Issuu on Google+

DISCIPLINA EN ADOLESCENTES TERESA BORJA, PH.D 8 de mayo de 2014 Universidad San Francisco de Quito


¿QUÉ ES “DISCIPLINA”? l  La

palabra disciplina etimológicamente proviene del latín “discipulus” y significa imponer un orden necesario para poder llevar a cabo un aprendizaje. l  Del mismo origen es “discípulo”, que es quien se somete a la disciplina para logar capacitarse. l 

Concepto de disciplina - Definición en DeConceptos.com http://deconceptos.com/general/disciplina#ixzz318TtEQGa


¿QUÉ ES “ADOLESCENTE”? l 

La palabra adolescencia proviene de la raíz ‘crecer’, ‘aumentar’.

l 

Unida al prefijo ad: ‘el que está creciendo’.

l 

La palabra adulto también se deriva del verbo adolescere -más precisamente de su participio pasivo adultus “el que ha crecido”.

l 

http://www.elcastellano.org/palabra.php?q=adolescencia


¿QUÉ ES CASTIGAR? l  Del

verbo latino castigare, formado por castum: ‘puro’, ‘íntegro’, ‘virtuoso’, ‘fiel’, ‘leal’, ‘correcto’. l  Y de la palabra agere ‘llevar’, ‘conducir’, ‘empujar’. l  Es decir “llevar a lo correcto”. l  Pregunta:

¿Cómo lograrlo?


¿QUÉ ES PREMIAR? l  PREMIAR:

retribuir’, ‘remunerar’, ‘pagar, o “dar algo a cambio”.


PARA DISCIPLINAR SE REQUIERE: l  “CASTIGAR”

= “CORREGIR LA CONDUCTA INDESEABLE.”

Y l  PREMIAR

= RETRIBUIR O DAR ALGO A CAMBIO DE LA CONDUCTA DESEABLE.


¿CÓMO?


PREMIOS Y CASTIGOS DAR

QUITAR

POSITIVO

PREMIO I AUMENTA LA LA CONDUCTA

CASTIGO I DISMINUYE LA LA CONDUCTA

NEGATIVO

CASTIGO II DISMINUYE LA LA CONDUCTA

PREMIO II AUMENTA LA LA CONDUCTA


CASTIGO: desde la sicología l 

Una consecuencia que disminuye la conducta.

l 

Castigo tipo I: dar algo que al organismo le desagrada (ej., un grito, un golpe, una mala nota, una reprimenda, darle una actividad desagradable).

l 

Castigo tipo II: quitar algo que al organismo le agrada (ej., apagarle la tv por no venir a comer cuando se le llama, hacerle la “ley del hielo” quitarle la comunicación, dejarle sin recreo o sin tiempo para actividad recreativa, alejarle del grupo).


CASTIGO EFICAZ

DISMINUYE LA CONDUCTA INACEPTABLE PERO NO A CUALQUIER COSTO.


NO ES NECESARIO QUE SEA: FÍSICO, PÚBLICO, EXAGERADO, O QUE SE BASE EN BAJAR LA AUTOESTIMA


DISCIPLINA CON AMOR


CASTIGO EFICAZ l  Debe

haber una señal previa que anuncie el castigo.

l  La

persona debe saber exactamente cuál es la conducta que conduce al castigo.


CASTIGO EFICAZ

l  El

castigo debe ocurrir en forma consistente.

l  E

inmediatamente después de la conducta indeseable.


CASTIGO EFICAZ l 

Evite en lo posible el aparecimiento de la conducta indeseable. Manténgales en actividades interesantes.


CASTIGO EFICAZ l 

El adolescente debe saber qué hacer para evitar el castigo.


CASTIGO EFICAZ El adolescente debe saber quĂŠ hacer para evitar la conducta indeseable.


CASTIGO EFICAZ l 

Debe acompañarse con refuerzo de conductas alternativas deseables.


CASTIGO EFICAZ l 

Debe ser de tal naturaleza que permita al adolescente continuar con otras conductas aceptables: n 

No debe ser muy doloroso, no debe herir, ni generar extrema ansiedad.

n 

Se debe cuidar la autoestima y la necesidad del respeto social del adolescente.

l 

Es importante explicar por qué es indeseable la conducta.

l 

El castigo debe ser lo menos fuerte posible y utilizarse lo menos frecuentemente posible porque PRODUCE CONDUCTAS DE EVITACIÓN (deja de hacer pero no sabe qué hacer). HAY QUE BUSCAR EL REFUERZO DE CONDUCTAS DESEABLES.


PREMIO EFICAZ l  EL

MEJOR PREMIO ES EL QUE RESULTA DE LA MISMA CONDUCTA.

(PRODUCE MOTIVACIÓN AL LOGRO, A LA REALIZACIÓN DE TAREAS SATISFACTORIAS.) l 

PREMIOS EXAGERADOS: LLEVAN LA ATENCIÓN HACIA EL PREMIO O AL PREMIADOR.


