Page 1

ISSN: 2528-8113

marzo 2018 – Edición # 25

idea.usfq.edu.ec

Edición especial deRevista aniversario Para el Aula – 10 IDEA años - Edición IDEA Nº 25 (2018)

1


CARTA DE LA EDITORA Estimados colegas:

Fotografía: Gabriela Vaca Gaibor

Editora en jefe y directora de IDEA: Claudia Tobar Edición de estilo e imágenes: Scarlet Proaño, Isabel Merino Diagramación: Andrés Anrrango Ventas: idea@usfq.edu.ec Coordinación de producción: Editorial Universidad San Francisco de Quito Los artículos firmados representan el pensamiento de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de IDEA. Universidad San Francisco de Quito Instituto de Enseñanza y Aprendizaje Quito – Ecuador 593-2-2971937 / 2971700 ext. 1031 © Todos los derechos reservados All rights reserved PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL SIN PREVIA AUTORIZACIÓN

La gente, cuando va avanzando en la carrera de la vida, frecuentemente mira atrás y reflexiona sobre cómo vuela el tiempo. Cómo la relatividad del tiempo se ve borrosa , y lo único que quedan son recuerdos y experiencias. Con una mezcla de orgullo y nostalgia vemos atrás diez años de IDEA. Este espacio, que se fundó con el interés de apoyar el mejoramiento de la educación, ha marcado vidas, ha trascendido fronteras. Diez años después, IDEA se hace presente con varios proyectos educativos: talleres de capacitación, revista Para el Aula, biblioteca comunitaria Lupini, exámenes College Board, así como el acompañamiento a instituciones educativas que han confiado en IDEA para su constante crecimiento. Está década no hubiese sido posible sin los educadores. Sin los maestros que día a día participaron, aprendieron y nos enseñaron el verdadero desafío de la educación del siglo XXI. Agradecemos a los profesores que, a pesar de todos los obstáculos, impedimentos, desvalorización, siguen con un espíritu tan positivo, motivados a dejar un impacto auténtico en sus estudiantes. Desde su primera edición en marzo de 2012, la revista Para el Aula suma, con esta, 26 números publicados, más de 22.000 visitas en su formato digital, 412 artículos y 269 autores de los cuales 200 son mujeres. Sin embargo, más allá de los números, el verdadero impacto de la revista se hace presente en ese docente que recorta un texto, que lo relee, que lo pega en la cartelera del colegio y que se inspira con los escritos de otros educadores que, al igual que él, tienen una necesidad continua de compartir y aprender. Gracias a todos por hacer de estos diez años una década memorable, gracias por permitirnos entrar en sus aulas, gracias por confiarnos su crecimiento. ¡Enseñen, disfruten, pero sobre todo, aprendan!

COLABORADORES María Dolores Cobo, Cindy Heredia Silva, María Dolores Lasso, Diana Coello, María José Andrade, Yolanda Silva, Andrés Proaño, Milena Lasso Daza, Emilia Rojas, Valeria Bassante, Jackie Rivadeneira, Andrea Ayala, Daniela Moreano, Verónica Falconí, Gabriela Vinueza, Isabel Maldonado, Claritza Arlenet Peña.

2


CONTENIDO Edición Nº 25

Abriendo la mente al mundo de lo educativo............................................................4 La pedagogía del amor.. ................................................................................8 Enriqueciendo los veranos.. ...........................................................................12 Cada día cuenta.. ...............................................................................15 Consejería en salud con escolares.. .....................................................18 Eugenio Severin - Tu Clase, tu País.. ............................................................21 Hechos de violencia en la escuela y prácticas restaurativas ................................23 ¿Por qué estudiar educación?.. ...................................................................28 Desde el aula, con amor: búsqueda de un verdadero aprendizaje............................30 Comunidad de educadores: una oportunidad para inspirar a los docentes....................33 Los problemas de aprendizaje en el aula: una oportunidad .................................35 Para el Aula: crónica de una publicación soñada.. ..............................................38 Emaze: Crea tus presentaciones como todo un profesional ................................42 Lupini: Navidad, momento de compartir.. .........................................................43 Noticias.. .....................................................................................44 Reseña Cine: Mi villano favorito .. .............................................................48 Agenda.. .........................................................................................51 Eventos.. ............................................................................................54

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

3


testimonio

Abriendo la mente al mundo de lo educativo Por María Dolores Cobo (mdcobo@estud.usfq.edu.ec)

D

esde pequeña he sido amante de la educación. Considero que mediante ella se puede cambiar el mundo. Es tanto el impacto que tiene, que hace que un país se desempeñe de una u otra manera. En mis últimos años de vida he tenido la oportunidad de ver la educación desde distintas perspectivas que hicieron que la mía, con respecto a ellas, se amplíe. A mis 17 años tuve la oportunidad de estudiar en una escuela en Oldenburg, Alemania. Este país europeo es reconocido por un nivel económico y cultural muy elevado. Al estar allá me pregunté varias veces cómo una nación logra desarrollar-

4

se a tal punto. Analizando esta situación profundamente, me puse a pensar en el valor que tiene la educación. En efecto, la formación académica alemana es muy distinta a la del Ecuador. Ese sistema se caracteriza por permitir y dar libertad a sus estudiantes, para que sean ellos los que escojan y se hagan responsables de sus decisiones. Desde pequeños les toca pensar y resolver aspectos com-

Los niños trabajaban muy duro todo el tiempo para satisfacer a sus maestras y a sus padres, e intentaban hacer que las cosas les salieran perfectas.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

plejos, como por ejemplo el número de años que desearán estudiar en el colegio según lo que fueran a trabajar, o incluso si quieren o no entrar a clases diariamente o hacer sus deberes. ¿Cómo es que ningún estudiante se ausenta a clase, por encima de cualquier lista de control o rejas? Desde pequeños los crían de tal manera, que ven la educación como una oportunidad, mas no como una obligación. Se sienten tan responsables de su futuro, que el interés de asistir a clases surge de ellos mismos. Al analizar cómo se plantea la educación en Alemania y cómo se comporta la gente más adelante, en la sociedad, no deja uno


de impresionarse. Allá, las personas son responsables de lo que hacen por iniciativa propia; lo cual resalta el hecho de que en la escuela también lo eran por sí mismos. Son personas que tienen el deseo de ir más allá, por eso investigan, leen, se autoeducan; tal como sucede cuando son pequeños. En la escuela lo que piensan es muy valioso y es escuchado por los docentes, por lo que se genera en ellos mucha creatividad y curiosidad por saber más cada día. Más adelante, tras haber recorrido dos años de mi carrera universitaria de Educación, decidí emprender un nuevo viaje, y ver la educación desde una perspectiva totalmente distinta. Me fui a una ciudad llamada Xi’an, en China. Esta es una nación que también es reconocida por su nivel económico. Ahí trabajé durante dos meses en un centro de educación inicial como profesora de inglés de niños de tres a seis años, así como en un instituto de enseñanza de inglés. Al no saber nada del idioma chino me pude dar cuenta, observando objetivamente, lo que realmente pasa dentro de la educación en este país. En Xi’an, las clases en la guardería comenzaban a las 7:30 de la mañana y finalizaban a las 18:30 de la tarde. Los niños pasan relativamente ahí todo el día. Las maestras eran duras con ellos, castigándolos severamente tras un comportamiento no permitido. Ellas eran quienes tenían el control total de lo que los estudiantes podían o no podían hacer. Los niños trabajaban muy duro todo el tiempo para satisfacer a sus maestras y a sus padres, e intentaban hacer que las cosas les salieran perfectas; parecían robots siguiendo órdenes.

Desde pequeños les toca pensar y resolver aspectos complejos, como por ejemplo el número de años que desearán estudiar en el colegio.

Al conversar con algunas maestras del instituto supe que la educación es muy frustrante y que no permite que las personas disfruten la vida, sino que las lleva simplemente a centrarse en ser las mejores. Este sistema educativo genera en los estudiantes tal estrés, que estos se enfocan únicamente en estudiar; por ende, en un futuro, solo se centrarán en trabajar. O les causa frustración, por lo que terminan optando por retirarse. Dialogando nuevamente sobre el tema, una de las maestras me comentó que los estudiantes están destinados a vivir con sufrimiento, y que esa es, por tanto, la vida del estudiante. En lo que respecta a Ecuador ahora y al relacionarlo con estas dos maneras muy distintas de ver la educación, cabe preguntarse si es real que la educación influya tanto en el desempeño futuro de las personas, de manera que este se configure de determinada forma. Pues mi respuesta cada vez se va afirmando. El sistema de educación del Ecuador, bajo mi punto de vista, avanza lentamente en comparación con todos los cambios que hoy en día plantea el mundo. Lo cual se refleja en la forma como el país se encuentra cultural y económicamente, comenzando por lo lamentable que es que los docentes no sienten la importancia que tiene su profesión. Así, como Savater (2001) menciona, “quienes asumen que los maestros son algo así como fracasados deberían concluir entonces que la sociedad democráti-

ca en que vivimos es también un fracaso” (p.11). Sin darnos cuenta, los docentes influimos mucho en el comportamiento de los estudiantes, quienes se harán cargo del desarrollo, progreso y bienestar de esta nación en un futuro próximo. Bajo mi punto de vista, esas dos potencias mundiales (Alemania y China) funcionan a su manera, haciendo cada una de su país uno de los mejores. Sin embargo, no comparto en su totalidad algunos aspectos de su desempeño. Aún así, considero que si se toman cualidades de ambos, como la responsabilidad y la curiosidad que en Alemania se generan, y las ganas de estudiar que en China se proyectan, podríamos llegar a ser una potencia también. Es hora, por tanto, de establecer en Ecuador un sistema educativo que haga de nosotros una sociedad mejor, con ganas de trabajar, acatando nuestras responsabilidades, con capacidades para resolver conflictos y un pensamiento propio marcado. Como dice Brighouse (2008), lograr en cada estudiante el florecimiento, mas no el adoctrinamiento. Hagamos que el cambio comience entonces en la educación y en el poder que esta misma tiene para cambiar este país, mi Ecuador, y el mundo.

REFERENCIAS Brighouse, H. (2008). On Education. London y Nueva York: Routledge Savater, F. (2008). El valor de educar. Barcelona, España: Ariel.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

5


testimonio

Teresita Sánchez Romero Soy Teresita Sánchez Romero. Tengo 52 años y 32 de experiencia docente. Hace 18 años trabajo en el Colegio Julio Verne de Quito. Soy profesora de primero, tercero y cuarto de Básica. Me considero una persona muy activa y ávida de conocimiento. He participado en más de 30 talleres abiertos al público que han sido organizados por el Instituto IDEA. Para mí el esfuerzo económico y en tiempo que he dedicado a mis capacitaciones ha sido compensado, y los resultados, evidentes. Los talleres son enriquecedores, didácticos, amenos y alegres. Me han enseñado a corregir y notar los resultados en el aula de clases. De especial significado para mí han sido los talleres relacionados a la aplicación de tecnología en el aula y a los de disciplina consciente. Además, lo compartido durante los talleres de sexualidad han sido especialmente significativos. Mis clases distan mucho de aquellas relacionadas únicamente con la pizarra y la persona. Disfruto compartir con mis alumnos, juego, los motivo. Así que siento que todavía falta mucho tiempo para colgar los tenis.

Ing. Fabián Orbea Rubio U.E. Victoria Vásconez Cuvi Latacunga-Cotopaxi Lo más importante es que ahora hay iniciativas particulares y accesibles que además presentan una garantía de calidad inmejorable. Allí radica la importancia de contar con el instituto IDEA. Felicidades por estos primeros diez años de eficiente y fructífera labor en beneficio real del magisterio nacional y de quienes, al igual que ustedes, estamos comprometidos con la excelencia en busca de mejores día para nuestro amado Ecuador.

6

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


Jenny Andrade Paredes Primero que nada mi más afectuoso saludo a IDEA al cumplir diez años brindando conocimientos y herramientas para enfrentar el trabajo educativo. En lo personal me ha ayudado muchísimo. Trabajé durante más de tres años de profesora en la Universidad Central en la Facultad de Filosofía, modalidad semipresencial parvularias, y el material de sus talleres ha sido una herramienta altamente valiosa. A las estudiantes les hice conocer sobre los talleres, revistas y el material físico y virtual de los mismos. Les interesó y lo han utilizado como material de apoyo, referencia, consulta e investigación. En mi práctica profesional como psicóloga en una escuelita fiscal en Calderón, sus enseñanzas las pongo en práctica en el día a día y comparto con los docentes y colegas. Simplemente gracias y sigan compartiendo generosamente sus saberes.

Elvia Angélica Chuquimarca M. Gracias a sus charlas prácticas en las que he tenido la suerte de estar aprendí muchas cosas: por ejemplo, cómo enseñarles lectura crítica a mis niños, cómo controlar la disciplina en el aula (en ese entonces tenía muchos inconvenientes con dos estudiantes). Otro tema muy importante fue “hablemos de sexualidad con los niños”. Excelente tema, me dio la oportunidad de hablar con confianza y seguridad a mis peques. En fin, gracias de verdad, y si fuera posible que sus charlas sean de más tiempo sería genial. Dios les bendiga.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

7


testimonio

La pedagogía del amor

Por Cindy Heredia Silva (cindy.heredia@jefferson.edu.ec)

E

n mi primera experiencia de trabajo como maestra tuve la oportunidad de aprender la mejor lección de pedagogía que espero me acompañe por el resto de mi vida. Recuerdo textualmente los consejos de mis colegas y superiores, que siempre contrastaban con mis convicciones personales acerca de cómo educar a los adolescentes. “No les dé mucha confianza ni libertad a esos chicos”, “estos jóvenes de hoy son abusivos”, “el maestro no debe ser amigo de los alumnos”. Eran frases típicas del discurso que recibí durante mis primeros meses de

8

trabajo. Y, por supuesto, cómo olvidar las advertencias acerca de ella, la alumna más temida del colegio. Punki era el seudónimo con el que esta joven de 15 años firmaba su pupitre,

“Saber que tienes a alguien con quien contar en un lugar como el colegio es una de las mejores cosas que le puede pasar a una estudiante como yo”

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

sus dibujos, sus libros y sus cuadernos. No tuve el privilegio de conocerla en mi primer día de clases, ya que la semana en que llegué al colegio ella había sido expulsada por razones disciplinarias. “Esa niña mide a los profesores para ver quién puede con ella”, fueron las palabras de la orientadora del plantel. No conocía su verdadero nombre ni su rostro, hasta que, en una de mis clases realicé un taller de escritura creativa para conocer las destrezas de los estudiantes y armar nuestro club de periodismo.


