Page 1

BOLETÍN MÉDICO N° 008

Sexualidad y adolescencia Es necesario no tener prejuicios al momento de hablar y estar dispuesto a escuchar el punto de vista del adolescente.

L

a sexualidad es algo que hasta hace poco era tabú y, actualmente, con las redes sociales y el internet se la ha puesto a disposición de toda la población. Los adolescentes tienen acceso a toda esa información queramos o no y es nuestra responsabilidad como adultos brindar la mejor información posible. La sexualidad no se refiere únicamente a las relaciones sexuales; va mucho más allá e incluye formas de relacionarse, de vestirse, de actuar. Es un cambio que va de la mano con el crecimiento y aparecen nuevos intereses, que dentro de ellos se encuentra el deseo sexual y el amor. (Vamos a crecer, Ministerio de Salud Argentino). Por lo que es necesario verla desde una perspectiva global y tratarla con naturalidad en cada etapa del crecimiento. Un estudio realizado en Cuba a 882 mujeres y varones entre 11 y 14 años concluye que 317 varones tuvieron relaciones sexuales a los 12 y 286 mujeres entre los 12 y 14. Dentro de estos grupos el 36,4 % no usó ningún tipo de método

anticonceptivo, mientras que un 31,97% sí. El factor más alarmante es que, dentro de estas cifras, 438 adolescentes habían tenido más de 3 parejas sexuales (Jiménez, Pintado, Valdés, 2009). Estos datos son similares en muchos países del mundo: en Estados Unidos las cifras muestran que un 47% de estudiantes de colegio ha tenido relaciones sexuales, la mayoría a los 15 años (CDC, 2015). En Ecuador, un estudio realizado por Programas Educativos Psicología y Salud (Proeps), en el año lectivo 2011-2012, según un periódico del país señaló que “su encuesta se realizó a 332 adolescentes de entre 11 y 16 años, de los cuales 180 eran mujeres y 152 hombres. Del primer grupo, 108 chicas aseguraron que ya tuvieron relaciones sexuales (60%), y de los chicos sumaron 78 (51%)” (El comercio, 2013). El inicio temprano de la sexualidad está relacionado con la pobre planificación familiar y el contagio de enfermedades de transmisión sexual (Mendoza et al, 2012). Estos datos muestran que los adolescentes tienen en efecto relaciones sexuales y no podemos evitarlo, pero la mejor alternativa

1

para manejarlo es con una educación sensata que busque disminuir riesgos de embarazo, transmisión de enfermedades venéreas (ETS) y el manejo responsable de la sexualidad. El 65% de los jóvenes no obtienen información de sus padres, si no de amigos o el internet (Webber, 2015). Esto es preocupante por dos motivos: el primero es que sus amigos están en su misma situación y probablemente no proporcionarían consejos útiles; y dos, en internet se puede encontrar todo tipo de información, muchas veces errada, sobre la sexualidad. Los adolescentes que mantienen una buena comunicación con sus padres suelen postergar sus relaciones sexuales, tener menos parejas sexuales y mejor planificación familiar (Planned Parenthood). Es importante hablar sobre los riesgos físicos de tener relaciones sexuales, pero también es importante abordar la parte emocional y psicológica. Un adolescente puede sentirse preparado para tener relaciones sexuales y tomarlo de forma responsable, al igual que un adulto


Sexualidad y adolescencia puede ser irresponsable al respecto. Es necesario no tener prejuicios al momento de hablar y estar dispuesto a escuchar el punto de vista del adolescente. De esta forma es más fácil que se dé una conversación auténtica de ambas partes. Por otro lado, si sabemos que nuestros hijos están siendo activos sexualmente, podemos ayudarlos a ser responsables, llevándolos al doctor para ver las opciones

de anticonceptivos y además poder incentivarlos a revisiones eventuales por transmisión de enfermedades venéreas (ETS). Sin embargo, el hecho de que exista comunicación y que los podamos guiar y ayudar no significa que ellos puedan tomar todas las decisiones solos. Es vital para una buena relación poner límites claros y no permitir actitudes que sean perjudiciales. Por esta razón hay que abordar la parte

emocional y psicológica, con sus consecuencias, sean buenas o malas, para fomentar la responsabilidad, el respeto, el amor y la dignidad dentro de las relaciones sexuales.

Francisca Barros León Psicóloga Clínica

REFERENCIA Jiménez Hernández, Y; Pintado Machado, Y; Monzón Rosado, A; Dra. Valdés Guerra, O. (2009). La sexualidad temprana en la adolescencia: un problema actual. http://psiquiatriainfantil.org/2009/2009 %281%29.pdf Vamos a crecer. Ministerio de Salud Argentino. http://www.msal.gov.ar/vamosacrecer/i ndex.php?option=com_content&view=c ategory&id=332&layout=blog&Itemid= 273 Sexual Risk Behavior. Centers for desease

Control and Prevention. http://www.cdc.gov/healthyyouth/sexua lbehaviors/ Las relaciones sexuales son cada vez más precoses en el Ecuador. (2013) El comercio. http://www.elcomercio.com/tendencias/ relaciones-sexuales-son-vez-mas.html. Mendoza, T, Luís Alfonso et al. Actividad sexual en adolescencia temprana: problema de salud pública en una ciudad colombiana. Rev. chil. obstet. ginecol. [online]. 2012, vol.77, n.4 [citado 201504-08], pp. 271-279 .

2

Disponible en: <http://www.scielo.cl/scielo.php?script= sci_arttext&pid=S0717-75262012000400 006&lng=es&nrm=iso>. ISSN 07177526. http://dx.doi.org/10.4067/S071775262012000400006. Hablar con nuestros hijos de sexo y sexualidad. Planned Parenthood http://www.plannedparenthood.org/esp /herramientas-para-padres/hablar-con-nuestros-hijos-sobre-s exo-y-sexualidad

8. Sexualidad y adolescencia  
8. Sexualidad y adolescencia  
Advertisement