LENGUAJE l  Las

personas aprendemos por medio de la comunicación. l  El lenguaje nos permite DISCIPLINAR por medio de: 1.  Argumentos: lógicos y relacionados a emociones; son mejor entendidos y memorizados a largo plazo. 2.  Premios verbales: expresiones de afecto 3.  Castigos verbales: reprimendas


OBSERVACIÓN l  Las

personas aprendemos observando el comportamiento de otros l  Imitamos: 1.  Las conductas que conducen a los premios. 2.  Las personas que admiramos: hacia las que sentimos afecto, que tienen poder, que reciben atención social o premios.


Los ni単os repiten lo que ven


DISCIPLINANDO PRE-ADOLESCENTES ENTRE 9 Y 12 Aテ前S


DISCIPLINANDO PRE-ADOLESCENTES ENTRE 9 Y 12 AÑOS l  Están

en plena pubertad, con cambios hormonales que afectan sus capacidades cognitivas y el manejo de de sus propias emociones.

l  Necesitan

mucho apoyo y paciencia por parte de los adultos.


DISCIPLINANDO PRE-ADOLESCENTES ENTRE 9 Y 12 AÑOS l  A

los niños de este grupo de edad-como en todas las edades- se les puede impartir disciplina apelando a las consecuencias naturales.

l  Las

consecuencias naturales de la conducta permiten que el niño se enfoque en su conducta y en sus consecuencias, y no en castigos externos o en el castigador.


DISCIPLINANDO PRE-ADOLESCENTES ENTRE 9 Y 12 AÑOS ¿Por qué haces los deberes? l “Para que no me castigue mi mami.” l “Para sacar una buena nota.” l “Para aprender más.” Aunque lo ideal sería que diga que es “para aprender más”, ¿cuál considera usted que es la consecuencia “natural” si no hace los deberes?


DISCIPLINANDO PRE-ADOLESCENTES ENTRE 9 Y 12 AÑOS l  A

medida que van madurando y reclaman más independencia y responsabilidad, es muy importante enseñarles a asumir las consecuencias naturales de su comportamiento.


DISCIPLINANDO PRE-ADOLESCENTES ENTRE 9 Y 12 AÑOS l 

Su alumno de once años no acabó su trabajo durante la hora de clase

Antes de tomar acciones, pregúntese: ¿Tiene el alumno la capacidad de acabar el trabajo? ¿Le incentivó, apoyó usted a que termine su trabajo? ¿Le alejó de las distracciones mientras estaba haciendo su trabajo? Esta es una valiosa oportunidad de enseñarle a su alumno algo sobre la vida: Si no acaba el trabajo durante la hora de clase, deberá usar tiempo de recreación para acabar. Suficiente castigo.


DISCIPLINANDO PRE-ADOLESCENTES ENTRE 9 Y 12 AÑOS l  Es

natural que los adultos hagan esfuerzos por evitar que el niño se equivoque; pero, a largo plazo, le hará un favor si deja que cometa sus propios errores y reciba las consecuencias naturales de sus errores. l  El niño comprobará las consecuencias de un comportamiento inapropiado y tenderá a evitar cometer los mismos errores.


DISCIPLINANDO PRE-ADOLESCENTES ENTRE 9 Y 12 AÑOS l  Si

eventualmente el niño no parece aprender de las consecuencias naturales de su conducta, usted puede establecer otras consecuencias adicionales para ayudarle a modificar su comportamiento. l  Sin embargo, tenga cuidado de disminuir las consecuencias externas apenas note que el niño ya ha conseguido controlar su conducta. l  De ahí en adelante busque que el niño descubra las consecuencias naturales.


Ejemplos de consecuencias adicionales a conductas inadecuadas o inapropiadas: l  “Acaba

este ejercicio y luego puedes unirte al grupo en la otra actividad.”

l  “Si

me traes el deber atrasado hasta mañana y aumentas … , te pongo una nota menos pero todavía te lo califico.”

l  “Repite

y corrige este error ortográfico 10 veces.


DISCIPLINA EN EL AULA


DISCIPLINANDO ADOLESCENTES A PARTIR DE LOS 13 Aテ前S


DISCIPLINA ADOLESCENCIA l 

A estas alturas, usted ya ha sentado las bases de la disciplina.

l 

El adolescente ya sabe lo que se espera de él y sabe que usted cumple su palabra en lo que se refiere a las consecuencias de la conducta inapropiada.

l 

Pero mantenga la guardia; la disciplina es tan importante para un adolescente como para un niño pequeño.


DISCIPLINA ADOLESCENCIA l  Del

mismo modo que un niño de cuatro años necesita que sus padres le fijen un horario para acostarse por las noches aunque no sea de su agrado, un adolescente también necesita que le fijen ciertos límites. l  Hay que decidir cuáles son los límites que le generarán bienestar a corto y largo plazo al adolescente.