Tremenda sorpresa fue la que me llevé al revisar las hojas de trabajo: encontré a una brillante escritora con un riquísimo vocabulario y estilo, pero con una terrible ortografía. La hoja no tenía datos personales, como un acto de irreverencia o simple espontaneidad; la estudiante simplemente firmó su trabajo bajo el alias de Punki Lumpi. En ese momento supe que ella era la némesis de mis colegas maestros.

ki, la que odiaban sus profesores: “Saber que tienes a alguien con quien contar en un lugar como el colegio es una de las mejores cosas que le puede pasar a una estudiante como yo”. Esa es, a breves rasgos, la historia de Punki, la alumna que un día me enseñó que no hay mejor estrategia pedagógica que el amor.

En ese instante observé un gesto mordaz y desafiante en la jovencita que me miraba desde la tercera fila, anhelando con provocación que la maestra nueva le llamara la atención.

En la siguiente clase devolví las hojas calificadas. Cuando llamé a Punki Lumpi, el salón completo soltó una carcajada. En ese instante observé un gesto mordaz y desafiante en la jovencita que me miraba desde la tercera fila, anhelando con provocación que la maestra nueva le llamara la atención; no obstante, ella no estaba preparada para vivir un giro inesperado. Al devolverle su hoja de trabajo la felicité con absoluta sinceridad y admiración por su talento, y le pregunté si le gustaba la literatura. Sus ojos verdes se iluminaron y a partir de allí la clase de Lengua y Literatura se volvería su hora favorita. Sé que a lo largo del año escolar Punki tuvo más de una sanción grave por indisciplina, pero jamás en mis clases. La alumna temida, rebelde y descontrolada fue para mí la reportera estrella del club de periodismo, la finalista del concurso de oratoria y una de las mejores expositoras de la feria de ciencias. Su rebeldía era solo la respuesta a un sistema tantas veces intolerante con aquellos jóvenes que se atreven a levantar su voz. Una voz cruda, irónica, furiosa, pero honesta. Esa voz que los maestros necesitamos oír antes que reprimir. Siempre he tenido claro que enseñamos con y desde las emociones; por eso aún guardo el mensaje de despedida de Pun-

Su rebeldía era solo la respuesta a un sistema tantas veces intolerante con aquellos jóvenes que se atreven a levantar su voz.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

9


testimonio

Martha Chaves Rectora Colegio APCH La relación entre el APCH e IDEA empezó con el nacimiento de IDEA. En el transcurso de estos diez años se ha convertido en una buena y grata experiencia. Esto se debe a que hemos encontrado una ayuda en la parte pedagógica y una gran guía para algunos lineamientos que hemos necesitado en el colegio. En lo que a las capacitaciones se refiere, los temas que ofrece IDEA no han sido abordados en otras capacitaciones, foros o eventos. En los servicios que ofrece IDEA encontramos respuestas a nuestras inquietudes. Eso nos permite ratificar nuestras fortalezas y mejorar. La revista Para el Aula es un gran aporte. El nombre no puede ser mejor. Puesto que en ella se publican ideas muy prácticas. En todos los temas o artículos encontramos información, estrategias y herramientas que se pueden aplicar diariamente en las aulas y que se relacionan con la vida del docente. Considero que ha sido un privilegio haber podido participar en algunos de los proyectos de IDEA. Nos encanta estar atentos a sus solicitudes y apoyar el trabajo que hacen. La Biblioteca Lupini se ha convertido en un verdadero vínculo entre los estudiantes del APCH y la comunidad de Bellavista. Con el aporte de IDEA hemos logrado que nuestros profesores se mantengan informados, deseosos de capacitarse. En ocasiones los profesores son reacios a coger cursos presenciales; IDEA nos abrió la posibilidad de hacerlo en línea. Además de capacitarse, los cursos sirvieron para que perdieran el miedo a la tecnología. El año pasado fue especialmente enriquecedor por el hecho de que por primera vez participamos de manera sostenida en un curso de cuatro meses. Descubrimos que era fácil introducirse en el tema virtual. Los infogramas, videos y otros recursos hacían que la capacitación fuera amena. A estos recursos se le suman los foros y los encuentros virtuales que permiten compartir con otros compañeros y satisfacer las dudas.

10

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


María Augusta Espinosa Soy María Augusta Espinosa, profesora de inglés desde hace cuatro años. Mi colegio es más bien pequeño, lo cual para mí es un plus. Cuando comencé, mi experiencia estaba más bien relacionada a entrenamiento y capacitación de adultos en el área de recursos humanos. Enfrentarme a adolescentes fue un reto. La primera semana pensé que sería imposible seguir, pero la vida me probó lo contrario. En esos inicios, un día de esos que seguramente hemos tenido todos, terminé donde la psicóloga y me dijo que no era un súper ser, que lo importante era saber que estaba dando todo lo que podía por los chicos y por lo que estaba haciendo. Y es precisamente en este aspecto que IDEA ha sido un acompañamiento. Cuando voy siento que no estoy sola cuando tengo dudas, o cuando me cuestiono lo que estoy realizando, o cuando los temas me ratifican que es importante evolucionar, ya que los chicos te demandan estar a su ritmo. ¡Felicitaciones por los diez años y que sean muchos más!

Jacqueline Nájera Soy docente desde hace 35 años y he tenido la oportunidad de trabajar en todos los niveles de educación. Así, el interés por actualizar mis conocimientos ha sido satisfecho por la USFQ a través del Instituto IDEA, mediante talleres que abren las puertas al público interesado y con temas que son aplicados en las aulas. Gracias a ustedes por facilitar el trabajo en el aula.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

11


testimonio

Enriqueciendo los veranos

Por María Dolores Lasso y Diana Coello (mlasso@usfq.edu.ec, dianabelencb@hotmail.com)

E

l Proyecto Quito (Quito Project) es un proyecto de vinculación con la comunidad que se lleva a cabo a través de actividades de voluntariado de estudiantes de la carrera de Educación de la Universidad San Francisco de Quito durante el verano. Este proyecto nace en el año 2008 de una iniciativa de estudiantes voluntarios de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, con el afán de contribuir a mejorar las condiciones de vida de las poblaciones urbano-marginales de Quito. En el año 2014 se consolida la cooperación de la USFQ con la Universidad de Michigan. Se determina entonces que una manera de mantener la colaboración en el tiempo sería a través de actividades de voluntaria-

12

do durante los veranos que beneficiaran a niños de zonas vulnerables de la ciudad de Quito. Para ello se organiza un proyecto, buscando que los estudiantes voluntarios puedan tener la más provechosa de las oportunidades de desarrollo personal y profesional, mientras los beneficiarios recibieran atención educativa y recreativa durante la temporada vacacional.

Tengo que confesar que en ese momento tuve un sinfín de preguntas, ideas y temores que surgían en mi mente; no obstante, logré a la vez consolidar un triunfo muy significativo para mí.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

Una profesora de cada universidad se ha encargaría de supervisar los esfuerzos de los estudiantes y de asegurar la continuidad de la cooperación en el tiempo. Por otra parte, cada año el grupo de estudiantes voluntarios de cada universidad designaría un líder para coordinar los esfuerzos de recaudación de fondos, logística y coordinación general del proyecto. Así, desde 2014 este proyecto ha organizado campamentos de verano para más de 200 niños. El campamento consiste en organizar actividades recreativas que de alguna manera refuercen y enriquezcan la educación de los niños, promoviendo su desarrollo integral. El financiamiento del campamento proviene de una donación


de cada universidad, así como de dinero recaudado por los estudiantes voluntarios durante el año a través de diversas actividades e iniciativas. Los niños que asisten al campamento reciben un refrigerio y un almuerzo saludable, así como materiales didácticos y la oportunidad de tener una experiencia diferente y enriquecedora junto a otros niños y voluntarios de ambas universidades. Este proyecto ha sido de mucho provecho para todos: para los niños beneficiarios, que aprenden inglés, juegan y se enriquecen sanamente en el verano; para los voluntarios de la carrera de Educación de la USFQ, que pueden aplicar lo que aprenden y ganar experiencia como profesores; para los voluntarios de la Universidad de Michigan, que pueden compartir sus conocimientos y asimilar de otra cultura en un ambiente de responsabilidad y solidaridad. El Proyecto Quito también ha contado con el apoyo de otras áreas académicas de la USFQ. Se realizaron diagnósticos y tratamientos odontológicos a todos los

El Proyecto Quito es la suma de la dedicación y el empoderamiento de todos quienes lo conforman. niños beneficiarios con voluntarios de la carrera de Odontología. La carrera de Nutrición realizó una evaluación nutricional a todos los niños del proyecto, así como charlas para padres y maestros. Y la carrera de Gastronomía no solo preparó menús sino que capacitó al personal en el manejo de alimentos. En general, este proyecto ha permitido que todos los participantes nos enriquezcamos mientras contribuimos a mejorar las condiciones de vida de niños en situaciones de vulnerabilidad. Testimonio de Diana Coello (voluntaria líder) Cuando escuché por primera vez acerca del Proyecto Quito fue en 2015, gracias a una compañera de la carrera de Educación. Apenas me comentó que se necesi-

taba una voluntaria más, no lo pensé dos veces y le pregunté cómo debía proceder para integrarme al grupo. Desde la primera reunión a la que asistí comprendí que este proyecto de vinculación con la comunidad no solo consistía en efectuar campamentos de verano. Por el contrario, me di cuenta de que se trataba de un proceso de todo un año en el que se reclutan voluntarios, se recaudan fondos por medio de varios eventos, se realizan las planificaciones de clases, y otras acciones más. Resultó ser una iniciativa que requiere de trabajo arduo, de pasión y de predisposición activa de los voluntarios y de la mentora, María Dolores Lasso. En mi primer año, 2015, fui voluntaria junto con cinco chicas más de la carrera de Educación, y además tuvimos el apoyo de ocho voluntarios de la Universidad de Michigan, de diversas carreras. Este campamento se efectúo en una escuela ubicada en el sector de Llano Chico. Yo trabajé con niños y niñas de cinco a siete años de edad. Cuando se nos asignaron los gru-

Este proyecto ha permitido que todos los participantes nos enriquezcamos mientras contribuimos a mejorar las condiciones de vida de niños en situaciones de vulnerabilidad.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

13


pos de estudiantes estuve convencida de que me gustaría ser profesora de niños de aquellas edades.

pasado y de los nuevos voluntarios que se sumaron. Cada año alcanzamos nuestros objetivos, tanto en 2016 como en 2017.

Después de culminar el campamento me di cuenta de que no era así y que también podría gustarme trabajar con estudiantes de grados superiores. En esa ocasión fui profesora titular por primera vez y justo cuando terminaba mi primer año de carrera. Realmente me sentía inexperta.

Los dos años fueron diferentes a pesar de que seguí desempeñando un mismo rol. Sin duda, el primer año estuvo lleno de descubrimientos en todo lo que involucra el proyecto. En el segundo año, ya con la experiencia ganada, algunas actividades mejoraron considerablemente; pero siempre se presentaban retos de los cuales aprender. Fueron dos años en los que aprendí muchas cosas, desde manejar una cuenta bancaria hasta realizar cuantiosas cantidades de compras de comida para el refrigerio y almuerzo de los beneficiarios.

Me tomaba mucho tiempo planificar cada lección, y cuando las ponía en práctica sentía que algunas de ellas no daban los resultados deseados. También me puse a prueba en el manejo de clase, lo cual fue un verdadero desafío. No obstante, tuve muchas satisfacciones con las sonrisas, los abrazos y los dibujos que los niños y niñas me obsequiaron; y por supuesto con los aprendizajes que ellos iban consolidando. Esta experiencia resultó ser todo un descubrimiento profesional.

El año pasado me despedí del Proyecto Quito con mucho agradecimiento y nos-

Una semana antes de que terminara el campamento surgieron varios sucesos que me tomaron por sorpresa. La líder de los voluntarios de los años 2014 y 2015 se graduaba ese año y me dio la confianza para asumir su rol durante la siguiente etapa. Cuando el campamento llegó a su fin, no tuve noticia más emocionante que saber que sería la próxima líder del Proyecto Quito. Tengo que confesar que en ese momento tuve un sinfín de preguntas, ideas y temores que surgían en mi mente; no obstante, logré a la vez consolidar un triunfo muy significativo para mí. Así fue que, de voluntaria, pasé a asumir esta gran responsabilidad durante dos años consecutivos. No puedo dejar de mencionar el apoyo incondicional de las profesoras de las dos universidades, de los voluntarios que habían liderado este proyecto en el

14

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

talgia a la vez, pero con la satisfacción del deber cumplido y de haber dado todo de mí. El Proyecto Quito es la suma de la dedicación y el empoderamiento de todos quienes lo conforman. Los protagonistas, sin duda alguna, son los niños y niñas beneficiados de los campamentos de verano. No obstante, no hay que desmerecer todo el trabajo efectuado por quienes lo hacen posible: las directoras del proyecto tanto de la Universidad de Michigan como de la Universidad San Francisco y los voluntarios. El Proyecto Quito no solo es ayuda, es una oportunidad para involucrarse activamente como agente de cambio por medio de la educación, y para enriquecer productivamente los veranos de muchos niños y niñas de la ciudad.

Los niños que asisten al campamento reciben un refrigerio y un almuerzo saludable, así como materiales didácticos y la oportunidad de tener una experiencia diferente y enriquecedora junto a otros niños


testimonio

Cada día cuenta

Por María José Andrade (mandrade@colegioterranova.edu.ec)

L

a vida se sintoniza y empieza a retarnos como seres humanos cuando encontramos nuestra pasión y nos da pruebas para crear nuevas respuestas. A diario nos enfrentamos con problemas que resolvemos de manera rápida y con gran creatividad. Cuando empezamos a estudiar Educación Inicial, el círculo social más cercano nos brinda apoyo, haciéndonos halagos sobre nuestra paciencia y empatía hacia los niños. Por otro lado, recibimos comentarios negativos sobre el nivel socioeconómico que podríamos alcanzar al desempeñarnos en este oficio. Aún así, corremos el riesgo, seguimos con nuestro sueño, nos libramos de esos obstáculos y, conforme va pasando el tiempo, nos encontramos al final en una clase rodeados de niños, todos con la mirada fija en nosotros.

