a través de recursos encontrados en internet. Esta metodología lleva a que los alumnos logren resolver un problema planteado por el docente, apoyados en recursos previamente propuestos, así como en búsquedas por internet. La búsqueda en la web promueve el trabajo colaborativo. En este tipo de actividades, aunque cada cual cumple una función específica, todos se enfocan en llegar a la resolución del problema planteado. Los estudiantes deberán seguir un proceso previamente planificado por el docente, a través del cumplimiento de fases que incluyen variedad de actividades. Se pretende que los estudiantes logren desarrollar habilidades o competencias a través de la exploración en internet. Por ejemplo, que sean capaces de seleccionar y analizar las fuentes encontradas. Para realizar una búsqueda en la web el profesor deberá ser muy creativo en la identificación y planteamiento del problema que quiere que resuelvan sus alumnos. Una vez identificado el problema, el profesor deberá crear una página web en la que se presentará a los estudiantes la tarea, acompañada de una descripción detallada de los pasos y actividades que realizarán, así como los recursos en los que se apoyarán para la realización de la misma. Es importante presentar los criterios de evaluación para que los estudiantes sepan con claridad qué se espera de ellos al finalizar la tarea.

46

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)


Las fases que componen una búsqueda en la web son: • Introducción • Tarea • Proceso • Recursos • Evaluación • Conclusión Para que te animes entonces a innovar con esta nueva metodología de aprendizaje te proponemos utilizar Webquest Creator 2, una herramienta muy amigable y fácil de usar. Para iniciar a utilizar esta herramienta, debes ir a: http://www.webquestcreator2.com/majwq/ y crear tu cuenta.

Una vez creada tu cuenta, podrás dar inicio a tu búsqueda en la web haciendo clic en el enlace:

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

47


Deberás ir llenando los espacios descritos en la plantilla. Al final podrás elegir el estilo que deseas utilizar:

Una vez que le das aceptar, podrás ir llenando las fases que compone la búsqueda en la web: introducción, tarea, proceso, recursos, evaluación y conclusión. Es importante que al final de cada fase vayas guardando la información.

En cada fase encontrarás una breve descripción de qué es lo que debes detallar en esa sección, así sabrás exactamente cómo llegar al resultado final. Al final debes hacer pública tu búsqueda en la web. La idea es que tus estudiantes la conozcan para que ellos comiencen a trabajar en su tarea, gracias a todos los elementos incluidos en la Webquest Creator. Les animo a probar esta herramienta gratuita que es muy fácil de seguir y que estoy segura les ayudará a planificar sus clases de una manera organizada y divertida. Tus estudiantes, además, sabrán exactamente qué es lo que se espera de ellos. Explora esta herramienta y marca la diferencia en tus aulas de clase. ¿Te animas?

48

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)


testimonio

Semana

de diversidad Por Gobierno Estudiantil USFQ (gobe@usfq.edu.ec)

E

ntre el 16 y el 19 de abril de 2018 se llevó a cabo la Semana de Diversidad, organizada por el Gobierno Estudiantil de la USFQ en conjunto con Unidiversidad, el Programa de Diversidad Étnica, el Servicio de Atención a Estudiantes con Discapacidad y la organización SENDAS. Se llevaron a cabo diferentes eventos como conversatorios y foros. Estos abordaron las siguientes temáticas: identidad, cultura y cosmovisión shuar; la expresión del cabello afro; el liderazgo indígena y afrodescendiente dentro de un sistema político; las experiencias de vida de personas con discapacidad; el estado laico y derechos LGBTI; los 20 años de la despenalización de la homosexualidad y el panorama actual para las personas LGBTI; entre otros. Asimismo, se realizaron distintas exposiciones artísticas, fotográficas y cinematográficas sobre la identidad cultural de los pueblos indígenas y afrodescendientes de todas las regiones de nuestro país, así como de las vivencias y expresiones de las personas trans y drag queen o king. También fueron parte de la Semana de Diversidad actividades culturales, como danzas típicas y una pasarela de moda étnica, donde los estudian-

