Page 1

Paula se levantó, Madrid estaba helado, demasiado para gusto de ella. Se hizo una coleta alta y se puso su ropa habitual, su cabello era demasiado largo según su madre. Dentro de unas semanas eran las votaciones de la libertad, cada año los miembros de la región europea elegían a un representante de 17 años para ir al núcleo de la libertad en Bélgica. Cuando Paula todavía no había ni nacido estalló una guerra dirigida por los belgas para dirigir Europa como una dictadura. Los países siguieron como antes excepto algunos débiles que desaparecieron en un baño de sangre. España en esa época tenía muchos problemas monetarios, una crisis, pero militarmente supo defenderse y salió lo que se dice bien parada. A España no se la quitan de encima porque es la mayor exportadora de alimentos y claramente el turismo dice la madre de Paula una nórdica exiliada cuando solamente tenía 20 años de noruega en la “Guerra Europea”. Cuando había llegado a España se había convertido en una política importante. España resultaba una amenaza ya que las tropas Españolas se habían vuelto muy fuertes, era un estorbo. Paula tenía el pelo rubio y los ojos verdes aceituna, era alta y delgada. Tenía la nariz recta, bonita y unos labios dulces y rosados. Eran las 7 y media, entra en el colegio, sus amigas Marta, Alicia y Sara están esperándola en su sitio de siempre, Historia. - ¡PAULA! ¿Qué tal? ¿Nerviosa? Ahora los profesores nos darán charlas de las votaciones… - dijo Alicia triunfante, era la única que había sido preparada desde pequeña para ir allí, lo estaba deseando. - No, no estoy nerviosa. – mintió. - No la hagas caso. Sabemos que ninguna quiere ir excepto Alicia. – dijo Sara mirando a Paula.


- Estáis locas. – grita Alicia. – Allí te enseñan a ser mejor de lo que puedes llegar a ser aquí. - Te recuerdo Alicia que la última vez el chico no volvió… susurra Marta. - Ya… - Paula que crees que dirá la profesora, este año somos los candidatos según todos. – dijo Sara. - No lo sé, pero mi madre dice que el núcleo piensa que somos una amenaza. – susurró Paula agachando la cabeza. - Una guerra – dijo Marta muy convencida – Me lo dijeron mis padres. – los padres de marta son los más poderosos del instituto. - Ala pero que dices. – gritó Alicia otra vez, pero la profesora de Historia entró en la clase. Llevaba el uniforme de la “primera semana” Una americana negra con una camisa blanca debajo y una falda larga. - Hola chicos y chicas. Ahora iremos a la sala de reuniones, tenemos una visita oficial desde Bélgica. – dijo seriamente la profesora de Historia. Se oye un murmullo por toda la clase, las cuatro amigas se miran anonadas y se levantan. La sala de reuniones era amplia, allí entraban los mil trescientos dieciséis alumnos del instituto. Las 4 amigas se sentaron juntas en las primera filas, al parecer solo íbamos a estar los de primero de bachillerato. Una mujer alta, rubia con ojos claros y traje blanco estaba de pie delante de los asientos. A Paula le sonaba de verla por la televisión, era la presidenta Oralía del núcleo. Su madre le había dicho que las


malas lenguas decían que Oralía no era Europea sino que venía de un continente llamado América. Desde hacía décadas Europa no mantenía ningún contacto con ningún otro continente excepto Asia donde muchos soldados rusos se entrenaban a diario. - Bienvenida presidenta. – tartamudeó la profesora de Historia. Oralía la miró con cara de asco, Paula la miró a la vez desconfiada esa señora le daba mala espina. - Hola alumnos, como bien sabéis este año deberían ser los candidatos de las votaciones de la libertad. – Sonrió maléficamente – Este año todos viviréis con un chico de vuestra edad de Bélgica, Alemania o Rusia, lo podéis elegir vosotros mismos. – dijo con un acento empalagoso. - ¿Cómo? – se le escapó a Paula. - ¿Todos? ¿Los españoles o los de todos los países? - Vosotros, los de este curso. Paula López si no me equivoco, ¿no? – a Paula casi le da algo, sabía quién era. - Sí. - Conozco a tu madre. – dijo simplemente. Le dio un papel a la profesora de Historia y se fue con sus guardaespaldas. Todos se habían puesto hablar, Paula estaba flipando, Alicia se había quedado pálida y las otras dos amigas estaban cuchicheando a que país irían. - Vamos a clase. – susurró la profesora. En un momento todos se pusieron en fila en silencio, la profesora se quedó callada todo el trayecto hasta la clase. Cuando llegaron se sentó y miro a sus alumnos unos cuántos minutos.


- Chicos tenéis que entrenaros. Esto es lo que quería que pasara. – dijo finalmente, murmullo por la clase. – Yo fui la elegida en 1990, eso es un infierno, esos chicos… Te hacen la vida imposible. Las chicas os someteréis a pruebas estúpidas de belleza e inteligencia. Los chicos compartiréis inteligencia pero haréis deporte y algunas cosas más. Aquí pone que se os a añadido algo más, lucha. - Una guerra. – susurró Alicia que tenía tapada la cara con su larga cabellera castaña. - Exacto. – dijo Marta levantándose. Sara hizo lo mismo y todos se fueron levantando.

Vota a españa (fragmento #1)  

Una guerra arrasa Europa y los países se dividen, nadie confia en nadie. España se encuentra en un estado de poder militar y político y el n...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you