Nuestra mente y corazón se fusionan y todo el sacrificio tiene ahora significado. De eso se trata la educación inicial, que nadie nos convenza de lo contrario. Como maestros nos enfrentamos a desafíos. Estructuramos toda una planificación para adaptarla al aprendizaje de nuestro grupo, desde su aspecto motriz hasta el afectivo. Vemos cada caso, cada niño, lo que le sucede introspectivamente, y al mismo tiempo tenemos que ser eficientes al buscar remediar su situación y apoyar su desarrollo a fin de que sea el más adecuado para su crecimiento. A su vez, trabajamos en conjunto con los padres y la comunidad educativa. Nuestra labor es continua: vemos nuestro esfuerzo en cada triunfo y sonrisa, y estimulamos su desarrollo con nuevas es-

trategias educativas respetando sus neurofunciones y puntos de vista. Es decir, innovamos el futuro, lo estamos creando aquí y ahora, no te detienes hasta que le puedas brindar a cada estudiante una oportunidad para que crea en sí mismo. Y eso es un logro que se guarda en la memoria. Así que cuando te preguntes si lo estás haciendo bien, ya lo estas logrando; por preocuparte por hacerlo, lo cual es una lucha constante para dar lo mejor de ti. Como maestras conocemos los límites, porque los dominamos y porque sabemos que cada día cuenta. Somos el refugio de nuestros pequeños porque les ayudamos a ser lo que ellos quieren de sí mismos y mucho más. No nos rindamos en el presente porque el futuro está en los niños que, como dije, siempre nos miran fijamente.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

15


testimonios

Agustina Castillo Colegio Isaac Newton Muchas gracias Instituto IDEA. Han sido muy importantes sus capacitaciones, sus publicaciones. Han sido de mucho provecho para mí como profesional docente. Muchas gracias, sigan adelante. Felicitaciones.

María José Racines La presente es para felicitarles en su décimo aniversario y a su vez agradecerles a todos quienes conforman el grupo IDEA por toda la disposición que tienen para seguir compartiendo sus conocimientos y experiencias para que todos continuemos aprendiendo y ser mejores docentes. El aporte es inigualable, ya que la labor que realizamos es la más dura porque requiere de mucha tolerancia, respeto y amor para enseñar. Yo tuve la oportunidad de asistir a varios talleres que realizaron desde marzo 2009 a octubre 2014. Trataba de asistir seguido pero era difícil a ratos. Pero siempre fue de mucha ayuda poder escuchar y dar mi opinión sobre algún tema; conocer que todos vivimos la misma realidad, que tenemos falencias y fortalezas, pero que, a pesar de todas las adversidades, nadie se daba por vencido, ya que compartir con otros me daba alegría. Me gustaba ver que había muchas personas, y aunque no conocía a nadie me sentí siempre a gusto. En una ocasión me gustó mucho cuando dieron un taller de origami y le invité a mi mamá y la pasamos súper divertido. A mí me gusta asistir y escucharles, eso no cambio por la tecnología.

Ing. Hernán Sánchez Z. Subdirector del Área de Sociales Colegio Intisana Como profesor de niños de segundo de Básica he tenido el gusto de compartir las "IDEAS" de la revista como una manera diferente, pero con algunas coincidencias sobre los diferentes temas planteados. En otras ocasiones he comprobado que mi tarea docente se enmarca dentro de las nuevas corrientes y metodologías en educación. Les felicito por esa difusión en la tarea de compartir sus experiencias con los demás docentes.

16

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


Raquel Valencia Una década innovadora de ¡IDEAS! En Ecuador se han producido transformaciones educativas profundas para las que he tenido el gran apoyo de IDEA a través de charlas, cursos, talleres, artículos, testimonios y prácticas de varios colegas docentes de instituciones fiscales o particulares. El equipo ha logrado unificar la misión de la vocación docente, la cual es servir a la comunidad educativa, apoyándonos, lleno de fortaleza pedagógica, con prácticas innovadoras educativas en cada día de clases, en cada rinconcito del aula, en cada reunión colaborativa dentro y fuera de la institución. Las guías que han surgido en los soportes tecnológicos han sido dirigidos a todos los niveles, por lo cual me han servido como un conjunto de saberes orientados a infantes, jóvenes, padres de familia, docentes y autoridades, actores importantes que conforman la educación ecuatoriana. He asistido a varios talleres y revisado el material digital. Es por ello que he podido realizar avances significativos en la zona rural donde yo laboro: la parroquia de Calacalí al noroccidente de Pichincha. Así, se ha unificado la atención prioritaria a la educación desde los Centros de Cuidado Diario, pasando por el nivel de inicial, la escuela y finalmente el colegio, generando cambios positivos tanto en los estudiantes, docentes y la comunidad. La unificación educativa ha servido de columna vertebral para fortalecer la educación dentro de la parroquia y tener un perfil de salida del estudiante justo, solidario e innovador, apoyando así a las familias que viven dentro de esta comunidad. Para ello el equipo IDEA me ha guiado con los talleres de “Lenguaje corporal en el aula”, “Evaluación auténtica”, “Educación integral de la sexualidad en la pubertad e inicios de la adolescencia”. Y mi testimonio en la edición #18 sobre el manejo de género en el aula: fue todo un reto ¡pero lo logré! Con el tema “Mi rinconcito del saber” yo afirmo que “la escuela y la familia juegan un papel primordial para erradicar la discriminación en una nueva sociedad”. Este tema sirvió de base a todos los niveles educativos que menciono anteriormente. En una década se ha logrado mucho, por lo que felicito la labor realizada y me uno a seguir difundiendo las temáticas de estudio que IDEA brinda a las siguientes generaciones de innovadores que desean servir a la educación ecuatoriana. Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

17


testimonio

Consejería en salud con escolares Por Yolanda Silva (ydegrijalva@gmail.com)

D

esde hace dos décadas, la escuela de medicina de la Universidad San Francisco de Quito USFQ mantiene la cátedra de Desarrollo Comunitario Integral (DCI) como parte de la formación integral de los estudiantes. Este curso dura dos años con cuatro módulos, en los que se realiza un diagnóstico comunitario e institucional, un diagnóstico de salud individual (escolares) y en el que se implementan proyectos de educación en salud con varios temas: higiene personal, salud oral, nutrición, control de emociones, entre otros. Los estudiantes de medicina reciben orientación para el trabajo con escolares con base en el trabajo de Phinder, Sánchez, Romero, Vizcarra, & Sánchez (2014). Considerando que es factible

18

formar hábitos saludables en la escuela (Soler & Del Campo, 2014; González Prieto et al., 2013), en los últimos años se han desarrollado acciones más personalizadas –que incluyen estrategias de consejería– para incentivar el mejoramiento de las prácticas de salud de escolares. Este artículo describe la experiencia de consejería en salud, desarrollada por estudiantes de medicina de la USFQ durante el año lectivo 2016-2017 en la escuela

La consejería en salud, como estrategia encaminada al mejoramiento de hábitos y no solo de conocimientos, ha sido ampliamente discutida y utilizada en temas de salud.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

Gustavo Vallejo de Pinsha, un barrio urbano marginal del Distrito Metropolitano de Quito. Educación en salud y consejería La educación para la salud es una estrategia de salud pública ampliamente difundida tanto en las unidades de salud como en escuelas y a nivel comunitario (OMS, 2008). Tradicionalmente ha estado dirigida a impartir conocimientos. Más recientemente, debido a que la educación para la salud en las escuelas cuenta con el ambiente más adecuado para que los niños puedan desarrollar hábitos en salud que perduren en la edad adulta (Hernán, Morgan, & Mena, 2010), la educación para la salud se ha orientado al cambio de comportamientos. Más específicamente,


madamente 45 minutos, cada semana, durante 4-6 semanas. Este es el tiempo que concedió la escuela para el trabajo de los estudiantes de medicina. 2) Los contenidos y la metodología debían adaptarse a la edad de los niños y a su capacidad de aprendizaje. Se trabajó con aproximadamente 100 escolares entre 6 y 12 años. La consejería consistió en: • Identificar las prácticas actuales de: higiene personal, salud oral, nutrición y control de emociones. • Demostrar recomendaciones o prácticas ideales, que son adecuadas para prevenir o controlar los problemas identificados. • Negociar prácticas factibles y hacer un compromiso para el cumplimiento de estas prácticas, identificando los factores motivacionales y puntos de resistencia que pueden afectar su cumplimiento.

La consejería consistió en identificar las prácticas actuales de higiene personal, salud oral, nutrición y control de emociones.

la consejería en salud, como estrategia encaminada al mejoramiento de hábitos y no solo de conocimientos, ha sido ampliamente discutida y utilizada en temas de salud (Ministerio de Salud de Chile, 2016). Esta estrategia ha sido desarrollada en varios proyectos de salud y nutrición (De Grijalva, 2016). La experiencia en consejería en salud El barrio de Pinsha pertenece a la parroquia de Cumbayá. Tiene características rurales, con deficiencias en accesibilidad, servicios básicos y bajas condiciones socioeconómicas. La escuela Gustavo Vallejo, situada en este barrio, no tiene infraestructura adecuada ni suficientes profesores. Según el informe de diag-

• Verificar el cumplimiento de las prácticas factibles.

nóstico comunitario, institucional y de salud de los alumnos de la cátedra de DCI, 2017, los niños presentan 30% de desnutrición crónica, 14% de sobrepeso y 90% de caries, malas condiciones de higiene, consumo de comida chatarra y casos de trabajo infantil. A partir de eso se diseñó un modelo simplificado de consejería en salud, tomando en cuenta las siguientes limitaciones: 1) Debía ser factible de realizar en aproxi-

Las prácticas adecuadas de higiene, salud y alimentación desde la edad escolar constituyen la base de la buena salud, actual y en la edad adulta.

• Realizar seguimiento. Resultados: Al finalizar las 4-6 semanas de seguimiento la mayoría de escolares modificaron su comportamiento así: En salud oral • Practicaron un correcto cepillado de dientes. • Utilizaron adecuadamente el hilo dental. • Aceptaron de buena gana la visita al odontólogo. • No consumieron alimentos destructores y comieron más alimentos saludables para los dientes.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

19


REFERENCIAS De Grijalva, Y. (2017). Mejoramiento de las prácticas alimentarias en adultos mayores de Tumbaco. Revista Vínculos, 2. Quito: ESPE. González, N.I., García, P., Rodríguez, S.D.C., & López, N. (2013). Educación para la salud en centros educativos. Revista Metas de Enfermería, 16(5), 68-72. Recuperado de: file:///C:/Users/ Propietario/Downloads/escolar165.pdf Hernán, M., Morgan, A., & Mena, A.L. (Eds). (2010). Consejería de salud y bienestar social. Formación en salutogénesis y activos para la salud. Escuela Andaluza de Salud Pública. Recuperado de: https://www.easp.es/project/ formacion-en-salutogenesis-yactivos-para-la-salud/

El proyecto se llevó a cabo con aproximadamente 100 escolares entre 6 y 12 años.

En emociones • Entendieron qué son las emociones y cómo cada una de ellas está ligada a un agente externo: familia, amigos, lugares. • Hicieron demostraciones de alegría, tristeza, ira, y explicaron qué momentos o qué personas les hacían sentir esas emociones y cómo controlarlas. En nutrición • Consumieron más alimentos sanos y disminuyeron el consumo de los menos saludables. • Construyeron un plato con alimentos que contienen todos los nutrientes.

de higiene, salud y alimentación desde la edad escolar constituyen la base de la buena salud, actual y en la edad adulta. La idea es que “lo que se aprende en la escuela no se olvida nunca”. Los estudiantes de medicina gozan de prestigio entre los escolares, son consejeros idóneos. La empatía, confianza, respeto y solvencia profesional del consejero son indispensables. La repetición, el seguimiento y la sostenibilidad de las prácticas mejoradas de higiene, salud y alimentación deben aplicarse en toda actividad educativa con escolares. Por último, tener en cuenta que la consejería en escolares es efectiva si se realiza a nivel individual como en pequeños grupos.

En conclusión, las prácticas adecuadas

20

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

Ministerio de Salud de Chile. (2016). Guía práctica. Consejería en salud sexual y reproductiva para adolescentes. Orientaciones para los equipos de atención primaria. Santiago: Autor. OMS. (2008). Jóvenes: opciones y cambios. Promoción de conductas saludables en los adolescentes. Washington DC: Autor. Phinder, M.E., Sánchez, A., Romero, F., Vizcarra, J., & Sánchez, A. (14 de mayo de 2014). Percepción sobre factores estresantes en estudiantes de Medicina de primer semestre, sus padres y sus maestros. Investigación en educación médica. Recuperado de: http://riem.facmed.unam.mx/ node/305 Soler, E. & Del Campo, E. (enero de 2014). La educación para la salud en la escuela: una herramientas con poderes de cambios positivos en los hábitos saludables de la sociedad. Acise. Recuperado de: http://acise.cat/wp-content/ up l o ad s / 2017/0 4 /P E S E I 2014-2015-castellano-PDF.pdf


El Viaje del Emprendedor

“Nacimos como empresa B sin habernos propuesto eso; nos demoramos un par de meses en certificarnos.”.