tes del Programa de Diversidad Étnica expusieron sus diseños tradicionales. De la misma manera, se realizaron actividades interactivas con la comunidad universitaria, entre las cuales cabe destacar el taller magistral de maquillaje “Drag king, drag queen y fantasía”, donde los estudiantes participaron como voluntarios y aprendieron distintas técnicas de maquillaje. También la actividad titulada “Ponte en mis Zapatos”, en la que los estudiantes experimentaron el día a día de personas con discapacidad visual y móvil, con la finalidad de concientizar los obstáculos que una persona con este tipo de discapacidades enfrenta en la Universidad. Todas estas actividades se realizaron con el propósito de integrar a la comunidad universitaria y brindar un espacio de expresión libre de juicios de valor a todos los individuos que hacen a nuestra comunidad universitaria una comunidad única. La Semana de Diversidad buscó fomentar una cultura de respeto y una sociedad cada vez más inclusiva, por lo que esperamos que se convierta en una tradición USFQ.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

49


Entre paredes (Entre Murs) Por Scarlet Proaño (sproano@usfq.edu.ec)

La película francesa Entre Murs (2008) logra literalmente meter al espectador dentro de las paredes de una clase multicultural y llevarlo a “presenciar” de primera mano cómo interactúan los alumnos con su profesor. El escenario es una escuela en las afueras de París, cuyos estudiantes provienen de otros lugares y culturas del mundo (China, Mali, el Caribe, entre otros). Junto a los estudiantes de familias inmigrantes y de estudiantes franceses de estrato bajo se encuentra el grupo de profesores: todos franceses. Es, a todas luces, un aula multicultural. La trama es interesante porque nos permite visualizar a los maestros y a los alumnos a lo largo de un año escolar, y ver cómo dentro de un aula multicultural se

puede dar pie a diversos niveles de comunicación (e incomunicación). Por un lado, nos muestra un grupo de profesores que se sienten solos, en medio de dos fuegos: el sistema administrativo, tan cerrado y punitivo, y sus propios estudiantes, con sus temores y sus expectativas. Solo su convicción en lo que hacen los anima a seguir intentando. Y aunque, por ejemplo, el profesor Marin hace gala de una paciencia ilimitada, hay momentos en que la situación se le desborda. Algunos de los profesores llegan a compartir sus problemas entre ellos, pero en general deambulan solos, desprovistos de ayuda, de recursos pedagógicos, de apoyo moral y material, o simplemente piensan que no los necesitan.


El profesor Marin es un caso especial: no desfallece y busca diversos caminos para atraer la atención de sus alumnos y motivarlos. A veces tiene éxito, a veces no. Pero lo importante es que está abierto a los comentarios que ellos le hacen y busca entenderlos, razonar con ellos. Está consciente de que cada uno de sus alumnos tiene su propio potencial, que no existe una única manera de aprender, que hay destrezas que se dan más fácilmente en unos que en otros. El experimento de las fotos de un alumno, Souleymane, es un ejemplo maravilloso de esa conexión. Los alumnos, por su parte, se sienten amenazados, instigados, discriminados. No ven a sus profesores como individuos sino como un colectivo que solo existe para impartir normas de disciplina. Sienten que no están en sintonía con sus intereses, con la vida real, con sus verdaderos problemas. Así es que se dedican a cuestionarlo todo y criticarlo todo, no solo porque es una expresión natural de todo ser humano, sino porque tal vez es su manera de descargar su rabia frente al mundo. Sus reacciones no son medidas y muchas veces son inmaduras e irracionales. La película muestra cierto ritmo que se mueve entre lo tranquilo y lo tenso, pero que se rompe justo en cuatro ocasiones clave cuando el control se pierde. Y uno se pregunta: ¿Cómo puede un aula así basarse solamente

