Page 1

Nancy Crespo   USFQ-­‐IDEA   Febrero  2013  

"Estrategias de manejo de emociones

en el aula y en el hogar"


La educación  para  nuestros  niños  y  jóvenes   no  se  basa  solo  en  lo  académico;  hay   estructuras  y  herramientas  sociales  muy   importantes  que  deben  también   desarrollarse  a  la  par,  tanto  en  el  hogar   como  en  la  escuela,  y  que  son  vitales  para  los   niños  y  jóvenes  durante  toda  su  vida.   Padres  y  maestros  debemos  enseñar  a  los   jóvenes  a  manejar  sus  emociones,  a   controlar  sus  impulsos,  a  relacionarse   adecuadamente  y  a  comunicarse  de  manera               acertada.    


¡Eres una  tonta!   ¡Tú  no  puedes,  yo  sí   puedo!   ¡La  Paula  y  el  Nicolás  son   novios!   ¡Hueles  feo!  

         


Nuestra preocupación       •  Primero  la  seguridad  Vsica              ¿y  la  seguridad  emocional?     •  Procuramos  evitar  que  caigan  y  se   lasYmen  las  rodillas,  pero  ¿qué   hacemos  para  ayudarlos  cuando  se   sienten  inseguros  o  temerosos,  y  que   no  se  derrumben  frente  al  fracaso  o   al  rechazo?   •  La  seguridad  en  sí  mismos  se  debe   reforzar  constantemente.    

         


Las emociones  abarcan  desde  la  alegría  y  el   afecto  hasta  la  ira  y  la  frustración,  algunas   son  agradables  y  otras  no,  pero  todas   intervienen  de  modo  decisivo  en  la  vida  de   un  niño.  Los  adultos  debemos  apoyar  a  los   niños  a  conocer  mejor  sus  emociones,  ser   más  sensibles  a  las  emociones  de  la  gente  y   a  encontrar  la  manera  de  controlar  las   emociones  que  experimentan.  

(Kostelnik, 2009)              


Los niños  aprenden  a  leer  las  emociones  de   los  demás  basados  principalmente  en  las   expresiones  faciales  y  por  el  lenguaje   corporal.   Mientras  el  niño  está  conociendo  mejor  las   emociones,  también  adquiere  una  mayor   capacidad  de  regular  lo  que  siente;   aprende  que  incluso  las  emociones   posiYvas  deben  controlarse.        

(Kostelnik,2009)            


Los niños  necesitan  creer  en  lo  que  sus   padres  les  dicen,  y  que  pueden  recurrir  a   ellos  cuando  Yenen  dudas,  problemas  Vsicos   o  emocionales.  

(Corkille, 1991)    

         


¿Qué mensajes  damos  a  los  niños?     Padres  o  maestros  sobreprotectores   proyectan  sobre  los  niños  imágenes   de  debilidad,  impotencia  y  culpa.   Los  niños  aprenden  a  respetarse,  a   cuidarse  y  a  ser  autónomos  cuando   los  demás,  especialmente  sus   padres  y  maestros,  los  hacen  senYr   importantes,  valoran  sus  logros  y  los   ayudan  a  plantearse  metas.                                                                                                                        

         


La autoes4ma  brinda  a  los   niños:     •  Seguridad   •  Valoración  de  sus  logros   •  Capacidad  para  expresar   bien  sus  emociones   •  Confianza  en  sus   capacidades   •   Mejor  resiliencia  

(Rosas, 2002)    

         


La falta  de  autoes4ma…     •  Incapacidad   •  Inseguridad   •  Necesidad  de  aprobación  y   aceptación  de  los  demás   •  Miedo  a  expresarse   •  Candidatos  ideales  para  el   acoso  escolar  

         

(Rosas, 2002)    


Desde el  hogar  

                                     

•  Valore a  conciencia  el  significado  del  Yempo  de   calidad  con  sus  hijos.   •  Cuando  hablen  présteles  atención,  mírelos  a  los   ojos,  exprese  que  los  aYende.   •  Apóyelos  a  plantear  metas  cercanas.   •  Celebre  sus  logros,  y  si  fracasan,  fomente  su   capacidad  de  resiliencia.   •  Fomente  su  autoesYma  con  equilibrio,  en  la   coYdianidad,  con  frases  como  “eres  muy  bueno   en  este  deporte”,  “me  alegra  mucho  poder   conversar  conYgo”,  “eres  un  niño  bueno”,  etc.       Trabajar  la  autoesYma  no  es  algo  exclusivo  de  la               niñez,  es  una  prácYca  permanente.  