El Viaje del Emprendedor se inspira en el monomito de El Viaje del Héroe de Joseph Campbell en el que se plasman historias que buscan visibilizar heroínas y héroes modernos que han iniciado sus aventuras buscando un tesoro para transformar la comunidad y el mundo. Por Andrés Proaño (aproano@usfq.edu.ec)

Eugenio Severin Tu Clase, tu País “Si una persona vacía su billetera en su cabeza, nadie se la podrá quitar. La inversión en conocimiento es la que siempre paga mejores intereses.” - Benjamín Franklin

C

uando escuchamos la palabra emprendimiento, tan desgastada en estos tiempos, enseguida pensamos en negocios con fines de lucro. En Ecuador, la gran mayoría de emprendimientos son en el área de alimentos (alrededor del 76,4%), con una tasa de mortalidad muy alta y una generación de valor baja. La mayoría de estos emprendimientos se crean por necesidad, no generan empleo y alrededor del 70% de cierres de estos negocios sucede por problemas económicos o por falta de innovación (Espae/ Babson, 2016). Hay ámbitos en los que generalmente no vemos oportunidades para emprender porque parecen crecer de forma muy lenta frente al dinamismo de los negocios y de la tecnología, o quizás porque no aparecen atractivos para invertir. La educación es el mejor ejemplo de esto; superando la discusión de si se debe o no hacer negocio con la educación, hay algunos expertos que predicen que la mayoría de instituciones educativas no podrá seguir funcionando en el futuro como lo hacen ahora si no transforman radicalmente su manera de enseñar. Y el vehículo para esta transformación puede ser la tecnología, siempre que esta apunte a mejorar los procesos de aprendizaje y enseñanza en el aula y prepare a

Se pueden identificar las competencias que los estudiantes requieren desde lo que está sucediendo en las aulas, y así construir una planificación educativa desde la experiencia y no desde los escritorios. los niños y jóvenes en las habilidades que requieren para el futuro. Eugenio Severin es un emprendedor social chileno que luego de trabajar en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en la UNESCO y en el Ministerio de Educación de Chile pudo conocer la situación de la educación en varios países latinoamericanos, y comprendió que los problemas de los que adolecían estos sistemas se repetían. “Cuando visitaba a las autoridades educativas de un país, siempre me decían ‘Bueno, déjanos explicarte cómo funciona la educación acá…’, y los problemas eran los mismos que ya había escuchado en otros países.” Una vez que terminó su trabajo para el BID, Eugenio reunió un pequeño equipo de expertos para analizar los diferentes actores y problemáticas educativas a fin

de crear un proyecto de innovación que ayudara a mejorar la educación en América Latina. Así nació Tu Clase, tu País. Con el sueño de transformar la educación en América Latina y a través del fortalecimiento de los profesores, de las instituciones educativas y de los organismos educativos públicos, este innovador proyecto plantea un espacio de desarrollo profesional donde sea posible visibilizar y abordar de manera práctica las dificultades y los desafíos que tiene la educación hoy en día. En agosto de 2012, Eugenio y su equipo diseñaron un modelo de empresa social para presentarlo a un fondo de inversionistas de alto impacto como un proyecto ambicioso y de alto riesgo que probablemente no daría un retorno económico a corto plazo, y que a mediano plazo incorporaría una plataforma tecnológica capaz de apoyar la modernización y transformación de la educación, y que poco a poco generaría sostenibilidad y retorno económico. Una vez conseguido el aval de este fondo, se conformó un equipo de trabajo profesional diverso que comparte la convicción del valor de la educación para desarrollar un país: profesores, periodistas, diseñadores, psicólogos, economistas, sociólo-

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

21


La mayoría de instituciones educativas no podrá seguir funcionando en el futuro como lo hacen ahora si no transforman radicalmente su manera de enseñar. gos, programadores, todos se pusieron a trabajar en la construcción de la plataforma y lograron una primera “parrilla” de 110 cursos en línea. Tu Clase es hoy una empresa social que apoya el trabajo de docentes e instituciones educativas en Uruguay, Venezuela, República Dominicana, Brasil y Chile (36 proyectos). Hay estados de avance para trabajar en Argentina, Paraguay, Perú, México, Costa Rica y Colombia. Tienen un equipo de alrededor de veinte personas, más de cinco años operando y resultados a la vista. Ahora ya son expertos en la educación, conocen a sus usuarios y tienen clientes como el Ministerio de Educación de Chile o empresas privadas que fueron demandando la creación de nuevos programas y cursos que siguen alimentando su oferta. Su enfoque son los profesores, aunque sus clientes son otros: ministerios, empresas, fundaciones y colegios. “El desarrollo profesional no puede pasar por una capacitación que hacen los profesores en un año. No hay un día en que nuestra

plataforma deje de invitar al profesor a aprender, a tener nuevas experiencias y a colaborar con otros profesores.” Uno de los grandes descubrimientos de Tu Clase es la necesidad de generar comunidades de aprendizaje. “Para los profesores es mucho más valioso aprender de otros profesores que de un experto o de un manual”, relata Eugenio. Nuestra plataforma invita al docente a estar permanentemente expuesto a contenidos, ideas, recursos, experiencias, pero sobre todo a generar comunidades colaborativas. Los profesores se encuentran, colaboran, aprenden y trabajan en red. De esta colaboración se genera un diálogo pedagógico que produce objetivos a través de las prácticas y no desde un sílabo o un manual. Por ejemplo, se pueden identificar las competencias que los estudiantes requieren desde lo que está sucediendo en las aulas, y así construir una planificación educativa desde la experiencia y no desde los escritorios. Las debilidades de la educación en línea son la alta deserción, la desmotivación y la falta de contacto humano. En el mundo, la tasa de finalización de los cursos elearning, según Eugenio, es de alrededor de 30%. Tu Clase logra el 60%. La clave de Tu Clase es la apertura flexible y permanente a lo que está pasando. Siempre es un desafío trabajar con público adulto, muchos de ellos con resistencia a la tecnología; esto requiere un aprendizaje permanente y una escucha a los usua-

rios. Asimismo, mayor acompañamiento humano, retroalimentación permanente, sistema de tutorías que pone énfasis en el proceso de aprendizaje y no solo en cumplimiento de metas numéricas. Uno de los grandes desafíos que tiene Tu Clase es la medición de impacto. Por ahora esta se basa en un autorreporte de los docentes. Todos los cursos que hacen tienen al final encuestas que los docentes llenan para indicar cómo reciben el trabajo de Tu Clase. “Estamos buscando mejoras a través de mediciones externas. Una pregunta que tenemos es ¿cómo podemos saber si los profesores están realmente cambiando la manera en que enseñan?”, dice Eugenio. La certificación como empresa B (Benefit Corporation) se logró rápidamente y permitió generar vínculos con otras empresas similares y dar cuenta de la calidad de su trabajo. Este es un movimiento de empresas sociales que buscan crear un impacto positivo en las comunidades y el medio ambiente. Tu Clase planea llegar a 150.000 usuarios y con esto lograr la estabilidad del modelo de negocio, medir el impacto de una manera más completa y en algún momento ir más allá de los profesores para llegar a los estudiantes. Eugenio se despide y termina la entrevista para continuar con sus reuniones, pues la transformación educativa de América Latina no espera.

REFERENCIAS Espae/Babson. (2016). Reporte GEM. Obtenido de http://www.espae.espol.edu.ec/wp-content/ uploads/2017/06/ReporteGEM2016.pdf Tu Clase, Tu País. (s.f.). ¿Por qué es importante una formación docente y de calidad? Disponible en www.tuclase.net.

22

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


recurso

Hechos de violencia

en la escuela y prácticas restaurativas Por Milena Lasso Daza (julie_dasa@hotmail.com)

L

a escuela, el contexto donde se forman de manera integral a niños, niñas y adolescentes y que provee un espacio para la convivencia armónica mediante la práctica de valores como respeto, responsabilidad, solidaridad, empatía, tolerancia, asertividad, entre otros, se ve hoy en día en riesgo frente a múltiples casos que alteran la cultura de paz. Resulta que, precisamente en este entorno escolar, podemos evidenciar hechos de violencia: durante el recreo, al ingreso o a la salida, en las aulas cuando no está el docente. Una violencia que va lacerando la vida emocional del agredido. Pero para entender mejor la magnitud de esta problemática psicosocial y multicausal, partiremos de la definición de la Organización Mundial de la Salud sobre la violencia:

“El uso intencional de la fuerza o el poder físico, de hecho, o como amenaza contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastorno del desarrollo o privaciones” (citado en Ministerio de Educación, 2017, p.19). Esta violencia se clasifica de diferentes formas: por su naturaleza (violencia física, psicológica, sexual, omisión o ne-

Es habitual ver a niños aislados, tímidos, tristes hasta altas horas de la mañana y con fuerte sol utilizando abrigos para cubrir sus brazos flagelados y sintiéndose culpables de lo sucedido.

gligencia, virtual); por la relación con la víctima (intrafamiliar, institucional, entre pares, de estudiantes contra miembros de la institución educativa ) y por motivos sociales (de género, de orientación sexual, por condición socioeconómica, étnica o cultural). En los centros educativos, la violencia intrafamiliar se presenta de manera más frecuente en niños de Básica elemental y Media, de forma psicológica y física, lesionando y marcando sus frágiles cuerpecitos, pero más aún sus mentes y espíritus. Es habitual ver a niños aislados, tímidos, tristes hasta altas horas de la mañana y con fuerte sol utilizando abrigos para cubrir sus brazos flagelados y sintiéndose culpables de lo sucedido. Le sigue la violencia entre pares, que viene a ser una réplica de lo que se vive

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

23


El enfoque restaurativo implica creer que las decisiones están mejor tomadas y los conflictos mejor resueltos por aquellas personas que están directamente involucradas en ellos. en casa, en donde la palabra, valiosa herramienta para la convivencia armónica, es utilizada para cimentar los conflictos entre estudiantes y acoso escolar. De manera reiterada se ofenden en los recesos, inician con juegos bruscos, y si no se interviene a tiempo terminan en golpes, pudiendo esto rebasar los límites y hasta convertirse en acoso escolar. Por su parte, los docentes en algunos casos agreden verbal y psicológicamente a los estudiantes con expresiones tales como: “eres vago”, “el día que no vienes el mundo está en paz”, etc. Aún siguen las prácticas de expulsar de clases a estudiantes que interrumpen el trabajo, y los ridiculizan frente a todos en la formación matinal. Para prevenir y atender hechos de violencia en entornos escolares, el Ministerio de Educación ha implementado Rutas y Protocolos para cada hecho de violencia, preparando al profesional del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) con la finalidad de no revictimizar a los estudiantes y erradicar estos sucesos en ámbitos educativos. Además, este organismo se encarga de charlas, capacitaciones, foros, talleres, debates y otras técnicas que permitan trabajar en la prevención y construcción del proyecto de vida personal. En caso de suscitarse hechos de violencia se deben atender recordando los diversos enfoques (pedagógico, inclusivo, intergeneracional, jurídico, de género, de

24

bienestar, intercultural y restaurativo) y derivar, previo a la entrega de un informe, a instancias como el Distrito de Educación, la Junta de Resolución de Conflictos, las Unidades Judiciales, la Fiscalía. Dependiendo de si la falta es leve o grave se atiende en el centro educativo; pero si es muy grave corresponde remitir a las instancias mencionadas. Según investigaciones realizadas por UNICEF y Visión Mundial en el país, de una muestra de estudiantes de las regiones Costa, Sierra y Oriente en establecimientos educativos fiscales y particulares en edades comprendidas entre 11 y 18 años de edad, 3 de cada 5 estudiantes han sido objeto de acoso escolar (UNICEF, s.f). Los niños, niñas y adolescentes que son objeto de violencia se ven afectados en su autoestima; presentan depresión, ansiedad e incluso pueden caer en el suicidio. Del otro lado, están los agresores, que también dan muestras de ansiedad e impulsividad. Y los que son espectadores llevan en sí el temor a intervenir, a comunicar y a ser también objeto de agresión (VVOB, 2016). Ante estas circunstancias surge la necesidad de trabajar más en la prevención, en la resolución de conflictos, en el refuerzo de vínculos afectivos y de prácticas restaurativas que empoderen y hagan tomar conciencia del vivir para convivir, en la gestión de las relaciones en el salón de clases para reparar el daño causado y en el restablecimiento de las relaciones interpersonales. Al respecto, resulta interesante conocer lo que nos dice el enfoque restaurativo, que implica creer que las decisiones están mejor tomadas y los conflictos mejor resueltos por aquellas personas que están

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

directamente involucradas en ellos (Costello, Wachetel, & Wachtel, 2009, citado en VVOB, 2016). Una modalidad de trabajo son los círculos restaurativos en donde se tratan conflictos socio-afectivos para consolidar el sentido de pertenencia al grupo y que pueden ser preventivos o terapéuticos, con la finalidad de abordar la dificultad, la falta de sintonía en el grupo, el deterioro de la convivencia o la existencia de un conflicto abierto. Estas son prácticas con resultados alentadores que se vienen desarrollando en países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Perú y ahora en Ecuador (VVOB, 2016). Las personas que trabajamos en entornos escolares y todos aquellos actores a cargo de la educación podemos hacer una gran diferencia poniendo nuestra atención en este tipo de casos y contribuir en el desarrollo de una activa cultura de paz.

REFERENCIAS Ministerio de Educación Ecuador. (2017). Protocolos de actuación frente a situaciones de violencia detectadas o cometidas en el sistema educativo. Quito: Autor. Disponible en: https://educacion.gob. ec/wp-content/uploads/downloads/2017/03/Protocolos_violencia_web.pdf Unicef. (s.f). 1 de cada 5 estudiantes ha sido víctima de acoso escolar. Recuperado en enero 2018 de: https:// unicef.org.ec/acoso-escolar-otraforma-violencia/ VVOB. (18 de octubre de 2016). Prácticas restaurativas en ámbitos educativos. Recuperado en enero 2018 de: http://www.vvob.org.ec/sitio/ noticia/practicas-restaurativas-enambitos-educativos


Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

25


testimonios

Pablo Dávila USFQ IDEA me ha ayudado a actualizar mis conocimientos, no solo con clases interesantes e innovadoras, sino con temáticas adaptadas a las necesidades de los docentes modernos.

Paulina Mora Profesora de Matemáticas Liceo Campoverde En mi experiencia los talleres que he recibido y estoy recibiendo han impactado en mi labor como docente, dentro y fuera del aula. Debo empezar con que han cumplido con mis expectativas desde la atención recibida, los instructores y el contenido dictado; es decir, han sido de calidad. Los talleres han generado en mí mayor curiosidad, me han proporcionado más herramientas e incluso hasta hacerme una autoevaluación de mis clases y plantearme retos sobre cómo mejorarlas. Con estos antecedentes siento un mayor compromiso por aplicar lo aprendido, ya que los favorecidos terminan siendo mis estudiantes o mis hijos. Y ya que tengo el conocimiento, dejar de aplicarlo sería una locura. En este proceso trato de generar clases más dinámicas y que vayan ligadas al fomento de habilidades blandas que apoyen el conocimiento que les imparto. Gracias y felicitaciones, equipo IDEA, por su labor que es una herramienta más para la labor del docente.

Wilson A. Lamiña Guevara Para el Aula es una revista, de las pocas, que reflexiona sobre el acto educativo. Este ha sido justamente la ayuda que IDEA me ha dado: la oportunidad de reflexionar sobre mi quehacer educativo. Reflexionar me ha permitido mejorar la práctica docente. Por esta razón estoy eternamente agradecido. Muchas gracias.