en medir fuerzas? ¿Cuánta paciencia de parte y parte es necesario desplegar? Por último, la película destaca uno de esos problemas que pueden pasar inadvertidos dentro de un aula multicultural: el idioma. Es cierto que todos hablan francés; sin embargo, hay contextos y registros lingüísticos que son “otros” y que hay que tener en cuenta como profesor. Por ejemplo, cuando Esmeralda y Khoumba le increpan a su profesor que por qué utiliza nombres que les son ajenos (Bill) en lugar de nombres más cercanos o conocidos para ellos, o cuando otro estudiante le dice que no le gusta la hamburguesa de queso, o cuando alguien pregunta por el significado de snob, etc. En este tipo de aulas es imprescindible que los profesores tengan suficiente sensibilidad para conectar con el verdadero mundo de sus estudiantes. Es una sugestiva reflexión acerca de las aulas multidiversas, en las que los profesores parecen pertenecer a un mundo completamente diferente al de sus alumnos. Las paredes que rodean el aula en realidad no son solo cuatro, sino muchas más, construidas de manera invisible por las diferencias culturales, generacionales, sociales… Y aunque es cierto que la comunicación no siempre es posible, la insistencia de un profesor comprometido es capaz de romper esos muros.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

51


testimonio

El hada del

Jardín Botánico de Quito Por Adriana Valverde (aarias@jardinbotanicoquito.com)

E

l Jardín Botánico de Quito ofrece programas educativos, diseñados con metodología, contenidos, actividades, tiempo de duración, apoyo audiovisual y guías educativas con formación especializada, diferenciados para cada grupo según la edad de los visitantes. El programa educativo para los más pequeños (de tres a siete años de edad) se denomina “El jardín de los sentidos”. Como su nombre lo indica, se trata de un recorrido por los senderos, donde se ponen en juego todos los sentidos para conocer la magia que ofrecen las plantas con sus diferentes colores, formas, aromas, tamaño y texturas, así como los diferentes espacios del jardín donde se pueden realizar experiencias sensoriales de temperatura y sonidos. Aquí interviene un personaje mágico, el hada del bosque. Siempre tuve la ilusión de despertar en los niños la magia con relación a las plantas, así es que pensé en las hadas. Solicité al jardín que me confeccionara un traje de hada y comenzó una linda experiencia con mis alas y mi varita mágica.

Con la varita mágica toco sus cabecitas y los convierto en abejas para que vuelen y hagan el sonido de abejas.

52

Por lo general, cuando los niños visitan el Jardín observan un video de títeres con música y un relato sobre cuidar la naturaleza. Al finalizar el video hay una canción y el hada hace su entrada, pidiendo que aplaudan y que escuchen la canción. Los niños sorprendidos dicen ¡es un hada! Al finalizar la canción, me presento y les pregunto si quieren jugar; ellos gritan y dicen que sí. Es entonces cuando

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

salimos a un espacio verde, y con la ayuda de mi varita mágica toco sus cabecitas y les digo que se conviertan en mariposas. Estiran su manos y comienza a correr. Los convierto en sapos que deben brincar y hacer el sonido de los sapos. Con la varita mágica toco sus cabecitas y los convierto en abejas para que vuelen y hagan el sonido de abejas. Al finalizar esta actividad les cuento que mi misión como hada es cuidar las plantas, atraer la lluvia y el viento para que vuelen las semillas, y les explico que los animalitos trabajan para que existan más plantas. Los niños, muy felices, se despiden con señales de cariño, con besos en la frente y choque de puños. Meses atrás nos visitó un grupo conformado por doce niños y tres adultos. Cuando ingresaron al jardín, un niño me llamó la atención por su evidente estado de inseguridad. Me presenté indicándoles mi nombre y los llevé hacia el estanque grande. Los niños se quedaron encantados al observar los peces. Mientras les informaba acerca del lugar, noté que Mateo, el niño asustado, no quería acercarse al estanque porque tenía miedo a las libélulas. Enton-