DISCIPLINA ADOLESCENCIA l  El

adolescente necesita límites respecto a los deberes, las visitas de los amigos, la hora para acostarse, horas para regresar a casa por las noches y las citas. l  Converse con el adolescente sobre los límites, escuche sus necesidades, las dificultades que pueda tener para seguir las normas, defina excepciones, establezca un consenso sobre las consecuencias adicionales.


DISCIPLINA ADOLESCENCIA l  Cuando

haya rompimiento de las reglas establecidas, generalmente surgen las protestas. l  Escúchelas con atención, tome decisiones de acuerdo a las circunstancias, y aplique las consecuencias con tranquilidad, mostrando afecto, y dé oportunidad de reivindicación.


DISCIPLINA ADOLESCENCIA l  Los

adolescentes quieren y necesitan que los adultos les fijen límites y les impongan cierto orden en sus vidas, aunque reclamen y exijan en ciertos momentos total libertad. l  Lo importante es que se sientan apreciados a pesar de sus errores, y que tengan oportunidad de tener aciertos.


DISCIPLINA ADOLESCENCIA l  Es

importante permitir que el adolescente tenga cierto grado de control sobre su vida.

l  Esto

no solo reducirá el número de luchas de poder, sino que también ayudará a que acepte y respete las decisiones que se toman por él.


DISCIPLINA ADOLESCENCIA Los adultos tienen que decidir en qué invertir la energía y qué es importante controlar de la conducta adolescente. Hay muchas opciones, formas de pensar, prioridades, necesidades tanto del adulto, de las instituciones, como del mismo adolescente. Hay que considerarlas, hablarlas, someterlas a discusión para llegar a consensos.


DISCIPLINA ADOLESCENCIA l  ¿Ropa?

¿Peinado? ¿Adornos personales? l  ¿Su habitación? ¿Decoración? ¿Orden? l  ¿Asistencia a clases? ¿Deberes? ¿Notas? l  ¿Horarios de visitas? ¿Lugar para visitas? l  ¿Escogimiento de amigos? l  ¿Tipos de recreación? l  ¿Comportamientos sociales: tono de voz, vocabulario, conductas físicas?


DISCIPLINA ADOLESCENCIA l  A

medida que se vaya haciendo mayor, el adolescente necesita mayor grado de control sobre su vida.

l  El

adulto necesita ser flexible, capaz de adaptarse, comprender la cultura del adolescente, saber cómo poner límites sin generar rebeldía.


DISCIPLINA ADOLESCENCIA Es importante centrarse en lo positivo. lď Źâ€Ż Por ejemplo, dele oportunidad de rehacer un deber si el adolescente ha presentado otros deberes adecuadamente, ha estado atento a la clase, etc.


Casos l  Su

estudiante de 12 años cuestiona mucho en sus clases (¿por qué es importante aprender todas las ciudades y provincias? Ni mis papis se acuerdan de memoria?), no obedece sin que le den una buena razón (¿Por qué tengo que estarme quieto si tengo músculos para moverme?).

l  ¿Qué

hace, cómo actúa?


Casos l  Durante

el recreo ve que un grupo de estudiantes de 14 años entran al baño del colegio. Después les oye que están gritando y entra al baño. Les encuentra que están bebiendo una botella de whisky.

l  ¿Qué

hace, cómo actúa?


Casos l  Su

estudiante de catorce años viene un día a clases con un arete en la oreja y otro en la nariz.

l  ¿Qué

hace, qué dice?


Casos l  Algunos

alumnos se le han acercado preocupados a contarle de que uno de sus compañeros se lleva con un grupo de amigos que fuman marihuana afuera del colegio .

l  ¿Qué

hace, qué dice?


Casos l  Los

estudiantes se han quedado solos en la clase. Cuando usted entra, encuentra que uno de ellos se ha bajado el pantalón y está mostrando sus genitales al resto del grupo. Todos están riéndose con esta escena.

l  ¿Qué

hace, qué dice?


EL PROFESOR EN EL AULA


VIDEO: EL PROFESOR EN EL AULA l  l  l  l  l  l  l  l  l  l  l 

Muestre gusto por su trabajo. Maneje sus emociones y dé ejemplo. Sea un ejemplo de responsabilidad. Sea sincero, auténtico. Cree un ambiente alegre y sano. Use un trato horizontal: estamos entre amigos, mismos derechos y mismos deberes. Aprenda del alumno. Mantenga el diálogo con sus alumnos. Incentive la relación con los padres. Domine la materia y use métodos adecuados para transmitir la información. Reconozca tanto los logros como los errores de sus alumnos. Vea cómo la sociedad y los medios aportan con ejemplos de conductas adecuadas y resáltelos a sus alumnos.


Referencias


Contacto: Teresa Borja tborja@usfq.edu.ec


08 05 2014 disciplina en adolescentes