26

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


Montserrat López USFQ Este año cumpliré diez años en la USFQ, y a lo largo de este tiempo IDEA me ha provisto de muchas herramientas que han influido en mis prácticas de clase. Sin embargo, el impacto más grande que ha tenido IDEA en mi vida profesional ha sido despertar en mí un interés por la Educación desde otra óptica. Los primeros talleres que tomé con IDEA estaban orientados a mejorar mi desempeño en las clases de Literatura que daba en la universidad, pero al empezar a tomar diversos talleres sobre otros temas y a intercambiar conversaciones con el equipo de IDEA se fue despertando en mí un interés que ahora va más allá de la literatura y que se expandió hasta abarcar la enseñanza de la literatura desde la niñez. Gracias a IDEA no solo encontré un nuevo campo de interés en el que me he estado formando académicamente en los últimos años, sino que además me ha permitido un espacio para desarrollar mis intereses al invitarme a colaborar con ellos. Ahora tengo una maestría en Educación en Libros y Literatura Infantil y Juvenil, he cursado programas de escritura de literatura infantil y juvenil y he empezado a ofrecer cursos y talleres al respecto. Creo que si no hubiera sido por IDEA posiblemente se me habría pasado por alto saber que puedo compartir mi pasión por la literatura más allá del aula universitaria.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

27


recurso

¿Por qué estudiar Educación? Por Emilia Rojas (elrojas@estud.usfq.edu.ec)

R

esulta bastante elocuente utilizar este espacio para describir aquellas características, a mi parecer románticas, sobre el ideal de ser maestra. Y digo maestra, aunque no es mi afán excluir a aquellos hombres que comparten esta vocación; pero sabemos que este peculiar arte y oficio es desempeñado en su mayoría por mujeres. Sin duda suena petulante escribir sobre la conmovedora experiencia de cómo nació en mí el deseo de ser futura educadora, y en este sentido persuadir al lector, de tal modo que se detallen, e incluso enu-

28

meren, los motivos de mi elección como carrera profesional. Empero, al tratarse de un tema tan delicado, me aferro a las palabras de Saramago: “He aprendido a no intentar convencer a nadie. El trabajo de convencer es una falta de respeto, es un intento de colonización del otro” (Ex-

Espere encontrar todo tipo de comentarios acerca de lo sencillo que es estudiar cuatro años de pedagogía para finalmente socavarse dentro de un aula el resto de su vida.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

celsior, 2012). Por lo tanto, en su lugar describiré aquellas razones por las que evidentemente ser profesora debe ser la última opción de cualquiera. Económicamente hablando (y es necesario empezar por aquí), una maestra de escuela o colegio promedio tiene un sueldo bastante menor en comparación a toda la labor que implica la profesión. Esto sin contar las horas extra (no remuneradas) para dar retroalimentación, solucionar los problemas de 20 niños distintos (o 40 si usted prefiere ser parte


del sistema público), seguir un currículo, acatar las disposiciones del colegio, cumplir con toda la malla, etc. Tampoco podemos olvidar la era tecnológica en la que vivimos y que cada día se fortalece. Ya hemos cambiado la tiza (y luego el marcador) por bellas presentaciones digitales, y el internet da acceso a cualquier tipo de información. ¿Hasta cuándo será vigente la carrera de educación? Es decir, quién quita que en los próximos cincuenta años seamos reemplazados por una máquina (que obviamente contará con toda la información que se requiere aprender). En un ámbito más personal, si espera reconocimiento, probablemente se decepcione, dado que ser maestra es una tarea sencilla: ¡Cualquiera puede ser profesora, solo debe cuidar niños! Esta carrera está ligada a los “fracasados” que no pueden conseguir empleo en lo que estudiaron o no son lo suficientemente capaces para estudiar una “carrera real”. Usted seguro escuchará: “El que sabe aplica y el que no, enseña”. Espere encontrar todo tipo de comentarios acerca de lo sencillo que es estudiar cuatro años de pedagogía para finalmente socavarse dentro de un aula el resto de su vida. Seguramente será gratificante que con algunos estudiantes, pero no todos, se forme un vínculo afectivo. Pero recuerde que solo durará un año escolar y es bastante posible que no vuelva a ver a esos

En contra de todo, hay personas que deciden ser maestras y maestros y estudiar educación, entregar su tiempo a un amor efímero y no reconocido.

estudiantes más que en recreo, cada año más crecidos y distantes. Vendrán nuevos niños, pero su cariño siempre tendrá fecha de caducidad ¿Aún recuerda el nombre de su profesora de tercer grado? Cuando uno de sus estudiantes triunfe no espere que regrese a su aula a dar las gracias por su guía, o al menos que recuerde que algo aprendió durante ese año a su cargo.

maestros y estudiar educación, entregar su tiempo a un amor efímero y no reconocido. ¿Por qué? ¿Es vocación? ¿Es necesidad? ¿Es esto o nada?

Ciertamente la profesora poco tiene que ver con el éxito de sus niños; al contrario, muchas veces es la culpable de los fracasos. Si un niño tiene buenas notas es muy inteligente, si son malas la maestra tiene la culpa, no está en discusión.

Tal vez quiera cambiar el mundo, al niño que está enfrente suyo o así mismo, tal vez encuentre en el simple pero maravilloso hecho del aprendizaje diario su catarsis.

Espere a discutir con los padres molestos por el desempeño de sus hijos. ¡Oh! pero no se preocupe, en el día del maestro recibirá flores. Podría seguir describiendo muchas otras que indudablemente ya conoce, vive o atraviesa en su quehacer como maestra o lo hará en un futuro (ojalá no fuera así). Sin embargo, creo que he llegado a mi punto y es el siguiente: a pesar de todo esto, al mundo no le falta gente que se lanza por esta opción. En contra de todo, hay personas que deciden ser maestras y

Creo firmemente que cada educador que deja todo de sí dentro del aula de clases (y también fuera) debe tener una razón personal muy profunda que va más allá de la aptitud o gusto.

Sea cual sea su razón, no debemos olvidar el indudable valor y reto que estas personas asumen al elegir la Educación como profesión. No hay duda de que algo maravilloso se esconde detrás de cada maestra y maestro.

REFERENCIAS Excelsior. (18 de junio de 2012). Las frases de José Saramago que todos deben leer. Descargado de: http://www. excelsior.com.mx/2012/06/18/ comunidad/841998

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

29


testimonio

Desde el aula, con amor:

búsqueda de un verdadero aprendizaje

Por Valeria Bassante (bassante.valeria@hotmail.com)

U

n maestro se forma desde que nace. Por eso es que la definición de maestro como la de “una persona que enseña una ciencia, arte o un oficio”, tal como especifica la Real Academia de la Lengua (2017), no logra involucrar el poder de su influencia, el peso de su consejo o la energía que requiere su trabajo. Estos son elementos que no se pueden aprender en la vía que lleva a un título universitario de docencia. Con ese gran poder y responsabilidad vivimos cada día los maestros, pues entender que cada 45 minutos tendremos alrededor de 25 pares de ojos mirándonos fijamente conlleva una autorreflexión constante acerca de qué es lo que verán en nosotros esos ojos. En este contexto, permítanme contar la anécdota de una maestra llevada por el corazón. Cuando llegó el 3 de diciembre,

30

Día Internacional de las Personas con Discapacidad, y se requirieron planificar actividades relacionadas con este tema, se abrieron dos caminos para todos los maestros: 1) Qué puedo planificar de acuerdo al tiempo de 45 minutos y que no les aburra a mis estudiantes, o 2) Cuál es la mejor forma de mostrarles la realidad de este tema. Es decir, cómo les llevo a ser parte de una transformación de la sociedad o cómo les puedo sacar de sus mentes el egoísmo nato en el que todos nos encontramos sumidos día a día para que generen conciencia del otro. Entonces, solo eligiendo este último camino, la maestra de Lengua y Literatura

Debemos integrarnos todos, estando claros que su diferencia no es más grande que la mía.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

reconoce cuán vital es a veces dejar su cátedra en el cajón para enseñar a sus estudiantes a comunicarse y entenderse; dejar las letras por un rato para enseñar a leer nuestras necesidades personales; dejar la idea de “grupo” para enseñar el valor de la individualidad; dejar el concepto de “inclusión” para enseñar la importancia de la “integración”. ¡Qué difícil! ¿no? Un video sobre el Día Internacional de las Personas con Discapacidad abre el telón de la clase. En este se muestra la idea de que es mejor celebrar el Día de las Capacidades y, en unos segundos de atención, la maestra ve el destello de las ideas que empiezan a hilvanarse en cada una de esas cabecitas observadoras. En aquel momento, las preguntas y las propuestas empiezan a surgir: “Profe, ¿qué pasa con los colegios que no tienen rampas? ¿Cómo van los niños que


están en silla de ruedas? ¿Y si es alguien que no puede ver? ¿Podríamos aprender todos juntos en una misma clase? ¿Qué tal si traducen los libros que usamos al braille para que ellos puedan leer con nosotros y se capacitan a los profesores para que puedan enseñar con este método al mismo tiempo, en la misma aula? Profe, yo no tengo una discapacidad, pero aprendo distinto a mis compañeros ¿soy especial?”.

De repente, la maestra dibuja con ayuda de los estudiantes lo siguiente:

La inocencia de sus reflexiones solo puede sacar una sonrisa de la maestra, que ojalá tuviese las respuestas que calmen esa sed de saber más. La tristeza que se genera en los estudiantes al saber que hay niños que no pueden aprender como ellos porque no tienen los recursos que necesitan impregna el ambiente, y empiezan a recordar aquella ocasión que tal vez se cruzaron con un niño o niña que no era igual a ellos. Tal vez porque le faltaba una parte de su cuerpo o no podía aprender con su misma velocidad. Empiezan a sentir un poco de culpa, si es que se burlaron de esa persona, u orgullo, si es que pueden contarlo entre sus amigos. Narran impulsivamente sus anécdotas, uno tras otro, hasta que llegan ellos mismos a una conclusión: Si todos somos diferentes, si todos aprendemos distinto, no es cuestión de incluir a los que han sido excluidos del derecho a la educación. Debemos integrarnos todos, estando claros que su diferencia no es más grande que la mía y que eso es parte de la vida, sin que deba provocar que tengamos espacios distintos de aprendizaje.

“Profe, YO soy diferente y está bien. Pertenezco aquí”.

Así que aquí estoy yo, aquella maestra, agradecida por haber sido parte, no de una hora de clase, sino de una gran lección. Soy maestra, no porque nadie me lo diga, sino porque aún me quedan ganas de guiar a los adolescentes, de conversar con ellos, de escuchar sus locuras, de maravillarme con sus características; de enojarme y corregirlos, de tener la valentía de llorar cuando fracasan y también cuando triunfan. Pero, principalmente, de construir ladrillo a ladrillo un camino, no para que yo les enseñe, sino para que ellos busquen aprender. Saber que soy parte de eso puede valer igual o más que 45 minutos de gramática.

“Profe, YO soy diferente y está bien. Pertenezco aquí”. Entonces, usando la herramienta de enseñanza más antigua y la más olvidada, conversar, la profesora explica que nunca podremos abrir nuestra mente a que acepte a los demás si es que no nos aceptamos a nosotros mismos, que somos diferentes, con más o menos partes del cuerpo, mayor o menor velocidad para aprender, habilidad para una u otra cosa. Todos somos diferentes y está bien. Entonces los estudiantes toman elementos de la naturaleza y crean dibujos de sí mismos con ellos. Resaltan aquella cicatriz en el brazo que antes ocultaban o su poca destreza para los números; enfatizan que les falta o les sobra algo… Y mientras lo hacen, sonríen, con amor a sí mismos y por los demás. Todos sus trabajos formaron parte de lo que llamaron “El libro de las capacidades”.

REFERENCIAS Real Academia Española (2017). Diccionario de la lengua española (22ª ed.). Recuperado de http://dle.rae. es/?id=Ns5vHZY

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

31


testimonio

María Gabriela Ñauta H. Cuenca El aporte brindado será siempre recordado “La educación formal te dará un medio de vida, la autoformación te hará ganar una fortuna.” -Jim Rohn El Instituto de Enseñanza Aprendizaje (IDEA) de la Universidad San Francisco de Quito está de fiesta, cumpliendo una década de arduo trabajo; una década de acompañamiento óptimo y eficaz a los docentes que deseamos seguir incrementando nuestros conocimientos y compartiendo experiencias. Para el instituto, la distancia, los límites y las fronteras no existen, ya que, a través de sus cursos virtuales, conferencias, congresos y talleres mensuales han permitido que las oportunidades de aprender no se vean limitadas. Cada tema tratado me ha sido de mucha ayuda en mi labor como docente, pues poder aplicar lo aprendido en cada taller ha hecho de mis clases un espacio favorable para mis educandos. Me ha permitido mejorar cada día las estrategias, las metodologías, y propiciar espacios donde la reflexión sea fuente de inspiración y la creatividad sea eje de innovación, demostrando que no siempre se requieren espacios ni materiales sofisticados para entregar a la sociedad seres humanos que hagan del día a día un nuevo aprendizaje. Es un placer poder evocar. Un gracias infinito a todo el equipo de IDEA que desde sus inicios ha fomentado y logrado que la autoformación docente no se vea estancada. En mi caso, desde el año 2012 soy asidua participante de sus talleres y congresos, los mismos que, además de dejarme enseñanzas, me han permitido hacer nuevas amistades y compartir vivencias. Nunca desistan, al contrario, sigan adelante, ustedes son la fuente de inspiración al demostrar que todo sueño se hace realidad, con trabajo y sacrificio. Para concluir evoco las palabras de Jean Pierre Sergent: “El éxito no se logra solo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y organización”. Feliz aniversario. Su amiga y colega:

32

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


testimonio

Comunidad de educadores,

una oportunidad para inspirar a los docentes Por Jackie Rivadeneira (jrivadeneira@tomasmoro.k12.ec) “¡Sin docentes, los cambios educativos no son posibles!” dijo Magaly Robalino, colaboradora de la UNESCO para América Latina y el Caribe en la Revista PRELAC N°1 (2005, p.7). Una afirmación hecha hace más de diez años atrás que sigue resonando en los oídos de los centros educativos debido a los conflictos y dilemas con los que un maestro se enfrenta al momento de trabajar con estudiantes, colegas y autoridades en sistemas organizados para altos niveles de flexibilidad y resiliencia. Algunos de los profesores se podrían sentir solitarios e incluso indefensos para solucionar tales dificultades, por lo que las comunidades educativas, entendidas como redes de aprendizaje y enseñanza profesional, podrían ofrecer una oportu-

nidad para su crecimiento no solamente profesional sino personal. En mi caso, yo he recibido ese apoyo por parte de mi comunidad educativa local y desde el IBEN (red de educadores del IB) Desde mi experiencia, el pertenecer a una comunidad de educadores internacionales del Bachillerato Internacional me ha orientado hacia la búsqueda de un significado inspirador frente a la tarea de