El Jardín Botánico de Quito atiende todos los días del año, de lunes a viernes de 8h00 a 16h45 y sábados, domingos y feriados de 9h00 a 16h45.


ces pensé cómo podría ayudarle. Recordé entonces la leyenda de las hadas del bosque. Les pregunté a los niños si querían que les contara una historia y todos dijeron que sí. A Mateo, asustado, le pregunté si le gustaban las hadas y me respondió que sí. Entonces comencé a relatar esta historia: Había una vez unas hadas del bosque, encargadas de cuidar la naturaleza y el viento, que comenzaron a cuidar también a los humanos y a tener contacto con ellos. Entonces, el padre universo las castigó convirtiéndolas en libélulas. Mateo, con cara de sorpresa repetía “las libélulas son hadas, las libélulas son hadas, no lo puedo creer”. Continué con el recorrido y logré observar a una pequeña libélula sobre una

El jardín de los sentidos es un recorrido por los senderos, donde se ponen en juego todos los sentidos para conocer la magia que ofrecen las plantas con sus diferentes colores, formas, aromas, tamaño y texturas. hoja, por lo que les pedí a los niños que hicieran silencio. Puse mi mano cerca de la hoja y la libélula se posó en mi mano. Los niños sorprendidos se emocionaron. Le pedí a Mateo que se acercara a mí, y con mi otra mano tomé la suya, que estaba muy rígida y temblorosa. La libélula sintió mi movimiento y se fue. Mateo, muy sorprendido, dijo: “no lo puedo creer, estuve cerca de una libélula”.

Avanzábamos con el recorrido, y Mateo más tranquilo me preguntó dónde viven las libélulas. Le conté que a ellas les gusta estar cerca de los estanques. Al terminar el recorrido, Mateo se acercó al estanque y colocó sus manos pidiendo a las libélulas que se posaran en sus manos. Yo, muy feliz, me acerqué a felicitarlo. Le dije que era un niño muy valiente al hacer eso. El grupo salió y Mateo, muy agradecido, se despidió con un abrazo. Para mí estas experiencias siempre quedan en mi corazón. Al final de los recorridos me siento muy satisfecha ya que descubro que mi misión en este hermoso planeta es enseñarles a las personas a valorar y respetar a todos los seres vivos.

Siempre tuve la ilusión de despertar en los niños la magia con relación a las plantas, así es que pensé en las hadas.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

53


IDEA ofrece varios talleres y eventos en el campus de la USFQ, en nuestra Biblioteca Infantil Lupini y también en modalidad en línea. Inscripciones en idea.usfq.edu.ec

HERRAMIENTAS PARA EL ANÁLISIS LITERARIO EN EL AULA Montserrat López jueves 11 junio de 2018 Este taller tiene como objetivo proveer a los participantes estrategias para incentivar el intercambio de ideas en torno a las historias que nos brindan los textos literarios. Se enfatiza el trabajo con niños de Inicial hasta Básica, pero los docentes de Bachillerato también encontrarán herramientas útiles. Se presentarán las bases necesarias para acercarse a la literatura desde una lectura crítica, desde los cuentos infantiles hasta la literatura juvenil.

SOY DOCENTE, MI COMPROMISO ES LA EDUCACIÓN María Dolores Lasso martes 26 junio de 2018 El efecto del profesor en sus estudiantes puede ser determinante para su futuro. La profesión docente requiere una revalorización. La construcción de esa nueva identidad de la profesión debe nacer internamente mediante la oportunidad para valorar el rol del educador en la sociedad. Este taller busca motivar a los profesores para que, a partir de sus propias experiencias, consideren la importancia de su rol en la sociedad, evalúen y compartan sus acciones, vean cómo están afectando a las futuras generaciones e identifiquen maneras en las que pueden potencializar su contribución.