Desde la  escuela   •  Evite  las  eYquetas.   •  Preste  atención  al  desarrollo   académico  pero  también  al  desarrollo   emocional  de  sus  estudiantes.   •  Sea  un  buen  observador.   •  No  tema  emplear  palabras  afecYvas   con  sus  estudiantes.   •  Emplee  bien  sus  palabras  para  que   éstas  alienten  y  no  censuren.   •  MoYve  siempre.               •  No  compare.   •  Sea  un  buen  modelo.      


¿Qué les  brinda  seguridad?     •  Reglas  claras   •  RuYnas  establecidas   •  Espacios  para  ser  creaYvos   •  Oportunidades  de  ser  críYcos   •  Espacios  de  convivencia  organizados   •  SenYrse  valorados   •  Saberse  escuchados   •  SENTIRSE  AMADOS…                


Manejar adecuadamente  sus   emociones  para   controlar  mejor   situaciones  diVciles   como  inYmidación,   agresión,  presión,   euforia,  entre  otras.    

         


Aprender a  manejar  emociones                                          

Con  la  ira:  la  sangre  fluye  a  las  manos,   se  eleva  la  adrenalina.   Con  el  miedo:  la  sangre  va  a  los   músculos  esqueléYcos  grandes.   Con  la  felicidad:  se  inhiben  los   senYmientos  negaYvos,  se  favorece  el   aumento  de  la     energía  disponible.  

              (  Goleman,  1996,  p.  25)  


¿CÓMO APRENDEN  LOS   SERES  HUMANOS?  

         


El ejemplo,  lo  primero     “Es  mucho  lo  que  se  puede  aprender  acerca  de  los   efectos  que  durante  toda  la  vida  ejerce  una   paternidad  emocionalmente  inepta  –especialmente  el   papel  que  juega  en  volver  agresivos  a  los  chicos–  a   parYr  de  estudios  que  se  llevaron  a  cabo  con  870   niños  del  estado  de  New  York,  entre  los  ocho  y  treinta   años.  Los  niños  que  eran  violentos  e  iniciaban  casi   siempre  las  peleas  fueron  los  que  tuvieron  más   posibilidades  de  abandonar  la  escuela;  al  llegar  a  los   30  tenían  historiales  de  crímenes  y  violencia.   También,  al  parecer,  transmiran  su  propensión  a  la   violencia,  y  sus  hijos  eran  en  la  escuela  primaria  tan               conflicYvos  como  habían  sido  sus  padres   delincuentes.”   (Goleman,  1996,  p.  231)  


Inteligencia emocional     Interpersonal    +   intrapersonal  

         


Manejo de  emociones  desde  el  ejemplo       1.-­‐  Los  niños  asumen  el  ejemplo  de   autocontrol  y  tolerancia  de  los  adultos  con   quienes  comparten  su  entorno.       2.-­‐  Aprender  a  controlar  senYmientos  como   la  ira,  la  frustración,  el  malhumor,  la   decepción,  entre  otros,  es  vital  para  los   seres  humanos.     3.-­‐  La  falta  de  control  puede  llevar  al  adulto   a  exagerar  su  reacción,  sus  agresiones.  Lo   peor  es  que  el  insulto  descontrolado  no   deja  mayores  aprendizajes,  reflexiones  o   referentes  que  puedan  ser  asumidos  por  los   niños.    


Manejo de  emociones   desde  el  ejemplo     4.-­‐    No  asumir  la  idea  de  saberlo  todo.  Por  ejemplo,   decir:  “seguramente  estás  triste”.     5.-­‐  Acusar  al  niño:  “manipulador”,  “cruel”,  “egoísta”,   etc.     6.-­‐  Obligar  al  niño  a  hablar  de  sus  emociones.     7.-­‐  No  respetar  la  inYmidad  del  niño.  


Referencias   •  Corkille  D.  (1991)  El  niño  feliz.  México:  Editorial  Gedisa.   •  Goleman,  D.  (1996)  La  inteligencia  emocional:  Por  qué  es   más  importante  que  el  cociente  intelectual.  Buenos  Aires:   Javier  Vergara  Edito.   •  Kostelnik,  M.  (2009)  El  desarrollo  social  de  los  niños.   México:  Editorial  Del  Mar  Cengage  Learning.   •  Rosas,  M.  (2002).  Niños  seguros  en  un  mundo  inseguro.   México:  Grupo  Editorial  Norma.    


NANCY CRESPO B IDEA-USFQ

CONTACTO

nccrespob@gmail.com 0995419527  


Gracias…

21 02 2013 estrategias manejo emociones  
Advertisement