Desde mi experiencia, el pertenecer a una comunidad de educadores internacionales del Bachillerato Internacional me ha orientado hacia la búsqueda de un significado inspirador frente a la tarea de ser maestra.

ser maestra, y me ha llevado a reconocer muy claramente las consecuencias de la falta de tiempo a la hora de dedicarse al desarrollo profesional y académico. He comprendido que mis limitaciones en mis propios desempeños profesionales pueden ir desapareciendo hasta convertirse en fortalezas. Por ejemplo, la tarea de trabajar en y con la incertidumbre junto a adolescentes que son evaluados internacionalmente constituía una verdadera tortura, incluso me parecía injusto para ciertos estudiantes y compañeros profesores; sin embargo, el apoyo de mi comunidad educativa local e internacional ha permitido percibir esta experiencia como una fortaleza para el trabajo colaborativo desarrollado dentro y fuera de una institución educativa.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

33


La motivación que tenga un docente en invertir en su propio desarrollo profesional y personal juega un papel determinante al tratar de integrarse en una comunidad. Por ello, he pensado que debe ser una prerrogativa el acceso a la calidad educativa a través de las fortalezas que tenga el maestro en relación con la construcción de su propio proceso de hacer educación y la capacidad de dar una opinión fundamentada en la información relevante que surge a partir de dicha comprensión. He ahí la importancia de sentirse sostenido dentro de una comunidad que lo ayude a descubrir dichas fortalezas, que propicien la generación de habilidades colaborativas y comunicativas en la construcción del conocimiento y la visualización de sus miembros por medio de una participación activa. La oportunidad de pertenecer a una verdadera comunidad educativa no está a la vista de todos, es necesario buscarla y evaluarla con la finalidad de reconocer las ventajas que ofrece más allá de una red

social, o un foro de discusión. Internet ofrece tantas posibilidades que puede convertirse en una marea de información descontextualizada. Se deben considerar muy bien los marcos de acción y las limitaciones de las organizaciones. Además, como menciona la Organización del Bachillerato Internacional, una comunidad busca atraer a educadores que estén interesados en contribuir al desarrollo de docentes competentes, motivados y comprometidos con una mentalidad internacional que se rija con altos estándares profesionales. Por lo tanto, la motivación que tenga un docente en invertir en su propio desarrollo profesional y personal juega un papel determinante al tratar de integrarse en una comunidad que no necesariamente tiene que estar a kilómetros de distancia, basta con regresar la mirada con generosidad hacia sus propios colegas y reconocer en ellos sus fortalezas. En definitiva, construir la identidad profesional es una ocupación actual de todo docente que quiere ir más allá de las circunstancias de sus estudiantes. En este punto, experiencias propias, las de los

Debe ser una prerrogativa el acceso a la calidad educativa a través de las fortalezas que tenga el maestro en relación con la construcción de su propio proceso de hacer educación.

34

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

maestros, posibilitan aprender y descubrir cosas de sí mismos, de los demás y del mundo que les rodea. Aquí puedo dar cuenta de la importancia de cuestionar estereotipos acerca de lo que viene a ser un buen profesor, de ir más allá de los prejuicios de lo que debe ser una clase modelo, los mitos que ofrece una evaluación como estandarización del conocimiento y la rigidez en la originalidad de las ideas. En fin, pertenecer a una comunidad de educadores locales o internacionales ofrece la contingencia de crecer desde el mismo momento en que se reconoce con humildad las carencias frente a lo que significa ser maestro, y se reconoce a nuestros cercanos como posibles guías.

REFERENCIA Robalino, M. (1 de julio de 2005). ¿Actor o protagonista? En Protagonismo Docente (pp. 7-24). Revista PRELAC. Obtenido de http://unesdoc.unesco.org/ images/0014/001446/144666s. pdf.


artículo

Los problemas de aprendizaje en el aula: una oportunidad

Por Daniela Moreano (danielamoreano@yahoo.com)

E

n la actualidad muchos estudiantes entran a nuestras aulas con diagnósticos de problemas de aprendizaje, pero ¿sabemos qué son, qué los origina y si estamos preparados para manejarlos? Un problema de aprendizaje se presenta cuando se ha observado en los estudiantes un ritmo diferente en la adquisición del aprendizaje, cuando responde de distinta manera a los contenidos, cuando necesita mayor tiempo para realizar o cumplir con alguna actividad, o cuando se evidencian alteraciones tanto a nivel académico como conductual.

Estas alteraciones pueden aparecer como anomalías para pensar, razonar, atender, leer, escribir o calcular, sin que estas respondan a una afección sensorial o cognitiva previamente identificada (Navarrete, 2008). Como docentes debemos tratar

Como docentes debemos tratar de ver las dificultades en el aula como oportunidades, no solo para el estudiante y su familia, sino para nosotros mismos, porque nos permite hacer algo por ese estudiante.

de ver las dificultades en el aula como oportunidades, no solo para el estudiante y su familia, sino para nosotros mismos, porque nos permite hacer algo por ese estudiante. Los niños que presentan alguna alteración en sus aprendizajes llegan heridos emocionalmente, pues es fácil tacharlos de vagos, malcriados o perezosos. Los docentes solemos atribuir su bajo rendimiento a problemas de actitud o empeño, dejando de lado o minimizando un obstáculo real que el estudiante vive y que incluso no ha identificado.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

35


Atender a estudiantes con problemas de aprendizaje es aplicar un conjunto de estrategias de ensamblaje, de composición. Es un arte inesperado. Estas estrategias requieren de audacia e innovación para poder soportar resultados poco esperados (Belgich, 2007). Es importante darnos la oportunidad de dejarnos sorprender por las capacidades de nuestros estudiantes, y entender sus miedos, sus preguntas, sus errores y aciertos. Atender las dificultades de aprendizaje en el aula es tener claro que no solo se deben solventar las debilidades a nivel académico sino fortalecer el desarrollo psíquico y emocional de nuestros estudiantes.

La formación profesional del docente puede determinar el oportuno y asertivo proceso de atención a dichas dificultades.

La formación profesional del docente puede determinar el oportuno y asertivo proceso de atención a dichas dificultades. Está en nosotros potencializar sus habilidades y reconocer la existencia de distintos estilos de aprendizaje, o bajar las manos y llevarlos a un futuro fracaso escolar. Debemos reconocer que solos no podemos realizar o cumplir con esta labor. Hay que tener constante comunicación con la familia, así como solicitar apoyo de profesionales que puedan complementar nuestra acción y que estén en la capacidad de garantizar el acceso y progreso de los estudiantes y sus aprendizajes. Se trata de ofrecer a los estudiantes y a sus familias un amplio conjunto de opciones que posibiliten de la mejor manera su desarrollo

36

REFERENCIAS Belgich, H. (2007). Reflexiones sobre la práctica docente en los procesos de integración escolar. Rosario, Argentina: Homo Sapiens. Navarrete. M. (2008). Integración escolar y permanencia, proyecto de integración y lineamiento para la adaptación escolar. Buenos Aires, Argentina: Landeira.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


Walter Vivas Hablar de IDEA de la USFQ y su Revista para el Aula es conjugar un equipo maravilloso de personas cuya misión es transformar vidas, hacer de este mundo más llevadero, crear una atmósfera de confianza y ternura como la sonrisa de los niños, niñas y adolescentes que dibujan en el día a día en la relación de interaprendizaje. Como colaborador he tenido la oportunidad de expresar y compartir mis vivencias a lo largo de mi vida educativa, rodeado de mentes reflexivas y propositivas que nos ayudan a crecer, enseñar y aprender, disfrutando siempre ese aire puro, tomando conciencia del valor de las cosas simples que ofrece la vida. Contar con ponencias de grandes educadores nacionales y extranjeros mediante sus diversas temáticas han enriquecido ese material didáctico maravilloso para ponerlo en práctica en el aula. Testimonios llenos de humanidad y artículos de gran interés van enriqueciendo y fortaleciendo las herramientas siempre vigentes con las que contamos. Para el Aula, revista de docentes, no solo para docentes sino para todo ser consciente de un cambio radical en el difícil arte de educar. Felicidades en su labor orientadora, que continúen con esa misma energía.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 23 25 (2017) (2018)

37


crónica

Para el Aula:

crónica de una publicación soñada Por Verónica Falconí (vfalconi@usfq.edu.ec)

L

os inicios de esta revista se remontan al 2012. Una profesora comparte entre sus compañeros la necesidad de encontrar una publicación ecuatoriana que le permita a los maestros del país acceder a información actualizada y a recursos educativos que se adapten mejor a su entorno. Claudia Tobar, actual directora de IDEA y editora en jefe de la revista Para el Aula, es esa profesora que imaginó desde el principio una revista de educadores para educadores que no existía en el país. Sin embargo, está convencida de que la diferencia que permitió materializar esta publicación fue que el comentario lo hizo frente a un equipo talentoso y en una institución que apoya la innovación y la investigación. Armar un consejo editorial, conseguir auspiciantes, articulistas, editores, diagramadores, fotógrafos, imprenta es una

38

tarea inmensa. Pero detrás había una idea clara, un objetivo concreto. Algún día, varios años después, en la pared de las oficinas se exhibirían las portadas de la revista. El camino estaba trazado y el compromiso era de largo aliento.

primeros logos, las primeras portadas, la propuesta de diseño forman parte de la colección.

Durante su relato, Claudia me comparte los primeros machotes de la revista. Los tiene guardados en su escritorio como un tesoro. En ellos se evidencian sus inicios, diferentes tipos de letras que dan cuenta de la suma de voluntades que se requirió para aquellas primeras publicaciones y que sigue siendo su sello distintivo. Los

Entre las letras, están los escritos de Scarlett Proaño, quien hasta ahora colabora con la publicación como editora de estilo. Para ella, el oficio de escribir le es natural. Se inició desde pequeña en la lectura, encontró en los libros varias respuestas, incursionó en la traducción y la escritura del español, y luego de un largo trajín por el mundo llegó a IDEA. No dudó ni un minuto en sumarse cuando Claudia se lo propuso.

Si tienes algo que contar, hazlo. Ponlo en palabras. Eso hace parte de una cultura comprometida y responsable. Esto permite entender más a los demás.

Los bocetos de las portadas que tiene Claudia en una en su escritorio son de Santiago Chiluiza, el diseñador que acompañó al equipo en las primeras ediciones. Sostuvo varias reuniones con Claudia para crear acordar el nombre:

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


Para el Aula. Hubo varios intentos para crear el logo hasta que se dibujó el que acompaña a toda la publicación. El producto bien armado: los artículos y el contenido estaban diagramados, “pero nos hacía falta la portada”, comenta Santiago. Así, contactó a un ilustrador y conversaron sobre la visión de la revista y algunos contenidos. Se hicieron algunas propuestas, dos o tres, y la que se escogió e imprimió ilustraba a once niños que se divierten y flotan con globos de colores. Luego se contó con los aportes de Carlos Piza, siempre con el fin de innovar y refrescar las imágenes. Las buenas ideas también necesitan padrinos. Y Para el Aula encontró el suyo: Edwin Fuentes. A Edwin la idea de imprimir una revista para profesores lo comprometía. Para él, la educación es el único medio que permite que las sociedades se desarrollen. Este pensamiento le ha acompañado toda su vida y se vincula a las luchas sociales en las que se involucró en su juventud.

motivó y promovió la colaboración de distintas instancias y actores. Posteriormente, se incorporó en la parte de diseño Andrés Anrrango. Él hizo una apuesta fotográfica para las portadas. Cada foto la revisa cuidadosamente, verifica su calidad, su pertinencia, su origen. Andrés se da tiempo de leer los artículos y para él cada publicación es una oportunidad de aprendizaje. Unos los ha sentido como un relato de su propia experiencia educativa. “Le tengo un especial cariño a la revista y ahí plasmo mis ideas” comenta Andrés. No siempre el diálogo entre el equipo editorial y el equipo de diseño es fácil. Hay varias anécdotas al respecto: fotos que no parecían oportunas, textos que debían ser más cortos o más largos, colores que no eran los esperados. Estas discusiones fortalecen la revista.

La construcción gráfica de la revista Para el Aula ha sido un trabajo colectivo, a la que se sumó Isabel Merino desde 2016, buscando imágenes, gestionando fotografías que envían los autores y marcando pautas en el diseño y la producción final. Para Claudia, Scarlett, Santiago, Edwin, Andrés e Isabel, hablar de Para el Aula es hablar de un asunto personal. Han puesto en cada una de las ediciones de las que han participado no solamente sus conocimientos y su trabajo, sino sus experiencias vitales y su talento. Ellos, junto a otras personas valiosas y que aportaron de diversas formas han permitido que la revista llegara a más de 22 mil personas por Internet desde que inició su publicación en marzo del 2012, capturando lectores en Asia, América, Europa y África. A estos lectores virtuales se suman los numerosos lectores de la

Así, una revista educativa se constituía el vehículo que facilitaba que los docentes pudieran acceder a mejor información, a técnicas innovadoras, a valiosos recursos. En palabras de Edwin, “al ser también una publicación impresa, es beneficiosa para los docentes nacidos en los sesentas y setentas, y también para aquellos que no pueden tener internet de alta velocidad. Así, Para el Aula es la cara más humana de la Universidad”. La revista impresa Para el Aula es también muy importante porque es un producto tangible al que pueden recurrir varios docentes en escuelas y colegios. No sorprende por eso que Edwin haya facilitado el camino de la revista: buscó presupuestos, consiguió aprobaciones,

Cada edición tiene un eje temático que buscar responder a los intereses y tendencias educativas.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

39


En estos seis años, la revista Para el Aula ha publicado 412 artículos, todos escritos por personas interesadas en el mundo educativo. revista impresa que coleccionan y releen con sus colegas cada edición. En estos seis años, la revista Para el Aula ha publicado 412 artículos, todos escritos por personas interesadas en el mundo educativo. Para la gran mayoría de ellos, es su primera publicación. Esto de por sí ya es un logro y da cuenta de la pluralidad de la revista. Pero es más significativo este logro por la calidad de la información presentada. Lo que más se valora en los artículos recibidos es la idea que está detrás de cada uno de ellos. El ejercicio de escribir y de dar a conocer su voz ha sido

importante. Como lo es para los lectores conocer que existe otros profesores con la mismas frustraciones y alegrías, con motivación o falta de ella… Cada edición tiene un eje temático que buscar responder a los intereses y tendencias educativas. La riqueza de los testimonios inspira el ejercicio pedagógico. Los recursos presentados responden con pertinencia al entorno. Los artículos permiten conocer nuevas metodologías, tendencias, investigaciones.   En palabras de Scarlett: “Detrás de cada número hay la ilusión de que algún artículo le aporte significativamente a algún profesor. Que cuando termine su lectura le quede la sensación de decir esto me gusta, esto era lo que necesitaba o esto era lo que esperaba. Eso es lo impor-

La revista impresa Para el Aula es también muy importante porque es un producto tangible al que pueden recurrir varios docentes en escuelas y colegios.