ESTRATEGIAS DE PLANIFICACIÓN Y EVALUACIÓN PARA INICIAR EL AÑO ESCOLAR Karla Díaz jueves 23 agosto de 2018 El objetivo de este taller es analizar las ventajas del diseño inverso como estrategia de planificación en el aula para alinear los objetivos de aprendizaje con la evaluación y las actividades de enseñanza. El diseño inverso promueve la reflexión acerca de las facetas de la comprensión y de las preguntas esenciales en el proceso de enseñanza-aprendizaje, por lo que discutiremos acerca de las mismas para tener una visión holística de la propuesta del diseño inverso.

54

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)


NOTICIAS de educación EXPOSICIÓN JULIO VERNE: LOS LÍMITES DE LA IMAGINACIÓN Hasta el 23 de junio en el Espacio Fundación Telefónica estará abierta al público la exposición Julio Verne: los límites de la imaginación. “El visitante, convertido en explorador, atravesará las obras de Verne más representativas y los distintos ámbitos en que transcurren sus novelas: la tierra, el aire, el hielo, el agua, el espacio y el tiempo. Seis piezas de la colección del Instituto Geográfico Militar (IGM) y una maqueta a escala de colección privada, serán exhibidas en esta muestra, que está dirigida a público de todas las edades y que emplea la tecnología para recorrer el imaginario del escritor francés, a través de mapping, Realidad Aumentada, video juegos y Realidad Virtual.” (Tomado de Quito Cultura). En el Centro Corporativo Ekopark – Torre 2, Planta Baja. (Av. Simón Bolívar y Vía a Nayón), Quito) Más información en la página web official de Fundación Telefónica: http://espacio.fundaciontelefonica. com.ec/

FROM CORE TO SUN

En cines de Quito y Guayaquil la fantástica hazaña de Millán Ludeña, ecuatoriano, quien decidió batir un récord Guiness desafiando dos límites extremos de la naturaleza: uno en lo más profundo del planeta y otro en lo más alto. Este documental muestra su esfuerzo, tenacidad y perseverancia, y la historia que lo llevó a alcanzar el título de ser el único hombre del mundo que ha sido capaz de completar los 21 kilómetros en el punto más cercano al núcleo de la Tierra, en la mina de oro Mponeng, en Sudáfrica, y en pocas horas pasar al otro extremo, corriendo una media maratón hacia el Chimborazo, cuya cumbre en los 6.263 metros es el punto más cercano al Sol. En cines durante el mes de junio.

CONVOCATORIA ORGULLO LGBTIQ+ 2018 La Secretaría de Cultura del Distrito Metropolitano de Quito a través del Centro de Arte Contemporáneo de Quito invita a participar en la 6ª edición de la exposición en el marco del mes del orgullo LGBTIQ+ 2018. Como parte de las actividades culturales en el marco del mes del Orgullo LGBTIQ+ Ecuador 2018, se invita a artistas visuales y activistas a participar en una muestra de artes a realizarse en el Centro de Arte Contemporáneo de Quito en julio de 2018. Con esta exposición se busca estructurar y representar las memorias e historias locales, regionales o nacionales de la comunidad LGBTIQ+. Las propuestas presentadas para selección y posterior exposición deberán ser enviadas desde el 15 de mayo al 15 de junio de 2018. Mayor información en: http://www.centrodeartecontemporaneo.gob.ec/index.php/noticas/boletines-2018/493-convocatoria-6ta-edicionexposicion-artistica-mes-del-orgullo-lgbtiq-2018 (Tomado de Quito Cultura).

55

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018) Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

55


Eventos pasados FEBRERO 2018 Evaluación educativa (concepto, modelos e instrumentos)

sábado 24 Katherine Vásquez Los docentes que asistieron a este taller profundizaron en el concepto de la evaluación, enmarcado dentro de los parámetros del sistema educativo ecuatoriano, así como en los diferentes modelos de evaluación y la parte metodológica para su aplicación. Además, discutieron acerca de los instrumentos más comunes de evaluación y analizaron sus ventajas y desventajas.

