Page 1

BOLETÍN MÉDICO N° 011

Loncheras saludables Los niños prefieren alimentos que sean fáciles y rápidos de comer, que sean coloridos y variados. Nuestra imaginación e ingenio se pondrán en juego a la hora de preparar su comida. Y este esfuerzo diario se verá reflejado en la buena salud de tu hijo, en su crecimiento y también en su rendimiento escolar.

D

espués de unas largas vacaciones y de disfrutarlos en casa a nuestros pequeños, es hora de prepararnos para el regreso a clases! Seguramente a muchos de nosotros nos toca alistar sus uniformes, los útiles escolares y cuadernos, coordinar el transporte de nuestros niños y lo que es un verdadero desafío y preocupación para muchos papis y mamis, el lunch que llevarán al colegio, pues éste tiene que ser a más de nutritivo, rico para que se lo coman todo! Estos consejos los puedes poner en

práctica al momento de preparar sus loncheras: 1. La comida de los niños tiene que ser personalizada, cada niño es diferente y sus necesidades y requerimientos nutricionales también. Dependiendo de la edad, de su actividad física diaria y de su composición corporal, el lunch que lleven a la escuela debe acoplarse a sus necesidades. 2. Los niños prefieren alimentos que sean fáciles y rápidos de comer, que sean

1

coloridos y variados. Nuestra imaginación e ingenio se pondrán en juego a la hora de preparar su comida. Y este esfuerzo diario se verá reflejado en la buena salud de tu hijo, en su crecimiento y también en su rendimiento escolar. 3. El lunch de los niños debe ser la segunda comida del día, recuerda que el desayuno es muy importante. Después de haber permanecido toda la noche sin comer, su cuerpo necesita energía para funcionar mejor. Varios estudios


Loncheras saludables

confirman que los niños que desayunan en casa antes de ir al colegio tienen mayor rendimiento académico y su condición de salud es mejor, además se ven reflejados menores índices de obesidad y desnutrición infantil. 4. Los niños son muy buenos aprendices y están en la etapa ideal para inculcarles buenos hábitos de alimentación. Si se les explica la importancia de comer saludablemente y dejar de lado la comida chatarra y bebidas azucaradas, aunque se renieguen en un principio, se van a acostumbrar a comer sano. Esto depende en gran parte de nosotros como padres, del valor que le demos a la comida de verdad sin colorantes ni aditivos. 5. Para qué se hidraten tus hijos no necesitan más que agua. Evita hacerles jugos, ya que perderás la fibra de la fruta y aumentarás calorías vacías con el azúcar que le añadirás. Es preferible comer las frutas enteras e incluso con cáscara. Solamente asegúrate de lavarlas bien! 6. Para asegurarte de que tus hijos están recibiendo todos los nutrientes que

necesitan, juega con el color de los alimentos, mándales frutas y verduras de diferentes colores todos los días. 7. Conversa con las mamás de los compañeros de tus hijos, para que todas manden loncheras saludables y fomenten la alimentación sana en el colegio. Apoyándose grupalmente evitarán que sus hijos se sientan "aislados" de la comida chatarra. Estas son algunas ideas de menús que puedes enviarles a tus hijos: • 1 taza de habas cocinadas con queso +1 mandarina • 6 palitos de zanahoria + 1 sánduche de jamón y queso • 1 yogurt con cereal +1 manzana • 1 porción de canguil + ensalada de frutas • Chochos con tostado + 1 porción de sandía • ½ plátano maduro cocinado con queso + 1 kiwi • Choclo con queso + 1 pera • Muchines o pasteles de yuca + 1 porción de melón • Sánduche de atún + 1 granadilla •1 barra de cereal + 1 porción de uvas y frutillas

2

Estos ejemplos de menús son bastante sencillos y fáciles de preparar, considerando que las primeras horas del día son bastante ajetreadas y tenemos poco tiempo para dedicarnos a cocinar. No olviden de mandarles agua todos los días, necesitan hidratarse después del juego y la actividad que llevan en la escuela. Como una última recomendación, esta época es buena para considerar una desparasitación de toda la familia. Lo ideal es hacerlo al menos una vez por año. Sería bueno visitar al pediatra y que después de hacer exámenes de laboratorio les medique lo recomendado para sus hijos, recuerden que la automedicación puede ser peligrosa.

Lucía Eguiguren García, MSc. Nutricionista

Loncheras saludables  
Advertisement