40

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

tante”. A Claudia la llena de ilusión ver las revistas gastadas en los colegios, los ejemplares con las equinas dobladas en la biblioteca, o los artículos recortados, colgados en las carteleras de alguna unidad educativa. “Esto da cuenta de que hubo aporte y que este fue bien recibido”, afirma con orgullo. Claudia invoca el espíritu con el que se inició el trabajo: “ser un espacio para docentes”. La invitación para todos es: “Si tienes algo que contar, hazlo. Ponlo en palabras. Eso hace parte de una cultura comprometida y responsable. Esto permite entender más a los demás”. Hoy se exhiben las 25 coloridas portadas de la revista en las paredes del Instituto de Enseñanza y Aprendizaje de la Universidad San Francisco de Quito.


testimonios Maritza Vallejo Palacios Psicopedagoga Sección Básica UEMTN Los cursos que he tomado con relación a la neurociencia y la neuroeducación me han ayudado en mi práctica educativa y psicopedagógica a cambiar muchos paradigmas al enseñar y abordar las dificultades de aprendizaje de los niños. También me han favorecido en la educación de mis hijos al entender mejor cómo funciona su cerebro y cómo aprenden de mejor manera. Les guía a los padres de familia a entender cómo aprenden sus hijos y rompen con mitos que oscurecen las prácticas educativas actuales.

Narcisa Villena Chávez Es una satisfacción ser participante de los cursos emitidos por ustedes. Puedo manifestar que los talleres que he recibido son excelentes y prácticos, que contienen bases científicas y, sobre todo, aspectos vivenciales que nos permiten compartir e intercambiar experiencias, al tiempo que nos actualizan e incrementan nuestros conocimientos. Importante resaltar la apertura que brindan a todas las personas sin ningún tipo de prejuicios ni miramientos. Es interesante lo que sucede al asistir a los cursos después de varios años de ejercer nuestra profesión; es como sentirnos “parte de”, recordar nuestros años de estudiante. Cómo pueden llegar ustedes a nuestros corazones y sensibilizar nuestra parte emotiva.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 23 25 (2017) (2018)

41


Emaze Recurso tecnológico

Crea tus presentaciones como todo un profesional Por Gabriela Vinueza V. (mgvinueza@usfq.edu.ec)

C

1

omo profesores siempre nos estamos preguntando cómo hacer para que nuestros alumnos se motiven y aprendan de una manera estimulante y efectiva. Qué hacer para que los contenidos que les presentamos sean visualmente atractivos y encienda en nuestros estudiantes el deseo de preguntar, investigar, de ir más allá de lo que podemos compartirles en clase.

2

Un desafío de los profesores del siglo XXI es tratar de mantener a nuestros estudiantes conectados a nuestras clases mientras se “desconectan”, o mejor dicho, mientras se conectan a través de las diferentes aplicaciones y recursos tecnológicos que tienen a su alcance. Pues bien, para enganchar a nuestros estudiantes de principio a fin en nuestra clase y fuera de ella utilizando productivamente la tecnología, les propongo una plataforma dinámica, muy fácil de utilizar y con cientos de plantillas que harán de tus presentaciones algo divertido: Emaze.

3

Emaze es una plataforma de tecnología educativa que es la favorita de millones de docentes y estudiantes alrededor del mundo. Es interactiva, fácil de editar y muy flexible porque te permite realizar más de un proyecto. No solo es útil para los profesores cuando necesiten presentar algunos contenidos, sino que puede ser una alternativa para las tareas tradicionales que hacen los estudiantes. A tus presentaciones en Emaze les puedes incorporar videos,

42

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

audios y texto. Esto te ayudará a aprovechar al máximo los diferentes estilos de aprendizaje de tus estudiantes y a comprometerlos en diferentes proyectos. Otra ventaja es que, al ser una plataforma basada en la nube, tanto tú como tus alumnos podrán acceder al contenido de Emaze dentro y fuera del aula. Así, puedes impulsar el trabajo colaborativo e incentivar a que tus alumnos se involucren activamente en las clases. Para comenzar a utilizar esta herramienta, que además es gratis, debes crear una cuenta en emaze.com.

1

Ya creada tu cuenta, puedes

2 iniciar a preparar tu presentación, blog, álbum de fotos o página web. Solo debes dar clic en la herramienta que deseas crear. Ahora estás listo para dar

3 rienda suelta a tu imagina-

ción. Ya has elegido la plantilla y es hora de ir agregando imágenes, texto, vídeos, audios y mucho más. Les invito a utilizar esta herramienta no solo como recurso para apoyar el contenido de sus clases, sino para motivar a sus estudiantes a crear presentaciones dinámicas y diferentes. A trabajar en proyectos en conjunto que favorezcan el aprendizaje significativo. ¿Te animas a explorar Emaze?


BIBLIOTECA COMUNITARIA LUPINI

Navidad:

momento de compartir Por Isabel Maldonado (imaldonadoe@usfq.edu.ec)

E

n la biblioteca Lupini quisimos cerrar el año con dos actividades navideñas para los niños del Barrio Bellavista. El primer evento lo realizamos gracias a la Unidad Educativa Ángel Polibio Chaves (APCH) en el que organizamos una “Mañana de lectura en pijamas” para los niños de la Escuela Gustavo Jaramillo, que es nuestra vecina de la biblioteca. Tuvimos la participación de profesores y músicos de la Unidad Educativa APCH, quienes leyeron e interpretaron el cuento de Cómo el Grinch robó la Navidad para aproximadamente 50 niños de segundo y tercero de Básica de la Escuela Gustavo Jaramillo. Los niños que asistieron junto a sus profesores disfrutaron mucho del cuento y la interpretación. El segundo evento que realizamos por Navidad para los niños del Barrio Bellavista y asistentes de la biblioteca Lupini

fue el agasajo navideño, en conjunto con la Casa Somos de Bellavista. Tuvimos la asistencia de aproximadamente 200 niños del barrio, quienes disfrutaron de la lectura de un cuento navideño, la participación de un coro de niños, el baile y la demostración de karate de los niños de Casa Somos Bellavista. También realizamos una entrega de libros a nuestros principales lectores de Lupini. Esta premiación la pudimos llevar a cabo gracias a la donación de Mr. Books. Agradecemos a todos los colaboradores de Lupini, internos y externos, que participaron con entusiasmo para hacer de esta Navidad un momento lúdico, divertido y enriquecedor para todos los niños del barrio Bellavista de Quito. Tendremos muchas y nuevas actividades en el 2018. ¡Les esperamos!

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

43


NOTICIAS de educación “AGUA MUNDI”, PORQUE LA VIDA SE CREA EN EL AGUA El tema de la conservación de las especies y los océanos planteado en una nueva propuesta expositiva en las instalaciones de Yaku, Parque Museo del Agua. Niños, jóvenes y adultos podrán sumergirse en “Aguamundi”. El interés de esta exposición es incrementar la conciencia ambiental en toda la población, para que las personas se interesen por el ambiente y por sus problemas conexos, buscando que cuenten con los conocimientos, destrezas y actitudes, motivaciones y deseo para trabajar individual y colectivamente en la generación de soluciones a los problemas actuales y prevenir que se sigan dando. A través de recursos educativos e interactivos, el público asistente a esta nueva exposición en el Museo del Agua podrá descubrir más sobre el pingüino de Galápagos, la mantarraya, la foca monje, la ballena, el caballito de mar, entre otras especies. Tomado de: http://www.yakumuseoagua.gob.ec

EL PREMIO UNESCO-JAPÓN 2018 La UNESCO ha presentado la cuarta edición del Premio UNESCO-Japón de Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS). La UNESCO invita a los gobiernos de todos los Estados Miembros y a las organizaciones no gubernamentales (ONG) que mantienen relaciones oficiales con la UNESCO a que presenten cada uno un máximo de tres candidaturas de personas u organizaciones comprometidas con la EDS para la edición 2018 de este premio. El plazo de presentación de candidaturas termina el 3 de mayo de 2018. Tomado de: https://es.unesco.org

III CONGRESO INTERNACIONAL DE EDUCACIÓN La Universidad Nacional de Educación del Ecuador convoca al III Congreso Internacional de Educación en el marco de la conmemoración de los 100 años de la Reforma Universitaria de Córdoba. Este tiene como objetivo reflexionar sobre el momento actual de la educación superior y la universidad en nuestro continente, a la luz de uno de los acontecimientos de lucha por el derecho a la educación superior más importantes de la historia. Este evento se realizará los días 21, 22 y 23 de mayo de 2018. Tomado de: http://congreso.unae.edu.ec/

44

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


Los 4 elementos: Una nueva apuesta por la ciencia Primer musical de ciencia que llega a la ciudad de Quito La falta de interés por el estudio de la ciencia ha generado la necesidad de buscar un medio para volverlas atractivas. Es por esto que la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) ofrece el proyecto “Ciencia al Rescate” (CAR), como una alternativa para mostrar que la ciencia puede llegar a ser divertida. Este 2018 Ciencia al Rescate es una opción de entretenimiento para todo público, en el que, sin importar la edad, los asistentes podrán disfrutar de: • Lanzamiento del disco Ciencia al Rescate • Estreno del Musical: “Los 4 elementos CAR” • Lanzamiento de la 3ª edición de la revista Ciencia al Rescate • Inauguración del Parque de Ciencias CAR

Primer Musical de Ciencia que llega a Quito

Durante el musical, el Doctor Ión y Lula interpretan canciones del primer álbum de Ciencia al Rescate “Los 4 elementos” producido por Oscar Acosta. Canciones como Vuela, Quiero ser e Ingenieros junto a explicaciones de ciencia despertarán la curiosidad de quienes asistan al musical.

PRÓXIMAS FUNCIONES En marzo:

sábado 10 a las 15H30 domingo 11 a las 11H00

En abril:

sábado 14 a las 15H30 domingo 15 a las 11H00

Fotografía: Carolina Proaño Estévez

DOCTOR IÓN El Doctor Ión durante años se ha dedicado al estudio de la ciencia, pero un buen día descubrió que no puede vivir sin la música. Ahora, a través de sus canciones, transmite en el escenario todo lo que ha aprendido detrás de los libros. Doctor Ión ha escogido los mejores experimentos para combinarlos con sus canciones y poner en escena el musical: Los 4 elementos.

APTO PARA TODO PÚBLICO Teatro Calderón de la Barca, Universidad San Francisco de Quito, Campus Cumbayá. Fotografía: Carolina Proaño Estévez

Para más información contactarse con: Nombre: Andrea Ayala Coordinadora General Ciencia al Rescate E-mail: cienciaalrescate@usfq.edu.ec aayala@usfq.edu.ec Página web: cienciaalrescate.usfq.edu.ec

LULA Lula es más pequeña que el Doctor Ión, y en su modo juvenil tiene mucha curiosidad por todo lo que Doctor Ión realiza. Además que le encanta la ciencia y siempre quiere saber ¿Por qué? Lula, además, ahora que ya ha crecido ha descubierto que tiene un talento innato para el canto y puede acompañar al Doctor Ión en su musical. Además Faunaetus se suma a este proyecto con una demostración de su programa de educación ambiental con aves rapaces rescatadas y rehabilitadas.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

45


testimonio

Carla Carrillo Gortaire “Quien se atreve a enseñar nunca debe dejar de aprender.” -John Cotton Dana Todos quienes trabajamos en educación y que lo hacemos con pasión sabemos que nunca debemos dejar de aprender, sabemos que siempre hay algo que aprender, y mucho, de nuestros estudiantes. Sin embargo, debemos ir acorde al ritmo de los avances de la sociedad y la globalización, al ritmo de los cambios en el entorno y de las dinámicas familiares y sociales, y debemos aceptar que nada es como solía ser cuando nosotros éramos estudiantes. Nuestra formación docente no siempre nos ha dado las herramientas para enfrentar todo este avance. Muchas veces ni la experiencia nos da las pautas para enfrentar el día a día de la interacción en las aulas. Es necesario seguirnos formando y capacitando constantemente para mejorar nuestras prácticas. IDEA ha sido la clave para mejorar nuestras prácticas docentes. Los talleres basados en estudios e investigaciones y con facilitadores experimentados nos han ayudado a implementar nuevas metodologías, nuevas formas de comunicación con estudiantes y padres. Se nos han brindado herramientas. Sentir que nuestro trabajo, en cierta forma, ha vuelto a ser valorado y que hay personas que se preocupan por compartir su conocimiento nos inspira a seguir dando lo mejor de nosotros en cada día de labor. Este trabajo de IDEA debe continuar, y así entre todos poner un granito de arena para optimizar la educación en nuestro país y tener un mejor futuro.