MARZO 2018 Aprendizaje colaborativo

martes 6 Catalina Plúa Un taller interactivo en el que los participantes trabajaron en grupos pequeños, aprendiendo de primera mano cómo conseguir combinar diferentes niveles de habilidades en actividades diversas que les permitan a sus estudiantes trabajar de manera colaborativa. Compartieron actividades que pueden aplicar en sus clases a fin de fomentar el trabajo en equipo, ayudar a que los estudiantes se empoderen de su aprendizaje y a utilizar todo cuanto los maestros ponen a su alcance para comprender la materia.

56

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)


ABRIL 2018 Curso en línea “Marketing para instituciones educativas”

Del lunes 9 abril al domingo 6 mayo de 2018 Esperanza Garza Salgado En este curso en línea los participantes tuvieron la oportunidad de abordar y conocer de manera práctica los temas más significativos del marketing aplicado a la promoción de instituciones educativas, de la mano de Esperanza Garza, directora Marketing de la UDEM, México. Con el propósito de mejorar los procesos de captación de alumnos, los participantes aprendieron diversas estrategias actualizadas para saber cómo mantener las instituciones educativas bien posicionadas dentro del ámbito del mercado educativo.

MAYO 2018 Jornada Educativa Aprendiendo a través de las Emociones

Sábado 5

Nancy Crespo, Nathan Digby, Fernando Cargua, María Isabel Pérez En esta interesantísima y enriquecedora jornada educativa los educadores que nos visitaron tuvieron la oportunidad de profundizar en el tema de las emociones a través de los siguientes temas: cómo cultivar la atención plena en el aula (mindfulness),estrategias para el manejo de destrezas emocionales, el tipo de mentalidades y su efecto en el aprendizaje (growth mindset), y Brain Smart Start: conectando el cerebro con el corazón. Contamos con la asistencia de 90 participantes provenientes de El Carmen, Riobamba, Ibarra, Biblián, Quito, Guayaquil y Salinas.

Charla de prevención de maltrato y abuso sexual

jueves 10 Soledad Ávila En esta importantísima charla de la Fundación Azulado los participantes recibieron herramientas efectivas de detección temprana de maltrato y abuso sexual, conocimientos básicos de atención primaria e información sobre las rutas de denuncia, de acuerdo a la legislación vigente en nuestro país. Con la colaboración logística de IDEA, este evento sin costo recogió las donaciones de los asistentes para apoyar directamente a la Fundación Azulado.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

57


Notas de nuestros lectores ¡Súper like! ¡Qué bien, felicitaciones Equipo IDEA! Michelle Anderson

¡Felicidades al mejor equipo IDEA son los mejores! Fanny Piedad Pachacama

¡Qué hermooosa la portada! ¡Felicitaciones chicas!

Gracias a todos los que conforman la revista, soy docente y me es muy agradable recibirla. Buena suerte y adelante, compañeros maestros. Lorena Zurita Basantes

Saludos cordiales, es para mí un orgullo el pertenecer a la trascendencia de sus actividades y aportar con mis palabras al bienestar de la educación. Agradezco y felicito su labor. Raquel

¡Felicitaciones, sigan adelante! Dra. Guadalupe Escorza Jaramillo

Isabel Maldonado

La revista IDEA no solo es de fundamental apoyo para nosotros los educadores, es un trabajo muy bien logrado, en el que se refleja el esfuerzo que realizan ustedes como equipo. En estos 10 años llenos de aciertos en su información y el tratamiento de temas que nos enriquecen quiero expresarles mi reconocimiento a tan linda labor. Que Dios siga guiando este valioso grupo y que sigan siendo el apoyo que desde hace 10 años lo han sido. Éxitos y bendiciones, adelante con la misma fuerza y el talento que demuestran cada uno de sus colaboradores. Msc. Susana de Baquero

58

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)


Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

59


60

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 26 (2018)

Para el Aula - Edición 26  
Para el Aula - Edición 26  
Advertisement