46

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


Verónica Garcés Vivo en El Carmen. Tengo 43 años y soy maestra desde los 18. He trabajado en cuatro instituciones educativas, una de ellas del sector público. Ser maestra es una vocación y una pasión. Desde hace varios años viajo asiduamente a Quito a participar de las capacitaciones, seminarios y congresos que organiza IDEA. Los temas me motivan y me ayudan a ser una mejor maestra. Estoy enfocada en lo que IDEA hace. Participo en otros seminarios, pero IDEA está a la vanguardia. En lo que a neurociencia se refiere, he ido a congresos y seminarios. Este tema me apasiona, y lo impartido me ha dado las bases para seguir investigando. Algo similar pasa con lo relacionado con la creatividad y las nuevas tecnologías en el aula de clase. Yo, como directora del colegio, asisto a las capacitaciones junto con otras maestras. La institución financia el 50%. Al regreso, replicamos lo aprendido a todo el cuerpo docente. Así, todas nos beneficiamos, nos apoyamos y compartimos las experiencias en las aulas de clase. Empezamos como una guardería y hemos ido creciendo con nuestros alumnos. Ahora los mayores están en 9º de Básica y tenemos 320 alumnos. Los niños de nuestra institución leen mucho y eso se refleja en su lenguaje. Nuestras aulas de clase no tienen pupitres sino mesas de trabajo. Los estudiantes comparten el material que pertenece a todos. Trabajamos tolerancia y en el respeto. IDEA es nuestro mentor.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 23 25 (2017) (2018)

47


RESEÑA CINE MI VILLANO FAVORITO Por Claritza Peña Zerpa (claririn1@gmail.com)

Esta película de animación se ha convertido en una de las favoritas de chicos y grandes. Su principal atractivo: las historias y los personajes. Gru es uno de los “villanos” más reconocidos por robar la luna. ¿Robar la luna? Más allá de lo absurdo e ilógico, le permite iniciarse en la vida adulta y dejar atrás la imagen de niño conservada por su madre. Gru es educado por una madre exigente y altamente crítica de sus actos. Crece con muchos temores y la necesidad de sentirse amado. Esto último lo percibimos cuando decide adoptar a tres niñas huérfanas; es la oportunidad para conocer el amor filial. El corazón de Gru se torna más cálido y humano, cambia. Gru aprende a amar gracias a la ternura de Agnes, la sinceridad de Margo y las ocurrencias de Edith. En Mi villano favorito 2 ellas se dan cuenta de que necesitan una figura materna que a su vez sea el complemento de su padre. Una tarea nada fácil. En principio por miedo y luego por el temor de sentirse rechazado. Lucy Wilde es una importante figura femenina para la vida de Gru. Le permite ser

48

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


entra a la vida familiar de una manera muy particular. Para fines educativos, esta película ofrece algunas opciones para maestros. En primer lugar les permite acercar a los estudiantes algunos términos clave en el cine y la literatura. Especialmente en el cine ¿quién es el héroe?, ¿quién es el villano? A través de los personajes se pueden plantear algunos perfiles. Con preguntas introductorias como ¿Gru, es un villano-héroe? ¿qué lo hace especial? se puede generar una interesante discusión.

él mismo sin juzgarlo. Hablan, se divierten y trabajan juntos en la búsqueda de “El Macho”. Su compañía es grata y presta a compartir sacrificios por amor. Es la mujer ideal para compartir su vida al lado de aquel noble villano. Con la boda celebra ser el miembro que faltaba en la familia. El Dr. Nefario y los minions también forman parte de la familia de Gru. El primero de ellos es un gran científico que le ayuda con inventos. Pese a que lo vemos del lado de “El Macho” en la creación de terribles criaturas destructoras, su afecto por el hogar abandonado le permite reflexionar y ayudar a Gru cuando más lo necesita. Es un amigo con gran inteligencia y corazón.

tividades rutinarias y no rutinarias a través de ocurrencias, canciones y bailes. Para ellos, es importante el cuidado del otro. Así los recordamos en escenas donde duermen a las niñas, leen cuentos, limpian la casa… Para ellos la fuerza está en la hermandad. En Mi villano favorito 3 Gru conoce a su hermano gemelo Dru, quien desea que le enseñen el arte de la villanía. Pero este deseo se aminora cuando se acerca a la familia de Gru. Su hermano no está solo, tiene una vida cargada de emociones. Una de las escenas inolvidables es la clásica pelea de almohadas donde participan también los minions. Además de los espectadores, Lucy también los observa con alegría.

Los minions son los personajes más intere- En las tres películas nos acercamos al villano santes. Son curiosos y leales entre sí y con noble, cariñoso y familiar que no estábamos el gran Gru. Disfrutan al máximo de las ac- acostumbrados a ver en animados. Nos ad-

Gru, es un villano con actos de amor. Desde esta premisa también puede desarrollarse una descripción más detallada del personaje. ¿Adoptó a tres niñas huérfanas?, ¿en qué momento arriesgó su vida por Lucy?, ¿qué le enseñó a su hermano Dru?, ¿qué hizo para rescatar a los minions de El Macho? Antes de iniciar con el desarrollo de la actividad es necesario revisar la ficha técnica y planificar un visionado. Bibliografía sugerida para maestros: García, M. (Coord). (2009). Mil mundos dentro del aula. Cine y educación. España: UNED. Peña, C. (2010). Cine y educación ¿una relación entendida? Revista Educación y Desarrollo. 15, pp 55-60. Disponible en: http:// www.cucs.udg.mx/revistas/edu_desarrollo/ anteriores/15/015_Pena.pdf Rivera, B. (Coord). (2012). Héroes y villanos del cine iberoamericano. Bogotá: Editorial Trillas.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

49


testimonio

Milena Lasso Daza IDEA en mi vida Tan solo recordar que aproximadamente hace cuatro años inicié mi camino en el Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) de la mano de IDEA (Instituto de Enseñanza y Aprendizaje) con muchas expectativas, porque era una carrera para la cual me había preparado. Pero la había ejercido con jóvenes, mas no con adolescentes, y estaba ávida por conocer los procesos nuevos que se estaban llevando. En 2014, un año de transición e innovación para mi nuevo ejercicio profesional en Psicología Educativa, una buena amiga me habla de la USFQ (Universidad San Francisco de Quito) y las capacitaciones que allí se dan. Inicialmente viajamos para participar en diferentes capacitaciones, como por ejemplo la atención a las NEE y adaptaciones curriculares con Claudia Tobar, quien siempre demuestra dominio de las temáticas. Pero luego, a través del mail nos invitan a participar en cursos virtuales: todo un desafío con el manejo de los entornos virtuales y una gran oportunidad para aprender, desaprender o reaprender. Digo esto porque recuerdo tanto que en el curso de “Neurociencia aplicada a la educación I”, la profesora Claudia nos hizo reflexionar sobre los mitos que tenemos del funcionamiento del cerebro, la plasticidad, la conectividad, y precisamente tocó cambiar esquemas y desaprender para consolidar el nuevo conocimiento de las neuronas. Este ha sido un mundo que me cautiva y que me motiva siempre a participar de los cursos online. Otro curso que llega a mi memoria es el de “Inteligencia Emocional”, con Montserrat. Vivimos el terremoto acá en Esmeraldas y tocó apoyar en los albergues en procesos de contención. ¡Cuánto me ayudó con los niños el poder contar con estas herramientas! De la misma manera, el curso de “Inclusión educativa”, con Isabel, cuando tuvimos que diseñar un plan de intervención que no fue naaada sencillo. ¡Pero fue prueba superada! Desde la labor que realizo he podido trabajar con docentes en capacitaciones y asesoramiento para brindar entornos resonantes, estilos de aprendizajes, adaptaciones curriculares, entre otros. Con las autoridades, en los conversatorios de toma de decisiones, he planteado sugerencias con estos enfoques. Con los padres de familia, charlas para que establezcan vínculos sólidos con sus hijos a través de la comunicación asertiva, demostrar la empatía, resiliencia y fortalecer el autoestima. Con los estudiantes, para que trabajen en su proyecto de vida, aprendan a tomar decisiones, no procrastinen, hagan ejercicios de relajación mediante Mindfulness. En fin, innumerables aprendizajes. Cada capacitación ha sembrado en mí la curiosidad de conocer más y sobre todo de llevarla a la práctica con los niños, niñas y adolescentes, compañeros docentes y padres de familia, pero me ha permitido además colaborar en la presentación de artículos para la revista Para el Aula, de IDEA. Mil gracias, equipo IDEA, por estar allí atentas ante las dudas, prestas a ayudar. Sé que ha sido una dura travesía, pero hoy vemos sus grandes frutos. Sigan dando luces a quienes depositamos la confianza en ustedes, pues notamos cómo goza de reconocimiento en el ámbito educativo.

50

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


AGENDA IDEA ofrece varios talleres y eventos en el campus de la USFQ, en nuestra Biblioteca Infantil Lupini y también en modalidad en línea. Inscripciones en idea.usfq.edu.ec

MARKETING PARA INSTITUCIONES EDUCATIVAS

Esperanza Garza Salgado lunes 2 al domingo 29 de abril de 2018 ¿Deseas conocer y poder aplicar los principales temas relacionados al marketing de una forma práctica en tu institución educativa mejorando de forma significativa los procesos de atracción de alumnos? ¿Estás buscando estrategias que te ayuden a mantener a tu institución dentro de las preferidas del mercado? En este curso en línea de cuatro semanas podrás ver herramientas que te ayudarán a posicionar tu institución en el mercado.

TEACHING READING AND WRITING: CLASSROOM-ORIENTED TECHNIQUES AND MATERIALS Helen Bramwell Monday, May 7 and Sunday, June 3, 2018 Can teaching English as a second language be a challenge? In this interesting online course the main goal is to equip teachers of English as a second/foreign language (ESL/EFL) to teach reading and writing in an ESL/EFL classroom environment. In this course, participants will learn how to create tasks and activities for reading and writing courses, as well as evaluate and improve preexisting lesson plans.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

51


testimonio Ing. Samantha Paz y Miño Estimados colegas docentes: A mis 33 años puedo dar fe de muchas experiencias tanto positivas como negativas que han enriquecido mi crecimiento tanto personal como profesional a través de la docencia, encontrando en palabras de Daniel Prieto Castillo una “pedagogía del sentido”. Donde los educadores, como lo manifiesta el autor, somos seres de comunicación; palabras que están acordes a mi pensamiento y vivencias en el día a día. Con esta reflexión quiero contarles cómo cada mañana inicio organizando, mas no planificando, mis clases, porque la docencia, en mi opinión personal, incluye en muchas ocasiones situaciones ajenas a las que nos proponemos en el día. Es así como los educadores debemos tener presente ese currículo oculto, que nos da la alerta para ser quienes orientemos a nuestros estudiantes durante su proceso de formación, no solo académica sino humana y sensibilizadora hacia el mundo que nos rodea. En ese proceso de búsqueda personal por mejorar mis prácticas educativas profesionales y humanas asistí a algunos cursos del instituto IDEA de la Universidad San Francisco en temas

52

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

relacionados con la formación docente. De esa manera, con mi registro en los cursos me empezó a llegar a mi correo personal la revista Para el Aula en formato digital. Empecé su lectura y me encantó, porque es como tener en mis manos el diario personal de muchos docentes que comparten sus experiencias personales y con las que me he sentido identificada y comprendida en una profesión que ha sido subvalorada en este país. Recibir la revista Para el Aula me ha permitido autoeducarme, abrir mi mente, entender que los docentes nos enfrentamos a discentes de otra generación, como en la edición 23, donde hay un artículo sobre los millennials y la importancia del rol de los docentes en buscar nuevas estrategias que les permitan mediar un aprendizaje. También he podido reflexionar sobre mi propia práctica docente a través de la reflexión de otros colegas docentes que comparten sus experiencias y buscan que los profesores seamos generadores de un cambio positivo en la mente y corazón de cada estudiante. Esta revista, a la que llamo mi consejero silencioso, me ha brindado por medio de varios artículos la posibilidad de entender que no soy la única que piensa


en cambiar el mundo, sino que también hay muchos más docentes que son soñadores y quieren dar una educación en valores y alegría en el aula de clase. Me ha ayudado a autoevaluarme, a decidir que quiero ser recordada con mucho cariño como la “teacher Samy”, y que en un tiempo futuro, cuando mis estudiantes me vean por la calle, me saluden con un fuerte abrazo, una sonrisa y que me cuenten de sus vidas. Que estas vivencias me permitan entender que fui y soy uno de los pilares que colaboró en su formación integral. En la edición No 21 me sentí muy identificada con un artículo que se llamaba “¿Sueñas con cambiar el mundo? Probablemente lo logres siendo maestro”. Y así, puedo seguir describiendo infinidad de artículos que me han encantado y que hablan de estrategias metodológicas, recursos, experiencias, campañas, etc. y que han sido un granito de arena importante en mi formación profesional. Para el Aula se ha convertido en ese amigo que te busca y buscas cuando más lo necesitas, y cuyos consejos y aportes de otros docentes me han

abierto los ojos a nuevas prácticas educativas para poder generar en mis estudiantes el gusto y amor a la materia que imparto. Que vayan a clase con mucho ánimo de aprender y de no esperar que la hora se acabe; y que nosotros como docentes, mediante una oportuna comunicación con nuestros dicentes borremos el aburrimiento, la desidia o falta de interés. Más bien, que generemos en cada clase un “sorprendizaje”, como lo nombra el docente Ramón Barrera en su conferencia “Cómo acabar con una educación aburrida“ en TEDx Talks; es decir, que cada clase sea una expectativa, una oportunidad de sorprender y aprender. Para el Aula me ha permitido tener conmigo a una amiga inseparable cuando quiero cambiar o generar algo nuevo en mis prácticas docentes, borrando ideas de culpar a otros por lo que pasa; ahora tengo claro que podemos generar cambios a partir de nuestras propias aulas de clase, siempre y cuando exista esa autonomía docente y una actitud triunfadora.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

53


Eventos NOVIEMBRE 2017 Manejo de redes sociales en proyectos educativos

Martes 28 María Dolores Idrovo En este taller los participantes conocieron cómo vincular diferentes redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, Blogs y YouTube para promover un proyecto educativo. Trataron sobre el manejo y aprovechamiento de redes sociales con fines académicos, sociales o de concientización dentro y fuera del aula de clases.

DICIEMBRE 2017 Evento navideño

Miércoles 20 Biblioteca Infantil de la comunidad Lupini En diciembre se realizó el agasajo navideño para los niños de la biblioteca Lupini, organizado por IDEA en conjunto con la Casa Somos de Bellavista. A este evento asistieron alrededor de 150 niños que disfrutaron y compartieron diversas actividades lúdicas, como los cuentacuentos navideños, bailes, cantos y entrega de libros donados por Mr.Books.

54

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)


ENERO – FEBRERO 2018 El modelo MUSIC para la motivación en el aula

Martes 16 Andrea Ayala y Eduardo Alba En este dinámico taller los participantes conocieron el modelo multidimensional MUSIC, desarrollado por el Dr. Brett D. Jones y adquirieron ideas sobre cómo motivar a los estudiantes para el estudio de distintas asignaturas, gracias a la posibilidad de medir la motivación en los estudiantes y planear estrategias de acción según resultados medibles.

Creatividad e innovación en el aula

Del lunes 22 de enero al viernes 18 de febrero de 2018 Juan Pablo Gallegos En este curso en línea se abordaron temas sobre la enseñanza de la creatividad y sobre cómo inculcar hábitos en los docentes que les ayudaran a diseñar propuestas educativas para incentivar la creatividad. Se ofrecieron estrategias dinámicas para integrar la tecnología en el aula de manera creativa y así ayudar a desarrollar habilidades de pensamiento superior en los estudiantes.

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

55


56

Revista Para el Aula – IDEA - Edición Nº 25 (2018)

Para el Aula -Edición 25  
Para el Aula -Edición 25  
Advertisement